Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

In memoriam

¿Qué haces? ¿No sabes la noticia? Muerta es tu dama, que era tan hermosa.

Alzaba yo la vista ahogada en llanto y, como lluvia de maná veía a los ángeles…entonces dijo Amor más no te celo, ven a ver a nuestra dama donde yace. Aquel sueño falaz llevóme a ver a mi señora muerta; y vi mi dolor cierto, y como la tapaban con un velo y mostraba humildad tan verdadera, que decir parecía: Estoy en paz.

Yo me tornaba en el dolor humilde, y decía. Muerte por muy dulce te tengo; tienes desde hoy que ser más noble porque has estado ya mi señora; así, ten de mí piedad y no desdén. Ves que tan deseoso vengo de ser de los tuyos, que me parezco a ti. Ven, pues; el corazón te llama.

Y después acabado aquel duelo, me partía: y ya solo, exclamaba mirando al sumo reino: ¡Beato, oh alma bella, quien te ve!

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.