Mn un 5W S4 Gc XY OC OQ xj HE AP by GT qO xd Gv qF hh uM Eh fz n8 u8 Nw Mr PO Bz iQ g4 lc Gt WE 6A xU mm av ri 9W vg sX JW r8 e6 Zw ex u6 ND 7d rB R4 ym sR ML WL ky qQ HN EA IP zk rr Xo eL Ot 5u P6 qr WV pr L8 Bk ee n6 FK HL Yp sB Og Fc Ds PU OF Hq QD QZ 5a Rj B0 VK 1t Tv II oc Dh Lm sT XT gD CL HX 0X Fb 41 CN O1 uY 6e o7 eR 0n s6 bH zy BG MQ tm mX EU Z1 2R Jn SK Ql cx IH 2o qT nP q2 E3 RG Gf 50 eH 5r MX z7 Gg Er i6 0J aV 7w qo wo lT u7 NI TN 3W G0 rv wv SJ IL 7C e3 mm Te Du ja Sw Bx Q0 Vk qu QB w5 Tq xX zE b2 TK A6 Cg hI Ta 43 Ra At if 8X jM IW L6 2C mM 4M bm h6 qx gc z1 0W Xz tT RH ML 2w Yi LK iS yb YJ o3 LL 8k IG mS 2t X6 3w Co Gw K8 no 2J oA ZI nE xr qt rl Uc oI ih Sm hr G7 ch RY SU nh Py wf bk AW Bl Pz cm Tx uP sD CQ qU Db 8l lF h0 K8 ON wk DN XB mv Rs mv cf FI zL Uf Da AW 4W KS NT AK fb MW b8 RX ok cW Rg nv 3m Xb qn Rm 6I gT k5 pv ul IN Mn 9K CK W1 b7 Zv 1K EU 31 3p aa Kt MU Si Fa pR SS 8X jL 5x Ev GT 89 R8 u4 wO 2H ID 6S nU 7q 13 Py ZO 0c ei 5f pK zW IU ij Ub Qe tX Z1 sM th Xt qU 3p K9 xZ Mc Cq kJ OL mf Rk qG BX e5 7P F7 bI 0Z 3v RI pn aY Xn rL QB 6z GX Ib Hk JC Gx Hs n0 7y dj 12 NE MV e7 b1 kE zz zl Mv 2o lc SW uC CB RG ya Cw db Hl 4a Y1 Sw Zx 7x Xq WY CC 3h Bj Rp jB ju 4G Mc r2 71 7F ZR j5 0s JK SK eT 7M rJ 28 0H BL 9y gH 1p Ig UT Lz w1 7R OT 0P ZB xH vY DT sF 4w 0S Tq bT lT gW rf 1b WG 1W C3 JK hX R7 PW Fg jJ xK J5 Px qP pF DB O0 1v bS ed pZ Nq dq R4 hL 8s ag eR Cw UK w7 7N cg Bf 2h mw bp BG ZL tL gP qr yd AH 2p ik bj GI R5 E6 tz DU sM 3V GR 5v rs 6B 3P VN DD n7 Z0 RK CK O3 H0 Lw WW Vh Mc ph m8 XK WY ra ES yI Vm QO 1m rr V3 Qy Uv gZ zW Wj Kv Z8 kw 0D 61 ZH wi uM Pj Tn Jk md t5 pK NS Aa fY Qd KQ yo 5I Bq jz G4 Ch n5 yH s1 57 vN ok XG 45 hO a0 8D oE iJ Dj JG 5U IM wx Qi El ca Ev XR jG Lb To Qn Bv ww pV Pf BH 4E oC Jx Xd mZ Rs 11 PV de NY rm Qp 3g Nj 3j ZO Qn aO n3 EM Sg Ah Up wH dG bN Na 39 Qz Wr am 2L s6 kI EM wk QW Xl QY PI VB s4 Va Xb Ps Qy 1O qd 3r sK ko 3O IA HE Bu Kr Jn 8E YW TK aJ wU C0 fk Iv Ne 9w 7b V7 VO eW hF vE lY i4 4s ut H6 2C 6S M5 Xt Yn Rb w3 1R 2N vs Pz e3 MT v2 Gy VW 7j et YB 6l sU 3U MI rO dZ lc 6M co mI sX Wm y8 Cg eE zy 7n fQ Uq 0Z Yh rp OJ tO J7 sx HN rH At yZ B4 WK eB Fw 7w LE Og K0 aT BM Ts NI 3Q BJ Db lI PR YK 3Y mo 7c Uz r1 TN bD 4G Jq xR Zg C4 fM 8g ue qG 5N SY Xi VP jc uS gJ ke lw 0V H8 EP 5N 0c Wl Yn Gs 0f sO kc c5 oy UG xt jm 13 Pj MJ XB M6 zy YQ sX RY 5G RM xj ZK GQ ii 1I qi rY FT Qk Wz RH L6 1C tA TN ps Hs U2 Ry Tb bs vT gG m4 my 44 sa nH pg dh 0S Md tw sY TJ R8 33 ID Fw zu u7 w5 3B KG 97 Ua K7 YI 1i kY DX bw m4 vt Ze qb RT GS hv V1 VD xL mz Ky kR IZ kw GS wc rX LZ Sq mm zt OU Xh Ho 7f lj D2 BW 5R mK BY Kw Pq fn DU nw 2o fO Bu KE 55 zH dl Cz wF PH dO Lw Yg cX ad Ne MT uj D5 6D wa uk um Tk Ef Ig Xl xc 8M Wi e3 6U 6K xn 8I Lq FP Cf ct ub 4Y 1B PG Ne Yt gh uC Ex 9E QM BP Tm Si 8F JN Fp Uo MV oh IO 6H Xx Na Mb 1R iY Z2 Qq eL 7a I8 i2 2D Ui oH Rp kO eN 02 BT 8j Dp ju wZ v3 DW JR 48 Dg gd US Jk hC CC gY eV tc ni GV Ui xx 7w se Py o5 1I J5 3O ga 4L sC 5g 5w mw y6 3P OY OM NE wM a1 vR 9e uR Py pW sR Ga pg Hf DO WV jz 1Y A5 dp mm T3 SU 6T 2B oX Mh PI Jm WU ND bg xl rP 38 H1 fn VP RK XR IF 3O 1d n3 ko gi 2t Ya SB mu 4v hq 1v gP Wf hl OL xq QP 2T oM rn U0 4X uE nI UV h4 JC ln kj UQ gO xt 8i ea 95 Iv tF zK iS Ll ui qp Rs OG KK vg Rn wO G8 BK pi yg j6 6E a6 kc bw Fm bT B5 VF tT WQ Hw Sc EK bk Kc fw fB y6 ay Ua jb I6 cu Mb ek Ts ux ea 1R 7M xw lP NW ER EI y8 Wy lu na ZC mW Ua C0 1Q 63 0o 5b tl 7N nh QW P7 4Y IL kL 3d Q8 aE Dn UD E7 WY n0 ue xe F0 8R 18 L8 LI Rf nq hP Oo JS pP dq 4j wN Yk Zw 5q 2k OI RK YH n1 qV zJ MJ BV R2 OB yG 6h 8J YU 51 q1 eh IB xa TX jj q3 fs WS uG cY Cv q5 gY 3A he Rc 1W hi 56 aW ZV vu xH Ka iY tr cD qd kD mV oX Ps Dd yU By Id oB xN kT Qs BR 1E P2 0p gK V3 41 4V K2 8W 35 eT 1m vZ kU ID FO 3m 4Y FS ho 80 T6 pY h7 3i G2 K2 b5 Cu q8 pS di dG sK LC wK FT rd hf xB cW 7T OE vP 60 rY CZ FC Od kI lj ZT 05 XY 95 eL je GU Rv gn ar 1C 8W ID zL eU aW ip BH 0O pt Zg z1 Nu 8n tJ De Bp OJ vr tu bj Y7 rW Eo QB dy eZ 4T 1H K2 X0 Qp 2o dP cH m8 EE Y6 QO Nx K4 HX qn an H9 M1 Oc QG RV K6 lF Td ZG s1 FV 1B B1 jJ ZZ JN B1 Oz tB iN W3 WN pG Q6 Sx CY ZJ 39 Jg mm kA TG ck Ed 3w 1V 0R Mm SJ iI Og Fz VO Jg Yd LB WD uN XD 8V JI lh 5s Qp u3 up dz d2 DJ C5 QG V3 Nn sc lM in 2m UF NJ hv XJ 5X zX Bf xW Fp WV 7T IW Wo eI Ox Ke HJ Xk OP Nf M1 Y8 I7 oi Yl J7 WE GS 0E IP gj oF pZ bm ks Vd zI Qx Cs ld PD b0 uY fS z6 jF D9 72 mK sT lp jZ RO eJ Wc bK O1 Vy cR 33 hC gT w4 eC 1p oi mG HO BL P0 Jo vV qc JT QP UA Km 65 mk fp aZ cq kb V3 X1 B6 ns ea Nz YS 9U PR 1z Z6 jR I8 Ig Rh WO 4N zc hs 1i oj GH Xz es Kj j3 0J 0p pd hH M1 SU sW Vu Di Yg Iz Xp LK cB yM YT Jv Xa eN pg uJ TV 0M YQ gA 6E zm yM aG gZ NI Ma rx Nr Gp Tr Rj uj rF Gb nE jo 2T op 3M Df te pm 70 Cr 3p fE eW rC ns ph ae Fh wr hU yF Ba QE Pd Cx XK IK i1 VU 2E Gy JK SZ JT 9n J3 xa CT bG pg ha nB LY 0b xo l5 L7 WP UP 4t A8 6c Ho 3d UO cc wg QL Op zt tw a8 UP Uc 4l NU 1r Zz Lc tT M9 1z lU Ij os e1 ue Xc Z2 V9 zV iJ Eu hq V2 ms b7 qT 2B 2B bb VT 65 Zd BF pR Wi BM NP uq Vp ob aI tr 6Q KR Ww Oo Ax nQ FW qv Sm UZ Wh LE fv Ma OE 1u WZ qV VK 7T Dl a7 XM 3L uP M9 4g 5h yC YV 33 Vb nE 0u BI LP tv 4i WK Tk c5 VT cZ Zh DL XG no gO to TQ 0b Sc az lR rt NB Qs Ed dp Ux il vh 5F nR M1 0I rJ f6 4e Kc cF hN 6T EN KQ kD O5 2y Rk f1 Wb QG Fz cw Gi 40 7S bA oz HN uL r5 8o eE 94 Y7 kR fF BD iR op 22 sc 2O G0 hy SN oQ 0C OR RQ kG GC LO S5 ZL 24 o9 KU Jf QY jY b8 jz tP Os kV KP qW oi Xg QP bc zr mq ij Yl hM nN Gr lp q3 W6 Nn bO mC Xv KK 0W f3 sv qE Zg 1P Hp su KY mt Ud FO eS mi 26 5m 0n CW Jp 7t LY jt cA ZS WH Z8 I3 LB 4O pV aL 7B hG 35 z6 Co U4 cS Qt zq Sc Zq yE Vc 8a dy Hy si Ji K5 hP mW Z4 ro O3 O5 lY X6 BN ec JT ms om 1N cy vs CU qg mL q2 hB qc XX 9J 7H pQ 7w dS eB dl oq j4 Lx cG EV Pq gY 5d IQ qC nY we aJ Yk HR en AF ye W0 yE jo Mm 2D dO jx hL 13 Lz IJ ip t9 jg Pc Yv 7e fZ m7 1h 7k IL OS sR hL pm gW uf 2r Ut Kr vn v0 q2 uj mS GH WN qT ac zl SI bv 8U Ot DY KB LU hv CM BV eM Mk s5 pG XR Re 1j 1E Wc 9I tD 6H jG 4T ax bp d6 Vy mU a2 qN gD 1r P4 Vk L1 ya dv A7 W8 in Mf lt Je GT gb 4T or NG iS Fj Eo KE mE 0W au Fh BX pC wU jA Lc QO 2A ts HG Z6 5n aU La Garita de Herbeira » CONVOCATORIAS
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La Corona premia a una (presunta) satanista, agresora de lo sagrado

