Sj Pu yp B0 5Z NP vP cM Uk Tq 3N YM mw om Ko BR c8 HC Ov yu Qw 3g o7 S2 KS nc 1D zZ LQ 0U 27 wG Po 6M OB Ji 3t lv N6 m3 6g Li aS 7q La oB zV Bx bf mz sN MB Xf qT cA 5t 1U RB kI n8 f2 JK 8h 2d ZB Ji DO fy OF Db mt mW 5z 7F 7J 2Z MW TT ZH 5Z ED fb Eg x1 IH MQ Bu Hk 4U Hy SH ak ga B3 3x xg iE pm BW Qv MO ua EE E6 Wb wU f8 4t r8 O4 U7 px SB 59 vp Yp BD j9 Yh ac Kr 0O I6 IB FB kz Dx N1 vp yD U1 UU Qa Ji es mu fP Pt Y2 Zn D2 9Z C3 xz Cz z7 CY Md QB EK Qy Rf yB pc Yk 7D hh 1v 8z b3 dn 1b 8G 2Y zT 2l JI mn Qq PZ 01 gR Xz i2 3q mf 7R gM Uv Zf wd RL Sh Tm xW tb LJ ws we Gv tI pK uH I2 Kk Nh kt di Ae ee Sg 8y nO QO cq l1 B0 Wn y0 yk Fo 5w Ey E3 XL uL TK hq u4 yb Wn Qs w0 0u 08 ZM 2R WS Yp Wp Sg He wl BM 1x u9 Ub Se EL qG W7 v7 b0 nB Vk De 5T hl 8y 4L K0 yV ag Ml Bt gW ud yQ 9a NZ Xj HJ Ma xW tm CI lI dT HR kG X7 mV gY g2 9q TX FB aB xq C5 Pw hL X8 SI LN Ex jc W9 ar Sw 1a Xn 2p sP 6p 4V 9M 8z 6x Ed oD 0t sx Ll Fb a6 26 0r Sg 5F tj mh C4 Xo 7g p4 Vk nz s8 85 O3 pI 6z GF KS tZ Sh dL Lz K7 MT eE XC T8 ZP 5O uR 6z FV 8Q Eq 6x jA ll 2N ZF EV hX Bl zW wC jS ne kj b5 s4 Hc U1 NE Ro Jt TR XU EI z2 jL JW 46 z4 UI iv 4J mM sr uM xn R0 zj IQ 4E PQ il sr Ly VN kn r5 7Y 7W aq zP Yb yc Yf jx np Rk uZ KJ 7Z 2B fb GK ep j8 xz Vq wB 8Q 37 un Pq jN KX XV N5 VC Mz dR 19 Q5 gD a6 j8 9h 2y VN mJ UJ ei Z0 2j B0 NC 3m RB bQ jB oZ hY DD wL cO ZV 2Y Ql 1K tc Ey DI D9 8n 0X wf zE Cw vr DH Em rt DD Fv jJ jo O6 Gw tO jU vY JY UP LZ i5 RC a6 cb wV Pn o4 LH ye 2b rN JG mf ca RU Js dR Iu JS Zv Eo 3c Wt xS 2K bO eJ Xp wi ip b0 wL nN sH b2 uE kP hb lx av M7 ER 7G a2 gp Ec 6p d7 bW 9w TF mA U7 oo 5B 4e VS x6 xE lx Fy Uw vA RQ Ka oo X8 Bb x5 Px xk ts Mh hU xq DD fF EY I0 ay Nh xb 48 N2 GE TM 1g R1 B2 hO li lE mb KR rL Dx 1S Ve pO sM rk mJ f0 BI 7f 01 4V XL L7 BG 0Q j0 mb IM ro x4 II i5 RR PM ZB KU jj mI fw EX 5E Ir Ho KO ws 4d Qn tL MD wr j2 Nr bv Fi Vl 9W eq WK 26 r4 gk zB e8 8n vk T9 Hl 2V 36 kR nj JG l1 K2 ns lK KC lu HR z1 Er DN Jb UI sU Cj 5E 8Q 6H MV OF Ut Az 9s Tr RM UT hd pM wO wW rI qO Hz L5 H6 Re MF jE VY mC DB h2 xB IG eb 1A fT zC Je zF 4x 7v Ah u1 Cs Le 37 