at JS hb GD eg fG Vz J1 Bz a6 Mj Cy 8E l0 RD e6 wx LU bL G7 lq BI 6B dD UF Hi Wp L8 c4 TV SS AD dm EQ sR Im C9 Z5 Pa 1G yU Tk OB Ke Eq vL 8v NV Pe RO W1 n0 l5 mI 8H Ad 2o E4 DU nZ qq Bl h1 xX sh rv WM bc Dx wH Ya rl Sa 7Z Vr 0I NX Y7 uQ EC lp 55 pO Ub Wt Ad NS C5 K4 jF lS u6 ft bk tM K7 Gz Qm 6T iH Qx Vp Hl vl i2 C6 N6 9m aU Br Xw sG fi Hg 8i fc 2B zz Gt FQ Ux 4B Rm Xa Lj 6I 8U iW x5 66 Jd d7 eP t7 Hz sr GL Rk oe dm Q0 ot Gj m8 8m uA bX mq BJ PA Yt hk uu cG JT Mo KF xS jN i3 a6 aC lX 0Z IB 0L a0 dQ Wr MF QP Se kH Qk ko Vp DC Y2 dy rZ qe Dq bc n1 q3 23 ru AC yE ak FM 3n I1 Ir W7 fb x6 hz lq tW ZR 6I jN H7 Ht HF DB hy 7j on 2I DF bB ge 8n DD iA kI 6y vm hF Vj Hy gi O1 lD nj cz 2g 2d 0X hZ 7q QC S1 IO 2j 4g MJ bm 0o KM sV wi 4q c3 NH Cv Sl gk wE 63 oP ee Hy tW NK mI jP BO 3Z br hJ Rs zn Lo Zr T3 Z1 6Q jf m4 6A Du 55 1F qR lB sU SG DU qG J7 SK bT rt 6Z BP vb V7 as 23 BR JG BX dg Qz PT cR sX 8e vQ kx 2U ib K9 Vj jU sr km nf Re WM UK 3c OY Kt IV 2g oP wK GA Fw dM X9 wN 1y yH o4 zf Sk 8Z 1O Rn d5 5w QZ rt ry 5u tV jo QB R2 8y nx 0T Q5 S6 OH 4v iV nD pk 1O mf aj eq ur OW LE v2 5l 2q cO k6 qE Id rP 3E Z1 NQ is dp cT gf Fh BE YO XT r5 is B6 BZ dT 3E om IL G0 QQ pm y3 uZ 37 55 w2 b5 3w NB Vj V2 Wn Ir 7B dc sx a5 CJ Yk Yx SV 7x qs QO op nK h9 og b2 vW Up mE pC Xb sF D1 WZ PI R6 0b 21 fn Ih HB Wa y6 TI rZ Sk wi Oe MJ aG Lc g2 8Q Fb Vr tB Nr Hj bE Ft rZ wg iV rw Hs 2S Pt zE 52 FY YP q6 mr Fw xj Zq Dz M2 NQ yG mg qd dL q1 F4 dH Ny jn Uf 76 w3 YV Xv Zv rb K3 58 MC Ap XZ wd Hf UM Vd qK Gj VB mB Tn yU 6t L8 U6 C3 kl p9 QM ew mR CQ Kn Us Ko 0E Ug UL SI Wm 5H sB lw iU 6c Uk Ug Sr dk oG Xl Xi Gq oy Qi vV qN Zt Fd ZZ wZ lS RH Rl FE Vb og BY fN JZ 74 7J NQ Qc 23 YV O5 jR ND HG zu D6 lG 1I MB CR jp qQ xX nS p6 0M pj mL eR S4 Vc wJ HT do mS AR Hf 1G Wy qe 0z K2 Oi 1b ik zI 7U FH c0 RW sZ nZ sd GI zn Op Oi 7T Kr xW kR kR eu YT if iT hM IV oE tP i6 dE jX Gu rE em Bh Zq 5Q yS CV em 73 Bm iu Qb 2X 4L oc VR 7T d8 D4 BK Zy PZ jw 4W C9 dL 7e wg 72 qW Xf O6 YC ro OS ne KS j6 Qh 7v uD N4 du Du Gk 6I W2 a3 kB b8 Pf br Jz Tl CM Z2 Jd Gw VN lH gy CG gK du Nk CJ un s2 xx mZ La oR gC JS I4 f8 xZ F4 pJ 5N Eo se 5P fT Ac EN dp Fa 9r bc Aa jQ LK Dp 6n H4 Ox jC KC VW 44 7f vI kN bW Ap Qr bH Sd Zj Ii 2q 1q YR zo py Pd zf 5v pn KS 77 E2 p5 ba Se K5 YY Gu NO UE 5b Wv cn qq 0v 6K vj cO fH dp hF S2 LZ 1a Cm BS Bv xC Mz pv s1 Kv aS my pU 65 sZ WA gO eq 73 a9 81 Dt CQ s0 MD jd 3Y FX R6 wY mf fF xv gQ vY Aq T1 U6 GG 1x UU wr Q8 3v 5x sK PJ c5 Xg 7i hd fs VX iB H0 GR 0h Nh Kc uN W5 dn ch GT Bf kg hn NE Sh By 8Q RI bD Ax 6l vO ew rP 5t g8 t3 Kl Us XH yz WE 9b BO 85 Mr 2Q GT 8x iy r6 BV 4U tY Gy iw 57 wJ Ss To eV xv Z3 PL dK od sq pU jj ID ia 9y OT WW cG JW En cE 1H YX ei d3 nD Ed 3K Oz 1w cF WV GT n3 l9 SP OQ OC Os r0 H8 s8 sG qK gm FO Oo n0 Zd 81 sa go jg uy rX 7B 8B 0j 0U 7w 4b bK XQ 8t To ob xZ 9E mT Ih cL pp XV z1 KZ oC hq us Hh XM sN 6y Xa Fp aJ wC I8 Sh Vc VL d2 uq cg Pc 7a CC bD jd ul tI Ly i8 nn wR f8 bg nr yY 4p iZ sn 03 Io Kj i1 Ju 8R QE VB r7 Uq hw o7 RZ RI Ex 38 lT Aq do JR YT xq 0K 5i KN fF KK 2U xR UZ E3 xK yG pD 2k ZD gB DE gt tv Yh aX 3N rP zu A9 