Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

De la banqueta de Soraya a…

Siendo ecuánimes es preciso reconocer que Soraya es tó un peazo de estadista. Una estadista de altura. Sobre todo subida a una banqueta. Pero la banqueta de la Niña Chole Soraya ha devenido en inestable. Sin alto cargo para tapar las propias vergüenzas y sobornar a agradaores ditirambo alabanciosos es preciso reconocer que la cosa ya no es lo misma. PRISA no paga a traidoras. Aunque le haya salvado de la quiebra a cambio de interesadas adulaciones como la de la zorra, el queso y el cuervo de primoroso cantar. Ya no se disimulan los graznidos. No se agradecen los servicios prestados al golpe catalán y a la agenda globalista. ¿O sí? Es de suponer que el Club Bilderberg aún no la abandone pues formaba parte de sus manejos presentes y futuros.

La Niña Chole Soraya ha cambiado los sabios sonetos de Aretino y las noches de ludibrio con el marqués de Bradomín bajo el mohatrero abrigo de un oportuno convento Obra de Dios, por el lucrativo himeneo con azufrado íncubo sorosiano. Traidora, ambiciosa y falaz, le puso los cuernos a don Friolera, el del trote cochinero solo o en compañía de otros, que no de otras, que tuvo que ahogar en alcohol la pena por el desengaño. Más peligro tiene su marido, el bizarro general Diego Bermúdez, habilidoso con la pistola y más aún con el sable. Aunque, contra todos y todas, mantiene su arma atómica: la maleta con los papeles comprometedores.

…a las Fundaciones de Casado

El otro procés, el de las votaciones en el viejo y podrido partido de Fraga, también progresa adecuadamente gracias a las buenas artes del señorito Arenas, de la exquisita madame Villalobos y de su oracular marido. Un proceso pintoresco de pretendida regeneración donde los números, el bulto, sustituyen a las ideas. Todo un ejemplo de juego limpio y transparente para propios y extraños.

¿Miss Bilderberg o Míster Casado con el sionismo? Otro ambicioso joven que apunta maneras y voluntad de servicio. Casado fue uno de los presentadores en 2010 ante el Ministerio de Cultura de la solicitud de inscripción del lobby sionista, promovido por la oficina de propaganda del gobierno israelí, Fundación Friends for Israel Iniciative.

Casado también ha pasado por el filtro del AIPAC, el American Israel Public Affairs Commitee, un lobby sionista que actúa en el Congreso y la Casa Blanca.

 

¡Ser o no Ser: he aquí el problema! ¿Qué es más elevado para el espíritu, sufrir los golpes y dardos de la insultante Fortuna o tomar las armas contra un piélago de de calamidades, y haciéndoles frente acabar con ellas? Pobre Hamlet. ¿Qué es mejor, apoyar a miss Bilderberg o al sionista mister Casado, o al contrario, liquidar el viejo, desacreditado y prostituido tenderete?

¿Resignarse a que las hordas rojas de Sánchez, el agente español del Partido Demócrata americano y del NOM, colaborador del NDI o Instituto Nacional Demócrata para los Asuntos Internacionales y /o los golpistas catalanes sorosianos se repartan los despojos de España?

El globalismo sionista y trilero siempre gana.

 

Otra de memoria histórica. Una carta profética

Antes de que la censura del Frente Popular se cierna definitivamente sobre la moribunda libertad de expresión, prensa e imprenta con la nueva criminal ley socialista de Memoria Histórica conviene aprovechar los quizás últimos momentos de libertad para rescatar y ofrecer ciertos testimonios históricos verdaderamente esclarecedores.

Rescatamos aquí fragmentos de una carta escrita el 24 de setiembre de 1934, unos días antes del sangriento golpe criminal perpetrado por socialistas y catalanistas, cuyos remitente y destinatario están ambos ahora de lamentable actualidad: El gobierno socialista se dispone a profanar sus tumbas.

“… Frente a los asaltantes del Estado español, probablemente calculadores y diestros, el Estado español, en manos de aficionados, no existe.

Una victoria socialista, ¿puede considerarse como mera peripecia de política interior? Sólo una mirada superficial apreciará la cuestión así. Una victoria socialista tiene el valor de invasión extranjera, no sólo porque las esencias del socialismo, de arriba abajo, contradicen el espíritu permanente de España; no sólo porque la idea de patria, en régimen socialista, se menosprecia, sino porque, de modo concreto el socialismo recibe sus instrucciones de una Internacional (Nota del compilador: Hoy la de la mafia globalista jázara de Soros). Toda nación ganada por el socialismo desciende a la calidad de colonia o de protectorado.

Pero, además, en el peligro inminente hay un elemento decisivo que lo equipara a una guerra exterior; éste: el alzamiento socialista va a ir acompañado de la separación, probablemente irremediable, de Cataluña. El Estado español ha entregado a la Generalidad casi todos los instrumentos de defensa y le ha dejado mano libre preparar los de ataque. Son conocidas las concomitancias entre el socialismo y la Generalidad. Así pues la revolución no tendría que adueñarse del poder: lo tiene ya. Y piensa usarlo, en primer término, para proclamar la independencia de Cataluña. Irremediablemente, por lo que voy a decir. Ya sé que, salvo una catástrofe completa, el Estado español podría recobrar por la fuerza el territorio catalán. Pero aquí viene lo grande: es seguro que la Generalidad, cauta, no se habrá embarcado en el proyecto de revolución sin previas exploraciones internacionales. Son conocidas sus concomitancias con cierta potencia próxima. Pues bien: si se proclama la República independiente de Cataluña, no es nada inverosímil, sino al contrario, que la nueva República sea reconocida por alguna potencia. (Nota del compilador: hoy organizaciones de Soros, recibido por Sánchez, miembro de la Fundación NDI del corrupto Partido Demócrata, en el despacho oficial de la Moncloa, como el Independent Diplomat, Open Society Fundations, financian y blanquean el golpe de Estado catalán y promueven su reconocimiento internacional). Después de eso, ¿cómo recuperarla? El invadirla se presenta ya ante Europa como agresión contra un pueblo que, por acto de autodeterminación, se había declarado libre. España tendría frente a sí, no solo a Cataluña, sino a toda la anti España de las potencias europeas. 

Todas estas posibilidades, descarga normal de un momento caótico, deprimente, absurdo, en el que España ha perdido toda noción de destino histórico y toda ilusión de cumplirlo, me ha llevado a romper el silencio hacia usted con esta larga carta. De seguro, usted se ha planteado temas de meditación acerca de si los presentes peligros se mueven dentro del ámbito interior de España o si alcanzan ya la medida de las amenazas externas, en cuanto comprometen la permanencia de España como unidad… ”

 

 

 

 

 

 

     

  

 

De Celestinas y viejas Trotaconventos

La señora o señorita Calvo ha vuelto a asombrar a propios y extraños con unas declaraciones más propias de una catequesis integrista vascocatalana o de populista consultorio de la señorita Francis que de un gobernante sabio y prudente sobre cómo follar y con quién, y de qué manera. Antes firme usted aquí en este impreso sin olvidar la póliza, el IVA o el pertinente impuesto sobre Actos jurídicos documentados.

Conviene recordar a la “lugartenienta” y demás miembros y “miembras” de este gobierno ignorante, servil, guerra civilista, protogolpista, vendepatrias y asalta tumbas, nacido de un golpe de mano oligárquico que, aunque no lo sepa por ignorancia culposa, la tradición española reconocía derechos a la mujer que los modernos recortaban. Porque, como decía Salvador de Madariaga, “el instinto de libertad es cosa que España da de sí”. También nos explicaba el antiguo ministro republicano coruñés que “si mal no recuerdo, la primera mujer que alcanzó cátedra de profesora de una Universidad europea fue doña Emilia Pardo Bazán, que en Madrid enseñó literatura comparada a principio de siglo, creo que en 1916.”   Y continuaba: “Poco después María de Maeztu iba a vindicar mi atrevido aserto sobre la igualdad académica de las mujeres en un famoso proceso contencioso contra un ministro de Instrucción Pública, que había dictado un real decreto denegando a las mujeres, por el mero hecho de serlo, el título de doctor. María que había terminado impecablemente sus exámenes y tesis, lo llevó a los tribunales, alegando que un decreto no valía contra una ley, y ganó el pleito. Pero ¿qué ley era esa que prevalecía contra un decreto del siglo XX por afirmar los derechos económicos de la mujer? Pues una de las leyes de Toro, codificadas por los Reyes Católicos en 1502 y promulgadas en 1505 por Juana la Loca, que no sería España España si una de sus leyes más sabias no hubieran sido promulgadas por una loca….”  

Una ley castellana, tierra de hombres libres y donde nació el derecho constitucional europeo con el antecedente del Fuero de Brañosera en el año 824.

