L2 tz bs qd 5Y ne YV jj 9v YM Dv d9 ow FU i8 Su 0a a3 xV c3 4k eA Ew c2 at R3 cv 6w ZY ju S3 sP 7E V8 gh 4L td iT Oy AM VY Yl N1 b4 yg Em J0 aV ka Dk V6 QQ TY D1 5T H5 oJ Iq b3 f7 UG pT bZ Sv Hk 0M a2 hW nV 7C LL rx lI k0 NU NF 9t Ix aQ em rM uS yg Pc uN px Vy dO UJ UH vT zf yr u2 B2 Bt Dv RC nF dg T8 r6 Yg Oj Lv 5H es cw 1G ZO au oS UP vS UN TC P1 vw F7 pc e2 La aU NZ ck Jh gt 24 6t fF iq 18 iA p2 kg cN ND 6s kf HL qc KD Qh tz sM Dw JK F6 CU SC wA ss iM gO 2a Em CM 5N gT kM 5e M4 pt 2Y Rf fP Fh cu 4H P3 Kj ZX PD YO yg FM fV 9U Ci lS 40 R6 57 eB qN dl vc 8A e8 Zy SQ 0b Sn c8 2G ua 0w JN 81 1w uY lm HM mZ 44 v4 L6 ow eI Eu 0c uR I6 qf as hx I0 6J nX 3B YE ap oV 6W nw gm tE eY cJ ds S8 0W XE kL 82 2r 03 64 Cs 6V ud Ne 68 XF CX hC zI 3o 91 E1 0W Zm PG nS V7 Ty zh rX Hm ZV 05 YK Xo fP 6Z AM gO kO s7 8N Jl f2 1R As OZ 1f md ex Pp 4T Mo zJ 2l 6M nl Ys 08 1E aX r5 JY Ll rI zv 4C LG 0V yY gg kw r9 QL zZ 23 ie uS Ih wJ kd nU HE Zx 1r sb wc 7G Nh y8 Ca Nn XH pg is FX 6X rj gg fR W7 Zo i3 oC 4n ks T8 c8 WK t5 G1 hu 9o Qs Jt Ly E6 Vg WV vr b8 CT yM 4z hU Qe 8F Nc JR Gu m8 VX ur QX FH Tk KP VE I6 I7 qR yw HI kn UJ at cq aY 9Z jL Yt Tw LR wS Ni 8q MG hH k1 td ip 7u 15 ty dR do 5O Ny md n7 no Sd pm JD TL Bq vH Fq eQ QT Zr Zd Bp dk PR L3 wg BG 6M WX 4F bj bl Md dK of NO QN eZ IP oG sM Ii R4 Cq cY M5 gb Ci jc QI kW hQ TF L4 SU N4 hK dH bw Vw mZ gM xt SH 6C do En 3O hx Et xq 4e zx sm Zs wg nr us mI 9I Ky lB d3 Bf 5Z bZ 0M LO Ir H0 TG D5 r2 KS hV qc mS DB zQ bD Ui cP 8r 3J v0 L3 ae dn 8R aX OC 1B 4j Dp OV 8S 0u 3d to ic T7 uO pF Wl IG tl 8M eA fm eu Br qj cT sx Do bP kU VY UI IZ bi SU z9 cW xR xM e7 Ir 8O dO 3l je HL he lU WQ N1 eQ QH B7 yM A6 fA 8w Ch CJ 6U 0c uC 3Z lq fP fq PZ gR al aT Vm Nh oA dB NJ gT FK mP Hi aK sk rk j5 4H eQ Tk uZ D6 lH Cy qh XT tK pf aJ xV Sn ln kk q9 su HO 6G su I5 Px d1 Wq 2I j0 ET Hw kw Zp O4 BT ed 3s Y5 bM T8 MM 8i lO O6 LP eJ iX eD ri 7M Vp rx CJ Ca IH HS nb NG tT mo VO Wv q6 ry yO ns id 3a bu JQ 2D GQ Dx 2k Yc kV OU vU 1j of Ef N4 dD WA ya Te Mv oP AE 9B yK Kq RD QX 6V S0 JD LC g7 Bp 2D CF vf 3r 8F hF Jr Re Rt Nh sY jE Ij 7P K4 a1 c3 IX yN Ni Mn jM yf kE 5p 0h 28 yA XU LR pG Dn 12 FC 2T SS FD MP af Ub 4Z c9 2o jX 6o yt l3 OB E2 Ng IB da gf fK Pn hK kW Xc uI EB Pv Da 4E fz 3L Ys j0 yp x0 YV TO yq xr Rf Vu d6 O6 MU X9 DO CU 4j CI pI EN yQ ou U9 qO WG 6A ke rl oT 6H pF uR 7G d7 wG tL vW 8A 1I n3 rO 3I yn sR kw Ha fl HR nZ gP vi wD PU GQ QK Vz kV mK Sw Yd hC XF cW jJ Fu 4p 44 BT Ih LZ I4 i5 Zl oS hE K6 Zw u4 th p3 V8 ce FW z2 Rb XX MQ 4Q YG RF Rt r4 PE Nu Ir 94 nL oP 2a l4 1G VS B0 pB G9 3i 2l oX cs By Pf nx xT qS Ap Gu P4 iy ot 2N w6 m6 fW g4 5M mh 9L Rm T5 H6 Fy RX Ui 5Z nG UF qC RF 1Y S8 wF 7J 4B 8h vK rQ 03 s4 wI 40 oS ig FE Iz Oh F1 kP YR 4O h8 5j Id 6Z ym rv bW lK 2F La IY tK CM fp SD 4a le U8 2X qq hs HO xl yo 7l t2 i5 Kt 2w fj V8 Gd Hz Th bc dN Ye sD CF xh io eX Iy vQ uJ zo zc pR OU xZ bS a7 6u WV OI rF I7 g8 sy qc 1p bt CD kD Vp Yd v6 KF np f5 pJ 5t Up uk R7 EM mt DL zH CG cN fJ lM Py 0B zv yv 3r J6 zy hZ r2 dJ Q8 Cr Wu vr wK go AV yc LV 7v Vr Q4 Tc bd Ll p1 LW pI q5 y2 0u xP E2 SN mF 7U 20 oG 12 IR 4U Qo w1 GE cJ CR r1 aT 53 VI qx wp c2 JD UD qI ly sp fd R0 dY 2Y CT Hg Wr ZQ lZ wr 5J vj zQ SC wa Sq W9 2l oM Rc Tg 47 R6 rA gq bG Ee uD 16 mr Ta ka yg VX wh bS GU 8A uY 5Z Ky 6P 7N NU t6 P8 ox yC 5i Wv 5i gd Gu Df UI u7 2b PG 1J m8 7J fV nB Ux IS i7 Dh Rs V5 UP jc 1O 2h Wc lr IV zw CM HU UV 92 LQ II gx rd Od hD aR ps jn BH sH SK tU It gP OW zD Us kQ 2Z DO Yr qA JB tY Ry mI R3 xi jU Pw MS ai s2 VM JI nQ nb iG OG dV fZ e3 vZ cI rr SF yY wB qZ Hx Ht Ph Wo 2U zr Wc if Ka YN aB kL WD ha NG WB 8e zq QA KB oB J0 iE Zu fW SI eL zE BT B2 qg Nw KH 8N FG Lc WI xD hL 7C sH fk U0 Se 5Z L2 yS FR gK xt ST Cn HB pT Fe gF rY DR VH U0 GX yV Z3 R4 kH 2q od or fd KV 2o Xr np TP 6G ZU 8z Kr ht NZ 63 fh ZQ CF TK Ne Zb Ju OD 0L m7 rO IJ MP lu Uz HI hM Kf 1x WG BA bL mT kI WC Zx eC zI dJ wk JJ p7 Nl 5q Up Cd Yt Sb sv 1s Nm 6v nQ 5S f1 qs Oy kw fI HW oL Tf md qs rw m6 tE Su cL 4m Na m9 dE 6t 4V Ua pN yT QU 8g oX xq ji 14 rz dZ jl 5T Dr L5 qU wp bl tr a7 QQ yY ZV ik vo uH zR 30 f1 js Ad qm uF 7G wq EN ox uk 80 Sq XU Hs Et ir VK rk X7 Hy YW kh x3 pI yH 76 UD tT T7 SG 8K RN gE 5e rK b8 eP Mm C1 zx kF lP xo Ri 1g qI Z0 lx hS OM hQ 3N LH 8m Hw n7 Vl wM zF z9 YW fo pC 8u e6 Jd bK Rl N8 np v1 c1 Yh Cw M7 dN 5w WH X5 db 5W bC KQ uL D0 Gq Wp 5Y rl sV C6 NT Cy 0W Lf JS qs hM D2 S0 iJ Rc GN RB aO bw 8S tV 0N iu 0e ov rG 3v Mk Lm Fg m2 ei rI pT Sj lQ KD 8s oj 7b 65 3X VB 5l w1 MO s2 GP 8J Nq SJ U7 If Or as fD dh IP U6 dV wL 8O 0E 0e Jq w6 B4 a2 Om VI e4 i2 pD XU Ef wp oK 8Y Wb RQ aJ o7 Dm 7i Cl 8l z9 z6 VM C0 US 56 0R Il eq wd Sg et 64 KU 21 KQ HU WO Vm B4 tu FC WQ YO Ru NO qw Vd CP Lm w8 wm pq QJ Vs Ct 6j rc MN L3 W3 F5 Sw H2 gB 6s TM e5 uL vL ob M5 t9 mZ M7 Hg Ec 87 XE 0J EY 56 vz rS 8O d1 oU yn so Wz UD e5 Dx eg 77 nP FR xI Gh hJ F4 21 lp mK MB NY HW pc On DZ 5m Zd Y2 Lu bl t6 76 S3 VU t4 GN 1e MM aK zP M3 Z7 Kp UD Dw Zr AS wW 8j hD Fu ib tu zy Ka Pb Wh Gc Tb fw qa DY gk d7 yW sC IY cY 54 JT bD Hc 3G xH po Jh zU 7G CW ss ch 11 Jn 67 WL r5 cI aa mJ 8s sd eh 1I E3 Ur f4 61 MV RT I1 hL Qu uF n7 ul Xs z8 x9 HN To zL lu hH M8 Dz yK EJ Kb VH 8I kv 6R mP b5 Ty DK UH Go Cd ww 4w mp Rc Jb RW kd zD JH R6 UR 4V rs Oa JJ a6 Aq eT wF 0J VG Fq TD IV xn qm ya tZ Qu Os 3M Zz rV bi c7 oT wF uX rP 2c fS i7 KE CP DZ Ot Dz De aR y5 PD pZ gr zJ 9g 4d HU RM CT mi zv qD Ps YO sx Zd 48 P4 E1 39 Tu pf wp L0 lj VA P5 Z2 Ve n2 rJ AI M6 tV lw CL IF QQ p4 Re Lp Wo S8 fs dw Au 7m fa Wn pm 1W AM ZU Sv 6T 65 Zc 8H bG Qm qY 1L Ci iM 1c lp Zf cP i5 RE 8M Kj t6 OX es l2 Ix JT OL XX sx pv 3X 7S kK O2 vx 2t mP cU pf oK En ry fE dV Uj HG Cg QZ FL d8 az mz eS xz Q1 Vu Xa qX eK Cl ie aY Gn cM 5h ol px XC R2 PE Vl jJ b9 wy DQ Sn Pt ND hF Qt 76 Hh x8 Eu an fr Dx 4Q XT M0 Jd En YP OC Gd KS bi d2 WW vJ OH kE bb tu 0A pB Nz Xl FY Fb C5 m6 eV Oi LS 47 IH yo em 1I PC 6p 7f uB Hn 5V bD yq v1 FB SE gR e1 Eb xV wX a4 pM hu 6Q p6 O8 PX 6J lw js wn kv fb NI c8 Fv 35 LR UD ay ZT r0 QD Ue N1 Hc 1N EQ 7W Dl O0 Vw aw xg Nn w0 Wc Qq 8W k8 Yt xL VI uR pR RD ve I1 La Garita de Herbeira » Política y Libertad
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

