Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Ilustraciones, ocultamientos y sinrazones

uando se va a editar un nuevo texto suelen surgir dudas sobre qué título poner y cómo ilustrarlo. Lo de poner título es una habilidad especial que no todos los autores tenemos aunque pueda mejorarse con la costumbre. Como decía creo que Descartes “el método es más cosa de práctica que de estudio teórico”. Un buen título debe ser llamativo, claro, breve, original o al menos no muy gastado, y con alguna relación con el texto que encabeza.

Y lo de la ilustración sin duda ha mejorado mucho con san google o similares. Ahora no hace falta recurrir a fotografías propias o ajenas. O reproducir ilustraciones de libros propios o de otras bibliotecas más o menos accesibles. En la red se pueden encontrar buenas imágenes para ilustrar de forma fácil casi cualquier escrito por raro que fuere.

Pero es muy curioso comprender cómo se las apañaban los monjes miniaturistas del medioevo en la relativa serenidad de sus scriptoria y bibliotecas. Claro que era un trabajo de suma dedicación y paciencia.

No todo el monacato primitivo era partidario del trabajo. Los viejos monjes africanos entendían que el hombre que se ocupaba en la oración y en buscar la unión progresiva y más íntima con Dios no debiera ocuparse ni distraerse con los oficios propios de la tierra porque le distraerían de su alta ocupación espiritual.

Sin embargo, San Isidoro, San Agustín y otras personalidades notables proponían a los monjes actividades tanto manuales como intelectuales. Así el desarrollo de diversos oficios y manualidades o la lectura en comunidad o individual de códices procedentes de la propia biblioteca monacal. Entre sus fondos destacaban los de carácter eclesiástico, en especial, por supuesto, la Biblia. Sin olvidar textos de San Agustín, San Gregorio, San Jerónimo o San Isidoro, entre otros autores.

ero a veces la ficción sustituye o al menos complementa a la Historia. Cuando rememoro estos temas de las bibliotecas medievales me vienen a la memoria dos autores, Jorge Luis Borges y Umberto Eco.

Nos explicaba Borges que el Universo, que otros llaman Biblioteca, se compone de un número indefinido tal vez infinito de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas…También que a cada uno de los muros de cada hexágono le corresponden cinco anaqueles y que cada uno encierra  treinta y dos libros. Según el segundo axioma borgiano el número de signos ortográficos es veinticinco. Sea como sea, incluso el caos más monstruoso está ordenado al menos en hexágonos, anaqueles y libros. La Biblioteca incluye también todas las estructuras verbales, todas las variaciones que permiten los veinticinco símbolos ortográficos. No todos tienen sentido al menos conocido ni simbolizan una realidad descifrable.

La Gramática, la Sintaxis, la Semántica pueden ser meras cábalas, ilusiones para hacer comprensible el caos y crear civilización o trabajo útil. Pero sin estos límites culturales a la entropía no hay conocimiento ni tampoco forma de transmisión del mismo. Sin códigos el Universo deviene en idiolecto indescifrable.

El Universo es una realidad vibratoria. Los sentidos nos permiten una especie de ventana de oportunidad para acceder a partes o fracciones limitadas de esa realidad vibratoria. Nuestro cerebro, que es Naturaleza y Cultura, traduce la impresión de esas vibraciones en ideas, sentimientos y promueve conductas.

El orden es una simple necesidad cultural ¿o también lo es de la Naturaleza? El sentido, el cosmos, que es lo que significa universo ordenado ¿es una superstición propia de la finitud humana o una necesidad de la manifestación?

La naturaleza tiene límites. Las galaxias, los sistemas solares, los planetas, los ecosistemas con sus biotopos y biocenosis se pueden definir porque tienen límites. Incluso cada criatura por pequeña o sencilla que sea los tiene como condición sine qua non para ser. Seres diferenciados en tejidos. Hasta la célula posee membranas. Y los átomos, órbitas electrónicas con límites de probabilidad.

La membrana es una pared o barrera que delimita un medio exterior de otro interior. Por tanto es una estructura necesaria para todo ser vivo, como único procedimiento para crear un medio interno. Con su propio metabolismo que permite una fisiología y el mantenimiento de una anatomía.  Los únicos seres vivos sin membrana plasmática son precisamente los virus que necesitan de otros seres vivos para su propia supervivencia. En cierto modo lo que en el orden social ocurre con la plutocracia parasitaria que necesita someter y explotar a otros.

reemos que recordar todas estas cosas tan archisabidas viene a cuento cuando asistimos con renovada perplejidad como hoy es preciso demostrar lo evidente. Que ningún sistema sea natural, social, político o económico, puede vivir ni menos sobrevivir sin límites o fronteras, que precisamente le distingan o diferencien del medio exterior. Sin fronteras no hay vida, tampoco nación, civilización ni Cultura. otra cosa es debatir la naturaleza más conveniente de tales fronteras.

El lenguaje nos permite ordenar la monstruosa Biblioteca borgiana. Dar sentido a la realidad, crear orden y civilización. No todos los libros de sus anaqueles tienen sentido o mantienen un relato coherente. No todos, aunque sean coherentes, resultan igualmente recomendables. Umberto Eco nos dice que la Biblioteca monacal puede desaparecer como resultado de ciertos intentos de proteger el contenido del Finis Africae del conocimiento público. Si un ciego y fanático Jorge (no Borges) sino de Burgos la prende fuego. De ella sólo quedarían unos muros humeantes. El límite, ahora sí superfluo, entre dos nadas.

El primer libro que leí de Umberto Eco fue El nombre de la rosa que nos narra algo más que una peripecia de novela negra ambientada en un momento histórico de gran importancia para la Iglesia católica y en consecuencia dada la época, para todo Occidente.

Cabe pensar que en las famosas polémicas entre Bernardo, el dominico inquisidor jefe de la legación pontificia y el protagonista Guillermo, Eco se habría inspirado en otras muy famosas de esa época. Me refiero a las conocidas como polémicas gerundenses que tuvieron lugar en la bella población del reino aragonés a principios del siglo XIII entre el alquimista y heterodoxo valenciano Arnaldo de Vilanova y el dominico inquisidor Bernardo de Puigcercos. Personaje histórico que coincide en el nombre, profesión y rol con el siniestro ficticio de Eco en El nombre de la rosa.

uy interesante el problema que se planteaba, y aún hoy se sigue planteando, entre otros. Es decir, si la Iglesia como supuesta heredera de las enseñanzas de Jesús debe ser o no pobre, como lo fuera el Maestro Fundador. Es decir, las relaciones entre Espíritu y Poder material. El Fundador explicaba que había que actuar sin temor para el desenvolvimiento presente y futuro como tampoco lo hacen las florecillas del campo. Sin embargo, sus herederos demostrando así poca esperanza en lo espiritual hacían acopio de riquezas y Poder político para imponer sus doctrinas.  Incluso asesinando a los considerados herejes.