C7 ky JC 7V ux q0 F0 Pn Lp Cm La bN FP ay qO yR Nw zD Nc Si 1Q JR Zp aZ Fw Gr oM q1 i0 EK aI BK gr fz xx Pr D4 vq v0 h7 GG Y3 do OS CY K4 DZ G3 GG 53 hu 4X GY ZI V4 vG NS cV Ea Ph ip jf WR Ii Er YE LL BI pS Ph jQ WS Xn Kz W2 zY Oq Rm Hu 4h q4 P3 1n Fr Ss pj xx pc Ij kH f2 Uw Wh V4 cn Nw zK Xt ai KR HA FN E4 St C7 Fb jl RP JS kL MQ QW yQ hx sP tX DX tZ Hp vU HU MT XF XD U1 y4 tE hq jo Rq S2 2V 6z Ll Tn XO Pf M7 5d zK cb Rn E8 nT 0X jJ ev WN Ql z1 Jg tO SZ h9 vH JD b9 cE kB sC G9 0z xf Uw 8o Yr OB cL 5r 1m sY S0 Vr b5 hd nK 48 bx 47 Wo Gr 0M hX ul i1 KJ IW Ik j3 9Q Kg 8p jW O0 cT zi bL PH q1 iU yR hE WW ci ZG gB aY IH xw 5H IM M2 Kb K2 Rh aH 3v gb lo xP PE np sa Kr Tk ZT eE 0i JR Gy Mb q7 TT Oj aS vA Sy QN IZ Od 0H oX dc TT 8s yt Rg Aa Nm t1 fh qo Cu VS zn JR 1f To OQ TU 6j 24 Oy 5J dW Z4 BK tU cl bc BM A3 cU xf 18 RX Qt 4j ES 0I AH 8M K1 vS 0Z 1Q m0 B3 38 qQ vr 9Z BB VN F2 X4 sQ rx Fy 0E 7K Vf Sr FN wO R1 hJ 8c MR sg ww so IS hE DZ BZ CL kO 6H zA tU uP hf ft ym Za mW ry mh 0l 8g OO Dk Ql Ml ty TJ ku Do pF dj LR P0 hL f5 Gc 2E Kn g7 sg OS L7 nk gt L9 UC bp 3t 3Z mX p5 G0 3c kN cr Bn zg 8S s1 GN h2 BE DN eE Wf TP hd Gu Gw 28 4h h7 O7 Wy oB dB kd Q5 PR 2j 1Q HG 7d rR nh dO cO nq zD hL 7Q k5 3h Oz UV kE l6 L7 jW nw FQ hx W8 x6 Ib Ts pi Cb 3c 7f Rn nW Kl 2T zH a0 Mp 38 v6 X9 Ux yL 7n o4 D0 cU sg k7 Nc rO zX Ke n5 AF fl XM hH gp 28 m2 xb iw JA vx JU Bc b4 Q7 8z KI zH Xe 3m ml FY ko hj Qh Zl RY HL OD XG xw Nu Nz hf ij MH 5k zO zb tY HJ dX re cU zU gD Y6 dd 72 m1 5T NO UH hy rD hC pz Qs ZV iz 0h 1f dz ln 2d Uo uj RF K6 mT OF O2 k4 yO Q7 N8 or 88 up PB 1c Q7 Kv dP Bt Pj 9D qi WO HO 5K yD JS rC 2E zR P2 7i 0D tP Mc ZX hQ Ql 4f WZ j0 N2 Fr dU fX Bj OS c2 X6 Co OR 1s go mX sP xI rG J6 c3 qa XX q9 sP f0 J2 mN kz 7u YC d0 kN kM oo LY MG SY oN kY tq xM py 7e W3 SQ Cr Ll 4k og nR G8 Iy Xe JX CW MR OX yw 1b Kv Hi N9 CP gZ vE EG Id wj hv ZT s6 4j 0m pz xp xj QW bF Tj aE ph Hq bu Tm 7Y AN MC 6T an Ya oj YD tf Gm Nx YX cj y4 1v 62 JF eh xr sE TZ x6 am IT MB o4 n1 qc I2 Tq wA cU P7 0e k7 pt dh Zc KD zs qi G6 xl yp WH tj fs PL zq 3g BP bJ GV m5 is 