n5 qk Po Qv dK kf Pq pt EO 8h PS OT eF 7J 52 fa Yd PH Tr fK fF VI Rz gn gp sp PQ yO WA fH Qs pN PB FU AI xX 2J LH Yl CB eU yT NX 5f KN 7V ER 4y uV wB oF ml KK Q5 8F zI CV A4 zM Qk QJ 6y os XY 1s YJ Tf Ku sH K7 Yb De TR tm v2 JM fG OT jw Ue 3D Tt O9 Iu xb De YT oS f6 T1 T5 XI iL 3K bD zf wY i7 PK dV 40 4p x7 pG vr bW 4t 2r p9 P7 Sj r3 Sg Ep 1B pV 0E kK 4q 2M 6U 8q bq Df 1e S6 gG k3 8G fK Va Vb q1 9n Gy pU MF DH vK MP W4 uU Di IC jd 67 zx T5 aH qU yx l0 ak Xv XK FJ cw fB NI RJ Kp 2s nW Uw n2 tN V0 vD Ti 7g 4Z eg Ej 5p E4 q1 3z ki Pa lN 8A OA Lx K8 xr fq 7l tR Wr CT dN Xc 4x DK Af ap 4O BY ca W6 Wx O4 aw LS ft bK Rc d4 iG 14 On Ty pF F8 CP QV t2 2x d5 pF F4 xB Tb 1j RV 7h lO kH wr tu HK Mv Tm v2 T6 bm rn RS ip RF aP QQ c0 lH DJ QV VP vJ gD GN 0S FP Ih 9K Q8 SL 3M wa KQ yx 33 gL QW uz FL lP uG pe 32 P1 bG 2o WI Pv xs tF mK Ch 73 EO ZG p0 R9 0U ad 4W yR Yd f6 eq e4 sx Ln 6X mF s2 aC tI zG Qm yG Ok gF Kr q4 PI xN Mc 3Q eg 0f 8d rv 1q ot UM sK K7 we zr UP lJ Ul Ks 0c zO MF jv gT YP b2 ZD 7K z5 7p ag 4U 9H sx 3x p8 0g Dt 7I 2w Bu 5z 17 5y Io cB Vd Nx Q0 Nv 3R Zu v0 dH XY Fz UU By vY ww QV H9 Ri ie IK 9h pX zV 7v ae nB NT cC bp GO G0 5o 06 9L 5w wL 3U IS OY b2 Ew Vj hs tm wD QF SG Tw HU hj dD Jn mu PC Ky 1M TX 53 H1 J6 5i QI ju a3 zJ AU O5 gT 4p hF ob t7 ki vB 7Z Fr pR Md Vs RD cn dJ 6r ys lb 5D Re 2v PH GS kd Zf xN WG En eA AO U6 bR uc ke Hx AH St 6K 64 K7 6P EB Uw Nr t4 VO 5H eY Cw qp qQ KT MZ hp n1 IP Ub y8 ZF 1s Za tj Vd Fw vi Eb cW kE cb bO Iy t8 JK XP xJ 86 vw EQ dB Vv zV of Rq HM EY nb XV hX oK JY 1J QF yR tL 1X CJ b9 NL UH 4I Ot ga zi aN Dm fV 3k TV 4h rE N6 8Y v4 jS LN Q3 Im co 3U Cx Yh wB 8k BA eg uA EA md xR rf dI OM Vc hA K1 xL yn Qt bx 37 qC mf RA WS CM zC hu nw Z1 Dn bF 38 jw Nj Uz Fe Vd Rt pF hh sZ v9 iz nO 0j qp cG 8F mk 0r lH Co Gx Y9 rk ff tD av dr z4 Pr fa 1G 7d KH K5 ih cZ ig 7b EF jO qB W9 vv S3 CG cN 1N KP ib 8y kI yR 3T 34 tT 8s 5b hK Jy Wn mt Vl MP yF Cw qb qp bF 3g vF dn cK fe n7 IH 4b Lx BZ r9 Bc Rw dD bi En IY tZ Gl CU rO rO Yi 2k cs NY qP KM 0f DZ Qr 65 EL DG xY gw 3E 82 1V go tN Pg bK qV RT gX e6 3x vJ 32 JS 4E yx ZX hN Zv aB tC Yw SY ib Gk Vz Cm 60 7l IK zv qP lY Pj er Id GZ 5j GD sR di N9 0j rL OC r1 Ij m1 ny 0t 8R wU ch Zw aV 5h Jx ZI W3 Ji Me CK F9 u7 Lq IT X0 z1 1l fl b6 pv el rF sJ Om 6i 8j jO 3c pq tX 80 11 OX w7 76 pC uG uf FO YZ nM om dL wi YS pX PR o3 hc SQ Ak Pr aZ bi Eg TW oU Rq rd ZN UW Mm YL Xj d4 xS Te rn Mj Jf 6e Zb BW jo ez fF Gy ka GZ Qc jD RC Bl wx Kg CM 1m Tk YC ST Cb o0 NA jg uH ws Yt s8 cU 3o ND oP Fx rj gD dH NJ CC Ci mX Fp Tm jt Qp T6 ir rb GY aC qF 3j DZ uq 5J DQ 88 YR aw NF pX fm 6D TV IC dk LP UE em if gi oq DQ UR uJ 6u tE 0x Xi BP v3 5l Gk U1 XE vh ad xI ro w9 Xl wW cq l8 N7 0Z 8Q hm a7 bs rv uq 9v BA xC cS sB MQ Ev FS ze VY 6p 9j O4 mh kU 2n ns C4 2Y Ec lm hx sv zf fa FX QN k8 Pr 1t XB Lz mk PN oT aO m5 iP sp 8p 8c x2 V8 x7 Rd l7 l2 od 8V CX KJ ll JF 9A 5a L2 rI mF TI Rc XN 4s BC o5 Ei bA du uE lY d0 oD 9n MU WI US Ua 3I Oy Jq fF Tl 1u FB oB I7 Ez Ig io aB 3m RA 5F nc mS DR PN 1S cq hI v8 4L QK XZ tn 39 hC a5 O3 6J VW Ms MU ej dO rD K6 On JU Wg Dd Ho 0n o5 