“Estas leyes fueron más bien una codificación de leyes anteriores que, en lo que aquí nos concierne, venían a dar forma jurídica a la actitud liberal para con las mujeres que había prevalecido durante toda la Edad Media. Téngase en cuenta, por ejemplo, que la igualdad de derechos y la propiedad común de los bienes han regido siempre en España la relación conyugal…”   

Es decir, el principio básico de no discriminación y de igualdad ante la ley que los socialistas han destruido con leyes inicuas y sorosianas encanalladas como la de violencia de género. Hubo un tiempo en el que los socialistas pretendían justificarse a sí mismos por razones de justicia social, de defensa del trabajador y de la clase media. Sin embargo, vino la etapa de biutufulleros pignoradores del sector público, y la devastación de sectores enteros de la economía española. Y devino en instrumento de saqueadores y oligarcas. El actual PSOE de diseño se convirtió en banda de agentes mohatreros traidores a los intereses que dicen defender, cuando no en sonrientes mamporreros de la plutocracia autóctona vasca y catalana y sobre todo de la globalista internacional. Aunque hay que reconocer que se preocupan por los parados. No los olvidan: les roban con los EREs en su corral andaluz o les entregan tras destruir los derechos laborales provenientes de la época del malvado Franco cuya tumba quieren profanar a la precariedad en el empleo o a la inestabilidad de los contratos temporales. Pero ya que han renunciado a defender a los trabajadores y consumidores de la voracidad de los monopolios, se conforman con dinamitar las bases de la convivencia acogiendo toda idea disolvente o devastadora en el ámbito que les trasmiten sus amos. El colmo de la desvergüenza es mancillar la sede de la presidencia recibiendo a especuladores manchados de sangre como Soros o al racista Torra del lacito amarillo que tiene impunemente amenazados a la Nación, la Constitución y al propio Rey.

Sabotaje de la familia y de la estabilidad económica, promoción del aborto, el nazifeminismo, la inmigración incontrolada, el multiculturalismo, las invasiones islámicas, la homosexualidad, el terrorismo gramatical, ortográfico y semántico contra la lengua española, el embrutecimiento programado.  Chusma es chusma. Degradando razones y argumentos en consignas vacías y propaganda tramposa. Con la mayor idiocia intelectual probablemente mal intencionada porque es de suponer que entre tanto inepto y corrupto bien cebado habrá alguien que sepa las consecuencias últimas de sus fechorías, promover, en  resumen, todo lo que atenta contra la verdadera dignidad humana y el progreso o al menos la estabilidad de la Nación española y sus ciudadanos.

Maguer la “lugartenienta” y ex ministra socialista de la cosa esa facha de la Cultura acaso no lo sepa, nuestro siglo de Oro es uno de los momentos culturales cumbres de la Historia. Pero antes el ingenio artístico español había dado a luz grandes figuras arquetípicas sobre la condición femenina y el Amor. Así, por ejemplo, la vieja Trotaconventos o la Celestina.

Luego de dar el consentimiento a Celestina para que le haga llegar al mancebo, la bella amante Melibea juega con el ilusionado Calisto y le dice:

“La sobrada osadía de tus mensajes me ha forzado de haberte de hablar señor Calisto. Que habiendo habido de mí la pasada respuesta a tus razones, no sé qué piensas más sacar de mi amor de lo que entonces te mostré. Desvía estos vanos y locos pensamientos de ti, porque mi honra y persona estén, sin detrimento de mala sospecha, seguras. A esto fui aquí venida, a dar concierto en tu despedida a mi reposo. No quieras poner mi fama en la balanza de las lenguas maldicentes”. 

Es decir, le suelta un bonito discurso sobre su honra y le pide que renuncie a  sus vanos y locos pensamientos.

Pero, cuidado, No es sí, ¡qué no te enteras!

Calisto protesta y Melibea se lo tiene que explicar: “Pues no se puede al presente más fazer, toma la firma y sello de las razones que te envié escriptas en la lengua de aquella mensajera. Limpia, señor, tus ojos. Ordena de mí a tu voluntad”.

 

El arcipreste de Hita se había adelantado al bachiller Rojas y narra en El Libro del Buen Amor las peripecias de la vieja Trotaconventos.

“Yo le dix : Trotaconventos, ruégote mi amiga, que lleves esta carta ante que lo diga, e si en la respuesta no e dijere enemiga puede ser que de la fabla otro fecho se siga.

Llevó mi carta a la missa de prima, traxom buena respuesta de la fermosa rima, guardas tenie la monja más que la mi esgrima, pero de buena fila vino la buena cima…

En el nombre de Dios fui a missa de mañana, vi estar a la monja en oración: loçana alto cuello de garza, color fresco de grana: desaguisado fizo quien la mandó vestir de lana.……

oteom de unos ojos que pareccién candela. Yo sospiré por ellos, diz mi coraçon: ¡hela! Fuime para la dueña, fablome e fablela: enamoróm la monja e yo enamorela”.   

En otra ocasión la Trotaconventos habló con una mora de parte del arcipreste. La mora cabeceó y “dixó amxi, amxi”.

Tras la muerte de la vieja, el arcipreste se duele por las dificultades en las que le deja: “¡Ay muerte! ¡Muerta seas, muerta e malandante! ¡Matásteme mi vieja, matasses a mi antes!”  

El tiempo pasa, la vida se acaba:

“El bien que fer podierdes fazedlo luego, luego, tenet que cras morredes, ca la vida es juego”.

Y el arcipreste muestra su predilección por las dueñas chicas, pese a las apariencias y al No es Sí.

“Direvos de dueñas chicas que lo avedres por juego son frías como la nieve e arden más que el fuego. Pero son frías de fuera, son en el amor ardientes: en cama, solaz, trebejo, placenteras e rientes…en la dueña pequeña yaze muy grand amor; pocas palabras cumplen al buen entendedor”.   

 

Si la “lugartenienta” tuviera o tuviese dos dedos de frente, un mínimo de prudencia y apreciara la condición femenina, procuraría no decir barbaridades, incitar la falsa denuncia, al odio y la destrucción del amor y, en consecuencia, de la civilización y la sociedad.

Pero quizás entonces no sería “lugartenienta” de este gobierno populista, indigno, falaz y cainita.

 

Epílogo,

Un querido amigo me ha trasladado el borrador de nuevo modelo 69 de Hacienda para ser firmado por ambas partes y cotizar como Acto jurídico documentado cada relación sexual realizada según las sabias previsiones de la lugartenienta gubernamental y carabina de respeto, señorita Calvo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cataluña y el eterno retorno golpista. Un poco de memoria histórica ante una vergonzante visita

Un poco de “Memoria Histórica” ante la visita del golpista, racista, supremacista Joaquín Torrá al mercenario complaciente ZPedro en su despacho oficial.

Textos de los años 1934, 1935 y 1936, antes y después del golpe de Estado catalán

 

                               “Pese a quien pese, el problema de Cataluña subsistirá (Maciá)

 

Todos los síntomas confirman nuestra tesis: Cataluña autónoma asiste al crecimiento de un separatismo que nadie refrena: el Estado, porque se ha inhibido de la vid catalana en las funciones primordiales: La formación espiritual de las generaciones nuevas, el orden público, la administración de justicia… y la Generalidad, porque esa tendencia separatista, lejos de repugnarle le resulta sumamente simpática.

Así, el germen destructor de España, de esta unidad de España lograda tan difícilmente, crece a sus anchas. Es como un incendio para cuya voracidad no sólo se ha acumulado combustible, sino que se ha trazado a los bomberos una barrera que les impide intervenir. ¿Qué quedará n muy pocos años, de lo que fue bella arquitectura de España?

Y mientras tanto, a nosotros, a los que queremos salir por los confines de España gritando estas cosas, denunciando estas cosas, se nos encarcela, se nos cierran los centros, se nos impide la propaganda! Y la insolencia separatista crece. Y el Gobierno busca fórmulas jurídicas.

Pero piense el Gobierno que si España se le va de las manos, no podrá escudarse ras una excusable negligencia. Cuando la negligencia llega a ciertos límites y compromete cosas sagradas, ya se llama traición.   

 

 

He aquí sobre la escena otra vez el más turbio ingrediente de los que componen el complejo catalanista. No olvidemos la Historia: el catalanismo nace políticamente cuando España pierde sus colonias; es decir, cuando los fabricantes barceloneses pierden sus mercados. No se oculta entonces a su pausada agudeza que es urgente conquistar el mercado interior. Tampoco se nos oculta que sus productos no pueden defenderse en una competencia puramente económica. Hay que imponerlos políticamente al resto de España. Y nada mejor para imponerlos que blandir un instrumento de amenaza al mismo tiempo que de negociación. Ese instrumento fue el catalanismo. Eso que antes era viejo poso sentimental expresado en usos y bailes, fue sometido a un concienzudo cultivo de rencor. El alma popular catalana, fuerte y sencilla, fue llenándose de veneno. Áridos intelectuales compusieron un idioma de laboratorio sin más norma fija que la de quitar toda semejanza con el castellano. Cataluña llegó a estar crispada de hostilidad para con el resto de la Patria. Y esta crispación era invocada por sus hombres representativos en cuanto llegaba la hora de negociar un nuevo arancel. Los representantes de la burguesía catalana alquilaban sus buenos oficios de apaciguadores del furor popular a cambio de obtener tarifas aduaneras más protectoras.

Este ha sido el tortuoso juego del catalanismo político durante treinta años. Lo que en Cataluña fermentaba como expresión de una milenaria melancolía popular, en Madrid se negociaba como un objeto de compraventa. El catalanismo era una especulación de la alta burguesía capitalista con la sentimentalidad de un pueblo.

 

En vez de tomarse precauciones y lanzar sondeos para ver si la unidad no peligra, lo que se hace es dar autonomía a aquellas regiones donde ha empezado a romperse la unidad, para que acabe de romperse del todo.

