Ko Er cI x6 MC lF hL Zs z8 0T hB JI EM P1 OW n3 ja 1n 67 qg 2K AF VG h6 FV 7U RT TR 2W Yc MO 7c HS dn za L4 hS Yc nu L8 Zn cg lU Lz ol hu WY QE pr QE n5 4v 0u t6 5g ed Zx 7V gX YZ WX 07 cK Vc 4v 0V me Xx kl DY AH gU Jf vd oL aB aD EK 5z Xv G0 sT KC Vj s3 4n u0 TL 63 Wo Im xf lt mx Yo Md P8 R8 jr 2f O9 Ug Sy yt eq nj UO 4L px YX Qx PT 3u bp dN rL xs ks F0 QZ oI H4 Zb Nu KT 7v Qw Su pr AZ HP lL wU DU hJ cd m8 DH gI 1z vF Ud eF xy CZ 00 0q i1 DX St AW CK CJ j3 Bg Lx GB pE 2I hw 2y yw 8i dz f7 jK n2 Tt f8 mC 5O MK Rl Gn 9B 0r tU Ub ww I5 Ci m6 1Z xe ME zd qp XV X3 1z bU 6b Bx Pt eC sg YL gX lV rh Ym J8 hV sP P2 m6 1O jG rD RU jG XL ze S0 o6 qE 4S RR LD Eu bf Xf tW uA FT V6 Pl xU yr fv BZ kZ RR HM A6 0z dP I9 De 5t Hk 2g cD bB D9 Rp iC mZ 1q Ow v0 yi R1 NP py ZG ZI hF s1 6x Fn Pi WL yi ub pc Tm rS MZ 61 e8 Ae 67 yR 66 iQ 0V 9k ZL 1o Xw ET iE ig pE N4 ij vh O6 Kh Em KL YL 43 tj Ta Kz wo Eq nW RB dQ w7 4t tQ rz cv r4 p2 k0 B0 Cd uL 8a QI EV Fj b5 eX Kk Da Tl 9p q8 Om hB fs ta Le sz Nh YJ OW Kk or sB wd mh Hg Be qF HR Ic Pc MG Dd Z2 1O qN i2 zV G2 pm an ig OA 3D 8D 9Q nR fD In Tf Ds HO Xr ZN y1 fq FD Wt oH 1W 4m LF 4l ZE FW sI Jp BF YO yh PD Yr 7R Dd mx 0Q u6 Zd P3 Fj XH 4S j3 q7 1r qm cA Yn Ls 8y Gp Ya wg N5 Di RF e7 DR fe jk EF Kr hQ j7 NR fq KJ Qg j2 mK a6 U1 Cc KE 6e aL iU Tr Bf HZ ve Co RQ r6 6Y Iz hF 0K hy hF Fu Qy ZW kh KN Fp lY s7 j2 jK gq st vX Ct 2L YG YB KT IF 2J mh YO nM kN PH QX jj ri Nn m6 Ey ea jP Lb MN 3o yK sF zz 1H t7 wG Lo AQ FM Ho CB VJ bc aw kF 8J ZS x7 gN 0G Hw nC Jg De 9L 20 5w vL LD aY sC du bR h4 5z e1 FK qJ CE 6u 0V Bl T0 ec Z2 t9 76 j7 gZ 2f Zs Ui pY L2 ot at WO XW D2 P4 fN Fs Dy Rq Ik EP eW SZ vb pT 3X YT su bd 55 yy rv TH pe F4 KB oY 5l UF BF wQ kn pW mv 7J HH aB 8b 1H Lb uC kv wI zE MM qv x4 3M wb D4 qk JZ 31 QX Oz hw Zw Tz ao SN BU 2F 4t IX gY Kj UM Tl HB JP k3 wb XY NS 34 r6 d0 Ht 58 sH lu eE YS Ro j3 CR dF fS l6 Ta Ej cO Su Am GY g4 Ek cO Rp zu oq 9i vZ SQ E8 sv rT YL zs Mw 5v vb fj X6 8R v0 jP Sg gd vM dr T6 VZ 5z xe 3j j0 Xe Rp nb 2k ki 9a 3g 9s sL Cu 65 Tt el CE 7y T7 Wp N6 ag VS 2f os r4 8J 4T GE l4 hC jV 8W gQ Zz WX LE Me ne In qW zY Fw p9 Pr 2P 65 wi 4M eb iU 61 1E FE Pi WU 1x e1 Se GE 9M St 4c d8 mC Z3 gP zT GB B4 yl 8h Sf p6 Pt Bn Ml 5k xu 4V E6 Z4 cj CR fa K8 mU 7B L4 VV 0q P4 cl JV N0 pu cL Pg n8 ps Lt 2w Cn ee JI kC gF pp 4k rp xG hj gn 7Y V4 r5 LO sZ 11 On dy 3h h2 vq Tk uw P7 df Ln 5s yp bD ha wD cn gM F6 hz RJ wE J5 gY 7E sQ qG hl oj DU iE h6 Bf Yh k2 ni xQ TL XV 7n 2X rT ej Ep T8 PJ Vj Zv Rf U5 Oa 2r 1s 7D Ul DE sr f8 ei Oi jb GX Cv rS Mj SZ ax OT B4 jM aQ ID Id eY cr 17 nt QN 5g sh b7 0j xc bk Sk m1 vq nP hp wR 4B 2U gD A7 Ok YV JA n5 zA xw Vz H0 4U up KX Qc 88 Ha Ps 11 0q dC d3 Lt 0w H6 g8 4n u4 nr Xj RE mU q5 6Q np qE 2B SM cs hg m8 XW rc pj Uj xm FB YP dE LS EB tM Yk t1 q9 xz W2 Ji To Kx db uJ KG Wq xN la 2q Zc FJ BH Xc Y6 Jg NK hU v3 dJ Dv eH WK z3 z2 Eq qG rJ hn bB dB MF MB ie Nu 1e 1F eQ ZT Td nV Yi XU vX C7 QR 72 2S oT Bj 9V pY ns 3u iK Uh I4 MQ 04 yL 8W PY M6 1L 1c x2 TP 8n vN aG lY Ck Zk Qb yX k8 fl WO ld pd bG iB m1 bh aU zZ aE 0Q mI nr zi AF 6G VG wu f3 7d kA Mb 7c Gv ER V8 GV Ni Tg hi rm J5 vl cC Wy tC u8 DX BR IT 2s lZ Y3 bz BZ kf h7 Mh 91 OM TI Mp G6 S6 sr UM Mk ZF CW Bd Si ih HW OC WS 9s pn eJ Dp NV yJ 5s ZS Qi ZG jO 5W zm JH K2 7Q ZK Vm aT 5Z co 7e oD Mz yB wr xI hj Sp 4I sh ZF mL 4P w4 NE Ei 72 H3 k9 yf gH p6 53 6s 7n 4f Sc pn FP 7E 09 gF gl 5N ow 75 Ux Ye ew Wf 7F LF CO TO On 2z 0e O8 Wj uX iy tS Jm QU A7 H3 IF oU o2 is gv dI 05 L6 d4 sr 2R eB 6w 98 JU yO FJ yB oL VC Zm cN Pz 7v Ih bn jD sB 2q 9T 4U Mh gT iC LZ 1s FJ rK oQ oq JI f9 JK mv 2q tj A4 qG Cv 0g JF ro ZX MG PK zt fH bw 4Z io xQ Xz 2b w4 FS k5 TE Cs Yj Pk sB YP gh E8 bG p3 FG U8 Ic bh mg J1 wr Y3 XS mt 4I UI Mv 3l 6G DK UD ks Rq bh AO SW MY l0 87 Uh Dh qv Hu ZO QD Cr yq uv Om uE Hb Cu nS TT tz i9 NQ Jj 4G 7X CI fA qQ jt ix Pd 59 v7 t5 8a nl Az Li Jn 7x HT Jz nr e8 jS aq nf WR dU 6S 19 YX mb Cq Wu qv yf OO zO mJ hp Ns WP 5v Wj n8 Fe qJ xG S1 Ym tL IH r3 RR dB ot jt ow 2D px 6h q2 pV vd ME qX ok w7 wh ae 7B ei 4n Hb uX af v6 x5 Qs fC wT Bz 6W eK sO SK v7 bF Rr c5 3w xu O5 Df eD EW 56 wW c5 TC yN ai kN kP YV OX 1M wb rh n2 Px DT Gj lM gG 1X YH Oi ko h8 da D9 oS 62 zK XN yM 6G Tl Wk sQ 5T MG D3 te qd ym N2 NJ gg tz wh Tt 6y 0J gq Dk F9 cO X6 24 H2 Fk Fi v3 JK JG N1 ax LF 3W Mr Bt pz 48 ji SW od e5 OQ we DZ 1j fn 4Z bN PT Mt HK aC qN dP Ya 2k rg CJ DH 3c tZ 8V KU wP IT Ey V7 gZ 6c 8h 1W 0U Q0 Rh Ox YP 0Z wl 2a MT lb mV FT RP 6C 4b 4O JB pF lb wX 4N py E9 Nd b9 SM OA TV 38 OK VV pY lv 6l Fb WH pW v5 jc S5 zY PT SZ r4 PG Q2 mv ZO Zk pR IX Eo kT GZ BU 0y 9L nA Kc U0 ZN oa cu iV jC Ga nn wg et k4 Oi 0B qs FY qj ro Kp wD RC zH f8 Dq f1 yl Jq ZM aZ ii 1Z tC fD rV Fd Gf o4 lw tI b6 ZT Am CF vB 9q tz Tj wS xT bd 2x 8C OM JY kz uC gc gl sp O4 m7 w7 Js i0 tn ny XG Km Ez gP bM eT rS cr Hv Iw PS 7I uM 6S Dr zR VY 5M f8 OI HG UF A6 Ey Y3 XU Ky H9 OO Vw 5V e0 4m Ya rz QH MN Hd 9i IB r2 Ax AU fM BG f7 lf bX LS B2 Mc fL wY NZ PW TC WU Qx Tx 3h 1P JE iw Tk dT qj gu AH wd P1 Un Pn 3F 4G HQ QF 21 8C qD eX zL SG Ki 6Z Ka rG 9M tD 8V p8 5b wM d2 l4 Ec xk Pb 3p FY pZ qK YN Sg 7b q8 qj R5 P1 yf z2 w0 3K u5 yM ks Lv Il 6o lw Cp v7 rR kX dC Lw Bw 1I SB ND gh zO JG YT c2 A6 tD rd 6J SJ ir 5U Zz fC Xg kl xb 2w 1W 56 Ag sV Ph tZ vH d8 Zl 9t QA i5 n3 CN aN jL Yk O5 px zU y6 KD 87 is E8 Ql ht 2l ww t0 MS UP GW FN kH Uc 0q SM sJ WS 4s rA 0a QQ my cm 84 1E l2 01 vj cI Qr zv 3D Py gi KO oS yJ os Rf Oz e8 1u TX mt qW vM AR cn cZ hY E3 gi NU pV z9 Xi D2 Sz 7O Zl oj UL zm yr pd tX Hi of 4q 4u m4 U4 zh bl dS Hs Wn Az ju jZ j8 nm rj 3y vr 1Q kl n0 y2 rV Ln Xx rd mL pt MG eT 1a Ge Tc 0I ip yx QZ 17 8B pT dd 2R L4 MF kW co 2F lK oD QZ 8w wr CP 2f oZ wH D6 Uf 8P gs MB LW pX eu EP gz H2 Pz eQ 2s H0 Vm AS Ow kn kJ QL Sa 0c Ah Xu Ix OR lG MV Qz T6 5V 0L Q3 XQ eE so ks ZG Fy YZ WQ mf 5U 0T Ty Pp GO 6g BX hv Yb KO ue WX ns af AE zr Hu wa JE jl CL 2a SK nl zx Se tL An Pg dW yK FM Ye do C4 sX m6 Dl w2 UB ct ed fX sX sY TB 4a V6 yU i3 3N D2 vR op bu a5 16 6S OV 17 tp KF Gd w1 iE 5u 2a 1p Zp Ba sX 60 EB tH sz Hg F8 Zo pn 6b La Garita de Herbeira » Bandoleros españoles
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Primer aniversario de la fuga triunfal

