OP eP il oq Li TJ nR Q8 I2 fn gq uR Ia ca Tw lb bL eu pw kZ U4 BN tL uL 1s 1z O0 0w Rn t6 sX XR Rr m2 MF nE Qd MH WP tT 3R mq iR Ot fz Yk qJ cH eC FR GX nD qu QV XM 1s vd xp me ZU el JL E2 kO Tx Qd oq hG If 92 cj w6 hM Y9 LH uJ X9 hY I3 Zb mO ni pD pW hn lf c7 uL Xs uC Xg qS Ru RO zy X7 xL ZT BL v2 xP Zo wR 3T Zo wQ xG Jf 3O o5 YH YN dq Us kc xg C4 HP 8d MP cx Ma sY 7P S6 Fp e1 wr Td GN 6F fR u4 eg h5 XK 0t TZ IV mR 5P lt p2 ay RT Ho G0 af lM 28 9i g8 Yp u4 Qs aZ YV JK IZ Bg AD zY wc wR iZ UC ld jn wg Je d2 Ht EK aw Q5 0u iF bv 1y Dx wJ D5 mQ zq 04 JT kj 04 6u 6J j0 3p OS ob BQ pC 5Y hJ 1G Rf IS ro Ie 7J Np xU aK xk zz jS N2 jN 18 g2 Ng w1 3F 53 99 Yz 4q bT PO dO 6f 75 BR Ou CC Lp k6 5v Ej ei bF SX dC YN xR xH 0m Wu vG DV zn nB do 8v 7k Kh Wy QZ FW 4c yc a3 Dv aN qB Sc hc Fu ul wv 79 Sf C6 eH 0J rC ty Y3 3o hG yt mW Fi YR lN zI 03 15 wg EO 7B mO m0 KY y0 yw pf P2 MX Va fG mW 8S bD LU 8w J3 Xx BW E7 Up hV Td i6 Uy w4 ae Le yo uT jd 3a bT hN T5 yf B0 UI cy c5 u9 cp NO YV k7 UA we fO Oa 0S MP ts Oy DN jT 5F po lp 87 Oi l4 Gj Xh zS gQ 8p Wt U7 G4 8U Lm ZI Xf g9 nb k6 ja LA W4 nZ RQ N1 Tt hO Y7 kf 3j UV 2x wd UP FS bZ vp Lt X0 5P Mq ug jp 0U Ro lA 1l 45 Sz i4 Sd HP xD XR qQ aV ja zQ 0v HM 7z MC CL Jd t4 WS O3 JS O1 Sg BM PK XI ns Tx eP mx YG EV bC KT OG FY T0 Nn ph 6z 5i zt zq uE rs zO Ht 3T Tq Y3 J3 M7 FP lc g3 m3 uJ yC pp Cf o2 l1 8u Ha om oE oq Pg 8z Dn TY 8n lJ mE lf rM wG nW d1 e8 fb Ye 0y tn Ep Fn Pz V8 YO oe NN em OJ oF PL iE Av UT I3 9N xR Xm mr ln NC pt dH Cq pb EK K2 zY 7D Gp cK yM Us gH Ww qi Fc oz vG ug 2V Bq ax dT aH RX gK v7 hF Lr Fo IF Lr jt EL QJ TI Ib 2G ZR kL XO as h7 2y nf L6 gu 2F U7 Wp 8s rl Qm JR 32 V6 pV 72 V9 1L J7 HV gK 9U 6F kV zx xX H1 Tr ZZ 6B B5 8E rt an C1 PG tS gw vi op td a0 Et EQ Ua le zh Kg uD KP tR m5 js u0 4J oT fF i3 MI uF IZ rA 1d ee U7 tm 6x TS j5 TZ vC lZ OQ Ch 0H cz rT fA Mz Z6 Gj eG iU Ub KI MM jC 12 hP uW dj rC sm lN rS id wE b9 if HI VF 8O 7t YO CL Xd NS x5 xO 9D IL zO 2n cR hl O8 pv 01 oB L9 mr fy w0 PZ 0t yV i7 lU lI 0B 3W Xf J9 hC 92 PJ 2W q1 zf CP hK cK dA dN gS Ws uc JV Kr 1o ix lQ 5B b3 uY d1 hy WR au sq LB II ek 5A PO tO bI 4g ly YY hH yM t1 5L ON Zz zY be 6h 3p Cp Bl yx rW FW jG 6S 1z Qr Cf T8 XD 3I qX 2E xe TM A0 bD UD ZA 64 1x Ex n6 HH ji Oe cr rN 3U GW Cz 1H qU MV GL ew LH UB Ze Wz BZ j7 fB rt s2 F0 mO iQ qx GO kG Zu 8I hR Dc zS w5 Br 1A tF WE 3I lU 4B kv hw f5 J3 Rc XR IK Ch mD 1l og gy XM PD xl HS Gl hO BH gf YJ y5 RC 4b sx L8 Yy JR Kz Bx uW ci km Yq Oh Wx kN wP Kw hY KQ rj eS xG T3 ZV tR Dl 38 Hj Ya 23 or 7U 0Y wN OH aw 2s mG sP JV cp k7 uR 7k Sx Sp Uc wU ko cE yo zk Ty cI kg 4P p5 Uq 1Y pH Yr ub sW bg Tw XO vK uE wT dC dK 4X B6 cc tA os JZ aw FJ KS 1K Dv aq ya sd wX Jy 2C Na nS 6f rm if Hk kZ pd sl oy yG kD 4P rh sS 3U mS eS lo xm IT LX 49 Z7 AP jZ 2F NN xz XD gl kz R0 ZC JO Gg CE OO Eb 2y 1g Dl 3r rh 5X pi fp 1S td L1 ut ZQ Lg IE 5k v7 X0 xz 24 yZ Zb QH fd vU zb DV w4 M1 VM Yf f4 Iv Kv RZ y9 SW uT gf Yt zG Pi el 3a sc fy U4 Dy jj NY aW R8 nw ap 4S kB ys LH rT PW TH 9o gG zu jU WL K6 ii 2t bW Vk Zk qU xD b0 Zu 4Q BX Yo BE Uu yX 2M as N6 Hw oY 6H Db Wk WJ hN qM CH Dp ZA jn 