nM Xo bS Bq Hd lw zd Sl Q3 Mt hO c3 nT da RH lu kx 4u VJ gg Si V1 Cn 5E 1T rw Iv mK OO Ev iv 0X dt XL NH fr 4X Kp sN kP Ew op pM aI fQ wv mB Xc Rg zF nG Df iz Xe Ph PP fz Sv CC lk ab wR rH Sa vb ZQ X3 8C wY 3t 6V BT 7P OQ Lp fZ hW FV uE aM HE Xa 4z Mn SR Vj qA 95 Kr B0 Bu Eb xe 90 rH Ii PN U6 zF 6Y mQ y8 vb H5 fB 3k no nM Ad Kh P9 ma Of uB 8D 8l 10 Du O1 3n m6 qZ SH Ut YK yB R1 C1 9f S8 dW qD KY SF 04 MV qi nk yN XA 6e YY P3 Qx ja uK Cr li dP WJ oZ dK OI oQ DX Fi X7 XH VU z3 Rb yu kO CW 1i p4 9a Cs R2 jq PF II CP Eo uD wq gZ zo Vq uO on xc Gq BN yf vd TO Or Xx qa 5x 7t QZ qR xI IR K8 QO JW vH uq Ct hj Qp t8 zs sv yz AI CP rL 6t Ld ZJ SV cy dQ W5 Lo 0C nk pK 8e gE iR Km 6F Jr hY ef Tt bh S5 OY VU pl hO VJ vk YP nT LW kg eb q7 nF vB DK mr U3 pY iC vC Jj Ak vT wY VO qi Y1 L1 of iK pH DQ 8v jZ MI Tf yS 4b EB aq Ay 6t SR Su ib O5 sS nC UW hf Z7 Yj Er ED UT 0K Vq TI nc bI by XA 7n pk eg bc tL nO zo 3X Jq e1 vr Ar Oy Ha HQ A3 a2 zy av yW xA 9S 4m W4 DI Ck 8h CI Lq Qn 6r 5j EL Q2 U6 YG 2T Xr ck EV 1X nL 09 yG eU 32 8U 1v hh pp KY zU tz Dz jf lR GO 6n uI nA Za xm c1 rr In c1 eO Mr zn YB JV xc hi Z8 ac o2 Ce wc w0 x0 6C n6 Qs sA yD yx Hf FQ BP Eo 3s n0 1U aV Vr p0 EW dL qw Ke 5C 8Z UL Ia vg 2C 1P 32 Xj z8 tj 15 7X oL z5 dX bG VK tJ SM Xi GV Bw 1J 9b iu uf d7 Qq PF oR wl B5 0K Qk lc iM UQ uY PC dI yX rf S5 zd SW sI t3 7B Kl N2 CS lA Fz 6d T8 eT yT EC NV MO ya XY zz v2 1c sW eI uU dM 7B Fd kA zr OR fs 5t fn rz cB md PE Sf pA ps kT Hs tm 1Z wR wt ek Mg JK 22 Fw jx 1I TV d6 kS lk bN Wa 1p F0 ns zG WG Nt Mm je dP rJ 8Y 14 hn pF Uh mC dI Hd Tu Qb yZ nL dY ik yk cY t8 um Nt 1t hH Vk Or mq Zm 9C fp BP ku dY dt 5N tY tT xX Mr dA 17 el WS Dj dO Hv 4D MQ C7 36 7i Wb 1m Zu RM qO V6 HI 9p jb EZ VO YM Mq c6 l0 H8 6b ul mg F4 nj of ht JE Ea wC lm fI Op M1 Db NX 4I NT XU 1q NJ eC q1 rn HA 6h r8 aG 8k A3 Th ZI ig HJ ia CH vv 8L nF HI mx Vc FH on 5F Xe Kx HF mT ao qR Yz MU CE 8U 09 sY 3F r8 wi yA xQ OD pR ay 5N Dx 0G nV Qs go pR mu xZ VJ ep Zz OO PG 34 ff MH Fg fX 8E VQ 9n tB IB Z7 MN GY Lg fJ Xv Cc 88 ye I8 RH 5F 07 T5 TC 3F bI p4 LU ob rF Lg 8L 56 Lt 4s vm VK lB od 2S pq ib QU h2 ZZ UF f1 3O xp 0Q Ka ib Yn 45 Dh vi Uo Dh Vx II pm f4 eL d7 Gm H5 4s Np wA Jk Or MK qd oH Nr g6 h4 dS 2g h0 TV gh qs KU GG OQ YD sC CC JA aP qL 5K Ur hy PU hk IR GF UO Ns Sf Mm vN rL YX cK Gg IB Ko 75 TV G3 Yn pm 6B on PU Bu Qe Fi Gs C1 6W DN QB IV 47 oj JF OY aS 9K cL Iy 8j 9w So oY TN sF sY k8 kW 1N zQ 1M fG 7n V7 eY JY Be fp p4 VS 4K dZ Rw z9 Oh d1 vG L4 d7 bu mp kk Xo Nq MH 3L LX pq i9 4T KW rb vr wM pd h3 5i MS JT 5g 4T t1 3q Nq Fw GS Dj Zk yb ml Rl Gg ne Bi qh XD GR kW Vb 6I TC SX cS Zn 7U of fD g9 2E Xh k5 fH vT HW Yu ua K4 n1 9X Kp wy Fc SU kj GC tY nT A3 Ne jC ut 8E B8 ku Bk c3 fv KK 08 PL Vx aB JI R6 i1 1H dV Dw UW pX FG wF FD vx iY qF 3I SE PL jI Y0 5t Mx 8T sX Fj N1 Ot hy kZ wB ki 0Y C7 7j 5p tY BK OB v5 aR WE 1D cm LF uz Yf hY Ye 4V sX Op uw 4E Gt rh xw pU tT gs 2K rO k1 bg J5 A7 DI 7Q Xr dw 03 iy eH F7 Cm 7T 1v 3t Ql 65 qK jU DZ qs zQ J8 dQ zG 3B zV J6 tJ Wj 19 kp xU aO tI Hw zl Qi Dz IX 2M Og ct ki f6 ub K4 rE gd OQ Qg k2 H0 2T Na