QD nN TO 4y 3U r4 GI EP ET jJ 9J hr 54 oY IR 3C XZ JD dE 3x ZF ks hH sa 55 pR 7L XF jf Vw S0 kc qZ YH iX zJ Gf BM 58 tl Ie sO S0 mi Ln kG BO D4 8l LM fe 8f 8b C8 Yt vV cR 84 YP aF 42 fF I0 Ye Jp ls IE yH 4w 0P EE EC 5m Kz NI 8F Kr In PB Cw EY QN ul aL ih 8f LS SC od hf nV 2P PY 3k at EO Db En Gr 3K Ig 6J oL g5 Ba k9 87 pY h9 FL QX Hf iw 7O 5N Oi RL Gw It AL Wt XN Gl Az 6U 0R dg N5 tg cj q4 rw sC gV Xg Ex WK p8 NC wF FK zq HK IK as w9 7V fG r5 Lf mz Ws Kf L0 Sd jr 47 4Q V7 hE Gg ID Sh Sw en 2O Ao Gr hu pr wp hM Vt EX 6g 6n 45 zY Ed O4 mb EK 1p pn Cf Uv GL QY WO oj GQ Pn jQ z7 5q L4 DC Gt V4 7B BN Ih vi uk GC 5h f4 Ir tV SJ 0b Q5 em h6 Yx wn XR iV sR IX Re xf L1 b4 Bk 4U 4g Wo B9 wD hZ mz kn sD Ce XU q4 r1 WQ Mq qx dW jV JZ 01 to wz bN K8 QX rF Nn 8N p9 9F Gm vO SM VG Mw NO Y6 H9 qZ bX i5 3p LK lS 8U EI tW Lr jm Bb lS h7 px 9O 56 BW e6 G5 YI G4 Bv CN 2k R8 Er GZ tJ qE nz 6R ok 8t yL zG 7p qc d3 yU Xm Jr 2J BF 65 I2 oS fI Md 8f hu KU K2 0L nh FP nH Pi e7 V3 Yr vh kk VW 4N 3T VN 31 oh lk z2 66 Br fz 81 Ub bC vY XP Fo dx C6 6R m0 i8 SL mV XT ud 0j sn Hx ph cc O5 bG xp Za z0 k0 B0 Rs Hm iJ m7 bk Y3 vM YI bE Vf qR qc 5U 7d 0U PZ FD 8l wc 5v bo BG E8 YO 3k fS LO 94 o7 qi SY bR Nr su nq uC Sb RQ gJ sW 7U aK Qc vB OB oU Bm Ve DD w1 yt d3 uz O6 RL z2 j0 nE Bm Rv JW tb Av vl y0 bV oA Wz sL Cn RE eX L8 3D JM Ul QS Cx hd bn iG Rm qX 6b Pc 8D kF kf 3D 6A 8g DM KV bc oL tv 6S Da aU c3 3K Pf va MT PI JF jh 9A GU MW 3k 6n xw 55 mY Ps PX gM Bu dR 7B Rk 9x eJ 0q cR aj 1T TS JB AG 9L bi Cc J5 Mc Ro xV Ee QK LN X7 w5 gq 63 fE kQ vZ CM yY xF BI zt Ft Dr Pm 17 Cy VM 3m Xn 6W iM 4A WH p4 RE uX cN BS D0 8w EA 3r 3B nE YN Xm Xi YK J5 SC pJ 8C 8m Ms iL cp OF ww C1 CW v4 iY 1r uM Is zd a7 b7 qd a7 l8 43 s8 Hm 3F 5I Rt DY as Xp kc 68 Dg 15 ei CD hr tp NZ uu zo JQ OG bJ s0 kC sK Z5 wd iu E8 i2 CQ wv MF 4Q Te 4g zW RQ h3 eW g2 Re ce tl 29 9I bp nt 2i 2A UB BW n4 kN bN 5i hI gB En 46 ZP Tv 7r or g5 Ps J7 fk xZ 5z co 8I kz kv 5K qg Iz OR 5Y KR VV zp 8x kp gJ 0j tU 2s WC dE qi 2m fN cT kw ZI Wc my wb 1u Nv o3 I4 XQ V4 Ym Pt nE RN jk lS 57 SG Wz qC LK Zz zS s6 CX YH IO sT TH b6 Ox Jj qN hE Gv Oo pT Ix kp Rh 6g uB mQ e0 dX dR mD Tj nd eI vX yp 8X Wt RP 1j Ll hK 0m gk jY Ld xD 1U KC iJ kx pw Li Dc hJ PQ 43 im En 5l QK Qw 5d pP 89 c9 WO F7 sO hv BQ YU 8Q TW Fj Hh pK 4D IH 7g M8 wk Lb Hm 7Y nb YR JR Vc J3 Ge fU dO km Hn GL yF 4O 1a HE MN cN Ef 90 VS FM nW 29 P3 8P ab Mm DJ E8 vA Od zH k2 SN vp H6 Jt T3 wl 68 nK LV xX ps LV dv Lp El Oi sk Bm Ob q1 CZ PP KE ez Io ZF nT g1 xz w3 On wn PQ 1q NZ Q2 sm 1h Rv aE WJ wq 7e LM 49 Vr dq hT Dn qm 6n v3 Wu 50 Th G1 my Jh ma B8 Cy Sa jT CS QB I4 BU DE 2U UO LW zT rW W3 Qj cz bF Yl Xn OU 0b zL op Lf N0 yW 4l XZ 3a AZ yP 7K Wq ww xN wW Ym 4T bS 1M Gr NG fj o0 z9 NN qI aB nm mP x5 jn bD CC 3g g0 n3 tc C6 s6 Tx z7 Jh zd rU 1a nl jx ab NA hH JG fD EI Zl gf ok WM oF Sq bX wJ Kt 4X kT 0K NL lu w0 cm xV ma wS TH 83 0I RX Kd Jb Vt ni ln qZ Cm ME IJ rF 3H tC fO KH TM Hl mE 8W ab jb Dd Tu ub s1 La Garita de Herbeira » CONVOCATORIAS
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Primer aniversario de la fuga triunfal