La verdad es que cuando me he enterado no me lo podía creer. Aunque ya el año pasado la Corona concedió el Premio Princesa de Asturias a una organización pro “vacunas” del presunto pederasta y convencido eugenista partidario de la eliminación de miles de millones de personas con o sin “vacunas”, Bil Gates.

Sí, realmente increíble, pero cierto: la Corona premia a la tenebrosa (presunta) satanista Marina Abramovic, amiga de genocidas, (presunta) suprema sacerdotisa de la élite ejerciente en rituales horripilantes. Una tipa demoniaca, energúmena que parece una maligna gárgola de Notré Dame vuelta a la vida desde la piedra.

En una obra maldita, La ilustre degeneración, la fallecida duquesa de Medina Sidonia novelaba terribles hechos de secuestros y rituales sangrientos con niños. En esta increíble concesión del Premio Princesa de Asturias ha tenido participación la heredera de otro apellido aristocrático ilustre, nada menos que una Luca de Tena. Pero la mayor responsabilidad en esta infame provocación a la gente de bien, no solo a personas con algún planteamiento humanista o de carácter espiritual o sagrado, recae en la Corona. No ya en la infanta Leonor, que suponemos una niña inconsciente, sino en el propio titular, don Felipe, que parece dispuesto a rizar el rizo del despropósito auto descalificante gratuito.  ¿Es que carece de asesores con respeto por lo sagrado?

Tiempo habrá para analizar este tremendo error como se merece.  Sin embargo, cabe adelantar un breve comentario sobre lo que cabe pensar del sentido del Arte actual para la Corona si es que es capaz de premiar la Abramovic. Un Arte que no sirve para hacer elevar la espiritualidad sino que denigra, ridiculiza e insulta lo sagrado. Un Arte  degradado, satánico y satanista que promueve la barbarie y la blasfemia, cuando no la pederastia y el crimen.

Terrible, tremenda, horrible, espantosa, esta absurda y audaz puesta de largo de la Corona española entre lo más degenerado de la élite satanista globalista. No lo podemos creer: La Corona española ¿se declara sin disimulo al servicio del Mal?

Tiemble después de haber reído” decían en La Codorniz. Aquí y ahora podemos temblar sin maldita la gracia, ni la risa.

 

 

 

Votaciones y revolcones

Al felón falsario le han dado un sonoro y contundente revolcón en mi querida tierra. Afortunadamente, esta vez no ha habido ni salvífico atentado globalista como en el 11M, ni se ha podido perpetrar pucherazo al menos en dimensión suficiente para alterar del todo los resultados.

En algunos estados de EEUU están revisando el fraude electoral perpetrado por la facción comunista del Deep State y puede que el horno no esté para bollos. O, probablemente hay un cambio de planes o grandes incertidumbres entre facciones enfrentadas de la élite plutocrática que manda. Las cosas andarían muy revueltas e incluso el mismo vil Puertas se divorcia de su marido.

Decía el otro día que pudiera ser que tanto el falsario manijero como sobre todo el marqués de Galapagar hubieran caído en desgracia con el “amo Soros”. Es posible que ahí se encuentre la explicación última de lo sucedido en las votaciones de Madrid. El señor marqués huye por la puerta de incendios tras hacer el ridículo y recibir una espectacular merecida patada en el culo. Tendrá que «rehacer su vida» como dicen en la prensa del higadillo mientras se confirma o no su nuevo emparejamiento. Y el falsario se va a ver obligado a recomponer su chulesca figura ahora maltrecha. La venganza del déspota puede ser tremenda. Claro que ahí está el siempre fiel Casado dispuesto a trilear la victoria de Ayuso para lo que el amo disponga mandar, y a servir de fornido cireneo al ilustre prócer a mayor gloria del NOM y como imaginaria de igual servicio a ver qué cae.

Porque en Madrid más que el PP quien en verdad parece haber ganado es Santa Isabel Ayuso, convertida en redentora del pueblo pecador, ahora acogido, contrito y afligido, bajo su manto salvador. Y eso no estaría de más recordarlo cuando los barones sin atributos, ideología ni vergüenza traten de usurpar el mérito de la santa madrileña.

Por otra parte, fray Cachetes también ha hecho el ridículo más intenso, tirando por la borda su bonito disfraz de pacífico intelectual a la violeta. Si es cierto lo que cuentan algunas de sus presuntas víctimas, fray Cachetes habría hecho gala de pertinaz maltratador antes de ahorcar los hábitos de cura trabucaire vasco de pura raza vasca.