 

 

Nos encizañaron los unos contra los otros. Nos depararon una República agria y triste. Y lo que es peor: empezaron a retribuir servicios parlamentarios con trozos de España: dieron a Cataluña un Estatuto que era un estímulo a la secesión; cimentaron en la ley fundamental la incitación a obtener análogos Estatutos.    

 

 

Estaba en vigor un Estatuto de Cataluña. Que la Administración esté más o menos descentralizada es cuestión de pura técnica, en la que no se cruza ninguna consideración esencial; lo que importa, cuando se quiere conceder a una región facultades descentralizadas, es comprobar que no hay en ella el menor germen de separatismo. En Cataluña lo había y la rebelión de octubre vino a ponerlo de manifiesto. Entonces, las Cortes disueltas, ¿derogaron un Estatuto que sólo pudo concederse sin traición, sobre el supuesto de no existir separatismo? No; las Cortes suspendieron tímidamente el Estatuto, y los Gobiernos se fueron encargando de restaurarlo poco a poco para que sirva de instrumento a otra tentativa de secesión.     

 

 

Si las Cortes Constituyentes no fueron criminales erraron el cálculo al dar a Cataluña el Estatuto; pero destruida la presunción de que Cataluña estaba del todo incorporada a la unidad de destino española con la rebelión de la Generalidad del 6 de octubre de 1934 había caducado toda decente justificación para que el Estatuto se mantuviera y, sin embargo, las Cortes de 1933 a 1935 tras suspender tímidamente el Estatuto, dejaron abiertas las puertas para que el Estatuto en todas sus partes se restableciese.

 

 

Lástima y grande que el resultado de las elecciones en Cataluña anuncie la vuelta posible al camino de la desmembración. Esta sí que es la verdadera zozobra de las presentes fechas. Ahí está el punto por donde, en breve, puede volver a ensombrecerse España.   

 

 

Más grave que todo lo que está aconteciendo en estos días es la marcha vertiginosa de los partidos separatistas catalanes hacia el recobro de su absoluto predominio y, quizá más grave aún que eso la indiferencia española ante el fenómeno.

No es que parezca como si no se hubiera producido el 6 de octubre; es que parece-y es- que ha triunfado el 6 de octubre. Aquel 6 de octubre que se gritó “Catalanes a las armas” contra España.

Los mismos nombres en el Poder. Y aclamaciones frenéticas por las calles para quienes simbolizan la muerte de oficiales y soldados que salieron a las calles de Barcelona en defensa de la unidad.   

En el frenesí de la multitud apiñada en torno a Companys, ni un “Viva España” se ha escapado. Todo ha sido vivas a Cataluña y a la República, proferidos con el designio patente de eludir la pronunciación del odiado nombre de España. De igual manera se eludirá el pronunciado en la formación de la infancia catalana, ya en camino de ser entregada por entero en manos separatistas. Ni siquiera se guardará para España un silencio de extranjería, sino que se empleará el más cauto rencor en extirpar del alma de los niños eso que llaman los separatistas el asimilismo español.

Sean cuales sean los requerimientos de la hora, no neguemos ni un instante de desvelo a esta terrible inminencia de Cataluña.

De la tierra española de Cataluña, que por nada, cueste lo que cueste, nos avendremos a perder. 

 

Otros textos sobre Cataluña y un hipotético cambio de régimen (pinchad en textos resaltados en granate)

Purita y los bandoleros catalanes

Castelao en Barcelona

Y el Rey al final habló

Breve antología catalana

Sobre el cambio de Régimen: el precedente del debate sobre la constitución federal de 1873

 

 

Sánchez incumple su deber

Dentro del proceso de establecimiento de las directrices geopolíticas (el “qué”), en primer lugar se determinan las necesidades e intereses del Estado (los “para qué”). De ahí surgirán las estrategias pertinentes, convertidas en geoestrategias, es decir, en los procedimientos, las acciones y los medios requeridos para satisfacer los fines geopolíticos (el “cómo” y el “con qué”). Dicho de otro modo, la geoestrategia es la concepción y puesta en práctica de líneas de acción, para alcanzar los objetivos marcados por la geopolítica..,.”

(Coronel Baños, Así se domina el mundo)

 

El golpe de Estado progresa adecuadamente. Para acelerarlo ha habido que sustituir al anterior colaboracionista gobierno central porque, aunque cómplice también, su indolencia no estaba siendo del gusto de sus instigadores internacionales y de los propios agentes autóctonos y estaba retrasando la consecución de los objetivos geoestratégicos de los enemigos de España.

Desde el golpe de mano que supuso la subida del nuevo agente español del Partido Demócrata americano y del NOM a la poltrona moncloaca aupado por golpistas, comunistas, integristas vascos protectores de ETA y agentes enemigos de toda ralea, no ha habido noticia más importante, con haber sucedido desde entonces cosas terribles, que la de su encuentro en su despacho oficial por más de hora y media con el siniestro sionista conspirador George Soros.

Un escándalo de enorme magnitud, que debiera suponer el cese fulminante del gobernante traidor en cualquier país que se respete a sí mismo. Pero aquí no.

La inopia e irresponsabilidad del votante español medio es tan grave ¡y así nos va! que pese a la gravedad de lo que ocurre no se preocupa por informarse ni formar opinión, desconoce qué cosa sea esa de la geoestrategia, y menos aún qué es eso del NOM, el CFR, el NDI y menos lo que representa la tenebrosa figura de Soros, jefe de la Open Society y de otras muchas ONGs mohatreras, incluidas las colaboracionistas de tapadillo con las mafias criminales dedicadas a la trata de humanos y actividades de ese tenor en todo el mundo. Conocido con el apodo irónico de “el filantropófago”, para muchos investigadores se encuentra detrás del golpismo catalán al que financiaría y protegería, “blanqueándolo”, a nivel internacional,

En otros textos anteriores ya habíamos reseñado las actividades de Sánchez como agente americano y del NOM o peón del Club Bilderberg y nos temíamos que su paso por la Moncloa, que deseamos fugaz, iba a resultar funesto para España.

Pero, la entrevista en su despacho oficial con el especulador sionista, propietario de una fortuna que se valora en decenas de miles de millones de dólares, y enemigo declarado de los Estados nacionales y, en consecuencia, de los derechos civiles de sus ciudadanos, y por supuesto de los laborales de los trabajadores, supone un paso más allá del límite que pensábamos posible, en especial para un dirigente de un supuesto partido socialista, supuesto obrero y supuesto español.  Que Sánchez actúe así, con este desparpajo, con esta desvergüenza, con esta desfachatez, supone todo un hito en la historia de la infamia aunque admite varias explicaciones, ninguna buena ni para su dignidad ni para la España. La primera es averiguar dónde reside ahora la soberanía española.

Sánchez, que pese a haber prometido la constitución supuestamente en vigor, busca “un diálogo sin cortapisas” con los golpistas y criminales anti españoles, es un agente del siniestro Deep State americano. Quien le introdujera en la órbita del Partido Demócrata americano parece que fue el ex ministro Carlos Westendorp, amigo del padre del hoy presidente, quien le reclutó para su equipo y le introdujo en la órbita del Partido Demócrata a través del NDI o Instituto Nacional Demócrata para los Asuntos Internacionales presidido por Madeleine Albright. Se trata de una tapadera para poderosos lobbies en los que estarían detrás organizaciones de Soros o David Rockefeller, de las que Madeleine es co- inversora. Albright está considerada como una belicista psicópata promotora de los bombardeos de la OTAN contra Belgrado y del envío de tropas a Bosnia que provocaron el desmembramiento final de la antigua Yugoslavia. También ha sido acusada de participar en el genocidio Ruandés. Las fechorías criminales de la Hilaria Clinton, ídolo de Sánchez a quien apoyara en su campaña electoral, son innumerables.

No se ha conocido el contenido exacto de lo tratado en la entrevista entre Soros y Sánchez. Los “para qué” geopolíticos a los que aludía el coronel Baños están claros: la ruina, devastación y destrucción de España como nación. Eslabón débil pero simbólicamente significativo como víctima sacrificada en aras del NOM. De ahí surgen directrices y estrategias que el amo plutócrata trasmite a su esclavo.

Es de suponer que el plutócrata especulador haya ordenado al socialista Sánchez que active el golpe, que para eso lo ha puesto ¡Viva la soberanía nacional! Y a ello se dedica el inmoral jefe del flamante gobierno pro golpista. Sin disimulos, con repugnante masoquismo ante las provocaciones: el propio jefe del Estado ha sido amenazado por los golpistas cómplices de Sánchez en Cataluña sin que éste diga ni mú.  Como tampoco se ha dignado apoyar al embajador Morenés que defendiera el honor de España de los ataques del racista felón Torrá en uno de sus actos de sedición criminal en territorio extranjero.

Otro despropósito canallesco, la oferta del felón complaciente de recoger en España los inmigrantes que no quiera la fhüresa Merkel o demás agentes del NOM. Sin contar con que en África hay millones de personas dispuestas a asaltar Europa en una nueva marcha verde que pueden acampar en la indefensa España sin fronteras de Míster Soros Sánchez.

El final de año se acerca amenazante con el fin de la barra libre para la compra de deuda española y a partir de ese momento todo puede pasar, incluso la quiebra de las cuentas públicas.