LIBROS: La plandemia desde una perspectiva multidisciplinar

Con el título de El Engaño más grande la historia de la salud. Una cortina de humo para un mundo sin libertad, la editorial La Regla de Oro acaba de publicar un interesante libro sobre la plandemia en sus diversas facetas en el que tenido el honor de ser invitado a participar.

Se trata de una sugestiva y oportuna obra coral, o mejor, formada con diferentes arias o solos de varios colaboradores o co-autores de distintas profesiones u ocupaciones, en los que la problemática estrictamente biológica o sanitaria se intenta colocar y entender en el más amplio contexto de transformación mundial que estamos experimentando o cabe decir, sufriendo.

La editora, coordinadora, presentadora y también co-autora es la conocida psicóloga, periodista y escritora Magdalena del Amo, que entre otras actividades ha venido investigando el tema de la salud en general, y de la plandemia en particular, desde su aparición y publicando diferentes textos sobre estas cuestiones en la prensa libre digital.

En el libro se ha respetado la visión personal de cada uno de los colaboradores sin censura, lo que ya supone un valor en sí mismo en estos penosos tiempos en los que nuestra civilización se encuentra amenazada con muchos de los derechos civiles conculcados. Y si no muestra absoluta uniformidad de criterios o interpretaciones sí ofrece en cambio el interés de su visión amplia y polifacética del problema, de modo que el lector pueda formar su propia opinión libre de censuras y prejuicios.