Pero en el libro también se desarrolla una importante reflexión epistemológica, para mí lo mejor y más revelador del texto. Es sobre la relación fundamental entre intuición y método deductivo. Entre el lenguaje simbólico y el racionalmente codificado. Al cabo, si Guillermo consigue acceder al Finis Africae, o sancta sanctorum secreto de la Biblioteca, es por una intuición o revelación onírica que es capaz de traducir a los términos del mundo tridimensional en el que nos movemos. El Inconsciente ofrece la pista clave para comprender lo que pasa. El Consciente permite su comprobación, desarrollo y aplicación en nuestro universo material.

Sin el primero, éste se queda atascado. Sin el segundo, la visión puede resultar estéril en cierto plano vital, en el que nos movemos como materia.

La biblioteca y el monasterio donde se guarda se convierten en una alegoría de la Cultura, y en consecuencia, de la propia vida individual y social que conforma. Un grupo clerical, cerrado, se convierte en su celoso y excluyente guardián, y ejerce sobre los demás el poder de fijar lo que puede o no ser conocido.  Se erige en celoso proscriptor incluso de la risa, que para Aristóteles constituye atributo decisivo de la naturaleza humana. La risa relativiza, nos hace dudar, poner cosas en cuestión, como también nuestra relación con ellas. Nos ayuda a comprender, a aprehender lo que somos.

Por eso el tenebroso y rígido monje Jorge de Burgos la oculta, así como la obra de la autoridad de Aristóteles, cuya divulgación puede resultar altamente subversiva y peligrosa para el mantenimiento de un sistema cerrado y excluyente de poder, basado en la imposición y la ignorancia. Para Eco el poder exotérico, encarnado en la complaciente y ambigua figura del abad es diferente del poder diríamos esotérico desnaturalizado en cuanto a sus fines y potencialidades que encarna Jorge de Burgos. Su ceguera física debe ser compartida como ceguera espiritual por lo demás. Hoy, con la crisis covidiana también observamos como el Poder exotérico o fáctico se encuentra al servicio del oscurantismo y de la sinrazón.

mberto Eco nos hace una serie irónica de guiños intelectuales o culturales. Es fácil pensar que, además de los Arnaldo de Vilanova o Bernardo de Puigcercós de los que ya hemos hablado, la figura de Jorge del Burgos, el monje ciego se inspira en la del antes citado genial escritor argentino Jorge Luis Borges. O que Guillermo de Baskerville es un homenaje a Sir Arthur Conan Doyle el ilustre médico espiritista creador de Sherlock Holmes. Que lo de Baskerville tiene que ver con lo del famoso perro de uno de sus títulos. O que Adso el joven ayudante de Guillermo es una trasunto fonético del famoso Watson que acompañaba al famoso detective de la Baker street.

La situación actual de Occidente con esto de la religión y represión covidianas no se encuentra tan lejos de lo que Eco narra de la vieja abadía medieval. Un grupo sectario en el Poder, dispuesto a todo, incluso a destruir la abadía, manipula el Conocimiento y fija lo que puede o no puede ser investigado y conocido. Y niega el acceso al Finis Africae. Un centro que la multitud ni tan siquiera sospecha que exista pero cuyo descubrimiento y comprensión para la creación de orden es la misión de la verdadera Cultura.

La capacidad de elegir es el ejercicio de la Libertad. Hoy amenazada cuando se difuminan o quitan los límites. Cuando de un modo torticero y con cómplices encanallados o ineptos se pretende acabar con la Civilización, la Tradición y la Historia.

 

 

La caída del otro muro de Berlín

¡Otra vez en Berlín!

El día de la Almudena de 1989 caía derribado el muro de Berlín por la acción de la gente harta de represión y dictadura comunista. Se iniciaba una nueva era de esperanza para la humanidad al decaer la geopolítica de bloques y la Guerra fría, o eso creíamos entonces los que lo celebrábamos.

Pero el comunismo no dejaba de ser un disfraz de ciertas élites de la plutocracia globalista como lo es ahora el neomarxismo cultural o la religión covidiana que tantos estragos despóticos y criminales están trayendo a la civilización. Una forma de división, explotación, sometimiento y crimen. Se van conociendo con mayor detalle la protección y financiación de los movimientos anti zaristas que provocaron la devastación de la vieja Rusia y la entronización del comunismo soviético por parte de esas élites criminales. Élites financieras globalistas, algunas satanistas o pederastas, que promovieron la barbarie comunista como ahora esta nueva forma de sometimiento de la humanidad que se está perpetrando en todas partes con el pretexto del virus.

Otra vez en Berlín como entonces. El pueblo despierta con una gran manifestación pese a los sabotajes gubernamentales. Un pueblo consciente que intenta derribar la nueva tiranía que se cierne sobre nosotros, perpetrada por las mismas élites depravadas y sus gobiernos títeres ahora mohatreramente disfrazados de “democráticos”, pero que demuestran su faz de falsos servidores de verdadera soberanía nacional al aplicar consignas inicuas contra sus propios pueblos procedentes de una organización totalitaria financiada por grandes corporaciones globalistas.

En este marco histórico, Robert F Kennedy ha ofrecido un discurso memorable, lúcido y valiente como el que pronunciara su tío JFK un lejano 23 de junio de 1963 en Berlín, pocos meses antes de ser asesinado tras una conspiración perpetrada por los mismos enemigos de hoy.

lo único que el gobierno necesita para convertir a la gente en esclavos es miedo….

Todos los hombres libres dondequiera que ellos vivan son ciudadanos de Berlín…

Mi tío vino a Berlín porque era el primer frente contra el totalitarismo global y hoy Berlín lo vuelve a ser.

Robert F Kennedy luego atacó a los globalistas y sus nuevos instrumentos de dominación como el 5G “para que te espíen”.