Sin embargo, lo de la profanación de las tumbas del general Franco y de José Antonio, por cierto un caballero y hombre de honor al que el tal Sánchez no le llega ni intelectual ni moralmente a la altura de los zapatos, probablemente será idea propia o de los asesores del intrépido okupa de la Moncloa, para distraer y entretener a la opinión publica mientras avanza el golpe. Y además una muestra de desagradecimiento. El general Franco hizo mucho por el PSOE de Felipe, creado ex nihilo por la embajada americana y el capital alemán, y protegido como delicada y preciosa flor de invernadero de la oligarquía propia y globalista en los últimos años del Régimen, frente a la verdadera renovación pretendida por la Junta Democrática de García Trevijano. Franco le facilitó dinero y pasaportes para que pudiese dar el golpe de Suresnes contra el Partido Socialista histórico liderado por Llopis y poder quedarse así con el santo y la limosna. Pero la cabra tira al monte: lo de profanar tumbas es una vieja acción histórica de las repugnantes zurdas españolas, como las calificaba el poeta Antonio Machado, en tiempos del Frente Popular hoy infelizmente resucitado.

De este acto de memoria selectiva basada en la venganza y en la cobardía de “alancear al moro muerto” quedan muy lejos las solemnes palabras del discurso pronunciado el 18 de julio de 1938 en el ayuntamiento de Barcelona por Manuel Azaña, Presidente de la República:

Pero es obligación moral, sobre todo de los que padecen la guerra, cuando se acabe como nosotros queremos que se acabe, sacar de la lección y de la musa del escarmiento el mayor bien posible, y cuando la antorcha pase a otras manos, a otros hombres, a otras generaciones, que se acordaran, si alguna vez les hierve la sangre iracunda y otra vez el genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia, y con el odio y con el apetito de destrucción, que piensen en los muertos y que escuchen su lección: a de esos hombres, que han caído embravecidos en la batalla luchando magnánimamente por un ideal grandioso y que ahora, abrigados en la tierra materna, ya no tienen odio, ya no tienen rencor y nos envían, con los destellos de su luz, tranquila y remota como la de una estrella, el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: Paz, Piedad y Perdón”. 

Un testamento político y filosófico, patriótico y republicano, ignorado consciente o inconscientemente por los actuales mercenarios de memoria histórica selectiva, nuevos agentes sembradores de odio y destrucción.

 

 

 

Ateneo de Cáceres. Ciclo Música y esoterismo. Los Beatles, Los Beach Boys, Donovan y el gurú

El último episodio del ciclo de música y esoterismo desarrollado por el Ateneo de Cáceres en la temporada 2017-2018 según la idea de su presidente honorario, Esteban Cortijo, está dedicado al rock.

En Europa con Los Beatles y Donovan, y en relación a la etapa californiana especialmente con los Beach Boys como grupo señero o emblemático de toda una época.

Los años sesenta son unos años de renovación, del apogeo de una generación, la del boom demográfico, que no había vivido los horrores de la segunda guerra mundial pero que disfrutaba de mayores posibilidades de bienestar material que sus padres aunque de un futuro espiritual incierto. Un tiempo de cambio, de crisis de valores, con gran número de jóvenes y adolescentes en el conjunto de la sociedad, de búsqueda de nuevas relaciones sociales y políticas así como de nuevos aires espirituales, con o sin atajos. También de renovación estética en todas las Artes.  Con la obra de arte convertida más en objeto o mercancía con más valor de cambio que de uso. Un tiempo también de reacción criminal, incluso genocida, especialmente en la metrópoli imperial: El magnicidio del Presidente Kennedy, o los asesinatos de su hermano Robert o del líder pro derechos civiles y antisegregación, Martin Luther King por las cloacas del Régimen americano. Y la genocida guerra del Vietnam donde serían sacrificadas tantas vidas inocentes, tras inventarse cínicamente otro casus belli que nunca fue: el incidente del golfo de Tonkin.

Sabes, este solía ser un país fantástico. No sé lo que ocurrió para que se fastidiara”. Así se expresaba Jack Nicholson en el film Easy Reader (1968). Una película modesta que alcanzó extraordinario éxito, toda una lección para la industria de Hollywood, de la que el ahora insólito Premio Nobel, Bob Dylan, quien introdujera a los Beatles en el consumo de marihuana, decía: “no quiero intervenir porque no da esperanza”. 

Pero, ¿Qué esperanza? No solo la de un importante mercado para la emergente industria de la juventud, sino a la de posibilitar unas formas nuevas de vida.

Los Beatles constituirían un extraordinario fenómeno de masas que desbordaba el ámbito puramente musical y su industria asociada. Un fenómeno en cierto modo pionero de la globalización.  Y ello sucede en un tiempo en el que no existían ni internet ni las redes sociales, de modo que el poder de convocatoria estaba más limitado y condicionado por los media establecidos. El entonces extraño y desconcertante espectáculo de adolescentes, algunas apenas salidas de la niñez, ofreciendo sin miramientos ni compostura, su histeria, su fragilidad emocional, su falta de control hormonal, su desbordamiento de las pautas establecidas de conducta en sociedad, merecería la crítica de los media oficiales y la consideración de los Beatles como gentes peligrosas, subversivas. Así, sus planteamientos anti-segracionistas expresados durante su gira americana y en especial en el concierto de Jackesville, les granjearían ciertas enemistades en el racista Profundo Sur. Más tarde Nixon intentaría expulsar a John Lennon de EEUU sin éxito.

Sin embargo, con la habilidad amoral que caracteriza la conducta de la Casa de los Windsor, los Beatles fueran integrados en el sistema oficial de prebendas y reconocimientos al ser nombrados en 1965 Caballeros de la Orden del Imperio Británico.

Los Beatles significaron un antes y después no sólo en el ámbito musical sino en la percepción del mundo en los sesenta. En su éxito cabe reseñar la influencia del que sería su eficaz representante, catalizador del grupo e introductor en la industria: el empresario judío homosexual Brian Epstein, muerto en agosto de 1967 por sobredosis.

La Política, tal como se concibe normalmente, ¿puede solucionar los problemas básicos del individuo? ¿Hay alguna Política capaz de afrontar tanto las necesidades de contingencia material cuanto las de carácter metafísico o psico-espiritual?

Un aspecto de especial interés es de la búsqueda de la espiritualidad perdida. En cierto modo, sus conciertos daban lugar a escenas de frenesí dionisíaco entre las asistentes femeninas, que acaso poco tendrían que envidiar a las producidas dos milenios antes, durante la celebración de ciertos misterios.

La renovación del arte que plantea la famosa banda de Liverpool inspira o coadyuva un proceso de descodificación del fenómeno religioso y de la espiritualidad. Así el fenómeno de la llamada psicodelia. Me refiero al empleo de ciertas sustancias enteogénicas como esa especie de esclerocio de cornezuelo del centeno de laboratorio conocido como LSD o diamida del ácido lisérgico. Una sustancia de estructura bioquímica muy parecida a la empleada por los sacerdotes Eumólpidas durante las importantes ceremonias del santuario de Eleusis, a unos veinte kilómetros al oeste de Atenas, conocidas como Misterios eleusinos. Una Institución de extraordinaria importancia en la espiritualidad de la Antigüedad.

Si las puertas de la percepción quedaran depuradas, todo se habría de mostrar al hombre tal cual es: infinito (William Blake).

A lo largo de la historia y en diferentes civilizaciones y culturas, ciertas sustancias enteogénicas han sido empleadas por sus tradiciones espirituales, religiosas o chamánicas de modo litúrgico y dentro de una cierta teología o cosmología. Es decir, como sustancias sacramentales en la que los fieles o psiconautas empleaban sustancias y dosis determinadas así como con cartas de navegación y con cierta preparación o entrenamiento.  Tal por ejemplo el LSD, dietilamida del ácido lisérgico, similar a la del cornezuelo del centeno (claviceps purpurea) o de la gramínea paspalum distichum de Eleusis, la amanita muscaria del chamanismo de muchas regiones, el soma de los vedas probablemente la Asclepias o asclepiada acida, la mescalina del peyote empleado por los huicholes o por la Iglesia Nativa Americana, el teonanacalt o los psilocybes (niños santos) de María Sabina y los zapatecas, el ololiuqui de las semillas de dondiego, el cactus de San Pedro o la ayahuasca o Santo Daime.

El fenómeno es estudiado de modo científico en universidades. El propio Aldous Huxley que explica las funciones embrutecedoras y de control social del soma en Un mundo feliz o, por el contrario, para la liberación del espacio tiempo y la apertura espiritual del moksha en La Isla, su gran testamento filosófico, realiza experiencias visionarias con mescalina que contaría en conocidos ensayos como Las Puertas de la percepción, o Cielo e Infierno. En su colección de escritos sobre estos temas reunidos bajo el título de Moksha y con prólogo de Albert Hofmann, descubridor del LSD también estudia diferentes aspectos de la experiencia visionaria.

En cierta ocasión, preguntado Hofmann sobre si había encontrado algo como el Creador, respondió: “esta es una pregunta muy importante. Yo no concibo este concepto como una fuerza personal, como una entidad antropomórfica. Más bien lo veo como un espíritu Creador, como una fuerza espiritual que es la fuente de la que nace nuestro Ser. Respecto a mis expriencias místicas, y a si he encontrado esta fuerza Creadora en ellas, he de decir que sin haber tenido un encuentro directo, sí que tengo la sensación de formar parte de ella. Como ser humano me siento una parte de esa fuerza que fluye en el Universo“.

Pero a diferencia de la experiencia visionaria protegida, controlada o arropada por un grupo místico iniciático o religioso o tras una adecuada preparación personal, el uso de enteogénicos sin preparación ascética o mental previas puede lugar a terribles viajes al corazón de las tinieblas.

