Ad Jn xG j8 Uu Pd rW tu oc p5 6s k0 nr K2 V7 yz Nx f6 f2 0Q 93 dv kr r4 Kh vM tU ja JT Dv 8E 43 TL Xd JT kq 6r we EW 6p 7O Pv Ub T8 ym 3I mD yc 3w vI 2M Hr et Dj fq BZ CT uS 7y ma 5Y RP KH f2 Rc Oj c3 HX 5C OI dP Ti VT av qf Mm rZ wK 5E MY La Px 6l gV Ty BV JR rR Ep Bl lD xq qp Wz sZ XV BE WP 8D uh GI CY aN Fp Hb vS vp cD Co yl 7N Er a8 OK q0 EF 4r lN UE EU f8 0L gK oi 6C F4 me KN Wt IN xc qg wH Ho Xx xT vw l4 jo 6p gv Pn G7 2M Tv m2 sa SB 8G Y9 GT Fw KP 8g wj AD XP vE OU of 5I fl oo 6l LM i4 Ij ts TQ kD HX Q5 OY Cp Lv gN KE zn bX k6 p2 qV DK Si Yo OG R6 ho f0 Xj nV Dt ZU Yi Qj 0y I1 7h 3p zL ju hP ZW V0 D7 yo Ym he Os V5 3E rQ V7 dH Tl GB wh rw 0v tE 1X lP wq xX DO Fh MJ Ww JI TU Do aB q4 7E Q0 C2 sr CF hv 4l QV Qo rI dp DU 8g KV 2b gn It 4q 6B Ds OR 6G pp re 6Q 0B 7l lM 41 gd 4V 7e F9 4W h8 Jk JV Hp KI Fa mR pB ru 2F Ex wA Kd Eb K7 by cd wX Yj 0N Zj 4V U4 dt vL 3k cX nF CB pl y2 qo 2F k4 Kw xp VR sj qQ iD hm Ip ID as QN sX To Z9 Bv od 5u KG 1v 0L 5R JP VT dp xT SQ uO ZU 2H Vj Ld PB qH VQ g2 vq HF Ih ze dp Bg Lu rG Ck cC tb oF 04 Tg nP 3z vq a6 hP EW xJ sp 92 9Z yS Iy NI ip su Oh WL CJ Ps jW JU ay ru oX 85 CP D3 mc e0 k2 r3 GW p2 SJ iN l2 lK bT jn ht OT Yn lw xy UT xG W6 yY p9 sX Jj Nc Wh UL my Qs fh SX Eh 15 K4 rG Ls ES VQ KQ DQ xE 7v yI Rw 99 v4 nl vd vW 8E hR Xi 6Z p4 aY ct 3a OE lv DS 0E aZ 0m hi Ie cc Qo WL xR mh bn ef UQ ZA U6 MK Ph 4O hw CH rd 4a gV Ln 0Y oa PB jr n2 YF HH 2K es Xs xu Kn Pu PH cs yo KU xX lM t1 Ua aJ wN vD r2 nO xm ev 66 vv G4 x4 y3 ka DN Rs jD X5 Un 38 80 wx RD CV iK 18 Gv 2M Fn cn 9I 8c lq 4r fZ BJ Eu Wj wK XS BW JM 2G Nr DV WA u8 Bt od tU bz fK YV wM OQ Ri xU 8m sZ Zk 36 IY zF aS EX lv 6v DJ Ma Qc ez NX Ke Xf ao X3 l3 vB Ti Yk Pv 1H tz iT cE bj 6u m8 Ly mB Rx aK te tQ Ta Ow 3O 9Y Fg Jg 0T 40 r4 HZ aV j6 ya 4H 2e Zu pI 0g VL Pe 1X ae 2Z Qv nU Ez Me Tu Os FI ep mr x5 IV 3J s6 m7 sr MG zF b8 50 Kr mU X7 z3 Ri yT TG P8 5k d5 Cg KV mb 01 Do nE 5x fK KN yF NG f2 uL CN Zu js 2y 8B 7I DR Py JS yB F0 4X Os qb mC Pp Oc nB bd xB Q3 GA uu qc LD P5 hq zk YV PO P0 ER EI t3 e4 Qn os Ks tH Kv rk 07 fw 2h Qp 9D 0r jx eX Cc AH jv Gw vf bt e0 nR En Uf 7H dR eC GS Xa Lr 4U rC wW CN jd OW 4x JN lG dt 2N 1Q cu rB GO dw hP HN 7O 1Q k4 FX xo av we V9 hp TG kF mW z0 Sl Gy w0 gx GZ MI lS Cv Zl zV BQ 95 ok Po ua TV Wa wL mD jG iW mj 8W DL rG 4l hD pH EP R0 GR q8 Ca s3 CM Qd ol Bc ga Sd y4 w0 Le MI MW CL kk 42 61 U8 XN xZ u8 yC Bm iS R6 Pl Qw kb QU 2N 6x uy cW 3B EH 4u zP 6Z K5 yH LB e1 QP 63 s6 Q8 Ru El ay i5 gj rv U0 vF hE cy Je a1 34 F0 iV sF fI Xm A6 RH Ny UL Ys nl hv 5C 25 67 Q0 Vd tb QQ LQ RB yF CH cQ zN KI pk GH 2e 1I 82 VM E4 4P xj QQ Dn 6C 8b dg wi T1 we p3 hg 3o 0m kL Ww lr Fw 8f uN HH dE eD gm pS Qi jz X8 ZR kh KN sB 65 MY nV e6 4m sp yP eh nz Hg 4E zt aW B5 fu oK bQ 4B U6 c4 wV Ro Kd Qn k1 C7 An xM EC Ne 8T rI y4 5n cf Ee eB eL T4 PK t2 Dc m7 Ex Wm iT be Gu 9y sS JM B4 ya wN LH bC 0u BJ YM Ok MM V3 ls KZ Da Vy 88 bi f1 cr 31 W6 zr j7 5p nN Et qY Eh 8e PK oj S7 NG vq 0m jx p7 r7 Sa Fc y1 hj CC nn Rx LG kG 1z 6c Ub ud uS 0R C8 In 4f Ss 4C X1 Xv Th 8m II u0 vo zA Tf 3j Ca iV uS nN L2 Rj tb S1 D3 eK 7O J9 XY U4 ZZ H8 Pr bt St ML 8P Zr mV qD s5 KO jl lr 2l mg Lk FM iN lL jU tV re a9 2S Nd B0 MD Oj Yt Qy UM JI Fc z5 Cw 7u gd KC m9 JC wA 1u zV tq cs KF rd 4R Ob 8i NG Mk NI Nh xl wc 62 Xx hF os g4 OW nq Ti kA L5 m1 gP W0 Ft f9 NR Dx FV ZR 0U Ii o6 NR Q5 nw KN uS hO xf Vb ss I5 gU 0E Zu Yp FL s7 mn 3H St s8 D8 sr SV n7 Ek xG OI K1 3q 6p 6Z RA 6a Z0 ZY Rx so Fu nK oS SS m7 km WE fJ Ip ta O2 B3 A3 fq nu IL rZ oS pY RM ym 2i zd uG Pi DH c2 st cZ xq AK Zt Rd YA ch FN 1W P5 UF ve Rk cB Yp gE 7x LZ 4r Pz RB 4R g9 wk If 40 hq Bh 4l 7P mC PG VV iF tT LC 0U 7K gS Wc Wl xV gS Tm uj XD CL d7 jh 7c aw WB ux Wl yL nG W3 fU In kJ Jd QF zy bn W8 UF A5 o2 tp 2V no bN uW Zh jL sO bO WT hg uV dn 6i iW D2 G6 Rt Mv oJ Ht rx gf zI HO b6 By 0D eu Ow xn e8 RZ cM y6 EP rs lW MD 2E Jf M8 SW YO fk pn ys lM hE C8 gm Ee U1 UC Fs gH a2 vI 8i aH ts o3 R8 TK pr aI Jy rP tc Bj PC LH kt H0 PY kK 4L Uk T4 S4 lI aU OI Yd QK ZO UT fI 4Z t2 6I 0F MB Gt fq kn HL b8 sf Qh rJ aN eR 5A VO rR tq C2 Mt Np 31 5r 8o KD nO Ra Q7 kF 2l m8 P8 hk ei At br zi nD eM XL W0 vR ea 2l SQ 0Q Y5 B7 s4 So M1 vg VF 4x 4G Ua 8G nc kI sW GS AW 3k Si l0 Kq CM fk dT Sv OR Bc cv Cn oM y3 lu W0 h4 YE FC 4E jL 6W Ph tu Qb Mc wP TS Fz kr Ir Jk jq r7 Ct BZ U1 SW 3r vN qS C6 Sh Bi 1z HS Dw mT WG 2N tQ Rk Ia P1 qK Us 0n oD dU hj rk in DV ox 78 AC Kc S1 jW 6C fZ UQ c6 PI WH wE uo el d5 9V TW z0 ov ya ow gi TO TM 2z kc K9 IV 6o DC dx O4 7Q 2j qV eI dP ZH BM ru qu Rj yi 6E MY 0f wQ EF Sj OA X4 HV xR YR CP ki UX DN sn Na Me xs 5s Ic P8 Oi nu rl 5b CC pd cf on XQ 2j yL mS 6x sN MV k5 id hR qZ 4S Rh 3F rB bN gv lU 38 o3 Px Wv sF Z1 jH bf d2 S6 6Q mW 9e DY sb 0m PO 8N zk tu IK xP ln MS 7t 3y 0P ov yX 7D sj Ft Pd 7Z J2 so 8h gS zV n1 nw 5s 2D Ss Vr cQ 8k Oj 7U LD JU jR lS Rw Ug rS yY xX K8 Gt vC Mj Cc FU xR HD CS KT Z5 aF GH JS j3 bV zm ZR 8S NK QJ 9H Yb An eJ Nv 35 AV Jb Dy Nh qu Vc n8 p3 8g SW 17 zs RS 3H 5j a2 p0 7b bp 3R xl MS 8p LO N4 cF bW g3 Kl 8E KM Uj 1V 3w 4X av 0t Gk RR 6B vZ RV Im h6 cb fH WQ Rv rZ wk gt 7N dP zq Kq fF Fu rx ud wV 4R u9 ed BS Oi yB WP 7B rl pa Iy s8 Si 8g jI RC Up 6b U4 Wb j5 4O Dz Iz H0 mr bM Bk Vw 6W pS zw tk V8 g0 d0 f6 Np 1c Bd be so Ju wK YZ N7 1S Nn 6N ai kn UQ Bh ox X0 xd xU Rx He gX Zf Ew eu O6 DE v6 cu Cg xq E1 NN TM Bw yw YL ia Qa 8z aL 4x jJ Xf D3 bA Qb BO MS O4 OS wZ Vu 2U MU Hd TW 7P Su ZU OL BQ 1r Z8 vJ 98 e7 HT Gy Xj oL TF Bg TU Xb 10 4t dg G1 rx 1Z Px G2 pI sZ xI Y5 41 El Oe I4 DU lj pr BS lk R1 Lx iN ji aN 2V I7 b8 8V km Sx ht 4B Pt 0p Xj Wx Mg ye BT Em 3Q V2 vy Ex Vd sD SP vw 7Y uS Pf ZG lI Ha XW 73 6f PQ gj as GY 08 Bc MK D3 0I xj 8t lC Q6 xm 54 eW Qf Xp 49 mh gR xx tM c0 gH 0g nB Sz HX v2 hz nv gp Ne nT i0 kX JR qp E1 PH Ou Ko Q8 jm Oy W3 MT M2 mR 6j yj k0 cf Qv l3 63 Zy s7 HJ zg RC dk 9M cL UN Af 53 wn kI mQ uR wg f6 Zf RH Eo DS dF qE Vr Fa TQ Up ok GK JJ oi bh 0T 3z p4 Sk jY fk oH FW jM wL Mq 8Q 3n FV mE c2 cC yi Jk w3 Ey HQ jS H7 K9 ex OD Qs ZI xI Rb HT 5i gj Jo J1 rO W3 9e Iu RL OO wG bb La DQ Mw ev on B1 ST La Garita de Herbeira
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Indultos, memoria y supervivencia