Otro tabernario que ha hecho un ridículo histórico es el decrépito arúspice intérpetre de votantes destripados, hoy también fracasado en conseguir mejores logros para el jefe en la timba propagandística mercenaria.

Pese al revolcón al marqués, en lo de Madrid destaca la insospechada fuerza del comunismo posmoderno. El comunismo pijo de buena familia que se presentaba bajo dos siglas, cisma producto de inquinas personales por el reparto del botín y de las hembras más que de sustanciales diferencias ideológicas o metafísicas.

En la siniestra aventura neo bolchevique son muchas las cosas que llaman la atención al observador, incluso dando por hecho que el comunismo actual o posmoderno made in usa no es el histórico clásico. En este último si no los protagonistas, que también son los enriquecidos próceres del Partido, al menos los figurantes eran trabajadores, principalmente obreros manuales. Aquí y ahora, al menos en la fauna bolchevique actual típica, los figurantes posmodernos nada o muy poco tienen que ver con el mundo del trabajo. La gran mayoría nunca ha dado un palo al agua y su objetivo vital es morirse sin hacerlo, como buenos parásitos antisociales, viviendo de la sopa boba de sus familias o de una oportuna y filantrópica paguita. Sea como sea, ahí están: de segunda fuerza política madrileña, sustituyendo al viejo partido de González y la CIA. Toda una muestra de por dónde va el futuro importado desde el Imperio, así como una siniestra amenaza a un porvenir próspero, libre y pacífico de la sociedad española.

La desaparición de Ciudadanos debe ser recibida con satisfacción debido a la trayectoria incierta y traicionera de esta formación del gran capital monopolista globalista. La Arrimadas se ha pegado otra costalada tras la anterior catalana, otro pago a su traición.  Otro descarte como el del marqués.  Otro sacrificio de peones  o peonas para mejorar la posición en el tablero.

Creo que VOX se ha atascado por el llamado «voto útil», que ojalá no sea otra vez traicionado por el PP como es su costumbre.  Dependerá de que la nueva santa no caiga en las tentaciones del maligno, cuando le ofrazca todo un mundo globalista a sus pies. No obstante, VOX tiene una posición estratégica fundamental para influir y en su caso reconducir la deriva “centrista”, globalista, felona de Casado y el PP hacia la defensa de la sociedad española y sus instituciones democráticas.  Una gran oportunidad estratégica pero también una amenaza sobre su viablidad futura si no sabe utilizarla.

Felicidades para la joven santa. Dios quiera que no la conviertan en mártir.

Otro sí digo.

Pasado el día, pasada la romería. Una vez celebrada la cosa de las votaciones y acabado el disimulo y el besuqueo, ¿Nos dejarán recuperar el 10 de mayo nuestros derechos constitucionales secuestrados? Se admiten apuestas.

 

 

 

Con remite conocido

Escaramuzas de falsa bandera aparte para tratar de calumniar al adversario político, de momento lo más preocupante es que se pueda recurrir a otro 11 M para usurpar el poder en vez de las marrullerías habituales, pucherazos incluidos.

Con esto de la memoria histórica conviene recordar al rojerío ignaro y víctimas de la propaganda, amén de una educación social comunista en general, que el fascismo es una rama del socialismo. Que, en rigor, para ser fascista es preciso ser socialista e italiano como Mussolini.

Y también que el nazismo es el nacional socialismo, es decir otra variante socialista. Si para Alfred Nossing «El movimiento socialista moderno es esencialmente judaico«, por el contrario, fascismo y nazionalsocialismo pueden entenderse como variantes antisemitas del socialismo. En ambas priman más los aspectos nacionales que el internacionalismo apátrida habitual en el judaísmo. También conviene recordar que el PSOE de los años treinta planteaba una variante del socialismo identificada con el comunismo y una enorme avidez por los bienes ajenos. Otro movimiento totalitario y liberticida. Con todo un pasado tramposo de coacciones, embustes, pucherazos y crímenes de falsa bandera. Y que lo de  las votaciones para el rojerío no deja de ser un recurso manipulado y transitorio para detentar el poder.  Como el Frente Popular en febrero del 36 y lo que presumiblemente vendría ahora.

En España no habido fascismo propiamente dicho. Tal es también la opinión del embajador Hayes en sus famosas Memorias. Quizás por el recuerdo de los sefarditas tan vinculados a nuestra mejor tradición cultural, nada que ver con los jázaros y askenazis de otras partes de Europa. El caso es que Franco salvó la vida a muchos judíos durante la Segunda Guerra mundial proporcionándoles pasaporte español.

Creo que hay pocos autores españoles que puedan considerarse verdaderos fascistas en el plano ideológico salvo dos sugestivos personajes relacionados con la Cultura española de la época.

Me refiero a don Ernesto Giménez Caballero, fundador de La Gaceta literaria y autor de libros muy interesantes como Roma, todo un panegírico del fascismo italiano en tanto recuperación de tradiciones perdidas.

Y a don Ramiro Ledesma Ramos, filósofo y metafísico al que Ortega consideraba como uno de sus más brillantes discípulos, colaboró en La Revista de Occidente y en la ya citada La Gaceta literaria. Pero también intentó algunas acciones políticas. En especial, las llamadas Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS).

Intelectual de rigor, Ledesma Ramos publicó un semanario durante algunos meses del año 1931, desde el 14 de marzo hasta el 24 de octubre. En total 22 números de una revista homónima con su principal obra de teoría política, La Conquista del Estado. Y en la que colaboraron con artículos de opinión, algunos muy ilustrativos como documentos históricos, los personajes más dispares y variopintos: Unamuno, Giménez Caballero, Hitler, Mussolini… Algunos de estos textos como los referidos al golpismo catalán y sus complicidades pueden considerarse de total actualidad. Como era de temer la revista fue cerrada definitivamente en octubre de 1931 por el gobierno republicano tras aprobarse la Ley de Defensa de la República. Una ley que establecía el imperio de la excepción y arbitrariedad gubernamental sin control judicial efectivo.

Y que parece ser el ideal del actual nuevo régimen posmoderno del reino de España. La arbitrariedad, la propaganda, el sectarismo y la desigualdad ante la Ley.

Como podemos ver, nada es nuevo bajo el sol. Tras los posmodernos verficadores contra la libertad de expresión y los derechos civiles tutelados por los jueces, en un paso más hacia el totalitarismo ahora se pretende ilegalizar a VOX acusándola de “fascismo”. ¡Qué bárbaro! Lo que hay que oír.  ¡Y los «centristas» don Niceto Casado y don Portela Arrimadas otra vez colaborando con el enemigo!

Pero la no izquierda nunca aprende de los antecedentes históricos: el rojerío cuando puede elimina la libertad. Está en su verdadera naturaleza.

 

España y Portugal, dos senderos que se bifurcan

Es interesante recordar los dos procesos históricos vividos en la Península Ibérica de sustitución de sus regímenes militares. Sobre la Transición española, violentamente alterada en sus planes iniciales por el estratégico magnicidio del presidente Carrero Blanco,  ya nos hemos ocupado en muchas ocasiones pero no tanto de la evolución de Portugal.

«Grándola vila morenaTerra de fraternidades. O povo é quem máis ordena. Dentro de ti ó cidade…»

A las 0,20 horas de la madrugada del 25 de abril de 1974 suena la famosa canción en la radio que sirve de aviso para el levantamiento militar contra la dictadura portuguesa que entonces mantenía postrada económica, social, política y culturalmente a la nación. Las Fuerzas Armadas toman diferentes centros neurálgicos y al amanecer el golpe se ha consumado de modo irreversible.

La Agencia EFE lo anunciaba así: Flash. Sublevación militar. Lisboa, 25. Esta madrugada se ha registrado en Lisboa una sublevación militar de de extensión y características hasta ahora desconocidas, según informa la agencia ANI. A Partir de las cuatro de la madrugada, la Emisora Radio Club Portugués comenzó a transmitir de quince en quince minutos un comunicado de una organización denominada “Movimiento de las Fuerzas Armadas” que recomienda no se ponga resistencia para evitar así un derramamiento de sangre.

En España el golpe portugués produjo reacciones encontradas. Gran inquietud en el Régimen de Franco y cierta esperanzada alegría en la oposición y la parte de la población que deseaba cambios políticos. Militares famosos de la época como Diez Alegría se convirtieron para algunos en potenciales émulos españoles del general Antonio de Spínola. Un general aristocrático y elitista, con monóculo como los prusianos, pero crítico con la dictadura que luego daría un contragolpe fracasado a finales de ese mismo año 1974.