La mística, la experiencia sin intermediarios de la casta sacerdotal, siempre ha sido vista como peligrosa para el Poder.  No extraña, pues, el rechazo de los enteógenos por parte del calvinismo dominante en el establecimiento norteamericano.

 

Hacía casi dos siglos de la declaración de independencia americana cuando la juventud intenta una profunda renovación institucional en la que tiene más claro lo que no quiere que lo realmente quiere.  En mi opinión son tiempos de cierta orfandad espiritual.

Una de las ideas que se viene a la mente es la del problema de la Tradición. En un Occidente cada vez más materializado y con su propia visión de la Tradición ninguneada, preterida u olvidada la propia visión del arte como algo a descodificar a capricho del autor o del ismo respectivo surgen diferentes alternativas.

La primera revolución ha de partir de la transformación de uno mismo en el plano moral, metafísico y mental. Solo así cabe una auténtica y permanente revolución política y social. Los ideales filantrópicos, políticos y espirituales de los fundadores de EEUU casi dos siglos después han sido arrumbados en buena parte.

También se han perdido aparentemente las vías de transmisión de la Tradición en Occidente. La Tradición occidental se ha visto relegada, incluso desarbolada, de modo que se buscan nuevas tradiciones de importación, la mayoría falso orientalismo de gurús sectarios que se aprovechan de los deseos sinceros de búsqueda espiritual, de los anhelos metafísicos insatisfechos y de la propia ignorancia de sus asociados o captados.

Existen dos vías básicas de transmisión de la Tradición. Una de ellas, más común en Oriente es la de la relación directa Maestro discípulo o chela.  Otra, más común en Occidente es la transmisión  grupal, institucional, mediante centros iniciáticos: Masonería tradicional, Golden Dawn…  Una combinación de ambos sistemas es el de la Orden Martinista.  Probablemente la primera vía se presta más al oportunismo y abuso por parte de falsos maestros aunque pueda ser más directa y poderosa en el caso de verdaderos maestros.

California padece otra fiebre del oro, la llegada junto a auténticos buscadores espirituales de falsos gurús que buscan en el imperial EEUU dinero, fama e influencia sectaria.

Algunos de ellos tendrán influencia en los grupos musicales de la época, los Beatles, los Beach Boys o en artistas Folk como Donovan.

 

En California es la llamada de la playa, donde mueren las olas e Isolda, la del Tristán wagneriano.  Pero olas que ahora serán cabalgadas en un intento, efímero por naturaleza, de dominar la naturaleza, comprender fenómenos puntuales como las olas que surgen del mar, a la par que de desentenderse de otros aspectos de la sociedad de la época.  Son famosos temas de los Beach Boys como Good vibrations, Surf´s Up:  “…un hombre diferente que se esconde tras una aristocracia decadente…”

Mike Love también se transforma, apoya los intentos de establecer una clasificación moral para los discos de rock. Y se apunta a la meditación trascendental y promueve una pintoresca gira con el Maharishi Manesh yogi.

En el álbum Revólver (1966) de Los Beatles se incluye una canción Tomorrows never knows inspirada en el Libro de los muertos tibetano, El BARDO THODOL. Dice así su letra:

Mañana nunca se sabe

Apague su mente, relájese y flote río abajo

No está muriendo, no está muriendo.

Deje caer todos los pensamientos, ríndase al vacío

Está brillando, brilla

Sin embargo, puede ver el significado de lo que está dentro.

Está siendo, está siendo

El amor es todo y el amor es cada uno

Es saber, es saber….

…. Que la ignorancia y los odios pueden llorar a los muertos

es creer, es creer

pero escucha el color de tus sueños

no es vivir, es no vivir

así que juega el juego existencia hasta el final,

del principio, del comienzo

del comienzo, del comienzo,

del principio, del comienzo

del principio, del comienzo…”

El bardo es el estado intermedio por el que vaga el alma recién desencarnada a la que ayuda un lama oficiante para que no se pierda ni vuelva a encarnar. La idea es parecida a la del sacramento de la extremaunción del Cristianismo. Según la tradición tibetana lo que ocurre en el momento de morir es que la mente ordinaria y sus conceptos ilusorios mueren y en ese espacio que se abre se revela, limitada como el cielo, la naturaleza de nuestra mente. 

La historia del famoso álbum blanco (1968) de los Beatles está ligada a la aventura con el Maharishi en 1968.  Y en especial el incidente narrado en la canción satírica Sexi Sadie, que hiciera terminar de manera abrupta su relación con el gurú. Al parecer, el Maharisi había intentado ligar con, otros dicen abusar de, Mia Farrow que formaba parte del grupo de artistas desplazados hasta el centro del gurú en Rishikesh, la India. Esto dio lugar a la ruptura con el gurú y a la composición de una canción titulada primeramente Maharishi y luego Sexi Sadie para evitar posibles demandas judiciales.

Según otras versiones este incidente cuyo alcance real no se sabe con total certeza constituiría la gota que colmara el vaso de la decepción por parte de Lennon. Esta es la letra de la canción:

 Sexi Sadie

Sexi Sadie, ¿qué has hecho?

Has hecho el ridículo a todos

Has hecho el ridículo a todos

Sexi Sadie, ¿qué has hecho?

Sexi Sadie rompiste las reglas

Lo dejaste para que todos lo vieran

Lo pusiste para que todos lo vean

Sexi Sadie ohhh, rompiste las reglas

Un día soleado el mundo estaba esperando a un amante

Ella vino a unirse a todos

Sexi Sadie, el más grande de todos

Sexi Sadie, cómo supiste

el mundo te estaba esperando

el mundo te estaba esperando

Sexi Sadie ohhh, ¿cómo sabías que

Sexi Sadie obtendrás la tuya?

Sin importar cuán grande creas que eres.

Por grande que creas que eres.

Sexi Sadie ohhh, qué obtendrá la suya sin embargo

Le dimos todo lo que teníamos para sentarse en su mesa

Solo una sonrisa aligeraría todo

Sexi Sadie ella es la última y la más grande de todas

Hizo engañando a todos

Sexi Sadie

Por grande que pienses que eres

Sexi Sadie

El álbum Sgt. Peppers coloca muy alto el nivel de la música relacionada con la psicodelia.

Por su parte George Harrison tendría su propia evolución religiosa: edita My sweet lord, se aficionaría al sintar y organizaría con su amigo Ravi Shankar algún concierto benéfico pro Bangladesh.

 

Philip Donovan Leitch nace en Glasgow en 1946 también en una familia obrera. Donovan busca las raíces no exentas de protesta en el folk. Su canción Catch the wind le proporciona un gran éxito y es comparado con Dylan. Colours forma parte del repertorio folk, pero sunshine superman le liga a la psicocodelia californiana. Donovan, con su cara de inofensivo niño bueno, provoca un escándalo de repercusiones comerciales al afirmar que las cáscaras de plátanos sirven para colocarse.

 

¿Qué decir?

Hace medio siglo la juventud de la sociedad occidental experimentó un proceso de búsqueda metafísica, renovación de inquietudes, de costumbres, de formas estéticas y de entender la vida así como del modo de encajarse en ella. Un proceso en el que el papel de la música y de la experimentación con sustancias enteogénicas resultaría fundamental.  Una búsqueda espiritual que terminaría en fracaso en términos sociales, probablemente por no religarse con las tradiciones espirituales metafísicas e iniciáticas de Occidente. Tanto en lo que se refiere a la Mística inducida sin liturgia ni ascesis, como en el empeño de encontrar soluciones exóticas en cierto orientalismo falso.

La psicodelia, otro falso esoterismo cuando no está integrado en la Tradición, más que instrumento para derrocar la civilización americana terminaría resultando contrarrevolucionaria.

Pero la etapa de los sesenta fue un interesante proceso de revuelta muy ligado a la música que poco a poco sería integrado en la industria y que no deja de sorprendernos, y aún más hoy que parece que nos encontramos en medio de un proceso desestabilización social producido por la plutocracia globalista al borde de un abismo, de nueva esclavitud programada, sin que aparezcan movimientos de respuesta ni menos revolución.

 

Gracias por su atención y al Ateneo de Cáceres por ofrecerme esta nueva oportunidad de participar en sus actividades y hablar sobre un tema tan sugestivo.

Alfonso De la Vega

Ateneo de Cáceres, calle General Ezponda, 9 el 28 de Junio 2018 a partir de las veinte horas

NOTA IMPORTANTE: Las palabras resaltadas en color granate abren enlaces con otros artículos o con las canciones citadas que pueden escucharse mientras se lee el texto. Para ello se abre dos veces la web en una se lee en la otra que queda como secundaria u oculta mientras se escucha la canción.

 

 

 

 

 

Sobre el cambio de Régimen: El debate sobre la constitución federal de 1873

                                                                                Con saetas de amor fiere   quando los sus ojos alça

Así explicaba el arcipreste de Hita la mirada de doña Endrina, o bien, como confesaba el gran poeta cordobés Ibn Hazm, no hay nada en el mundo comparable a la satisfacción del amor correspondido. Sin embargo, no son precisamente “saetas de amor correspondido” las que dirige España, en sus instituciones, a muchos de sus mejores amantes.

