Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La FAO advierte

El director de la FAO, José Garziano da Silva, advierte de una posible futura hambruna e insta a que no se dedique maíz a la producción de bioetanol.  La  sequía que padece un área importante de EEUU afecta a la producción del cereal y ha provocado una considerable alza de precios. El maíz, cereal susceptible de ser utilizado directamente por el hombre en su dieta alimentaria, tiene ahora otras dos competencias que drenan ese destino. A la ya clásica del ganado rumiante indebidamente alimentado en régimen intensivo con cereales o soja en lugar de emplear recursos pascícolas para los que su sistema digestivo se encuentra adaptado, le ha salido otra aún más nociva, la de los llamados biocombustibles, todo un despropósito energético, y al cabo, también moral.

Además de petróleo o gas natural, España importa todos los años enormes partidas energéticas en forma de maíz y soja.  Más allá del coste monetario y energético de dichas importaciones, en verdad se trata de petróleo u otros recursos no renovables en forma de grano, el inadecuado modelo de ganadería intensiva a ellas asociadas en vez de la extensiva tradicional provoca muchas disfunciones técnicas, empresariales y ecológicas, una no pequeña es el aumento de los devastadores incendios forestales que tienen su causa mediata en la carencia de una verdadera política agraria y en el abandono de las superficies agrarias e incluso forestales al matorral indiferenciado.

Conviene saber ahora que la cuestión de la productividad se suele emplear contra los trabajadores, que el rendimiento de transformación de proteína vegetal a animal es pequeño, en torno al séptimo o incluso menos, según los diferentes casos. Todo ello hace que los sistemas occidentales de producción de alimentos tengan peores rendimientos energéticos y que por primera vez en la historia alimentaria de la Humanidad los sistemas agrarios se hayan convertido en endotérmicos, generan menos energía de la que consumen.

En el caso concreto de Galicia, mientras abandona todos los años miles de hectáreas de superficie agraria, funciona una planta de bioetanol situada en la provincia de La Coruña que utiliza una gran turbina Rolls Royce a gas natural suministrado mediante gasoducto a APB.  Toda una aberración vendida a la opinión pública como una modernidad progre y ecológica pero que contribuye a quitar de la boca proteínas vegetales a las gentes víctimas del hambre.

Ojalá la FAO se equivoque porque una nueva hambruna mundial sería lo que nos faltaba para redondear la crisis.

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.