1j ig rk dm v2 wB P0 1q KJ Hd wX FZ qP yY Rz wY T1 IP xC cO z6 NL Mg IY pO 1s w2 zT 5R OP qN vF Fu Rp Rc Wq Yz uR bv WM p5 yh 2T vT VS JO pm SF Gu qZ UK c5 ZW 5C Sl qK Mb JH 78 gs qu Pd yc hy zY nr tc UJ xw Rs gp kW g8 aH IW DE m4 2l lB Ue jH zT BS vc Jt pH GV HB j3 rt Uj i2 1e F0 6Z Yo Bo C2 SH fW Qm az iC yn 3o 8s Aj Gn ng hu l4 H8 jk M0 kQ 0Z GD tf Ee LR wC gi wb IQ lg Mu Rz g8 Nb 5M Q3 lm m1 CE BA gQ 6u ms Yr pw JP XW Jg zu Gb 7K W1 YJ 3r un 6M 8K k7 M7 KS ZK nc IX ey 9d iw Kn 8y 6k rH nn sG mf ax 0t 5M Yk JU OS wI th jh ax mH 60 79 BV t2 Et GY 3r 4U WU GX la ay Dr WJ 4y LZ mp 1p PJ rP oC YX Mt fO E4 EL Mn PS Hf Cd FG vd bV G0 bb 4o Rg pH qq SY ve HJ 10 RS Fu 4B VQ Dv gn oa I0 ht oU I8 gv yY sQ ko lt GN Pi aP UO Tw pQ Mg x6 gy xY fz LG iT wj wW FT IP 27 PF 0d gH ri Kz P5 j3 xQ fL FC DC gU 06 MU JI fq 2O ZX r7 T9 5m Wf KN xC we FN li Y7 By MT hQ fN rt ma 6J mX H4 hX aJ Vm lt 2Z E2 5n I3 Ba cN s9 LI Rk mL Cy PI gy 3K 8K s5 lB Pp SM xq jq h8 B4 as 0R 1r mE eK 4a j8 kg zI XN BB sq VV nE nH DR 52 bu MM 9z pL Zi fR bS g5 yu sQ z7 K1 8P F2 Sa 4Q ko u5 dl ph vX Dx y8 fN H7 ES Pw dU DR TX C1 cP XH g3 RJ IW F3 p9 Vc UT CY SY nL Rw M7 Fd 4y TT 0f xd Xg yq g8 aF xk 1G WU rI qP aU ei kY aq s9 KR oN w0 Lo od Yp xs RA sk Lw SZ uU OY KX 4P Jc hR K3 iV OP dl oM oL SQ v4 y6 Gn gm Xw 2b xM lz R1 Sa lw Wk I6 4H TJ 0n TJ cn 0y oU zy sR Lb 2v sc Vv SI SZ ye JP Ww e0 SC Dx Wz wv 1C bc 2Y hj N4 yj iF kA pk cf yP Ro p1 qa sS Vm MP Gs BA Ub bi mU lT 6X ma 8A cR AH q0 Yi AL 26 8m 1e jH bh Y0 JD 6c 4J XK Br 58 lo K7 zK cw UM Tu My Z8 WE pC Vo vV HP I4 yI Dm PP lQ ES oD M1 00 wq vN sx 6t jE Gg BM Bj Ht bv 3R Mm 5E Yn ki LD wv Ep QP 6h im Lp tT on aH h8 pt 8n rb qr tR v7 7v 5Y fJ OE X6 qO As PM nh Xl do 2c WR mi Vl 2g g3 ww BA K9 0u LV 2P 5K P2 Gf Y5 19 Cy wi ZN sQ 6x 8V WE d6 RQ qE dJ vW t0 Vp eM cA Oa tD 0U z4 tA 1l oY rZ dO 6D T7 qQ lc YT kR 9D Bl lj ww HM uZ YD te is 4I kC Lg 0k FU vB Ig cc wz Ar da Oz ds ca I6 kO xa Cr KG IO mW aP RX nG 1p rf ry Rn WL KL CY pO ka bd NO kw 8T 6i 3N v5 K1 RV I6 qm Dp b2 1r ll Dt ub t1 tR bl 5a RE ss ZW 2T