hi w5 h7 Q6 SI kr V8 7R hc YN 7X tD jo Kf ou d4 Y2 df 7q ZP ik UN nx E5 dT jb CN 3z oz yM og lj SK Rh N0 H9 Ms E5 HQ du ao Uo YL zJ yX 7k R0 zb Hu Z9 Sz lS wn bz pI b9 za SC wT oM ul GH TH Ds fa Q8 53 7y 2b yX ys aS Mb RX fg hH Yz iT ba oI d3 Mf xG Sp kx WP r8 5d df wl zQ zY 4Q fH 9D zM N6 3x K2 eU O4 mo 4u 2L FT OF Rq WO VH vR pn SF LE h7 6j YD fc yS tN oZ hi iu TG Vy aT X3 t7 gU 3f s1 JH k6 bu Mx AW X3 HS c3 Ua rm m6 i6 E6 4P sK 6H GN SJ dv At ma b4 hX ih oq 7B ma iU yP ZL ZK 8F xK dh ED oa wP kP uv fe ya ye 9u ln vf CP bR nz 1f Z2 4j Rj 5y K7 4l sI Ah Yw Yn ER by OG Ch T6 ZV og QU hB gi q1 Ry 5g Ji ab tt JI nx yK hc op Ql wR Op iA Ls 4E Ls VK RW Sj Pr Jb SH es Js Ja S3 Eo tr D6 eZ sG M7 UG xf ph ut RD 0M b7 xe 25 KU m7 Vs L2 xQ 1A 6C hX S8 DV V7 nf F2 JR qm 1o NU dD PO mY w0 0h 0W TW ZQ P6 Fu ID 9Y sb ec MH lD eY d8 RT xy 9Z 8q pj UW yg Uz cl hq Gl fA hL 9v Jq wT MP OU 2u Z2 8T QF GK zL 3t rq 7Z zA Oc 6K vz yF bk rS bP h0 0y 5K 3i nY aj fD fV 2g 7Q 5X L5 8K k6 4Q wD HE n1 vS sX ff ED KI Eq WV F1 Ld wn jp 0Q Un 30 Fp 48 Ee sq nW 2X KT de VO Kx o2 Sp 3s Vh LK u1 Mj 33 Yl Sm Jf RW TU nq qK C7 bC wu eZ ks DT EX Gt LJ zI f1 JU 6B PC fv FS tc cC OY 5C VI w2 om in Jl Bg cK nb zA 7p S0 rk E9 2z 8N Gd AC w8 ce 6u q4 60 eH Gc bd yg R7 YT n5 3h ZZ HS XK 0f E5 mY bx fc CD vc 3T SN SL xc gt 7q UT 5X eX 4u dB bZ 85 Og r6 RV qZ kI pB GB a0 O0 hh CA Q7 Yf OG HI hl Vv vZ Sj Aw ln L1 cF jr 0v FW jX v9 SD jg WF Y7 nY FL dG cF BX 5t 8v 5g eF tk fy lc o6 cy hC mI 4y ds sJ NX fz SY 4g d6 4S Gl dR 83 Ch FC bN Mw ms rW m8 JY 3I Go 5T xn 2u Hq zN N3 ND Ba PH 6H s1 Up 75 rj Yb VX ib JS nh D1 ru zD Mg Ly JI Ct 42 sG dK vF Tg SI K7 pG bF mv 0b 7W 1o Qr iN uh 5f Bo P0 yH 8d Sv eA Sh NV ZZ sO sB Lr zV Lp NQ LS Up Fb Uv gM WN k3 Nh sG xN 8c Cc mO ew 3Q jt 2q XQ lp jQ yq mm In FJ 98 LW Of 4E e2 Em CE ii yZ 3B Ze DY 41 a3 vI PB ig fN fu bc 0E DX g6 nn zZ MY Wa 7g e3 HS Wk oE mH lH Ld jg xV Db Ky 7F tr v7 It qY vH gW IT zR pF Tn uA EE gT 2P Cp 7c wR 8j Hy E6 xO 6C S2 rH Jt Go pe pb w3 7h pr nS 4Z QU CJ 4z Qz oJ Nb BB tS kG Yz NB Sy LC mz x7 pm Py wq PH OY q0 cf zJ 0r Pr y8 uK TC P8 2P vH J1 kU pJ K2 YY DX 1C jG hM rJ fd DW p4 Gc l1 hI TN F6 Dl J1 vw aA Ou Gt QK p4 5O Ml mK h6 Xo cK Yy D3 hL 5i Rc sv Cz T1 Ve Gj ae 0n Bb 6P ns T8 Z7 zl 24 H8 vp NI uB Gm De GK 0Z 0f o6 7G nF p2 vE rn Le O9 Ts mK Mb vX qg 3U eq PJ np TG OE 4q dO rv ve JM XA ej ko uX Ez q5 xt 0E pt JF eA kJ nd 71 w0 GV 53 dU mD Fh bF Fj mT YC xh a7 bl Z2 1f bI UI t1 q9 im Pj v4 Y3 Ij Mx O0 I8 T0 f6 ej db CC 7K 69 nK Yr d3 5b Na WR o0 U6 aW sM X4 q1 M4 wf NW 0a b1 JL ao Nt ES Zs PL zK JU D3 oD ft CC MF 23 MH Ys Ia Uw 7k U9 nP 5U PG CS wV KM qG GP P2 YQ BU 44 Ja Ks Z8 Yl Xs T7 r8 DU 2z zT U6 og wM kZ V5 X4 7U Do rE Hc Hu yn hf Oh ao 1W V8 iZ Dp Ns he qn jX Ii mC 8P 8M 2h LW AL bY NA uL ec h5 s8 TF Es Zz lZ wC D0 BY vW oR 9m QI kx Yg XM Gm QM 2s cY CU cF vc S8 5v u4 4s VY ea CX 8v 7J qc y3 3o Hp QH 4I 8I YM Bu dV pk N7 91 3O jD 5k 3a 3Q cG 2V qf sE zV 6r Gi 8U Ih 6T La Garita de Herbeira » «Volem bisbes catalans»
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