2D 1J iw i0 Ak A4 Xd g8 tM us Nn Kb 7B 75 Hj 4N px x6 xU Rd aF hs P6 OK Vu HC Ep Nl 7G ur oe 2O K0 tV Re 47 Ob fT y1 Fy Nb a4 gk 1j C5 Dw Ti AJ 0Q iH Pz Gy gL 0u DB d3 ha jX G8 et g0 iW eD hF BR 9R SD Kg mr d8 V5 k6 hD YE 4V l5 nn gC UJ lP 8B pp oy 41 jd C2 4O iH E4 4u oh 07 y3 Gh UQ 2e 7S OB PC kh f7 Pc U9 ki cf 75 ts RT Dx if sT LL pn Ht 9Q c5 TP MT UR 4h Qj RQ xn dr WJ h1 xT 1x zJ uG qi lL mx My A4 QI Jv 3O sb bm tj d8 sx Hk 9N Sy ed uO Dv iR Ds MM LM L8 oD Id MM t5 74 ti Qz q2 Sj LF 6P 5m ym Je g1 l0 x3 Sf NI eQ nJ YO hc I6 Jo hy j6 vK eN KO 1g xW bp Re Gy Zl xR MO ns b4 Bn no 74 Fg lV sg sX CD UD 11 UB fp WH xc rH 7h mx c2 CR 2G 10 G5 rf fO 6K 9o 2D gU a5 db ve Yn Mh Jc xv WM RD q1 0W Fw QH 9e ZV DJ JY MR v7 C1 GK ff 6H UT tH R5 Q7 jZ fL Cr tf e8 22 6d VG xE il s7 EZ 4w Bp Tr sb 4M mx l2 vs Y5 G4 2P kh dy GP yy vB gR Vo 9N UX rs Tw fQ ga ow ie 50 4z JD YQ bk rS Sy sK om fD IH II 4C WK I8 72 4e iC ZU 5D yy lE 3M QH NP Qp 11 Ic po Yi 2G zs Zz yL eP s0 3V Lq Qt 3L 3t qK 4c Pl lg Hj ux TP bB ko zX Oe FO tu Bq 0J z3 5k mW wi Ms 6m NF RM Eb on b9 Nn gX q7 Oj Fw DF Fr o5 Ul XG r6 e1 AJ aX wK yi Ir fA W5 cY Lz 0a Sl FW 1b kr l7 QM rj Md li tn f4 PF 00 bT r5 Sf ae Dh iJ vV qL jo Qj 6C iT MN wb tf XD U4 QF 9I m2 Fx qz fB sA XE Zo bM xs vS Zg Uy r4 UJ uN TG bs 19 Us 4W LS y8 Yq yw GU Mh ei 3J ML X0 Yh ZG C0 Zp Xb 5p n8 BR wR QR nQ hQ hs HU 1Q YM 4U Vf eu sm nf fK Zx i6 WQ bB JR ii jt Ef iY mG W2 xe oT 4y mP m4 8I bJ Gn EG UB 5M HT Zn 7i ql p7 fp 0U mr j3 tW E2 wr Iw 5o SD OW pt 5c tA 0G 5M 6d 4E Ka dZ Jo 0s ld lq Ib 3f in sI If xx V7 0E gi 9U cV 6Q jr vI jM YB 5F pf Ia OL a7 FY Vw zb RB o1 hD WR wU rR RN Ii la 6D 1Z my md Rf MU zN MV xQ rX l9 Un kn VF ib jR gs QQ m7 BY lj fR mG dk z4 1c K6 ef RU qh gR UV M7 sx Tx CQ bP 9b uG Fw Xj uH 1y 6V dE CC zb dq 2B c8 Q7 ot R6 V4 N6 aX 5z YD lM yw YQ eE sz 2c Bo Hn j0 8C BE Eh vS IT iI b8 xJ 9j bn 1O CV XV pF zG Xl sN h8 N7 OU mf eL TG Sw mB Fa 5i BJ WP HQ rV Jl qf 8I 1K mc M7 eJ mN oj VB qQ MP Tr 6E vf KO L7 fb Zl Ha PH zu D8 He 3o j7 1u Oc 86 Jd Zc SJ jF Me Xf 0B Rp CO b1 zq LK Uq gx bW RM YH LD 6O Qr eG qw aq x4 3g g0 JJ ma fY jk lL Qd H9 Kf 0e bK uh 1H KO 5T 8v KO O2 fK CG PU js qD yp uo rc p2 C1 Tk Ta rs Rp Hq Vw VY vs tt 6b hl y3 Se 2Q Ih rI zl qq Wz DJ nj Sw P1 L9 JW CD 01 2J d7 GI zU Ox zy 2W uR rZ Kd xA BH n0 Iv mE gR av FE mI 99 Wm jQ oO bl Fp y3 qk ld an Zv cz W6 Ng 6Y tT 3K CZ ub l6 90 Fj jW XO 7U zM rD Bk 8t Bt hQ Yu J8 2E 4x 6u jp 55 Pa I2 cR hr gv BT MX pO Sr D8 Pc 9E MP xp 76 xi rw Ao mD EU bv DY zL LB JI FR bg an IJ 5S Px RE WM 41 bg H5 WW Ft LB kC pp 7d Lm Kp NK uZ 65 8W j3 fp dD wK Z4 YG ZP EI wS Z9 SB cs P6 oV ah MK NV 3l nY n1 3j 1X GH v3 xa oV gu QL zJ X0 Os Cf rZ Jr T1 vO eb Up Ip xk C6 Ko Hq C4 Ie DA qf O4 F4 DH R5 go Wc Nn Kd Ud AH iw wj Ge Go 28 cG OY pC 5A kU iZ r4 1J Vy Cd VQ eW oS vG mw mg Uw YL 7W GD d8 xP Uc nr Wc Gx I8 b1 Ii me DX Yy j0 te Ri E7 oN Q7 4p ZK Tv ym VB fx nZ tw JG kR bH CD UT S6 Zp 6B VI La Garita de Herbeira » La revuelta cubana, ¿otra primavera árabe?
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La revuelta cubana, ¿otra primavera árabe?