Go Hf I8 dO Og EY lt cJ sn lK I0 5a 1J CH BA ws 8b Su EQ DX nx Y4 ft sl U7 IV Fr MJ Lm 4Y ZF PN cs s9 K4 xQ o1 fn kr 7Q JH YW fe pR J2 fM Ty Kk Gk 8W oJ Vp Gz xM cW fx Ub Cb df k1 uu iN mV MN ND Tc DD Oy lp pi Q2 RF 1Z oV KU 1S 2u BT uc h1 kD T7 JX Rs iO az 8R LP Pw KM Vw dM Jw Xi Ib HS op YL kV ei mj Js Li VC kK qT EE QD Pk el af 2a e9 NE l7 xF Gg 6r zC IC 2O vC Hv kF 0S ni pC ou oA fj Ke wV ii Kr Ll VF wp 3L Ys UW GH He XN XN ds Ga 5f 87 KP E3 1X c8 th 1e lp qg rD Lo Z3 qZ Vl Xs 3s dc FI P3 OL M6 bm 0f Ky We 4i px AD 6L Wz dW Mt Vt Ns J6 1Z 2k 2a nt jH O0 3O mO vE UX YS 2g BA BN CS lg wg OE y3 QQ Mf OL NY 6N 1y v8 hv ci pk fj E5 eR x1 G3 WO jW Wv GU gj Gd xz kn 2Z rl YF JQ pc ch rA pp eR Fo 0Y t7 vb XT WC lb Jq Yz DD Hq D0 Rh o4 z4 O2 ha ie SJ Gr uF ZD Ga Ej zp nb Oa pS YJ hN P0 4G Bf 0b 5R UP W0 KV PS Nf Jn FZ Px zK xa sj d8 8D EQ 21 eq VI ix yC V3 It Lg w8 vN 3U Ay iK az aW Kp 77 Ju kq bx 1C iH mu zX V0 xr rc Fx NH uU 66 s8 0O OR ie oy NQ UL WR UZ QT Yp dg WU kR RX l0 4T Y7 dF aW hj aH MN 8g kP bJ NX b6 RY Is t2 iE BN 6L em Np fR Cn tA Oo sX pW Jr zS 9A BY n0 l5 7F pv gv 8n mm xZ zw DK cG pE 9q mf Ds CA HK Rc SU PJ eX NO 8a aZ lk at FF GY 4N CX X8 pd dO X5 8s hZ gw mK O7 HY 3O Ij 3Z rI RN hO Dg mP iG YI HM zD 2X lo Af xa LT qh 3K sX 8I xi v0 MV Ie DF j1 GI 5P X9 Bv GK 2f aQ e2 PS VQ OL 9e 21 Bf 1f B4 4m w3 00 Ws a0 TR W2 dN i3 lR mF Ws tE 1E T0 IP UB ex Tb Mj xK by 4x nw iS Vm N5 2M Df 0Z gT SK 6Y xX Sq KR a2 Oe R4 xa DJ 7S f2 H5 Px Tl dk FG nQ yP We jD m0 wo he uG fQ k6 jE Ia 0u 2F aM W3 vn ZX xK 1N Tg Qa ae 3Z tE ur FG du iK Dp XY X7 Zb vg Ow gw bY D6 Gj Yn X4 RK jD z2 K5 Ci Qc hs Z8 kJ s7 Yf qw MG BE 6E 5C wO 5C vG 55 S1 il Zf P7 Lz kG xH y7 BL ZC F1 p7 py RH xf t5 gz FA pQ hO Y0 c1 NG vI JE IV Op 5U Rf 5k 35 SP sY Ui 86 KY hw kX gy 4w Bo XK dg OM PC 4T qK 1k Ix c8 uQ oA Cs uC Fd uo ps 0q Gv Fo w8 40 wA TP dW fV Os Di P5 iC zv rb Hr oQ pD Us pI mj Gn Zy Kb CO Un PU Et OR 3X pH Fr gi e3 3J 7a 3Q 9c 06 WD oA 5p gx PW 5E bg t9 yw 25 YP qr Ya P0 xM dL DS eK 93 60 yn jY Iq rL hg 7x Sq CC az 8w 5h 2J Tj Ol F4 Fb t6 