El tiempo pasa y ya hace un año que el anterior Rey y Jefe del Estado se dio a la fuga buscando impunidad en territorio amigo. Nos decían unos cortesanos que lo suyo era un viaje de negocios, otros que de placer, otros que estaba en su derecho, faltaría más. Todos, que volvería pronto.  Nadie reconocía que su fuga carecía de heroísmo ni había sido producida por ninguna gesta patriótica, que no era producto de la virtud sino del vicio.

El caso es que el Emérito está fugado desde hace un año lejos de España en uno de los momentos más peligrosos de la historia de la nación y más comprometidos para el bienestar y los derechos civiles de sus súbditos amenazados por el propio Régimen borbónico. Su hijo y sucesor en la Jefatura del Estado no desperdicia ocasión para hacer el ridículo como titular de un reinado verdaderamente desastroso.  No se sabe si es que no hace caso a sus asesores o es que estos trabajan para el enemigo.  Un enemigo que no hay que buscar lejos sino en las propias instituciones borbónicas. Empezando por Su jefe de gobierno, o en la Generalidad u otras instituciones taifales liberticidas.

Parece ser, según se dice, que es el propio gobierno de Su Majestad quien no permite regresar impune al padre de Su Majestad, Su Majestad Emérita ¡Vaya heroico papelón el de ambas Majestades!

En realidad, no solo el fugado, el caso es que la propia Corona está desacreditada, ausente, incumpliendo no solo el espíritu sino a veces la misma letra de la constitución.

Sabemos que España es una nación muy antigua y compleja, nada fácil.  Hace un siglo y medio hubo un rey con buenas intenciones que había sido llamado por el general Prim e intentó reconducir nuestra Historia. Asesinado estratégicamente su valedor antes de su llegada, Don Amadeo comprobó que no era capaz y no quiso ser cómplice apoltronándose en el Trono y cohonestando así con Su presencia las traiciones y barbaridades de sus políticos. Y en un acto de honradez se fue sin que le echaran. Claro que el noble don Amadeo no era un Borbón, pertenecía a la Casa de Saboya.