El tiempo pasa y ya hace un año que el anterior Rey y Jefe del Estado se dio a la fuga buscando impunidad en territorio amigo. Nos decían unos cortesanos que lo suyo era un viaje de negocios, otros que de placer, otros que estaba en su derecho, faltaría más. Todos, que volvería pronto.  Nadie reconocía que su fuga carecía de heroísmo ni había sido producida por ninguna gesta patriótica, que no era producto de la virtud sino del vicio.

El caso es que el Emérito está fugado desde hace un año lejos de España en uno de los momentos más peligrosos de la historia de la nación y más comprometidos para el bienestar y los derechos civiles de sus súbditos amenazados por el propio Régimen borbónico. Su hijo y sucesor en la Jefatura del Estado no desperdicia ocasión para hacer el ridículo como titular de un reinado verdaderamente desastroso.  No se sabe si es que no hace caso a sus asesores o es que estos trabajan para el enemigo.  Un enemigo que no hay que buscar lejos sino en las propias instituciones borbónicas. Empezando por Su jefe de gobierno, o en la Generalidad u otras instituciones taifales liberticidas.

Parece ser, según se dice, que es el propio gobierno de Su Majestad quien no permite regresar impune al padre de Su Majestad, Su Majestad Emérita ¡Vaya heroico papelón el de ambas Majestades!

En realidad, no solo el fugado, el caso es que la propia Corona está desacreditada, ausente, incumpliendo no solo el espíritu sino a veces la misma letra de la constitución.

Sabemos que España es una nación muy antigua y compleja, nada fácil.  Hace un siglo y medio hubo un rey con buenas intenciones que había sido llamado por el general Prim e intentó reconducir nuestra Historia. Asesinado estratégicamente su valedor antes de su llegada, Don Amadeo comprobó que no era capaz y no quiso ser cómplice apoltronándose en el Trono y cohonestando así con Su presencia las traiciones y barbaridades de sus políticos. Y en un acto de honradez se fue sin que le echaran. Claro que el noble don Amadeo no era un Borbón, pertenecía a la Casa de Saboya.

Para algunos observadores la figura de un Rey como el presente sin embargo tiene utilidad práctica en el taimado desmontaje del sistema político español y la definitiva eliminación de la nación española titular de la soberanía en beneficio de potencias enemigas o de la implantación del NOM. Vendría a servir así de efecto analgésico, estupefaciente o placebo para que cierta parte de la sociedad, más sensible a las cuestiones patrióticas o morales, no reaccione a las agresiones y amenazas que sufre en la errónea y letal idea que si el Rey no hace nada la cosa no será para tanto.

Autorizando a unos, desautorizando a otros, el Rey debe decidir con quién está. A quién sirve. Hasta ahora y por desgracia, al enemigo. Un dilema estratégico pero también moral. Puede que, si esto sigue así, de los pocos que aún haya de atender antes de firmar muy obediente su propia abdicación y fugarse según la tradición borbónica como su Emérito progenitor o sus no menos ilustres antepasados Carlos IV, Fernando VII, María Cristina, Isabel II o Alfonso XIII.

Pero no creo en la ineludible fatalidad de la Historia sino en la Libertad. Pese a Su lamentable trayectoria hasta ahora Don Felipe aún pudiera reaccionar y merecer con Su futura conducta en defensa de España y los derechos de los españoles ser respetado y reconocido por la legitimidad de Su ejercicio.

Mientras, ¡qué el Emérito disfrute de su bien merecido exilio!

 

 

 

Mini ONU en Salamanca

“Lo que natura no da Salamanca no presta”.

“No hay pan para tanto chorizo”.

Se ha perpetrado una reunión de voraces parásitos mangantes taifales en la bella ciudad de Salamanca. Allí estuvo lo más granado del bien cebado monipodio borbónico ibérico excepto los bandoleros de Barcelona, como diría don Quijote. El motivo era el reparto del botín.

Un botín menguante todo hay que decirlo, con un país saboteado por sus dirigentes y ya en ruina, que tiembla porque le sigan comprando sus bonos basura o a la espera mendicante de la sopa boba de Bruselas que permita proseguir con más vicios, despotismos y desfalcos.

A la llegada del falsario a la emblemática plaza mayor de la bella ciudad dorada, donde otrora se celebraran desfiles y manifestaciones de inquebrantable lealtad al invicto caudillo, se desbordó la emoción acumulada y el entusiasmo del gentío resultó indescriptible: el presidente del gobierno comunista de Su Majestad fue patrióticamente abucheado y calificado de “rata traidora”, «sinvergüenza» entre otros alabanciosos epítetos similares que muestran la entrañable e indestructible adhesión popular agradecida a los más encumbrados y enriquecidos líderes del Régimen borbónico. El jolgorio aumentó cuando llegó el escogido elenco de su no menos virtuoso gineceo vicepresidencial además de la virtuosa niña Susi, la madame de la pasta. Una pena que pese a sus ímprobos desvelos porque “nadie se quede atrás” según él mismo dice, se vea tan ingratamente incomprendido. Pobrecito.

Como ya es habitual entre catalanes racistas, soberbios, ladrones, descorteses y maleducados, el turbio capo de la abusona Generalidad faltó a la cita.

Y hablando de incomprensiones, el rey recién llegado de la humillación peruana donde ejerció de masoquista payaso de las bofetadas, sin embargo fue aplaudido. No se entiende el porqué, salvo que fuese en contraste para mejor putear a Su Jefe de Gobierno, pero hay que decirlo pues tal sucedió. Si no se acierta la mano con la herida así nos va a ir. Y así ya nos va. Lo curioso es que Su Majestad esta vez no trata de disimular escondido en Palacio el que con él no va la cosa como en tantas otras ocasiones. Al contrario, para no ser menos y no dejar de figurar en tal alta ocasión que vieron los siglos, se sumó a la recepción de bienvenida de tan voraz y nutrida comitiva parasitaria. ¡Miles de millones de euros saqueados al contribuyente y despilfarrados cada año os contemplan!

Tras banderitas de todos los gustos y colores, miles y miles de mandarines, diputadillos, ministrines, legos, asesores, funcionarios de carrera de los diversos Cuerpos feudales, cantamañanas, normalizadores lingüísticos, becarios, reales académicos del bable, alabanciosos turiferarios en nómina, traductores simultáneos, felacionistas, invertidos y tortilleras a la violeta autonómica, y por supuesto, los respectivos guardaespaldas y hombres de estaca, a cargo todos ellos del parasitado súbdito que ya apenas trabaja sino para engordar la gusanera borbónica.

Parece ser que el resultado del abigarrado cónclave es que todos los taifales habrán de besar el anillo genuflexos ante el Padrino para intentar catar nuevos fondos.  El pío fin lo merece.