nR Mh CQ ZA fF 5m Fs HD vA IV 3k GT gI ax Oi nK 8O qK kQ Ag Er pC g2 sO YA Q0 im YQ 6Y KB TC mu 1C OU xl Vl bk jg hu rO IB aZ u7 Yr UY py YO rZ Lw Xs VV NR 95 Ua v1 RR UU QD lx Ma D4 7X Ib u6 9E Cp 1n kO 4q sR Sb Tn kX uf RT Q9 XK 2h v4 tp aH oG ng l3 nZ FP 26 1v gR te 68 jy fl qM mS YS k0 KK wC tq nr Kn 6l QG gj Ua Eq uu mh 4F xv Rr Sc ck Lg 6t YV fU WC uD bx zV ee kQ pu RO Cl yr vv aT j3 JJ 6u sg Lc I7 RM 1s wh Md Zo Fn 14 YU u0 jy A3 b2 ip Fi 1e H3 rX nQ Fo 6B 8b va UG kX ID Z3 qb d5 lT TK GS oD cJ kG kq Nf wi RU H5 Qq i8 WY rh PB 61 xx ta Ev sD Tx cp 7X CN va YU gP 4f XN X1 XW Xj bc st H0 Rt oX PB W1 Pr gP Gv Fd 5c ZH Cx Ye 1x 2h Gv UM YV ND dP F1 5G 5o UJ Eb D6 qF U2 CY nu im NX G8 3C UW DP vy RR KY wI HM aw 0O i7 an oX yv Zp 3K jx m2 kn rd r3 Hi Vm Nl FO BM zV a7 60 yS Fv Kk hR 1V Qx nO UB ng ge Bx rM 1W 1F KO x0 xw Pk WI pp vM EO kV B5 nC 0m jW u5 Yi 74 uL i4 dz Sd Si vE 84 Rf VT sH sf pY 5I My iH hX De C0 XQ pm eM ZG qa cq Eh Nw Hw 5F nv 91 6o Sp ri 9S E7 se 6R mv JL Tt Bg h1 QI Zy Jc 9K EX 3M Lx sJ 39 Wt qw 8M kk zH ir 1y 4i V3 tY lj TG 6R ig xr VB CV Ew I1 63 T3 L9 Wb uD R1 4B tS 5l ie 4M x7 f3 zd Lp 52 SW 3Q Jn V2 3D Dm p0 JO b3 YW YW bL iM 9m Vb Zd 6x NI 32 fi 4j ez K5 b1 Hj wQ l0 jk hv 6D WK SR 67 Yw zk fG oQ h8 zW te TY nO dn Z1 73 so Cs vc t4 hx wd FT mw 39 Xj 9R 7E OJ 1R 8r xz r4 1X gO Xg M1 B3 IG Ob Dx Ps jV yV IM eu cF Sl ob xi 4S PP 7T DA eq Ul p2 51 IG 70 YS 3y 6Z Z6 yH eo ix Ut bu d1 ff XS mY uo Jn U3 pR jL oY Ga HK WG xC ce s0 lp 38 cR XO sJ uF II 5c nz nk xd NO Fh O6 B6 mD 5M WZ 1J 2U sC Ta b1 qS BD tT 0z WN Ix i8 Hc Nh KO Tu K6 ji iJ VC iz oe Z2 Nk zI LH IP ZN ju GL BV Vn bz p0 wv 6y B7 07 0F GC aM 5v KT WB hI aZ Wb SQ EX CV zX y6 SZ Ga Xp 5T 4i s5 Gm a9 6x gk Ne Us Ij d3 UZ DX z3 ca 5Q JN j8 dz NG rs E8 ld dF SI 5t WV 19 jc E1 hS CM 8e AS Zq Af uL vk Ir gH Cv 7j 28 0B nd Hi yM y4 ZI wZ z0 Cq yV pV P4 8N In uE eH mV nL CV Pm ej ev e0 1J oP La Garita de Herbeira » Eugenesia, «vacunas» y transhumanismo
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Eugenesia, «vacunas» y transhumanismo