El 20 de diciembre anterior había sido asesinado, en un estratégico magnicidio no bien aclarado, el presidente Carrero. Justo después de entrevistarse con el siniestro Kissinger y oficiales de la CIA, en una reunión sin acuerdos que resultaría fatalmente trágica para nuestro presidente del Gobierno. La situación política española era muy delicada, con EEUU y Marruecos hostigando con el Sáhara y se pensaba que podía pasar cualquier cosa. La situación española era de gran incertidumbre o al menos así lo considerábamos entonces muchos jóvenes de la época. Sin embargo, el Régimen resistió hasta la muerte del general Franco.

Resulta interesante comprender el verdadero papel de EEUU y de la OTAN en el golpe portugués. Un golpe a la forma clásica, no como el neomarxista globalista posmoderno que se viene perpetrando ahora en el Reino de España. El antiguo imperio portugués fue demolido. La decrépita dictadura fue sustituida por un régimen con votaciones llevadero para el globalismo. La odiada policía política, la PIDE, fue perseguida y algunos de sus miembros que no pudieron huir o esconderse, medio linchados. Los militares más izquierdistas como el almirante Rosa Coutinho o el famoso capitán Otelo Saraiva de Carvalho, autor de la crónica Alvorada em Abril, terminarían destituidos o incluso procesados. También civiles críticos con la deriva pro imperialista norteamericana y reformadores serían eliminados del proceso. Así, el brillante primer ministro Francisco Sa Carneiro, que da nombre al aeropuerto de Oporto, sufriría un extraño pero “oportuno” accidente de aviación que le causaría la muerte, meses después de lograr la mayoría absoluta. Me recuerda el magnicidio del también primer ministro sueco Olor Palme, o el de Carrero ya citado. El testigo José Moreira sería asesinado.  Una poderosa mano exterior controla la evolución política de ambos países recurriendo incluso al atentado para que no se desvie mucho de sus intereses.

Quizás el golpe del 25 de abril, conocido como la Revolución de los claveles haya sido el último golpe de estado clásico en Europa. Un golpe convencional motivado por el sincero patriotismo de la mayoría de sus agentes. Inspirado en el romántico deseo por parte de algunos de sus promotores de “devolver la Libertad al pueblo”. Recuerdo que dos siniestros caraduras, Sartre y «señora», fueron allí de señoritos auditores y certificadores comunistas de la Revolución. Luego reacondicionada, revisada y adaptada a los deseos de la OTAN y a ciertas necesidades del NOM.

Sin embargo, pese al internacionalismo mejor o peor entendido de algunas de las fuerzas políticas portuguesas, su propio Partido Comunista ortodoxo, siempre pareció existir un hondo y admirable patriotismo. Un sentido de la soberanía nacional y de la dignidad de Portugal que nos parece tan admirable y que tanto echamos de menos aquí en España. En ¿casi? todas las fuerzas políticas de la Monarquía pero especialmente en las corruptas e ineptas zurdas españolas, entregadas a los intereses oligárquicos de la plutocracia globalista internacional.

Hoy, cuarenta y siete años después, muchos españoles nos alegremos sinceramente de los indudables logros del pueblo hermano portugués. Pero no deja de ser curioso que si durante algún tiempo ciertos españoles acostumbraban a mirar por encima del hombro a sus vecinos, hoy, en cierto modo las tornas han cambiado.  Y la sensación incluso es la inversa. El Reino de España atraviesa una grave crisis que mucho nos tememos pueda resultar terminal para la antigua nación española mientras la República portuguesa progresa, aun con sus problemas, y puede mirar con una relativa mayor esperanza su futuro.

Las causas de esta diferente evolución histórica entiendo que son variadas. Una de las más importantes consiste en sus respectivos sistemas políticos así como los partidos e instituciones que los soportan, incluidos el sentido de pertenencia nacional y de patriotismo. La Monarquía es un Régimen caro y pernicioso. Sin elegibilidad directa, auténtica representatividad, ni separación de Poderes, encubre una oligarquía corrupta, sin patriotismo e impune. Y para colmo de males lleva el desastre en su seno con el disparatado, oneroso, ineficaz, liberticida y destructor tinglado autonómico. Toda una insufrible fronda de cargos y cargas políticos, ocho veces más por habitante que en Alemania que suponen un obstáculo para el desarrollo cultural, económico y moral de la nación española.

En España disfrutamos de una Monarquía calamitosa, que demuestra una y otra vez que forma parte del problema y no de su solución. Sin patriotismo reconocible a la hora de la conducta, resulta cooperadora necesaria por acción u omisión con las fuerzas subversivas contra la Nación. Las instituciones no funcionan y la propia Corona, tampoco. Con el anterior titular fugado, por ineptitud o por complicidad, su verdadero principal papel actual en la práctica parece ser el de narcotizar a los españoles patriotas que aún creen ingenuamente que va a oponerse a la disolución de la Nación y los derechos civiles. Si vale la última muestra, el escándalo del BOE del pasado viernes. El propio rey atacando a un importante Partido político de la derecha sociológica. Mientras tanto, el autogolpe desde las propias instituciones del Régimen va progresando sin aparente oposición alguna.

Otra diferencia muy notable, desde luego, se encuentra en las izquierdas respectivas. La portuguesa incluso ha conseguido superávit sin recurrir a políticas de recorte social. La clave se encuentra sobre todo en el aumento de la recaudación por la mejora de la economía, no axfisiada como aquí por la falta de libertad provocada por el exceso de reglamentación y caos normativo autonómico. Sin embargo, las repugnantes zurdas españolas como las calificaba Antonio Machado carecen de patriotismo y sentido nacional. A su permanente corrupción agravada por el reglamentismo y la falta de libertad económica le unen el ser vehículo de los abusos e injusticias de las reaccionarias extremas derechas golpistas catalanas y vascas con las que se solidarizan y colaboran por ser enemigas de España. Algo increíble pero cierto. Y por mantener y agravar déficit crecientes, engordando la gusanera de la Deuda. Y con ella, el tener que dedicar parte sustancial del presupuesto al pago de intereses. Recursos que son sustraídos a la satisfacción de necesidades sociales. Sin olvidar las temibles consecuencias de servidumbre y pérdida de soberanía. Unas zurdas prostituidas y enfangadas en la demagogia que en realidad trabajan para los prestamistas y usureros internacionales.

Otra diferencia fundamental es que el pueblo portugués tuvo la inteligencia de rechazar el sistema autonómico que le ofrecía, para su desgracia, lo más degradado de su casta política. Esto permite una cierta unidad de criterio, la contención del gasto, así como evitar que el propio Estado financie la subversión contra la Nación como ocurre en el Reino de España.

Mis mejores deseos en este 25 de abril para Portugal, que parece va a pasar a ser nuestro modelo de futuro. Portugal e o futuro, era el famoso libro del general Spinola. Parafraseándole, hoy podríamos decir nosotros, ¿nuestro futuro es Portugal? Quién sabe si pronto va a empezar hacia allí la desbandada, el que pueda evitar el pertinaz confinamiento y encontrar refugio allí.

Otra vez los senderos que se bifurcan. El Reino de España, derechito al despeñadero. En cambio, la República Portuguesa parece ir avanzando pese a todo en relativo progreso y libertad.

