Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

El Tribunal Supremo condena el golpismo lingüístico en Lugo

Mientras juzga a los golpistas catalanes, el Tribunal Supremo acaba de condenar el golpismo lingüístico en Lugo. Otra forma de traición y felonía copiada del infame modelo catalán. “Galicia es una nación sin Estado” sostiene con su doble lengua viperina y singular desparpajo el aún presidente de la Xunta y apoltronado prohombre del Partido Popular DE Galicia. Un mentís irrefutable a la supuesta renovación pro española que dice encarnar Pablo Casado.

Una forma de hacer Estado al servicio de la fementida nación gallega es expulsar al español del territorio regional sometido al telón del grelo y del DOGA, labor a la que se dedican con denuedo galleguistas de todas las especies. No solo socialistas acarlistados, mareas y vomitonas de todo jaez o pelaje, sino los heroicos chicos de Feijóo. El mismo que al otro lado de Piedrafita presume de patriota y hombre de Estado, mientras taimadamente le mueve la silla al bisoño y, por lo que hasta ahora se ve, impotente Casado.

La cosa empezó, como tantas otras filantrópicas campañas quijotescas, gracias a la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe cuya presidente es Gloria Lago. Se trataba de combatir el despotismo de la Ordenanza de Uso del Gallego en la Administración Municipal de Lugo. Un nombre equívoco que mal encubría la imposición totalitaria de la lengua regional contra la habitual en toda España, que el ciudadano tiene derecho a usar y que las instituciones por muy galleguistas que sean tienen la obligación al menos de respetar.

Según mis experiencias profesionales cuando aún estaba en activo y me interesaba como ingeniero por el estado de ciertos expedientes de proyectos de obras, las dependencias del ayuntamiento lucense situadas en un gran aunque poco funcional edificio extramuros eran una especie de oficina siniestra de La Codorniz. Averiguar qué pasaba o el motivo de los retrasos venía a ser un ejemplo del Principio de incertidumbre de Heisenberg. En efecto, era casi imposible determinar a la vez dónde estaba el expediente, o el porqué y el por quién no se había resuelto. A veces, en el colmo de la impotencia o para recuperarme del soponcio, buscaba consuelo en la vecina catedral junto a la preciosa imagen de la Virgen de los Ojos Grandes, a la que solicitaba Su milagrosa intervención.

Pero, Organización aparte, para solucionar estas abstrusas dificultades nada mejor que imponer la neolingua gallega expulsando ¡Vade retro! al malvado castellano vehículo de gestión y racionalidad ¡meigas fora!

El Supremo anula doce artículos de la infame disposición y condena al consistorio en costas.  Entre las anuladas se encuentran disparates tales como la prohibición del uso del español, el que los ciudadanos víctimas del consistorio no tengan que solicitar expresa y oficialmente la traducción española. O que los funcionarios no estén obligados a hablar siempre en gallego con sus víctimas. O la imposición de que los comisarios normalizadores bien cebados entre digestión y digestión hayan de aprobar la calidad de la neolingua galleguista empleada en los escritos.   

El lector se preguntará: estos excesos, disparates y despotismos hoy anulados por el Supremo acaso serán muy propios del ejemplar cosmopolitismo del actual Lugo galleguista, pero ¿qué tiene que ver el prócer Feijóo con estas arbitrariedades y felonías? Pues sí. Aparte de que, en general, esta felonía lucense es consecuencia de la canallesca política de Normalización lingüística de la Xunta, según la cual los ciudadanos españoles que no hablamos gallego somos anormales, el caso es que la Xunta aprobó la Ordenanza de marras por unanimidad. Incluso el consejero o ministrillo de Educación de Feijóo la puso como ejemplo y modelo de excelencia.

No se preocupen, la noticia será oportunamente tapada por la prensa del régimen por no ser políticamente correcta, y desde luego no va a dimitir nadie. La condena en costas la pagaremos las víctimas a escote. Pero, eso sí, ¡qué malos son los golpistas catalanes y qué heroicos, ejemplares y bizarros los galleguistas nuestros!

Mi enhorabuena a la asociación pro derechos civiles Galicia Bilingüe y a su presidente Gloria Lago por haber dado, y ganado, esta desigual batalla a favor de la Libertad y los derechos civiles de los ciudadanos españoles que viven en cualquier parte de España, incluido Lugo.

….

Hernán Cortés contra la Memoria Histórica

La verdad es que ya no sorprende ninguna renuncia procedente de los socialistas españoles. La última fechoría de gentes acomplejadas, renegadas, oportunistas y acomodaticias como Vara el prohombre extremeño actual de la cosa socialista, es ningunear y boicotear el merecido homenaje a nuestro genial compatriota y su paisano, don Hernán Cortés, con motivo de los quinientos años de la conquista y civilización de la Nueva España.

Un miembro del grupo socialista extremeño, un tal Labrador, ha tratado de ridiculizar la iniciativa popular para que se introduzca tal acontecimiento histórico en la agenda gubernamental. Los socialistas extremeños junto con los no menos heroicos y filantrópicos comunistas bolivarianos han votado en contra. En contra de España, de su extraordinaria Cultura y de las hazañas de su propio paisano.

El ministro sanchista de Cultura, valga la paradoja o contradicción en términos, ha declarado que no se atrevían a celebrar tan merecido homenaje porque “México es complicado”. Toda una muestra de sentido del honor, el deber y bizarría que muestra hasta qué punto ha degenerado la raza, pertinaz socialismo mediante, desde los tiempos del gran extremeño cuyo homenaje se hurta hasta ahora.