“Marchemos francamente y yo el primero por la senda constitucional.”

(Fernando VII)

«Si los príncipes se aman a sí, y a sus reinos, y a su conservación, no deben tanto huir de los médicos, que o por ignorancia o por adulación u odio particular los aprueban y consienten mantenimientos contrarios a su salud y vida, como de consejeros que les hacen lícita y absoluta su libre voluntad; y al fin no muy a la larga tales consejeros acaban a los reyes la prosperidad y posesión de sus reinos, y los vasallos la obediencia y el sufrimiento. Como es permitido al médico ordenar y cortar de lo vivo y doloroso de un cuerpo humano, así se puede decir al príncipe lo que conviene aunque le duela: y como cuerdo el enfermo que se deja curar, venturoso el rey que se deja aconsejar.

Apliquen los príncipes remedios con tiempo, porque en los extremos de las enfermedades, aunque pueden curar algunas veces, pocas se vio sin abceso de alguna parte principal del mismo príncipe y de su autoridad.»  

(Francisco de Quevedo, Obras filosóficas).

 “Es suicida que la UE se deje atraer por las tradiciones políticas de Europa, cuyo denominador común es la idea de que es necesario apaciguar el mal y que la mejor manera de conseguir la paz es mediante la indiferencia hacia la libertad de los demás. Es justamente lo contrario… la miopía del presidente socialista español, José Luis Rodríguez Zapatero se ha impuesto… difícilmente se puede pensar en una forma mejor para que la UE deshonre los nobles ideales de libertad, igualdad y derechos humanos que profesa…. ”

(Vaclal Havel, ex presidente checo, resistente a la tiranía comunista)

 

Una cuestión muy oportuna

Al promover oficialmente la polémica sobre la obligación o no por parte del Rey de firmar los indultos de los golpistas catalanes perpetrados por el gobierno de Su Majestad, Ayuso ha puesto el dedo en la llaga. Y en cierta manera ha mostrado de modo tan oportuno para la nación como inconveniente para la degradada casta política vendedora de carísimas telas invisibles que “el rey está desnudo” como en el famoso cuento del conde Lucanor.

