Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Forza Italia

Ignoro qué deparará a Italia la victoria electoral que los ignorantes culposos o los mercenarios denominan de“extrema derecha”y que nosotros entendemos simplemente como una defensa antiglobalista y, en consecuencia, anti “neo marxismo” o “marxismo cultural”.  Una respuesta patriótica popular a los actuales crímenes de los hoy satanizados EEUU e Inglaterra y demás países satélites sometidos de la OTAN y crecientemente esclavizados por la deriva totalitaria de la UE y la genocida Agenda 2030. Crímenes de lesa patria y de lesa humanidad entre los que se encuentran la manipulación orwelliana del lenguaje y de las conciencias o la infame devastación programada de naciones, culturas y sociedades. Una muestra de fortaleza, de capacidad de resistir, de superar obstáculos, de vencer el miedo y enfrentarse al Mal.

Y en este caso concreto de Italia se une, al lógico hartazgo por la imposición de dirigentes usurpadores globalistas nunca elegidos, además la necesaria digna respuesta a las indisimuladas amenazas de la comisionista jefa de la no menos corrupta Comisión europea.

Decía el maestro Unamuno que “el que no confunde se confunde”. Sea como sea, no cabe confundir el antagonismo entre el marxismo clásico, materializado en los regímenes comunistas como la antigua y desaparecida URSS o China y sus satélites y el marxismo cultural o neo marxismo de los Gramsci, Alinsky, o la Escuela de Francfort.

El marxismo cultural no procede ni se ha desarrollado de un régimen comunista. Es un producto puramente capitalista occidental, en el que la violencia no solo es política sino sobre todo espiritual, sexual e intelectual. Un auténtico ataque del Mal contra la naturaleza sagrada del hombre.

Ironías de la Historia, precisamente las naciones que han sobrevivido al comunismo clásico o tradicional resultan ahora el más firme bastión contra el neo marxismo. Pero éste, pese a su nombre mohatrero o embaucador, no deja de ser un instrumento del gran capital financiero internacional para tras destruir las culturas, las tradiciones y los ordenamientos jurídicos de protección de los pueblos instalar un despotismo distópico inhumano como nunca habría conocido a humanidad. Las últimas declaraciones impunes de una ministra de la Corona española a favor de la pederastia así lo muestran.

En este momento no sabemos qué pasará con la esperanza italiana. Si la cosa ahora va en serio o resulta otra maniobra de distracción. Si habrá nuevas traiciones por falsas banderas o sabotajes, si los poderes fácticos y las instituciones prostituidas tratarán de “reconducir la situación” con corrupción o a bombazos recurriendo a una nueva guerra del opio como las decimonónicas inglesas contra China por no dejarse envilecer ni drogar con el narcótico esclavizante que le querían imponer los imperialistas.

Pero, cabe afirmar en su honor que al menos Italia lo habrá intentado. La gente ha tratado de salir de la trampa. Lástima que esto no ocurra en el desastroso Reino de España, donde el globo de VOX se desinfla, y el supuesto recambio que nos quiere colocar el régimen cual timo de la estampita es el degradado PP de Feijoo, más de lo mismo, la otra cara de la misma moneda globalista suicida.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.