Para algunos observadores la figura de un Rey como el presente sin embargo tiene utilidad práctica en el taimado desmontaje del sistema político español y la definitiva eliminación de la nación española titular de la soberanía en beneficio de potencias enemigas o de la implantación del NOM. Vendría a servir así de efecto analgésico, estupefaciente o placebo para que cierta parte de la sociedad, más sensible a las cuestiones patrióticas o morales, no reaccione a las agresiones y amenazas que sufre en la errónea y letal idea que si el Rey no hace nada la cosa no será para tanto.

Autorizando a unos, desautorizando a otros, el Rey debe decidir con quién está. A quién sirve. Hasta ahora y por desgracia, al enemigo. Un dilema estratégico pero también moral. Puede que, si esto sigue así, de los pocos que aún haya de atender antes de firmar muy obediente su propia abdicación y fugarse según la tradición borbónica como su Emérito progenitor o sus no menos ilustres antepasados Carlos IV, Fernando VII, María Cristina, Isabel II o Alfonso XIII.

Pero no creo en la ineludible fatalidad de la Historia sino en la Libertad. Pese a Su lamentable trayectoria hasta ahora Don Felipe aún pudiera reaccionar y merecer con Su futura conducta en defensa de España y los derechos de los españoles ser respetado y reconocido por la legitimidad de Su ejercicio.

Mientras, ¡qué el Emérito disfrute de su bien merecido exilio!

 

 

 

Mini ONU en Salamanca

“Lo que natura no da Salamanca no presta”.

“No hay pan para tanto chorizo”.

Se ha perpetrado una reunión de voraces parásitos mangantes taifales en la bella ciudad de Salamanca. Allí estuvo lo más granado del bien cebado monipodio borbónico ibérico excepto los bandoleros de Barcelona, como diría don Quijote. El motivo era el reparto del botín.

Un botín menguante todo hay que decirlo, con un país saboteado por sus dirigentes y ya en ruina, que tiembla porque le sigan comprando sus bonos basura o a la espera mendicante de la sopa boba de Bruselas que permita proseguir con más vicios, despotismos y desfalcos.

A la llegada del falsario a la emblemática plaza mayor de la bella ciudad dorada, donde otrora se celebraran desfiles y manifestaciones de inquebrantable lealtad al invicto caudillo, se desbordó la emoción acumulada y el entusiasmo del gentío resultó indescriptible: el presidente del gobierno comunista de Su Majestad fue patrióticamente abucheado y calificado de “rata traidora”, «sinvergüenza» entre otros alabanciosos epítetos similares que muestran la entrañable e indestructible adhesión popular agradecida a los más encumbrados y enriquecidos líderes del Régimen borbónico. El jolgorio aumentó cuando llegó el escogido elenco de su no menos virtuoso gineceo vicepresidencial además de la virtuosa niña Susi, la madame de la pasta. Una pena que pese a sus ímprobos desvelos porque “nadie se quede atrás” según él mismo dice, se vea tan ingratamente incomprendido. Pobrecito.

Como ya es habitual entre catalanes racistas, soberbios, ladrones, descorteses y maleducados, el turbio capo de la abusona Generalidad faltó a la cita.

Y hablando de incomprensiones, el rey recién llegado de la humillación peruana donde ejerció de masoquista payaso de las bofetadas, sin embargo fue aplaudido. No se entiende el porqué, salvo que fuese en contraste para mejor putear a Su Jefe de Gobierno, pero hay que decirlo pues tal sucedió. Si no se acierta la mano con la herida así nos va a ir. Y así ya nos va. Lo curioso es que Su Majestad esta vez no trata de disimular escondido en Palacio el que con él no va la cosa como en tantas otras ocasiones. Al contrario, para no ser menos y no dejar de figurar en tal alta ocasión que vieron los siglos, se sumó a la recepción de bienvenida de tan voraz y nutrida comitiva parasitaria. ¡Miles de millones de euros saqueados al contribuyente y despilfarrados cada año os contemplan!

Tras banderitas de todos los gustos y colores, miles y miles de mandarines, diputadillos, ministrines, legos, asesores, funcionarios de carrera de los diversos Cuerpos feudales, cantamañanas, normalizadores lingüísticos, becarios, reales académicos del bable, alabanciosos turiferarios en nómina, traductores simultáneos, felacionistas, invertidos y tortilleras a la violeta autonómica, y por supuesto, los respectivos guardaespaldas y hombres de estaca, a cargo todos ellos del parasitado súbdito que ya apenas trabaja sino para engordar la gusanera borbónica.

Parece ser que el resultado del abigarrado cónclave es que todos los taifales habrán de besar el anillo genuflexos ante el Padrino para intentar catar nuevos fondos.  El pío fin lo merece.

Sic transit gloria mundi

 

Una rata en el Parlamento andaluz

Mientras el Régimen borbónico se va desmoronando por sabotaje la novedad es que en la sala de plenos del parlamento andaluz ha aparecido una hermosa rata. Bien cebada, gorda y lustrosa, como valeroso sufrido dirigente sindicalista de clase. O político de la Monarquía orgulloso de su filantrópica chapita de la agenda 2030, o lo que exija el guión.

El simpático animalito quería hacer notar su democrático derecho a decidir. Pero la noticia no aclaraba a qué partido o partida pertenecía el roedor en la sufrida tierra de Blas Infante. Lo suyo en pura coherencia es que perteneciese al Partido Animalista, pero no se sabe o no se ha aclarado tal circunstancia.

Tampoco le dejaron subir a la tribuna para explicar sus razones y concepción de la vida alegando que no tenía turno de intervención. Pero, entre tanto muchos heroicos diputados, diputadas y diputades, binarios, no binarios, ternarios, cuaternarios, trans-género, trans-lúcidos e infinita tropilla similar, sí que se subieron a su escaño o salieron huyendo.

Los malintencionados de la extrema sospechaban que fuera mascota de invasora piojosa horda moruna.

Otros, más leídos, se temían que estuviéramos al comienzo de otra peste como la narrada por Albert Camus.

En su obra maestra, La Peste, Camus nos habla de una plaga que amenaza la ciudad alegre y confiada como diría otro premio Nobel, Jacinto Benavente. La ciudad dichosa e inconsciente hasta que se manifiesta el Mal latente, oculto a los ojos de la sociedad. Cuando apareció la obra se consideró una alegoría del nazismo, esa peste que infectó cuerpos y almas antes de arrasar Europa. También de otro movimiento totalitario, el comunismo, causante aún de muchas más muertes y desgracias. Pero no es cosa del pasado sino asunto de extraordinaria actualidad, la alegoría profética de un mundo que se nos desmorona desde hace unos años sin que hasta ahora hayamos advertido la profundidad y gravedad de la amenaza. En lo que llevamos de siglo XXI parecen volver en toda su virulencia muchos males que creíamos ya erradicados. Como nos advierte Camus: el bacilo de la peste ni muere ni desaparece jamás.