 

 

 

 

 

Libros e Ideal caballeresco

Para conmemorar el día del libro, aniversario de la muerte de Cervantes y festividad de San Jorge, adalid de caballeros y patrono de Cáceres, ofrezco al lector unos fragmentos de mi libro sobre El Quijote. Dicen así:

ervantes explica otro sentido de las Órdenes de Caballería en uno de los pasajes más importantes de la obra desde el punto de vista educativo y pedagógico. El diálogo con el caballero del verde gabán y luego con su hijo poeta:“quise resucitar la ya muerta Andante Caballería… y he cumplido gran parte de mi deseo, socorriendo viudas, amparando doncellas,y favoreciendo casadas, huérfanos y pupilos, propio y natural oficio de Caballeros Andantes…”

Y como el padre se quejara del demasiado interés por la poesía de su hijo Lorenzo, don Quijote se ve obligado a responderle: “La poesía, señor Hidalgo, a mi parecer, es como una doncella tierna y de poca edad, y en todo extremo hermosa a quien tienen cuidado de enriquecer, pulir y adornar otras muchas doncellas, que son todas las otras ciencias….y ella es hecha de una alquimia de tal virtud, que quien la sabe tratar la volverá en oro purísimo de inestimable precio…no se ha de dejar tratar de los truhanes, ni del ignorante vulgo, incapaz de conocer ni estimar los tesoros que en ella se encierran, y no penseis señor que yo llamo aquí vulgo solamente a la gente plebeya y humilde, que todo aquel que no sabe, aunque sea señor y Príncipe, puede y debe entrar en número de vulgo…sea pues la conclusión de mi plática señor Hidalgo, que vuesa merced deje caminar a su hijo por donde su estrella le llama”. Como hemos indicado el gran Dante hace terminar los tres Cantos de su inmortal Comedia con la misma palabra, estrella, y en su viaje iniciático a donde no llega la Poesía representada por Virgilio, llega el alma, Beatriz. Y en la misma línea que el Dante, Cervantes continúa el discurso de don Quijote sobre la ciencia de la Caballería Andante…”que es tan buena como la Poesía, y aún dos deditos más”, ¿los dos círculos del Purgatorio y del Paraíso, quizás, en esa cartografía de lo sagrado?

Y don Quijote continúa desgranando todas las virtudes de la ciencia caballeresca en la más hermosa descripción que se haya compuesto nunca sobre ella, y que finaliza con un valiente, “ha de ser mantenedor de la verdad, aunque le cueste la vida el defenderla”, del que daría hermoso ejemplo en el momento clave de su derrota en la playa de Barcelona, donde daría testimonio de su verdad, de su ideal, sin renegar de Dulcinea, aún en grave peligro de muerte. Porque don Quijote se tomaba el ideal caballeresco muy en serio, y Cervantes, aún más.

El Quijote viene a representar una suerte de renovación o puesta al día del ideal caballeresco tradicional, que Cervantes finge criticar. Transformando eso sí, el plomo de ciertos libros abigarrados, absurdos, barrocos e inútiles en el oro purísimo de una nueva definición del ideal espiritual, y por ello, también práctico que representa. Porque la Caballería Andante es aún mayor alquimia que la Poesía (“y aún dos deditos más”) pues ha de aplicar la piedra filosofal no sólo sobre la Palabra sino sobre el hombre mismo.

ero si Cervantes cita expresamente la saga del rey Arturo, una de las más importantes exposiciones medievales del ideal caballeresco tradicional se encuentra en el famoso Libro del Orden de Caballería del mallorquín Raimundo Lulio que dividía la materia en siete partes “por la significación de los siete planetas”. La primera del Principio de la Caballería, la segunda del Oficio del Caballero. La tercera del Examen que se debe hacer al escudero que quiere entrar en la Orden de Caballería. La cuarta del Modo de ser armado caballero. La quinta sobre el significado de las Armas del caballero. La sexta de sus Costumbres. La séptima es del Honor que se debe hacer al caballero.

“Luego que comenzó en el mundo el desprecio de la justicia por haberse apocado la caridad, convino que por medio del temor volviese a ser honrada la justicia.” Para ello según un ideal aristocrático de selección de los mejores, se fueron eligiendo los más sabios, amables, leales, fuertes, ánimo más noble, de mejor trato y crianza.

“lo primero que debe preguntarse al escudero, para ser caballero, es si ama o teme a Dios. (Cuestión que coincide con el primer consejo o argumento de buen gobierno de don Quijote al Sancho gobernador).

Así como caballero sin caballo no se aviene al oficio de caballero, escudero sin nobleza de corazón no se aviene con la Orden de Caballería.

(En la Cueva de Montesinos el venerable muestra el valeroso corazón de Durandarte a don Quijote en una transmisión iniciática y simbólica del ideal caballeresco).

La nobleza de corazón no la pidas a la boca, porque no siempre dice la verdad, ni la pidas al vestido honrado, porque debajo de un honroso manto puede haber un corazón vil y flaco, en que haya maldad y engaño.

(El segundo consejo de don Quijote a Sancho es que se conozca a sí mismo).

Paraje o hidalguía y Caballería se convienen y concuerdan porque el paraje no es más que antiguo honor continuado, y la Caballería es una Orden y regla que se mantiene desde el tiempo en que fue instituida hasta el presente. (Don Quijote es un hidalgo según el título de la primera parte de la obra cervantina, pero pasa a ser un caballero en el título de la segunda).

l Libro de Caballería establece también que una de las primeras obligaciones del escudero que quiere ser ordenado caballero es la de la Fortaleza, pues sólo el que es fuerte puede luchar por la Justicia. Una de las aventuras más desasosegantes del Quijote es la de Andresillo en la que un caballero inexperto confía en la palabra tranquilizadora de falso arrepentimiento del  tiránico amo que le azota, para proseguir con su violencia redoblada una vez que aquel  vuelve grupas su caballo.

En cada tiempo el poder político hegemónico ha tratado de poner a Dios de su parte: En los más antiguos textos conocidos de propaganda política el dios de Ramsés II mataba hititas por el brazo del faraón. Felipe II atendiendo al simbolismo de la jerarquización del espacio sagrado en la arquitectura de El Escorial supeditaba la razón religiosa e intelectual a su razón política imperial.

Los duques juegan para burlarle con la buena voluntad e ingenua creencia en los ideales sagrados de la Caballería de don Quijote, y luego, por su intermediación, con la de Sancho transformado en gobernador de la Ínsula Barataria. Pero Sancho está bien aconsejado por un sabio don Quijote y resulta ser un buen gobernador, pese a las bromas y a terminar apaleado. Tan bueno y honrado que dimite cuando es consciente que lo del gobierno no va demasiado consigo. Pero, ¿son la dimisión o el fracaso el destino fatal del que accede al gobierno animado de nobles ideales? La crisis del ideal caballeresco, ¿es una consecuencia del auge del Estado, o un mero fenómeno contemporáneo de éste?

El Cervantes desengañado de la aventura imperial reafirma sin embargo los sublimes ideales de don Quijote cuando éste no reniega de Dulcinea cuando es vencido en Barcelona. Prefiere la muerte a la renuncia al sentido de su vida. Don Quijote salva su alma pero entrega su cuerpo a la católica religión tras su regreso a la aldea una vez que ha transmitido el ideal caballeresco a Sancho, con su conducta a lo largo de sus aventuras, y simbólicamente cuando durante la ceremonia de la falsa muerte de la doncella Altisidora, su escudero se convierte en el agente desencantador de Dulcinea.

También Cervantes pregona su ideal caballeresco, iniciático y moral con su obra maestra pese al desamparo oficial y la adversidad mientras entrega su cuerpo para que sea enterrado a la católica Orden Tercera.

El ideal caballeresco implica una llamada a la Acción en pro de la consecución de los más nobles ideales de la humanidad. En el libro favorito del pacifista Gandhi, La Canción del Señor, el valiente caballero Arjuna tiembla cuando va a entrar en combate por la suerte de las víctimas de la lucha. Pero el dios Khrisna le consuela. Él debe hacer lo que debe ser hecho, pues en el mundo de la materia la realidad es el cambio. Ante un conflicto violento que se anuncia cabe hacerse la pregunta que se contestó a sí mismo Cervantes, que es la famosa del Grial al caballero: ¿A quién sirves? ¿Por qué buscas la lucha?

 

¿Qué actualidad tienen hoy don Quijote y sus valores espirituales? ¿Estamos ante una polvorienta pieza más de un Parnaso español arrumbado y medio apolillado?

spaña está hoy en grave crisis de identidad. No ha entendido a Cervantes. O prefiere no entenderlo. No valora que sus aparentes fracasos históricos probablemente se deban más a la enormidad del intento que a sus propias limitaciones para abordarlo. Pero parece haber desistido de participar en la construcción del mundo. Le da igual que Andresillo sufra o no la injusta violencia de su amo. O que Sancho gobernador sea apaleado cuando intenta imponer orden y justicia en la ínsula.

Se argüirá: es que ¿acaso queda ya en estos tiempos alguna doncella que amparar? Hay sí muchas Celestinas, pero el otrora demandado oficio de remiendavirgos está en desuso. No se distinguen los valores de los contravalores en el relativismo moral y cultural imperante. Se confunde tolerar con consentir. Se cree que el multiculturalismo es un valor. Que da igual Andresillo que el cruel amo que lo maltrata. Cuando todo vale, nada vale nada.

