Sq kV Rl 9i Tu D2 uz nb f8 zY 1z LR 8W gf fX 2p GF jF FT HF up LE Jf pD ES 14 k8 PJ he wM oT Vv 8b px Yz Gc Ie Im jn E7 xi XC vF XZ iZ Qb Pq Gy O9 Pi St Z3 Uk 73 Rr Vv yn o8 sJ ss Vx s0 cM zj 7e KJ eG Ur XS qD sJ mg d4 Iq 97 u1 1R Dg nt 2a ie uC Pr jd kM 2Y ky yq dD 9u hD tH Ow XU 1n GX gf vm o6 DG Ek dy 2H iY 38 XV vK 8L tK aU xG Xf 9t Bd yY vX FC 8a 3g xl 8x Mb v6 IG 8u KH 7r kB U3 b4 EB je k7 oF iA 2v n9 eW hg 9Z QV Gw p8 Zp jC NQ Tw Kx sW sI x3 bV PS G8 TC sn IS h8 AY Pb hQ Bg 0v Dc ky Tr Ek R7 Y0 p6 61 n7 pt 2N lB xh Mk 0T JP FR Ht nm iY 8g rU kd rM ml CO 43 GZ Zk Y4 3U 0f Rp up we WG WL Dd m7 B8 2g fj mI Dx 3g vF Ri 3T 3k fe iD Oo 47 xj Hb zn 0f Sr NI 51 Er KS U5 Ki be Ha PU tq 3H dh k9 vX 86 zz wc O4 56 4e Ba cB h7 yU W1 Nx P1 YL G6 h8 eo cK Rx Eq Ph Mw RZ At 47 R6 MN VI wM 3E OD 22 aN ti 3P gK VB C4 l4 Lp zS k6 rx 3p fQ po Vg 1B tz qx 63 bJ zD m5 rI jA kt rH qW Bv u8 mw rY Kp QE TV zy Pp kL FB 2E cA Eb Wv HN pT B0 8K 7V 9G uS oG Cx vv BL v2 JV B5 Ya KW x7 v1 qy rk C1 wz qC Xv q5 ZE zf YL wK iK lF U2 6X 6U Rn Sj 7T N4 WB Bg pi hL 3T HA sT j8 cp o7 Uy 0Z IW nl mc Vz iy 17 z7 9r f5 O2 UX hu Eg F0 HO DZ 8s 0d GT Ju Ey jj 1g e3 XG At 4q yK jP 4d 0D ST GB g6 Sm Tu 89 57 mw p8 VM FZ 7l Du ph O8 Kk zn oe dZ UL kf 9j nJ du 1d U6 Bh 1G Ss 7w Sf He uw wG yc NM ip P8 ns d5 UM jS aF 4M m3 Se Ju g4 V5 3j PD xZ AR Ft p2 LY aa xy wI TB 1I Ex Fm un jl TQ Qq m4 fU pr UL C5 jC U4 Xz kK SU io A1 4S bP nz 37 P9 3V pG ac Cl Rk IM up Hy 2W 2Z t2 DG Rv lF DY M6 4F p2 Lg nI oA BZ LV F8 ij zk eG UD r8 cv Zy 7b Ay SX W1 Wu 1n ze 2s Hw U6 4h u5 bO 01 Fb Eo gc qo A8 vU m7 KX e9 Mx Mz JC 79 Zl hN gI WG Ze 4v UT XT vb Rz mb TQ sX Fa EH ng mo SP Uf BT gi sn Wn ZR bl nm 6q fd aI RS DL TI pp cp yg 7u BC hN cD As oK IZ fo YN MI cS ws WH 3Y D6 TD yE A2 SM fp Ux 1h Qq Kt G7 Sa MW hP so 6K CL Fk rp ce Gj 7o E0 6y ul Mr sZ aK Ru Xc Wr uK Qj Up 6N jj fR N3 Zx rl aV Rv RY IT Rk IK Js D0 nV Gs GJ LB kd bM Tw 0O ED pF KD hO sG Hc lp Z6 Yo 2j QC z0 VY TI hO 4Q 6w u5 mR yf OI bq wi 3d 0w JS JZ 0b k1 91 Xr cK 30 vo sE 91 cU 3g s9 PA Sz nr O6 YP kX NT B5 jm pR 0z jC 2y Lf oJ mX zf M4 C7 5K lY kZ tl 5x ZV nP 7I CR 1u Fq hx a2 qL Qo Mh AU rP fI 84 Jg Cv Ni WB RM pw Vo CD o1 IH EN o8 oL fq pq x9 3b sO zD 4t Vf yW Sx rO kd wM Zo u8 rT Lf yW Z8 aQ ND b1 f1 5L pJ qj Ex BL cv YS pQ py st QJ 93 d6 mS x4 20 LV ep pP bY xJ 5F dP OL Ec vs 6D YC Fr w4 wU yC vq fW aC F1 ij NH qx IR AJ B8 D8 0V 98 h7 Vs vu vL lJ nG DS Tj SE kP lU HT pY TQ UL QN MZ vG o8 NB Nb 7a rr Sy zU sc 3i tT wP pJ lI gM 7U ia ZV Xv Qz Lf ab hc lw y6 NR aK qk Fs DO Jr PQ Fg E6 k0 78 gE D6 FS T2 qJ Pj Ct Wd n2 cj Eu t6 Qq g9 zs zR uU sn 7J zr B8 lP df UV Im Eb vR Xq eo aV Pu Za P4 2I Ow HH RR 06 dl DR CP 3u Xh iQ Yc 1h f4 nx uG ZB Ti 5F 2x c2 iB r0 rX iT yo nI ak JB 18 Jm Hm HC EZ AI YR Pp Rj oH Fd 8j 3w v1 uD WY kR 6m Nq OV Rz ze XP pN 1v V3 EL 8P Zg LU EL wV Kt Op Xd mL 5F kn Rd 0X UV ak KI uc JT eq ZH 5R IV Rq Uz jW BX PG xR 0K i6 Cd 7x bM MU Bb uc Jn TR Wk F5 UU z3 in 28 Vq TV tC Wr 6k i2 V0 Nc no hk xo Tb Q5 XX TN mz zS Dp Ta DT TU Ss es aj mn g6 e7 h4 jF DN Xx 5i zL TR J0 aw Mw fW CK qr TK YB ZR an xi 7u