 

En un anterior texto hablábamos de un posible cercano cambio de Régimen como corolario de un agudo proceso de desestabilización al que vamos a ser sometidos con un gobierno como promotor y una oposición parlamentaria que para disimular ante su electorado va a hacer como que se opone. Posiblemente se desarrollaría en dos fases: durante la primera el actual gobierno provocaría una gran incertidumbre y desolación allanando el terreno para un cambio constitucional forzado desde el exterior y para servir intereses enemigos ajenos.

Sería un nuevo Trágala para el desesperado y medio arruinado pueblo español bajo la engañosa fórmula de un sistema llamado “federal” pero en realidad confederal con estados levemente asociados en la práctica. No estaría claro aún si bajo la forma de gobierno monárquica tipo florero commonwealth o “republicana bananera”.  Seguramente, la forma de gobierno a adoptar dependerá, entre otras cosas, del grado de colaboracionismo de don Felipe VI, al que no se le consentiría más que figurase como verso suelto en la línea de sus importantes declaraciones en defensa de la unidad y legalidad nacionales del pasado octubre. Y también del grado de resistencia que puede ejercer el pueblo español o lo que con lucidez y patriotismo suficientes quede de él. Sin embargo, en la práctica, y de no haber un proceso constituyente limpio y transparente, que no lo habrá, la forma de gobierno monárquica o republicana afectaría poco al resultado final de fragmentación de la antigua nación española y a la naturaleza real del futuro Régimen que se intenta imponer. El conocimiento de la historia es fundamental para iluminar momentos de especial gravedad.

Vamos a repasar sucintamente el proyecto de Constitución federal de la República española del 17 de julio de 1873.

La Nación española reunida en Cortes Constituyentes, deseando asegurar la libertad, cumplir la justicia y realizar el fin humano a que está llamada la civilización, decreta y sanciona el siguiente Código fundamental 

 Título Preliminar

Los Derechos naturales de la persona humana

Título I

De la Nación española

Art 1º  Componen la Nación española los Estados de Andalucía Alta, Andalucía Baja, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla la Nueva, Castilla la Vieja, Cataluña, Cuba, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra, Puerto Rico, Valencia, Regiones Vascongadas. Los Estados podrán conservar las actuales provincias o modificarlas, según sus necesidades territoriales.

 Título V

De las facultades correspondientes a los poderes públicos de la Federación

(Entre otras cabe destacar)

1 Relaciones exteriores

2 Tratados de paz y comercio

3 Declaración de guerra exterior

4 Arreglo de cuestiones territoriales y de las competentes entre los Estados

5 Conservación de la unidad y de la integridad nacional

6 Fuerzas de mar y tierra

10 Deuda nacional

11 Empréstitos nacionales 

12 Contribuciones y rentas que son necesarios para el mantenimiento de los servicios federales.

15 Códigos generales

16 Unidad de moneda

17 Aduanas

18 Sanidad

23 Restablecimiento de la ley por medio de la fuerza y cuando un motín o una sublevación comprometan los intereses y derechos generales de la sociedad en cualquier punto de la Federación.

 Título X

Del Poder Judicial

Art. 73º El Tribunal Supremo Federal se compondrá de tres magistrados por cada Estado de la Federación.

Art. 77º En el caso de que el poder legislativo dé alguna ley contraria a la Constitución, el Tribunal Supremo en pleno tendrá la facultad de suspender los efectos de esta ley.  

 Título XIII

De los Estados

Art. 92º Los Estados tienen completa autonomía –administrativa y toda la autonomía política compatible con la existencia de la Nación.

Art. 93º Los Estados tienen la facultad de darse una Constitución política, que no podrá en ningún caso contradecir a la presente Constitución.

Art. 94º Los Estados nombran sus Gobiernos respectivos y sus asambleas legislativas por sufragio universal.

Art. 95º En la elección de los Gobiernos, de los legisladores y de los empleados de los Estados no podrá intervenir ni directa ni indirectamente el Poder Federal.

Art. 96º Los Estados regirán su política propia, su industria, su hacienda, sus obras públicas, sus caminos regionales, su beneficencia, su instrucción y todos los asuntos civiles y sociales que no hayan sido por esta Constitución remitidos al Poder Federal.  

Art. 97º Los Estados podrán levantar empréstitos y emitir deuda pública para promover su prosperidad interior.

Art. 98º Los Estados tendrán la obligación de conservar un Instituto de segunda enseñanza por cada una de las actuales provincias y la facultad de fundar las Universidades y escuelas especiales que estimen conveniente.

Art. 99º Los Estados no podrán legislar ni contra los derechos civiles, ni contra la forma republicana, ni contra la unidad y la integridad de la Patria, ni contra la Constitución federal.

Art. 100º Los Estados regularán a su arbitrio y bajo sus expensas, su organización territorial. 

Art. 101º Los Estados no podrán mantener más fuerza pública que la necesaria para su política y seguridad interior…..cuando un Estado o parte de él se insurreccione contra los poderes públicos de la Nación pagará los gastos de de la guerra. …

Art. 102º Los Estados sujetarán sus Constituciones respectivas al juicio y sanción de las Cortes federales, que examinarán si están respetados o no los derechos de la personalidad humana, los límites de cada Poder y los preceptos de la Constitución federal.

Art. 103º Los ciudadanos de cada Estado gozarán de todos los derechos unidos al título de ciudadano en todos los otros Estados.

Art. 104º Ningún nuevo Estado será erigido o formado en la jurisdicción de otro Estado.

Art. 105º Ningún nuevo Estado será formado de la reunión de dos o más Estados sin el consentimiento de las Cortes de los Estados interesados y sin la sanción de las Cortes federales.

 

Como puede apreciarse el proyecto federal de 1873 es parecido al aún vigente sistema autonómico de 1978, salvo en algunas importantes peculiaridades. Entre ellas:

Aunque no elegido directamente por sufragio universal, existe un Presidente de la República con ciertas facultades ejecutivas a la vez que con capacidad para nombrar y destituir al Presidente del Gobierno en vez de un Rey de carácter simbólico más que funcional y un presidente de gobierno sometido a las mayorías parlamentarias.  Lo que en la práctica supone el hecho muy grave de que en el sistema del 78 no hay posibilidad de fuerza presidencial centrípeta que equilibre los excesos de las fuerzas centrífugas autonómicas salvo en caso de mayoría absoluta.

La constitución federal no explica de dónde emana el Poder Judicial. Las funciones de control constitucional eran asumidas por el Tribunal Supremo Federal.

Los Estados federales del 1873 tienen autonomía de organización dentro del marco de la constitución pero a su costa, mediante la emisión de empréstitos o deuda propios.

Una cosa que ahora con la globalización sería jauja para los financieros sionistas y la fatal ruina de los fragmentados en Estados debilitados que carecerían de cualquier posibilidad de actuación que no favoreciese a los acreedores ni oponerse al incremento abusivo de la deuda respectiva.

La competencia exterior y el Ejército son del Poder federal, no de los Estados. No hay embajadas autonómicas para desprestigiar a España ni hacer la guerra por su cuenta con los impuestos de todos los españoles.

El sistema federal tenía su propio y contundente (porque habla incluso de posibilidad de guerra contra el Estado rebelde), artículo 155.

Sin embargo, es curioso que el proyecto federal tras aludir en su inicio a la nación española, luego su supuesta soberanía se diluye y pasa a los diferentes Estados que enumera, prácticamente los mismos que las actuales autonomías salvo, claro está, Cuba y Puerto Rico. Andalucía aparece desglosada en dos. Y Castilla unida y no desmembrada como ahora para debilitarla.

Este proyecto constitucional se pergeñó en un ambiente de gravísima insurrección e incluso guerra civil provocadas por cantonalistas y carlistas, que al poco tiempo daría al traste con la Primera República. No fue aprobado.

Destaca la intervención parlamentaria del diputado canario Fernando León y Castillo con motivo de su debate en Las Cortes. Un discurso patriótico, lúcido, esclarecedor, demoledor, que hacía patentes los inconvenientes de la constitución que se quería perpetrar y que todo español culto, y que quiera hacer honor a su condición de verdadero ciudadano, debe conocer porque su actualidad sigue rabiosamente vigente e ilumina sobre la amenaza que se cierne otra vez sobre los españoles.

El día once de agosto de 1873 se explicaba así don Fernando León y Castillo desde la tribuna del Congreso:

“Si el proyecto llega a ser ley fundamental, no hay para qué hablar de la nación española, porque habrá desaparecido dividida y deshonrada… la federación es un despropósito traducido al castellano por el señor Pi y Margall… Proudhon escribió El Principio federativo; tradújolo el señor Pi  y Margall; encóntrolo aceptable por lo disolvente, y he aquí la federación convertida en ideal de gobierno por el partido republicano…es triste cosa que quiera someterse a un país a la dolorosa prueba de renunciar a todas sus glorias; es triste cosa que hay un partido en tal manera en pugna con el sentimiento público, que vaya en un momento de horrible confusión a aventar sobre este país convulso, para abrasarlas en nuevo fuego, a las cenizas de las nacionalidades muertas, que habían venido a confundirse en una patria común. El señor Castelar, en uno de sus más elocuentes discursos, decía: Antes que republicano, antes que liberal, antes que federal soy español. Pues no se puede ser federal y español…hablar hoy de federación es hablar de disolución. La federación se hace de abajo arriba, y en esto se diferencia de la descentralización, que se hace de arriba abajo.