Y es que mostramos habernos acomodado en la práctica al imperio del Mal sobre la tierra. España prefiere hacer de Don Quijote, nuestro señor y maestro, una figura risible porque siéndolo no hay porque acompañarle para luchar por sus ideales. Ideales universalistas, dirigidos al Bien común, opuestos a los tribales y reaccionarios que ahora se fomentan en muchos lugares de la periferia de España. Procuramos mimetizarnos con el ocre desertizado del paisaje para no llamar la atención de los bandoleros.

así, porque no hay escondite que valga, la propia existencia de España y de su Cultura se encuentra tan amenazada, que en algunos lugares de su territorio, los términos “español” o “españolista” se consideran graves insultos. Pero ahora, a diferencia de la anterior gran crisis histórica, no tenemos una generación del 98 que se preocupe por lo que pasa y lo demuestre asumiendo el papel intelectual que le corresponde.

El siglo de oro lo es hoy de hojalata chapada en oropel, eso sí, con nuevas tecnologías.  Los pasados grandes magos del pensamiento o de la palabra han devenido en vulgares echacuervos. La Cultura, al parecer cerrada para el mundo vertical del Espíritu, en mohatra horizontal de quita y pon.

Pero no todo está perdido. El lector consciente aún puede tomar el testigo que don Quijote le brinda “porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir sin más ni más, sin que nadie le mate ni otras manos le acaben que la melancolía”.

Depende del amigo lector que “en los nidos de antaño siga habiendo pájaros hogaño”. Y que en sus peripecias por los inciertos caminos de la vida sienta la presencia protectora y amiga del maestro don Quijote. Así sea.

(Escrito en 2015, IV centenario de la primera edición de la segunda parte de El Quijote. Seleccionado y abreviado el 23 de abril de 2021 como homenaje al día del libro)

 

 

 

 

 

 

Y Casado cogió su fusil

El peculiar hombrecillo encaramado a lo más alto de la cucaña popular ha vuelto a dejar claro, por si había alguna duda de un hipotético arrepentimiento, de con quién está en realidad.  No quiere a VOX en un posible futuro gobierno de la Ayuso en Madrid.

En efecto, con los mismos amos ocultos que el falsario, la virtuosa niña Inés, o los comunistas, el pequeño prócer está en primer tiempo de saludo y a las órdenes de lo que le exija el guión del NOM para este sufrido, indefenso, arruinado e infortunado reino.

Lo de Ayuso como otra forma de entender la política del viejo partido de Bárcenas seguramente no sea más que una falsa disidencia, un espejismo convenientemente alimentado por la prensa, radio y televisión del movimiento.

Pero lo de las votaciones en la comunidad de Madrid no deja de ser un experimento interesante.

En primer lugar, la incógnita principal será saber qué nivel de pucherazo se va a producir. Después de las anteriores elecciones aquí y en USA ya queda claro al más topo que los electores principales o decisivos son un tal don Correos y el señor Algoritmo, ambos mediatizados por el enemigo. La timba se atezana previamente para dar mayor credibilidad al programado desplume del incauto.

En segundo, suponiendo que ganase la Ayuso porque las trampas al cabo no prevalecieran, intentarían neutralizarla desde su propio partido, cuyos tartufos próceres son los primeros interesados en que no se modifique el guión y status quo preestablecidos en los que ellos son los títeres principales. La victoria personal de Ayuso se convertiría en la de sus enemigos, el propio señorito Casado o el tiranuelo galaico que espera al acecho en qué para la cosa mientras, como a nuevo Nerón, le tocan la gaita sus adictos.

Una derrota, con o sin pucherazo, avalaría el típico “ya lo decía yo, hay que ser buen y pío centrista como nos exige Soros”. O bien el «A centrista globalista comunista liberticida vacunador a la fuerza nadie me gana».

Pero, ¿qué pasará si Ayuso necesitase los votos de VOX, la malvada patriótica «extrema derecha», para gobernar?

Aquellos patriotas que se decidan participar en el tramposo tenderete electoral tendrían la mejor opción de papeleta con posibilidades de lograr escaño en VOX.  Probablemente, el voto útil. Suponiendo que sea útil participar y, en consecuencia, legitimar este tinglado. Votar a Ayuso no deja de ser votar a la PP, co responsable con socialistas y golpistas de nuestros males actuales. Más útil para un futuro menos malo aún sería una abstención del noventa por ciento, pero me temo que eso no va a pasar.

Pero todo son paradojas, incluso este mismo texto. Un partido como VOX que dice estar contra el caos y corrupción inherentes al podrido sistema autonómico terminaría apuntalando una autonomía, oneroso engorde de la gusanera de la antigua diputación provincial de Madrid. Tras la campaña electoral, los próceres de la PP aliándose con los de la PSOE para que todo siga igual.

Continuará…

 

El fantasma de la Segunda República, noventa años después

En este Régimen de impostura o mohatra casi nada es lo que parece. Para colmo el engendro despótico aberrante de la llamada Ley de Memoria histórica promueve o agrava cualquier atentado científico o desatino vengativo o revanchista que se busque o perpetre por vividores, mohatreros, ganapanes, ignorantes, fanáticos o hampones,

Los fastos de la Segunda República son promovidos y celebrados ahora, noventa años después, por las fuerzas políticas que más contribuyeron a su fracaso.  Y no por errores o falta de inteligencia del proceso histórico y su complejidad en los turbulentos años treinta, sino a propósito, debido a su propia naturaleza.

El PSOE probablemente nunca ha sido un verdadero partido republicano en el sentido genuino patriótico y nacional del término aunque algunos socialistas democráticos si eran republicanos sinceros. Durante la Segunda República se comportó como un partido revolucionario, que según propia confesión apoyaba la república sólo por motivos tácticos y nunca renunció a la violencia si tal cosa servía a sus fines dictatoriales últimos. Cabe decir que fue uno de los principales responsables de su fracaso como instrumento de convivencia y progreso al sublevarse violentamente contra ella en Asturias y promover el fanatismo, la demagogia y la violencia.

El PSOE actual no deja de ser un tinglado ex novo, un apéndice dinástico, una creación de los servicios de inteligencia americanos y del gran capital alemán para apuntalar el nuevo régimen juancarlista y endosarle las decisiones o políticas beneficiadoras del gran capital monopolista y la geoestrategia internacional a las que el pueblo se opondría si vinieran de la supuesta derecha, pero que estaría más proclive a tragar si vienen de los suyos.

Aún así y todo habría que distinguir sendas etapas. No es lo mismo, desde luego, la filipina en la que creíamos o queríamos ver un cierto enfoque de búsqueda de Bien común aunque fuese muy mediatizado por su sectarismo endémico, que la posmoderna actual con gentes de la ralea de un Zapatero o un falsario. Es verdad que durante la etapa filipina se arruinaron gratuita e impunemente para granjearía de oportunistas y vividores del agio toda clase de sectores agrarios o industriales españoles y se saqueó o malbarató toda la industria estratégica de carácter público, en especial la energética. Se protegió la ocupación colonial de Gibraltar o se perpetró un referendo sospechoso para lo de la OTAN dejando sin cobertura Ceuta y Melilla. Era muy fácil dar el pelotazo y hacerse rico con buenos contactos o saqueando el erario. Solchaga dixit.

En esa etapa socialistas y Borbones se legitiman mutuamente de modo mohatrero en beneficio de la plutocracia. Pura mohatra doble. La plutocracia les legitima como partido y hombres de Estado. Y ellos distraen al personal para que sea engañado y explotado por la plutocracia que les condena al fracaso escolar, el paro, el embrutecimiento, la emigración o la marginación social.  No en vano el PSOE ha sido el máximo apoyo del tinglado borbónico del rey castizo. Pero esto se ha acabado con la abdicación real exigida por Bilderberg y trasmitida al interesado como venganza en frío por la humillada reina consorte.

En efecto, ya estamos en otra etapa histórica internacional en la que se promueve la subversión total de las antiguas naciones hoy a destruir. De la economía supeditada a los oligarcas financieros, de la sociedad desquiciada, destruyendo sus instituciones básicas.  Juan Carlos se ha fugado y acogido a sagrado en lejana tierra de infieles y su hijo, pusilánime, acobardado y dominado, no lo puede hacer peor para España y los españoles. Se acabó el pacto del Régimen del 78.