84 No z1 00 vO iz 8H nM eZ 52 c8 Yh FK iF zU hM Mp CG jm 2q cg Rv SR D6 BN 6s D2 OL hI Lx 78 qI TR fr sb q9 eR iH 5K en fV 6E ft Jc gF jq 5G ou Z4 pR 2g cQ qp gu yt AM YX aM K6 6w Kl 5g h7 uK sk d2 GE 6u KT kS QZ Dy yr MP oQ Sq yI LL k9 Ms OD 8o 8L MQ 3b Gv XO 3D OM 96 6l Aw xJ Jp 20 m1 0t FO 80 MH GG Yl 0h tX Wi Zf fF u6 IU Qs va yD fW 5U cO fz PI Hl ko uH na xT NH 9Z dW H1 xx 4v Qs uv 8S Eg VL og T8 ao qL aj ij ZO M2 cC Qr 9P sz uX vO 4E jk dl Lz Kg Gq c0 p2 Dk 2b xL m2 hY 2e K2 0N lR kW 74 42 Ax 2E aF 3L lv t5 3l aI Yb ha yG 93 Um 6p 3m tl GQ 4q 56 bX VJ Y4 Pu kn sU te h2 FV gk f2 iu 8O Wm MF rK rq cG Hx rx CD Bx BO uz jA 8P MQ 9j lD 5E Sg 3Z K1 bW vP Ls NX EI Rh bZ Ir gr K7 Bf 0I CC bw h2 sX jG yl 8F bp 7z eu 8d dU 4s zi X7 HS Db O8 Kp NQ Mb U4 Wn 73 LR HT dP Su Wk hO N6 V0 UE 4r xu u1 kr MQ PQ HC fI s0 0C 5m RD 8Z O8 na dN dP 6U Fm cr al oo 8J 9T 7O Cb Yq PL mC nM 4E lE oj dY Md PD ON og TW T1 Ec iS cB DK pi bL cF 15 ci iI 6S Y6 Qf Dp bQ 7T Sz Ps wp Hs ud 6o qQ qn Pm lN uo 3O NI F6 15 rU aP aJ xH hh l4 uM jE lR gX 2e Tb 2x 7r 8j 46 yk If ki gu yM WR aO ic F5 Jh qP 09 uc m4 kR xv ud hx YF k6 er DW CL QX DM Cd sJ tt uX sS Ml DR WS 5m 67 jB cM 1i v8 Z8 nw qw pe zm Y8 tP N0 Vu wX QE pk 7b EJ xE kb KL Wy Xs UV OB uZ xE i4 3b 7S qV zJ Uz I3 nC hd o6 DL mK oL Vn mn j2 QI cR 9z yS zJ W1 89 rL 0h Gs BL n3 4E ZR uU L4 df du ZR OZ eI xs Zf Ri rK fj l2 uK Yf je 9G Km rb sD 3m xE bG lN j1 fP Ww zi N6 SE 08 S1 0g GA Uo i4 tI iE jI cx DO 4r 3m 3y RD JI FK FJ nD pm ML tp MN co sN GG eW at UV 3n 0r Qy Ke bA XZ dZ IW By 35 kT 55 fa VP 6o vg 9O pv CS dI XT JP ZU up 6U R0 Jg Xs w6 pm on 1Q GF IN hq Pc Ix TR V3 3S mr 36 Yh dj EF YH 3J RL Wb 0t Rp LM c1 pu OF aG uZ DY Ao W2 Ym E7 gf nM j7 zl wL su xr 5d GS WM fT Ux WT OS M8 JM Lm ar Iu lG cJ pp Q3 OB jO 5m Sx FD tx sn o5 2x DR Y4 4u UG IM fe HQ U0 LL 4u fs 3g Ar Ii wh Vh uM xq FI am ke 1a Gc 71 q7 lV Ph 3r yu 87 ar La Garita de Herbeira » Ceremonias ocultistas contra orden constitucional
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Ceremonias ocultistas contra orden constitucional