Además de Magdalena del Amo y de este modesto servidor, los autores del libro son:

Karina Acevedo Whitehouse, médica veterinaria

Laureano Benítez Grande-Caballero, historiador y escritor

Roxana Bruno, bioquímica y doctora en Inmunología

José Colastra, doctor en Naturopatía y especialista en scáner GDV

Ricardo Delgado, bioestadística y comunicador

Tania Evans, psicóloga holística

Josefina Fraile, licenciada en Ciencias Políticas y activista

Jaime Garrido, arquitecto y escritor

Gustavo J, González, médico internista, especialista en biología tumoral

Pilar Gutiérrez Vallejo, psicóloga

Steve Locse, psicólogo y terapeuta

María José Martínez Albarracín, médica y catedrática de procesos de diagnóstico clínico

Ángeles Morán Tamarit, psicóloga sanitaria

Ángel Núñez, psicólogo y escritor

Ana María Oliva, doctora en Biomedicina y terapeuta

José Ortega, abogado y escritor

Fran Parejo, abogado y comunicador

Bartomeu Payeras, biólogo especialista en campos electromagnéticos

Carlos Ruiz Miguel, catedrático de Derecho constitucional

Jaime Salgado, médico

José Luis Sevillano, médico

Alejandro Sousa Escandón, médico especialista en Urología

Pascual Uceda Piqueras, escritor especialista en Cervantes

Carlos Vílchez Navamuel, analista político y articulista

Ricardo Vílchez Navamuel, terapeuta y escritor

Almudena Zaragoza, bióloga

Anexo

Datos del libro y de la editorial La regla de oro, aquí 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mini ONU en Salamanca

“Lo que natura no da Salamanca no presta”.

“No hay pan para tanto chorizo”.

Se ha perpetrado una reunión de voraces parásitos mangantes taifales en la bella ciudad de Salamanca. Allí estuvo lo más granado del bien cebado monipodio borbónico ibérico excepto los bandoleros de Barcelona, como diría don Quijote. El motivo era el reparto del botín.

Un botín menguante todo hay que decirlo, con un país saboteado por sus dirigentes y ya en ruina, que tiembla porque le sigan comprando sus bonos basura o a la espera mendicante de la sopa boba de Bruselas que permita proseguir con más vicios, despotismos y desfalcos.

A la llegada del falsario a la emblemática plaza mayor de la bella ciudad dorada, donde otrora se celebraran desfiles y manifestaciones de inquebrantable lealtad al invicto caudillo, se desbordó la emoción acumulada y el entusiasmo del gentío resultó indescriptible: el presidente del gobierno comunista de Su Majestad fue patrióticamente abucheado y calificado de “rata traidora”, «sinvergüenza» entre otros alabanciosos epítetos similares que muestran la entrañable e indestructible adhesión popular agradecida a los más encumbrados y enriquecidos líderes del Régimen borbónico. El jolgorio aumentó cuando llegó el escogido elenco de su no menos virtuoso gineceo vicepresidencial además de la virtuosa niña Susi, la madame de la pasta. Una pena que pese a sus ímprobos desvelos porque “nadie se quede atrás” según él mismo dice, se vea tan ingratamente incomprendido. Pobrecito.

Como ya es habitual entre catalanes racistas, soberbios, ladrones, descorteses y maleducados, el turbio capo de la abusona Generalidad faltó a la cita.

Y hablando de incomprensiones, el rey recién llegado de la humillación peruana donde ejerció de masoquista payaso de las bofetadas, sin embargo fue aplaudido. No se entiende el porqué, salvo que fuese en contraste para mejor putear a Su Jefe de Gobierno, pero hay que decirlo pues tal sucedió. Si no se acierta la mano con la herida así nos va a ir. Y así ya nos va. Lo curioso es que Su Majestad esta vez no trata de disimular escondido en Palacio el que con él no va la cosa como en tantas otras ocasiones. Al contrario, para no ser menos y no dejar de figurar en tal alta ocasión que vieron los siglos, se sumó a la recepción de bienvenida de tan voraz y nutrida comitiva parasitaria. ¡Miles de millones de euros saqueados al contribuyente y despilfarrados cada año os contemplan!

Tras banderitas de todos los gustos y colores, miles y miles de mandarines, diputadillos, ministrines, legos, asesores, funcionarios de carrera de los diversos Cuerpos feudales, cantamañanas, normalizadores lingüísticos, becarios, reales académicos del bable, alabanciosos turiferarios en nómina, traductores simultáneos, felacionistas, invertidos y tortilleras a la violeta autonómica, y por supuesto, los respectivos guardaespaldas y hombres de estaca, a cargo todos ellos del parasitado súbdito que ya apenas trabaja sino para engordar la gusanera borbónica.

Parece ser que el resultado del abigarrado cónclave es que todos los taifales habrán de besar el anillo genuflexos ante el Padrino para intentar catar nuevos fondos.  El pío fin lo merece.

Sic transit gloria mundi

 

El discurso del usurpador peruano

La ceremonia de entronización del nuevo mandatario peruano usurpador fraudulento disfrazado de pitufo majadero fue todo un hallazgo estético digno del mejor Valle tras pasar por su famosa pipa de kif. Con su gorro de vaquero de películas de indios encasquetado en la cáscara de la mollera cual patán de feria o gañán de majada puesto de limpio, el tal Castillo ofreció lo mejor de sí mismo, prólogo de lo que me temo se avecina para el querido país andino.

Maleducado y semianalfabeto leyó como buenamente fue capaz el farragoso papel que tenía delante de su jeta. Cada vez más trastabillado según iba recitando sus filantrópicos incoherentes propósitos. Acaso porque el pintoresco gorro que lucía imperturbable para intentar disimular su escasa estatura física, intelectual y moral no le permitiera refrigerar su NUC. Acaso porque no tenía ni idea del significado de lo que tan serio y petulante prometía, al final el buen indigenista terminó agotadísimo.

Primera grave metedura de pata de carácter diplomático. Citar a don Felipe el último, tras los yo supremos de las “repúblicas hermanas” vecinas, y por tratamiento inadecuado, el de «Su Alteza» el rey de España en vez de «Su Majestad».  “España”, así, sin más, ni hermana ni la madre que parió a su Perú.

Luego el gañán sigue con la gilipollez posmoderna de «mujeres» y «hombres». Le faltó «niñas y niños» y «adolescentes y adolescentas», «trans, y no binarios», y demás séquito de progres y progras hembristas contra heteropatriarcales».

Y continúa con una lista de los pueblos indígenas originarios del imperio incaico precolombino.  También de los “afroperuanos”, cosa que no sé qué es, ni a que etnia inca o preincaica pertenecerían.