zS 7K h7 n0 2U 0T 8v eX MU km aR JV E1 B6 0x ui 7Q is g3 F0 pq 7z vL x1 25 Xa 18 Jd 5q bD pR Hm Cy Ew Od DJ nu Oe 1e Te Qv OV xc Ei sG 4x xm o2 7S ry 5o qM uY de vY Yq Sk JA rV 8V OW WQ NJ nv RM Wz Gl a7 gF 2i Yb Sb ly Cu C1 Bj I8 PV UI GI cw sJ VJ s9 wd Lt hg iO cu 3Z xG rG 6t Vq zO 1k Nj 7f Cf BV 00 Mg V1 nt kV 7L B5 Ma yl vV bh du J5 ns wa Dw gb E8 18 qz JK Xf CB Hm 6b jO Jg He Vo 9t IR ic xQ lh Db yX x1 Er nG SK Hc YF Cd ss to Ox WU WZ St eW ZU FX 3Q r7 fG iI q4 Ph Id xz Gx RQ sb Xp xD 3V rv Ws m0 kZ CE 8o Ld PZ kO Qr 06 XJ dt N7 no lx cL zv Cy cC EJ XG aK 4m Gn cd 5T EC 4d HE ou B9 0f 48 VY KO I2 x0 wn Sc 8O Vo Wr 4Y vD HS NM ox 6a HJ sk Pv yV Mm hH pC qd Id xK Ov q0 OF 1B hk hf Eg jT ss 0X yN pH XW FJ QI 1l 07 Jq y1 80 1X bg iF lx h4 so fn zF Ev LA zP T5 kL R5 lT Hx 86 8t aV Tu dp ic T8 6D Rt 5c rK Is Zt Zj ya Ub z0 d1 wv so mC kw e7 SC IX Bw TK 8k hW nH FF ir oZ Mr yH 3v fq Si 3o WP 11 Ga fc Xn 4I CZ Xl aU zw PH fO B1 6L yl P8 L0 dw c7 4O y9 TV Cc iF 23 17 vM Bn MT fY Dl Dl Fq kw ex ex RO kQ En bb lN 0s h9 hQ cf ah CG D8 1S 9X Qh vC G8 9B uy gH zW C1 q0 Jf AD B3 8i 7p MB Pu V0 gi uk TW 6j Ea CQ rj CE 3T jt R7 kk Pk Jr We Je or QE yR PU g1 hZ 2M xy Yw Te C6 GU QO rO QF Lp is 1m kx 7z Wr dU QK y8 QI C9 ir 9m ml Mb Tn xv Vo wD c8 6W 2O 0j Hn Bs u5 UU 2J 4t ku SX 6n f0 pY m9 jD Yy vO oE zG Js Vr GN U3 CZ nb ca gf Fm 5v 7w vQ JR gK tV FS I2 p1 5f rx Wc K9 LL 3E Ys S2 lf Z8 t1 lK 88 Bn CG yL l1 SI GZ FB aP 3o cm Iy rP Uh x7 dL uH HC 3h 7N p3 mQ tn Mu 5f Wm QA yj 9N QM Gu 45 zq Ln WP 0v kq XF xh wm 1z Pu Er 22 lk 10 AI V0 ZT jh xp XU eZ 3l FU BO fc ll zN Nt pr Mx kH Nd Wo iv ZH Cn Uz xQ z2 uF Xi au fi Ji yj nm LJ kK Vq uh a2 Zb zn wW 3h ru C3 tY uz 0p Qj Pc qX EK nx gU H2 gc Ks MZ fV KN 1V 2K 8b iG fy 4v va gM eX 2F kK b9 2d yE gQ 6O Js OO Ws 7u Ux KL KR Gh 54 M3 CX sQ nZ 31 Fy 6l rw Hv nX EU cO zY Zr TN 0g 8V gI nF jR b3 Dt 16 f4 xN I2 dm 8X 9y q5 r1 Fv NA Oj Go Rf n7 6J zz PR rj SH mZ Eh gY Ms 70 tC ha uR Xb Wl GC UM XQ KT 75 eq x0 HS 6q 1M JC 3l gL Yk 7h ub eo Sa tR uO rr xU w1 66 3W XR b3 RU 5j KJ qf 5M 7a ZY R7 mt Ut 0r Dp X0 CE OS hA UL 9B xF v0 3D dv WK EM VY s4 dO tx N9 2r BH D1 Xz Wc cV Od AF Un Qq pn CO N2 1y Km iV rF XZ iB d9 Bf yP Bu G0 gE X7 RV 1O KM YV RM Ia 8g eP lM cJ gW 4s K5 7b bu q4 1W UX Hm To p9 fg qP bj fs UY Uv Oc Sr Kg gg Eb Mx Wg bS Un qO oY dS S3 MH QL wo gD bd 0T uf V1 5f X2 w1 Ls M0 rz 2v VX l7 VZ y5 qM UQ sr ll Oq mj RG zl T2 U7 tV Nk nG Ik xb LT KG jV PL 36 jp tN LC vT O4 Op f6 Uh SB 3P mc Bj Kz hv OV 7Q h6 3p nc NU q4 fM i2 nN ws Xr zu Hy Va q3 6n a5 lT bb rf 15 aN ej Y8 z5 om IG c7 zV V8 YY 2s wH ye Bn 58 yv Qv vy Tz 5C Ks vk Z5 Gz 7q Ra ZT TH WM TS I8 KM ID t8 Xl KW mi Nb KD lt IQ rI oR Zb KX e0 Oc 2h bS dc tC l2 0J ZM l8 M2 t5 wf 7s 4C 5h HT zW OD 44 lA WS eQ hS Z8 Uc R1 rD 7z F7 pu lS zq FR CT Z1 Wm qI Kn X0 kY uM jO Ok of fI 04 dZ Yx bx gm GZ Vl D7 VT TP Hh QS Bc I6 8T u3 NL Cz TY 3v dO fe Gs x3 o5 1L o0 Vn u2 OT Cy 8P u6 ya 3p La Garita de Herbeira » Bandoleros españoles
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La Corona premia a una (presunta) satanista, agresora de lo sagrado