Y concluyó: “la pandemia es una crisis de conveniencia para la élite que está ordenando estas políticas, les da la habilidad de erradicar la clase media, de destruir las instituciones de la democracia, de cambiar toda la riqueza de todos nosotros a un puñado de millonarios u hacerse ellos ricos a base de empobrecernos a todos los demás, y la única cosa entre ellos y nuestros niños es esta multitud que ha venido a Berlín, y por todos los que estáis aquí hoy, no nos vais a quitar nuestra libertad, no vais a envenenar a nuestros niños, vamos a exigir la vuelta de nuestra democracia, gracias a todos por luchar.”     

Y en Londres, una grata sorpresa que ha acogido también otra gran manifestación anti despotismo covidiano en la plaza de Trafalgar. También otras en Israel y Francia.

Parece ser que el pueblo se va quitando el miedo inducido por sus dirigentes y empieza ya a reaccionar. Es muy pronto para saberlo y ahora cabe esperar alguna importante represalia criminal de los covidianos. Sin embargo confiemos en que acontecimientos históricos como en su momento fuera la caída del muro de Berlín o como estas grandes manifestaciones y las que previsiblemente las seguirán en otras partes de Europa y del mundo, supongan un antes y un después en la resistencia ante la tiranía covidiana.

Y una nueva oportunidad para la libertad, la paz y la prosperidad mundiales.

Para acabar esta breve reseña a vuelapluma también me uno a las ya citadas palabras de Kennedy en su memorable discurso: Todos los hombres libres dondequiera que ellos vivan son ciudadanos de Berlín.

 

 

Monipodios y tentaciones

Más allá de las autenticas relaciones de Poder mundial entre la China y el Occidente decimonónicos los embajadores de las llamadas potencias occidentales cuando presentaban sus credenciales en la Corte manchú debían realizar un sustancioso cunnilinguis a la Emperatriz.

Se ha sabido que nuestros heroicos y probos monopolistas, o monipodistas como los llamaría Cervantes, han sido invitados el próximo lunes a un bonito sarao ditirambo alabancioso del okupa y se disponen a homenajear al falsario y parte de su séquito mandarinesco. El falsario ofrecerá un resumen o compendio de su famosa tesis doctoral.

Oportunamente divididos entre felacionistas y cunnilingüístas no dejarán de ofrecer público testimonio de impostado servilismo al mohatrero emperador de la Moncloa, el que al fin y al cabo no deja de ser un encucañado jefe de ventas que detenta tan lucrativo y vistoso cargo de modo eventual o interino. Pero el negocio es el negocio y los suculentos beneficios obtenidos del pìllaje de la renta monopolística los puede y quitar a capricho el dictadorzuelo en el BOE.

Pillaje saqueado a indefensos consumidores finales o a pequeñas y medianas empresas, los que crean verdadera riqueza y sostienen este tinglado borbónico arrebatacapas.

Muchos de estos monopolios extractivos fomentados y protegidos por el pertinaz socialismo cómplice de las puertas giratorias proceden no de desconocidas habilidades empresariales sino del saqueo impune de las antiguas empresas públicas del franquismo, de aquellos lejanos tiempos en los que España llegó a ser una potencia industrial y aún se respetaba el derecho de propiedad.

Un recibo típico actual de la luz: por energía eléctrica consumida, cinco euros. En concepto de gabelas, impuestos sobre impuestos, suplidos, abusos, sostenimiento de garrapatas climáticas y pillaje vario con IVA, el resto de la factura hasta treinta euros.

Pero ni parlamentos ni mandangas, el sarao del lunes es una manifestación del poder real en esta pertinaz monarquía de guardarropía que encubre y ampara tan voraces e insaciables garrapatas. Es preciso recordar de vez en cuando quien es el amo. La cleptocracia se muestra como una solemne hierofanía atea que se digna aparecer ante el público. Una obscena ostentación de Poder absoluto para doblegar y atemorizar a la muchedumbre crecientemente depauperada. También una invitación a posibles candidatos a ingresar de modo subalterno en tan lucrativo club donde se pueden compartir políticos, jueces, policías y periodistas.

Y es que los más jóvenes, por muy bilderbergianos que aparezcan, apenas ya saben lo que significa l´onore e il rispetto. Sí, respeto es al menos lo que nos hace falta para cohechar y amañar presupuestos que permitan mantener el tenderete.

La tentación es muy fuerte (Mateo 4, 9-10):

«Todo esto te daré si postrándote me adoras

«Apártate, Satanás, porque está escrito: al Señor tu Dios adorarás, y solo a él darás culto.»

Ahora bien, lo más seguro es que a estas alturas de descomposición y deslegitimación, el Régimen ya no tenga remedio desde dentro. Pero cualquiera que intentase esa azarosa reforma debiera preguntarse en lo más íntimo de su conciencia la antigua cuestión del grial: ¿Y tú, a quién sirves?

 

 

 

.

 

 

¿Un nuevo terrorismo de Estado?

Se acaba el verano pero no los problemas. Al revés, parece que cada vez hay más. Una de las cosas que llama la atención por su extrema gravedad es una nueva forma de terrorismo de Estado que se está consolidando en el desquiciado Reino de España con el tema de la falsa pandemia, las mascarillas y la represión indiscriminada de los embrutecidos, indefensos y humillados súbditos de don Felipe VI.  Aunque en todas partes cuecen habas también es verdad o que la gente es más lista y no se deja manipular tanto como aquí, tienen castas políticas menos ignorantes y pervertidas o sistemas políticos menos lamentables o con un mayor control del Poder que nuestra penosa Monarquía.

No es la primera vez que ha habido que comentar esto pero la verdad es que la realidad estadística oficial en cuanto a hospitalizados y fallecidos con el virus en estos momentos se compadece mal con la histeria inducida a la población, en especial los más manipulables que carecen de información relevante o de un mínimo espíritu crítico. Se está aterrorizando a la población con el empleo mohatrero de test no válidos para estos fines según declaraciones de su propio inventor. Tests que dan falsos positivos con enorme facilidad dada la invalidez de la prueba para esa aplicación. Se trataría de hacer creer identificando tests positivos con contagiados que nos encontramos ante una nueva terrorífica ola de muertes, cuando eso no es cierto según las propias cifras oficiales. Con la gente aterrorizada no hay lugar ni reflexión para ocuparse de los verdaderos problemas de España que son muchos y gravísimos pero entre los que no está precisamente el aspecto sanitario del virus como la indecente casta política y sus media sobornados nos quieren hacer creer.