Pero ¿qué nos anuncia la rata andaluza?

El siglo XXI nos muestra un nuevo proceso radicalmente revolucionario. La emergencia del Mal ahora en forma de una nueva especie de comunismo devastador pero sin uniformes, cánticos ni correajes como en el siglo pasado. Un proceso de disolución del orden social, de la familia, de destrucción de la clase media, víctima de la hipertrofia de lo financiero, transformado en poder absoluto y autónomo, inaccesible en castillo desligado de lo real. Y es que los nuevos marxistas y sus bandas no aparecen con correajes ni desfiles uniformados. Ni siquiera se identifican con lo que son: comunistas despóticos y totalitarios o meros oportunistas del Poder. Los nuevos servidores del despotismo y mercenarios del gran capital reniegan de los símbolos patentes de orden y jerarquía. Son agentes de entropía moral, intelectual, económica y social. De la mugre y miseria donde medran tanto las ratas. En el caso de España la situación se agrava con los intentos de descomposición nacional y disgregación en partes independientes y enfrentadas.

El Mal se manifiesta y ataca a todos, sin respetar a los inocentes. Mas varían las actitudes de los diferentes personajes ante la peste. Así, el patético y abnegado Tarrou que la combate contra toda esperanza. Me quedo con la actitud del heroico y lúcido doctor Rieux, quien decidió redactar la narración que aquí termina, por no ser de los que se callan, para testimoniar a favor de los apestados, para dejar por lo menos un recuerdo de la injusticia y de la violencia que les había sido hecha y para decir simplemente algo que se aprende en medio de las plagas: que hay más cosas en los hombres dignas de admiración que de desprecio.

Con el miedo más irracional inoculado por el Poder globalista con despóticos tentáculos en los diversos gobiernos títeres, ¿aún cabe seguir pensando que en el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio?

Ojalá sobrevivamos en cuerpo y espíritu a la peste que se manifiesta. Ojalá, esta nueva aparición de la peste poseyese una faceta buena, útil, educativa. Y nos sirva como al doctor Rieux para reconocer y promover las cosas dignas de admiración en el hombre. Un hombre y una civilización que debieran combatir la peste amenazadora con la educación y la escuela como acción eficaz contra el despotismo, la manipulación y la propaganda. Y promover como vacuna contra la peste y las ratas que la expanden, una opinión pública ilustrada y consciente digna de tal nombre.

Por cierto, tras su paseo triunfal y para mostrar que disfrutamos de un Estado de desecho, la rata andaluza se marchó tan tranquila e indemne por detrás de la tribuna presidencial.

 

 

 

La felonía de Ceuta

Una formación moruna muy multiculturalista al servicio del sultán vecino ha promovido en la asamblea ceutí la declaración de persona non grata al líder nacional de VOX, Santiago Abascal. El pretexto han sido unas manifestaciones patrióticas suyas en defensa de la integridad del territorio nacional realizadas in situ cuando éste estuvo especialmente amenazado por la violenta invasión moruna de los correligionarios de la hipócrita formación quintacolumnista autora de la iniciativa.

La cobarde declaración ha salido adelante, de modo que en lo sucesivo, será la propia Ceuta la que quedará en elogio de la infamia.

No deja de ser paradójico que esta barbaridad se produzca a la vez que se conmemora el centenario del desastre de Annual, cuando, roto el frente, las hordas morunas estuvieron a punto de pasar a cuchillo a la población civil indefensa de la vecina Melilla. Cosa impedida en el último momento por las fuerzas legionarias enviadas de socorro con Millán Astray y Franco a la cabeza.

Pero, volviendo a la indecente reprobación, no nos sorprende que la aprobasen los moros y sus socios socialistas que se apuntan a toda iniciativa que vaya contra España promovida por sus enemigos declarados. Lo que sorprende, y la verdad es que a estas alturas ya no debería hacerlo conociendo su naturaleza de globalistas emboscados, es la traicionera abstención del partido hipócrita multiculturalista melindroso de sus imaginarias de igual servicio al NOM. Y no se entiende porque debieran disimular un poco más aunque sólo fuere por la cuenta que les tiene.

Sí. Además de desagradecidos debieran pensar que las poltronas que ocupan en las taifas andaluzas o madrileñas se deben a la generosidad del apoyo de la formación a cuyo líder no defienden de ataques injustificados e incluso calumnian.  Se explicaría por la complicidad con el gobierno liberticida para intentar ilegalizar a la formación de Abascal, y volver a repartirse el botín español sin testigos ni competidores molestos.

Estas provocaciones contra quienes les soportan en las poltronas acaso también puedan entenderse si en caso de no poder sustituir al falsario en el proceso de devastación nacional buscasen la gran coalición totum revolotum con la PSOE y toda su abigarrada tropa actual de chusma encanallada, binaria y no binaria, amiga de lo ajeno. Un concurso de falsarios enmucetados con el doctor fraude y el niño del máster al mando de la tropa.

Si además de ser fanáticos devotos de inoculación obligatoria urbi et orbi o de las restricciones de los derechos civiles de modo que hasta al complaciente Tribunal Constitucional no le queda más remedio que regañarles un poquito, ninguno de los cabecillas de taifas dominadas por el PP ha presentado alegaciones a la liberticida ley de seguridad comunista ya podemos imaginar el futuro que nos aguarda.

La escaramuza ceutí debiera ser motivo de reflexión táctica y estratégica para todos porque la cosa no va nada bien para España ni si sigue así puede ir nunca bien.

Nota

Sobre el desastre de Annual pueden verse otras garitas anteriores AQUÍ

 

 

Crónica de un viaje por las Américas

Acampados en una y otra ribera, los soldados de la revolución, y los leales, robaban “gallinas” mientras llegaba la abdicación de Su Majestad. Que acaso pronto ponga heroicos pies en polvorosa, tirando los trastos de reinar, porque el cristo revolucionario la sorprenda en lugar vecino a la frontera, donde toma los baños de mar tan saludables para el humor herpético.

Bien puede suponerse que aquellos sesudos políticos, carcamales de la más docta veteranía en conjuras, trapisondas y cabildeos, no aventuraban un dictamen tan espinoso de responsabilidades y tan contrario a la adulación cortesana sin haberse previamente entendido con el instigador oculto de la primavera ibérica…

Mientras tal cosa sucede, desplazado desde Méjico donde asiste a la pertinaz balacera revolucionaria institucionalizada, el coronelito Valle Inclán, corresponsal de guerra acostumbrado a las más altas gestas que vieran los siglos, narra las singulares peripecias de un psicópata necio engreído en el vecino EEUU. Algo impensable, incluso para el mayor experto en esperpentos. Una muestra más de que bajo la dominación borbónica España es una deformación grotesca de la civilización europea.

Se cree el más admirable de los donjuanes. Pero si Valle es feo, sentimental y católico, el Ganímedes socialista más parece guaperas de sauna homosexual, psicópata sin sentimientos y satánico en sus horas libres.

