Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Felipe VI y los valores imperiales

Que la Monarquía es una superstición, representa la mejor apología del nepotismo es evidencia de razón para cualquier persona lúcida y honrada. Si te “toca” un rey inepto, traidor, corrupto, felón o putero, pues te fastidias y tan ricamente basta esperar al siguiente a ver si hubiera más suerte. Una suerte esquiva en el caso de Los Borbones pues en más de tres siglos no hay manera que nos salga ni uno medio «apañao».

Acabamos de asistir no sin perplejidad al bochornoso espectáculo de los tradicionales piratas ingleses llevando la real carroña de su jefa y papisa de la ceca a la meca y ya al final en armón tirado por marineros como si fuesen dóciles acémilas. Sabemos la querencia del heredero de la difunta Papisa, don Carlos, “El Orejas”, a la selecta ganadería con hierro de Davos reunida por el ingeniero nazi e hijo de nazi, Klaus Schwab Rothschild.

Todo un chute imperialista en vena. Para continuar el espectáculo, nuestro don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg, alias “El Preparao”, se ha arrancado por unas espectaculares declaraciones de muy poca soberanía y mucha sumisión imperial, olvidando la estrategia de neutralidad española de cuando teníamos verdaderos estadistas y tratábamos de defender nuestros propios intereses.

En ellas no se sabe muy bien qué es peor, si el abandono de los legítimos intereses españoles y europeos que representa su sometimiento a la barbarie imperial o la ignorancia pavorosa de la Historia de España, Rusia, Ucrania y Europa.

En efecto, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha felicitado por el «refuerzo» del vínculo atlántico y de la OTAN, como también de la respuesta «unitaria, firme y contundente» de la Unión Europea, en respuesta a la «agresión rusa». Y ha recordado el «éxito» de la pasada cumbre de la Alianza en Madrid, que reside en «la reafirmación del vínculo atlántico y en la compatibilidad y complementariedad del Concepto Estratégico de la Alianza con la Brújula Estratégica Europea y la autonomía estratégica abierta de la Unión».

Lo de la «brújula» no se sé bien si se refiere a la Abramovich, maga negra recién premiada por los Borbones. Lo de la autonomía estratégica de la actual UE con otras «brújulas» como la audaz comisionista ursulina von Trinken parece otro desbarre estupefaciente de los que nos tiene acostumbrados. Lo de «abierta» ignoro si acaso se refiere a las piernas para facilitar la filantrópica labor.  Y lo de la cumbre imperial madrileña en realidad fue asquerosamente vomitivo con el corrupto usurpador pederasta metiendo mano e intentando ejercer su derecho de pernada a primeras damas y segundos «damos» que tuviese a mano. Nunca mejor dicho, porque según malas lenguas y alguna foto indiscreta el rijoso carcamal habría intentado incluso tantear el paquete de Begoña en presencia de su complaciente marido.

Y es que, aclaro, Su Majestad ha intervenido en la inauguración de un sarao en La Toja, que ha empezado con la cosa kitsch de los buenos que somos al conmovernos como entusiastas plañideras becarias con las peripecias de la corrupta tiranía del corrupto Zelensky, el bioterrorista judío de los laboratorios fronterizos para la guerra biológica  y audaz genocida para la limpieza étnica de los rusos residentes en Ucrania, que ahora por fin parece ser que van a poder volver a ser rusos a todos los efectos.

En representación del corrupto dictador ucraniano, títere protegido del Imperio, su embajador en España ha recogido de manos de Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg un premio de no sé qué ¡será por premios! y ha agradecido a España su apoyo.

Visto lo visto, con un respetable público adicto y entregado, don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg se ha adornado con chicuelinas: «Ya sabe, embajador, que España está con Ucrania», antes de empezar la faena tirando de pico de la muleta: sí, recordado lo bueno de defender «la libertad y los valores que nos ha permitido la democracia». O un no menos contundente: «Lo conquistado en derechos y libertades en seguridad, en convivencia y en oportunidades para todos, debe prevalecer frente a cualquier amenaza que pueda poner en riesgo lo que tanto costó alcanzar»…

Sin embargo, en este desorden de cosas y con tantas emociones, a don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburgno se le ha olvidado criticar por pura coherencia y decoro torero el reciente tremendo acto terrorista imperial del sabotaje del gasoducto ruso que además pone en peligro el clima climático y todo eso.  De la proclamada querencia filo pederasta de Su propio gobierno o del ucraniano, tampoco nada de nada, que queda la cosa esa de los valores algo deslucida, ni menos conviene en tan alta oportunidad delante de los verdugos la ocurrencia de pasar de las musas al teatro y velar por los derechos de los niños amenazados por las instituciones y demás personas indefensas agredidas impunemente por el ejemplar Imperio de los valores, su brazo armado y tartufos gobiernos títeres.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.