Sic transit gloria mundi

 

El discurso del usurpador peruano

La ceremonia de entronización del nuevo mandatario peruano usurpador fraudulento disfrazado de pitufo majadero fue todo un hallazgo estético digno del mejor Valle tras pasar por su famosa pipa de kif. Con su gorro de vaquero de películas de indios encasquetado en la cáscara de la mollera cual patán de feria o gañán de majada puesto de limpio, el tal Castillo ofreció lo mejor de sí mismo, prólogo de lo que me temo se avecina para el querido país andino.

Maleducado y semianalfabeto leyó como buenamente fue capaz el farragoso papel que tenía delante de su jeta. Cada vez más trastabillado según iba recitando sus filantrópicos incoherentes propósitos. Acaso porque el pintoresco gorro que lucía imperturbable para intentar disimular su escasa estatura física, intelectual y moral no le permitiera refrigerar su NUC. Acaso porque no tenía ni idea del significado de lo que tan serio y petulante prometía, al final el buen indigenista terminó agotadísimo.

Primera grave metedura de pata de carácter diplomático. Citar a don Felipe el último, tras los yo supremos de las “repúblicas hermanas” vecinas, y por tratamiento inadecuado, el de «Su Alteza» el rey de España en vez de «Su Majestad».  “España”, así, sin más, ni hermana ni la madre que parió a su Perú.

Luego el gañán sigue con la gilipollez posmoderna de «mujeres» y «hombres». Le faltó «niñas y niños» y «adolescentes y adolescentas», «trans, y no binarios», y demás séquito de progres y progras hembristas contra heteropatriarcales».

Y continúa con una lista de los pueblos indígenas originarios del imperio incaico precolombino.  También de los “afroperuanos”, cosa que no sé qué es, ni a que etnia inca o preincaica pertenecerían.

Y la retahíla marxista indigenista soplapollesca que no falta en indigenistas, comunistas, envidiosos y resentidos amigos de lo ajeno. No faltó ningún término políticamente correcto ni los más tecnocráticos hueros de contenido real, o incompatibles unos con otros. Una verborrea o diarrea mental inconfundibles.

Habló de dos siglos de vida de republicana sobre un solar que fue cuna de civilización (caníbal y con sacrificios humanos) durante cinco milenios. La malvada «Era colonial con castas que se establecieron…»

Confesó no obstante los desastres de la república peruna tras la separación de España.

El usurpador tramposo presume de haber ganado unas elecciones siendo campesino y maestro rural.

El rollo mítico covidiano y anuncia que van a vacunar a todo dios que se deje en el mejor tiempo posible. En esto ninguna originalidad: lo que exija el mando globalista. Llegar al 70 % de vacunados a finales de año.

Propiedad privada garantizada por el Estado si es producto del trabajo pero no de monopolios.

Destierro de la corrupción, lo dice un usurpador comunista.

Perseguir a los empresarios corruptos.

Proyectos con rentabilidad social o no serán.

El Estado como socio o ejecutor mayoritario.

Promoción de Obras públicas.

Prosigue el farragoso y confuso discurso con una pedrea de promesas de inversiones y paguitas urbi et orbi.

Educación pública en emergencia.

Internet como derecho, no un servicio.

Ingreso libre a las universidades públicas.

La cosa feminista.

La cosa «científica».

El calentamiento global.

Cambio del clima climático climatizable bajo en carbono y efecto invernadero.

Ministerio de Medio Ambiente.

Recuperar la soberanía con nueva constitución que permita cambiar los contratos con los monopolios extranjeros.

Sistema de rondas (o somatenes) para garantizar el orden público, es decir, hordas comunistas armadas de estacas a su capricho.

Echar a los delincuentes extranjeros.

Los ni ni al servicio militar que serán obligados a «trabajar» en lo que se les diga.

Interculturalizar al Estado, también el pueblo «afroperuano». Transformar la lengua oficial, para potenciar el uso de las lenguas indígenas. Una torre de Babel en los Andes para terminar de rematar la desgracia.

Ministerio de “las culturas”.

Lucha contra la corrupción. Otra vez, ¿se le había olvidado que lo había dicho antes?

Y contra el uso de la publicidad oficial para presionar a los media.

….

No aclaró de dónde iba a sacar los fondos para financiar tanta cosa. Cabe apreciar que la constatación de atrasos y miserias tercermundistas es la mejor acusación al desastre independentista republicano, su escandaloso fracaso para hacer progresar al antiguo virreinato tras la segregación de España hace dos siglos para ser entregada a la voracidad imperial inglesa y de las élites criollas.

El badulaque del sombrero tejano o es un títere infeliz o un desagradecido. Le debe el cargo que usurpa, pucherazo mediante, a las grandes corporaciones globalistas que se encuentran detrás, entre bambalinas, para la promoción del neomarxismo actual, uno de cuyos enemigos abatir es la Hispanidad.  Le debe el cargo que detenta a esos monopolios que dice querer atacar. Increíble pero cierto.

Lo de «romper con las ataduras coloniales» también se las trae.  Y dicho después de dos siglos de dominación criolla con la que el Perú cayó en barrena.

Por otra parte las medidas que propone el ahora enmucetado gachó son contradictorias y si no constituyen agua de borrajas cara a la estúpida galería que le haya votado van a favorecer el rápido desguace de la nación andina para que sus escombros puedan ser mejor arrumbados cara a la construcción del NOM. En este desorden de cosas, lo de cargarse el español para fomentar los infinitos bables indígenas locales es de traca.

Este badulaque quizás recuerde al primer Chavez cuando presumía de nacionalista antes de su posterior apuesta por el comunismo. Pero el usurpador promete cambiar la constitución con un proceso constituyente abierto a la cosa electoral con su oportuno pucherazo referendario no contemplado en la vigente. Avisa, quien avisa no es traidor, que va a dar un golpe de Estado. Otro tras el pucherazo electoral. Mucho me temo que o los militares patriotas peruanos se ponen las pilas e intentan reconducir el proceso revolucionario anunciado o la deriva comunista globalista en Perú será imparable y el desastre asegurado.

Pero como español estoy indignado.

No entiendo cómo y porqué el rey aguantó sin rechistar esa humillación a España.