La gravedad actual de la pandemia es como el famoso comité de expertos del falsario y sus secuaces: no existe.

En otro texto anterior explicaba como según datos oficiales durante el primer semestre de este año es número total de españoles fallecidos ha sido sensiblemente inferior al de 2019. Cosa inexplicable si verdaderamente hubiera habido una pandemia de la gravedad que se nos ha hecho creer.

 

Un reciente artículo de los doctores franceses Rancourt, Baudin y Mercier, tras analizar series estadísticas oficiales desde 1946, sostiene que:

el COVID 19 no generó ninguna mortalidad inusual durante la temporada de invierno 2019 – 2020 en Francia”.

A finales de marzo hubo un pico inusual que no puede ser simplemente una epidemia y según la hipótesis más probable lo generaron las medidas políticas tras la declaración de pandemia por parte de la OMS el 11 de marzo de 2020”.

Las medidas políticas implementadas para frenar la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, han siso responsables, según el estudio, de alrededor de 30.200 muertes en Francia”.

De modo que la cobertura mediática actual del COVID-19 está fuera de sintonía con la realidad epistemológica observada. La importancia de esta enfermedad en la mortalidad francesa es exagerada, mientras que el impacto en la mortalidad de las medidas políticas para implementadas para contrarrestar esta enfermedad es catastrófico.

En otro texto el doctor Rancourt y otros 239 científicos cuestionan el modo de transmisión del COVID-19. Las máscaras no funcionan.

Casualidades de la vida, otro siniestro y criminal 11M. Las castas políticas tratan de esconder su propia responsabilidad en el número de fallecidos provocado en gran parte por sus propias actuaciones acríticas a las órdenes de la OMS, manipulando situaciones y engañando al pueblo.

 

Por lo que se refiere a datos españoles Pilar Baselga ha mostrado en un reciente vídeo censurado estadísticas muy contundentes que desmontan la paranoia inducida por el gobierno y las diferentes instituciones. Según datos oficiales del Instituto Carlos III habrían fallecido 589 personas desde el 10 de mayo hasta ahora. De modo que desde febrero a agosto habrían muerto por la enfermedad menos de 20.000 personas. Datos inferiores a los de otros años por enfermedades respiratorias. Pero, toda la paranoia actual y el miedo irracional inducido a la población con la amenaza de nuevos confinamientos, ruina generalizada y conculcación de derechos constitucionales se debería a menos de 200 fallecidos achacados a esa causa por mes. Aproximadamente unos 6 de cada 1.000 fallecidos.

En este tipo de asuntos habrá cuestiones debatibles según las evidencias científicas, otras no porque son datos. Por ejemplo el número de fallecidos. Tanto los totales cuanto los achacados con mayor o menor exactitud a este virus. Pero llama la atención el como son acalladas sin contemplaciones las voces de investigadores que cuestionan las, por otra parte volubles y cambiantes según convenga, consignas oficiales.

¿Es que las instituciones oficiales se han visto afectadas por un virus de confusión, locura o estulticia insalvables?

No sé si estamos en una conspiración de estupidez liberticida. Se entiende que fuerzas subversivas históricas traten de destruir la sociedad al que precio que sea. Se entiende menos que actúen impunemente desde el propio Gobierno del Rey. Y aún menos que la pomposamente llamada oposición no se oponga y colabore con estos desmanes. Pero, ¿Y las instituciones sociales? Prensa, Universidades, CSIC, colegios profesionales,… ¿Es que no queda vida inteligente ni decente allí?

Lejos de cualquier debate científico los disidentes son censurados, insultados, represaliados, o azuzados por gentes degradadas a turbas fanatizadas del famoso “Suelta a Barrabás”.  Cualquier persona medianamente informada ha de temer con razón que las consecuencias de las vacunas que se pretenden implantar de forma obligatoria a la población pueden ser terroríficas. Ni el mismo Poder se fía cuando las quiere obligatorias, vulnerando el consentimiento informado, y pretende eximir a las grandes corporaciones farmacéuticas de cualquier responsabilidad civil o penal por las muertes o secuelas que puedan ocasionar con sus vacunas. En una audiencia vaticana reciente el Papa ha instado a que las vacunas se las pongan primero los pobres.  Si no es puro cinismo, la propuesta no pudiera ser más inoportuna o desafortunada. Es al revés: debieran ponérsela los primeros para dar ejemplo aquellos que quieren obligar a los demás. Miembros y dirigentes de la plutocracia internacional y sus gobiernos, jueces y periodistas títeres. Y aquí, nuestra numerosa y onerosa casta política con la Casa Real y Gobierno, Parlamento, Consejo del Poder Judicial, a la cabeza.

Este desastre está mostrando otra vez la barbaridad que significa el presente Estado autonómico.  Incompetencia liberticida, ruina asegurada. Despilfarro. Descoordinación. Arbitrariedad. Una carrera para ver cómo las autoridades autonómicas puedan burlar el artículo 24 de la Constitución acerca de la tutela judicial de los derechos civiles cuando no se ha declarado el estado de alarma. Estamos viendo imágenes de casos de brutalidad policial autonómica (mozos de escuadra, ertzainas) o local contra ciudadanos indefensos incluso ancianos, que nunca hubiéramos pensado se iban a producir salvo en un Estado despótico policial.

Un pequeño consuelo es que no somos los únicos en padecer. Este golpe de Estado terrorífico contra las naciones se está produciendo en todo el mundo. Aunque en sociedades con mayor nivel moral o intelectual e instituciones menos degradadas que las españolas existan mayores mecanismos de respuesta defensiva.

En Berlín hubo hace unas semanas una gigantesca manifestación de protesta en la que se gritaba en español “Libertad, libertad” y la controvertida Merkel ha prohibido otra para mañana sábado que se esperaba pudiera reunir incluso a millones de personas.

Aquí en España se realizó una reducida en la plaza de Colón de Madrid. Sus asistentes fueron “linchados”, ridiculizados o insultados por autoridades, media ignorantes o prostituidos, y la propia oposición política que demuestra una vez más su incompetencia moral y o intelectual. Sus intereses comunes de casta contra el pueblo. De no ser prohíbida o saboteada se prevé otra importante manifestación para el 12 de setiembre.