Méjico es complicado, desde luego, pero antes de rendirse al enemigo convendría comprender la magnitud de los fenómenos históricos y en honor a la verdad presentar batalla en lo ideológico y cultural, como hiciera el intelectual, diplomático y ministro republicano Salvador de Madariaga en sus Memorias:

“El peligro en Méjico se agrava por el abierto antihispanismo de no pocos intelectuales, tan irracional que muchos son entre ellos los que se identifican con Montezuma y hasta con Cuautemoc antes de sentir con Cortés…. Todo ello va envuelto en cierta hipocresía más o menos consciente. Los aspectos más repulsivos de la cultura azteca- el abrirles el pecho a las víctimas y arrancarles el corazón para ofrecerlo aún palpitante al dios antropófago, los banquetes más o menos rituales de carne humana se esfuman y esconden cuando no se niegan-. Las piedras de sacrificio se exhiben pero no se describen. La historia se adapta al modelo antiespañol…

Pero Méjico no llega a cuajar como nación una y fuerte porque niega a su padre. Méjico es una creación de Cortés, pero los mejicanitos no reciben en la escuela más que grotescas deformaciones de lo que fue la conquista fundadas en que aquellos conquistadores reviven en estos españoles, siendo así que aquellos conquistadores viven hoy en la parte blanca de la sangre del mejicano de hoy; por lo cual la enseñanza (¿?) insensata que se les da solo tiene por fruto la guerra perpetua que, en la sangre, lleva Méjico.

Cuando publiqué en Méjico y en Madrid (1972) un artículo sobre la verdadera fundación de Méjico, exponiendo estas ideas, recibí de un joven mejicano una carta indignada echándome en cara que yo diera por padre de Méjico a Hernán Cortés, que era un extranjero. Firmaba dos apellidos tan castellanos como Gómez Fernández. Le contesté que leyera el artículo primero antes de escribir tales disparates porque él no se llamaba Chichimecatecutli, sino Gómez Fernández, de modo que sin Cortés, ni siquiera existiría.” 

Como entonces al célebre escritor y diplomático republicano, a mi me también me ha llamado la atención durante mi experiencia en Méjico como muchos mejicanos actuales, con nombres y apellidos de origen español, se identifican con los aztecas, un pueblo genocida, criminal, caníbal, comparables a los nazis, que ni siquiera era autóctono de Méjico como otros a los que había sojuzgado gracias a su salvajismo, ferocidad y crueldad. Los aztecas procedentes del N O de América habían protagonizado un éxodo similar al de los judíos en busca de la tierra prometida pocos siglos antes de la llegada de nuestros gloriosos antepasados encabezados por un extremeño universal como don Hernán Cortés. Un verdadero genio de la psicología militar que solo con unos pocos soldados consiguió aliarse con las civilizaciones mesoamericanas oprimidas y esclavizadas por los fieros aztecas para encabezar la coalición que consiguiera derrocar al terrible imperio caníbal.

Por desgracia Méjico no sólo no ha cuajado en nación una y fuerte como se lamentaba Madariaga sino que ha venido a resultar un estado fallido, trufado de violencia, mediatizado por mafias dedicadas al narcotráfico, a la mercadería de personas o armas, cuyo germen acaso ya se encontraba desde que interrumpiera la ingente labor civilizadora de España.  Si aquí, según sostiene Gonzalo Fernández de la Mora en ensayo famoso, uno de los grandes lastres y dramas nacionales es lo que llamaba la envidia igualitaria, tan astuta y lucrativamente explotado por los socialistas y demás repugnantes zurdas españolas, allí la cuestión de hispanofobia posee un componente racial, y en cierto modo racista: el del mestizaje y la envidia del blanco. Es la guerra en la propia sangre a la que se refería Madariaga con tanta perspicacia.  

Aunque el mestizaje e hibridación multiculturalista, previstos por Kalergi hace un siglo y ahora programados a lo Soros el promotor del resistente, va a avanzando tanto en España como en el resto de Europa, aún no ha alcanzado cuotas de ingobernabilidad irreversible. Sin embargo, el PSOE se comporta como los mestizos mejicanos renegados, lleva en la sangre un odio visceral a España, a la Cultura, a nuestra Historia. Y demuestra carecer del más mínimo sentido del ridículo cuando al mismo tiempo que ningunea gestas históricas como la de Cortés, o la ingente obra de España en América, el baboso doctor mohatrero se pavonea por las televisiones mercenarias presumiendo de su heroica resistencia gracias a un mamotreto cronicón mal parido por una complaciente subsahariana todo a cien (mil).

En efecto, esta gente encanallada de impostores, falsos doctores, filo golpistas, tropilla arrebatacapas hembrista o LGTBI se ha propuesto borrar la historia que no puede tergiversar.  Hernán Cortés es uno de los grandes genios militares de todos los tiempos. Un personaje de epopeya, alguien que escapa en toda su grandeza a la obtusa comprensión de los actuales corruptos patrocinadores de la mal llamada memoria histórica y sus varios pilla, pilla asociados. Gentes que también niegan a su padre o ignoran de donde proceden. Pues España es una creación no solo de Cortés sino de todo el resto de grandes personalidades de la Espiritualidad, la Cultura, la Milicia, la Política o la Sociedad que han contribuido durante siglos a levantar lo que unos cuantos ignorantes, sectarios, fanáticos, mercenarios renegados están destruyendo con el aplauso de la chusma ignara.

La aventura militar que inicia Cortés, a diferencia de lo propio de los imperialistas anglosajones, la continúa toda España trasladando su idea de la civilización y crea Universidades y Hospitales en América. El verdadero inventor del derecho de gentes, el padre Francisco de Vitoria de la escuela de Salamanca, es el instaurador del principio de la libertad e igualdad jurídica de todos los pueblos, que define hasta ocho títulos de justo dominio en las Indias. No se puede negar que uno de los motores de la aventura española en América fuera, como decía el arcipreste de Hita, el “aver mantenencia”, y por tanto la búsqueda de riquezas materiales. Pero tampoco hay que olvidar el renacentista deseo de fama y gloria como uno de los móviles psicológicos de la empresa española.

Honra a España el que se haya podido plantear siquiera el debate moral sobre la conquista incluso contra la razón de Estado. Como honra también el que se intentaran frenar los abusos con leyes como las de Burgos o Valladolid en el mismo siglo XVI.

El hecho de que dos siglos después de la independencia los congresos indigenistas americanos preocupados por sus reivindicaciones políticas y económicas sigan debatiendo casi lo mismo que en Valladolid discutían Las Casas y Sepúlveda en el siglo XVI, parece prueba irrefutable de que la postergación del indio americano no es cosa tanto de la supuesta crueldad del conquistador español, cuanto de la propia naturaleza del indígena, del mestizo y en general del hombre y la sociedad, de modo que para levantarlo de su abatimiento tradicional sea preciso invertir más en educación e integración social.