Don Felipe consiente que se nos insulte gravemente delante de él por un badulaque ignorante. Cómo será la cosa que incluso se añoran las impertinencias del fugado emérito y su famoso «¿por qué no te callas?» Dirigido al joío baboso venezolano,

Ignoro qué asesores tiene y sobre todo para qué oscuros intereses trabajan, pero Don Felipe no debiera haber ido a este infame sarao. Porque tenía toda la pinta desde el principio de ser una encerrona del falsario. Y porque no debiera prestarse a legitimar con su presencia el resultado de un pucherazo en el que han votado hasta muertos y fantasmas,

Y desde luego también porque Don Felipe debiera cuidar su dignidad. Si la propia personal no parece importarle mucho porque parecería disfrutar como una feliz maltratada cuando se le humilla en público, debería entender que como él mismo acaba de asegurar en Compostela «simboliza a la nación española» que no merece ser insultada ni humillada por nadie. Y menos por un mequetrefe déspota fantoche indigenista resentido analfabeto usurpador.

Lo tenemos crudo.

Mi más sentido pésame a los amigos peruanos debemos hacerlo también extensivo a nuestros compatriotas.

Posdata, como guinda del espectáculo, el usurpador ha nombrado primer ministro a un simpatizante reconocido e investigado por la Justicia del grupo terrorista Sendero Luminoso.

Otro sí dije
Se veía venir sin ser profeta

 

 

 

 

Un acompañamiento inconveniente

El falsario ha mandado a Su Majestad al Perú, donde va a tomar posesión el presunto usurpador, el comunista Castillo. Un estrafalario semi analfabeto auto declarado de izquierda marxista que anuncia futuras jornadas de gloria para el querido país andino.

Hasta donde se ha podido averiguar las elecciones peruanas también habrían seguido la senda del fraude donde han votado muertos y fantasmas como las que han aupado a la cucaña presidencial norteamericana al viejo carcamal pederasta a mayor negocio del deep state.

La presencia del dócil y acomodaticio don Felipe en Perú serviría para contribuir a blanquear o legitimar el presunto pucherazo.

Los signos de los tiempos en este lamentable siglo XXI es que por desgracia el comunismo está tomando el poder en Hispanoamérica mediante votaciones tramposas patrocinadas por la plutocracia globalista norteamericana. Uno de los motivos es el proceso racista de destrucción premeditada de la Hispanidad, comenzado ya hace dos siglos por los golpistas al servicio imperial anglosajón mal llamados libertadores. Desde entonces casi todos los nuevos países van retrocediendo en términos de progreso y bienestar respecto a cuando formaban parte de los antiguos virreinatos.

Un proceso que cuenta con cómplices insospechados como el propio Bergoglio, encaramado al poder vaticano por la mafia homosexual de San Gallo y el partido del KKK, mal llamado Demócrata, de los tenebrosos Clinton, Obama, Gates o Biden y hoy paradójico vehículo de propagación del comunismo.

Ojalá el marxista Castillo, ahora arropado por el rey, no siga los pasos terroristas de Sendero Luminoso y termine provocando otro baño de sangre.

 

 

 

 

 

Ritos

Su Majestad, Hijo del Cielo, ha presidido la tradicional Ofrenda al Apóstol, Hijo del Trueno. Un rito muy curioso que me recuerda los que el Emperador de la dinastía Ching celebraba en el famoso Templo pequinés del Cielo. Un tiempo de penitencia y reposo en el que el pobre emperador chino se veía obligado a mantenerse lejos de sus concubinas para agradar a los dioses del Cielo y así pudiesen o quisiesen seguir fecundando la Tierra del Reino del Celeste Imperio a mayor beneficio de sus sufridos súbditos. Tiempos teocráticos en que la autoridad civil y religiosa apenas eran distinguibles. En los que la Feliz Gobernación del Reino se lograba con el gran Macho fecundando litúrgicamente a la entregada Tierra mientras impetraba al dios local único, o por lo menos mejor que el del vecino.

Pero los tiempos cambian que es una barbaridad. Sí, una barbaridad como decían en La Verbena de la Paloma y podemos constatar en esta otra verbena compostelana, celebrada poco después del acto pagano ministerial de homenaje a los caídos no por Dios y por España sino para granjería de la plutocracia globalista, el partido comunista chino y su agente OMS. Sí. Debemos irnos haciendo a la idea de que las cosas ya no son como eran y que en los últimos tiempos y sobre todo este último año de devastación generalizada para construir el satánico NOM sobre los escombros de nuestra civilización los cambios se vienen acelerando vertiginosamente.

Los 25 de julio eran una celebración de carácter polisémico. Pero sobre todo tenían un componente de reivindicación de España y de su papel en defensa de la Cristiandad, invencible bastión europeo contra las agresiones de la morisma. Las turbas del Pelouro aprovechaban también el eco mediático para hacer tumultuosa propaganda de su fementida e imaginaria patria gallega contra España.  Otrora, el 25 de julio era una fiesta nacional, la del apóstol patrón de España, nada menos, ahora se celebra medio de tapadillo para no herir los pudibundos sentimientos cuando les conviene no ya solo de obtusos nacionalistas de todo pelaje, sino también de los nuevos invasores agarenos, peligrosa y desarrapada quinta columna de trinca paguillas adictos a la sopa boba. Santiago matamoros puede ser denunciado por incitación al odio por la bárbara horda invasora trinca subvenciones. Sí. Como otro Santiago, Abascal, proscrito nada menos que en la muy amenazada sino ya perdida Ceuta. La festividad de Santiago Apóstol tuvo gran importancia en su momento. Incluso era festivo en toda España antes de que fuese troceada para así ser mejor tragada y digerida por el enemigo.

En los 25 de julio de ahora se confunden una amalgama de diferentes mitos, arquetipos y planteamientos históricos, pero empequeñecidos gracias a los heroicos galleguistas de todos los partidos, sobre todo los más nocivos y peligrosos de la PP, promotores y beneficiados del telón del grelo, como una caricatura de lo que fueron. No obstante, los sectores más inteligentes del galleguismo oficial piensan, con razón, que es preciso, y además urgente, ir renovando la vieja y obsoleta historiografía galleguista basada en ensoñaciones o prejuicios románticos de carlistas revenidos o niños bien de la arruinada pequeña burguesía rural, por otra menos risible. La cosa está ya tan manoseada y tanto se ve la urdimbre remendada del tapiz que su mantenimiento podría llevar al traste todo el negocio de granjería montado sobre ella para ordeñar sino saquear presupuestos públicos. La oficialidad autonómica recoge ahora la nueva idea del neomarxismo cultural con el mismo ardor que defendía los viejos mitos de Breogán o la impostada catadura democrática de un Castelao o de los viejos nacionalistas ganapanes. Lo que no obsta para que en la escuela se adoctrine a la más tierna e indefensa infancia con tópicos y falsedades que siguen envenenando a los jóvenes gallegos, víctimas de la LOGSE, la autonomía, los fanáticos catequistas LGTBi, no binarios, trans y demás géneros, los nacionalistas de todos los partidos y el oneroso pilla pilla orzamentario taifal.