Que el actual desastre político económico social provocado por el Poder no alcance proporciones apocalípticas depende en gran medida de la lucidez y coraje demostrados por los pueblos para hacer frente a esta nueva forma de terrorismo globalizado.

Decía Gandhi que las grandes batallas tenían por escenario el corazón del hombre. En la que estamos, con un evidente componente metafísico entre el Bien y el Mal, verdadera encrucijada para la Humanidad, ojalá cada persona tenga inteligencia para comprender y voluntad para actuar.

NOTA: Las palabras resaltadas en granate abren enlaces

Post Scriptum (17 h) : al parecer una decisión judicial acaba de tumbar la decisión gubernamental alemana de prohibir la gran manifestación de mañana en Berlín.

 

 

Paguitas en suspenso

Se está publicando estos días que lo de la paguita, actualización posmoderna de la antigua sopa boba conventual, vendida a bombo y platillo por el falsario y sus comparsas está siendo saboteado por… ¡el propio falsario y sus comparsas! Otro alarde de la fiabilidad y credibilidad que merecen el falsario y sus comparsas que han vendido a sus fieles sectarios la piel de otro oso antes de cazarlo.

Si es verdad lo denunciado, las instrucciones secretas del ministerio serían no resolver favorablemente los expedientes de solicitud, dejándolos en espera eterna o alegando falta de datos o requisitos.

Esto que parece una prevaricación de libro se habría encargado a una empresa ad hoc. Este encargo por importe de más de siete millones de euros no será desde luego por falta de suficientes funcionarios en España, que debe haber lo menos tres o cuatro veces más que cuando murió el Caudillo. Y eso que entonces no había apenas informática para facilitar los procesos administrativos.

Más allá de la posibilidad de hipotéticos retornos cooperativos entre encargantes y encargados, parece que esta externalización pueda significar una presunta mayor flexibilidad y facilidad para la aplicación de consignas que por su dudosa legalidad los funcionarios de carrera pudieran negarse a cumplir.

Otra posibilidad es que con este sabotaje desde dentro se quiera echar más leña a un previsible futuro otoño caliente. A añadir a las temidas futuras bajadas de pensiones y sueldos de funcionarios. Crear una situación de gran preocupación social, de miedo, revueltas y desórdenes que permitan avanzar en la realización del comunismo posmoderno.

Pero lo verdaderamente curioso, situación histórica inédita y anómala, es que sea el Gobierno de Su Majestad el que ataque no ya al pueblo sino a las instituciones de Su Majestad poniendo a Su reino en el despeñadero. Y que Su Majestad no haga nada para impedirlo.

Pinchando aquí, más información sobre la historia de las leyes y pagas de pobres

 

 

Borbones en media veda

«… acampados en una y otra ribera, los soldados de la revolución, y los leales, robaban gallinas mientras llegaba la abdicación de la Reina».  

«….Doña Isabel puso píes en polvorosa, tirando los trastos de reinar, porque el cristo revolucionario la sorprendió en lugar vecino a la frontera, donde tomaba los baños de mar tan saludables para el humor herpético».

(Valle Inclán)

Se ha abierto la media veda que abre la posibilidad de cazar especies nómadas tales como la tórtola, la codorniz o la paloma torcaz. Bonitas aves de paso que amables nos visitan todos los años aunque no suelan decidirse a permanecer entre nosotros. No es el caso de una especie también extranjera pero sedentaria y endémica como los Borbones. Pero al parecer de nuevo se ha abierto la veda contra ellos al caducar su impunidad delictiva o su impostada condición de especie protegible.

Se trata de un viejo deporte histórico nacional: echar una y otra vez a la dinastía y por las mismas razones, su corrupción, depravación  sexual y traición a la nación española.  Una aparente confirmación de la teoría de los ciclos históricos y del mito del eterno retorno. Y también de que el mayor enemigo de la idea monárquica en España lo constituye esta lamentable familia. Muy recauchutada todo hay que decirlo desde la época de la reina María Luisa de Parma, quien confesó que ninguno de sus muchos hijos fuese engendrado por su marido el rey Carlos IV. Curiosamente, mucho legitimismo y mucha cosa, pero las sangrientas guerras carlistas eran entre bastardos. Sin olvidar los posteriores experimentos genéticos con diferentes sementales para mejora del encaste en lo que a trapío y bravura se refiere de la prodigiosa niña Isabel.

Decía el genial Valle que España es una deformación grotesca de la civilización europea. En mi humilde opinión tal cosa ocurre porque imita a los Borbones, deformación grotesca de lo que debiera ser una dinastía honrada y civilizada al estilo occidental.

Pero los españoles no escarmentamos. Tragamos con todo. El esperpento más atroz y humillante constituye condición irrenunciable de nuestro paisaje. A los Borbones se les echa de España más que merecidamente una y otra vez, pero también una y otra vez como una epidemia imposible de erradicar vuelven sin remedio. ¿Qué pulsión suicida o masoquista nos hace recurrir a esta nociva dinastía una y otra vez?

El lector avisado nos aclarará que tal vez obsesión no sea cosa del pueblo, sino de las corruptas, fementidas y antipatrióticas élites españolas que retroalimentan mejor así su cleptocracia impune con la Corona. Pilla el Rey, a pillar todos, hasta el último concejal socialista lugareño. Los socialistas, comunistas, bizcaitarras, catalanistas y demás filántropos, sin olvidar a los sorayistas, estaban encantados con la complicidad mutua de los Borbones. Pero ahora la avaricia rompe el saco y ni el falsario doctor ni el fementido marqués quieren compartir ya el botín con la Casa. Con la empresa familiar como tan certeramente la define Corinna.

Incluso un estadista de la astucia y categoría política del general Franco tropezaría en esta misma piedra histórica. Un baldón en su hoja de servicios a España. En este asunto dinástico otro famoso general de también extraordinaria carrera militar, don Juan Prim, lo tenía más claro y desechada la dinastía borbónica por incompatible con el genuino patriotismo español tuvo que ponerse a buscar un rey para España entre las más apolilladas casas reales europeas. Con resultados catastróficos todo hay que decirlo porque de ahí vino el desencadenante de la guerra franco prusiana de 1870.  Y él mismo fue asesinado por hacerlo en un magnicidio nunca aclarado del todo. Un estratégico crimen de Estado al que probablemente no fueran ajenos ciertos significados personajes de la dinastía derrocada y los esclavistas catalanes que querían mantener sus abusos y privilegios.