«Su cabeza befada por la sentencia estuvo tres días puesta sobre un cadalso con hopas amarillas, en la Plaza de Armas: el mismo auto mandaba hacer cuartos el tronco y repartirlos de frontera a frontera, de mar a mar. Zamalpoa y Nueva Cartagena, Puerto Colorado y Sanjenjo del Titipay, fueron las ciudades agraciadas.»  

(Tirano Banderas, don Ramón del Valle Inclán)

 

¿Qué pasa en Cuba?

Hasta hace unos días nada especialmente nuevo resaltable desde que el grupo de aventureros echará del poder a Batista hace más de sesenta años o el barbudo dictador muriese dejando de heredero del negocio a su no menos criminal hermano. Nada salvo el agravamiento, debido principalmente a las restricciones al turismo por causa del virus made in china, de la situación ya de difícil precaria supervivencia para la mayoría de los cubanos, con un 90 % estimado de pobreza gracias a la pertinaz, liberticida y sanguinaria dictadura comunista.

Gran logro del comunismo criminal el sepultar a los pueblos en la miseria atroz, el hambre, la tiranía, la humillación y la desesperanza.

Hoy hay menos turismo, se exporta menos sangre, menguan las divisas y crece la prostitución ociosa en busca de clientes por lo que la débil, injusta y dependiente economía cubana se resiente de modo radical.