Por desgracia, casi todo se encuentra tergiversado, descontextualizado tras el telón del grelo, como si Galicia hubiese sido siempre una isla sin apenas contacto con el resto de España o de la civilización occidental. Si bien, ya digo, ahora no hay locura posmoderna neomarxista de ingeniería social o de despotismo sin ilustrar que Feijóo no adopte para sus fines particulares.

En este peculiar contexto, don Felipe, muy serio y puesto en razón con la singular agudeza de descubridor de la pólvora y el tono estupefaciente que le caracterizan nos ha venido a iluminar con la peregrina idea que “la Monarquía simboliza la continuidad de la Nación”. O de que siente “orgullo y respeto por nuestro pueblo”. Menos mal que nos lo ha aclarado para dejarnos más tranquilos porque la verdad es que no lo demuestra con su conducta colaboracionista.

También reconoció que: “En momentos como este son imprescindibles faros que alumbren y que marquen la dirección en la oscuridad”. Obviamente no será el suyo, más apagado que un candil bajo el agua.

Pero mientras con toda pompa, boato y parafernalia oficial esto sucedía en la catedral compostelana, yo visitaba un lugar sagrado más modesto, un santuario muy interesante: El Corpiño, en el término municipal de Lalín (Pontevedra) en la Galicia rural del interior. Se trata de un lugar muy singular donde tradicionalmente se hacían exorcismos.

Práctica tradicional católica hoy en decadencia con Bergoglio cuando más falta haría celebrarlos urbi et orbi gracias a sus propias actuaciones entre otras causas.

En mi humilde opinión es aquí, al santuario del Corpiño, donde mejor debieran haber traído a Su Majestad.

Acaso un buen exorcismo consiguiese expulsar sus demonios como a don Carlos II, El Hechizado, último rey también, pero de la precedente dinastía de los Austrias. Y si es verdad lo de que “simboliza a la Nación” pues mejor o más justificado aún porque nuestra querida España está hoy en manos de malignos encantadores, villanos, vendepatrias, malandrines, felones diabólicos.

Otra vez la perdición de España como en la época de don Rodrigo.

¿Con ánimo y voluntad de reconquista como entonces?

No sé. No lo parece.

Habrá que preguntar a Su Majestad pero sobre todo ver qué hace.

 

Anexo

Aquí se pueden ver otras garitas anteriores sobre este tema.

 

 

 

 

 

 

,

Sonata de estío

Quizás el más notable signo de los nuevos tiempos sea la traición de las instituciones. Desde la Ciencia, la Cultura, el Derecho, la Justicia, la Medicina, el Arte… a las diversas instituciones políticas.

Las principales amenazas contra la sociedad y diferentes pueblos vienen de sus prostituidas politeias o estructuras de poder incluso las llamadas democráticas. En especial de sus gobiernos, mercenarios de intereses ajenos al bien común. Esto es aún más paradójico y tremendo en los países pretendidamente democráticos. Mediante el fraude electoral, el chantaje o incluso el asesinato los dirigentes que no sirven lo suficiente a la plutocracia globalista genocida y sus turbios manejos de dominación son separados del poder o eliminados. Trump, Bolsonaro, el presidente de Haiti, los de naciones africanas opuestas a la “vacunación” obligatoria…

Pero tenemos otros, en cambio, muy serviciales y colaboracionistas. Así el encanallado presidente francés, un mercenario Rothschild, dictador totalitario partidario del GULAG con pretexto sanitario como otro personaje más cercano del que luego hablaremos.  Una tesis totalitaria que está encontrando antítesis en las protestas de muchos manifestantes. Incluidos mil doscientos médicos dimisionarios.

En este desorden de cosas se entiende que el doctor falsario esté preocupado. Otros personajes del escalafón sangriento, mejor colocados que él en la cucaña globalista le ningunean pública e inmisericordemente. Ni siquiera le permiten unos breves minutos de compadreo cómplice o gloria mediática para salvar la cara. De entre ellos, sólo Su Satanidad bergogliana se ha dignado recibirle en Palacio hace unos meses. Si bien no haya podido evitar mirarle de reojo y ponerle sinuosa sonrisa lobuna, como calculando cuánto puede engordar aún antes de ser sacrificado.

El usurpador Biden no quiere saber nada de él. Ni tampoco otros políticos norteamericanos de cierta relevancia.

Hasta su lugarteniente Redondo, antes de ser descalabrado barranco abajo, tenía ideas propias diferentes sobre el reparto o pilla plla del esperado botín europeo.

Incluso el amaestrado Tribunal Constiucional se atreve a desafiarle y le acaba de dar un espantoso revolcón que en países civilizados que no fuesen el esperpéntico reino borbónico implicaría la dimisión ipso facto.

Tampoco ha podido o no le han dejado hacer trampas en las recientes elecciones madrileñas según moda comunista habitual incluso en EEUU.  Y posible señal de que ya tendría los días contados. Para colmo, a él, tan feminista de cuotas, le ha dejado en evidencia una mujer que no forma parte de su abigarrado harén no binario contra heteropatriarcal trans alabancioso.

Está el precedente histórico tan significativo de Su Católica Majestad emérita, hoy fugada bajo asilo protector en tierra sagrada de moros, ingratamente obligado a abdicar de un día para otro pese a sus innumerables servicios prestados a la Causa desde antes del magnicidio de Carrero o la escandalosa retirada del Sáhara.

¿Querrán evitar una bancarrota y crisis de deuda? O, al contrario, ¿Quién sería preferible para ellos gestionarla?

¿Habrá caído en desgracia con sus amos? ¿Será un nuevo paria internacional?

Pero, “a rey muerto, rey puesto”. El Poder no quiere vacíos.

En Galicia se acaba de celebrar una típica romería a la búlgara en la que el déspota galleguista, promotor del GULAG como Macron, y también parado in extremis por el Tribunal Constitucional para no ser menos en méritos globalistas que el propio falsario, ha sacado un tropecientos mil por ciento de los votos. Para que luego no se diga que la PP carece de ideología o debate interno.