En todo caso, si la América Hispana existe aún como unidad histórica y no ha sido desmembrada  por los intereses de otras potencias como en África, se debe a la lengua española, como un admirable símbolo de independencia política que ha permitido a nuestra América ingresar en la civilización occidental. En palabras del tan poco sospechoso Neruda: De los yelmos de los feroces conquistadores salían piedras preciosas, las hermosas palabras de la vieja lengua de España.

Lengua española, instrumento de cultura universal que también ¡oh sorpresa! es ninguneada y perseguida por toda esta bien cebada bellaquería actual que se opone al merecido homenaje a un antepasado ilustre. Padre de Méjico y honra de España y de la Hispanidad.

De Rashomon, juicios y encuestas

Sobre todo para los más jóvenes entre los amables lectores, puede que no venga mal recordar que Rashomon (1950) es una de las memorables películas de la historia del cine, una obra maestra del gran maestro japonés universal Akira Kurosawa. Con grandes actores como Toshiro Mifune, Masayucki Mori o Machiko Kyo. Plantea uno de los problemas fundamentales de la Filosofía, la cuestión epistemológica, la posibilidad de conocer la realidad, amén de la verosimilitud de los relatos que intentan dar cuenta de la misma sobre todo cuando el observador o el narrador tienen intereses particulares en ella. O, en todo caso, como señala uno de los protagonistas, un bienintencionado aunque acongojado sacerdote, cuando la naturaleza humana está degradada por el pecado.  

La película narra una historia del Japón medieval. Para protegerse de un gran chaparrón torrencial tres personajes se refugian en las ruinas de un templo dedicado a Rashomon y mientras dura el aguacero se ponen a charlar acerca de un reciente e impactante suceso. La muerte de un guerrero y la violación de su esposa asaltados por un famoso bandido, así como las declaraciones de protagonistas y testigos durante el juicio posterior. Se suceden hasta cuatro versiones diferentes, con innovadores flash- backs junto a paradójicos homenajes al cine mudo. Y sucesivos cambios en los papeles de héroes y villanos atendiendo a quien cuenta la historia. En algunos de los cuales, para mentís y confusión de modernas hembristas especuladoras con la granjería de la violencia de género, la condición femenina representada por la protagonista no sale demasiado bien parada. Ni tampoco los roles reales resultan demasiado coherentes con los que cabría esperar de los respectivos status sociales.

¿Héroes o villanos? Aunque sin un gran Kurosawa para contarlo, casi setenta años después, la realidad imita al arte en el juicio que acaba de empezar en la sede del Tribunal Supremo para juzgar a los golpistas catalanes y sus violaciones de la Ley y el Estado de Derecho. 

Aquí también las versiones difieren, aunque ahora no es como en los lejanos sucesos contados por Kurosawa y afortunadamente existen muchos testigos del delito, entre otras cosas porque no sólo no fue ocultado sino que se jactaron de él como bandidos soberbios y vanidosos que se creían impunes. Pero cobardes y llorosos como plañideras mercenarias, cuando comprueban como se acerca la inexorabilidad de la Justicia. Huyendo de ésta, el fugado bandido Puigdemont, héroe imposible aunque satánicamente asesorado para hacer todo el mal posible a España, ensaya un relato verdaderamente inverosímil, pero que sirve a sus intereses criminales.

Intereses que también se ven reflejados en las encuestas provisionales que se están publicando acerca de los resultados esperables de la futura votación anunciada por el doctor fraude para el 28 de abril. Buenos y malos, héroes y villanos, patriotas y mercenarios, varían en las apreciaciones de cada encuesta. Ninguneos y calumnias, dímes y diretes, tergiversaciones interesadas, disimulo de crímenes, mohatras varias, todo vale para el fin de confundir y engañar al personal, llevando al viejo redil a los más inquietos, lúcidos o valientes. Y ¡cuidado! Que, como nos enseña Cervantes, ¡los lobos pueden ser los mismos pastores guardianes del rebaño!

También vuelven las habituales presiones sobre el llamado voto útil y el mal menor. Hemos comprobado como los sucesivos supuestos males menores dan lugar a un gran mal mayor que agrava el desastre hasta hacerlo apenas reversible. Y que normalmente no hay nada más inútil para el ciudadano que el llamado voto útil. Útil, sí, pero ¿para quién?

No se sabe lo que pasará el anunciado día de autos, pero menos aún lo que habría pasado sin falsificaciones y relatos tergiversados, ni tampoco con una ley electoral más representativa de la voluntad popular, sin listas cerradas ni apaños D ´Hont. Pero nuestra idea de la realidad, o mejor, la idea sobre la realidad que pretenden hacernos creer, condicionan nuestra conducta y pueden llegar a modificarla, en paradoja que suele resultar funesta.

Kurosawa termina Rashomon con una muestra de esperanza. Incluso el falaz leñador que se aprovecha del delito y da una versión falsa del mismo para esconder sus propias acciones puede tener un rasgo de generosidad y bonhomía.  

Más allá de los relatos y versiones, creamos en lo que creamos, ojalá hagamos lo correcto, que coincide en seguir la propia conciencia, entrenada en la comprensión del bien y del mal a través de nuestra experiencia. Digan lo que digan, lo útil no puede ser la incoherencia.  


Con la mosca tras la oreja

Que un tipo despreciable, felón, encanallado, cómplice, embustero, mohatrero, cambie de opinión en cada momento según sus conveniencias aunque siempre dentro de una constante vocación antiespañola, ya no nos sorprende. Pero, que lo haga sobre lo que hasta ahora venía siendo su razón personal de ser, okupar la Moncloa a cualquier costa, no deja de llamar la atención. ¿Por qué lo ha hecho? O, formulado de otra manera, ¿Quién le ha ordenado convocar elecciones ahora?

Ha tenido que ser una indicación u oferta que no pudiera rechazar. Sinceramente, yo era de los que creía que el felón no se iba a ir voluntariamente de la Moncloa. De modo que buscaría la forma de apoltronarse sine die en Palacio, haciendo o perpetrando lo que fuere menester. Sin embargo, hay poderes fácticos internacionales muy poderosos a los que sus servidores no les pueden decir no.