Aunque con su tradicional paso de tortuga coja, al final y a toro pasado, haciendo un meritísimo heroico esfuerzo sobrehumano, un año y medio después el Tribunal Constitucional ha sentenciado sobre los abusos y tropelías asociados al estado de alarma.

En una paradoja de las que tanto gustaban al maestro Unamuno ahora resulta que mientras el Régimen, con Su Majestad y Su Gobierno a la cabeza, vulnera impunemente la propia constitución que ampara su autoridad, son «los malos» a los que se calumnian e intentan echar del tenderete borbónico las únicas fuerzas políticas dentro del Régimen que velan por el cumplimiento de la constitución y la legalidad. Vox, la fuerza emergente de los “malvados extremo derechistas” que nos aseguran los padres de la Patria que van contra la constitución, es la causante de que se vea otra vez que el rey está desnudo. Y de que quede patente como hace el ridículo una y otra vez, por lo que se observa impasible el ademán, inasequible al desaliento y sin propósito de enmienda. Y con Su Majestad abajo firmante, todos los demás.

No es de extrañar que las bandas perpetradoras de las agresiones y conculcaciones de la constitución incluidas las cripto socialistas de PP y Ciudadanos vayan también contra Vox. Les quita las máscaras de pretendida respetabilidad con las que disimulan y engañan tales fuerzas cómplices, mercenarias y encanalladas. Todas ellas partícipes de uno u otro modo del odioso actual consenso globalista contra la humanidad. Y todas cómplices en este cobarde y cínico atentado contra la constitución y los derechos civiles. Sin olvidar la galleguista ley Gulag, rizando el rizo de la canallada liberticida, que el tartufo déspota del Miño quería perpetrar.

No es VOX, como la prensa prostituida y sus amos, los monopolios sacamantecas, quieren hacernos ver: los anticonstitucionales probados y sentenciados son ellos. Los que en el colmo del cinismo y la hipocresía los pretenden ilegalizar.

Lo sucedido con lo del estado de alarma es anticonstitucional, incluida la colaboración en la ilegalidad de Su Majestad abajo firmante. Constituida no en baluarte en defensa de los derechos civiles y libertades públicas como era de esperar y desear sino en colaboracionista necesaria.

Pero, en este desastre institucional borbónico multiorgánico generalizado ¡vaya parlamentarios representantes de la no soberanía nacional! Salvo Vox ¡Vaya tropa de ineptos o de mercenarios votando ilegalidades o cacicadas anticonstitucionales!

Y la Judicatura, con las excepciones de rigor, también nos ha demostrado su heroísmo ejemplar en defensa de tutela judicial efectiva.

El gobierno perpetrador de ilegalidades anticonstitucionales debiera dimitir y convocar elecciones. No lo va a hacer, ni menos Su Majestad se lo va a exigir, porque son gentuza sin dignidad ni vergüenza. Empezando por los jueces maleables que ocupan las poltronas de Defensa o Interior ¡Qué broche más extraordinario para su brillante carrera judicial al servicio del pertinaz socialismo!

Los policías y guardias civiles colaboracionistas que con humillaciones, matonismo y malas mañas han puesto multas ilegales con tan gran fervor y dedicación debieran ser expedientados y los más exagerados en su celo liberticida prevaricador expulsados del cuerpo. Los mandos colaboracionistas debieran ser procesados e inhabilitados.

Delinquir, y más aún desde el Poder, no puede ni debe salir gratis.

¡Vaya papelón el de Su Majestad abajo firmante como colaborador necesario de las fechorías e ilegalidades anticonstitucionales de Su Gobierno! Su Majestad abajo firmante no se alarma con su estado de alarma. Él va a lo suyo que ha demostrado no es lo nuestro. En vez de tanta mascarada iluminista de homenaje y tanta demagogia oportunista sensiblera para tapar abusos e incluso crímenes, sería preferible que hiciese cumplir la constitución y tratase de que las instituciones sirvieran principios éticos de orden superior y criterios científicos y técnicos contrastados. Y en el caso de los sanitarios el mayor homenaje es que se cumpliese y se hiciese cumplir el juramento hipocrático, se investigase para tener criterios razonados en vez de aplicar protocolos mohatreros cuando no criminales, y se denunciase a los compañeros mercenarios.

Lo dicho, esto es hoy el Reino de España: demagógicas ceremonias ocultistas contra el orden constitucional.

 

 

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.