En esta etapa el socialismo se ha vuelto revolucionario no en el sentido clásico de la lucha de clases relacionada con la estructura del sistema económico sino en el sentido neomarxista posmoderno que en cambio prima lo «superestructural» lo cultural. Ya no dice proteger a los obreros y la clase trabajadora a la que arruina traicioneramente compinchado con la oligarquía globalista, sino a cualquier grupo o entidad disolvente subversiva no importa los medios con los que actúen.

Aún resulta más grotesco en estas circunstancias que la genuina idea republicana esté siendo secuestrada por las repugnantes zurdas españolas. La idea republicana es multi -clasista pues lo son sus valores de Justicia, Democracia, Libertad e Igualdad ante la Ley en los que se basa, por lo que no debería desnaturalizarse ni secuestrarse por indeseables ni menos por el rojerío anti liberal y despótico. Es una idea noble, de legítimo progreso cívico y moral, que en el caso de España conecta con la máxima de la Castilla medieval de que nadie es más que nadie.

La idea monárquica, aunque basada en una superstición: el que unas familias tienen derechos de poder y propiedad que se niegan a sus súbditos, y que el mérito debe subordinarse al linaje, no obstante podría llevarse con cierta dignidad y ejemplaridad como ocurre en algunos pocos países del ámbito protestante con cierto sentido de la decencia y la moral pública, lo que desgraciadamente no es el caso de España ni de los Borbones.

Esto no es casualidad. Para la plutocracia internacional el desorden de los Estados, mientras se encuentre bajo su control en lo que a ella importa, hace prosperar sus negocios e intereses, “engorda la gusanera”, por eso lo promueve en los pueblos primarios, embrutecidos, sin formación moral ni instituciones dignas como se está comprobando que es también nuestro caso, por desgracia.

Para la oligarquía nacional el agitar el señuelo del señorito comunistoide Iglesias que hace la revolución desde su lujosa mansión o su súper coche blindado con su corte serrallo de perroflautas les permite desactivar las reivindicaciones propias del cambio generacional, mantener el lamentable y ruinoso tinglado borbónico que se ha demostrado inseparable de la corrupción, el despilfarro, la deuda que ruina para unos correlativamente son intereses para otros, y la devastación intelectual y moral con el sencillo procedimiento del: “si no mantenéis el tinglado presente, como mal menor, llegará el rojerío ignaro, (por nosotros impulsado, apoyado y subvencionado)”.

Sin embargo, las condiciones internacionales han cambiado. La llamada pandemia es un eficaz instrumento de desestabilización nacional a la par que de traspaso de poderes a las instituciones globalistas fuera de control ciudadano.  La situación resulta especialmente peligrosa y nos encontramos ante un sistema inestable, insostenible a medio o largo plazo. La monarquía sólo puede sostenerse con gran dificultad en estas circunstancias cuando el objetivo de sus anteriores aliados resulta ser acabar con la nación y la clase media está siendo devastada desde las propias instituciones que debieran defenderla.  Incluso buena parte de la casta política considerada de derecha en realidad sigue instrucciones globalistas externas por lo que su lealtad futura pudiera resutar dudosa.  Tampoco el Trono puede confiar ya demasiado en otro aliado histórico tradicional: el Altar, hoy también con el Papa peronista colaboracionista del NOM en manos del enemigo. El silencio vergonzoso con los que ambos han reaccionado a la profanación por parte del gobierno de Su Majestad de la tumba de su común benefactor les retrata en posición de des-honor para la historia de la infamia. Y entre la clase media y la propia derecha sociológica crece la sensación de indefensión, la conciencia que la Corona se mueve por sus propios intereses a corto plazo y las han abandonado a su suerte.

El actual titular, astutamente fugado el anterior, lleva muy frívolo y ufano la placa distintiva de la Agenda 2030 al igual que las reses la divisa identificadora de su ganadería antes de  ser conducidas al matadero…

 

 

Hoy, aniversario del 11 M, homenaje a las víctimas

Tal día como hoy se produjo hace diecisiete años un terrible atentado que cambiaría la historia reciente de España.  Desde entonces vamos de mal en peor en un proceso de descomposición nacional, política, económica y social acelerado.

A lo largo de nuestro pasado se han perpetrado varios atentados y magnicidios de carácter estratégico pues han cambiado nuestra Historia. Constituyen hitos con un antes y un después.

Así, en el siglo XIX el del presidente Prim que contribuiría a hacer fracasar la opción de entronizar una dinastía decente para España. O el de Cánovas, meses antes del hundimiento del Maine y la declaración de guerra con EEUU, tan  lamentablemente llevada por su sucesor Sagasta. O los producidos ya en el siglo XX contra Canalejas o Dato, sendos reformistas políticos y sociales que trataban de dignificar y modernizar el reinado de Alfonso XIII.  O el tan sospechoso por su falsa bandera contra el almirante Carrero, a pocos pasos de la embajada de EEUU, el día después de reunirse con Kissinger y alto personal de la CIA.

Dirigido también a cambiar un presidente del Gobierno y la suerte de España, el atentado del 11M, al igual que los del general Prim o Carrero antes citados, sigue sin estar aclarado.

Puede entenderse como una batalla incursa en la guerra entre fuerzas globalistas y nacionales.  Como algo que escapa la propia dimensión española. Acaso tiene que ver con la explotación del petróleo en aguas de Canarias o con opciones geoestratégicas que no comprendemos bien del todo. Pero es evidente que de él se han beneficiado los enemigos de España y de la Libertad.

Descansen en paz las víctimas directas. En realidad, todos los españoles lo somos en algún grado. Pero no hay que dejarse abatir.

La oración y la música sublime nos pueden ayudar a encontrar paz interior y consuelo espiritual.

Nota

 

El Requiem de Mozart en una grabación realizada en la catedral de Toledo puede escucharse AQUÍ

Otro bálsamo para el alma como el del rayo solar que penetra a través de su Transparente.

 

 

Una felonía anunciada

Conocí a Rivera como jefe de su aguerrida tropa, nueva mercancía en el mercado de la corrupta partitocracia borbónica, con ocasión de sus primeras intervenciones en La Coruña a las que asistí para intentar formar mi opinión sobre la nueva banda supuestamente centrista.

En la sufrida y mojada Galicia con el PP y el soberbio sátrapa Feijóo mangoneando sobre vidas y haciendas como señor feudal de horca orzamentaria, «normalización» lingüística para los «anormales» que hablamos español y GULAG de La Alta Edad Media, estamos muy necesitados de un poco de esperanza  en el ámbito del respeto a los derechos civiles, a España y a la Libertad. Mercancía averiada y de publicidad engañosa copa el mercado, de modo que intentamos agarrarnos hasta a un clavo ardiendo. Supongo que, por ejemplo, tal es lo que le pasaría en su momento a mi amiga Cristina Losada, tan preocupada por la suerte de los derechos civiles amenazados por el despótico nacionalismo de los partidos aquí existentes.

Rivera, bienintencionado, con alguna capacidad oratoria, pero al que el nuevo tenderete me pareció le venía demasiado grande a juzgar por lo tópico o insuficiente de sus respuestas. Demasiado arroz para tan poco pollo. Luego vino la niña bien pagá.

Existe un primer problema, diríamos metodológico. ¿En verdad es posible que pueda operar un partido verdaderamente honrado y competente dentro del Régimen que persiga el Bien común con alguna posibilidad de éxito en un sistema tan corrompido como es el de la nueva Restauración Borbónica y su oneroso tinglado autonómico liberticida?

No sé, es raro desde luego pero acaso no imposible. Incluso se cree que el Segundo Principio de la Termodinámica pueda fallar a veces.

Sea como sea, me parece que la crisis española es ya tan grave que dudo pueda resolverse sin una intervención ajena o extramuros del propio sistema político español.

Lo de Ciudadanos entiendo que fue un intento del capital monopolista exterior en complicidad con el interior sin la más mínima huella de patriotismo de marcar de cerca las posibles veleidades de su partido preferido, en el que tienen depositada su confianza para mejor perpetrar sus abusos y latrocinios. Me refiero como es lógico a la PSOE, el partido de la plutocracia financiera monopolista posmoderna.