Desde luego, existen razones de oportunismo para convocar ahora, tales como pillar a dos formaciones rivales en reorganización. O evitar la posible debacle de su partido en las autonómicas y municipales. Es decir, el cuanto más tarde, peor, salvo que se consume totalmente el golpe y a otra cosa mariposa.

¿Tendrá razón master chef  Tezanos cuando sostiene muy campanudo que la PSOE va a ser el partido más votado? ¿Cómo puede ser eso posible en un país civilizado? Pero, ¿acaso no valía más pájaro en mano, que ciento volando?

Hay algún que otro precedente famoso de sorprendentes retiradas o dimisiones inopinadas vistas sus trayectorias: Benedicto XVI se fue en diferido ante alguna indicación irresistible. El campechano emérito de modo fulminante también al día después de finalizar la reunión Bilderberg de ese año.

El petulante yernísimo no parece que haya recibido a “Soros” otra vez en los redecorados salones la Moncloa. Pero sí que se ha decidido, y comunicado a su peón, un cambio estratégico acerca del futuro programado para España.

El recambio al Frente popular con golpistas catalanes y vascones, podría estar ahora en un futuro contubernio entre los restos de la PSOE y el incierto partido trasvestido franco catalán de Valls y Rivera, en una renovación actualizada de su anterior pacto. Un tinglado un poco más presentable que la desconcertante y repugnante alianza con comunistas bolivarianos junto a la extrema derecha golpista robaperas de pura raza superior catalana y de la carcundia racista clerical vasca.

Si no se puede o resulta demasiado costoso cargarse España a las bravas mediante una independencia unilateral catalana, se pueden obtener resultados prácticos análogos mediante una reforma constitucional de tipo “confederal”. Una voladura controlada de la Nación en la que colaborarían con entusiasmo la PSOE y los Ciudadanos, ambos constitucionalistas de quita y pon, dispuestos a liquidar lo que queda de soberanía nacional trasladándola de facto y, en lo posible, de iure a instituciones globalistas antidemocráticas. 

Visto lo visto, la Corona no se opondría siempre que no figurase la temida palabra República. Siempre que pudiese continuar como vistoso florón o carabina tapa escándalos. En realidad tampoco pinta ya nada en Cataluña y otros lugares en cuanto a garantía de legalidad constitucional o derechos civiles se refiere, salvo ser motivo de befa y escarnio impune. Como decía otro Borbón, dame pan y llámame tonto. Y si sale, sale.

……

Venezuela desde España

Paseando por la preciosa ciudad monumental de Cáceres un querido amigo me preguntaba por mi opinión sobre lo que estaba pasando en Venezuela. Si hay un buen lugar para la reflexión y el debate sereno acerca de cuestiones importantes más allá de las urgencias o distracciones cotidianas es la ciudad antigua de Cáceres donde cada rincón está cargado de Historia y sus piedras centenarias han visto pasar civilizaciones y han sido testigo de pugnas, zozobras y batallas de todo tipo. Y que, desmoche de sus altas torres señeras como castigo a elegir el bando perdedor mediante, ha sufrido en su propia arquitectura y paisaje urbano las consecuencias de algunas de ellas. Decía Platón que la Belleza es el resplandor de la Verdad y ciertos entornos hermosos nos ayudan.

La simpatía por un pueblo como el venezolano que para bien o para mal es heredero de nuestra civilización no debe entorpecer el intentar comprender lo que pasa ni menos contemplarlo de arriba abajo como si fuese un experimento de cobayas con cuyos sufrimientos actuales nosotros ni el resto del mundo tuviéramos nada que ver. En el desastre venezolano actual han influido varias concausas, algunas de origen tan remoto como la independencia bajo el poder despótico de un personaje tan turbio, violento, corrupto y felón como Bolívar. La toma del poder sin las cortapisas legales de España por parte de la ambiciosa clase criolla, antecedente de una casta oligárquica incapaz de ordenar y organizar como clase dirigente el progreso real de uno de los países mejor dotados de recursos naturales del mundo, que mediante un cierto turnismo se repartía el botín venezolano con apenas alguno que otro sobresalto.

Estériles fueron las prédicas de gentes lúcidas bienintencionadas como Arturo Uslar Petri que pretendían sembrar petróleo para con el apoyo financiero de la renta de las exportaciones crear las bases de una economía relativamente autónoma y establecida sobre sólidas bases diversificadas permanentes menos sensibles a los avatares del manipulable y manipulado mercado internacional de crudo. Bases económicas que permitiesen el desarrollo y consolidación de una creciente clase media educada, que pudiera disfrutar de cierta estabilidad económica y capaz de exigir el funcionamiento de instituciones verdaderamente representativas, eficaces y honradas dirigidas al bienestar de la Patria y a promover la dignidad del  pueblo venezolano. Pero ello chocaba a corto plazo con los intereses de dominación de la oligarquía y desde luego con la propia dinámica de la globalización y del papel que asigna a cada pieza en el rompecabezas de naciones cada vez menos soberanas de la explotación integrada mundial. Sin una verdadera soberanía real el famoso “Bien común” de la tipología política aristotélica no parecía posible fuese cual fuese el titular o titulares del Poder. Y sin respeto a ley ni verdaderas instituciones dignas de tal nombre más allá del consabido ahí van leyes do quieren reyes tampoco se puede lograr ese Bien común.

No deja de ser paradójico que en estos tiempos de globalización inmisericorde la existencia de abundantes recursos naturales resulte más una condena dramática que una promesa de bienestar para los pueblos. Gentes que son sometidas a desestabilizaciones, guerras, saqueos y sabotajes por parte de sus corruptas y antipatrióticas oligarquías locales en connivencia con los grandes poderes de la plutocracia internacional.  Gentes a las que ya ni siquiera les queda el recurso más o menos eficaz o teórico de invocar las antiguas y bienintencionadas leyes de protección de la metrópoli de la anterior etapa imperial. Gentes que antes podían disfrutar de las ventajas de la república parlamentaria turnista en el robo o el saqueo o bien ahora de las grandes maravillas de la siniestra república bolivariana. Una dictadura criminal so pretexto de lograr el socialismo y la satisfacción de las necesidades del populacho a redimir. Un populacho violento, zafio, sin educación, resentido, que padece envidia igualitaria, sometido a sus más bajas pasiones y a una falaz y embrutecedora propaganda, capaz de jalear o amparar por falta de criterio espiritual, moral o intelectual las mayores felonías.