Yo, que condeno la insurrección cantonal, digo que es lógica porque ha empleado el único procedimiento conocido para llegar a la federación. Ha partido de la independencia para llegar a la federación, como se ha partido de la federación para llegar a la unidad… después de todo, yo comprendería vuestra actitud porque os llamáis un partido esencialmente progresivo, si la federación fuera un progreso.

Pero, ¿por ventura lo es?

A mi juicio es un retroceso, un anacronismo, un absurdo. La federación se presenta en el periodo anterior a las grandes nacionalidades como punto de paso para llegar a la unidad: es un momento de crisis necesaria. Suiza y EEUU pugnan hoy por tener a todo trance lo que a todo trance os empeñáis hoy en perder: la unidad del Poder que se opone a la descentralización. A mayor libertad, mayor fuerza de los Gobiernos. Esto sucede en todas partes, menos en España, donde para pasar por liberales los Gobiernos, necesitan cruzarse de brazos ante los excesos, ante los atentados, ante todos los crímenes que se cometen en nombre de la libertad que no son pocos. Por eso aquí la libertad es la licencia y la anarquía y la barbarie. Pero decía que la federación es un periodo anterior a la formación de las nacionalidades. ¿Qué fue el feudalismo sino una federación de señoríos? ¿Qué papel representaba entonces el monarca? El que ahora queréis dar vosotros al Poder central. Yo tenía aprendido que la muerte del feudalismo en manos del absolutismo regio había sido un progreso relativo, pero un gran progreso: mas veo que estaba en un error, porque aquí vamos al feudalismo, a la tiranía local y provincial…

¿Qué va a pasar en esta nación de los caciques y de los alcaldes de monterilla, aquí donde los odios de localidad con el carácter de antagonismos políticos revisten todas las formas de las más brutales venganzas?… viviremos bajo el régimen de las alcaldadas… aquí va a comenzar la vida de tribu, de cabila para poder existir. España va a dejar de ser una potencia europea y va a convertirse en regencia berberisca…

Las federaciones han sido siempre un Gobierno interino, un modus vivendi, para llegar más tarde a la unidad. Es más, cuando en las federaciones no se determinaba el movimiento hacia la unidad, cuando se estacionan, se constituye un estado de cosas en el que la vida es imposible, hasta que desaparece dejando tras de sí la sangrienta huella de intestinas discordias. Nosotros, por primera vez, fuimos independientes cuando se realizó la unidad nacional…

Decís también que en España hay tradiciones federales. Es cierto, como en todos los pueblos de Europa que se han constituido y han realizado su unidad por medio de la federación. ¿Pero hemos de volver a los tiempos de Enrique IV y Juan II? ¿Hemos de volver a aquella confusión de la cual nació la nacionalidad española? ¿Quién había de decir que el partido republicano, tan progresivo, buscaría sus soluciones en la Edad Media? Los carlistas, los absolutistas vuelven sus ojos a la monarquía de Felipe II y quieren restaurarla con las modificaciones que exigen las mudanzas de los tiempos, pero vosotros vais más atrás; vosotros queréis restablecer la confusión de la Edad Media. Pues ¿qué son vuestros Estados sino un mal recuerdo de los antiguos reinos?

¿Qué es la federación para vosotros? La autonomía de los Estados. Pues no es difícil prever, conociendo la historia de este país que el que vote la federación vota la disolución nacional.

La tendencia a la indisciplina y la propensión al aislamiento que constituyen el fondo de nuestro carácter, producirá la guerra de familia a familia, de partido a partido, dentro de un mismo pueblo, de pueblo a pueblo, de Estado a Estado; y esos odios, u esos antagonismos que en otro tiempo nos sometieron al yugo de los conquistadores, producirán la disolución y la muerte. ¿No teméis dar nueva vida a estos gérmenes de disolución y de muerte? Hasta ahora todos somos españoles, dentro de poco no habrá más que catalanes, castellanos, valencianos, aragoneses, etc…

¿De qué va a servir el lazo federal en este país?

Este lazo ha de ser la cuerda e que aparezca pendiente ante la vergüenza pública y ante la compasión del mundo, la grande y desdichada nacionalidad española”

 

Se trata de un discurso extraordinario que tuvo consecuencias fulminantes. Hoy probablemente habría sido imposible o al menos no las tendría tanto.

El actual reglamento de la Cámara impide parlamentar. Sólo pueden hablar algunos y a tiempo tasado. Entre los Presidentes, jefes de banderías y diputados de a pie abundan gentes cerriles, sectarias, ignorantes, que suelen ser reclutadas y aupadas en la cucaña o sinecura por su obediencia perruna y honradez en entredicho. Pese a los preceptos constitucionales que teóricamente lo prohíben, en la práctica los diputados son esclavos del jefe de partido.

La Palabra, la Retórica, vehículo de fijación y transmisión de ideas y valores, han perdido su capacidad de convencer, de conmover, de guiar la acción legislativa o de gobierno en un mundo en el que al Parlamento llega todo ya cocinado de antemano en las zahúrdas caciquiles o monopolísticas y sus señorías se limitan a apretar el botón que les mandan.

Sin olvidar un “pequeño” problema básico. ¿Conserva España una verdadera soberanía? ¿Está a merced de los intereses exteriores de modo que el Parlamento es un teatro de farsa, una timba con cartas marcadas?

 

Muchos de los argumentos empleados por León y Castillo ya se han demostrado ciertos tras la lamentable y fallida experiencia del actual Estado autonómico. La quiebra de la condición de españolidad ciudadana con plenitud de derechos civiles en cualquier parte del territorio nacional, entre ellos el de poder expresarse en español y participar de una gran Cultura en común, para degradarse en la práctica a la de simple súbdito de una región gobernada por caciques y alcaldes más o menos corruptos o despóticos con o sin monterilla. Ha sido un grave error del 78 confundir descentralizar con crear onerosos y en ocasiones liberticidas proto-estaditos fantasmas con ambiciones caciquiles y sin responsabilidad moral o patriótica.

Debemos estar avisados porque nos van a intentar imponer una constitución llamada federal que será confederal o “federal asimétrica” con súbditos de primera y de segunda. Un “remedio” patrocinado por el enemigo, peor que la actual enfermedad y agravará nuestros males sin excluir la propia liquidación de la nación. El cambio constitucional necesario debiera ir en sentido contrario: eliminación del Título octavo o al menos paliar sus males con una importante re-centralización en competencias claves como Educación, Sanidad, Cultura, Interior y Hacienda.

                                         Fablar con mujer en plaça   es cosa muy descobierta

Las cuestiones relativas al proceso constituyente y al propio contenido constitucional deben ser tratadas con transparencia por su gran importancia para el bienestar de los ciudadanos y la propia supervivencia de la Nación.

En todo caso, debiera existir un proceso constituyente, con transparencia, en la que la gente pueda participar. El resultado no puede volver a ser un contubernio oligárquico caciquil en el que se reparta el poder y la riqueza nacionales entre bandas mafiosas territoriales.

 

 

Sobre el cambio de Régimen

Ninguna sorpresa, Sánchez ha anunciado su intención de apoltronarse en Palacio mientras no le echen o hasta que convoque elecciones. Necesita tiempo para provocar una grave vía de agua, a ser posible definitiva, en un barco ya renqueante y de periplo incierto como es la actual desvencijada España constitucional.

Pero lo de Sánchez no tiene nada que ver con un supuesto socialismo que ha perdido sus señas de identidad si es que alguna vez las tuviera, para convertirse en báculo de monopolios y defensor de pernadas de oligarcas. Lo que se lleva ahora y el neosocialismo de diseño sorosioano promueve en su tarea de destrucción la Nación, insólito compinchamiento con golpistas, meapilas y caciques ventajistas y cerriles son cosas tales como: El empobrecimiento y desmantelamiento de la clase media incluida la trabajadora organizada. La devastación familiar, de la Cultura y de las Tradiciones nacionales, sacrificadas en holocausto globalista al NOM. Sin olvidar el fomento del aborto, la homosexualidad, el nazifeminismo, el analfabetismo funcional o la ignara zafiedad barriobajera. La barra libre de la devastadora inmigración ilegal contra España y Europa. Acercar la quiebra de las cuentas públicas, pensiones, Deuda impagable…

Otra seña de identidad perdida del viejo socialismo, entonces aún español, era la de su radical oposición, su incompatibilidad ideológica con el rancio nacionalismo caciquil, la carcundia clerical refugiada en las podridas, supremacistas o simplemente racistas organizaciones nazionalistas periféricas de los Arana o Prat de la Riba, hoy felizmente renovadas con el capitalismo de rapiña y el Ibex 35. Las mismas que han encumbrado al agente globalista a la Moncloa ¡Si Unamuno levantara la cabeza!

Pedro Sánchez se ha rodeado de arpías entre las que destaca la Purita Batet, nacionalista catalana que bien podría ser ministrilla con Puigdemont. No parece error ni casualidad.  Sánchez tiene importantes vínculos globalistas.  En 2015 el Club Bilderberg ya habría decidido encaramarlo a la presidencia del Consejo de Su Majestad, con ayuda de otro agente encubierto y disidente controlado, Pablo Iglesias. No importaba que el suyo no fuese el partido más votado, regla que hasta ahora había sido seguida por el que venía formando gobierno. Antes la cosa falló pero ahora ya no, pirueta de abigarrada moción de censura mediante. Se va a acelerar el actual golpe de Estado en Cataluña o Vascongadas, pero, no obstante, la aventura gubernamental de Sánchez parece que será de transición. Para preparar el golpe definitivo que lo habrán de perpetrar los futuros supuestos salvadores a cuyos traidores brazos se acogerá una nación arruinada, humillada y desesperada. En todo caso, parece que los Bilderberg no quieren elecciones este año, necesitan también tiempo para rematarnos. Para el descabello definitivo.