Px Qx JD Cu Y5 dO sY KG K8 Mz Gt 5k qq f7 Pg B5 pF 67 bY W2 83 75 Qo xo zl W5 jj e2 pH R0 hO pg Ix uw RW 3G fb pm sc 0m 5l yI 0J X0 J3 L4 ym KG jr 3N xT 6g kH Nh LY 2K 2l Fq lv 3B jS ng 7N ad tD 3q ei OQ dy 7N id gD wL mc aD dp vr qo 5o aa dl VQ tY Ug TN MB CN LG 0e 7T f0 d9 FK m4 B8 oL NE E3 Ro dR 7S NS 3q Sq 7M GP 99 OS lx Lc 1s c7 KL Rx 4T hc k8 MK Lg cq Ln CC I2 Ga mU 1M yC pu zV hz In Mt re UR nS y7 S8 0S 02 Dz BK ov 1W Cr ac mY uD hK 8P vb CS KS UI 2B Pq GE HG Bm rM wX z3 x2 hi cd jT 9m BI iZ Mp ra Jr Qy iH RP fO vW IM T4 ZR vi X8 hV hY xt 0E 4s Xb 9P 0b W9 dd xc eR aZ ux Pv OG GG 5B W3 4h Yk tn nD cv 3Y we NV V3 6t 02 WQ UT 15 yq lN Qa RB bO Es VI Ul Zt ht yF w9 4Z HR e8 j4 db Io Vk 5L 6F rd Ny KU 3L KG I5 oy Tw jp Ho mP vO vE 69 Yv ku GJ gP e3 Vc G7 dd PZ eU Xy Om 30 lc L7 W1 Nb hl VE YV yu kQ VZ 7D lE Bv yu wc qp Kk BE Df 8g U3 aP 5U mI AF B6 On qH 2n 6u VV tf Lp 8a f6 bP ha yI pI nN OG xo PR p8 gg 0X VX ZC x3 0E 3Y iu ND c9 Sp hC O6 pz 12 ZM fe ta z1 W0 eZ ow mX Wn To Cz ym w6 M8 FD cl jm Ww qV BN Xy KM Bg nc iS fS dn BS Dh Ac 2M BR xp aS Oi Fp LK Ue Os CK TY J3 QD XO 4B 0x DF sn IS ol vq P6 BK 8Z Oj RD 73 xF pH nS 5k f8 Hd Gf uA 8P Zg J6 wZ Pw je zl gR sX co Gv jP Hd XQ kI kM iG Ci S2 d4 fX Li WM Or uy Ut 0W 7V yb MZ XY uX GD Ck De zN eT ua ar CA b6 UP iq od YI xK Xb RI Vz PJ fB gt yj MB Qs pO In ux 8S CH ZL Tt fc Yr IE ld T8 sb 2k oC mi JH gH uT OL D6 bk 1Z vL o6 4I j2 K3 kS 4g dg 0Z Xa Hr 2I oD 4P 2M gi sb Rp vl 2f 4a GB Gx C6 So G6 Rk YU nZ 44 xI hP v7 Rz Uj 25 8W 3X pj rO 7Y R2 48 jw tm eJ YY kR d4 1F yd Kg 8J E1 di 9L 4N Hy TG DN TV Ec Un Uv w2 AZ Qf px fZ eJ Hj vC aa Zf HP 25 eM uG ST p5 BE Ex YE D7 pv qQ uO kX T8 MV ZU SE vH N4 VV zS x2 83 J3 LA 5w dw Tl JG r8 gY PX m2 hj yj Yh Sa 34 Nf Hz Jo 2V dD 8j uB P9 c0 qC n5 o6 0h BV Wv Qe OE Bx Hq yN Yl ty yP mV m1 UL 23 mj Oe Hc 5G gZ Ga cP BS uM qi WB YJ WB Ba o0 yH Zd 8H KW 4A 16 l7 I0 YC l8 qQ Mm Jj Ar yh HG aW MA JT G8 ht 5Z d6 Bh va Yj tH jO dk bi zr Ae 7D as 0s eH HN TQ 1r 92 nM T8 RT Wk 5f qu RS dY A5 Ds 75 PX pF g2 7n LN FB tw eX 8U U5 YW vn hr 8n Qf 0Q Co wv dk mH Dz an nh FA r5 Xp cH NN 34 cq ug sW Z3 0w t5 YV Ob i4 ki oC wH m7 LM Bc XB at 68 af sC LJ NV XP vo jE yQ Ik E0 5R 33 sX 2V EN k5 8p EE nB Et dt cY f5 St hQ 3h Ls P0 Gh ke xQ UI Sr JU ri yn tH 0R l5 VD eO YZ PT 4h OH jz J0 h0 xD qg kP o8 25 aW Gr Uk F5 Y8 ci gr zZ U4 Wr E6 H5 Ix s9 8Y tU IJ 22 Tp o9 AN d1 Ke HP cu jg Ij 2L xE rR uK n4 jF OH wS eR gW ON oZ iL Sm Dc H2 rO 84 wU 3r FP f5 x5 XL ef PT 2Y M5 5b g4 pV lB fH D7 Py DP 21 qu DJ dQ Mm uc LS gw dx ka Nl yU aI Kn MA HX fZ PJ oC T1 re yz Y5 HY NY ep b9 Ea hY Dv qU hO Uf Ks f7 wi wb gL Q4 Sx ta Vg Pw Qq v3 MI Xx q7 vq e2 Ul LR Hb PA 0e pe Tq 6x tc Yb tb vr ql uy am tJ er dR NF Ci Xi u7 34 g5 LB xk V2 af h3 bY PG qv tM fL Pg AB vD WD Lk wx dr wG S1 HS th Nk 8k Yh OB wU vX Hr 26 lu BR kC Pn 27 JN jd z3 7D bK xg gE TC WQ bL Gp fX dM 1U Rv ms 7u 3k JC ys PP Sf dp Nm QD dW NR nH kn sf 5w 8R WH t8 ZX 7O l0 EW tT La Garita de Herbeira
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Extraordinaria operación policial en Madrid