Una clase dirigente renovada e impostada de comunistas, canallas, narcotraficantes, formada o protegida por los milicos de un narco-ejército prostituido y envilecido, saquea al país y somete a la población con la complicidad de parte de ella a su tiranía. Cuando no hay criterios resulta fácil hacer confundir el caudillaje con el mito del Héroe. Caudillo y héroe son cosas distintas, habitualmente opuestas. 

Pero, ¿puede haber república sin republicanos o democracia sin demócratas?

Buena pregunta que también podemos aplicarnos nosotros. Desde España parece que podemos comprender bien y compadecernos lo que pasa en Venezuela pero que no demostramos la misma lucidez y valentía en el análisis para entender nuestra propia crisis terminal del corrupto Régimen del 78. El que, al menos por ahora, no alcancemos afortunadamente tal nivel de degradación no significa que no podamos llegar a él en un futuro más o menos inmediato. Muchos de los ingredientes son los mismos con mayor o menor grado de perversión o virulencia. Una oligarquía corrompida y lamentable que demuestra carecer del más mínimo sentido de patriotismo. Unas repugnantes y prostituidas zurdas antinacionales que jalean al populacho cada vez más embrutecido y degradado por la propaganda y hacen de incoherente cirineo de las más ventajistas y abusonas oligarquías de la periferia y sus formaciones políticas de extrema derecha racista, xenófoba y despótica. Un grupo de falsa y corrupta derecha política supuestamente nacional española conchabado con las anteriores. Una jefatura del Estado autista y de solemne y huera guardarropía que finge que no pasa nada anormal en Su Reino para no actuar y soltar cínicos discursos estupefacientes con motivo de alguna encopetada inauguración o pasarela de modelitos.

Apenas disponemos de soberanía real, sometidos nuestros legítimos intereses como nación a los geoestratégicos del capitalismo financiero internacional gracias a un sistema político lamentable y despilfarrador que conspira contra la Nación, una clase dirigente corrupta e inepta, carente de amor a España, que dilapida ingentes recursos con cargo a deuda, no promueve la educación, la cultura, el mérito, ni menos el bien común más allá de sus mezquinos intereses económicos cortoplacistas, en los que la corrupción tiene un papel decisivo y lastra la correcta asignación de recursos.

Otros factores desde luego son muy diferentes. Geográfica y políticamente nos encontramos en el continente europeo, si bien en la periferia más fácil de sacrificar llegado el momento. No asistimos a ese grado de violencia desbordada con índices de criminalidad pavorosos. Parte de la clase media española, al menos la más sabia y de más edad y mejor educación, aún resiste. Si bien estamos indefensos por nosotros mismos, con un ejército casi neutralizado o encargado de misiones o cosas que ni nos van ni nos vienen, se nos concede, por ahora, la tregua de permanecer a otro bloque geoestratégico que el caribeño. Según parece carecemos de petróleo, lo que visto lo que está pasando resultaría casi una bendición. Aunque para algunos analistas tras la sedición catalana jaleada por el fuego amigo de nuestros socios sionistas y globalistas financieros estaría la existencia de reservas en el Nordeste de España y sus aguas territoriales, tesoro que se dispondrían a explotar.  

Pese a la macabra ironía de las supuestas puras razas superiores catalanas o vasconas, hasta ahora carecemos de la heterogeneidad racial de Venezuela, si bien ello está en proceso acelerado de cambio gracias a las invasiones inducidas y o consentidas. Podemos enorgullecernos de una historia milenaria, gloriosa, que se pretende esconder o tergiversar gracias a la ignorancia o con engendros criminales tales como la llamada Memoria histórica, donde grandes genios militares como Hernán Cortés o Blas de Lezo son calumniados o ninguneados. O, con motivo de centenario, no se reivindica la hispanidad de la primera vuelta al mundo por Elcano. Un nombre que algunos contemporáneos acaso les sonará no por tal gesta histórica sino por asociarlo a un buque escuela de guardiamarinas donde hace poco se ha encontrado algún sustancioso alijo de cocaína.

¿Qué pasará? No lo sabemos. Ojalá se pudiese evitar un conflicto armado, pero parece muy difícil poder desplazar del poder a una casta militar muy violenta dedicada al saqueo del petróleo o el tráfico de drogas o de oro. Y en el supuesto caso que se lograra, ¿se volverían a las andadas?  En buena parte se deberá a las condiciones en que se consume el hipotético desalojo del poder del criminal régimen bolivariano y de sus principales protagonistas. Cabe la posibilidad de que esta grave crisis todos los venezolanos y en especial la clase dirigente extraigan las lecciones correspondientes.  También que, por el contrario, la oligarquía venezolana vuelva a las andadas y nadie aprenda de esta experiencia de fracaso, dolor y sufrimiento.

Venezuela es motivo de preocupación mundial. Para nosotros los españoles debiera serlo por solidaridad fraternal con su sufrimiento. Para algunos políticos y empresarios porque puedan desvelarse comisiones, sobornos o complicidades inconfesables. Pero, para los más sin duda se trata de una región de extraordinaria importancia geoestratégica, un escenario más de la presente confrontación entre mundialistas unipolares y multipolaristas. Con una economía mundial tan delicada y sensible a tantas incertidumbres, un nuevo conflicto abierto que afectase a la estabilidad de precios de la energía y al balance de intereses geoestratégicos puede suponer otro factor de grave riesgo para la paz mundial.

Sea como sea, no se debe olvidar que la verdadera esperanza de un futuro mejor está en la educación en su raíz más honda y noble. Educación dirigida al ser más que instrucción para el tener. Para formar gentes con valores espirituales, morales e intelectuales. Que conozcan y amen su Tradición y su Cultura. Es decir, para que al cabo exista una república con republicanos y una democracia con demócratas.

Suenan los pasos lentos por el viejo adarve solitario bajo la noche estrellada. Una construcción defensiva que hoy ha quedado como pacífico escenario para el paseo sosegado. Ya asoma la luna que tantas cosas ha visto y … verá.

………

Sin VOX, ¿ni voto?