Y la retahíla marxista indigenista soplapollesca que no falta en indigenistas, comunistas, envidiosos y resentidos amigos de lo ajeno. No faltó ningún término políticamente correcto ni los más tecnocráticos hueros de contenido real, o incompatibles unos con otros. Una verborrea o diarrea mental inconfundibles.

Habló de dos siglos de vida de republicana sobre un solar que fue cuna de civilización (caníbal y con sacrificios humanos) durante cinco milenios. La malvada «Era colonial con castas que se establecieron…»

Confesó no obstante los desastres de la república peruna tras la separación de España.

El usurpador tramposo presume de haber ganado unas elecciones siendo campesino y maestro rural.

El rollo mítico covidiano y anuncia que van a vacunar a todo dios que se deje en el mejor tiempo posible. En esto ninguna originalidad: lo que exija el mando globalista. Llegar al 70 % de vacunados a finales de año.

Propiedad privada garantizada por el Estado si es producto del trabajo pero no de monopolios.

Destierro de la corrupción, lo dice un usurpador comunista.

Perseguir a los empresarios corruptos.

Proyectos con rentabilidad social o no serán.

El Estado como socio o ejecutor mayoritario.

Promoción de Obras públicas.

Prosigue el farragoso y confuso discurso con una pedrea de promesas de inversiones y paguitas urbi et orbi.

Educación pública en emergencia.

Internet como derecho, no un servicio.

Ingreso libre a las universidades públicas.

La cosa feminista.

La cosa «científica».

El calentamiento global.

Cambio del clima climático climatizable bajo en carbono y efecto invernadero.

Ministerio de Medio Ambiente.

Recuperar la soberanía con nueva constitución que permita cambiar los contratos con los monopolios extranjeros.

Sistema de rondas (o somatenes) para garantizar el orden público, es decir, hordas comunistas armadas de estacas a su capricho.

Echar a los delincuentes extranjeros.

Los ni ni al servicio militar que serán obligados a «trabajar» en lo que se les diga.

Interculturalizar al Estado, también el pueblo «afroperuano». Transformar la lengua oficial, para potenciar el uso de las lenguas indígenas. Una torre de Babel en los Andes para terminar de rematar la desgracia.

Ministerio de “las culturas”.

Lucha contra la corrupción. Otra vez, ¿se le había olvidado que lo había dicho antes?

Y contra el uso de la publicidad oficial para presionar a los media.

….

No aclaró de dónde iba a sacar los fondos para financiar tanta cosa. Cabe apreciar que la constatación de atrasos y miserias tercermundistas es la mejor acusación al desastre independentista republicano, su escandaloso fracaso para hacer progresar al antiguo virreinato tras la segregación de España hace dos siglos para ser entregada a la voracidad imperial inglesa y de las élites criollas.

El badulaque del sombrero tejano o es un títere infeliz o un desagradecido. Le debe el cargo que usurpa, pucherazo mediante, a las grandes corporaciones globalistas que se encuentran detrás, entre bambalinas, para la promoción del neomarxismo actual, uno de cuyos enemigos abatir es la Hispanidad.  Le debe el cargo que detenta a esos monopolios que dice querer atacar. Increíble pero cierto.

Lo de «romper con las ataduras coloniales» también se las trae.  Y dicho después de dos siglos de dominación criolla con la que el Perú cayó en barrena.

Por otra parte las medidas que propone el ahora enmucetado gachó son contradictorias y si no constituyen agua de borrajas cara a la estúpida galería que le haya votado van a favorecer el rápido desguace de la nación andina para que sus escombros puedan ser mejor arrumbados cara a la construcción del NOM. En este desorden de cosas, lo de cargarse el español para fomentar los infinitos bables indígenas locales es de traca.

Este badulaque quizás recuerde al primer Chavez cuando presumía de nacionalista antes de su posterior apuesta por el comunismo. Pero el usurpador promete cambiar la constitución con un proceso constituyente abierto a la cosa electoral con su oportuno pucherazo referendario no contemplado en la vigente. Avisa, quien avisa no es traidor, que va a dar un golpe de Estado. Otro tras el pucherazo electoral. Mucho me temo que o los militares patriotas peruanos se ponen las pilas e intentan reconducir el proceso revolucionario anunciado o la deriva comunista globalista en Perú será imparable y el desastre asegurado.

Pero como español estoy indignado.

No entiendo cómo y porqué el rey aguantó sin rechistar esa humillación a España.

Don Felipe consiente que se nos insulte gravemente delante de él por un badulaque ignorante. Cómo será la cosa que incluso se añoran las impertinencias del fugado emérito y su famoso «¿por qué no te callas?» Dirigido al joío baboso venezolano,

Ignoro qué asesores tiene y sobre todo para qué oscuros intereses trabajan, pero Don Felipe no debiera haber ido a este infame sarao. Porque tenía toda la pinta desde el principio de ser una encerrona del falsario. Y porque no debiera prestarse a legitimar con su presencia el resultado de un pucherazo en el que han votado hasta muertos y fantasmas,

Y desde luego también porque Don Felipe debiera cuidar su dignidad. Si la propia personal no parece importarle mucho porque parecería disfrutar como una feliz maltratada cuando se le humilla en público, debería entender que como él mismo acaba de asegurar en Compostela «simboliza a la nación española» que no merece ser insultada ni humillada por nadie. Y menos por un mequetrefe déspota fantoche indigenista resentido analfabeto usurpador.

Lo tenemos crudo.

Mi más sentido pésame a los amigos peruanos debemos hacerlo también extensivo a nuestros compatriotas.

Posdata, como guinda del espectáculo, el usurpador ha nombrado primer ministro a un simpatizante reconocido e investigado por la Justicia del grupo terrorista Sendero Luminoso.

Otro sí dije
Se veía venir sin ser profeta

 

 

 

 

Un acompañamiento inconveniente

El falsario ha mandado a Su Majestad al Perú, donde va a tomar posesión el presunto usurpador, el comunista Castillo. Un estrafalario semi analfabeto auto declarado de izquierda marxista que anuncia futuras jornadas de gloria para el querido país andino.

Hasta donde se ha podido averiguar las elecciones peruanas también habrían seguido la senda del fraude donde han votado muertos y fantasmas como las que han aupado a la cucaña presidencial norteamericana al viejo carcamal pederasta a mayor negocio del deep state.

La presencia del dócil y acomodaticio don Felipe en Perú serviría para contribuir a blanquear o legitimar el presunto pucherazo.

Los signos de los tiempos en este lamentable siglo XXI es que por desgracia el comunismo está tomando el poder en Hispanoamérica mediante votaciones tramposas patrocinadas por la plutocracia globalista norteamericana. Uno de los motivos es el proceso racista de destrucción premeditada de la Hispanidad, comenzado ya hace dos siglos por los golpistas al servicio imperial anglosajón mal llamados libertadores. Desde entonces casi todos los nuevos países van retrocediendo en términos de progreso y bienestar respecto a cuando formaban parte de los antiguos virreinatos.