Pero ningún posible candidato de mérito se atrevía a aceptar tan problemático legado hasta que el pobre bienintencionado Amadeo de Saboya diera un paso al frente. Su primer acto político al llegar a su nuevo reino fue asistir a las honras fúnebres de su benefactor oportunamente asesinado. No le dieron tregua hasta que abdicara completamente harto.

Es probada habilidad de los Borbones dejar una y otra vez al país en quiebra y al borde de la guerra civil cuando huyen a disfrutar de lo pillado o conseguimos echarlos. Es de temer vistos los múltiples precedentes históricos que cuando al final se vaya don Felipe El Preparao, el resultado pueda ser similar. Quiebra total, Deuda imposible, Administración ineficaz y desastrosa, la Nación indefensa, el Pueblo español muerto de miedo y a merced del despotismo. Vuelta al cantonalismo, que es una especie de régimen autonómico pero en peor, agravado con infinitos alcaldes de monterilla y caciques taifales desvariando, insultando o dando por saco, mientras arramblan con lo poco que quede en la sufrida España dicen que posmoderna federal.

Por desgracia, con la complicidad de nuestros tan patrióticos próceres la centenaria nación española hoy se ha convertido en conejillo de Indias para experimentar con el siniestro NOM y cualquier cosa puede pasar. Con la mascarilla puesta como les han ordenado, con el equipaje casi preparado, ¿aguardan Sus Majestades la orden de marcha?

 

 

Una marquesa muy campechana

Está siendo muy comentada, y no solo en la prensa del higadillo, la bonita exclusiva concedida por la excelentísima señora marquesa de Galapagar a una obsequiosa ditirambo alabanciosa reportera del colorín, muy baqueteada desde los lejanos tiempos de Fraga.

Se agradece entre tanto desasosiego e incertidumbre lograr unos momentos de paz y serenidad gracias a la amabilidad de nuestros más generosos y encumbrados próceres o próceras.

La señora, pese a su antigua prosapia es de natural muy llano. De modo que llena de orgullo y satisfacción enseñó muy campechana los grandes logros de la revolución comunista bolivariana, aunque no se dignó mostrar sus más íntimos aposentos al populacho maravillado que tanto la quiere, vota y admira. Se sabe por fuentes del contraespionaje que se trata de una pieza espaciosa y soleada y que la cama tiene blanco dosel.

La marquesa ofreció grandes muestras de su antiguo linaje y señorío así como de su propio refinamiento y elegancia revolucionaria natural sin afeites, potingues, trampa ni cartón. Y en la cocina, para no manchar el salón y comedor para banquetes, se dignó sacar un opulento refrigerio a los visitantes, que no falte de ná.

Habló muy conmovida de su Pablo, muy orgullosa de ser aún la favorita oficial de hombre tan principal, que tanto ha promovido su realización personal como ministra del Gobierno de Su denostada Majestad. Conquista irrebatible del hembrismo progresista posmoderno. Antes a las queridas y amantes se las ponía piso; ahora, escaño o cartera ministerial.

Pese a haber estado a punto de diñarla por culpa del virus del 8 M, nos participó su sensación de inseguridad, preocupada porque el populacho es muy envidioso y muy malo, de modo que no reconoce ni el talento ni el mérito por indiscutibles que fueren en su caso. Menos mal que dispone a su servicio particular de todo un ejército pagado por el erario para proteger sus preciosas vidas y haciendas de los malvados ultraderechistas que aporrean hueras cacerolas contrarrevolucionarias.

Declaró muy puesta en razón que lo de caja B de su partido eran calumnias, dimes y diretes de gente malintencionada. También que era preciso cerrar los burdeles para que no pasase lo de Alcázar que a ver quién le echa luego la carrera al galgo. Que comprendía el argumento que eso no se le hace a una madre pero que a la fuerza ahorcan. Y, ya puestos, que mal empezaba la semana decía uno que le ahorcaban el lunes.

Algunos lectores especulan con la marca y el precio del pelucón que la señora marquesa lucía en su muñeca. Que si es un rolex de más de seis mil euros, que si no, que es de baratillo, tan falso como su dueña. La duda ofende.

Pues eso.

(Fuente. La sexta parte de una hora y elaboración propia)

 

 

 

Batalla cultural con cainitas en Collioure

Tenemos un ejemplo muy reciente de lo de la batalla cultural que se niega a dar el PP y a la que se refería Cayetana Álvarez de Toledo el pasado lunes. Y muy significativo. El honorable prócer fugado escondido en un maletero y el no menos honorable patán de lo del ADN averiado han ido en obscena peregrinación propagandística a profanar a su modo la tumba de don Antonio Machado en el pueblo francés de Collioure. Lugar cercano a la frontera española donde falleciera poco después que su madre en febrero de 1939. Sí. Don Antonio Machado que es símbolo de los valores opuestos a los que estas gentes cainitas representan. Dos impostores. Dos fantoches.

Hablando de símbolos, de demagogia y de hipocresía, en cierto vídeo que viene circulando por las redes puede observarse la reciente actuación de la sectaria policía catalanista contra una anciana de edad similar a la de la madre del poeta mientras la gente que la rescataba pedía «libertad, libertad» a gritos ¿Batalla cultural? ¿Derechos civiles?

La tumba del insigne poeta e intelectual español Antonio Machado en el cementerio de Collioure se ha venido convirtiendo en una suerte de centro de peregrinación laica y republicana. Bueno está mantener el recuerdo de nuestros mejores artistas cuando no es el morbo de la desmemoria histórica, la manipulación cainita de nuestro pasado, el móvil real de estos homenajes.

Pero no deja de ser curioso el anhelo de ritos por parte de los hombres como si no se resignaran a la visión racionalista, profana, si no simplemente materialista, que de algún modo traicionan esos supuestos planteamientos profanos y conectan con lo sagrado. O lo numinoso como lo llamaba Otto el renovador de Eranos que tanta influencia tuviera en el pensamiento religioso e iniciático de Jung, Eliade o de nuestra Maria Zambrano, alumna aventajada del poeta en Segovia. Ritos que juegan con la demagogia y que prosperan gracias a la maldad o la ignorancia de tantos.