La visibilidad de VOX como fuerza política emergente, e incluso como única fuerza verdaderamente distinta o crítica de las hazañas del tinglado arrebatacapas en el que ha degenerado el devastador régimen autonómico del 78, está provocando un cambio estratégico en la representación.

Para algunos, VOX es más de lo mismo. Otra mohatra puesta en el escaparate por el sistema para seguir entreteniendo y luego burlar al personal mientras destruye la nación a mayor gloria del NOM y le santigua los bolsillos. Achacan su amistad con Israel, es decir, ser otra marca de alguna de las facciones sionistas plutocráticas dominantes tanto en el mundo como en España a añadir a las ya existentes. Un tinglado para habilitar las mañas del palomo ladrón, aquel que vuela pintureras acrobacias cerca de otros palomares para atraer sus ingenuas palomitas integrantes al suyo.  O bien otra marca o franquicia más para ocupar nichos del mercado electoral que como las Zara, Maximo Dutti, Stradivarius, Uterque, Bershka…, pertenecientes todas a la misma matriz INDITEX, hacen en el mundo de la moda.

Pero, la aparente preocupación y reorganización de las fuerzas políticas parlamentarias ya establecidas con o sin “cordón sanitario” parecería desmentir esa hipótesis. Aunque todo pudiera depender del nivel de análisis y del escalón o lugar en el escalafón político internacional. Lo que se ve como amenaza y competencia por la disputa del botín entre los escalones inferiores del negocio político empresarial sería una hábil jugada maestra por parte de los directivos y consejo de administración. Y no digamos de los pocos accionistas anónimos que siempre ganarían.  La actual histeria anti VOX del partido franco catalán de Valls y Rivera puede entenderse bien como sobreactuación histriónica bien como genuina preocupación por el qué hay de lo mío o por el barrunto de que pueda esfumarse el botín prometido en Bilderberg y quedarse sin el santo ni la limosna.

Puede que VOX se convierta en lugar de atracción no solo de bienintencionados españoles más o menos hastiados y desesperados por la suerte de su nación sino desde luego de inoportunas e indeseables moscas que acuden a la rica miel, de modo que más allá de los deseos iniciales, se convierta en a otra facción más del monipodio.

Sin embargo, algunos de los dirigentes de VOX son supervivientes que han sufrido y se han curtido por las persecuciones criminales de ETA y el nacionalismo vasco. Merecen como poco al menos el beneficio de la duda. Beneficio de la duda que se va acabando para Casado y su presuntamente renovado PP.  En las escaramuzas entre casadistas en el escaparate y sorayistas emboscados parece ser que van ganando estos últimos.

Serían varias las causas. El PP actual, aunque con marca ya muy desacreditada por su poca fiabilidad, es un negocio venido a menos con miles de sucursales y tenderetes abiertos en todo lugar, voraces por crear y ordeñar presupuestos públicos en cualquier nivel y parte de España. Una especie de C.E.D.A. sui generis.  Porque si bien es confederación, cada una a su aire y con sus mañas, de “entidades” autónomas, sería exageración, salvo en la facción nacionalista gallega similar a la vasca o catalana, tildarlos de derechas. Como mucho de no izquierdas. Aprueban o apoyan felonías como la Ley de vergüenza de género o de memoria histórica, la inmersión lingüística en gallego o catalán. No paran e incluso subvencionan la invasión de ilegales. Promueven o mantienen la pérdida de soberanía y cesión de competencias dirigidas a instituciones globalistas no democráticas. En ciertos lugares de España dificultan o incluso impiden, lo que ya es rizar el rizo de la felonía, la educación en español. O expresarse en español, como ocurre en el Parlamento regional gallego donde el PP de Feijóo dispone de mayoría absoluta y donde reclama más competencias destructivas similares a las de Cataluña o País Vasco..

En cada lugar dicen una cosa y hacen la contraria. Y, si con barba, San Mariano Antón y si no, la Purísima Concepción. A sí se explica que el actual señor del feudo gallego sostenga sin empacho, muy orondo y sin ser llamado al orden por la superioridad competente, que Galicia es un nación sin Estado dotada de una lengua tan antigua como la que más. Y en Baleares, pues lo mismo.

Sobre corrupción habría mucho que hablar. Contra la propaganda de las repugnantes zurdas españolas que domina los media gracias a la siniestra Soraya, el PP no es el partido más corrupto que campa en el vasto y profundo monipodio de la monarquía española. Un ejemplo. Se airea la condena a Rato, todo un vicepresidente del gobierno de Su Majestad, personaje ejemplar desde luego, pero se ocultan las de su nutrida escolta de izquierdistas y comunistas de UGT, PSOE, IU, o CCOO. Sin olvidar las hazañas de la madre abadesa, insaciable matriarca de los Pujolone. O las de los socialistas y comunistas ladrones del dinero de los parados.

Si el cobarde felón que le ha pastoreado hasta ahora ayudado por sus inciertos e inciertas perros y perras pastores y pastoras mil razas en verdad tiene razón, y la economía es lo único importante, no es de extrañar que el heroico militante medio aburguesado e inconsciente de sus graves responsabilidades contraídas se arrime al sol que más calienta y a falta o a la espera de exquisitos percebes o polbo da feira se asegure sus buenos garbanzos o judías con chorizo.

Sin embargo, para la honrada gente de bien dentro del partido, preocupada por el presente y el futuro de España, de la Libertad y de los españoles, la situación no es nada halagüeña, al menos por ahora. La retirada parcial y provisional del funesto clan galleguista ha hecho visible el tremendo daño causado al partido, ahora ayuno de credibilidad. Un partido sometido a los intereses, maniobras e insidias tanto de mercenarios del NOM como de nacionalistas gallegos, valencianos o baleares, sin olvidar la influencia del clan LGTBI. De modo que lo que sería un notable si no decisivo punto fuerte frente a su competencia VOX, es decir, su organización y cuadros en toda España, se convierte en su paradójico punto débil, si la nueva directiva no es capaz como hasta ahora ocurre, de hacer maniobrar el mastodonte, soltando lastre, e incluso la peor parte de su tripulación por la borda. Casado debiera hacer caso a los sabios consejos de Séneca cuando decía que quien no sabe a dónde va nunca encuentra viento favorable.