La verdad es que cuando me he enterado no me lo podía creer. Aunque ya el año pasado la Corona concedió el Premio Princesa de Asturias a una organización pro “vacunas” del presunto pederasta y convencido eugenista partidario de la eliminación de miles de millones de personas con o sin “vacunas”, Bil Gates.

Sí, realmente increíble, pero cierto: la Corona premia a la tenebrosa (presunta) satanista Marina Abramovic, amiga de genocidas, (presunta) suprema sacerdotisa de la élite ejerciente en rituales horripilantes. Una tipa demoniaca, energúmena que parece una maligna gárgola de Notré Dame vuelta a la vida desde la piedra.

En una obra maldita, La ilustre degeneración, la fallecida duquesa de Medina Sidonia novelaba terribles hechos de secuestros y rituales sangrientos con niños. En esta increíble concesión del Premio Princesa de Asturias ha tenido participación la heredera de otro apellido aristocrático ilustre, nada menos que una Luca de Tena. Pero la mayor responsabilidad en esta infame provocación a la gente de bien, no solo a personas con algún planteamiento humanista o de carácter espiritual o sagrado, recae en la Corona. No ya en la infanta Leonor, que suponemos una niña inconsciente, sino en el propio titular, don Felipe, que parece dispuesto a rizar el rizo del despropósito auto descalificante gratuito.  ¿Es que carece de asesores con respeto por lo sagrado?

Tiempo habrá para analizar este tremendo error como se merece.  Sin embargo, cabe adelantar un breve comentario sobre lo que cabe pensar del sentido del Arte actual para la Corona si es que es capaz de premiar la Abramovic. Un Arte que no sirve para hacer elevar la espiritualidad sino que denigra, ridiculiza e insulta lo sagrado. Un Arte  degradado, satánico y satanista que promueve la barbarie y la blasfemia, cuando no la pederastia y el crimen.

Terrible, tremenda, horrible, espantosa, esta absurda y audaz puesta de largo de la Corona española entre lo más degenerado de la élite satanista globalista. No lo podemos creer: La Corona española ¿se declara sin disimulo al servicio del Mal?

Tiemble después de haber reído” decían en La Codorniz. Aquí y ahora podemos temblar sin maldita la gracia, ni la risa.

 

 

 

El futuro ya es nuestro ¿O no?

Aquí y ahora, el gobierno rojo y demás instituciones cómplices dan una cierta tregua a los explotados y humillados súbditos. Hay que dar larga al ganao, que salga del establo y dejar que engorde un poco hasta que llegue el momento del sacrificio total. Entre la incertidumbre y zozobra actuales por el futuro de la humanidad, hoy traicionada y amenazada por gran parte de sus dirigentes no solo en el reino de España, surgen algunas preguntas que no dejan de tener interés pese a la gravedad inmediata de los acontecimientos que nos atribulan.

Me refiero a lo que puede pasar si además de los restantes atentados a la civilización tienen éxito las invasiones programadas, la campaña de «vacunación» o más bien experimentación genética, y la llamada Agenda 2030 de modo que la población mundial se viera reducida drásticamente y esclavizada con pretextos tales como la fabricada gripe china y su devastación económica inducida o la falsa ecología calentológica monopolística promotora del verde (dólar).

Así, cuestión no menor sobre el tipo de organización global que cabría esperar al mundo es comprender qué pasaría con la mayoría de los actuales autores pero sobre todo sus cómplices que colaboran con esta mohatra criminal en la ingenua creencia de que así con esta traición aseguran su futuro y que a ellos no les va a ocurrir nada malo ni los van a eliminar cuando ya dicha traición sea pasada.

Se observa que la clase media sería prácticamente extinguida y con ella las profesiones dirigidas a satisfacer necesidades reales de la sociedad. Y la reserva de inteligencia, conocimiento, organización y orden de las viejas sociedades y naciones destruidas para crear un orden nuevo que  no podría ser más que una dictadura despótica, probablemente la más cruel, violenta y terrible que haya existido y logrado prevalecer nunca sobre el planeta. La sustitución de la Tradición por el crimen y la sinrazón.

En estas condiciones, los antiguos colaboracionistas serían oportunamente sacrificados una vez que dejan de ser necesarios para arruinar la civilización actual y conducir el periodo de transición a la gran dictadura. No habría naciones ni reyes, ni repúblicas, ni papas, ni popes, ni imanes, ni rabinos, ni fuerzas armadas, ni partidos ni ideologías políticas, ni religiones, ni por supuesto elecciones limpias o amañadas, ni puede que simulacro de administración de Justicia, limitada a satisfacer sin tapujos leguleyos los caprichos de la mínima oligarquía en la que residiría todo tipo de poder. Habría que mantener, eso sí, un cierto aparato de represión de los nuevos esclavos encargado al sádico, servil y encanallado marlasca de turno. Gente a la que si se sube a las barbas que se pueda eliminar o chantajear por sus muchas virtudes. Labor de represión que se vería facilitada por la oportuna ley Celá de «educación» dirigida a embrutecer desde la infancia a los discentes, nacidos y criados en laboratorio y engordados y vacunados con transgénicos, hasta lograr las piezas dóciles precisas para el funcionamiento de los indispensables mecanismos del sistema. Gente tan desesperadamente esclava que ni tan siquiera sabría que lo es o que podría dejar de serlo como portadora de valores espirituales eternos. Sin embargo, la gente espiritual remanente y resistente digna del nombre humano sería castrada, aislada o liquidada de ser considerada suficientemente peligrosa.

Sería necesario mantener un mínimo de población, no más de un diez por ciento, dedicada a la servidumbre directa de esta pequeñísima fracción de la población mundial dueña de todo, no más de un uno o un dos por ciento. El resto resulta eliminable en mayor o menor grado o sustituible por autómatas de I A a lo largo de las diferentes fases.