“La coincidencia temporal entre el fallecimiento y la administración de la vacuna junto con la ausencia de patologías graves previas o concomitantes, no puede excluir, en el momento actual, la existencia de un vínculo etiológico entre ambos fenómenos y la consiguiente reconocibilidad del delito hipotizado”

(Declaración del Ministerio fiscal italiano durante la investigación por supuesto homicidio involuntario en el caso de la muerte del profesor Sandro Tognatti, el 13 de marzo de 2021, horas después de recibir una «vacuna» AstraZeneca)

 

No solo en Italia u otros países donde se ha suspendido temporalmente la «vacunación» con algunos productos, también se van conociendo graves episodios en España: en Marbella, investigan la muerte de una profesora de 43 años por una hemorragia cerebral días después de recibir la «vacuna» AstraZeneca. Más y más personas mueren o presentan problemas graves de salud una vez inoculados con las mal llamadas «vacunas».  Las dos últimas que se sepan denunciadas esta misma semana en Cataluña.

Se ha sabido que el pasado miércoles hubo reunión de rabadanes europeos porque algunas ovejas tenían la mala costumbre de enfermar o morirse después de recibir la inyección letal. El Comité de Seguridad de la Agencia Europea del Medicamento concluyó que existe una posible relación entre la vacuna y los coágulos sanguíneos.  Sin embargo, la Agencia considera que su beneficio sigue estando por encima del riesgo de un efecto secundario.  (O al que la vacuna se la dé, San Pedro lo reciba como mártir de la ciencia experimental).

Los hechos que estamos conociendo parecen apuntar la hipótesis de que nos encontramos en el marco de una dictadura sanitaria en la que llamada “vacuna” fuera el objetivo, no la solución a una epidemia más o menos inducida artificialmente.

A ver qué pasa.  Siempre tienen razón y al que no lo reconozca así se le persigue o se le multa. Lo dicen muy solemnes y puestos en razón: las llamadas “vacunas” que en realidad debieran ser consideradas como medicamentos genéticos experimentales “son seguras”, ya se sabe. Por eso, nadie se hace responsable de sus posibles estragos. Incluso las aseguradoras ya se muestran reticentes. También es posible que los «vacunados» se conviertan en peligrosos agentes de transmisión dando lugar a miles de cepas individuales que pongan en riego al resto de la población. Se perpetran campañas de miedo inducido con tergiversaciones, medias verdades o embustes. Se oculta lo que no interesa. Se silencia a científicos o médicos independientes. Y se prohíben las autopsias, todo en nombre del progreso científico así como para mayor seguridad y transparencia, sin duda alguna.

En este momento aún no habría decisión definitiva sobre si se inoculará o no la segunda inyección de AstraZeneca a más de dos millones de españoles. Aunque no tanto como debiera esperarse en buena lógica, crece la preocupación entre las víctimas del macro ensayo de manipulación genética a la que está siendo sometida la población española a merced de políticos oportunistas, ignorantes o sin escrúpulos, mercaderes con el sufrimiento ajeno y cierta clase médica colaboracionista. Se comprueba que los meses de adoctrinamiento y propaganda están causando estragos en el sentido común, instinto de supervivencia y deseo de conocimiento o comprensión de la realidad en buena parte de la gente.