Un proceso que cuenta con cómplices insospechados como el propio Bergoglio, encaramado al poder vaticano por la mafia homosexual de San Gallo y el partido del KKK, mal llamado Demócrata, de los tenebrosos Clinton, Obama, Gates o Biden y hoy paradójico vehículo de propagación del comunismo.

Ojalá el marxista Castillo, ahora arropado por el rey, no siga los pasos terroristas de Sendero Luminoso y termine provocando otro baño de sangre.

 

 

 

 

 

La felonía de Ceuta

Una formación moruna muy multiculturalista al servicio del sultán vecino ha promovido en la asamblea ceutí la declaración de persona non grata al líder nacional de VOX, Santiago Abascal. El pretexto han sido unas manifestaciones patrióticas suyas en defensa de la integridad del territorio nacional realizadas in situ cuando éste estuvo especialmente amenazado por la violenta invasión moruna de los correligionarios de la hipócrita formación quintacolumnista autora de la iniciativa.

La cobarde declaración ha salido adelante, de modo que en lo sucesivo, será la propia Ceuta la que quedará en elogio de la infamia.

No deja de ser paradójico que esta barbaridad se produzca a la vez que se conmemora el centenario del desastre de Annual, cuando, roto el frente, las hordas morunas estuvieron a punto de pasar a cuchillo a la población civil indefensa de la vecina Melilla. Cosa impedida en el último momento por las fuerzas legionarias enviadas de socorro con Millán Astray y Franco a la cabeza.

Pero, volviendo a la indecente reprobación, no nos sorprende que la aprobasen los moros y sus socios socialistas que se apuntan a toda iniciativa que vaya contra España promovida por sus enemigos declarados. Lo que sorprende, y la verdad es que a estas alturas ya no debería hacerlo conociendo su naturaleza de globalistas emboscados, es la traicionera abstención del partido hipócrita multiculturalista melindroso de sus imaginarias de igual servicio al NOM. Y no se entiende porque debieran disimular un poco más aunque sólo fuere por la cuenta que les tiene.

Sí. Además de desagradecidos debieran pensar que las poltronas que ocupan en las taifas andaluzas o madrileñas se deben a la generosidad del apoyo de la formación a cuyo líder no defienden de ataques injustificados e incluso calumnian.  Se explicaría por la complicidad con el gobierno liberticida para intentar ilegalizar a la formación de Abascal, y volver a repartirse el botín español sin testigos ni competidores molestos.

Estas provocaciones contra quienes les soportan en las poltronas acaso también puedan entenderse si en caso de no poder sustituir al falsario en el proceso de devastación nacional buscasen la gran coalición totum revolotum con la PSOE y toda su abigarrada tropa actual de chusma encanallada, binaria y no binaria, amiga de lo ajeno. Un concurso de falsarios enmucetados con el doctor fraude y el niño del máster al mando de la tropa.

Si además de ser fanáticos devotos de inoculación obligatoria urbi et orbi o de las restricciones de los derechos civiles de modo que hasta al complaciente Tribunal Constitucional no le queda más remedio que regañarles un poquito, ninguno de los cabecillas de taifas dominadas por el PP ha presentado alegaciones a la liberticida ley de seguridad comunista ya podemos imaginar el futuro que nos aguarda.

La escaramuza ceutí debiera ser motivo de reflexión táctica y estratégica para todos porque la cosa no va nada bien para España ni si sigue así puede ir nunca bien.

Nota

Sobre el desastre de Annual pueden verse otras garitas anteriores AQUÍ

 

 

Y vuelve la burra al trigo

Vuelve la burra al trigo y el cacique Feijóo a seguir perpetrando sus cosas de las querencias. En plena campaña turística de un verano asaz incierto y espantadizo el torvo orensano y pequeño timonel del Miño ha decidido muy jaque y puesto en razón acosar a turistas y paisanos para terminar de rematar a la hostelería gallega, no sea que pueda remontar la crisis en la que la han metido políticos oportunistas y sin escrúpulos.

Al parecer, tras negarse a dimitir por ello, ya se habría recuperado algo del sonado ¡SO burro! del Tribunal constitucional con motivo de su penoso intento de instaurar un GULAG a la gallega. Al revés, envalentonado por el éxito de su típico guateque romería acompañado por no menos ilustres conmilitones Trampetas y Bocanegras de toda España, a los que recibió en un alarde de falta de cortesía y mala educación con carteles rotulados solo en dialecto, ahora el cacique exige que para entrar en determinados lugares como restaurantes y bares de su taifa haya que presentar certificado de inoculación o meterse el indiscreto palito acusica por la nariz o por salva sea la parte. Aún es peor. Con discriminación presumiblemente ilegal y evidente falta de empatía, a los no vacunados se les impide acompañar a los enfermos en los hospitales públicos.

Pero, ¿Qué pasa en Galicia? Pues, sin frivolizar con asunto tan importante aunque acotando el problema en su verdadera dimensión, si atendemos a los últimos datos oficiales publicados que se corresponden al 5 de julio, no parece que pase mucho. Y desde luego pasa menos que en otras CCAA: Un 0,72 % de ocupación por COVID diagnosticado de camas hospitalarias. Y un 1,07 % en UCI. Habría fallecido por tal causa una única persona en la semana anterior a la estadística. Verdaderos o falsos son datos oficiales que entiendo no justificarían poner en peligro de ruina a la pequeña empresa ni asustar tanto a la gente. Una pandemia “terrorífica” según nos dicen pero que afectaría en torno a un uno por ciento de los ingresos hospitalarios con una mortalidad afortunadamente muy reducida.

Pese a estos datos o al reciente varapalo también del Constitucional a los excesos gubernamentales, a lo preceptuado en la Constitución, ley de protección de datos o en tratados internacionales firmados por el Reino de España, sostiene que la cosa no va con él, que Galicia es una nación con dialecto propio, que como decía Alfredo Brañas “Galicia para los gallegos” y que tras el telón del grelo manda lo que quiere y hace lo que se le antoja.

Algunos españoles, hartos de maltratos y humillaciones, ya han recogido el guante y expresan su indignación en redes sociales pidiendo boicot mientras siga. O con un “qué vaya a Galicia a gastar el dinero de las vacaciones su puta madre”.