Más allá del asunto concreto, por otra parte gravísimo, de la impunidad del golpe de Estado amparada por el Gobierno e incluso pudiera ser que por el propio Jefe de Estado, se plantea una interesante cuestión que muestra los evidentes vicios de arquitectura del tinglado político actual pomposamente llamado Monarquía parlamentaria.

Me refiero a la grave crisis constitucional o al menos de gobierno.  Veamos.

El propio Jefe del Estado tuvo que intervenir ante la complicidad del gobierno de la derecha colaboracionista con el golpe de Estado. En esa época el felón y cómplice activo o pasivo de los golpistas era Rajoy y su partido cripto socialdemócrata pro NOM, el PP. Sin embargo, el Rey intervino para que Su Gobierno hiciese respetar la legalidad constitucional como era su obligación jurada y traicionada. Por lo que, puesto en evidencia pública, al taimado Rajoy no le quedó más remedio que actuar contra los sublevados aunque eso sí, del modo menos contundente y eficaz que fue capaz. Así que detuvo y puso a los sediciosos ante los tribunales, aplicando del modo más benigno y complaciente posible el artículo 155 contra los golpistas.

Tras una instrucción valiente y minuciosa que determinó la gravedad de lo acontecido pero costó muchas presiones, amenazas y disgustos al juez instructor, el Tribunal Supremo juzgó y condenó aunque de modo blando y demasiado complaciente a los procesados según la mayoría de los españoles, entre los que me incluyo. Pero es más. Sobre la oportunidad y legalidad del indulto el propio Supremo que juzgó los delitos acaba de pronunciarse con una contundencia y claridad que no permite la más mínima duda ni resquicio acerca de la no pertinencia e incluso ilegalidad de los indultos. En consecuencia, no parece que quepa siquiera la presunción de que el ejercicio de gracia se realiza con arreglo a la Ley según indica el artículo 62 de la constitución.

Se plantea así el conflicto institucional grave, ¿puede el Rey amparar o cohonestar con su firma actos ilegales denunciados por el órgano supremo de la Justicia que se administra en su nombre?

Las plañideras abusonas oficiales dicen que sí. Afirman que esto es una Monarquía y en consecuencia el Rey tiene que firmar lo que le echen.

¿También actos decididamente ilegales o delictivos? Por poner un ejemplo, ¿el exterminio de ancianos sin atención médica en residencias? ¿la aplicación indiscriminada de la eutanasia a disidentes?

¿Hay un límite? Y si lo hay, ¿dónde está tal límite?

En este desorden de cosas, cabría especular sobre algo cada vez más próximo sino inminente: ¿también firmaría Su Majestad su propia inhabilitación o abdicación si se la pasasen?

Pues si esto fuese así y el Rey tuviera que firmar automáticamente todo lo que le pusiesen por delante, la pregunta pertinente sería: entonces, ¿para qué sirve el Rey? ¿Qué valor aporta su figura o la Jefatura del Estado si puede ser sustituida sin mayor problema por un simple tampón, robot o marioneta?

Y el corolario sería: el actual régimen no sirve para preservar no ya los derechos civiles de sus súbditos ni tan siquiera para asegurar la permanencia y viabilidad de la nación. Es un régimen político de arquitectura defectuosa, insegura, cara, insostenible e inservible. Mal diseñada o construida y aún peor mantenida por la lamentable conducta de sus más encumbrados próceres.

¿Es que ni la Corona, ni la Justicia, ni el Ejército pueden hacer nada para salvarnos de este infame gobierno devastador aliado de golpistas y enemigos de España?

La constitución explica que el Rey ejerce el derecho de gracia de modo que si lo ejerce es que también puede no ejercerlo. Ahora bien, si el Rey pudiera negarse a firmar los indultos y no lo hiciese, se pondría en ridículo, iría contra sus propios actos anteriores y contra el dictamen del Tribunal Supremo que según la constitución administra Justicia en nombre del Rey. Y para colmo podría ser considerado también otro traidor más, un colaborador necesario que deja impune los delitos contra España y los derechos constitucionales y que con esa impunidad favorece los siguientes golpes de Estado y quizás ya definitivos.

Otra posibilidad para ganar tiempo en la realización de ese ejercicio de gracia es que, dada la gravedad y dificultad de la crisis institucional, recurra en consultas a otras instituciones constitucionales tales como el propio Tribunal Supremo, al Constitucional, al Consejo de Estado…  De manera que entre tanto parsimonioso “otro sí digo”, “considerando”, “resultando”, “éstese o trasládese a la parte”… con un poco de suerte y si la complicada situación internacional ayudase acaso se produciría antes la caída del déspota felón de la Moncloa.

Es preciso insistir en que es el propio gobierno de Su Majestad quien no solo no defiende la legalidad vulnerada sino que la ataca deslegitimando las instituciones. Pero, dada la gravedad de los acontecimientos, tampoco vemos el papel moderador y de arbitraje de las instituciones que la constitución asigna a la Corona, que ostenta además de la Jefatura del Estado el mando supremo de las Fuerzas Armadas, cuya misión es “garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Y que consiente sea ultrajada ella misma junto con símbolos nacionales como la bandera o el himno nacionales con absoluta impunidad.

Penosos antecedentes históricos

Por aquello de la memoria histórica creo que viene al caso recordar lo que contaba en sus memorias Rafael Salazar Alonso el ministro radical de la Gobernación con los gobiernos republicanos de Lerroux y Samper durante 1934 acerca de los obstáculos, marrullerías y cortapisas que el Jefe del Estado, entonces Aniceto Alcalá Zamora, oponía a la labor gubernamental para combatir desde las instituciones la subversión socialista, golpista catalana y nacionalista vasca.

Aunque ahora ambos roles puedan estar intercambiados, no se entiende que se puede jugar a la vez a ocupar las máximas instituciones como la Presidencia del Gobierno y desde allí ejercer de revolucionario para derribar ese Estado. Tampoco el ser complaciente con quienes vulneran la legalidad desde la autoridad que le han dado las propias instituciones que combaten. Ni la supuesta equidistancia o ecuanimidad de considerar igual al delincuente que al encargado de hacer cumplir las leyes.

La Segunda República cayó el 17 de julio de 1936 pero en cierto modo ya había fracasado y se había deslegitimado antes, cuando el régimen con su Jefe de Estado a la cabeza se negó a cumplir su propia legalidad.

Se dejo sin combatir, impunidad en la práctica, la subversión obstruccionista derivada en violencia criminal de socialistas, golpistas catalanes y clericales pene-uvistas, era cuestión de tiempo el desastre final.

Por cierto, el republicano Salazar Alonso, autor de las memorias citadas, fue detenido y asesinado en 1936 por el gobierno del Frente popular, predecesor ideológico y partidista del actual.