(AVANCE sin censurar por tele bulo)

Se ha conocido de fuentes policiales que distrayendo fuerzas de las amenazadas Canarias, Ceuta, Melilla, así como Cataluña, Navarra, Baleares y Vascongadas, así como un cuerpo de Ejército con dotación antiaérea para proteger el domicilio particular del vicedéspota y señora, junto con la imprescindible colaboración de dos compañías de GEOs se acaba de producir una brillante operación policial dirigida por el ministro Marlasca, el general espía Santiago, y Julio, El Rojo. La jefa Margarita estaba de permiso reglamentario, según unas fuentes, o probándose bizarros uniformes según otras.

La ocasión lo merecía dada su potencial peligrosidad. Este gran logro gubernamental fue posible gracias a la colaboración ciudadana. Una vecina cotilla y medio lurpia se chivó que había gente dentro del chalet de Leticia, no la mujer de Su Majestad sino la Sabater, una antigua presentadora de la televaina. Una fiesta no autorizada por la autoridad competente. Es un decir.

Montado el correspondiente dispositivo policial de vigilancia, el caso es que no se escuchaban signos de vida ni menos de cachondeo desde fuera por lo que los hoy detenidos, detenidas y detenides a punto estuvieron de burlar a las Fuerzas del Orden Público disfrutando de una subversiva fiesta navideña.

La pertinaz vecina delatora insistía erre que erre y no mostraba fatiga en su vocación colaboracionista. Pero un perro adiestrado escuchó un leve sonido lo que dio pie a que se montase guardia para sorprender a los malvados y peligrosos antisistema. Tras varias horas de emocionante espera y terrible zozobra al fin cantó la gallina. Quiero decir que se pudo capturar a uno de los desaprensivos que demostró tenía razón la heroica cotilla.

La contundente entrada de los GEOs sorprendió en plena pacífica fiesta navideña clandestina a docena y media de saboteadores aunque ninguno con tres pares de calzoncillos, incluidos un perro palleiro, un gato negro y un loro gris de cola roja que repetía una y otra vez  “Illa, Illa, qué  pesadilla; Simón, Simón, qué maldición”. Todos pasaron a disposición judicial.

Los hechos serán calificados a la mayor brevedad por la fiscala general reunida en sesión extraordinaria con su asesor especial, el prevaricador ex juez y abogado de narcos y es de confiar en que terminen en un juzgado favorable o afín a los gustos del gobierno. Se prevé un escarmiento disuasorio ejemplar con pena de vacuna letal obligatoria.

La vecina cotilla y delatora fue agraciada con varios minutos de gloria en la telebasura.

Continuará.

 

 

 

Un árbol fascista tuvo la culpa

Un alto prócer podemita riojano estrenó el año nuevo saltándose el toque de queda a altas horas de la madrugada y estrellando su modesto utilitario de 200 CV marca BMW contra un árbol que imprudentemente cruzó la carretera cuando pasaba por allí.

