Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Monipodio, suma y sigue

Un profético Cervantes ya nos advertía que aquí los quijotes son escarnecidos, burlados y ridiculizados amén de apaleados por las fuerzas vivas, tan muertas, de una nación saqueada y agonizante. Y que este mundo es de los sanchos, alejados de todo ideal de defensa de la Moral, la Justicia o la Libertad lo que buscan son buenas ínsulas Baratarias para ordeñar presupuestos, sean de sangre como los de PNV y ETA o de abusos o felonías como los separatistas y chantajistas catalanes o los ERES andaluces roba-parados o los aventajados aprendices de la Casa imaginaria.

Pero es en una Novela ejemplar, y ejemplares son los gobiernos de Mariano/Montoro & asociados, de Mas o de Griñán o las virtudes de reales parientes donde el maestro nos explica como funcionan las cosas:

sosiégate Cariharta, dijo a esta razón Monipodio que aquí estoy yo y te haré justicia cuéntanos tu agravio que más estarás tu en contarlo que yo en hazerte vengada….la Ganaciosa tomó la mano a consolalla ..y Rinconete preguntó que de qué servían en la cofradía dos personajes tan canos…a lo cual respondió Monipodio que aquellos en su Germanía se llaman abispones y que servían de andar de día por toda la ciudad, abispando en que casas se podía dar tiento de noche… y que era la gente de mas o de tanto provecho que había en su hermandad y que de todo ello que por su industria se hurtaba llevaban el quinto

Quinto o tercio de menos, el caso es que estamos en el paraíso de los Repolido, Escalantas, Chizquiznaques, Desmochados y Maniferros.

La morisma blanqueada y enriquecida con ayuda de la rubia doble agente, da el toco mocho a nuestros bizarros huele-gacetas emprendedores establecidos por el Régimen. Mientras un bizarro jaque garduño se va de naja a país sin extradición. En esto que entra un corchete y pregunta que quién ha descuidado una bolsa repleta en tal plaza sin su permiso. Y además, para colmo, a una pariente.

Los escribanos y golillas no comprados por Monipodio se asustan y miran al bies y apenas ven nada. Otro sí digo, con perdón del poderoso.

El crédito nacional e internacional de nuestra pobre España de tanto milagro mengua.

Hablo de España como Nación y como supuesta comunidad de hombres libres, no del hoy degradado por los mercaderes tramposos que nos dirigen con el turbio y mohatrero concepto de la “marca España”, un  tente mientras cobro, eso sí, representada por la Corina y el Margallo al alimón.

Pero se sucederán cosas

que piden más lengua escritura y así se deja para otra ocasión, contar su vida y milagros, con los de su maestro Monipodio y otros sucesos de aquella infame academia que todos eran de grande consideración y que podrían servir de ejemplo y aviso a los que leyeren.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.