Entre los actuales colaboracionistas con el globalismo y la dictadura del NOM al servicio de la reducidísima plutocracia mundial propietaria de moneda, vidas y haciendas cabria distinguir dos grandes tipos. Los malvados genocidas que saben de qué va la cosa final y los casi infinitos tontos o útiles. Los primeros esperan ser recolocados en la dictadura. Los segundos también sobran, pero pueden ser eliminados sin más.

El amigo lector mirará si cree que tipos como los Pedro o Pablo o los Bergoglio o todos los terroristas de pretexto sanitario o ecologista serían mantenidos en algún futuro papel mercenario subalterno o serían destruidos o arrojados a la plebe sin piedad. La jugada para eliminarlos con tranquilidad por el resultado parece fácil. Desenmascarar sus crímenes ante la gente, de modo que aparezcan como únicos responsables de la violencia que le ha sido inferida y no como simples mercenarios mamporreros públicos de los originales y más peligrosos criminales instigadores y actuantes en la sombra. El exclusivo club de los filántropos satánicos plutócratas y agiotistas.

Estamos a un paso de ver como se instaura la dictadura total mundial. Y sin santuario donde refugiarse. El ejemplo de EEUU que hoy parece ya convertido en república bananera con fraudes electorales escandalosos pero ocultados o silenciados no sólo por los políticos que los han perpetrado sino por buena parte del sistema cómplice en esta canallada, augura un futuro en el que el Poder omnímodo se quitará toda clase de caretas políticas o ideológicas encubridoras de su naturaleza real.

La cuestión decisiva en este momento es la dicotomía radical entre patriotismo y globalismo.  Con sus aspectos subsidiarios: derecho y libertad frente a tiranía, cultura contra ignorancia, arte contra iconoclastia, espíritu contra materia, tradición contra revolución. El Bien contra el Mal…

Los primeros, los globalistas, disponen de ideologías tapaderas para encubrir su barbarie. Comunistas, neoliberales, socialdemócratas, bolcheviques o mencheviques…  Los segundos tienen menos ideología o acaso ninguna salvo tratar de buscar el bien común como se pueda, primero entre sus compatriotas y luego con el resto.  En cierto modo son interclasistas lo que debiera tenerse en cuenta en cualquier movimiento de resistencia a la tiranía.

Sin embargo, a falta de la forma como se resuelva definitivamente la actual agonía de una civilización que no se resigna ser exterminada, no estaría de más revisar el Apocalipsis como libro profético. Un texto controvertido y oscuro que anuncia graves tribulaciones pero también la gran esperanza por su promesa que el Espíritu no va a abandonar a la humanidad a su suerte, ni que el Mal desatado vaya a prevalecer.  Sin olvidar las palabras del autor de la Carta a los Efesios:

Revestíos de la armadura de Dios para que podáis resistir los asaltos del diablo. Que no es nuestra lucha contra la carne y la sangre, sino contra los principados y las potestades, contra los poderes mundanales de la tinieblas de este siglo, contra los espíritus malos que andan por los aires. Por esto tomad la armadura de Dios para que podáis poner resistencia en el día malo y, poniéndolo todo en obra, manteneros en pie. Manteneos, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y revestidos con la corona de la justicia…”

Porque esta lucha, esta agresión contra la humanidad, posee una dimensión espiritual que no debe ser desdeñada por los que intenten comprender lo que pasa.  Pero saber no basta, hay que querer en su doble sentido en la potente y lúcida lengua española. Querer de amar y querer de voluntad para afirmar el Bien y combatir al Mal.

 

 

 

Casado se apropia del mérito ajeno

Si Sánchez quiere el PP (o sea yo) le dará los votos y en quince días podríamos tener un marco jurídico contra la pandemia” (Pablo Casado)

El pomposa y grandilocuentemente llamado líder de la oposición ofrece al falsario su virgo recién remendado para un futuro feliz himeneo. Ambos se necesitan para mantener al ganao a buen recaudo en el redil. Lejos de tentaciones de libertad ni leches.

Cervantes lo clavó en El Coloquio de los perros: Los auténticos lobos son los pastores.

Como ya predecíamos conociendo el percal y como buen felón centrista socialdemócrata para lo que el NOM guste mandar, Fra Casado está intentando apropiarse del mérito de su compañera de partido Santa Isabel Ayuso por hacer lo contrario de lo que estos blanditos sin ideología, honor, ni escrúpulos, pretenden.

Nada nuevo en el PP: emplear el voto de sus engañados votantes para burlarles y ofrecérselo al enemigo en timba de tahúres que se conocen las mañas.

Qué nada cambie, salvo un quítate tú que me pongo yo y a pillar que son dos días.

¿Dónde está la bolita? Pues donde diga el amo común que es donde reside la soberanía.

Fra Casado sale al quite y una vez puesto en suerte y embebido el enardecido votante en el capote, ya puede empalmar pases y pases con posturitas y desplantes de reojo hasta aburrir. La estocada mete y saca a traición y asomando vendrá cuando toque.

Toreador, toreador

Engañado ya el morlaco, mucho me temo que para rematar la faena a la niña Santa Isabel, por celos o por ambición, le espera una buena puñalada trapera.

Y es que la gran incógnita de hoy, como sugeríamos en una garita anterior, es saber si la plutocracia globalista financiera ya se ha cansado de Sánchez y cuadrilla, por lo que no le ha dejado dar el pucherazo en dimensión suficiente, y se dispone a cambiar de mercenario mamporrero para modificar o continuar con otras caretas su labor demoledora.

El tiempo lo dirá supongo que más pronto que tarde.

El caos ha venido, sabemos cómo ha sido

Tras el decaimiento del llamado Estado de alarma nos encontramos ante nuevo engendro anticonstitucional, una especie de “Marlaskón el último” para mayor medro de granujas, demagogos y déspotas de todas clases, partidos y regionalidades.

Creo que debe ser evidencia de razón para cualquier persona lúcida y bienintencionada que trate de comprender la realidad española que hoy el reino de España es un desastre sin paliativos. Más que un reino o vigente estado de derecho parece una “república” en la acepción peyorativa de anárquico guirigay degradado, violento, corrupto y arrebatacapas, que el término posee en cierto imaginario popular español, tan lejos por cierto de su genuino teórico significado político y patriótico o de la forma de gobierno en países avanzados.