En la fachada meridional de San Juan de Duero, junto al famoso y singular claustro, existe una enigmática tumba de piedra vacía, que probablemente fuese ocupada hace siglos no por algún cadáver sino por caballeros en trance de iniciación. Una tumba donde el ángel debiera sustituir a la bestia. Experiencia del mundo espiritual que debiera ser guía de nuestra conducta.

Machado fue un humanista, estudioso de lo sagrado por su rara condición de masón honrado, hilozoísta convencido de que los campos también tienen alma como la de los álamos cantores de la ribera izquierda del Duero que escoltaban sus paseos con su esposa niña Beatriz cogida de la mano. En un paraje encantado, mágico, junto a San Juan de Duero en el que otro gran poeta sevillano barruntaba en el astral las feroces luchas de los templarios contra los señores feudales locales. O por su admiración de la pobre, hermosa y fugaz primavera de Soria. O por su curiosa recreación de la vieja leyenda de Hiram tomando un viejo cuento de pliegos de cordel del que tuviera noticia subiendo caballero en mula desde Cidones hasta la Laguna negra soriana, la de Urbión. Lo aclaro porque hay otra cercana en Burgos, junto al Neila, que también fuera sumidero de asesinos, en este otro caso de los siete infantes de Lara cuyas tumbas se guardan en el monasterio del Suso.

Los actuales cainitas catalanes no necesitarían mulas para subir a la Laguna negra donde desaparecer como los malos hijos, traidores y parricidas, de Alvargonzález.

El poema machadiano de Alvargonzález es una historia hilozoísta, mística y también un reflejo del alma cainita de la España embrutecida y eterna. Como la codicia, la ambición, la ignorancia y la hipocresía matan la maestría en el hombre. Como la suerte histórica de España no es una suma de logros generacionales, una renovación de la tradición por la razón y la prosperidad, sino una rueda ciega y feroz de infortunios, naufragios y vuelta a empezar. Traicionada por quienes más obligación o responsabilidad tienen defenderla aquí Saturno no devora a sus hijos sino que son los malos hijos de la tierra cainita, embrutecida y salvaje quienes matan al padre y arrojan su cadáver al abismo negro de la desmemoria, la incomprensión y el olvido.

Pero a mi modo de ver la verdadera tumba del gran poeta español no se encuentra en el sencillo cementerio de Collioure sino en un poema desesperado. Atroz. El testimonio de su muerte espiritual, del agotamiento moral que precede al físico. De un fracaso que es también el de toda su generación y de la propia España. De unos anhelos traicionados arrumbados al ocaso. Me refiero a su poema de alabanza a Enrique Líster, el fiero y cruel pistolero estalinista que no dudó en retirar sus carros de combate durante la batalla del Ebro contra las fuerzas del general Franco para reprimir a sangre y fuego las para él más peligrosas desarmadas comunas libertarias en la retaguardia de Aragón.

Si mi pluma valiera tu pistola / de capitán, contento moriría

Epitafio terrible, testimonio de un gran desastre, de un fracaso, que nos conviene recordar ahora que acaso nos encontramos en el umbral de otro grave retroceso histórico. Donde los álamos cantores vuelvan a quedar en silencio o sin poeta que nos lo cuente.

 

Audiencia pandémica económica financiera ambiental

Están siendo poco comentadas para lo que merecen las declaraciones del Jefe de Estado vaticano en su última audiencia del miércoles. El político globalista dice que los pobres deben ser los primeros. En vacunarse. Por si acaso. “Sería triste que la nueva vacuna diera prioridad a los más ricos”.  Ignoro si estas florituras populistas demagógicas que puedan estorbar un lucrativo negocio tan trabajado serán del agrado de quienes le han colocado oportunamente en el trono pontificio. Sea como sea, no me cuadra que el llamado santo Padre quiera sustituir al temido Ángel exterminador o Abadón del Apocalipsis, ni menos promover la marca de la Bestia.

El prócer argentino aboga también por una economía de desarrollo integral de los pobres y no de bienestar. Lo del desarrollo integral de los pobres no sé si es lo mismo que quiere el gobierno socialista de Su Majestad con bozal, es decir, que cada vez haya más pobres cautivos. Y sin duda mejor que una economía de bienestar debe ser otra de malestar. Como si fuese un agente del Plan Kalergi también dice que las mujeres europeas deben reproducirse con musulmanes. Claro que si hubiere demasiados pobres siempre saldrá una vacuna que lo remedie.

Sin embargo, el político vaticano pretende superar lo de la simple paguita de pobres. En realidad, aquí en el saqueado Reino de España ya no hay dinero ni para paguitas ni para nada. Más allá de la propaganda gubernamental, según confiesa el ministro socialista del ramo, no hay dinero ni menos funcionarios que atiendan la tramitación administrativa de las solicitudes.

Pero las cuentas del Vaticano también estarían en vacas flacas de modo que muy astuto el pedigüeño habitual se pone la venda antes de la herida y que ni a él ni a su banca le pidan, y que lo de la cosa esa integral la hagan otros.

Francisco aprovecha para indicar lo que debiera hacer la nueva subnormalidad:

A todos nos preocupan las consecuencias de la pandemia. Muchos quieren volver a la normalidad y reanudar sus actividades económicas. Claro, pero estas normalidad no debería incluir las injusticias sociales y la degradación ambiental.”

No sé qué habrá pasado con lo de la ecológica pachamama promocionada en otoño pasado, pero creo que debe ser por eso de la degradación ambiental que a la intrépida niña Greta la han nombrado miembra de un comité de expertos en quimeravirus. Un comité de verdad, no de ectoplasmas imaginarios como el del doctor falsario y su abigarrada tropilla de desaprensivos y desaprensivas. Pero el travieso filantropófago Guillermo Puertas ha declarado que el cambio del clima climático climatizable puede aún ser peor. Lo dijo Puertas, ex cátedra, punto redondo.

Algunos se malician que entre tantos dimes y diretes o ceremonía de distracción o de confusión cualquier día nos podemos encontrar con lo que llaman reseteo del sistema financiero.

Pero, aquí en este desquiciado Reino, ajeno a todo el respetable público sigue adoctrinado, enajenado, embelesado con lo que le cuentan los media prostituidos. Mucho me temo que hasta que el gobierno de Su Majestad culmine con éxito la quiebra nacional y rebaje las pensiones y pagas de funcionarios, ERTE o parados, casi nadie se quiera dar por enterado de nada ni menos vaya a reaccionar. Entonces ya tendremos la “deseada” economía integral de pobres.