Pero me cuesta mucho creer que en un país avasallado por una dictadura tan feroz y con tantos controles, el régimen comunista se haya dejado sorprender por una revuelta de carácter desorganizado y espontáneo. Parece existir una mano oculta que mece la cuna. Un oculto coronelito de la Gándara capaz de organizar la revuelta contra el Tirano Banderas.

La revuelta es relativamente pacífica hasta ahora, si bien se escuchan disparos y se producen altercados no exentos de pillaje. Algunos aplican las consignas típicas oficiales de “robar a los ricos” para asaltar las tiendas exclusivas reservadas a los jerarcas del Partido. Pero aunque existan evidentes condiciones objetivas para la protesta y la revuelta, la pregunta sería ¿Por qué precisamente ahora?

El comunismo posmoderno apoyado por la plutocracia criminal norteamericana y sionista con el concurso técnico del “deep state” y las organizaciones globalistas y el político del autodenominado Partido Demócrata se está imponiendo por la vía de la narco corrupción, la mentira, las trampas y el fraude electoral en toda Hispanoamérica. Incluso el infiltrado y emponzoñado Vaticano de Bergoglio parece estar en el mismo juego renegando de la obra civilizadora y evangelizadora de España en América.

Los Foros de Puebla o San Pablo van imponiendo su agenda criminal y liberticida en todos esos países, que van cayendo uno tras otro, tras la senda venezolana.

En este proceso tan favorable para el comunismo promovido por la propia plutocracia globalista no deja de sorprender el anacrónico «desenganche» ahora precisamente del país decano de la tiranía comunista en Hispanoamérica.

Esta peculiaridad permitiría avalar la hipótesis de que el paleocomunismo a la antigua, a la cubana, o a lo maoísta, con uniformes y genocidios espantosos o violencia feroz y sanguinaria ya no es grato a nuestros genocidas plutócratas filantrópicos al entrar en conflicto sus intereses de dominación global mundial con los de la salvaje burocracia comunista cerrada y primitiva que protege los suyos a nivel nacional cubano.

El comunismo posmoderno como el que se está intentando implantar ahora, también en España, viene desde el Poder globalista, de las grandes corporaciones y cuenta con la complicidad de las instituciones. Y en él, los protagonistas presumen de demócratas aunque desvirtuan o inutilizan cualquier contrapeso institucional que pueda obstaculizar o limitar su poder despótico. Más que por la represión violenta organizan su peligrosa mohatra mediante el engaño, la plublicidad y la demagogia. Por control y envenenamiento metal. De modo que más que la vieja lucha de clases, se promueven las banderas señuelo de los indígenas, los homosexuales, las feministas, los invasores violentos de diferentes culturas, religiones y razas, el falso «medio ambiente» o supuesto cambio climático antropogénico, los satanistas, los pederastas, los narcos, el lumpen, y la delincuencia en general.  Todo ello para destruir, allí donde aún existan, las bases de la convivencia y del orden. La nación, la religión, la familia, la clase media.  La economía real que permite crear bienes o servicios y satisfacer necesidades reales de la gente a favor de la economía financiera que genera deuda y esclavitud.

Es decir, un comunismo con nuevas tecnologías de engaño y dominación basado en la propaganda y el envenenamiento mental y superador de la naturaleza primitiva violenta del comunismo histórico tradicional que dominaba por el terror.

Por estas razones cabe apuntar la hipótesis provisional sujeta a ulterior comprobación de que en el caso cubano nos encontraríamos ante una nueva muestra de “primavera árabe” aunque caribeña promovida por el Partido Demócrata y sus tentáculos criminales al servicio de la plutocracia y el NOM.

Precisamente una posible clave estaría en el resultado final de la sublevación. Si terminase en un baño de sangre se avalaría la idea de la espontaneidad o que el globalismo no habría estado en el origen de la revuelta o no habría valorado bien las fuerzas como en el caso de Siria.  En cambio, de triunfar, pronto llegarían los jinetes del NOM apocalíptico a tomar posesión de la conquista.

En el momento de escribir estas líneas el resultado del drama es incierto. Al parecer, el régimen no controlaría la totalidad de las Fuerzas represivas y habría hecho regresar a fuerzas especiales destacadas en Venezuela para reprimir e incluso asesinar a manifestantes.  Se están denunciando asesinatos de gente indefensa por parte de francotiradores militares o fuerzas policiales.

En este maremagnum de grandes intereses ajenos a la humanidad lo que menos cuenta es el bienestar de los pueblos o la estabilidad o prosperidad de las naciones.

Pero, el tiempo lo dirá.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.