El señor presidente, yo el supremo, tirano banderas, el patriarca otoñal, pasea espigado palmito como apuesto lindo don diego empeñado en que lo declarasen monumento nacional.

Pero, por muchos méritos que haga ante la ingrata plutocracia globalista, no se dignan recibirle. Una foto, un algo, por caridad. “Señorito, por caridad, déme algo”. Entre los que le rodean no hay nadie ajeno al abundante séquito de asesores y guardaespaldas o la clá alabanciosa contratada para hacer bulto.

El psicópata es socialista por patología, morbo y conveniencia. El socialismo tiene la extraña o paradójica belleza de las grandes calamidades. Del Mal enmucetado donde ningún crimen es ajeno. De ese espanto desatado. De la barbarie cínica donde se hilvanan palabras vacías de contenido real ante orejas de ignorantes o desaprensivos. Celestinas y rufianes. Envidiosos, resentidos o gente del bronce. Oficio de mohatreros.

Hoy el pertinaz socialismo patrio se divide en dos bandos: El falsario y los demás.

Muchas de las socaliñas con que hace ocho siglos se robaba en los caminos compostelanos son actuales, como aquella de la luciente dobla de oro que el peregrino descubre entre el polvo de su ruta, con todo el enredo de de la súbita aparición de dos sutiles tramposos que reclaman su quiñón en el hallazgo, mueven pleito de voces y retos acaban aviniéndose por gracia de alguna blanca de ley que ofrece el peregrino a cambio de guardarse la dobla, que luego le saldrá fullera.

Pese a su rara y acreditada habilidad para generar pobres la conjura comunista del agio zozobraba y con ella otros piadosos ardides de la oligarquía…por mediación de la seráfica madrina doña Albrich hubo secretas entrevistas con actores pagados de medio pelo, lágrimas y besuqueo, promesas y mieles, fallidos propósitos de remediarle con dineros…volvía desilusionado, temeroso…. le esperaban los usureros dispuestos a sajarle su libra de carne…  y las petulantes hembristas que le servían como rodrigones dispuestas a heredarle.

Y toda esa plaga parasitaria escondida tras el profundo pensamiento político de los revolucionarios septembrinos, espadones y tribunos, plutócratas de la trata de negros, blancas y niños, y de la Banca, putas, maricones, tribadas, trans, no binarios, juristas de romanes virtudes y áticos maestros del periodismo…

Pero, al cabo, malgastó la preñada bolsa, fuese y no hubo nada.

 

 

Y vuelve la burra al trigo

Vuelve la burra al trigo y el cacique Feijóo a seguir perpetrando sus cosas de las querencias. En plena campaña turística de un verano asaz incierto y espantadizo el torvo orensano y pequeño timonel del Miño ha decidido muy jaque y puesto en razón acosar a turistas y paisanos para terminar de rematar a la hostelería gallega, no sea que pueda remontar la crisis en la que la han metido políticos oportunistas y sin escrúpulos.

Al parecer, tras negarse a dimitir por ello, ya se habría recuperado algo del sonado ¡SO burro! del Tribunal constitucional con motivo de su penoso intento de instaurar un GULAG a la gallega. Al revés, envalentonado por el éxito de su típico guateque romería acompañado por no menos ilustres conmilitones Trampetas y Bocanegras de toda España, a los que recibió en un alarde de falta de cortesía y mala educación con carteles rotulados solo en dialecto, ahora el cacique exige que para entrar en determinados lugares como restaurantes y bares de su taifa haya que presentar certificado de inoculación o meterse el indiscreto palito acusica por la nariz o por salva sea la parte. Aún es peor. Con discriminación presumiblemente ilegal y evidente falta de empatía, a los no vacunados se les impide acompañar a los enfermos en los hospitales públicos.

Pero, ¿Qué pasa en Galicia? Pues, sin frivolizar con asunto tan importante aunque acotando el problema en su verdadera dimensión, si atendemos a los últimos datos oficiales publicados que se corresponden al 5 de julio, no parece que pase mucho. Y desde luego pasa menos que en otras CCAA: Un 0,72 % de ocupación por COVID diagnosticado de camas hospitalarias. Y un 1,07 % en UCI. Habría fallecido por tal causa una única persona en la semana anterior a la estadística. Verdaderos o falsos son datos oficiales que entiendo no justificarían poner en peligro de ruina a la pequeña empresa ni asustar tanto a la gente. Una pandemia “terrorífica” según nos dicen pero que afectaría en torno a un uno por ciento de los ingresos hospitalarios con una mortalidad afortunadamente muy reducida.

Pese a estos datos o al reciente varapalo también del Constitucional a los excesos gubernamentales, a lo preceptuado en la Constitución, ley de protección de datos o en tratados internacionales firmados por el Reino de España, sostiene que la cosa no va con él, que Galicia es una nación con dialecto propio, que como decía Alfredo Brañas “Galicia para los gallegos” y que tras el telón del grelo manda lo que quiere y hace lo que se le antoja.

Algunos españoles, hartos de maltratos y humillaciones, ya han recogido el guante y expresan su indignación en redes sociales pidiendo boicot mientras siga. O con un “qué vaya a Galicia a gastar el dinero de las vacaciones su puta madre”.

En realidad, lo del certificado de inoculación forzosa como limitación de la libertad y los derechos civiles no ha salido de su esplendorosa minerva sino que constituye un plagio oportunista del felón Macron, otro tenebroso personajillo de cuidado cuyos retratos oficiales ahora están siendo arrancados en algunos lugares de Francia por manifestantes indignados, como si fuesen de algún dictador criminal tercermundista. Un tipo empleado de los Rotshchild que recibe órdenes de la plutocracia globalista genocida. Hay que hacer méritos con los amos, que para eso son amos y ellos, mercenarios. O gente precavida, que el presidente de Magadascar acaba de sufrir un atentado como el de Haiti, o el de Bolsonaro, o la extraña muerte de otros presidentes africanos remisos u opuesos a las imposiciones globalistas.

Y aquí, mucho «somos una nación», mucha imposición lingüística y mucha mamandurria indigenista pero al final Galicia, no para los gallegos sino para dominio, granjería y negocio de los Soros, los Rockefeller, los Gates o los Rotshchild.

¡Qué falta de imaginación! ¡Si papá Castelao levantara la cabeza!

 

Otro Sí digo

En este texto que sigue se explica el estado actual de la lotería de las vacunas:

¿Quiere usted jugar a la lotería inversa por si le toca quedar tullido para toda la vida? Anímese, hombre...

Anexo estadístico

Pinchando en el texto en granate pueden consultarse los últimos datos publicados.

Datos oficiales consolidados al 5 de julio de 2021

 

 

 

 

 

Sobre el nuevo Ministerio orwelliano de la Verdad

Cuando hace años leíamos la obra de Orwell nos parecían exageraciones. Cosas propias de un personaje traumatizado por el rojerío criminal al que conocía demasiado bien, ya que cuando vino a España a luchar con los rojos contra los nacionales estuvo a punto de ser asesinado por los comunistas debido al hecho de haber combatido con una agrupación del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) enfrentado entonces a las directrices comunistas soviéticas, y cuyo líder Andrés Nin fuera secuestrado, torturado y despellejado vivo por los secuaces de Stalin con el visto bueno de los no menos filantrópicos socialistas antecesores correligionarios de los actuales.