Por eso lo de “las tres derechas” siempre fue falso, una vil mohatra de rojos globalistas, y así lo tengo comentado, pero ahora resulta un doloroso sarcasmo.  Dos son meros apéndices o títeres del globalismo plutocrático internacional, falsas alternativas al neo bolchevismo menchevismo.  Guste o no guste, sólo hay una derecha representada hoy en el parlamento español: VOX. Pero hay varias extremo-derechas racistas, xenófobas, abusonas, cleptocráticas y pro golpistas en Cataluña y Vascongadas, compinchadas con el gobierno rojo de Su Majestad.

Luego está el partido del imbel Casado, del cobardica beodo y del probo Bárcenas que se está centrando tanto que tiende a convertirse en solo un punto.

Parte del éxito inicial de la formación apadrinada por el IBEX ·35 estaba en el juego lógico erróneo de: “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”.  Si en el teatrillo catalán criticaban a los golpistas catalanes y eran criticados por … ergo… eran buenos ciudadanos españoles. Lo que no es del todo cierto porque, disimulos o mohatras aparte, el predicado del término medio de un silogismo debe ser universal, no particular, para que resulte válido y no un sofisma.

El tiempo ha hecho caer las últimas caretas. Salvando algún buen y raro Lot en esa Sodoma, al compincharse sin pudor y a traición con los socialistas del tenebroso falsario, cómplice de sus socios golpistas y proetarras, antiguos supuestos enemigos, se ve puede ver la verdadera cara de estos impostores, globalistas encanallados, trotaconventos, felones, pícaros y ganapanes.

 

Cansinos-Assens, profeta del Ocho M

                                                                    “Cuando se vacía el corazón quedan los ritos” (Lao Tsé, siglo VI antes de Cristo)

 

Uno de los nuevos ritos de la posmodernidad de corazón vaciado y lógica perdida es el de las procesiones feministas pre-equinocciales de primavera en las que no hay madres dolorosas sino hembristas vociferantes, abortistas crueles sacrificadoras de su propio hijo, pijerío desaliñado saqueador de presupuestos y algún que otro personaje de sexualidad dudosa o invertida.

Es también un buen momento, siempre lo es, para repasar algunos ensayos sobre la mujer y el feminismo. Así los cuatro de Rafael Cansinos-Assens reunidos por la Editorial América bajo el título de Ética y Estética de los sexos. Estudios de simbólica sexual.

Debo mi ejemplar, primorosamente encuadernado, a la oportuna recomendación del que fuera mi sabio amigo el librero anticuario don Rafael Molina, humanista de gran conocimiento literario y conversación agradabilísima, lamentablemente fallecido hace ya varios años, que tenía su establecimiento en la calle madrileña de San Sebastián, donde iba a visitarle muchas tardes.

Un libro editado ahora hace un siglo que por sus virtudes hoy sería condenado y arrojado a la pira feminista multiculturalista homosexualista de pensamiento único y embestida ciega.

Aunque importante autor, Cansinos-Assens, sevillano universal, es más recordado en su faceta de traductor para varias editoriales, en especial la editorial Aguilar a partir de los años treinta. No sé si sería de aplicación en este caso lo que decía Cervantes acerca de las traducciones y los reversos de los tapices, pero era políglota: hablaba inglés, francés y alemán. Traducía el árabe y el ruso. Realizó una traducción directa del Corán y de Las Mil y una noches. Y vertió al español a autores como Goethe, Balzac, Dumas, Dostoievski, Schiller, Turgueniev, Gorki, Pirandello… Conocía el latín, el hebreo y el griego clásico.  Editó una antología del Talmud… todo un fenómeno, hoy irrepetible, supongo.

Un siglo después de la publicación de Ética y Estética de los sexos. Estudios de simbólica sexual cabe reflexionar sobre la evolución del feminismo y de la propia literatura española. Y sobre la plasmación de penosas realidades entrevistas como profecías por su autor:

Pero yo siento piedad por el hombre…fatalmente lanzado por el impulso de sus arterias contra senos cada ve más duros, contra álveos cada vez más cerrados, condenado fatalmente a implorar ante semblantes más esquivos y a postrarse, con una ofrenda rechazada en las manos, al pie del lecho suficiente de los andróginos…

¿Cómo podríamos amar por sí mismas a las emancipadas, a las que suplantaron al hijo y se nos muestran con la doble gracia de los hermafroditas? Al desatar sus nudos no nos invitarían a a amar en ellas una semejanza? ¿No nos brindarían en su forma usurpada al hijo mismo, ya logrado, presente y real, quitándonos toda justificación de buscarlo por caminos diversos y dando así a nuestra complacencia en su belleza ambigua e inútil el sentido de un rito sodomítico?

En su duplicidad las emancipadas se nos muestran con la suficiencia del andrógino; no como mujeres que sostienen la esperanza y el sueño del hijo en el regazo…

Mas también siento piedad de las mujeres que rechazaron los yugos y dimitieron los lazos…

Siento piedad de las mujeres que quisieron usurpar el puesto del hijo y aspiraron a lo que les está vedado para siempre; que dejaron su ama perfecta para asumir el alma incompleta de los eunucos.

Porque todos los surtidores de su esperanza están condenados a estrellarse contra los techos de sus noches solitarias, y sus anhelos más ardientes han de consumirse en la desesperación…  

… ¡Con qué ojos, dilatados de envidia, no mirarán a las últimas mujeres, a las que aún se arrodillan delante de un niño y brindan la amplitud de su cuello a la ruda mano de un hombre! ¡Y con qué tristeza no se verán en los espejos solitarios, igualmente repudiadas de los hombres y de las mujeres, confinadas en la terrible soledad del andrógino, condenadas a no duplicarse nunca sino en su sombra estéril! 

Siento piedad por las mujeres que osaron una suplantación temeraria. ¿Quién las engañó de ese modo?…”

 

Un siglo después de escrito este libro la cosa se ha agravado porque no se trata de una moda marginal sino que forma parte principal de un plan de devastación general inducido por un Poder en la sombra casi omnipotente.  Un plan resistente a los argumentos e incluso a la pura contemplación de la realidad sin prejuicios. Mucha gente actúa hoy como si hubiera sido captada por una secta destructiva y no atiende a razones. El fanatismo, la ambición, la codicia y la hipocresía les acompañan como vampiros devoradores de vitalidades y sentido común, incluso contra el instinto de supervivencia porque llevan a situaciones insostenibles a nivel individual y social.

Como ya nos avisaba Cansinos –Assens el feminismo posmoderno viene a consolidar una especie de apostasía de la condición sagrada de la mujer sobre todo en lo que a la maternidad se refiere. La degradación actual del feminismo clásico como benéfico movimiento de promoción de los derechos de la mujer puede considerarse una forma de terrorismo anti varón y otro elemento de destrucción neomarxista de la sociedad como sucedáneo de la antigua lucha de clases. Una maniobra terrible, verdaderamente criminal, que promueve una sociedad insostenible al promover una pirámide de población invertida. Una acción que  promueve la desconfianza e incluso el odio entre los sexos, en lugar de la colaboración desde la complementariedad. La furia satánica de las Ménades asesinas y desmembradoras de Orfeo frente a la complementariedad de los opuestos de Platón en el Banquete.

Se promueven aberraciones jurídicas tales como la quiebra de los principios de presunción de inocencia, no discriminación por razones de sexo o de la igualdad de todos ante la Ley.

Otra variante es la consideración del aborto como un derecho exclusivo y absoluto de la mujer sin consideración sobre el legítimo a la vida del feto ni tampoco a la opinión del padre. En algunos lugares hoy la mujer puede abortar incluso un poco antes del parto.

Detrás de esto también existe un lucrativo comercio con los despojos mortales de los fetos abortados. Órganos, vacunas, perfumería, preparados…

Ligado a lo anterior y so pretexto de una pretendida defensa de los derechos de minorías como homosexuales, lesbianas o de las nuevas formas de sexualidad anómala, el transgenerismo constituye otra estrategia similar dirigida a socavar la estructuración de las sociedades tradicionales, el sentido común y las condiciones para una vida próspera y saludable. Incluida la fertilidad de las uniones que posibilita o permite la continuidad de las sociedades en el tiempo. Es la paradójica promoción de lo insostenible.

Estructura básica fundamental, la familia puede hacer frente a la barbarie globalista, por eso es preciso destruirla.

Nos encontramos en lo que puede considerarse como una forma de eugenesia.

Nada que celebrar.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.