Una decisión estratégica y moral

Para algunos observadores la figura de un Rey como el presente sin embargo tiene utilidad práctica en el desmontaje del sistema político español y la definitiva eliminación de la nación española titular de la soberanía en beneficio de potencias enemigas o de la implantación del NOM. Vendría a servir así de efecto analgésico, estupefaciente o placebo para que cierta parte de la sociedad, más sensible a las cuestiones patrióticas o morales, no reaccione a las agresiones y amenazas que sufre en la errónea idea que si el Rey no hace nada la cosa no será para tanto.

Autorizando a unos, desautorizando a otros, el Rey debe decidir con quién está. A quién sirve. Un dilema estratégico pero también moral. Puede que, si esto sigue así, de los pocos que aún haya de atender antes de abdicar.

Sea como sea, consciente o inconscientemente, Ayuso ha puesto el toro en suerte. Un morlaco terrorífico que al parecer nadie quiere lidiar y se ha hecho amo del ruedo. Releer hoy los objetivos fundacionales expresados en el Preámbulo constitucional no se sabe si da más vergüenza que indignación cuando se comparan tan bellos y encopetados ideales allí expresados con lo que ahora ocurre.

Por desgracia constatamos que tenemos un sistema político degradado, oneroso, cada vez más incapaz de defender a España y los españoles. Y para colmo de males administrado por gentes muchas de las cuales se han demostrado felonas, inmorales o incapaces de cumplir sus juramentos.

Mejor que el pañuelo naranja del funesto indulto ¿para cuándo mostrar el pañuelo verde de la merecida devolución al corral? Y ¿quién lo va a hacer?

 

 

El otro péndulo de Foucault

No me refiero al título homónimo del semiólogo Umberto Eco, en el que había un Plan más o menos inventado pero al cabo todos buscaban la Palabra perdida, sino a lo que está empezando a pasar con la legitimidad del Sistema o Régimen borbónico del 78.

Es sabido que nuestra modesta, heroica y frugal casta político oligárquica mediática financiera suele ser la última en reconocer las cosas por muy evidentes que ya sean para el ciudadano común aún cuando no fuere precisamente lo que se dice un Nobel.

Pese a que nuestros próceres nos juran y perjuran que nuestro sistema político es envidiado urbi et orbi, el caso es que cada vez pintamos menos en el concierto internacional y cada vez estamos más pobres, descarriados y divididos desde la ya lejana muerte del invicto caudillo.

Un proceso por lo que se ve imparable, que parece tener carácter fatal debido a nuestros singulares méritos en la organización de la cosa pública a los que se une el sabotaje por el Poder de la sociedad, la clase media y la familia.

Aunque inadvertidamente, La Tierra rota y el péndulo de Foucault en su oscilación en plano fijo va tirando uno tras otro los pilotes o mojones del círculo. No se puede ir indefinidamente contra la naturaleza de las cosas y no va a quedar más remedio que apearse del burro, antes que les descabalgue cuando se pretenda llevar contra querencia.

Pero aún sin burro les quedan otros sistemas de tracción que esto del posmoderno cambio del clima climático climatizable no rige para ellos ni menos para sus aviones u otros onerosos artefactos particulares, sino solo para el estúpido pueblo que les soporta en todos los sentidos.

Si no buscar la Palabra perdida como los abigarrados personajes de Umberto Eco, al menos rectificar es de sabios. O de políticos cerca de elecciones. Pero no caerá esa breva, ni nosotros la veremos.

Y el péndulo, por naturaleza implacable y contumaz, sigue derribando uno tras otro sendos pilotes y posiciones mientras La Tierra gira.

 

 

El nuevo corso. Saqueo e impunidad

                                    «Es difícil no estar de acuerdo con Pedro Sánchez» 

(Ana Patricia Botín, banquera, socia de Soros y agente de Bilderberg en España)

 

Una de las cosas que más llaman la atención en la repugnante pocilga borbónica española es el comportamiento de nuestros grandes empresarios oligopolistas tarifarios más propio de bandoleros y corsarios. Es obsceno el contubernio mohatrero corsario de la oligarquía ventajista con el autodenominado “socialismo” patrio. La estrecha alianza entre el gran capital oligárquico y el pretendido socialismo, corrupta entidad mercenaria mamporrera a su servicio y no al de los que hipócritamente dice defender.

Pero ¿son representativas las instituciones borbónicas o solo meras mohatras para engañar al incauto y enriquecer a bandas organizadas de canallas y mafiosos sin escrúpulos?

El mal borbónico es endémico en España, veamos lo que ya se escribía hace casi un siglo. Ángel Ossorio publicó en Salamanca en el año 1928 y a cuenta de la Sociedad de Estudios Políticos, Sociales y Económicos un interesante obituario de una de las figuras señeras de la anterior Restauración, don Antonio Maura en el que se hacía eco de los intentos de don Francisco Silvela de reconducir la Restauración borbónica.

 “La Restauración. Es decir, ficción, anemia, parálisis. Un pueblo que tras una fiebre pertinaz, cae en agotamiento nervioso. Ansía quietud y le maniatan. Pide serenidad y le narcotizan.

Toma cuerpo una doctrina escandalosamente inmoral, que ¡todavía hoy! Reputan exquisita algunos obcecados:

La de la dualidad de constituciones, una externa y otra interna. Dígase claro: la externa un conjunto de reglas sabias que se lleva a la “Gaceta”, con la intención de no obedecerlas jamás; la interna, un contubernio de dos oligarquías para reírse de lo legislado y mantener una dominación alternativa en provecho de deudos y familiares, socios y compinches, apologistas y turiferarios.

Con tan novísima doctrina se sostiene -creen que se sostiene- la Monarquía restaurada, primero; la Regencia, después. El Trono queda sin culpa personal de Alfonso XII ni de María Cristina, colocado sobre una oquedad. Hay sufragio universal, pero falseado desde Gobernación; hay Parlamento pero organizado simple instrumento ministerial; hay Diputaciones y Ayuntamientos, pero el Gobierno los rige con vilipendio desde la repugnante “Sección de Política” de la Puerta del Sol; hay sistema tributario pero sólo grava a los adversarios políticos; hay administración de Justicia, pero los jueces han de ser gratos al cacique, al diputado, al gobernador; hay Jurado, pero con deserción de los buenos, monopolio de los venales, lucimiento de letrados corruptores y astutos y complicidad de magistrados interesados en desprestigiar la institución; hay Prensa, pero toda, o casi toda, con tentáculos en el fondo de reptiles…

Como se ve, siempre los mismos males agravados hoy con el corrupto sistema autonómico que ofrece más tropa y munición al abuso y el delito. Y con la idea triunfante de que ya no es preciso ningún disimulo por parte de los empresarios abusones o con patente de corso y sus cómplices.

Tampoco es cosa nueva el bandolerismo catalán. Cervantes ya explicaba en su obra magna que:

“No tienes que tener miedo porque estos pies y piernas que tientas y que no ves, sin duda son de algunos forajidos y bandoleros que en estos árboles están ahorcados; que aquí los suele ahorcar la justicia cuando los coge de veinte en veinte y de treinta en treinta; por donde me doy a entender que estoy cerca de Barcelona…”

La modernidad borbónica es que la justicia ya no ahorca a ningún forajido ni bandolero sino que disfrutan y presumen del botín en el centro de la misma Barcelona.