La nueva ley que perpetra y pretende imponer el gobierno satánico de Su Majestad, el camarada Felipe, reproduce los peores esquemas orwellianos y naturalmente echa por tierra todo criterio o precepto constitucional relativos a la libertad política, de expresión, de prensa, de investigación o de cátedra. Cosas todas ellas, propias de «fascistas», como se sabe o, si no se sabe, el infame gobierno de Su Majestad, el camarada Felipe, encabezado por nuestro plagiario doctor falsario nos lo recuerda.

Promueve un omnipresente y omnipotente Ministerio de la Verdad, de horca y cuchillo que define no ya lo que se debe o no creer y expresar en opotuna neolingua sino incluso también los sentimientos que han de tener los esclavos súbditos de Su Majestad, el camarada Felipe.

Porque no en vano el engendro liberticida se llama de «memoria», de algo que no deja de ser de naturaleza subjetiva, relacionado con el mundo personal de las emociones y los sentimientos. Y además “democrática”, supongo que en el sentido aristotélico de demagogia antesala de la tiranía. Una de esas paradojas que el maestro Unamuno consideraba repelentes.

 

Pero también desde ese punto de vista personal he de decir que el embrión o núcleo básico de mi hoy voluminosa biblioteca sobre la Segunda República y la guerra civil española lo creara mi padre que las padeció siendo niño y adolescente en sus carnes. Y que como hombre de honor, de bien, muy sensible e inteligente, sinceramente preocupado por el sufrimiento vivido, trató de entender sus causas, las razones y sinrazones de tan tremenda experiencia padecida. Y contribuir a evitar que ese tipo de cosas pudieran volver a pasar nunca más en nuestra Patria.

Mi padre fue reuniendo una selecta pequeña antología de obras de diferentes autores, sin olvidar los de la entonces famosa editorial Ruedo Ibérico de José Martínez, ubicada en Francia por razones que el lector comprenderá. O de la editorial Oasis, de Méjico que editara las obras completas del entonces también censurado Manuel Azaña, entre otras muchos libros de la disidencia. Además de otras muchas los autores más identificados con el Régimen de Franco y más asequibles o fáciles de obtener.

Con tiempo y dedicación fui engrosando poco a poco esa biblioteca con muchas otras obras. Además de algunos clásicos de la historiografía sobre la materia o de obras de carácter enciclopédico con multitud de imágenes siempre ilustrativas y esclarecedoras, me parecen especialmente interesantes las diversas memorias, o escritos con mayor o menor ambición o alcance, con impresiones o recuerdos de personajes históricos de ambos bandos: Lerroux, Prieto, Díaz, Mera, García Oliver, Montseny, Alcalá Zamora, Zugazagoitia, Castelao, Giménez Caballero, Salazar Alonso, Cabanellas, Mola según Maíz, Goded, Casado, Queipo de Llano, Unamuno, Gil Robles, Madariaga, José Antonio, las del ya citado Azaña, entre otros muchos más personajes que cito de memoria. Son eso, memorias personales de protagonistas de primer orden y más allá de su aspecto emotivo o de su carácter auto exculpatorio de su propia influencia en el drama, su conjunto nos ofrece una resultante muy reveladora de lo que ocurrió y de los violentos antecedentes que al final llevaron a la guerra civil.

Un conflicto armado abierto que en cierto modo cabría decir tuvo su primera fase ya en octubre de 1934, con el violento golpe de Estado contra la República perpetrado por sediciosos catalanistas y socialistas. Y luego, tras la fraudulenta víctoria del Frente Popular la impunidad para los traidores cobardes causantes de miles de víctimas. Y la decisión del PSOE de Largo Caballero, antiguo alto cargo de la Dictadura de Primo de Rivera, de provocar el conflicto bélico. Entendía que la democracia era incompatible con el socialismo por lo que había que ir a la Revolución violenta. El factor desencadenante fue el vil secuestro y asesinato del diputado opositor Calvo Sotelo por funcionarios de las fuerzas de seguridad republicanas, guardaespaldas del siniestro dirigente socialista Indalecio Prieto.

Pero había testimonios muy lúcidos sobre lo que se venía venir como los que ofrece ya en 1931 la revista semanal A la Conquista del Estado, fundada por Ledesma Ramos, un discípulo de Ortega. Y cerrada por el gobierno republicano en octubre de ese mismo año tras unos pocos pero sustanciosos números.

Las publicaciones libertarias durante la República poseen un gran interés porque se consideraban externas al régimen aunque sus decisiones inclinan en un sentido o en otro con el voto o la abstención las pugnas electorales, excepto cuando hay trampas como en febrero de 1936 o las de aprobación del Estatuto gallego.

Como es natural, mi opinión sobre tan tristes hechos ha ido evolucionando a medida que podía manejar más y mejor información proveniente de diferentes y opuestos ángulos. Uno de los autores que primero me abrió los ojos sobre la degradada naturaleza real del régimen republicano fue un hispanista no de los más famosos, Burnett Bolloten. Sus tesis son parecidas en lo fundamental, creo, a las más conocidas explicadas luego en la conocida e importante obra de Pío Moa.

No sé si el engendro actual perpetrado por el gobierno de Su Majestad, el camarada Felipe, viene a ser una especie de continuación actualizada de la tristemente célebre Ley de Defensa de la República, una tiránica ley de censura sin tutela judicial que de verdaderamente «republicana» al menos en el sentido común occidental del término no tenía nada.

Pero, cuando por imposición despótica anticonstitucional del Poder, y con el apelativo de “democrático” para mayor sarcasmo, se quiere privar al ciudadano consciente que quiere formar su propia opinión libre en lo posible de prejuicios de elementos de juicio, o se impide violentamente exponer esas interpretaciones de la historia, cabe pensar que hemos vuelto otra vez a las andadas. Esperemos que no sea así y las instituciones que nos deben defender recuperen la cordura y actúen en consecuencia.

Pero de terminar de producirse este atentado ojalá el resultado final sea el mismo de entonces, otra derrota del gobierno criminal y liberticida. Este es por otra parte el mejor homenaje a los patriotas españoles de bien que como mi padre entonces padecieron los terribles sucesos y luego con su esfuerzo cívico y de trabajo trataron de elevar la conciencia moral y bienestar material de España.  Un legado de convivencia y progreso que no podemos permitir sea destruido por los mismos agentes malvados e ideologías criminales de entonces.

 

 

 

 

 

Sonata de estío

Quizás el más notable signo de los nuevos tiempos sea la traición de las instituciones. Desde la Ciencia, la Cultura, el Derecho, la Justicia, la Medicina, el Arte… a las diversas instituciones políticas.