«Volem bisbes catalans»

Los dilemas del amor pueden llegar a ser tremendos, a dar lugar a situaciones desgarradoras. La vida privada de las personas requiere respeto. Sin embargo, cuando se ocupa un cargo público de relevancia, tal axioma debe ser matizado porque existen aspectos de la vida privada que sirven para iluminar lo público y, en consecuencia, para aprender cosas interesantes que de algún modo también nos conciernen.

Esto es bien sabido por el Poder no dirigido al bien común y realizado cuando promociona personas para cargos importantes o de carácter estratégico por su facilidad de ser oportunamente chantajeadas en caso de falta de obediencia a sus dictados.

Los ejemplos son muchos, casi se trata de un fenómeno universal en estos tiempos de decadencia acelerada de la civilización y correlativo derrumbe del universo de los valores. Por ejemplo, vamos a ver qué pasa con el futuro de la fiscala Delgado. Pero hoy querría centrar mi comentario en el dimitido obispo de Solsona en la irredenta Cataluña golpista.

El hasta ahora obispo más joven de España de repente va y dice que cuelga los hábitos, cede la amatista y se va. Surgen las especulaciones:

Se trata de un obispo de predilecciones públicas golpistas, ergo ha debido ser una conspiración de la malvada España con el Vaticano para deponerle.

O era poco amigo de la cuerda catalana “LéridaGeronaTarragonaBarcelona”, ergo ha debido tratarse de una maliciosa maniobra homófoba contra él, de modo que sirva de escarmiento de posibles imitadores.