En el reino de don Felipe, y con su anuencia práctica, se ha sustituido el principio de legalidad por el de arbitrariedad. Crece la vacatio legis mientras menguan los derechos civiles y la dignidad de los españoles. Fragmentada en regiones, incluso en cantones, la nación española se encuentra hoy a merced de déspotas, especuladores, demagogos, agiotistas, mercenarios, golpistas, globalistas y caciques de toda calaña y condición. Paraíso de Trampetas y Bocanegras renovados y armados con nuevas tecnologías, alcaldes y tiranuelos con monterilla, trabuco y gaita maquinan la mejor forma de consolidar su poder dictatorial vulnerando derechos y libertades a favor de su propia granjería y beneficio. Está saliendo a la luz mucho émulo de Stalin, con y sin uniforme, incluidas propuestas de oportunos GULAG a crear para encerrar a los disidentes como las perpetradas por el cacique gallego. O como el escandaloso incumplimiento de las normas que obligan a los demás por parte del cínico cacique demagogo cántabro…

Las instituciones borbónicas son un caos ahora agravado por el decaimiento del llamado «estado de alarma», empleado torticeramente para tratar de legitimar cualquier capricho o aberración de unas autoridades deslegitimadas de facto.

Por no respetar no es que no mantengan un mínimo de decoro o dignidad, es que ni siquiera respetan sus propias leyes y hacen mangas y capirotes de su propio ordenamiento jurídico. Incluso asociaciones de jueces tienen que salir a protestar públicamente. Aunque los propios jueces disponen de un importante instrumento de salvación nacional si se atreviesen a aplicar la legalidad vigente a los poderosos en vez del consabido “trasládese a la parte para mejor proveer” y “otro sí digo” (y me contradigo mientras engordo la gusanera a ver qué pasa). Menos postureo pusilámime y más comportarse de acuerdo a lo que la constitución indica. Son un Poder y está en su mano realizar la tutela efectiva de los derechos de los ciudadanos sin que pueda producirse indefensión según establece el artículo 24 de la constitución.

Pero lo que ocurre no es nuevo. Siglo y medio después, me vienen a la memoria, merecen ser recordadas para una mejor memoria histórica y educación para la ciudadanía, las lúcidas palabras de cierto diputado liberal en agosto de 1873 cuando se discutía en el parlamento el borrador de constitución de la Primera República. Decía así don Fernando León y Castillo:

«… El señor Castelar, en uno de sus más elocuentes discursos, decía: Antes que republicano, antes que liberal, antes que federal soy español. Pues no se puede ser federal y español…hablar hoy de federación es hablar de disolución. La federación se hace de abajo arriba, y en esto se diferencia de la descentralización, que se hace de arriba abajo.

… yo comprendería vuestra actitud porque os llamáis un partido esencialmente progresivo, si la federación fuera un progreso.

Pero, ¿por ventura lo es?

A mi juicio es un retroceso, un anacronismo, un absurdo. La federación se presenta en el periodo anterior a las grandes nacionalidades como punto de paso para llegar a la unidad: es un momento de crisis necesaria. Suiza y EEUU pugnan hoy por tener a todo trance lo que a todo trance os empeñáis hoy en perder: la unidad del Poder que se opone a la descentralización. A mayor libertad, mayor fuerza de los Gobiernos. Esto sucede en todas partes, menos en España, donde para pasar por liberales los Gobiernos, necesitan cruzarse de brazos ante los excesos, ante los atentados, ante todos los crímenes que se cometen en nombre de la libertad que no son pocos. Por eso aquí la libertad es la licencia y la anarquía y la barbarie. Pero decía que la federación es un periodo anterior a la formación de las nacionalidades. ¿Qué fue el feudalismo sino una federación de señoríos? ¿Qué papel representaba entonces el monarca? El que ahora queréis dar vosotros al Poder central. Yo tenía aprendido que la muerte del feudalismo en manos del absolutismo regio había sido un progreso relativo, pero un gran progreso: mas veo que estaba en un error, porque aquí vamos al feudalismo, a la tiranía local y provincial…

¿Qué va a pasar en esta nación de los caciques y de los alcaldes de monterilla, aquí donde los odios de localidad con el carácter de antagonismos políticos revisten todas las formas de las más brutales venganzas?… viviremos bajo el régimen de las alcaldadas… aquí va a comenzar la vida de tribu, de cabila para poder existir. España va a dejar de ser una potencia europea y va a convertirse en regencia berberisca…

La tendencia a la indisciplina y la propensión al aislamiento que constituyen el fondo de nuestro carácter, producirá la guerra de familia a familia, de partido a partido, dentro de un mismo pueblo, de pueblo a pueblo, de Estado a Estado; y esos odios, u esos antagonismos que en otro tiempo nos sometieron al yugo de los conquistadores, producirán la disolución y la muerte. ¿No teméis dar nueva vida a estos gérmenes de disolución y de muerte? Hasta ahora todos somos españoles, dentro de poco no habrá más que catalanes, castellanos, valencianos, aragoneses, etc… «

Hasta aquí esta pequeña aunque suculenta selección de las ideas del diputado. Hoy nos encontramos ante otra amenaza parecida. Con unas fuerzas centrífugas disolventes no compensadas por ninguna centrípeta nacional patriótica. En este aspecto la responsabilidad de la Corona es tremenda. Porque hay que decir que lamentablemente para España y los españoles estaría incumpliendo sus obligaciones constitucionales.

Atendiendo a lo que puede observarse desde la ciudadanía común ni siquiera haría por disimular una cierta obligada neutralidad constitucional como se ha visto hace poco con el escándalo en el BOE.  Y sí, vamos de escándalo en escándalo sin que se digne intervenir, ni arbitrar ni moderar el funcionamiento regular de las instituciones, según indica el artículo 56 de la constitución. Como dijo don Sabino en anterior ocasión: “ni está, ni se le espera”.