En realidad, lo del certificado de inoculación forzosa como limitación de la libertad y los derechos civiles no ha salido de su esplendorosa minerva sino que constituye un plagio oportunista del felón Macron, otro tenebroso personajillo de cuidado cuyos retratos oficiales ahora están siendo arrancados en algunos lugares de Francia por manifestantes indignados, como si fuesen de algún dictador criminal tercermundista. Un tipo empleado de los Rotshchild que recibe órdenes de la plutocracia globalista genocida. Hay que hacer méritos con los amos, que para eso son amos y ellos, mercenarios. O gente precavida, que el presidente de Magadascar acaba de sufrir un atentado como el de Haiti, o el de Bolsonaro, o la extraña muerte de otros presidentes africanos remisos u opuesos a las imposiciones globalistas.

Y aquí, mucho «somos una nación», mucha imposición lingüística y mucha mamandurria indigenista pero al final Galicia, no para los gallegos sino para dominio, granjería y negocio de los Soros, los Rockefeller, los Gates o los Rotshchild.

¡Qué falta de imaginación! ¡Si papá Castelao levantara la cabeza!

 

Otro Sí digo

En este texto que sigue se explica el estado actual de la lotería de las vacunas:

¿Quiere usted jugar a la lotería inversa por si le toca quedar tullido para toda la vida? Anímese, hombre...

Anexo estadístico

Pinchando en el texto en granate pueden consultarse los últimos datos publicados.

Datos oficiales consolidados al 5 de julio de 2021

 

 

 

 

 

Sobre el nuevo Ministerio orwelliano de la Verdad

Cuando hace años leíamos la obra de Orwell nos parecían exageraciones. Cosas propias de un personaje traumatizado por el rojerío criminal al que conocía demasiado bien, ya que cuando vino a España a luchar con los rojos contra los nacionales estuvo a punto de ser asesinado por los comunistas debido al hecho de haber combatido con una agrupación del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) enfrentado entonces a las directrices comunistas soviéticas, y cuyo líder Andrés Nin fuera secuestrado, torturado y despellejado vivo por los secuaces de Stalin con el visto bueno de los no menos filantrópicos socialistas antecesores correligionarios de los actuales.

La nueva ley que perpetra y pretende imponer el gobierno satánico de Su Majestad, el camarada Felipe, reproduce los peores esquemas orwellianos y naturalmente echa por tierra todo criterio o precepto constitucional relativos a la libertad política, de expresión, de prensa, de investigación o de cátedra. Cosas todas ellas, propias de «fascistas», como se sabe o, si no se sabe, el infame gobierno de Su Majestad, el camarada Felipe, encabezado por nuestro plagiario doctor falsario nos lo recuerda.

Promueve un omnipresente y omnipotente Ministerio de la Verdad, de horca y cuchillo que define no ya lo que se debe o no creer y expresar en opotuna neolingua sino incluso también los sentimientos que han de tener los esclavos súbditos de Su Majestad, el camarada Felipe.

Porque no en vano el engendro liberticida se llama de «memoria», de algo que no deja de ser de naturaleza subjetiva, relacionado con el mundo personal de las emociones y los sentimientos. Y además “democrática”, supongo que en el sentido aristotélico de demagogia antesala de la tiranía. Una de esas paradojas que el maestro Unamuno consideraba repelentes.

 

Pero también desde ese punto de vista personal he de decir que el embrión o núcleo básico de mi hoy voluminosa biblioteca sobre la Segunda República y la guerra civil española lo creara mi padre que las padeció siendo niño y adolescente en sus carnes. Y que como hombre de honor, de bien, muy sensible e inteligente, sinceramente preocupado por el sufrimiento vivido, trató de entender sus causas, las razones y sinrazones de tan tremenda experiencia padecida. Y contribuir a evitar que ese tipo de cosas pudieran volver a pasar nunca más en nuestra Patria.

Mi padre fue reuniendo una selecta pequeña antología de obras de diferentes autores, sin olvidar los de la entonces famosa editorial Ruedo Ibérico de José Martínez, ubicada en Francia por razones que el lector comprenderá. O de la editorial Oasis, de Méjico que editara las obras completas del entonces también censurado Manuel Azaña, entre otras muchos libros de la disidencia. Además de otras muchas los autores más identificados con el Régimen de Franco y más asequibles o fáciles de obtener.

Con tiempo y dedicación fui engrosando poco a poco esa biblioteca con muchas otras obras. Además de algunos clásicos de la historiografía sobre la materia o de obras de carácter enciclopédico con multitud de imágenes siempre ilustrativas y esclarecedoras, me parecen especialmente interesantes las diversas memorias, o escritos con mayor o menor ambición o alcance, con impresiones o recuerdos de personajes históricos de ambos bandos: Lerroux, Prieto, Díaz, Mera, García Oliver, Montseny, Alcalá Zamora, Zugazagoitia, Castelao, Giménez Caballero, Salazar Alonso, Cabanellas, Mola según Maíz, Goded, Casado, Queipo de Llano, Unamuno, Gil Robles, Madariaga, José Antonio, las del ya citado Azaña, entre otros muchos más personajes que cito de memoria. Son eso, memorias personales de protagonistas de primer orden y más allá de su aspecto emotivo o de su carácter auto exculpatorio de su propia influencia en el drama, su conjunto nos ofrece una resultante muy reveladora de lo que ocurrió y de los violentos antecedentes que al final llevaron a la guerra civil.

Un conflicto armado abierto que en cierto modo cabría decir tuvo su primera fase ya en octubre de 1934, con el violento golpe de Estado contra la República perpetrado por sediciosos catalanistas y socialistas. Y luego, tras la fraudulenta víctoria del Frente Popular la impunidad para los traidores cobardes causantes de miles de víctimas. Y la decisión del PSOE de Largo Caballero, antiguo alto cargo de la Dictadura de Primo de Rivera, de provocar el conflicto bélico. Entendía que la democracia era incompatible con el socialismo por lo que había que ir a la Revolución violenta. El factor desencadenante fue el vil secuestro y asesinato del diputado opositor Calvo Sotelo por funcionarios de las fuerzas de seguridad republicanas, guardaespaldas del siniestro dirigente socialista Indalecio Prieto.

Pero había testimonios muy lúcidos sobre lo que se venía venir como los que ofrece ya en 1931 la revista semanal A la Conquista del Estado, fundada por Ledesma Ramos, un discípulo de Ortega. Y cerrada por el gobierno republicano en octubre de ese mismo año tras unos pocos pero sustanciosos números.

Las publicaciones libertarias durante la República poseen un gran interés porque se consideraban externas al régimen aunque sus decisiones inclinan en un sentido o en otro con el voto o la abstención las pugnas electorales, excepto cuando hay trampas como en febrero de 1936 o las de aprobación del Estatuto gallego.

Como es natural, mi opinión sobre tan tristes hechos ha ido evolucionando a medida que podía manejar más y mejor información proveniente de diferentes y opuestos ángulos. Uno de los autores que primero me abrió los ojos sobre la degradada naturaleza real del régimen republicano fue un hispanista no de los más famosos, Burnett Bolloten. Sus tesis son parecidas en lo fundamental, creo, a las más conocidas explicadas luego en la conocida e importante obra de Pío Moa.