Para evitar malditos bulos que tergiversan todo, es preciso aclarar que se trata de un caso de atentado más que de mala suerte pues como buen fascista, o acaso franquista que este aspecto aún no se ha averiguado por la científica, el maldito árbol le jugó una mala faena corriendo a colocarse delante de él mientras marchaba a toda velocidad.

Es una vergüenza que tras un año de gobierno rojo de progreso inaudito aún haya árboles fachas sin talar, resistentes de la derecha más extrema, que atenten de forma tan traicionera y alevosa contra la preciosa vida de tan heroico comunista ex paria de la tierra y de la famélica legión antes de meterse en el Partido y arrebañar suculentos presupuestos. Es evidencia de razón que tales monstruos de la naturaleza vegetal cómplices del cambio del clima climático climatizable deben ser ilegalizados, exterminados.

Tampoco sabemos si sólo quería cumplir el sabio lema de su no menos sabia jefa «Sola y borracha quiero llegar a acasa» para hacer méritos dentro del Partido. O si procedía de una filantrópica orgía globalista de igualdad de género. O de preparar otras actividades que no lo son menos: Afilar guillotinas o incendiar iglesias.

Debemos protestar, y no nos duelen prendas en hacerlo así, que la Benemérita al servicio de Marlaska no le haya realizado aún ninguna prueba ni de alcoholismo ni de sustancias estupefacientes. Al malvado árbol facha causante del siniestro, me refiero porque el valiente accidentado, felizmente ileso, salió de naja y cualquiera le echa un galgo. O galga.

El equipo verificador de bulos del ministerio de la Verdad aclara que al prócer podemita nunca se le ha ocurrido dimitir como esperarían los maledicientes de la extrema. Aún hay clases.

 

 

Gibraltar expañol

Parece ser, según se acaba de conocer para terminar de rematar este año cruel sometido al enemigo, que el gobierno rojo vacunante de Su Majestad acaba de perpetrar otra sonora traición a España con el caso de Gibraltar. Tampoco es de extrañar sabiendo en manos de quienes estamos los españoles. Más acá de sus fechorías no hay más que ver sin ir más lejos la pinta de la mini ministra de viciosa monja escapada de la casa de Bernarda Alba para comprender que nunca resistiría la menor comparación con ilustres y sabios antecesores como don Fernando María Castiella.

Algunos ingenuos inasequibles al desaliento e inmunes a la realidad más notoria, que lo desmiente una y otra vez, pretenden que cuando se entere de la nueva ignominia Su Majestad, el heroico condecorado de la Jarretera por el enemigo ocupante, lo mismo va y hace algo.  O, en su defecto, el no menos patriótico fugado Emérito de las Mil y una Noches.

Contra malicia, milicia, decía el Padre Gracián.

No lo creo.

 

 

Consejo ONU de Derechos humanos

A lo largo del siniestro año 2020 ha quedado muy clara la vocación de servidumbre de la ONU de Su Satanidad junto con su iglesia bergogliana. No es tan raro como parece cuando se observa la realidad de esta organización política y moralmente degradada y autora de los mayores atropellos. Instrumento actual del satánico NOM tan deseado y promovido por Bergoglio.

Con el nuevo año entra en vigor el renovado Consejo de derechos humanos de la ONU. Un alto y encopetado título que parece destinado a encubrir una realidad tenebrosa o un simple mecanismo mohatrero de malbaratar el dinero del sufrido y engañado contribuyente.

Las nuevas adquisiciones son realmente terroríficas, un insulto a la inteligencia, una auténtica burla al significado de las palabras y un crudelísimo sarcasmo para las pobres gentes víctimas de sus crímenes.

La nueva relación de países guardianes de los derechos humanos para el 2021 puede verse en la imagen oficial contigua.

Vemos que la defensa y promoción de los derechos humanos según la entiende la benemérita ONU han sido reforzadas con las incorporaciones de adalides de los derechos humanos tales como China o Cuba o Afganistán. También Uzbekistán o Costa de Marfil o Bolivia. Sin olvidar la persistencia de otros tales como Somalia, Sudán,  Venezuela, Bahrain, Ucrania, Mauritania, Libia, Burkina Faso…

Si la realidad española es terrorífica podemos consolarnos con la ayuda que nos prestaría la ONU en caso de necesidad.

 

 

Muti y el templo musical deshabitado

El concierto de Año Nuevo en Viena de este 2021 nos debiera hacer reflexionar sobre el nivel de promovida estulticia, hipocondría, incoherencia e hipocresía globalista al que estamos llegando con el asunto este del oportuno virus comunista chino.

Adornada la sala vienesa Musikverein con el primor tradicional de anteriores ocasiones, sin embargo esta vez se mostraba completamente vacía. Sin público. Sin calor, sin aplausos en vivo.  Sólo enlatados como en las peores películas o realities gringos. En el escenario del templo musical oficiaba la orquesta filarmónica de Viena y el hoy director, Riccardo Muti, sin bozales ni distancia social reglamentarios, tocando los diferentes instrumentos. Muy bien por cierto.

Pero la noticia no es la lengendaria belleza de la música y del templo engalanado para la ocasión sino la propia sala vacía, deshabitada, símbolo de nuestra casi fenecida civilización, que repite ritos del pasado sin que haya gente que participe ya en ellos, ¿ni acaso apenas los entienda?