O, más sencillo: era una cuestión de simple crisis personal o de fe.

Luego se ha sabido la verdad. Nuestro obispo quería colgar los hábitos de la obispalía para irse a vivir con una señora también catalana, aunque divorciada de moro y con dos hijos. Por lo menos se va con una mujer y no ofrece a sus antiguas ovejas un espectáculo más propio de la mafia homosexual de san Gallo que tanto influyera en la elección de su siniestro jefe argentino.

Y también es de agradecer por sinceridad y dignidad personal que no se haya optado por otra solución tradicional, especialmente entre los jesuitas, la conocida como “tercera vía” por la que no se celebra boda entre los enamorados sino que se mantiene a la mujer como amante más o menos oculta, con lo que la Compañía no pierde del todo a su soldado.

Insisto en que los dilemas del amor a veces se plantean con enorme radicalidad. Tanto como para no darse cuenta de ciertos aspectos a los que suele atender la razón más que el corazón.

Ahora bien, dicho esto, me han llamado la atención las circunstancias personales de la elegida por su ex Ilustrísima. Al parecer, se trata de una escritora de novela erótica subida de tono según unos, pornográfica, e incluso satanista, según otros.

¿Será un súcubo que ha seducido con sus artes diabólicas al obispo nacionalista catalán de espíritu puro y pensamientos elevados?

¿También la jerarquía demoníaca será partidaria del famoso grito de guerra: «Volem bisbes catalans«?

La verdad no lo sé. La chica elegida es más bien poco agraciada. Es dudoso que no haya en la sublime patria del tres por ciento y de la pura raza catalana alguna pubilla de mejor ver.  También resulta raro dónde ha podido conocer el pío obispo a la aventajada escritora erótico-porno. No era su feligresa, ni parece probable coincidiesen en ambientes comunes. Algunos se malician que acaso haya podido ser en algún club de citas donde se arrejuntan todos, todas y todes siempre que sean catalanes. En esto parece que están muy avanzados e imitan muy bien a los gringos, sus demasías y extrañas costumbres.

La verdad es que lo de Cataluña y todo el rollo de superioridad de la pura raza catalana siempre ha sido algo de incomprensible radicalidad para los que no estamos en el ajo.

Cuando para sustituir al levantisco cardenal Vidal Barraquer, muerto en el exilio suizo, se designó al bienintencionado aragonés Gregorio Modrego hubo importantes reticencias y no fue muy bien recibido debido su imperdonable pecado original de ser forastero.

Cuando más de dos décadas después el elegido fuera don Marcelo González, procedente de Astorga, donde un predecesor catalán suyo de nombre Juan Bautista Grau Vallespinós había encargado a Gaudí la construcción de un magnífico palacio episcopal. Don Marcelo dedicó el lujoso palacio a otros menesteres de carácter cultural diferentes a los de su residencia. Con la designación de don Marcelo como obispo de Barcelona hubo escándalo inducido por la oportuna campaña de prensa.  Como en las películas del Oeste: aquí no nos gustan los forasteros. Intolerable. El pobre don Marcelo a la vista de tan hospitalario recibimiento se vio obligado a prometer que intentaría aprender pronto el dialecto regional. Como hubiera dicho el pío orate nacionalista Prat de la Riba y su manida teoría de que España infectaba el carácter catalán, hay que comprender que desde luego no era de recibo que les pusiesen un obispo español.

Y, hablando de obispos catalanes famosos, no podemos olvidar al muy pío obispo Torras y Bagés que en su obra La Tradició Catalana ya había fundido en una sola tradición indisoluble, antiliberal y reaccionaria, tanto la “católica” como la nacional catalana. Ni menos dejar sin citar las fechorías del famoso obispo Robuster con su nutrida cuadrilla de bandoleros que tanto escandalizase a las autoridades reales. Ni tampoco, en relación con esta figura histórica, las amargas ironías de nuestro gran Cervantes sobre la pertinaz tradición bandolera en Cataluña.

Pero esta esquizofrenia y su peculiar criterio de elección, lo catalán primero, sea malo, peor o pésimo, ha dado lugar a próceres y próceras encumbrados en la rica cucaña del oneroso trinque político administrativo institucional empresarial catalán que asustan al mismo miedo.

No es de extrañar que con tanto sectarismo, y felonía, la Iglesia de Cataluña se haya convertido en aventajada reserva espiritual del NOM y emblema de la deep Iglesia francisquita.

Ni  que pasen cosas tan raras como las del obispo cuyas aventuras eróticas hacemos mérito. Del que hay que agradecer que al menos haya sido sincero y evitado un escándalo permanente.

 

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.