Pero el nuevo presidente sí declara saber a dónde va. El PP va, o debiera ir, a hacer lo que tendría que haber hecho antes de traicionar a su electorado, que curiosamente es lo mismo que pretende realizar VOX, si le dejan.  Pero el viento favorable, el aprovechamiento de su éxito en las elecciones internas para descabalar y neutralizar a su peligroso enemigo dentro del partido, va pasando y ya se está empezando observar una situación paradójica. A nivel de empleados o de aparato de la enorme empresa PP, es la tropa y cordadas de Soraya, que acaba de solicitar ayuda y protección mohatrera a su compinche Cebrián para reconquistar poder, las que están aprovechándose de que Casado les haya salvado del fracaso absoluto en Andalucía. Y ello relegando a los propios casadistas declarados.

Cuando se consiente esto o se coloca a sorayistas para dirigir la próxima campaña electoral de mayo, se mandan al observador varios mensajes a cada cual peor. O bien Casado no se entera y lo de la renovación en objetivos programáticos resultaría ser mero oportunismo, porque en el fondo daría igual, vengan días y vengan ollas; o bien se entera pero disimula por su incapacidad para renovar el negocio, modernizar el catálogo de productos y desechar al personal más indeseable. Mal panorama para seducir a un electorado progresivamente asqueado y escarmentado por tantas traiciones anteriores.

Y el mensaje para el heroico militante adocenado en nómina tampoco es mejor. Dejémonos de aventuras y novelerías y apoyemos a quienes nos permitían, permiten y permitirán renovar las judías con chorizo.

Amén.

NOTA: la Foto de Soraya S.S. con Cebrián procede del periódico OK Diario

. . .

Después de la Candelaria…

… Que es fiesta de la Luz, anticipo de la presentida primavera, por San Blas, la cigüeña verás. Y si no la vieres, año de nieves. Durante la nevada de esta semana se ha sabido que la oronda cigüeña, una vez repuesta del merecido revolcón, está preparando su vuelta al mamoneo compinchada con su colega bilderbergiano, gran prócer caballero de mohatra mediática del pijerío monipódico arrebatacapas y santigua bolsillos.

En un hotel madrileño, el mohatrero periodista ha sido visto conspirando con la niña Soraya. Al parecer, la ambiciosa lady Matbetch del Pisuerga, habría pedido renovado apoyo en pago a los servicios ya prestados al rojerío mediático y político desde su prominente puesto en el gobierno de la PP de Mariano calzas lilas y a los futuros que pudiere aún prestar a mayor gloria del NOM si volviese a la poltrona popular. 

Pero con la cigüeña vuelve, o quizás nunca se fue, su influencia sobre el PP supuestamente renovado por Casado. Controle mucho o poco las cloacas del viejo partido de Fraga, Barcenas y Mariano, la primavera lo dirá, aparece agazapada junto al nacionalista Feijóo, presunto chantajeable por alguno de sus dossier, para intentar volver a traicionar a España, la decencia, la justicia, el sentido común y a sus votantes.

La reunión con Cebrián se produce en un momento delicado para todos los españoles y especialmente para ella. Con el juicio contra los golpistas catalanes podrían salir a la luz muchos de sus trapicheos y cambalaches sino complicidad por acción u omisión con la rebelión.

Entre tanto, otra oportunidad de oro para poner en solfa la pretendida renovación del PP se acaba de dar esta misma semana en el parlamento. En efecto, se ha perpetrado una votación unánime de señorías y señoríos en la que no se sabe qué destaca más, si su estupidez o su iniquidad.

Ahí es nada. Se va a establecer una reserva mínima del dos por ciento de la oferta pública de empleo para las mujeres objeto de violencia de género con lo que cabe esperar que ante prebenda tan golosa nuevas hordas de hembristas, émulas de La Reina de la Noche, se dedicarán a colocar denuncias falsas en los juzgados complacientes contra los calumniados Sarastros de turno para, si cuela, cuela, acaparar méritos en las oposiciones y pillar futura sustanciosa sinecura funcionarial contra los principios de mérito e igualdad ante la ley.

Más nutritivo alpiste para las fanáticas ménades y sus mafias canallescas devoradoras de honores particulares y caudales públicos. Y sin duda otro logro en la voluntad de establecer una administración pública capaz de servir con objetividad los intereses generales y de actuar con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al derecho.

La iniciativa de esta nueva fechoría hembrista que refuerza los desastres de la siniestra Ley (anti constitucional) de género como el lector perspicaz puede adivinar ha sido… ¡de Ciudadanos! el partido franco catalán de Rivera, que se disputa las caricias y el pienso del común amo Soros con el doctor Sánchez.

…….

“Feijóo está desnudo”

La traición perpetrada por Feijóo la semana pasada votando, junto con la PSG del felón falsario Sánchez y el no menos ilustre BNG, colegas, socios y cómplices de Bildu, la rama política de ETA, la exigencia de competencias similares a las catalanas o vascas, de la que ya nos hemos ocupado en reciente anterior entrada, sigue trayendo cola. Abascal, sin pelos en la lengua, ha denunciado que el rey está desnudo. Es decir, que el Partido Popular DE Galicia, que no de España EN Galicia, supuestamente “renovado” por Casado, “tiene un discurso nacionalista“. Cosa bien sabida aunque los vendedores de telas invisibles y sus cómplices aún lo intenten ocultar. Y habría que añadir que no solo discurso, sino lamentablemente hechos, o mejor, fechorías.

Feijóo ha contestado muy tartufamente indignado que Abascal está desinformado y que lo que dice “no cuela“. Que Feijóo es un nacionalista más, semejante a los catalanes o vascones, aunque más hipócrita y taimado que ellos, porque lo niega al otro lado de Piedrafita, no le cabe ninguna duda a cualquier observador lúcido sobre todo si vive en este rincón de España, perdido y transterrado como decía Ángel Valente, bajo el telón del grelo.

Cuele o no cuele, por desgracia la realidad es que en Galicia existe un régimen nacionalista turnista, con un parlamento en el que está proscrito expresarse en español, hoy dominado por Feijóo y el acomplejado PP nacionalista regional que ha hecho suyos los postulados liberticidas de la teórica oposición. Que ningunea y cuando puede incluso persigue a la Cultura española y al español como lengua de convivencia y relación con el resto de España y con los centenares de millones de hispanohablantes de todo el mundo.