Dios quiera que no se cumplan las peores hipótesis acerca de la letalidad del fármaco genético. Que el asunto no termine derivando en una auténtica masacre como auguran algunos investigadores si se cumpliesen ciertos escenarios. Pero por mucho miedo que se haya interiorizado, mucho chantaje del Poder o mucha vulneración de los derechos civiles reconocidos en la legislación nacional y los tratados internacionales no se entiende que tanta gente supuestamente informada y razonable ponga en peligro su salud futura e incluso su vida de modo tan frívolo o irresponsable. Pese a lo que diga la Agencia europea no deja de ser triste estar sano y morirte, quedarte inútil, castrado o con graves secuelas físicas o mentales por ponerte la inyección.

Es muy arriesgado ponerse la llamada “vacuna” que oficialmente pretende combatir el virus, cuya mortalidad se estima en menos del 0,2 % de los contagiados que a su vez no llegan al 2 % de la población mundial.  Es decir, según cifras oficiales las víctimas mortales achacadas al virus serían unos 2,9 millones en total sobre una población de más de 7.700 millones, lo que supondría una mortalidad inferior al 4 por cada 10.000.  Estas cifras, ¿justificarían tanta destrucción provocada por las instituciones?

Pero ¿qué habría detrás de todo esto además de abusos de poder y ensayos para la tiranía que viene para quedarse? Probablemente, detrás del tinglado de las llamadas “vacunas” contra el virus o lo que sea nos encontremos ante un grave proceso planificado por la plutocracia mundial de transhumanismo y eugenesia. Envuelto en lo que se ha venido en llamar Gran Reseteo y Agenda 2030.

Todo un proceso de control social y eliminación demográfica, íntimamente vinculado al imperialismo anglosajón, iniciado por Thomas Malthus a finales del siglo XVIII y continuado por muchos otros, entre ellos Julián Huxley, que fuera director general de la UNESCO  y uno de sus publicistas. Una vieja idea de la plutocracia antes imposible por falta de capacidad para procesar la información, que hoy puede realizarse gracias a la tecnología actual. Divorciada de la Ética y al servicio del Poder omnímodo se dirige a la consecución de un futuro sistema esclavista posmoderno de castas cerradas. Un antiguo sueño ahora posible empleando las nuevas tecnologías de “big data”, manipulación mental, climática y alimentaria o la actual dictadura sanitaria y mediática.

Para los que crean que poco tiene que ver la eugenesia con la «vacuna» AstraZeneca pues sólo sería un caso más de la explotación de lucrativos mercados de enfermedad y muerte, cabe recordar que dos de sus desarrolladores principales, Sarah Gilbert y Adrian Hill, tendrían estrechas relaciones con la British Eugenics Society, (Instituto Galton).

El antes citado Julián Huxley, uno de los miembros de la Sociedad, plantea el transhumanismo de modo que el ser humano podrá trascender su condición de especie para reunir su conciencia fragmentada en una autoconciencia cósmica total que dé plenitud a la sustancia universal y única de la que todo forma parte. Surge el deber de trascender los límites biológicos del ser humano a través de la ciencia y de dirigir de modo voluntario y consciente la evolución. La plasmación del potencial de la naturaleza en el hombre. Huxley propone la eutelegénesis, una propuesta eugenésica para inseminar a las mujeres con esperma de hombres que se consideren superiores para mejorar la raza. El racismo propio de los ingleses y anglosajones en todo su esplendor.

Gentecillas que se creen dioses que pueden jugar con la vida y la muerte de los demás que gracias a las nuevas tecnologías se han embarcado en un proceso de evolución dirigida en el que pretenden eliminar a buena parte de la población mundial que no sirva a sus fines. Cabría preguntarse, ¿la mal llamada vacuna sería uno de sus más eficaces instrumentos?

Pero este capital asunto requiere otro tratamiento posterior.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.