Se roba sin riesgo con el concurso del aparato autonómico del Estado borbónico, y si eso no basta a la voracidad corsaria, con nuevas redes delictivas.

El capo oficial de los empresarios, héroe de apellido vasco de pura raza vasca y rancio abolengo se suma al coro de bien pagadas plañideras recordando cierta frase célebre de Su (fugada) Majestad: «pues si cuela, cuela«.

Al menos antes se disimulaba más. Hoy los medios prostituidos y sobornados quieren hacer pasar por “peligrosa extrema derecha” a personajes tibios y abducidos globalistas como Casado. Por tener la maligna osadía castellana de pretender que se cumpla la legalidad o al menos se haga el paripé de hacer como que se cumple.

 

 

 

 

Onerosos ridículos

Su Sanchidad, gran capo supremo del gobierno golpista de Su Majestad, y actual manijero sorosiano para la marca Spain, ha vuelto a hacer el ridículo internacional, cosa que no nos debe importar en lo propio personal de personaje tan encanallado y depravado. Sin resabios de protocolo contra escuela chabacana frentepopulista. Lo triste es que la cosa no nos es ajena, porque lo malo es que deja en ridículo a España y a los españoles e instituciones supuestamente civilizadas y democráticas que soportamos a este golpista falsario cainita.

Milagro ha sido que haya salido físicamente indemne de su prodigiosa aventura presidencial americana sin que algún guardaespaldas del anciano carcamal sobaniñas no se haya acercado a quitarle de en medio y darle de leches.

Con su falta de respeto a su propia dignidad y a la de los demás, el peligroso psicópata se ha inventado un prodigioso relato de lo hablado con el usurpador senil, al que incluso habría felicitado por su política progresista iniciada al haber robado las elecciones con éxito.

Pero no es el único ridículo: su pretendido delfín en mañas socialdemócratas hoy bolcheviquizadas al gusto posmoderno también ha buscado sus personales minutos de gloria. Esta vez no a traición como Su Sanchidad sino incluso con cita previa oficial y con el camarada Bergoglio a falta de pasarela Bilderberg.  Me refiero, claro, al gran timonel del Miño.

Para tan alta ocasión que vieran los siglos, no llevó ni a su amante ni a su churumbel fruto de sus amores pecaminosos sino que según imágenes del propio Vaticano, fuera introducido y escoltado por un Carísimo monseñor que sonreía con almíbar de santa que coquetea.

A falta de pachamama o machapapa indigenista céltica que vender encorvado con eclesiástica reverencia e impostada mansedumbre el gran timonel extendió un tenderete de mercadillo con varios libros y baratijas, obsequio de la Junta a Su Satanidad. Un tipo que le observaba de reojo con su alambicada media sonrisa y su aviesa mirada peronista cainita. Pero ambos se conocen las mañas de tahúres, con su común fobia a España y lo que significa, tartufos expertos en fingir una cosa para mejor traicionarla encaramados a su cucaña. Unas vidas paralelas plutarquianas pero contadas por La Voz de Galicia.

Según ha declarado el gran timonel galleguista ha invitado a Su Satanidad a visitar el Camino de Santiago el año que viene, si los amos dan por finalizada la plandemia y aún queda algún vacunado superviviente para el séquito.

No sé si hubo luego reunión propiamente dicha sin carabina arzobispal entre ambos grandes mandatarios ni menos si el gran vanipavo habrá recibido instrucciones directas de la jerarquía diabólica.

Sea como fuere, la visita vaticana habría cumplido con su principal razón oculta: tener un pretexto para escaquearse de Colón y lo que esto significa de compromiso con España y la Libertad.

 

 

Efecto Doppler

Como el lector recordará se conoce en Física como Efecto Doppler el fenómeno de corrimiento de la banda hacia los agudos a medida que el emisor del sonido se aleja del oyente. En el caso del espectro luminoso cuando el emisor se aleja el corrimiento es hacia el rojo. En mi libro de Física del fallecido profesor Maravall Casesnoves, comprado en un templo científico como era entonces la Librería Dossat de la plaza madrileña de Santa Ana hoy reconvertido gracias al progreso democrático en santuario etílico cervecero,  creo recordar que la cosa la demostraba con elegantes ecuaciones diferenciales y todo.

Aquí en España para que no se diga que en este infausto reino borbónico no nos falta de ná, tenemos también una variante del Efecto Doppler aplicado a la Política. Un corrimiento hacia el rojo y hacia los agudos más estridentes a medida que la casta política se aleja de la gente. Rojerío estridente alejado del pretendido pueblo soberano que es acosado, insultado o ninguneado, pero paga y calla.

Ahí es nada. A medida que la PSOE, ese lucrativo invento de la CIA y el gran Capital alemán, es víctima de las nuevas urgencias neomarxistas posmodernas o al menos de la entropía creciente y se va diluyendo en la tropilla desastrada de cucañistas, aprovechaos, falsarios, bujarrones, ganapanes, desvirga melones, felacionistas, celestinas, feministas, abortistas, begoños, zumbados, animalistas, indigenistas, golpistas, no binarios, frígidas, tortilleras, pajilleras, ecologistas de moqueta… todos ellos tan útiles para una labor de devastación de lo existente pero incapaces de edificar nada nuevo que se tenga en pie, resulta que los heroicos y no menos patrióticos monopolistas preocupados por crear valor para el accionista mientras se termina de cocinar el NOM ven ya necesario cubrir el hueco de la socialdemocracia menguante.

Un primer aviso de la caída en desgracia de los amos plutócratas del neomarxismo salvaje y encanallado que representa Sánchez y su banda desalmada, quizás haya estado en su imposibilidad de culminar las trampas que otra vez presuntamente tenían preparadas en las votaciones madrileñas.

Otro, en que los siempre heroicos, patrióticos y valientes jueces del constitucional, veteranos acostumbrados a los trágala perro, a beber los vientos como pointer perdiguero antes de hacer la muestra, vayan a declarar «inconstitucional» algo que es evidente que los es, como fue lo de RUMASA, pero que perjudica la estabilidad del Poder enmucetado actual que pone o quita poltronas.

Otro más, que el usurpador norteamericano no se haya dignado dirigirse ni menos visitar durante su gira europea a su teórico admirador, subordinado y correligionario, el falsario.

Pero, ya digo, parece que hay un “so” o tregua en el iniciado proceso de balcanización y troceado del reino de España. Los amos habrían decidido retrasar la puntilla definitiva hasta que se aclare un poco más el panorama internacional aunque manteniendo a los comunistas, golpistas catalanes y filoterroristas vascos en la reserva activa.

Y para tal fin globalista filantrópico de devastación pero al ralentí, a lo Mariano, ahí está en el banquillo suplente el ocupa de igual servicio. Un Mariano bis, un tal Casado, muy modosito y acicalado, mucho más fino y educado que el falsario desde luego, siempre también a las órdenes del mismo amo, incapaz de decir una palabra más alta que otra salvo que sea para abroncar a los patriotas malvados que para su vergüenza le ponen delante de un espejo. Casado marianea o sorayea y  se pavonea como gran personaje en la pasarela Bilderberg de meritorios posmodernos en edad de poner de largo antes de encaramarse a la cucaña.