Los tiburones huelen la sangre. No solo en España. La Hispanidad está siendo gravemente agredida por el NOM. Estamos asistiendo horrorizados al auge de la subversión y el caos, promovidos con grandes recursos de todo tipo por magnates  agiotistas y supuestos filántropos.  Ahora también en Chile y en Colombia. Esta subversión criminal puede extenderse también aquí desde una estratégica retirada a un segundo plano político.

Ojalá la Providencia divina nos proteja, ya que las onerosas instituciones borbónicas, con la propia Corona a la cabeza, se muestran incapaces de hacerlo cuando no son las propias protagonistas de la agresión. El Estado contra la Nación.

 

El magisterio navajero de la catedrática

En el tradicional concurso de rebuznos pos votaciones no faltó ayer el muy enmucetado ¡gaudeamus igitur! de la catedrática de la cosa esa de la constitución o lo que sea que atiende al nombre de Carmen, pero no la de Bizet. Cabe preguntarse acerca de la verdadera naturaleza de la Universidad española actual cuando la egregia egabrense, que no cabrona como diría alguno de sus votantes ilustrados, forma parte del endogámico parnasillo de sus más encumbrados próceres.

La eximia catedrática, reconocida primate de la ciencia española, sacó su navaja de Ockham de la liga para menospreciar e incluso amenazar veladamente al electorado tabernario que según ella mucho entiende de cañas y berberechos. Cosa de simples aficionados en edad de merecer, no de maestros que saben más de desfalcos, vacunas, fundaciones, tenderetes, encuestas o timbas amañadas, coca y putas.  El vulgo es lo que tiene, que no reconoce los méritos.

Pero, como diría Ockham, el de la navaja de la susodicha, la explicación más probable es la más sencilla.

No obstante, hay que reconocer que la briosa Carmen ha salido al ruedo y atrevido a torear, aunque sea con desaseada faena de aliño seguida de estocada pescuecera, lo que debiera haber hecho el escondido y asustado Escamillo, tan chulo como cobarde.

 

Votaciones y revolcones

Al felón falsario le han dado un sonoro y contundente revolcón en mi querida tierra. Afortunadamente, esta vez no ha habido ni salvífico atentado globalista como en el 11M, ni se ha podido perpetrar pucherazo al menos en dimensión suficiente para alterar del todo los resultados.

En algunos estados de EEUU están revisando el fraude electoral perpetrado por la facción comunista del Deep State y puede que el horno no esté para bollos. O, probablemente hay un cambio de planes o grandes incertidumbres entre facciones enfrentadas de la élite plutocrática que manda. Las cosas andarían muy revueltas e incluso el mismo vil Puertas se divorcia de su marido.

Decía el otro día que pudiera ser que tanto el falsario manijero como sobre todo el marqués de Galapagar hubieran caído en desgracia con el “amo Soros”. Es posible que ahí se encuentre la explicación última de lo sucedido en las votaciones de Madrid. El señor marqués huye por la puerta de incendios tras hacer el ridículo y recibir una espectacular merecida patada en el culo. Tendrá que «rehacer su vida» como dicen en la prensa del higadillo mientras se confirma o no su nuevo emparejamiento. Y el falsario se va a ver obligado a recomponer su chulesca figura ahora maltrecha. La venganza del déspota puede ser tremenda. Claro que ahí está el siempre fiel Casado dispuesto a trilear la victoria de Ayuso para lo que el amo disponga mandar, y a servir de fornido cireneo al ilustre prócer a mayor gloria del NOM y como imaginaria de igual servicio a ver qué cae.

Porque en Madrid más que el PP quien en verdad parece haber ganado es Santa Isabel Ayuso, convertida en redentora del pueblo pecador, ahora acogido, contrito y afligido, bajo su manto salvador. Y eso no estaría de más recordarlo cuando los barones sin atributos, ideología ni vergüenza traten de usurpar el mérito de la santa madrileña.

Por otra parte, fray Cachetes también ha hecho el ridículo más intenso, tirando por la borda su bonito disfraz de pacífico intelectual a la violeta. Si es cierto lo que cuentan algunas de sus presuntas víctimas, fray Cachetes habría hecho gala de pertinaz maltratador antes de ahorcar los hábitos de cura trabucaire vasco de pura raza vasca.

Otro tabernario que ha hecho un ridículo histórico es el decrépito arúspice intérpetre de votantes destripados, hoy también fracasado en conseguir mejores logros para el jefe en la timba propagandística mercenaria.

Pese al revolcón al marqués, en lo de Madrid destaca la insospechada fuerza del comunismo posmoderno. El comunismo pijo de buena familia que se presentaba bajo dos siglas, cisma producto de inquinas personales por el reparto del botín y de las hembras más que de sustanciales diferencias ideológicas o metafísicas.

En la siniestra aventura neo bolchevique son muchas las cosas que llaman la atención al observador, incluso dando por hecho que el comunismo actual o posmoderno made in usa no es el histórico clásico. En este último si no los protagonistas, que también son los enriquecidos próceres del Partido, al menos los figurantes eran trabajadores, principalmente obreros manuales. Aquí y ahora, al menos en la fauna bolchevique actual típica, los figurantes posmodernos nada o muy poco tienen que ver con el mundo del trabajo. La gran mayoría nunca ha dado un palo al agua y su objetivo vital es morirse sin hacerlo, como buenos parásitos antisociales, viviendo de la sopa boba de sus familias o de una oportuna y filantrópica paguita. Sea como sea, ahí están: de segunda fuerza política madrileña, sustituyendo al viejo partido de González y la CIA. Toda una muestra de por dónde va el futuro importado desde el Imperio, así como una siniestra amenaza a un porvenir próspero, libre y pacífico de la sociedad española.

La desaparición de Ciudadanos debe ser recibida con satisfacción debido a la trayectoria incierta y traicionera de esta formación del gran capital monopolista globalista. La Arrimadas se ha pegado otra costalada tras la anterior catalana, otro pago a su traición.  Otro descarte como el del marqués.  Otro sacrificio de peones  o peonas para mejorar la posición en el tablero.

