Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Filatelias

No me voy a referir al famoso timo de los sellos como suculenta inversión, variante del de la estampita, “negocio” mohatrero recomendado por el tenebroso socialista Borrell, con empresas de nombre sonoro y asaz filantrópico como las que patrocinaban y titulaban cierto yate velero en el que navegaba habitualmente don Juan Carlos, nada menos que presidente de honor de una de ellas, Forum Filatélico.

La actualidad es que ahora el falsario promueve otro «fraude» filatélico, esta vez ideológico, mediante sellos al amparo de la no menos mohatrera ley de memoria. Otra vez a dar gato por liebre. Los intentos de blanquear los crímenes y robos del socio del gobierno de Su Majestad sacando un sello de correos para la conmemoración del centenario de la fundación del Partido Comunista. Y un sello en el que la hoz y el martillo no aparecen teñidos de rojo sangre sino con los colores de la bandera de la Segunda República.

Es increíble la osadía del gobierno de Su Majestad haciendo alarde de lo que sería más conveniente para él que ocultase. Y no solo por sentido de la moral y del honor, o al menos disimulo de su verdadera naturaleza e historia, sino por las propias resoluciones europeas de condena del comunismo como una reciente del Parlamento Europeo. Aunque la verdad no creo que personajes tan turbios y sospechosos como la Von Trinken puedan ni vayan a echárselo en cara.

En un texto anterior trataba de explicar someramente algunos hitos en la evolución histórica de la PSOE tal como yo lo entendía. Desde ese punto de vista, tras la matanza del 11M que sirvió para entronizar al diabólico ZP, nos encontramos en una fase nueva del pertinaz socialismo. Formar parte de las fuerzas de destrucción social y nacional para lograr la entronización del poder absoluto del Gran Capital financiero internacional sin ningún tipo de cortapisas constitucionales, ordenamientos jurídicos o derechos humanos.

Ya hubo una terrible etapa revolucionaria y liberticida de la PSOE cuando se compinchó con comunistas y ladrones golpistas catalanes atentando violentamente contra la República. Entonces dirigentes pro comunistas como Largo Caballero al parecer creían en el proletariado y la lucha de clases. Ahora ellos también sobrarían en su mayor parte para el NOM. El traidor no es menester, ya perpetrada y consumada la traición. Tendrían poco valor para la despiadada plutocracia triunfante, una vez ya destruidas sociedades y naciones.

El comunismo, en su momento también promovido y asentado por importantes capitalistas financieros, es la ideología más criminal de todos los tiempos históricos conocidos. Millones y millones de muertos y terriblemente damnificados en todo el mundo. Aquí, en España, dado los tremendos crímenes históricos de socialistas y comunistas lo más prudente para ellos sería tratar de ocultarlos o mantenerlos en el olvido en vez de hacer ostentación de su vesánica maldad. Así creo que se trató de hacer durante la Transición, y pensábamos que se había logrado una necesaria mínima reconciliación, pero se ve que la serpiente estaba dormida esperando el momento oportuno para volver a inocular su veneno.

Un veneno paralizante de la convivencia y el bienestar de la gente. Pero también de las instituciones borbónicas convertidas en promotoras o al menos colaboradoras necesarias de esta fascinación que tendría como resultado la parálisis y muerte del atacado, el pueblo español, pero de la que tampoco se librarían ellas mismas una vez consumada la sedición.

Afortunadamente, parece que queda algo de cordura al menos en instituciones particulares que intentan oponerse al desastre. De modo que una magistrada del juzgado 30 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid ha atendido la petición presentada por Abogados Cristianos para suspender cautelarmente la emisión del citado sello de Correos.

Ya veremos lo que dura.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.