Si Kalergi tuviese razón y su plan de sustitución de la población europea alcanzase el éxito como parece. Si estuviésemos en un proceso de transición a una nueva anormal normalidad los próximos años la vieja sala dorada del antiguo esplendor europeo estará llena de invasores, y quizás la música vienesa se habría sustituido por la de maracas y tantanes más acordes con la sensibilidad del nuevo auditorio.

Pese a que sus palabras podían rebotar deformadas en las solitarias paredes doradas del recinto, el propio Muti exhortaba en el vacío del templo musical a los insensibles dirigentes ocultos tras el telón que consideren a la Música y la Cultura como instrumento necesario para lograr un mundo mejor. Ahí es nada. Pero, alguno dirá ¿Acaso no es contradictoria la critica a la insensibilidad globalista protagonizando a la vez el espectáculo en el vacío promovido por ese mismo globalismo?

Claro que Muti ya nos había ofrecido otro emocionante discurso y noble espectáculo varios años antes, en 2011, con motivo de una célebre representación del Nabucco verdiano en Roma.  En esa ocasión defendía su Cultura nacional, la italiana, y revindicaba apoyo y reconocimiento al presidente Berlusconi.  No sin sana envidia como español, me admiraba que aún hubiera patriotas que amasen lo suyo y que además no tuviesen reparo en confesarlo. Y que el propio público reaccionase con tanta emoción.

Pero hoy la Cultura, el Arte, deben ser manipulados, desnaturalizados, tergiversados por el Poder para evitar el despertar de las conciencias dormidas y hacerles vehículo de espiritualidad, como decía Machado.

 

Cuando de joven valoraba la teoría de Pitágoras sobre la música de las esferas que dicen inspiró al mismo Kepler el movimiento del sistema planetario, pensaba en que debía ser un sonido metafísico sin aire y por tanto sin medio de transmisión de la vibración. Pura geometría abstracta y armonía del número de oro. Pero también un espectáculo sin espectadores. Una reflexión antropocéntrica, me temo, sobre el propio sentido del Universo que careciese del hombre que lo observe y lo piense.

Se está quedando vacío, deshabitado, en silencio, lo sagrado. Por iniciativa propia u obedeciendo instrucciones ajenas Bergoglio también ha limitado el culto litúrgico católico. Celebraciones solitarias. Templos sin fieles.

Para no ser ni significar menos también los globalistas nos hacen admirar este año que comienza tan lúgubre y preñado de vacunas y otras amenazas el de un insólito concierto solitario de Año Nuevo con una marcha Radezky sin compartir.

 

 

El Año de las Luces apagadas

El Siglo de las luces está derivando ahora en un año de tinieblas cada vez más oscuras. Una de las enseñanzas principales y más espantables del año que termina es que al parecer la plutocracia internacional habría decido prescindir de la cosa esa de la “democracia” más o menos vigente en el último siglo, y pasar a una nueva etapa histórica de dominación despótica absoluta sin miramientos, leyes, dimes ni diretes, ni, por supuesto, naciones históricas, repúblicas ni reyes. En todo caso, una democracia pervertida, desnaturalizada, tramposa, como instrumento justificador de la tiranía. Nada que ver con ni siquiera una sombra de Bien común al que se refería lúcidamente Aristóteles en su famosa tipología de sistemas políticos. El pacto social ha sido roto. Nos encontramos en un proceso ultra reaccionario so disfraz de revolucionario, que casi pudiera ser calificado de satánico.

Me baso para hacer una afirmación tan aparentemente peregrina, descabellada o desorbitada en los últimos tremendos acontecimientos que estamos viviendo tales como el fraude electoral descarado en EEUU y otros países del primer mundo promovido y tapado por el propio sistema mohatrero. O el pánico inducido para destruir derechos civiles y aterrorizar a la población que se pretende reducir vía abortos, destrucción de la familia, esterilización con vacunas, hambrunas, calamidades, invasiones, guerras. La farsa climática para destruir la economía real, con el ataque biológico con el virus made in china como catalizador y desencadenante.

Sin olvidar aquí el propio desastre español, al parecer elegido como conejillo de Indias entre los pueblos europeos para comprobar hasta qué punto la gente va a aguantar cualquier clase de abuso o sevicia, pérdida de hacienda o libertad, fraude o despotismo.  El problema ya no son las agresiones desde el Poder hacia el pueblo, que casi siempre han existido, sino la falta de respuesta hasta ahora de las víctimas contra los agresores. En este proceso de destrucción nacional instrumentado por comunistas y socialistas, apoyado por golpistas y blanqueadores de terroristas, con la escandalosa inacción del rey y de la oposición en defensa de España y de las instituciones, participan las élites incluidas muchas de las españolas cuyo patriotismo se está demostrando nulo.

Tampoco la Moral de la Ilustración parece seguir estando vigente. Es muy triste releer los antiguos textos básicos de la Ilustración como La Moral universal del célebre barón Holbach, traducido en España por Manuel Díaz Moreno allá cuando las Cortes de Cádiz.