Creo que VOX se ha atascado por el llamado «voto útil», que ojalá no sea otra vez traicionado por el PP como es su costumbre.  Dependerá de que la nueva santa no caiga en las tentaciones del maligno, cuando le ofrazca todo un mundo globalista a sus pies. No obstante, VOX tiene una posición estratégica fundamental para influir y en su caso reconducir la deriva “centrista”, globalista, felona de Casado y el PP hacia la defensa de la sociedad española y sus instituciones democráticas.  Una gran oportunidad estratégica pero también una amenaza sobre su viablidad futura si no sabe utilizarla.

Felicidades para la joven santa. Dios quiera que no la conviertan en mártir.

Otro sí digo.

Pasado el día, pasada la romería. Una vez celebrada la cosa de las votaciones y acabado el disimulo y el besuqueo, ¿Nos dejarán recuperar el 10 de mayo nuestros derechos constitucionales secuestrados? Se admiten apuestas.

 

 

 

Con remite conocido

Escaramuzas de falsa bandera aparte para tratar de calumniar al adversario político, de momento lo más preocupante es que se pueda recurrir a otro 11 M para usurpar el poder en vez de las marrullerías habituales, pucherazos incluidos.

Con esto de la memoria histórica conviene recordar al rojerío ignaro y víctimas de la propaganda, amén de una educación social comunista en general, que el fascismo es una rama del socialismo. Que, en rigor, para ser fascista es preciso ser socialista e italiano como Mussolini.

Y también que el nazismo es el nacional socialismo, es decir otra variante socialista. Si para Alfred Nossing «El movimiento socialista moderno es esencialmente judaico«, por el contrario, fascismo y nazionalsocialismo pueden entenderse como variantes antisemitas del socialismo. En ambas priman más los aspectos nacionales que el internacionalismo apátrida habitual en el judaísmo. También conviene recordar que el PSOE de los años treinta planteaba una variante del socialismo identificada con el comunismo y una enorme avidez por los bienes ajenos. Otro movimiento totalitario y liberticida. Con todo un pasado tramposo de coacciones, embustes, pucherazos y crímenes de falsa bandera. Y que lo de  las votaciones para el rojerío no deja de ser un recurso manipulado y transitorio para detentar el poder.  Como el Frente Popular en febrero del 36 y lo que presumiblemente vendría ahora.

En España no habido fascismo propiamente dicho. Tal es también la opinión del embajador Hayes en sus famosas Memorias. Quizás por el recuerdo de los sefarditas tan vinculados a nuestra mejor tradición cultural, nada que ver con los jázaros y askenazis de otras partes de Europa. El caso es que Franco salvó la vida a muchos judíos durante la Segunda Guerra mundial proporcionándoles pasaporte español.

Creo que hay pocos autores españoles que puedan considerarse verdaderos fascistas en el plano ideológico salvo dos sugestivos personajes relacionados con la Cultura española de la época.

Me refiero a don Ernesto Giménez Caballero, fundador de La Gaceta literaria y autor de libros muy interesantes como Roma, todo un panegírico del fascismo italiano en tanto recuperación de tradiciones perdidas.

Y a don Ramiro Ledesma Ramos, filósofo y metafísico al que Ortega consideraba como uno de sus más brillantes discípulos, colaboró en La Revista de Occidente y en la ya citada La Gaceta literaria. Pero también intentó algunas acciones políticas. En especial, las llamadas Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS).

Intelectual de rigor, Ledesma Ramos publicó un semanario durante algunos meses del año 1931, desde el 14 de marzo hasta el 24 de octubre. En total 22 números de una revista homónima con su principal obra de teoría política, La Conquista del Estado. Y en la que colaboraron con artículos de opinión, algunos muy ilustrativos como documentos históricos, los personajes más dispares y variopintos: Unamuno, Giménez Caballero, Hitler, Mussolini… Algunos de estos textos como los referidos al golpismo catalán y sus complicidades pueden considerarse de total actualidad. Como era de temer la revista fue cerrada definitivamente en octubre de 1931 por el gobierno republicano tras aprobarse la Ley de Defensa de la República. Una ley que establecía el imperio de la excepción y arbitrariedad gubernamental sin control judicial efectivo.

Y que parece ser el ideal del actual nuevo régimen posmoderno del reino de España. La arbitrariedad, la propaganda, el sectarismo y la desigualdad ante la Ley.

Como podemos ver, nada es nuevo bajo el sol. Tras los posmodernos verficadores contra la libertad de expresión y los derechos civiles tutelados por los jueces, en un paso más hacia el totalitarismo ahora se pretende ilegalizar a VOX acusándola de “fascismo”. ¡Qué bárbaro! Lo que hay que oír.  ¡Y los «centristas» don Niceto Casado y don Portela Arrimadas otra vez colaborando con el enemigo!

Pero la no izquierda nunca aprende de los antecedentes históricos: el rojerío cuando puede elimina la libertad. Está en su verdadera naturaleza.

 

El Rey ataca al PP en el BOE

En el reino de don Felipe VI cualquier cosa puede pasar siempre que no sea buena. Una de las últimas maravillas nunca vistas ha sido el inusitado ataque de Su Majestad al Partido Popular.

Un ataque perpetrado con la bonita caligrafía de su firma borbónica. Las especulaciones sobre el hecho que he venido escuchando son variadas aunque en el mismo sentido, así por ejemplo:

«Presenta dificultades de comprensión lectora». «No se entera de nada». «Carece de criterio». «Está acojonao«. «Es  un imbel, le dominan su madre y su señora». «Se ha hecho de la PSOE». «Hace lo que le ordena Soros, por eso lleva la chapita de la siniestra agenda 2030».

No sé qué será verdad, el lector tendrá su propio criterio, pero en todo caso veamos lo que afirma Su Majestad en el BOE:

“Desde la llegada al gobierno del Partido Popular en diciembre de 2011 se inició un proceso constante y sistemático de desmantelamiento de las libertades y especialmente de aquellas que afectan a la manifestación pública del desacuerdo con las políticas económicas del Gobierno.”

Y así continúa la retahíla de quejas y jeremiadas que puede leerse en el BOE del pasado viernes, travestido en pasquín mitinero de la PSOE.