Un régimen despótico y hasta ahora omnímodo e impune al que se le puede abrir una brecha liberal española si como la lógica y el hartazgo de los ciudadanos españoles aquí residentes hacen prever un voto significativo a quien puede defenderles sin miserias, engaños ni cobardías: VOX.  De ahí que Feijóo esté de los nervios. Su chollo parece que se va acabar. Eso de pedir el voto liberal español para traicionarlo puede terminar y su acomodaticia carrera política, también.

Los recientes acontecimientos hacen dudar de la capacidad de Casado para meter en vereda a sorayistas, marianistas y feijooístas. Pero, puede que incluso sea preferible una escisión por la banda nacionalista, galleguista (o vasquista), a que galleguistas de caderas altas como Mariano o Feijóo le pongan en ridículo y al final terminen por arrastrar a todo el Partido Popular de España a la indigencia moral e intelectual, la corrupción y el descrédito irreversible. 

—–

La Covada de Galapagar

Para las víctimas de la instrucción del pertinaz régimen borbónico cabe aclarar que la covada es un concepto tomado de la cosa esa de la antropología. Se trata de una costumbre practicada por algunos pueblos primitivos que consiste en que tras el parto  la parturienta vuelve  sus tareas habituales y el marido ocupa su lugar en la cama y adopta la actitud de la madre. A mi me lo explicó hace muchos años mi querido amigo el librero madrileño de gran cultura y bonhomía, lamentablemente ya fallecido, don Rafael Molina.

Es curioso como los pintorescos Ceaucescu de Galapagar practican esta primitiva costumbre de la que ya se hacían eco in illo tempore Apolonio de Rodas o Estrabon. La covada tiene que ver con rituales propios de la magia simpática aunque se está viendo que también con la simulación y cambio de roles en un imprudente intento de engañar a la Naturaleza. Cosa adoptada hoy por el feroz hembrismo actual a lo Alinsky, el transgénero, la promoción de la homosexualidad y demás devastadoras retro moderneces de los neomarxistas empoderados y empoderantes. 

Dejando a Lewis Morgan aparte, también puede considerarse reminiscencia del viejo mito de la Edad de Oro y el comunismo primitivo, cuando, como explicaba nuestro señor don Quijote a unos asombrados, maguer hospitalarios, cabreros: “Dichosa edad y dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados… porque entonces los que en ella vivían, ignoraban estas dos palabras de tuyo y mío….Eran en aquella santa edad todas las cosas comunes: a nadie le era necesario para alcanzar su ordinario sustento tomar otro trabajo que alzar la mano, y alcanzarle de las robustas encinas que liberalmente les estaban convidando con su dulce y sazonado fruto…” 

Los Ceaucescu de Galapagar (o de la Moncloa) están muy lejos de la noble generosidad de los cabreros cervantinos capaces de compartir su propia pitanza. Pues sólo son comunistas de pret a porter, de guardarropía de diseño made in servicios secretos.

Pero el gran macho ha tenido que abandonar el lecho del fingido dolor y las depresiones post parto para hacer frente a la última rebelión en la granja patrocinada por la tartufa vieja comunista y sus feroces y enfurecidas ménades.  Si bien él puede dar el pecho a los retoños, su pareja actual se ve incapaz de comprender nada. Ni menos arbitrar siquiera pese a su habitual locuacidad huera y haberse tomado su tiempo, la forma de buscar si no ideas, al menos palabras.

¿Cómo terminarán estos viajes al pasado más primitivo?   No lo sé ¿Qué diría Freud? Tampoco me extrañaría que se produjera otra nueva y peculiar covada de modo que la criaturita errejonita recién parida por la vieja comunista, a la que ya creíamos horra, acompañada por sus ménades comadronas, pueda ocupar su lugar en la cama poltrona municipal.

Feijóo provoca y sabotea a Casado

Mientras Casado, rompiendo las fofas costumbres del galleguista Mariano, se atrevía a homenajear a Gregorio Ordóñez en el vigésimo cuarto aniversario de su asesinato, el Parlamento gallego aprobaba por unanimidad la solicitud de competencias de igual importancia a las de las regiones rebeldes de Cataluña o País vasco. Hay que recordar que el BNG, a quien se debe la iniciativa a la que se ha sumado tan bizarramente Feijóo y sus muchachos, es aliado de Bildu, la formación política de ETA, los asesinos de Gregorio Ordóñez, y con la que pretende concurrir a las elecciones al Parlamento europeo.

Se trata de un suceso especialmente grave tanto por el fondo, otro atentado a la Nación en momentos de gran debilidad, como por su oportunidad para agravar la crisis española y la del propio PP en proceso de renovación. No había pasado ni una semana de las proclamadas buenas intenciones del PP expresadas en la cumbre de las infinitas muchedumbres venidas de las variadas naciones y nacionalidades de la piel de toro y ya vuelve la burra al trigo.

Al final va resultar que el invitado Jaime Vives, el más lúcido de los intervinientes, tenía razón cuando pedía el voto a VOX, dando por imposible la rehabilitación del viejo partido de Fraga y Mariano.

Tampoco sorprende demasiado, todo hay que decirlo, sino acaso por el grado de desparpajo y desvergüenza. El Parlamento gallego dominado por el PP con mayoría absoluta es el único de España en el que está proscrito hablar español.

Poca credibilidad va a tener Casado como futuro azote de golpistas y como regenerador de las malas prácticas populares del pasado y del presente si no es capaz de poner orden en su propio partido y consiente que el enemigo interno impunemente le provoque y sabotee. 

Por lo que estamos viendo urge la tarea de “desgalleguizar” al PP nacional de España. Relegar el viejo legado caciquil, turbio, fofo, tartufesco, incierto, de los Fraga, Cuiña, Mariano o ahora Feijóo.

Es posible que pueda haber una escisión y que el Partido Popular DE Galicia lleve a cabo lo que parece su vocación de ser sin disimulos el P de Cat o el PNV del noroeste español, pero ello será preferible a seguir intentando engañar a los ciudadanos españoles para luego secuestrar su voto.

Ya lo habíamos advertido con anterioridad, si Casado tolera que se burlen de él y saboteen sus planteamientos fundamentales está acabado. Y con él, su PP renovado.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.