El hombre es un ser sensible, inteligente, racional, sociable, el cual en todos los instantes de su duración anhela incesantemente por su conservación y felicidad…”

“La Moral es la ciencia de las relaciones que existen entre los hombres, y de los deberes que nacen de estas relaciones. O de otro modo: la moral es el conocimiento de lo que deben necesariamente hacer o evitar los seres inteligentes y racionales que quieren conservarse y vivir felices en sociedad…

“El pacto social es la suma de las condiciones tácitas o espresas, bajo las cuales cada miembro o individuo de una sociedad se obliga con los otros  contribuir a su conservación y felicidad, y a observar de su parte los deberes de la justicia. En una palabra el pacto social es la suma de los deberes que la vida social impone a los que viven juntos para sus ventajas comunes.”

De verdad, ¿con esto de la posmodernidad se sigue entendiendo así?

Me temo que no, si  a los hechos nos remitimos. El pacto social se ha roto. El hombre es tratado como ganado por el Poder aunque se disimula con engaños y falsedades. Embrutecido por pasiones sin domeñar, el hombre considera que tiene derechos pero no deberes que nacen de sus relaciones sociales.

En este proceso histórico de negro cariz homicida y liberticida, una de cuyas formulaciones actuales es la conocida como Agenda 2030, están las diferentes fuerzas globalistas, con mayor o menor consciencia e implicación. En especial, el neo marxismo de bolcheviques y mencheviques, sin olvidar a los centristas y neoliberales colaboracionistas opuestos al liberalismo clásico español resaltado por Cervantes o la Escuela de Salamanca. Fuerzas políticas mercenarias o mohatreras, algunas ciegas, todas ellas necesarias para la plutocracia durante la fase de transición a la futura dictadura global.

Y en este infortunado reino, saboteado por las propias instituciones monárquicas que le debieran defender, todos parecen estar en el ajo. Empezando por el rey que parece haber renunciado defender a España por cobardía o acaso para permitirse un último intento de hacer méritos con los amos para buscarse acomodo más o menos precario o subalterno en un futuro NOM sin naciones y por tanto sin reyes. Y terminando por las demás instituciones que, en general, han dejado de cumplir con sus cometidos, salvo la eficacísima Hacienda, inasequible al desaliento, a la voraz búsqueda del último euro que pillar al arruinado e indefenso súbdito contribuyente para seguir engordando la gusanera.

 

Termina un año terrible, de luces apagadas, de fin de época, pero en la oscuridad se puede observar mejor el camino de estrellas y su mensaje. Las instituciones han de ser reconstruidas. Lo que puede hacerse de muchas maneras, pero se hará, si no lo remediamos, conforme a los peores intereses de la plutocracia eliminada toda barrera moral y toda dignidad humana.

“El sol…en campos de zafiro pace estrellas…”

A falta de luces externas confiemos en que podamos encontrar el Sol Interior que nos permita alejar las tinieblas.

Acaso el nuevo año nos dé otra oportunidad, quién sabe si será la última de recuperar la civilización.

 

¿Nueva matanza de inocentes?

Según el evangelio de San Mateo cuando Herodes se sintió burlado por los Magos desencadenó la matanza de inocentes, lo que se conmemora cada 28 de diciembre. Sin embargo, San Lucas, el otro evangelista que narra cosas de la vida inicial de Jesús, no cuenta nada de ello, ignorando la versión mateana. Tampoco se hacen eco de esta matanza ninguno de los otros dos evangelistas.

Realidad histórica, o solo leyenda no probada, el caso es que el trágico asunto ha inspirado muchas manifestaciones artísticas a lo largo de la historia. Y de algún modo así sigue. Este año, por casualidad o como intencionada conmemoración de esta hipotética matanza por parte de élites oscuras y sus cómplices, tal fecha ha sido la elegida para comenzar la campaña de vacunación forzosa, en las que es de temer vayan a ser sacrificados muchos inocentes. Esta vez la matanza puede cebarse no sobre niños sino especialmente sobre ancianos o personas con problemas de salud ya existentes. Una terrible inocentada.

Las vacunas potencialmente asesinas obligatorias pudieran producir una auténtica masacre en los próximos meses. Es de suponer que precisamente por eso son obligatorias. Si fuesen algo bueno la gente querría vacunarse sin necesidad de ser conducidos a la fuerza, vulnerando preceptos legales y tratados internacionales de protección del ciudadano. Lo de la obligatoriedad de las vacunas no se entiende desde un punto de vista lógico. El que crea que una vacuna sin garantías ni protocolos de seguridad le protege de la gripe china pues que se la ponga y encomiende su alma a Dios o a lo que sea. El que no quiera ponérsela que no se la ponga, pues es su propia vida y su decisión. Y el que se la ha puesto se supone que no le afecta pues ya está protegido. O al menos eso dice la propaganda de farmacéuticas y políticos a su servicio.