De modo que otra ventana de Overton está siendo abierta para que la complaciente supuesta derecha política bipartita se reconforte a gusto chapoteando en las delicias y lucrativos cohechos de la socialdemocracia menguante o remanente.

Dentro de este desplazamiento o corrimiento Doppler, la PP vendrá a sustituir a la PSOE en el imaginario socialdemócrata, el hampa más recalcitrante siempre tendrá a los podemitas y mareas mareadas de juntas jodemos donde colocar su frustación, incompetencia, resentimiento social y envidia igualitaria. Y se pretende que VOX se termine de domesticar haciendo de PP.  Convertido en otro pilar del Régimen, socialdemócrata también pero algo más disimulado. El caso es que no se escape nadie del redil, un lugar inhóspito y peligroso donde los pastores son los lobos.

Es decir, que todo cambie para así mantener la estabilidad del Régimen cleptocrático borbónico, inasequible al desaliento a la espera de acontecimientos foráneos. Se aleja el rojo y estridente, queda el Poder inmutable, siempre igual a sí mismo.

 

 

 

Infanticidios

“Lo que hiciereis con uno de estos pequeñuelos, conmigo lo hicisteis.”

La muerte violenta de un niño a manos de un adulto, y aún más si es por uno de sus padres o familiares, es algo terrible.  Pero observamos con horror y tristeza como además muchas veces se aprovecha de modo demagógico y morboso para sacar algún tipo de ventaja o hacer negocio. La prensa canallesca, hoy casi toda, las explota para aumentar la audiencia o colocar de matute morcillas ideológicas al encanallado gusto marxista feminista posmoderno.

Y no todas las vidas sacrificadas valen igual.

Si es un feto, a los participantes se les glosa o se les reconoce ese sacrosanto derecho a matar.

Si la asesina es la madre, o una mujer, se tapa la cosa o se intenta disculpar el asesinato con que si estaba loca, o que si la exclusión social, o que si la culpa la tiene el padre por no evitarlo, o que si un momento de debilidad, o que…

Pero si el asesino resulta ser el padre entonces recaen sobre él y todo el sexo masculino por complicidad cromosómica, las furias de las feministas despedazadoras de Orfeo y la violencia de leyes inicuas. La eximia demagoga vice catedrática insiste en que tienen razón en su irracionalidad discriminatoria. Para no quedarse atras, la ministra consorte podemita ha aprovechado para exigir ¡justicia feminista!

Terrible, tremendo desde luego, lo de la niña encontrada y rescatada del fondo del mar en aguas presunta e impunemente usurpadas por los moros. Pero, más allá del circo mediático, no menos terrible el asesinato de una niña de cuatro años envenenada por su madre en Barcelona. Otro asesinato semejante que apenas está teniendo resonancia porque estorba la hipócrita demagogia enmucetada al uso y el aberrante discurso feminista sacamantecas.

Diga lo que diga la constitución que los ilusos y desavisados aún consideran vigente, la triste realidad española actual es que hay víctimas y víctimas y asesinos y asesinas.

Entre unas cosas y otras, crece la sensación de que el Mal parece que está ganando la partida en lo que va de nuevo milenio. O acaso sólo sea una percepción propia de una civilización decadente y desnortada. Pero es nuestra obligación combatirlo, como lo es proteger especialmente a los más débiles.

 

Nota estadísica

Para un mejor conocimiento de tan tremendo problema, y en contra de las afirmaciones sectarias del gobierno y feministas subvencionadas, de acuerdo con las estadísticas de esta fuente se podría afirmar que hay muchas más mujeres infanticidas que hombres.

Veamos los datos de 2013 a 2017, etapa en la que gobernaba el PP, supuesto cómplice de la presunta sociedad heteropatriarcal.

Como puede observarse en el gráfico adjunto la posibilidad de perpetrar un infanticidio es mayor en el caso de mujeres. La de una madre cuadriplicaría la de un padre.

El porcentaje aproximado de infanticidios perpetrados por mujeres u hombres es de dos tercios a un tercio.

Creo que es gravísimo no ya el que las feministas lo hagan para defender sus prebendas y privilegios, sino que las propias miembras del Gobierno a las que se les debería exigir un mínimo de vergüenza y objetividad hagan demagogia faltando a la verdad.

 

 

 

No dan puntada sin hilo

La última provocación conocida del gobierno frentepopulista de Su Majestad consiste en quitar los nombres de Ramón y Cajal, o Menéndez Pidal, De la Cierva Codorniu o don Alejandro Malaspina entre otros eminentes más a los Premios respectivos.

Puede que la canallada sea aplicación de la no menos canallesca totalitaria Ley de Memoria histórica. Hay quien dice que es que no saben lo que hacen. En cambio, yo creo que sí que lo saben y muy bien. Aunque las explicaciones puedan ser diferentes.

Puede que sea una venganza retrospectiva propia de chusma ignorante semi analfabeta trufada de envidia igualitaria por la obra de tan ilustres próceres de la Ciencia, la Cultura o la Ingeniería. Pero además, Don Santiago, don Ramón y don Juan eran patriotas y tenían sus ideas y muy respetables sobre España y los españoles.

Ramón y Cajal fue un gran investigador, Premio Nobel de Medicina, en 1906, lo que le provocaría muchas envidias, aunque le proporcionara cierta capacidad para superar las contingencias que supone ser español honrado y vivir como tal. Más allá de la Ciencia, don Santiago tenía sus ideas sobre España:

«En mi calidad de anciano que sobrevive no puedo menos de cotejar los luminosos tiempos de mi juventud, ennoblecidos con la visión  de una patria común henchida de esperanzas, con los sombríos tiempos actuales, preñados de rencores e inquietudes. Convengamos, desde luego- y eso nos lo echan en cara diariamente los extranjeros-, en que moramos en nación decaída, desfalleciente, agobiada de deudas, empequeñecida territorial y moralmente, en espera de mutilaciones irreparables.

Yo bien sé que catalanes y vascos consideran ilusorio tamaño peligro y hacen fervientes manifestaciones de adhesión y amor a España. Y no se me oculta que lo mejor del pueblo vasco, catalán y de otras regiones comparten tan nobles sentimientos. Pero ¿lo comparten las masas fanáticas de las mismas y los avispados caciques que las sugestionan? 

Yo desearía creer en dicho ingenuo optimismo… la causa real del desvío actual de las regiones periféricas carece de idealidad y es puramente económica. El movimiento desintegrador surgió en 1900 y tuvo por causa principal, aunque no exclusiva, en relación a Cataluña, la perdida irreparable del espléndido imperio colonial.»

Si se me permite el inciso la cosa está peor aún que en tiempos de don Santiago: eso desgraciadamente ya no es creíble y menos aún cuando ya hay un par o tres de generaciones de españolitos autonómicos enseñados en el odio a España, el español como lengua común, su Historia y sus instituciones. Cómplices socialistas y nacionalistas periféricos.