Las principales amenazas contra la sociedad y diferentes pueblos vienen de sus prostituidas politeias o estructuras de poder incluso las llamadas democráticas. En especial de sus gobiernos, mercenarios de intereses ajenos al bien común. Esto es aún más paradójico y tremendo en los países pretendidamente democráticos. Mediante el fraude electoral, el chantaje o incluso el asesinato los dirigentes que no sirven lo suficiente a la plutocracia globalista genocida y sus turbios manejos de dominación son separados del poder o eliminados. Trump, Bolsonaro, el presidente de Haiti, los de naciones africanas opuestas a la “vacunación” obligatoria…

Pero tenemos otros, en cambio, muy serviciales y colaboracionistas. Así el encanallado presidente francés, un mercenario Rothschild, dictador totalitario partidario del GULAG con pretexto sanitario como otro personaje más cercano del que luego hablaremos.  Una tesis totalitaria que está encontrando antítesis en las protestas de muchos manifestantes. Incluidos mil doscientos médicos dimisionarios.

En este desorden de cosas se entiende que el doctor falsario esté preocupado. Otros personajes del escalafón sangriento, mejor colocados que él en la cucaña globalista le ningunean pública e inmisericordemente. Ni siquiera le permiten unos breves minutos de compadreo cómplice o gloria mediática para salvar la cara. De entre ellos, sólo Su Satanidad bergogliana se ha dignado recibirle en Palacio hace unos meses. Si bien no haya podido evitar mirarle de reojo y ponerle sinuosa sonrisa lobuna, como calculando cuánto puede engordar aún antes de ser sacrificado.

El usurpador Biden no quiere saber nada de él. Ni tampoco otros políticos norteamericanos de cierta relevancia.

Hasta su lugarteniente Redondo, antes de ser descalabrado barranco abajo, tenía ideas propias diferentes sobre el reparto o pilla plla del esperado botín europeo.

Incluso el amaestrado Tribunal Constiucional se atreve a desafiarle y le acaba de dar un espantoso revolcón que en países civilizados que no fuesen el esperpéntico reino borbónico implicaría la dimisión ipso facto.

Tampoco ha podido o no le han dejado hacer trampas en las recientes elecciones madrileñas según moda comunista habitual incluso en EEUU.  Y posible señal de que ya tendría los días contados. Para colmo, a él, tan feminista de cuotas, le ha dejado en evidencia una mujer que no forma parte de su abigarrado harén no binario contra heteropatriarcal trans alabancioso.

Está el precedente histórico tan significativo de Su Católica Majestad emérita, hoy fugada bajo asilo protector en tierra sagrada de moros, ingratamente obligado a abdicar de un día para otro pese a sus innumerables servicios prestados a la Causa desde antes del magnicidio de Carrero o la escandalosa retirada del Sáhara.

¿Querrán evitar una bancarrota y crisis de deuda? O, al contrario, ¿Quién sería preferible para ellos gestionarla?

¿Habrá caído en desgracia con sus amos? ¿Será un nuevo paria internacional?

Pero, “a rey muerto, rey puesto”. El Poder no quiere vacíos.

En Galicia se acaba de celebrar una típica romería a la búlgara en la que el déspota galleguista, promotor del GULAG como Macron, y también parado in extremis por el Tribunal Constitucional para no ser menos en méritos globalistas que el propio falsario, ha sacado un tropecientos mil por ciento de los votos. Para que luego no se diga que la PP carece de ideología o debate interno.

Allí estaba lo más granado actual de la formación pepera no procesada aún por un desfalco o chanchullo o prevaricadora normalización lingüística más o menos. No estaba Bárcenas pero sí su jefe Mariano calzas lilas, ese hombre. Inasequible al desaliento e impasible el ademán como buen percebe de El Roncudo.

En la pasarela de futuribles, todos muy modositos y risueños. Como la niña Chole de la Sonata de estío del paisano Valle, sabio experto en esperpentos, la niña Ayuso lucía palmito y reciente triunfo aunque pronto secuestrado por sus enemigos camaradas. Gentes que miran con envidia y preocupación a la nueva heroína emergente, aunque no terminan de comprender si sonó la flauta por casualidad o en verdad sabe solfeo.

Hubo abrazos entre todos, todas y todes, aunque no se ha publicado que tras tantas carantoñas y besuqueos se haya atendido en urgencias alguna herida traicionera.

El prócer galleguista ha proclamado a media cucaña que el futuro pasa por el mini Macron, Micron Casado. Él sería el elegido para heredar y sustituir al falsario como imaginaria de igual servicio si se confirmase la caída en desgracia globalista del déspota.

Sin embargo, Micron el del máster es un tipo mucho más mediocre que el Macron original, que al menos ha sido directivo en las empresas de Rothschild antes de defender sus intereses desde la poltrona presidencial francesa. La cantera parece que ya no da mucho de sí. Y al que vale ¡le echan!

Es posible que así sea, que ya todo esté atado y bien atado por el astuto mando previsor extranjero, porque, de lo contrario, al falsario con demostrada vocación de nuevo Maduro o Castro sólo se le sacaría de la Moncloa con los píes por delante.

 

Ceremonias ocultistas contra orden constitucional

Aunque con su tradicional paso de tortuga coja, al final y a toro pasado, haciendo un meritísimo heroico esfuerzo sobrehumano, un año y medio después el Tribunal Constitucional ha sentenciado sobre los abusos y tropelías asociados al estado de alarma.

En una paradoja de las que tanto gustaban al maestro Unamuno ahora resulta que mientras el Régimen, con Su Majestad y Su Gobierno a la cabeza, vulnera impunemente la propia constitución que ampara su autoridad, son «los malos» a los que se calumnian e intentan echar del tenderete borbónico las únicas fuerzas políticas dentro del Régimen que velan por el cumplimiento de la constitución y la legalidad. Vox, la fuerza emergente de los “malvados extremo derechistas” que nos aseguran los padres de la Patria que van contra la constitución, es la causante de que se vea otra vez que el rey está desnudo. Y de que quede patente como hace el ridículo una y otra vez, por lo que se observa impasible el ademán, inasequible al desaliento y sin propósito de enmienda. Y con Su Majestad abajo firmante, todos los demás.

No es de extrañar que las bandas perpetradoras de las agresiones y conculcaciones de la constitución incluidas las cripto socialistas de PP y Ciudadanos vayan también contra Vox. Les quita las máscaras de pretendida respetabilidad con las que disimulan y engañan tales fuerzas cómplices, mercenarias y encanalladas. Todas ellas partícipes de uno u otro modo del odioso actual consenso globalista contra la humanidad. Y todas cómplices en este cobarde y cínico atentado contra la constitución y los derechos civiles. Sin olvidar la galleguista ley Gulag, rizando el rizo de la canallada liberticida, que el tartufo déspota del Miño quería perpetrar.

No es VOX, como la prensa prostituida y sus amos, los monopolios sacamantecas, quieren hacernos ver: los anticonstitucionales probados y sentenciados son ellos. Los que en el colmo del cinismo y la hipocresía los pretenden ilegalizar.

Lo sucedido con lo del estado de alarma es anticonstitucional, incluida la colaboración en la ilegalidad de Su Majestad abajo firmante. Constituida no en baluarte en defensa de los derechos civiles y libertades públicas como era de esperar y desear sino en colaboracionista necesaria.