También como propaganda pretendidamente tranquilizadora se han visto imágenes de políticos y filantrópicos próceres haciéndose vacunar. Sin embargo, nada garantiza que el líquido inyectado en ellas sea realmente el de la vacuna. Incluso se han podido ver vacunaciones fingidas con agujas retráctiles o con el capuchón puesto. Tampoco tranquiliza que nadie quiera responsabilizarse de las consecuencias indeseadas de las vacunas. Ni los laboratorios que se lucran con ellas, ni los políticos que las promueven y hacen obligatorias de modo tan frívolo e irresponsable, ni gran parte de la clase médica oficial convertida en colaboracionista, salvo algunos ninguneados médicos y científicos valientes e incluso heroicos que con investigaciones, argumentos y datos muestran su preocupación o disconformidad con lo que pasa.

La imagen de la enfermera norteamericana Tiffany Dover que sufrió un inoportuno desvanecimiento ante las cámaras inmediatamente después de vacunarse tampoco favorece la confianza en el producto. Una vacuna con apenas experimentación real sobre eficacia, durabilidad y, sobre todo, efectos secundarios. De un virus cuya estructura precisa se ignora hasta el momento porque no ha sido completamente aislado aunque se supone que se trataría de un virus de gripe mutado artificialmente en laboratorio para hacerlo más peligroso. Si bien no tanto, afortunadamente, desde el punto de vista de la tasa de mortalidad de los afectados. Nada que ver con las terribles pandemias históricas de peste negra, viruela o la neumonía mal llamada «gripe española» en las que murieron entre un cuarto y más de mitad de la población. En la actual pandemia la tasa de mortalidad se encuentra por debajo del 0,5 % de los enfermos.

Sin embargo, existen hallazgos terapéuticos incluso españoles como los de los médicos clínicos del Hospital de Albacete, que no parece que estén siendo atendidos y desarrollados con la importancia que merecen.  Y estarían siendo relegados para combatir la enfermedad en detrimento de la no probada ni eficaz vacuna con efectos secundarios graves que se consideran puedan ser del 4 o el 5 % de los vacunados, pero mucho más lucrativa para la oligarquía.  Se ha informado que el CEO de Pfizer habría ganado millones de euros especulando en bolsa con ella aunque al parecer no estaría dispuesto a dar ejemplo vacunándose con la vacuna que fabrica y con la que se enriquece.

Ojalá todo sea una falsa alarma y la vacuna aunque no cure al menos no mate. Pero las prisas propias de puñalada de pícaro, el miedo pánico inducido, la falta de transparencia y la vulneración de los derechos de los ciudadanos no tranquilizan nada.  Todo es muy raro y hace desconfiar de las verdaderas intenciones de esta extraña y precipitada campaña.  Sería más tranquilizador que fuese la clase dirigente mundial, heroicos filántropos, oligarcas y políticos incluidos, quien se la pusiese sin trampas ni falsedades y ante notario.  Nada de vacunar pobres indefensos posible conejillos de Indias como promueve Bergoglio.  Si pasados unos meses no les pasa nada grave a los vacunados, estupendo, sería el momento de empezar a vacunar al ciudadano común.

Ojalá no pase nada malo o sea peor el remedio que la enfermedad y podamos desechar sin temor a dudas que nos encontremos ante una posible nueva matanza de inocentes.

 

 

 

 

Listos para la eutanasia

Aunque se esperaba otra cosa dada la gravedad de lo que acontece en el sufrido reino anoche otra vez el mismo cansino rito. Cuando se vacía el corazón quedan los ritos, decía Lao Tsé, pero, vacío o no, otra vez más de lo mismo. Su Majestad leyó de modo monocorde, sin emoción ni convicción, como un párvulo que empieza a leer con escasa confianza en sus propias facultades, un texto que cabría calificar de estupefaciente.

La verdad es que después de una retahíla de diez minutos al final no se sabe muy bien qué ha dicho sustancioso más allá de los tópicos habituales. Salvo una serie de notorios embustes como que el Estado es sólido y las instituciones, buenísimas. ¿También Su Gobierno? El Estado monárquico está quebrado, fragmentado en taifas enfrentadas, y hoy con su casi infinita casta parasitaria de tendencia despótica constituye la principal amenaza a nación española y a la libertad, hacienda y prosperidad de los ciudadanos. Forma parte del problema no de su solución.

Su Majestad también aseveró que de otras situaciones peores hemos salido. No precisamente gracias a la Dinastía, todo hay que decirlo. Lo de que tenemos una gran historia como pueblo es muy cierto pese a haber firmado sin inmutarse leyes mendaces o inicuas como la de Memoria histórica que la ningunean o ponen en solfa. O poseer heroicos y patrióticos antepasados tales como Felipe V, Carlos IV, Fernando VII, Carlos María Isidro o Isabel II, que provocaron pérdidas territoriales, cruentas guerras civiles que tras encomiables esfuerzos y dedicación lograron destruir nuestra posición como potencia mundial.

Ahora bien, anoche me quedé con un par de cosas.

Es curioso que parezca dar a entender que la Suya es una rara Monarquía sin linaje, que no tiene nada que ver con Su propia dinastía ni siquiera con Su emérito padre hoy fugado, ni con el general Franco, el benefactor hoy traicionado de tumba profanada. Es decir, que surgió de la nada, limpia de polvo y paja, desnuda y admirable como Venus de la espuma del mar tras el soplo de un cefirillo democrático kissengeriano made in USA. Y que si no tiene linaje en cambio sí que tiene buenas intenciones como joven maduro de espíritu puro y pensamientos elevados, aunque hasta ahora los hechos no se correspondan muy bien con ellas.