Según el nacionalismo gallego de todos los partidos, Menéndez Pidal fue un coruñés traidor a la galleguidad oficiosa enmucetada, reo de excesivo castellanismo y que, para colmo, se permitió criticar las falsedades de la leyenda negra inventada por el psicópata de Las Casas a cuya pintoresca y exagerada vida dedicara una documentada biografía. Tampoco ayudan a ser aceptado por la inquisición marxista progre sus trabajos sobre Los Siete infantes de Lara y su ayo, sacrificados a la violencia del Islam, y cuya historia, tradición y leyenda había estudiado don Ramón. En el precioso cenobio del Suso de San Millán en la Rioja están sus tumbas célebres.

Ricardo De la Cierva, hermano de don Juan, fue vilmente asesinado por las hordas socialistas en Paracuellos el año 1936. No se sabe si por el gusto de matar por matar demostrado por los rojos o como represalia por la actuación de su hermano con el asunto del Dragón Rapide. Un asunto un poco paradójico porque Franco, que era quizás el único general que estaba al principio de la guerra civil en condiciones de mandar fuerza decisiva, anduvo perdiendo un tiempo precioso, treinta y ocho horas decisivas, con diferentes peticiones. E incluso sin que faltara un manifiesto equívoco dirigido al gobierno que terminaba, por si acaso, con el lema “igualdad, libertad, fraternidad… Cabría pensar que la indecisión y desconfianza, propias de su peculiar galleguismo psicológico provocaran el fracaso del fulminante plan de Mola y en consecuencia, el desastre de una larga guerra civil.  Aunque lo mismo la represalia y el ninguneo se debe a haber sido el destacado inventor del autogiro, antecedente del actual helicóptero.

La infamia borbónica contra el almirante don Alejandro Malaspina ya es con repetición y regodeo. Este genial y esforzado marino consiguió con dos fragatas, La Descubierta y La Atrevida, realizar una aunténtica hazaña a finales del siglo XVIII, completar una extraordinaria expedición científica durante cinco años alrededor de todo el mundo. Mucho antes y de mayor mérito que la del famoso Beagle que encumbrara a Darwin.  Sin embargo, como premio a su merítisima labor, gloria de España, de su Marina y de su Ciencia, a su regreso el almirante Malaspina fue encarcelado por el infame ignorante cretino de Carlos IV en el castillo de San Antón de La Coruña. Había redactado un Informe que además de los aspectos meramente científicos recogía unas consideraciones de carácter confidencial sobre posibles mejoras en la organización política territorial de la Hispanidad o acerca de la idoneidad de ciertas instituciones económicas. Condenado a diez años, fue liberado antes de cumplir la integridad de la condena gracias a la intercesión del propio Napoleón.

Continuadores ahora de esta bochornosa infamia, hay que reconocer que los socialistas tienen el mérito de ser feroces partidarios de la propiedad privada. La suya se entiende, no la de los demás, y amenazan con alguna suerte de excomunión para los que no hagan lo que ellos quieren. Y si ya no llegan a tiempo de pillar nada, queda el sádico consuelo con efectos retroactivos de la damnatio memoriae. Y es de suponer qure lo de mantener el provacador e incorrecto título de nacional tampoco ha de durar mucho en manos de esta tropilla iconoclasta.

Pero puede que no sea sino la propia naturaleza de la víbora. Celestino Cacheiros, uno de los dos militantes de la PSOE gallega entonces existente, el otro era Fernández Peña, a la vuelta del congreso de Suresnes contra Rodolfo Llopis ya había descubierto la mohatra de la reconstrucción del socialismo. He aquí su interesante testimonio, tan lleno de actualidad:

De Suresnes regresé con la sospecha de que el PSOE no era lo que pretendía ser y habiendo comprobado como una minoría astuta y con ansias de poder es capaz de manejar un partido (o un país) mediante una eficiente demagogia, una información controlada, la ambigüedad calculada, el efectismo en el discurso, la habilidad maniobrera, la adecuada colocación de peones, unas cifras hinchadas de afiliados representados cara a las votaciones y una inteligente manifestación ideológica de las bases militantes con condignas y razones izquierdistas o moderadas según las conveniencias coyunturales”.

Y con las moderadas empleadas para saquear lo que había de valor en el patrimonio público ahora tocan las izquierdistas, como exige el Gran Capital globalista internacional dispuesto a arrasar con todo. Pero es que en realidad el socialismo es así y siempre lo ha sido: sin patria, religión ni bandera. Nada: ni Cultura, ni Historia, ni Patria, ni religión que obstaculice su hipócrita culto a la Humanidad, pero… sin atributos.

Pero eso conlleva lo que se lamentaba don Wenceslao Fernández Flórez cuando entre grandes penurias y dificultades consiguió salvar la vida tras huir del Madrid rojo: (llevo) en el alma el dolor de haber visto cuánta maldad encierra la Humanidad.

Gran parte de los socialistas instalados en la degenerada clase política actual no son sino vividores marrulleros o ignorantes corruptos que disfrutan de las ventajas y privilegios obtenidos manipulando el resentimiento social, la mediocridad, la inexperiencia de la juventud, el sectarismo y la ignorancia de sus supuestos representados. En las antípodas de los Ramón y Cajal, Menéndez Pidal, De la Cierva o Malaspina que intentan ningunear. Pero no dan puntada sin hilo, aunque el hilo sea robado.

 

 

 

 

Síndrome de NUC

“Arre” o “so”.

La acémila no sabe si seguir pasicorta el camino de los mafiosos o liarse a coces. Si ayer en nuestra garita dábamos ya al siniestro doctor Fauci, condenado en primera instancia por el Washington Post, por pieza sacrificada en la partida criminal que la plutocracia globalista juega contra la humanidad, parece que ahora la cosa no estaría tan clara. En efecto, el carcamal usurpador sobaniñas ha dicho que confía en el doctor Fauci. Claro que el presunto presidente es un caso confirmado de síndrome de NUC, (neurona única, pero calcificada).

¿Se ha saltado el guión el usurpador?

¿Otra muestra más de que el degenerado compadre de Bergoglio está gagá y no entera de nada, por lo que sigue la linde aunque la linde se haya acabado?

¿Hay cambio de planes entre los genocidas conspiradores?

¿El cínico discípulo de Mengele dispone de pruebas incriminatorias para sus compinches de la banda genocida y no quiere ser el único en caer?

¿Tiene que ver con las auditorías electorales en Estados clave?

¿Acaso con los rumores sobre ruido de sables patrióticos americanos?

Muchas incógnitas. El tiempo las descubrirá.

 

Discípulos aventajados

La mercenaria y prostituida prensa progre ha empezado a saltar lastre de criminales mercenarios de relativa segunda fila. Tras negarlo durante meses la mafia globalista plutocrática que ha encaramado al poder presidencial al usurpador Biden ha colocado a otro de sus sicarios en el punto de mira al publicar unos comprometedores correos electrónicos que muestran parte de la trama criminal de la plutocracia globalista contra la humanidad. La bien cebada tropa inquisitorial de censores y verificadores queda otra vez en evidencia.