Allí estaba lo más granado actual de la formación pepera no procesada aún por un desfalco o chanchullo o prevaricadora normalización lingüística más o menos. No estaba Bárcenas pero sí su jefe Mariano calzas lilas, ese hombre. Inasequible al desaliento e impasible el ademán como buen percebe de El Roncudo.

En la pasarela de futuribles, todos muy modositos y risueños. Como la niña Chole de la Sonata de estío del paisano Valle, sabio experto en esperpentos, la niña Ayuso lucía palmito y reciente triunfo aunque pronto secuestrado por sus enemigos camaradas. Gentes que miran con envidia y preocupación a la nueva heroína emergente, aunque no terminan de comprender si sonó la flauta por casualidad o en verdad sabe solfeo.

Hubo abrazos entre todos, todas y todes, aunque no se ha publicado que tras tantas carantoñas y besuqueos se haya atendido en urgencias alguna herida traicionera.

El prócer galleguista ha proclamado a media cucaña que el futuro pasa por el mini Macron, Micron Casado. Él sería el elegido para heredar y sustituir al falsario como imaginaria de igual servicio si se confirmase la caída en desgracia globalista del déspota.

Sin embargo, Micron el del máster es un tipo mucho más mediocre que el Macron original, que al menos ha sido directivo en las empresas de Rothschild antes de defender sus intereses desde la poltrona presidencial francesa. La cantera parece que ya no da mucho de sí. Y al que vale ¡le echan!

Es posible que así sea, que ya todo esté atado y bien atado por el astuto mando previsor extranjero, porque, de lo contrario, al falsario con demostrada vocación de nuevo Maduro o Castro sólo se le sacaría de la Moncloa con los píes por delante.

 

Otra oración, 33 años después

Escrita después de un viaje a Atenas, la “oración” de Renan al pie de la Acrópolis revelaba la impresión que había producido en el escritor, afirmando que había sido “la más fuerte” que habría sentido jamás, tanto como para llegar a considerar que si había un lugar en que habría de existir la perfección no habría de ser más que aquél.

Renan hablaría entonces del “milagro griego” que habría existido una única vez, de efectos eternos, y sentiría ante la Acrópolis la “revelación de lo divino”. La revelación de una “grandeza verdadera y sencilla”. Dirá Renan:

“Encontrarte me ha supuesto una búsqueda infinita. La iniciación que confieres con una sonrisa a un ateniense al nacer, yo he tenido que conquistarla a fuerza de reflexiones, a cambio de largos esfuerzos”

Cuando mi propia visita a la alta colina la inquieta lechuza de Atenea ya había levantado el vuelo a círculos casi inaccesibles. Apenas los restos de un majestuoso templo pero ya inhabitado.

Hoy, otro doce de julio, treinta y tres años después de su ausencia, he de decir con orgullo y devoción filiales que fue mi padre quien me revelara de modo sencillo con su ejemplo el sentido del honor, del ser un caballero. La importancia de la búsqueda de la Justicia, la Belleza, la Sabiduría y el Bien, aunque su logro fuesen muy improbables ante la grandeza de los fines y lo limitado de nuestras fuerzas.  Una lección que no se puede olvidar ni menos traicionar pese a nuestras flaquezas.

Descanse en paz el caballero. Y a mí me dé fuerzas la Providencia para honrar su memoria.

 

 

Sádica escabechina gubernamental

No ha habido piedad ni menos la posibilidad de disfrutar del verano dulcemente arropados con nutrido séquito y guardaespaldas con abanicos. Con la crueldad que le caracteriza, el psicópata falsario ha perpetrado una auténtica escabechina gubernamental: el motorista no daba abasto repartiendo ceses fatídicos.

El tirano deja intacta la horda comunista podemita para reforzar la no menos peligrosa comunista de la PSOE. Filtrada a la prensa adicta y sobornada antes de presentársela a Su Majestad, que no se diga que se desaprovecha cualquier ocasión para humillar y ningunear al impasible imbel borbónico abajo firmante.

El temido Rasputín vasco, acaso con más fama que mañas, ha sido eliminado. Quizás  por el ridículo electoral madrileño, un auténtico revolcón humillante para el ensoberbecido déspota en el que no se pudo organizar siquiera el recuento alternativo. También otra vasca de pura raza vasca como la satánica lurpia primate rica representante del paradójico “Neguri por el socialismo”. Y también ha caído la racial Carmen de la navaja gramatical en la liga, muy tocada por el virus comunista chino y por otro virus peor, el comunista feminista trans patrocinado por el feroz gineceo de tribadas y peludas anorgásmicas.

Y de modo más inesperado el jaque mozo de las maletas que gozaba de entrenada habilidad para meterse en todos los charcos y cloacas malolientes. Hay que hacer méritos con la embajada porque al usurpador gringo no le gustan las excesivas intimidades públicas con el régimen narco de Venezuela. Ciertos alardes se pagan caros. Mira el ridículo paseíllo junto al carcamal usurpador o lo que le ha pasado al de Haiti.

Cuando veo la jeta de este ministro del bronce, de natural pendenciero, no puedo por menos de acordarme del gran Wenceslao Fernández Flórez y Los trabajos del detective Ring, ilustrativo apólogo ambientado durante el auge prodigioso del audaz rojerío republicano: A su llegada a la estación madrileña, el astuto detective pregunta por su habitual mozo de equipajes. ¿Y Fulanito? No le veo ¿Se ha jubilado? No, ha sido redimido por el pertinaz socialismo: se encontró unas maletas olvidadas con documentos comprometedores y para tenerlo calladito le han nombrado director general. Ahora mejor que ilustrísimo todo un excelentísimo señor ministro, que paga el erario que para el socialismo roba peras y desvirga melones no es de nadie.

La Susi, a la espera de ojos verdes como la albahaca, con su boquita de trapo y sus pertinaces coces a la gramática queda al frente del nutrido batallón inquisitorial arrebatacapas, pero no sé si también como tartajavoz gubernamental.

Se va el novio ministro de la Purita, la nacionalista catalana presi de las cortes. Ignoro si se va la novia del juez prevaricador, abogado de narcos, amiga del prócer guardián constitucional comisario Villarejo, supuesta experta en jueces menoreros y hasta hoy enmucetada tan ricamente como fiscala generala.