No sé si el engendro actual perpetrado por el gobierno de Su Majestad, el camarada Felipe, viene a ser una especie de continuación actualizada de la tristemente célebre Ley de Defensa de la República, una tiránica ley de censura sin tutela judicial que de verdaderamente «republicana» al menos en el sentido común occidental del término no tenía nada.

Pero, cuando por imposición despótica anticonstitucional del Poder, y con el apelativo de “democrático” para mayor sarcasmo, se quiere privar al ciudadano consciente que quiere formar su propia opinión libre en lo posible de prejuicios de elementos de juicio, o se impide violentamente exponer esas interpretaciones de la historia, cabe pensar que hemos vuelto otra vez a las andadas. Esperemos que no sea así y las instituciones que nos deben defender recuperen la cordura y actúen en consecuencia.

Pero de terminar de producirse este atentado ojalá el resultado final sea el mismo de entonces, otra derrota del gobierno criminal y liberticida. Este es por otra parte el mejor homenaje a los patriotas españoles de bien que como mi padre entonces padecieron los terribles sucesos y luego con su esfuerzo cívico y de trabajo trataron de elevar la conciencia moral y bienestar material de España.  Un legado de convivencia y progreso que no podemos permitir sea destruido por los mismos agentes malvados e ideologías criminales de entonces.

 

 

 

 

 

Sonata de estío

Quizás el más notable signo de los nuevos tiempos sea la traición de las instituciones. Desde la Ciencia, la Cultura, el Derecho, la Justicia, la Medicina, el Arte… a las diversas instituciones políticas.

Las principales amenazas contra la sociedad y diferentes pueblos vienen de sus prostituidas politeias o estructuras de poder incluso las llamadas democráticas. En especial de sus gobiernos, mercenarios de intereses ajenos al bien común. Esto es aún más paradójico y tremendo en los países pretendidamente democráticos. Mediante el fraude electoral, el chantaje o incluso el asesinato los dirigentes que no sirven lo suficiente a la plutocracia globalista genocida y sus turbios manejos de dominación son separados del poder o eliminados. Trump, Bolsonaro, el presidente de Haiti, los de naciones africanas opuestas a la “vacunación” obligatoria…

Pero tenemos otros, en cambio, muy serviciales y colaboracionistas. Así el encanallado presidente francés, un mercenario Rothschild, dictador totalitario partidario del GULAG con pretexto sanitario como otro personaje más cercano del que luego hablaremos.  Una tesis totalitaria que está encontrando antítesis en las protestas de muchos manifestantes. Incluidos mil doscientos médicos dimisionarios.

En este desorden de cosas se entiende que el doctor falsario esté preocupado. Otros personajes del escalafón sangriento, mejor colocados que él en la cucaña globalista le ningunean pública e inmisericordemente. Ni siquiera le permiten unos breves minutos de compadreo cómplice o gloria mediática para salvar la cara. De entre ellos, sólo Su Satanidad bergogliana se ha dignado recibirle en Palacio hace unos meses. Si bien no haya podido evitar mirarle de reojo y ponerle sinuosa sonrisa lobuna, como calculando cuánto puede engordar aún antes de ser sacrificado.

El usurpador Biden no quiere saber nada de él. Ni tampoco otros políticos norteamericanos de cierta relevancia.

Hasta su lugarteniente Redondo, antes de ser descalabrado barranco abajo, tenía ideas propias diferentes sobre el reparto o pilla plla del esperado botín europeo.

Incluso el amaestrado Tribunal Constiucional se atreve a desafiarle y le acaba de dar un espantoso revolcón que en países civilizados que no fuesen el esperpéntico reino borbónico implicaría la dimisión ipso facto.

Tampoco ha podido o no le han dejado hacer trampas en las recientes elecciones madrileñas según moda comunista habitual incluso en EEUU.  Y posible señal de que ya tendría los días contados. Para colmo, a él, tan feminista de cuotas, le ha dejado en evidencia una mujer que no forma parte de su abigarrado harén no binario contra heteropatriarcal trans alabancioso.

Está el precedente histórico tan significativo de Su Católica Majestad emérita, hoy fugada bajo asilo protector en tierra sagrada de moros, ingratamente obligado a abdicar de un día para otro pese a sus innumerables servicios prestados a la Causa desde antes del magnicidio de Carrero o la escandalosa retirada del Sáhara.

¿Querrán evitar una bancarrota y crisis de deuda? O, al contrario, ¿Quién sería preferible para ellos gestionarla?

¿Habrá caído en desgracia con sus amos? ¿Será un nuevo paria internacional?

Pero, “a rey muerto, rey puesto”. El Poder no quiere vacíos.

En Galicia se acaba de celebrar una típica romería a la búlgara en la que el déspota galleguista, promotor del GULAG como Macron, y también parado in extremis por el Tribunal Constitucional para no ser menos en méritos globalistas que el propio falsario, ha sacado un tropecientos mil por ciento de los votos. Para que luego no se diga que la PP carece de ideología o debate interno.

Allí estaba lo más granado actual de la formación pepera no procesada aún por un desfalco o chanchullo o prevaricadora normalización lingüística más o menos. No estaba Bárcenas pero sí su jefe Mariano calzas lilas, ese hombre. Inasequible al desaliento e impasible el ademán como buen percebe de El Roncudo.

En la pasarela de futuribles, todos muy modositos y risueños. Como la niña Chole de la Sonata de estío del paisano Valle, sabio experto en esperpentos, la niña Ayuso lucía palmito y reciente triunfo aunque pronto secuestrado por sus enemigos camaradas. Gentes que miran con envidia y preocupación a la nueva heroína emergente, aunque no terminan de comprender si sonó la flauta por casualidad o en verdad sabe solfeo.

Hubo abrazos entre todos, todas y todes, aunque no se ha publicado que tras tantas carantoñas y besuqueos se haya atendido en urgencias alguna herida traicionera.

El prócer galleguista ha proclamado a media cucaña que el futuro pasa por el mini Macron, Micron Casado. Él sería el elegido para heredar y sustituir al falsario como imaginaria de igual servicio si se confirmase la caída en desgracia globalista del déspota.

Sin embargo, Micron el del máster es un tipo mucho más mediocre que el Macron original, que al menos ha sido directivo en las empresas de Rothschild antes de defender sus intereses desde la poltrona presidencial francesa. La cantera parece que ya no da mucho de sí. Y al que vale ¡le echan!

Es posible que así sea, que ya todo esté atado y bien atado por el astuto mando previsor extranjero, porque, de lo contrario, al falsario con demostrada vocación de nuevo Maduro o Castro sólo se le sacaría de la Moncloa con los píes por delante.