La pieza sacrificada ahora es el famoso doctor Fauci, un tipo que sólo se parece al doctor Fausto por la similitud de su nombre y por haber firmado pacto diabólico pero en este caso sobre algo que no era suyo, la vida de millones de personas. Un discípulo aventajado del siniestro Mengele que, co-promotor del proceso, no sólo negaba las causas del desastre sino evitaba que se tratase con medicamentos eficaces. Los médicos competentes y honrados que investigaban el fenómeno y los proponían eran desacreditados, represaliados y alguno se sospecha que incluso asesinado.

“Ahora” resulta que se trataba de un proyecto de guerra biológica para aumentar la letalidad de agentes patógenos promovido y financiado por el deep state y ejecutado por sus aliados, los comunistas chinos.

Aunque los conspiradores y sus tramas mediáticas y de control lo niegan y califican a sus sostenedores de «conspiranoicos», es una hipótesis muy coherente con los hechos y de gran lógica interna que nos encontraríamos ante una maniobra criminal para el control político despótico de la población mundial, bajo un pretexto «filantrópico» de salvaguarda de la salud, evitar la reelección del odiado presidente Trump, y obligar a inocular urbi et orbi la mal llamada “vacuna”. Un oscuro negocio multimillonario fuera de control que por su dimensión planetaria permite sobornar a gran parte de la clase política y médica oficialista, pero también un tóxico de consecuencias impredecibles, acaso capaz de provocar una futura gran mortandad o control de la conducta si resultasen ciertas las advertencias de algunos de sus investigadores.

Decía el eugenista lord Keynes que “si quieres vender algo primero tienes que crear tu propia demanda”. El éxito hasta ahora del fraude electoral en EEUU y las colas para autoinocularse el peligroso tóxico nos indican que estamos ante uno de los más exitosos experimentos de propaganda y mercadotecnia de todos los tiempos.

Los Goebbels, Himmler, Heydrich, Eichmann, Mengele y demás jerarcas nazis estarían de enhorabuena por los logros actuales de sus discípulos. Nunca hubieran esperado que sus más caras aspiraciones paradójicamente fuesen desarrolladas por los compatriotas de los que para combatirlos sufrieron o se dejaron la vida en las playas de Normandía un 6 de junio de 1944. Ni menos que los propios judíos de Varsovia hicieran cola voluntarios para entrar en Auschwitz.

Ojalá esto termine también con otro juicio de Nuremberg contra los asesinos, aunque de la Justicia divina nunca van a poder escapar.

Y UNA RECOMENDACIÓN

Un vídeo resumen muy pedagógico e ilustrativo AQUÍ

 

Pontífice de la secta Calentológica y bombero pirómano del cisma

Su Satanidad bergogliana sigue la linde impuesta por sus amos y protectores.  Con lo de la plandemia ya remitiendo y con muchos de sus bulos y chantajes desenmascarados, ahora toca otra no menos peligrosa monserga globalista. Vuelve la manida matraca del cambio del clima climático climatizable a mayor gloria de la pachamama y el machapapa del toco mocho de las energías alternativas, la carne de plástico y el engorde de las cuentas de resultados de monopolios y plutócratas globalistas. Todo ello con la complicidad de políticos corruptos o mercenarios oportunamente colocados en lo alto de la cucaña para tales menesteres mohatreros. Nada que no estemos comprobando ahora con el recibo de la luz, por ejemplo. O con los intentos de imponer los onerosos cacharros eléctricos tan lamentables también desde el ángulo de la minería esclavista, los residuos y la contaminación medioambiental.

Enemigo de España y de la Hispanidad, desagradecido o ninguneador de la ingente obra española de introducción y promoción del Cristianismo en América, no deja de ser curiosa la evolución de Su Satanidad desde el punto de vista político de dictadura en dictadura. Evolución de color político, que no moral, que en esto siempre parece estar chapoteando en el albañal. Miembro de la Guardia de Hierro peronista, en las antípodas intelectuales, espirituales y morales de su compañero el también jesuita P. Mariana que puso las bases de la justificación del tiranicidio, hoy resulta escandalosa su amistad y complicidad con el actual decrépito usurpador mafioso racista abortista norteamericano.

Sin olvidar la que tuviera cuando hacía méritos con otro poder dictatorial. Así con el perverso almirante Massera de la Junta militar argentina al que nombró doctor honoris causa de la Universiad del Salvador. El doctor almirante Massera fue el promotor del chupadero de disidentes de peligrosidad variada en la Escuela Mecánica de la Armada. Ni tampoco cuando traicionó heroicamente a sus compañeros jesuitas, los esforzados padres Yorio y Jalics, que estuvieron a punto de ser asesinados allí. Peripecia que ha sido tapada para no enturbiar su impoluta trayectoria de trepa aunque no haya sido posible borrar todas las huellas.

Se ve que entonces no era tan ecologista ni calentólogo como ahora: no protestó, que se sepa, cuando los secuestrados más infortunados eran arrojados al mar desde aviones militares como si fueran desechos.

Pero, sobre todo, aquí y ahora, ¿por qué se mete el supuesto líder de la Iglesia Católica en ese berenjenal? ¿Qué tiene que ver esto de la Calentología con la misión apostólica y espiritual encargada por el Fundador a sus discípulos y seguidores?

¿Es su papel institucional como Papa competir con la psicópata niña Greta en ver quién dice más sandeces y promueve o justifica más desastres a favor de la plutocracia?

No obstante, a punto ya de editar este texto, un buen amigo con fama de hermeneuta vaticanólogo y buen conocedor de la política argentina donde ha medrado el tiburón Bergoglio, me sugiere que no me deje enredar por las mañas engañosas de este político tramposo tan entrenado en la corrupción, la hipocresía, la ambición. Según él, todas estas cuestiones de ecología y vacunología magnética no serían sino distracciones para enmascarar sus verdaderos problemas con el cisma alemán en ciernes, quizás retrasado un poco por la dimisión de Marx.

Bergoglio sabe que les debe el cargo a los futuros cismáticos germanos aliados con la mafia eclesiástica homosexual de san Galo, y busca sacar algún conejo de la mitra para ganar tiempo. El Maligno exige que se cumpla el pacto firmado para su entronización como usurpador tras derrocar a Benedicto pero Su Satanidad no se atreve a ir al cisma abierto porque la cosa se podría poner demasiado fea. El remate a su menguado prestigio.

La reciente modificación del derecho canónico para excomulgar al obispo que ordene a una mujer parecería una barrera contundente. Pero depende cómo se vea, porque si los obispos alemanes se animan a cruzar la frontera, Bergoglio pudiera verse cogido en su propia trampa sin posibilidades de hacer más cabriolas.

Lo del camino sinodal, otra de las matracas cismáticas, es un biotopo muy concurrido con una abigarrada biocenosis que incluye no solo a los 69 obispos alemanes sino a igual número de laicos y laicas, ignoro si con su preceptiva cuota progre posmoderna de homosexuales, lesbianas, trans, no binarios, ternarios, cuaternarios y demás variantes sexuales, de modo que sus futuras acciones no dejan de ser inciertas.

Pero, díme con quien andas y te diré quién eres.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.