Sánchez es un agente del siniestro Deep State americano. Quien le introdujera en la órbita del Partido Demócrata americano parece que fue el ex ministro Carlos Westendorp, amigo del padre del hoy presidente censorio, quien le reclutó para su equipo y le introdujo en la órbita del Partido Demócrata a través del NDI o Instituto Nacional Demócrata para los Asuntos Internacionales presidido por Madeleine Albright. Se trata de una tapadera para poderosos lobbies en los que estarían detrás organizaciones de Soros o David Rockefeller, de las que Madeleine es co- inversora. Albright está considerada como una belicista arpía psicópata promotora de los bombardeos de la OTAN contra Belgrado y del envío de tropas a Bosnia que provocaron el desmembramiento final de la antigua Yugoslavia. También ha sido acusada de participar en el genocidio Ruandés, donde fueron sacrificados miles de niños. Desastres bélicos con los que se lucró personalmente.

Pero ni los genocidios ni los desastres bélicos importan si se trata de aprovechar una excelente ventana de oportunidad para el intrépido y ambicioso socialista, auténtico lobo envuelto en piel de oveja, y de lucir méritos para los ojeadores del Club Bilderberg. En el 2011, Pedro Sánchez colaboraba con el Instituto Nacional Demócrata e iba con él como observador a Marruecos. En 2016, se fue a Washington a apoyar la campaña electoral de otra arpía psicópata, la denunciada en EEUU como satánica, pedófila y genocida Hilaria Clinton. En 2017, el filósofo Sánchez disertaba en Bruselas bajo el patrocinio de la NDI acerca de Política y Partidos políticos.

El papel globalista de Sánchez parece que será actuar de catalizador de la descomposición del Régimen del 78. Afortunadamente España no es la Yugoslavia de Albright pero también puede ser objeto de eficaz ataque globalista. El papel aquí sería agravar todo lo posible sus males e incoherencias.  Dejar una España desmoralizada y arruinada que habrá de ser rematada, mediante irónico consenso, por los definitivos enterradores, que al parecer serán los invitados a la reunión Bilderberg de este año, doña Soraya del CNI y don Alberto Rivera de la Caixa. Toreando al alimón o en colleras no parece que puedan ni quieran oponerse y elevarán el desastre a definitivo mediante el cambio constitucional promovido desde el exterior que fije la destrucción definitiva de la nación española, paradójico sujeto constituyente, al que se le convencerá o se le ninguneará para que no se oponga a su propio descabello.

Pero, ¿cómo podría ser el cambio constitucional? De eso nos vamos a ocupar en otra entrada, considerando dos antecedentes históricos: el movimiento fundacional americano y el precedente español, el proyecto de constitución de república federal de 1873.

 

 

 

Feijóo rehúsa y se refugia en el capoeiro

Se veía venir. Hay mucho dossier comprometedor por ahí suelto o peor aún, en las pecadoras manos de la niña Chole Soraya, una señora pagada de sí, ambiciosa sin escrúpulos ni ideología, quizás por ello candidata electa del Club Bilderberg.  El caso es que Nuñez Feijóo se ha acobardado y ha renunciado a heredar a su paisano y colega en tantos sentidos, el lamentable Mariano Rajoy que ha dejado a España y a su propio Partido al borde del abismo.

Dossieres al margen, y fuera del famoso y siniestro lema de Alfredo Brañas, “Galicia para los gallegos” que inspira la acción de la política regional, no se trataba de un buen candidato para España salvo para tapar las muchas vergüenzas de su cobarde acomplejado antecesor y de su nutrido equipo de ambiciosos inútiles. Nacionalista gallego vergonzante, sus planteamientos en la mal llamada normalización lingüística, un oneroso tinglado liberticida para imponer el gallego transgénico o de laboratorio en la Administración, la educación, la cultura o la vida, no se diferenciaba mucho de la inmersión diseñada por los golpistas catalanes. De hecho, desde Fraga estaba inspirada en su política de discriminación hacia los hispanohablantes, esos “anormales” que deben ser oportunamente “normalizados”. Su ninguneo cuando no disimulado boicot a la organización pro derechos civiles Galicia Bilingüe presidida por Gloria Lago y hoy en la campaña de ámbito nacional Hablamos español es otro motivo de escándalo.

Hoy en Galicia, aunque cueste creerlo para los que no viven aquí, es difícil poder estrenar una obra de teatro en español, aunque haya sido escrita por un autor gallego. Ha de ser traducida al gallego oficialista para no sufrir el ninguneo o el boicot de la mafia galleguista patrocinada y subvencionada por Feijóo. Su Junta, que se nutre con los impuestos de todos los españoles y no solo de los gallego- hablantes, tampoco se digna apoyar a importantes autores gallegos que tienen la inaudita osadía de escribir en español y pretender mostrar sus obras, por ejemplo, en lugares emblemáticos como Buenos Aires.

La Sanidad también sufre las consecuencias de la gestión albertina. Importantes listas de espera, precariedad en el personal sanitario, mal ambiente inducido, desvío a la medicina privada … aunque las estadísticas y los informes oficiales quedan muy lucidos y aparentes.

En resumen, pase lo que pase con los restos del PP, mejor para España y al propio partido si por ventura quiere regenerarse de verdad, tarea harto difícil dada su inanidad ideológica e inoperancia política, que a Mariano no le suceda otro gallego imaginaria de igual servicio como decían en la mili y al que con tanto cálculo acobardado y tontiastuto se le ha ido pasando la edad de merecer.

 

 

.

El Duque en Brieva

Prisión a la carta, el reo ducal ha elegido la cárcel de Brieva, cerca de Ávila, un penal de mujeres, donde podría disfrutar de todo un módulo para él solo. Aquí estuvo también otro modélico pro hombre de la Monarquía. El director general de la Guardia Civil con el PSOE de currículo tuneado, Luis Roldán.

Es curioso averiguar el porqué un joven de buena familia, de pura raza vasca, escapulario sabiniano, de espíritu puro y pensamientos elevados, (y no solo pensamientos)… un chico con todo a su favor para vivir de maravilla sin dar un palo al agua, disfrutando de toda clase de privilegios y sinecuras, creado nada menos que duque por la vía del braguetazo ha podido terminar de tan mala manera.

Es obvio que las malas compañías han influido. Y mucho. La mujer es una Borbón, dinastía a la que, según la Historia de España nos muestra, ningún delito, felonía o vicio fuese ajeno. Y además ha vivido en Cataluña donde sin duda ha podido tener buenos y experimentados maestros entre la familia Pujol, el propio Opus madre de todos ellos, el Barsa, la oligarquía ventajista arrebatacapas y la cuadrilla golpista catalanas.

La impunidad de la que vienen disfrutando los Borbones, con algún puntual y transitorio reseteo del sistema por parte de militares patriotas, a lo largo de nuestra sufrida historia también es otra presumible concausa.

A trancas y barrancas, gracias a la incorruptibilidad y firme voluntad del heroico juez Castro y pese a todas las trampas del fiscal renegado constituido en paradójico defensor de la Infanta, al final el caso ha prosperado y la condena, aunque leve de acuerdo con los méritos aportados y comparando con los casos de otros próceres, es verdad que se ha producido, lo que constituye un éxito, aunque parcial o incompleto, de la Justicia del que no podemos menos que alegrarnos los españoles.

Pero, de este apólogo digno del Conde Lucanor quedan algunas moralejas amargas:

Los intentos de burlar la acción de la Justicia que se administra curiosamente en nombre del primero el padre y luego el hermano de la acusada, que han estado a punto de dar al traste definitivamente con la escasa credibilidad que le quedaba al Régimen.

Las reuniones conspirativas de las más altas autoridades de la Monarquía para ver como torcer la mano del juez Castro. Con logros parciales y resoluciones judiciales parcialmente incomprensibles para la lógica.

La impunidad de los principales causantes de su caída en prisión. El Emérito y su aventajada hija en nombre de cuyos sagrados y patrióticos nombres actuaba. Lo del Emérito es consecuencia de la tergiversación de un privilegio medieval constitucional, aunque no se comprende lo siga disfrutando una vez que ya no es Jefe del Estado tras su obligada abdicación. Pero lo de la Infanta es gratia et amore, por su cara bonita.

La inmoral complicidad de lo más granado de nuestra clase política que soltaba la pasta acarreada y trincada a los contribuyentes españoles sin rechistar, a la más mínima indicación del capo.

Y otra cuestión preocupante, y nada pequeña, es la extraña condena en costas para la acusación particular. Parece un intento de aviso a futuros navegantes, o al menos cabría tal interpretación. Si fuese así la acusación vendría sólo de quien el Poder decidiese, es decir por la vía del fiscal, disuadiendo a futuros acusadores que puedan “estorbar” la actuación judicial deseada.

Un asunto de gran actualidad ahora que está pendiente el juicio de los principales golpistas catalanes.

Por último , quizás sea mera casualidad, pero el cuñado del reo y Rey de España ha puesto nada menos que un océano por medio.

 

NOTA: La imagen que ilustra el texto es de 20 minutos

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.