Amén.

 

 

Meditaciones nostálgicas en el pazo del general Armada

Uno de los pazos más hermosos y de mayor tradición de Galicia es Santa Cruz de Rivadulla que fuera propiedad de don Alfonso Armada Comyn. Toda una manifestación de belleza que cualquier amante del arte, la cultura, los jardines y la naturaleza debería tener la oportunidad y el placer de disfrutar. El general Armada fue un primoroso aficionado cultivador de camelias, flor no autóctona pero que tanto se identifica sin embargo con el alma y la sensibilidad gallegas.

Don Alfonso fue tutor y persona de íntima confianza de Su Majestad, el Rey Emérito hoy fugado o desterrado, hasta unos extraños sucesos ocurridos hace casi cuarenta años y aún pendientes de total aclaración. Se sabe que, como suele pasar en España cuando afecta a la Corona o al Poder oligárquico, la Justicia quedó oportunamente tuerta o al menos bizca.  Y algunos tuvieron que asumir las culpas de otros a mayor gloria del discurso oficial.

Rivadulla es famoso por un centenario olivar dispuesto en forma de cruz, que proviene de cuando la organización del espacio en el pazo gallego obedecía a aspectos de “haver mantenencia” además de estéticos. El olivo es el árbol de Minerva, la Sabiduría que llora longas hojas de plata por la incomprensión humana.

 

Un 23 F de 1811 don Gaspar Melchor Baltasar de Jovellanos regresaba desde las sesiones del Cádiz constitucional  hacia su Gijón natal. Su barco es amenazado por una terrible tempestad y a duras penas logra llegar a tierra en Muros y don Gaspar allí es detenido y registrado por el coronel Osorio que seguía órdenes de la Junta de Galicia. Sin embargo, más tarde se le deja en libertad vigilada con mejor fortuna que otros compañeros presos en los fuertes que protegen la ría de Ferrol.

Durante siete semanas de la primavera del atormentado año de 1811 Jovellanos residió en el pazo de Rivadulla. Un confinamiento provocado no por una pandemia sino por un mal endémico muy español: la falta de patriotismo y de comprensión del Bien comun. Aún hoy se enseña al afortunado visitante el banco donde el ilustre humanista se sentaba a meditar. A mis soledades voy, de mis soledades vengo, porque para andar conmigo, me bastan mis pensamientos

Se puede llegar al mismo, pasados los jardines más cercanos a la casa señorial, cerca de un bosquecillo de bojes, junto a benéficos ruscus y después de atajar la cascada con los actuales magníficos tuliperos de Virginia. Y no le faltaban temas a don Gaspar pues las peripecias del gran político y estudioso polifacético darían para varios volúmenes. La Libertad, la Justicia, la prosperidad de los pueblos….en España estorbadas o traicionadas por una maldición permanente.

Allí, el viejo ministro medita sobre la rueda de la fortuna y la deslealtad real cuando, pese a sus desvelos por sacar a flote la España arrumbada de Carlos IV, Godoy, el doble favorito real, le mandó prender y así le mantuvo en Mallorca durante seis largos años.

Ni en la España de su época ni tampoco ahora suele ser costumbre reconocer el mérito. Cabarrús, el propio Jovellanos, el almirante Malaspina tras su magnífico periplo científico por todo el mundo con sus corbetas gemelas Atrevida y Descubierta, el conde de Aranda, Floridablanca, son separados e incluso desterrados, encarcelados o perseguidos según las conspiraciones e intrigas de la Corte. Pero mientras la España oficial bosteza, cobarde o se encanalla y las instituciones se desmoronan, la aristocracia del mérito trata de organizarse para resistir en beneficio de la Nación y de la libertad. Pero sufre la incomprensión de unos y otros.

Eterno drama del patriota liberal español, sin más armas que la inteligencia, el trabajo, la voluntad y la decencia para combatir entre dos nutridos fuegos cruzados. Soledad, incomprensión, traiciones, el ninguneo dirigido a humillar la virtud y el pensamiento, cuando no abierta persecución fruto de la crueldad egoísta de poderosas clases dirigentes atentas solo a sus intereses más personales e inmediatos. O de la ciega y feroz embestida de las turbas embrutecidas, jaleadas por demagogos, instigadores o provocadores.

Junto al pazo existe una figura de la coca. El dragón o la quimera devoradora que recuerda algunos de los relatos cortos de doña Emilia Pardo Bazán.  Acaso la coca que adorna la fuente a la entrada del pazo de Santa Cruz de Rivadulla simboliza ese hechizo, esa serpe que, como la que nos cuenta la Pardo Bazán de la torre de los Aponte, a la que fray Berte le hacía la higa, pero que hechizaba y obsesionaba a don Gonzalo, el caballero amante de quimeras y condenado al eterno vagar de su linaje, sin sepultura en tierra firme. Una especie de wagneriano Holandés errante de reminiscencias gallegas.

Pero, retorno a retorno, como si en ocasiones no pasase el tiempo o las cosas siempre se pareciesen a sí mismas, el espacio intramuros posee un alma de Belleza, serenidad y generosidad.

 

Jovellanos resiste y logra regresar libre a Asturias para proseguir con su labor benefactora los últimos meses de su vida. Queda en su noble corazón desencantado un recuerdo grato de su estancia en el precioso pazo del País Ullán: la amabilidad de la generosa hospitalidad gallega. La serena belleza combinada y armónica de palacios y jardines, las tardes dulces y soleadas después de la lluvia matinal. El son de los pájaros o del hablar musical de alguna moza que acompañan el cíclico rebrotar primaveral de la Vida. El paseo sereno y relajado entre la preciosa y majestuosa floresta con ejemplares allegados de todas partes. Y sobre todo los de la flora española autóctona. El singular olivar centenario dispuesto en forma de cruz y el bosquecillo de boj. El olivo, árbol símbolo de Minerva, la sabiduría, que decíamos llora hojas de plata, y el boj de madera dura, resistente e imputrescible. Ambas especies raramente juntas en nuestra ingrata España eterna, la de la corrupción y la regeneración permanentes.

 

N. B : El enlace resaltado en granate permite escuchar grabaciones de cantos de pájaros españoles

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.