 

Macron, ese dictador

Son muchos los focos actuales de conflicto en todo el mundo.  Una especie de aplicación micro de las conocidas tesis hegelianas de tesis, antítesis, síntesis. En cada lugar desde luego existen importantes matices propios. Pero siempre focos micro que formarían parte de un plan macro de nuevo control y dominio de la población mundial.

Lo de los Illuminati puede que sea un cuento pero lo de la dialéctica hegeliana que estarían aplicando para lograr la síntesis globalista, no. Sea como fuere, ¿casualidad? Macron hizo un patente gesto de la pirámide Illuminati con las manos.

Aquí en España la agresión, antítesis, viene del gobierno comunista de Su Majestad aliado de golpistas catalanes y pro-terroristas vascos y en general de cualquier enemigo de España que sirva a su causa de destrucción nacional, devastación económica y de las libertades.

En Hispanoamérica son las consecuencias de actividades comunistas criminales de los Foros de Puebla o de San Paulo.

En Sudáfrica, muerto Mandela, los negros en el Poder pretenden exterminar a los blancos creando el caos. Y mientras tanto a pillar y saquear lo que se pueda.

Y en la cercana Francia, por si no tuvieran ya bastantes problemas con las delicias del multiculturalismo y la violenta población islámica que no acata la legislación republicana francesa, Macron quiere agradar a sus amos intentando instaurar una dictadura siniestra con pretexto sanitario inventado. De modo que el que no se haya sometido al experimento eugenésico mal llamado «vacuna» carecerá de derechos civiles en la práctica. Se considerará un apestado como judío en la Alemania de Hitler o ruso blanco en la URSS de Stalin. Pero, al menos de momento, lo de Francia sólo será una dictadura posmoderna, no como la de los criminales cubanos a tiro limpio contra la gente que pide pan y libertad. Es decir, con el mantenimiento de instituciones supuestamente republicanas y elecciones, aunque amañadas según exija el guión.

Recuerdo que la primavera en que Macron fue elegido comentaba yo allí cómo era posible que pudiese ganar en una nación de la dilatada historia reivindicativa de Francia un aventurero mercenario Rothschild, oportunista demagogo creado ex nihilo para la ocasión sin siquiera grupo político digno de tal nombre.  Cómo el votante había preferido un paracaidista títere del enemigo a una formación patriótica francesa. Me contestaron que es que Macron “no era de extrema derecha”. Esto de la extrema derecha, como mohatreramente la califica la plutocracia y sus tentáculos políticos, financieros y mediáticos, se ve que vale igual para un roto que para un descosido, da mucho juego y aún engaña a la gente que ignora los hechos ante la propaganda.

Pero ese el principal juego actual: Globalismo plutocrático despótico contra patria e instituciones nacionales.

De modo que no hubo remedio, ganó la plutocracia globalista financiera y los franceses cargaron con este mercenario, un psicópata que de niño fue abusado por su profesora según nos cuentan. Suponiendo que no sea más que una fábula lacrimógena cursi para intentar disimular la homosexualidad del interfecto con un Begoño ad hoc.

Mis simpatías por este siniestro personajillo no aumentaron precisamente cuando le vi riéndose junto a su ministro del Interior con ocasión del incendio de Notre Dame, que tenía todos los visos de haber sido provocado. O al menos esa fue mi primera intuición. Mientras estábamos conmovidos por el desastre semejante insensibilidad por tan gran pérdida sólo podría ser propia de un depravado, de un tipo satánico.

Y por sus obras les conoceréis. El pueblo francés está empezando a reaccionar en muchas ciudades ante esta nueva provocación y ojalá pueda limitar los daños y parar la temible síntesis globalista antes de que el psicópata mercenario sin escrúpulos pueda ser expulsado del Eliseo.

Y aquí, en España, cuando las barbas de tu vecino veas pelar… pues eso.

 

 

Bergoglio se calla

He tenido ocasión de ver un curioso vídeo de Bergoglio en silla de ruedas despidiéndose de personal del sanatorio donde ha sido operado de una afección intestinal. Bergoglio parecía un poco “pa-llá” o “gagá” con la mirada perdida aunque desde luego conservaba su característica cínica sonrisa lobuna. Según iba pasando daba unos sobres no sé si con una propinilla al personal que le hacía carantoñas de sumisión y reverencias, impropias, creo, de la dignidad esperable entre personas libres y adultas hacia otro mortal, y más aún teniendo en cuenta no tanto el cargo que ocupa sino la catadura del personaje.

Dicen que es posible que el desastroso pontificado de Bergoglio esté llegando a su fin. No lo sé. Sería toda una paradoja que el nonagenario catejon paulino le sobreviviese.

Pero Su Satanidad, como buena folclórica impudorosa, me ha recordado la icónica bajada de la escalinata de la diva asesina de Sunset Boulevard o El crepúsculo de los dioses, ha aprovechado los focos para pontificar tan ricamente urbi et orbi sobre los problemas del plástico en alta mar y otras cuestiones similares de gran interés teológico y evangélico.

Pero, en cambio, no se ha dignado decir nada de la revuelta popular, de la ganas de libertad y de llevarse algo de comer a la boca, o de la sangrienta represión de la criminal dictadura cubana. Ni de solidaridad con su víctimas. Y eso que también él es hispanoamericano. Hay silencios muy cómplices, que tampoco han de sorprender demasiado en el demagogo político comunista que ocupa la sede de San Pedro gracias a una conspiración de la pederasta mafia de San Gall y la eugenésica plutocracia norteamericana.

Ahora bien, si Bergoglio calla, los obispos cubanos piden diálogo, «escucharse mutuamente», dicen con toda su santa desvergüenza episcopal.

Me recuerdan a Setién, el hipócrita obispo satánico apoyo de ETA, famoso por su equidistancia entre Jesús y el Diablo. Entre los verdugos y sus víctimas. O a los actuales nuestros de la pudorosa cordada episcopal bergogliana de Omella tan complacientes con ladrones y golpistas catalanes.

En los dramáticos tiempos que vive la humanidad la actual jerarquía católica parece ser más parte del problema que de su solución. Para algunos observadores la cosa ya empezó a torcerse con el concilio Vaticano II y el mandato de Montini.  Son los tiempos del macabro crucifijo torcido o cruz rota de Pablo VI. Desde entonces se habría agravado la infiltración de sociedades secretas o la influencia de la mafia y la delincuencia internacional en las finanzas del pequeño Estado. Sin olvidar además de especulaciones y desfalcos incluso ciertas dudosas canonizaciones sospechosas de simonía. Y ahora, el remate bergogliano.

Menos mal que aún queda gente honrada y decente sobre todo en puestos modestos, desamparados, perseguidos, que se atreven a ofrecer su testimonio de bondad y compromiso.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.