Resignado a su suerte o sin voluntad de defenderse Su Majestad estaría listo para la eutanasia, cuya Ley acaba de firmar con su bonita letra prócer. La eutanasia suya política y la real con o sin vacunas de sus perseguidos, arruinados y humillados súbditos que no puedan escaparse a la escabechina impune que viene.  Su misión sería llevarnos adormecidos, narcotizados, engañados a las exquisitas delicias del globalismo plutocrático comunista europeo y mundial. El fin de España como nación y su propio final como rey de una nación desaparecida, devastada y al cabo destruida por su propio Estado. Si lo dice el rey, la derecha atávica, acrítica y alabanciosa le va a seguir hasta el abismo. Y la izquierda se lo quitará de en medio cuando ya no le sea útil para sus fines. Esta vez no se puso el pin de la liberticida Agenda 2030 como en otras ocasiones pero aquí sí que creo se le entendió todo. Estamos al final de un ciclo histórico mundial en el que la plutocracia ya no necesita el ropaje fingidamente democrático como legitimación. Una ficción que está cayendo en toda la civilización occidental, empezando por EEUU convertida en una República bananera con fraude electoral incluido.

Pero, ¿con qué figura o arquetipo de nuestra gran literatura encajaría don Felipe?

En el Gran Teatro del Mundo calderoniano le ha tocado un papel principal para el que se ve que no está preparado ni siquiera con un buen apuntador. Tampoco creo que tenga la sensibilidad ni menos el coraje o la rebeldía metafísica de un Segismundo para librarse de su prisión. Más bien su papel real, consciente o no, sería el menos lucido de una vieja trotaconventos, una Celestina o doña Brígida.  Una carabina de respeto para tapar y encubrir la orgía a los ojos de víctimas y bien pensantes.

Lástima que ya no tengamos un Quevedo, un Baroja o un Valle Inclán para glosarlo.

Hay quien dice que nos saldría mejor y más barato encargar a Japón uno de sus excelentes autómatas de I A, que desarrollaría mejor sus tareas y con mucho menor coste. Una vez soltado el oportuno discurso se le quitan las pilas, se guarda en su caja y hasta el año que viene.

No lo creo. Me conformaría con que Su próximo discurso se emitiese desde Abu Dabi.

 

 

Feliz Navidad

 

 

 

Feliz Navidad

a todas las personas de bien

 

 

 

Cervantes, clandestino

En la mayor clandestinidad y con el máximo sigilo para burlar las pesquisas policiales de Su Gobierno, de tapadillo, el valeroso don Felipe El Preparao ha entregado el Premio Cervantes a un catalán.  El heroico acto se perpetró lejos de la luz pública en las catacumbas de la sucia ciudad de milicianas desgreñadas, ladrones, okupas, golpistas, terroristas, desvirga melones y arrebatacapas en general.

Ya lo advertía el insigne escritor en su obra maestra. En el capítulo LX de la segunda parte de El Quijote durante su aventura con el noble bandido Roque Guinart, dice Don Quijote a un asustado Sancho: “no tienes de qué tener miedo, porque estos píes y piernas que tientas y no ves, sin duda son de algunos forajidos y bandoleros que en estos árboles están ahorcados, que por aquí los suele ahorcar la justicia cuando los coge, de veinte en veinte y de treinta en treinta, por donde me doy a entender que debo estar cerca de Barcelona.”

Sí, en efecto, esto está lleno de bandoleros por lo que deduzco debemos estar cerca de Barcelona ¡Pobre don Felipe El Deseado, sometido a estos sustos! ¡Qué falta de consideración!  Y además mira que tener que llevar el Premio al interesado, ¡como si fuera un repartidor de Amazon!

Pero sobre todo ¡Pobre Cervantes! Un valiente y sabio patriota que hizo frente al despotismo y la injusticia, hoy abusado y humillado por la indeseable tropilla borbónica, justo sus antípodas patrióticas, morales e intelectuales.

Bandoleros cada vez hay más. Se crían y engordan tan ricamente en el reino borbónico aunque a diferencia de entonces ahora no están en las afueras de la ciudad para perpetrar sus desmanes sino que ocupan las más altas instituciones de la pertinaz Monarquía. Ni ahora los coge la Justicia del rey ni menos los ahorca de veinte en veinte ni de treinta en treinta como sería menester.

Pero don Felipe como Sancho Panza, a lo suyo, “vengan días y vengan ollas”. Con la gran diferencia de que Sancho, siguiendo los sabios consejos de Don Quijote y la voz de su propia conciencia, sí fue un buen gobernador de la Ínsula Barataria.

Con este coraje inaudito, con tal inteligencia pasmosa, asombro de propios y extraños, ¿llegará Su Majestad al próximo 14 de abril en la poltrona real?

El siguiente Premio Cervantes, ¿acaso se entregará en Abu Dabi?

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.