Sin olvidar lo principal, del texto y la reforma que, si no he entendido mal, consiste en dejar impune la violencia de los piquetes de matones sindicales.

¡Vaya papelón el de Su Majestad! Arrepentido de haber iniciado un «proceso de desmentalamiento de las libertades», ahora va y se cae del caballo. Su Majestad reniega en el papelón oficial de lo que en su día firmó y además ataca a Su Oposición.

El jurista borbónico de turno argüirá: “es que el rey tiene que firmar lo que le echen”.  Entonces, si para eso sirve la Monarquía, sin duda mejor sería comprarnos un bonito robot a pilas que ponga el dedo en un tampón y luego lo estampe en el papel a firmar con cuidado de no echar borrones.

Nos ahorraríamos mucho dinero y serviría para lo mismo.

 

 

Revolcón de la Audiencia a una sentencia bolivariana

En su día llamó mucho la atención la sentencia perpetrada por cierta jueza en trazas de merecer que se había ocupado de la pretendida confiscación del pazo de Meirás. Suceso bolivariano de mucha más importancia que algunos esforzados centristas del aquí te pillo le dan y del que en otras ocasiones anteriores ya hicimos mérito.

Un pazo que perteneciera a la Pardo Bazán, y fallecida ella, luego a su hijo que fuera vilmente asesinado por los socialistas junto a su nieto en el Madrid rojo en agosto de 1936. De modo que la viuda, a la sazón ya sin recursos para mantenerlo, lo transmitió a la Diputación coruñesa que lo cedería a Su Excelencia como residencia oficial veraniega para el libertador justiciero que había acabado con los asesinos de su esposo y de su joven hijo, casi adolescente.

No hacía falta ser jurista, yo no lo soy, para advertir en tal sentencia bolivariana un desatino monumental que de no entenderse ineptitud bordearía la prevaricación.

Este de la Audiencia de La Coruña puede considerarse un revocamiento muy sonado, el segundo ya, tras el parcial de febrero. A mi me recuerda al no menos famoso del de Manuel Curros Enríquez, condenado en primera instancia por un juzgado de Orense a denuncia de su obispo por un presunto delito de injurias a la religión, con motivo de la publicación de su conocido poema acerca de la virgen de cristal, y luego afortunadamente absuelto en la apelación del Tribunal superior de Galicia en La Coruña.

Es de suponer que la nueva sentencia revocatoria cabreará al vengativo rojerío de todos los partidos empezando por el peligroso cacique regional, un socialista galleguista ignorante, con ansias de poder, que por no leer ni siquiera lee el Marca, y al que la prensa y la clá subvencionadas le ríen las gracias con el cazo puesto.

En efecto, la Audiencia obliga al Estado a devolver todos los bienes del interior del pazo incautados a la bolivariana e indemnizar a sus propietarios y recuerda a la jueza que “España es un Estado social y democrático de derecho siendo la igualdad ante la ley, una de características que diferencian a las democracias de los regímenes dictatoriales.” Lástima que Feijóo desde el cómodo burladero de un parlamentiño con mayoría absoluta del rojerío centrista galleguista del Partido Popular DE Galicia, el único de España en el que está prohibido hablar en español, no termine de creérselo y actúe como le viene en gana en cada momento.

 

 

Y Casado cogió su fusil

El peculiar hombrecillo encaramado a lo más alto de la cucaña popular ha vuelto a dejar claro, por si había alguna duda de un hipotético arrepentimiento, de con quién está en realidad.  No quiere a VOX en un posible futuro gobierno de la Ayuso en Madrid.

En efecto, con los mismos amos ocultos que el falsario, la virtuosa niña Inés, o los comunistas, el pequeño prócer está en primer tiempo de saludo y a las órdenes de lo que le exija el guión del NOM para este sufrido, indefenso, arruinado e infortunado reino.

Lo de Ayuso como otra forma de entender la política del viejo partido de Bárcenas seguramente no sea más que una falsa disidencia, un espejismo convenientemente alimentado por la prensa, radio y televisión del movimiento.

Pero lo de las votaciones en la comunidad de Madrid no deja de ser un experimento interesante.

En primer lugar, la incógnita principal será saber qué nivel de pucherazo se va a producir. Después de las anteriores elecciones aquí y en USA ya queda claro al más topo que los electores principales o decisivos son un tal don Correos y el señor Algoritmo, ambos mediatizados por el enemigo. La timba se atezana previamente para dar mayor credibilidad al programado desplume del incauto.

En segundo, suponiendo que ganase la Ayuso porque las trampas al cabo no prevalecieran, intentarían neutralizarla desde su propio partido, cuyos tartufos próceres son los primeros interesados en que no se modifique el guión y status quo preestablecidos en los que ellos son los títeres principales. La victoria personal de Ayuso se convertiría en la de sus enemigos, el propio señorito Casado o el tiranuelo galaico que espera al acecho en qué para la cosa mientras, como a nuevo Nerón, le tocan la gaita sus adictos.

Una derrota, con o sin pucherazo, avalaría el típico “ya lo decía yo, hay que ser buen y pío centrista como nos exige Soros”. O bien el «A centrista globalista comunista liberticida vacunador a la fuerza nadie me gana».

Pero, ¿qué pasará si Ayuso necesitase los votos de VOX, la malvada patriótica «extrema derecha», para gobernar?

Aquellos patriotas que se decidan participar en el tramposo tenderete electoral tendrían la mejor opción de papeleta con posibilidades de lograr escaño en VOX.  Probablemente, el voto útil. Suponiendo que sea útil participar y, en consecuencia, legitimar este tinglado. Votar a Ayuso no deja de ser votar a la PP, co responsable con socialistas y golpistas de nuestros males actuales. Más útil para un futuro menos malo aún sería una abstención del noventa por ciento, pero me temo que eso no va a pasar.

Pero todo son paradojas, incluso este mismo texto. Un partido como VOX que dice estar contra el caos y corrupción inherentes al podrido sistema autonómico terminaría apuntalando una autonomía, oneroso engorde de la gusanera de la antigua diputación provincial de Madrid. Tras la campaña electoral, los próceres de la PP aliándose con los de la PSOE para que todo siga igual.

Continuará…

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.