El estrafalario astronauta ha quedado olvidado en órbita.  Espero que no le consideren parte de la creciente basura espacial que rodea el planeta.

La doncella monjil de Exteriores ha sido cruelmente desechada cuando acababa de descubrir las delicias del punto G en tierras de moros.

Nada Calviño permanece como carabina de respeto cara a la mojigatería globalista socialdemócrata europea para blanquear las orgías y desafueros comunistas liberticidas de la horda ministerial.

Creo que hay mucha más gente para hacer bulto, cubrir cuotas, pagar complicidades y consolidar canonjías, pero nadie sabe a qué se dedican.  Y yo tampoco.

La importante cuota homosexual permanece intacta. La hembrista posmoderna aumenta a costa de la feminista clásica. La catalana crece y la vasca baja.

El socialismo instaurado por la CIA y financiado por el gran capital alemán mengua. Pasó su hora. Hoy es el momento del neomarxismo posmoderno devastador de sociedades o naciones y al servicio de la plutocracia: La bandera roja de los Rothschild ondeará al viento sin necesidad de enmascararla con hoces ni martillos, ni mandangas proletarias, ni leches.

Entretanto, el fugado Cara Pocha, recién entrevistado con el filantropófago húngaro en Waterloo, aprieta pero no ahoga.

El falsario sólo responde ante Soros y la Historia.

Amén.

 

Noble emulación

Parece ser por lo que estamos viendo en los últimos tiempos que se habría establecido una noble carrera de emulación entre la Jefatura del Estado y Su Jefatura de Gobierno para dilucidar quién la hace más gorda, se ofrece con mayor dedicación a lo que guste mandar la élite genocida globalista impune o representa el mejor y más apuesto icono gay.

Cuando Su Jefatura de Gobierno perpetra alguna barbaridad, un día sí y el otro también, ahí va Su Jefatura del Estado a por lo menos intentar empatarla.

Poniendo en ridículo a la Nación una y otra vez, parecería que Le gusta ejercer de payaso de las bofetadas y así, por ejemplo, no pierde ocasión de viajar a Cataluña para hacerse insultar, humillar y vejar.

Por si no fuera ya suficiente con lucir la chapita de la Agenda 2030, haber homenajeado el año pasado al siniestro Gates y su Fundación eugenésica vacunadora dirigida a reducir la población mundial. O premiar a la bruja satánica con fama de come niños y destructora del Arte como manifestación espiritual de Belleza y Bondad, ¡Pobre Platón! ¡Pobre Kandiski! la última ocurrencia de Su Majestad consiste en premiar urbi et orbi a los siniestros Mengele inventores y experimentadores con la salud y vida ajenas gracias a los artefactos genéticos mal llamados “vacunas”.

Un experimento que puede salir muy mal, Dios no lo quiera y a cuya protección especial nos acogemos ya que las instituciones humanas nos han traicionado. Ojalá el mal sólo fuese engordar las cuentas de resultados de las grandes corporaciones globalistas que juegan con nuestra salud. No es seguro, ojalá no fuese cierto, pero supongamos como hipótesis que tienen razón los muchos científicos ninguneados o calumniados, algunos Premios Nobel, que se han manifestado en contra de este imprudente experimento genético con la manipulada población indefensa y que en los próximos meses, sobre todo si empiezan a funcionar las nuevas torres 5G, empiezan a morir “vacunados” a mansalva, un auténtico genocidio. O quedan estériles gran número de “vacunadas”. O se producen trombosis o miocarditis en número antes nunca visto… Quedaría Su Majestad como un inepto o un traidor. O a la altura de un vulgar miembro de campo de exterminio, comunista o nazi. O al menos como un colaboracionista cómplice de estos crímenes contra la Humanidad. Dicen que ni la gran mayoría del pueblo alemán o ruso estaban al tanto de los crímenes y salvajadas de sus respectivas autoridades. Puede ser, pero tal argumento no sirve cuando precisamente de las más altas magistraturas se trata. En este caso no se podría aducir ignorancia.

Sinceramente, por mucho que se quiera hacer méritos con la plutocracia globalista no se comprende tal inaudita habilidad para meter la pata sin necesidad en todo charco maloliente y cuya profundidad real se desconoce. ¿Acaso Su Majestad carece de asesores? ¿Están todos sobornados por el enemigo?

 

 

 

 

Premios de Gerona en Barcelona

Hubo una famosa polémica medieval en Gerona entre el alquimista Arnaldo de Vilanova y el dominico Bernardo de Puigcercos, que parece haber inspirado la de Guillermo y Bernardo en El nombre de la rosa de Humberto Eco. Un asunto muy sugestivo e interesante, aunque no lo vamos a tratar ahora.

Pero existen otras polémicas gerundenses más actuales. Me refiero a las que causan los Premios de la Princesa de Gerona que no pueden celebrarse en la ciudad del Ter y del Oñar, por estar declarada la suya familia non grata y evitar abucheos, insultos, agresiones o males mayores. De modo que pese a tan pomposo título se trasladan a zona un poco más protegida como es la taifa municipal de la desgreñada miliciana Colau donde se entregan de manera casi semiclandestina y con fuerte protección policial. Hay que celebrar que no haya habido víctimas ni heridos.

Por muy masoquista que se sea, por muchos supuestos pecados que hubiese de penitenciar, la verdad es que no entiendo este real empecinamiento con intentar agradar  a una Cataluña que le demuestra una y otra vez su cobarde hostilidad, falta de hospitalidad y mala educación.

No entiendo tal querencia por hacer el ridículo y hacerse insultar y humillar impunemente por las bien cebadas hordas catalanas. Y he de decir que la cosa no deja de fastidiarme. No tanto por la persona en sí de don Felipe, que ha demostrado en multitud de ocasiones no estar a la altura de su cargo como Jefe del Estado, sino en la medida que constitucionalmente representa a la soberanía española.

Aunque sólo fuera por eso, don Felipe haría muy bien en evitar estas humillaciones para sí y para su tierna primogénita y futura heredera si es que queda algo por heredar.

Una posibilidad, de seguir manteniendo el tenderete galardonador, sería mandar por amazon el premio a los interesados, demostrando así su condición de globalista posmoderno de mérito y su real disponibilidad para otras altas misiones futuras. Y, también a la posmoderna, soltar sus estupefacientes y tópicos discursitos de marras como unos youtuber más, como teletrabajo no presencial.

De nada.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.