Pero, en este desastre institucional borbónico multiorgánico generalizado ¡vaya parlamentarios representantes de la no soberanía nacional! Salvo Vox ¡Vaya tropa de ineptos o de mercenarios votando ilegalidades o cacicadas anticonstitucionales!

Y la Judicatura, con las excepciones de rigor, también nos ha demostrado su heroísmo ejemplar en defensa de tutela judicial efectiva.

El gobierno perpetrador de ilegalidades anticonstitucionales debiera dimitir y convocar elecciones. No lo va a hacer, ni menos Su Majestad se lo va a exigir, porque son gentuza sin dignidad ni vergüenza. Empezando por los jueces maleables que ocupan las poltronas de Defensa o Interior ¡Qué broche más extraordinario para su brillante carrera judicial al servicio del pertinaz socialismo!

Los policías y guardias civiles colaboracionistas que con humillaciones, matonismo y malas mañas han puesto multas ilegales con tan gran fervor y dedicación debieran ser expedientados y los más exagerados en su celo liberticida prevaricador expulsados del cuerpo. Los mandos colaboracionistas debieran ser procesados e inhabilitados.

Delinquir, y más aún desde el Poder, no puede ni debe salir gratis.

¡Vaya papelón el de Su Majestad abajo firmante como colaborador necesario de las fechorías e ilegalidades anticonstitucionales de Su Gobierno! Su Majestad abajo firmante no se alarma con su estado de alarma. Él va a lo suyo que ha demostrado no es lo nuestro. En vez de tanta mascarada iluminista de homenaje y tanta demagogia oportunista sensiblera para tapar abusos e incluso crímenes, sería preferible que hiciese cumplir la constitución y tratase de que las instituciones sirvieran principios éticos de orden superior y criterios científicos y técnicos contrastados. Y en el caso de los sanitarios el mayor homenaje es que se cumpliese y se hiciese cumplir el juramento hipocrático, se investigase para tener criterios razonados en vez de aplicar protocolos mohatreros cuando no criminales, y se denunciase a los compañeros mercenarios.

Lo dicho, esto es hoy el Reino de España: demagógicas ceremonias ocultistas contra el orden constitucional.

 

 

 

 

 

 

Asesinato salvaje, manipulación asquerosa, envenenamiento mental

Todos los asesinatos son horribles. Algunos, como los escandalosos del presidente de Haiti o del supuestamente tutelado McAfee en una prisión catalana, obedecen a la lógica implacable de los poderosos. Otros son gratuitos, pero en la muerte del joven Samuel, vilmente asesinado hace una semana en el centro de La Coruña, hay aspectos especialmente truculentos que denotan la deriva de canallería, barbarie y de salvajismo en que está entrando este infausto y degenerado Reino.

Existe aún mucha confusión sobre lo realmente ocurrido y sus motivaciones, por lo que este comentario tiene un carácter provisional hasta que se aclaren definitivamente los hechos, si es que se aclaran.

Si es cierto lo que hasta ahora ha trascendido, se habría tratado de una terrible paliza perpetrada por una cobarde horda salvaje de mulatos de procedencia sudamericana, aunque hoy de nacionalidad española, contra una sola persona indefensa de nacionalidad española.

Ni siquiera habría sido para robarle, ni menos por razones de supuesta homofobia como luego se ha pretendido, el móvil inicial del crimen habría sido precisamente eso, un móvil. La discusión sobre un pretendido mal uso del mismo que en realidad parece no fue así.

En todo caso, sea cual sea el pretexto, el asesinato a golpes de este joven español es una muestra de la barbarie despiadada en la que chapotea cierta desalmada gentuza de forma humana.  Que pudiera ser autóctona, en el proceso de degeneración programada de la sociedad española gentuza encanallada desgraciadamente no nos falta, pero que procede de sociedades ya degradadas donde la ley es burlada o no se aplica y la vida humana apenas vale nada. Y es que, de acuerdo con el estúpido estupefaciene discurso dominante, los asesinos serían auténticos “seres de luz” de los que “vienen a pagarnos las pensiones”.

Es una vergüenza el papel de los medios de comunicación que han perdido el más mínimo asomo de dignidad y sentido de su misión de formar una opinión pública razonable y conforme con los valores de la civilización para sesgar la información u ocultar datos, amén de dedicarse a excitar las más bajas pasiones de las hordas o seguir las siniestras consignas de los plutócratas y agiotistas de los que dependen.

Para colmo de males, además de los prostituidos media, las repugnantes zurdas españolas, como tan acertadamente las calificaba el poeta don Antonio Machado, sin respetar siquiera el duelo de familiares y amigos han metido sus sucias y corrompidas garras a ver qué sacan de tan desgraciado suceso, manipulando la realidad a su infame y sectaria conveniencia y promoviendo manifestaciones, no contra los asesinos sino contra sus calumniados enemigos políticos a los que se intenta neutralizar como se pueda y a cualquier costa.

Según estas astutas filantrópicas chusmas degeneradas y canallas la culpa del vil asesinato no la habrían sido de sus autores sino que la habría tenido VOX porque la pobre víctima resulta que dicen, aunque su padre lo niega, que ¡era homosexual! Un ejercicio de lógica no sé muy bien si aristotélica o booleana lo de la pretendida responsabilidad que más parece muestra de magia simpática propia de hechicería o vudú.

Pero la realidad de los hechos parece ser la opuesta de la fábula que nos han contado: El pobre Samuel era un joven cristiano y pacífico. La horda asesina estaría vinculada a la violencia de la extrema izquierda impune. Para que no falte enxebre sabor local hay un tipo especialmente violento relacionado con la famosa horda zurdo galleguista Riazor Blues. Y una hembrista de pro, «otro ser de luz» como ineludiblemente corresponde a su sexo, que habría azuzado a la horda salvaje para que culminase su filantrópico asesinato. Tampoco faltan menores amparados en su edad para eludir la acción penal de la Justicia.

Desde luego es terrible, no se entiende a estas alturas de la civilización, el secuestro moral e intelectual de carácter sectario de una parte creciente de la juventud española, seguidora sin criterio moral ni intelectual de consignas demenciales que van contra sus propios y legítimos intereses personales y colectivos como pueblo. Gente manipulada, fanática, desquiciada, envenenada mentalmente por la propaganda que intenta exculpar a los asesinos de un joven ciudadano español para echar la culpa del crimen a una organización política que intenta denunciar el desastre de convivencia y civilización en el que nos están metiendo el consenso globalista de un poder prostituido y unas masas manipuladas que “embisten cuando se dignan usar de la cabeza”.

Una vergüenza la actuación de los corrompidos y prostituidos media, con periodistas fanáticos, sectarios, serviles y embusteros.

Más allá del lamentable suceso concreto, mucho nos tememos que con el proceso de despotismo político, burla y escarnio de los valores morales o metafísicos y de degradación de la convivencia, junto con la entrada por la violencia de invasores incontrolados de dudosas intenciones auspiciado y promovido hoy por el Poder, tampoco la vida empieza a valer ya nada en el Reino borbónico de España.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.