Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La Conferencia episcopal contra España

Obedientes a las consignas de Bergoglio, en unas escandalosas declaraciones propias de esta satánica era bergogliana la conferencia Episcopal Española que reúne a un grupo de señoritos que no pagan impuestos al servicio de un Estado extranjero han reprochado que la sociedad española trate a los invasores como invasores y no como “migrantes”.

En efecto, la Conferencia Episcopal Española (CEE) deja de lado su teórica labor supuestamente evangelizadora para tomar partido político contra los intereses sociales y nacionales de España. La CEE enseña la patita comunista al paradójico servicio del Gran Capital plutocrático mundial mostrando su apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pide la regularización extraordinaria de los inmigrantes que viven en situación irregular en España para que puedan acceder a un trabajo y “evitar que se cronifiquen en la irregularidad”.  No, no ha pedido ponerlos de patitas en la frontera por haberla violado contra las leyes españolas, sino que encima se les premie regularizando su ilegalidad perpetrada con más o menos violencia.

Pero es muy cómodo hacer caridades con el dinero ajeno como buenos comunistas.

En una indisimulada crítica contra las formaciones políticas que parecen “de derechas” como VOX los obispos españoles se posicionan con el NOM y la Agenda 2030 denuncian los planteamientos “dañinos” que señalan a los inmigrantes como “invasores” o como “un estorbo” y piden incoherentemente con lo que ellos mismos hacen que no se les utilice para “provechos electorales” o para “alcanzar el poder”.

Acaso para hacer más méritos con el encucañado siniestro agente del NOM y del jesuitismo estos hipócritas han olvidado las palabras del Papa Benedicto XVI: Todos los inmigrantes tienen derecho a permanecer en sus respectivos países y en esto han de trabajar sus gobernantes e incluso ayudarles también los gobernantes de los países ricos a que se formen en sus países para que tengan trabajo allí.

Pero contra la prudencia y sabiduría de Benedicto para esta desacreditada tropa resulta mejor favorecer el sabotaje de las invasiones de moros y negros, la mayoría sarracenos inintegrables, para hacer baldíos los logros históricos de la reconquista. Cabe calificarlos de hipócritas redomados, sin empatía por los sufrimientos de millones de españoles, sin trabajo, sin futuro y sin esperanza con estas políticas y con este Régimen. Y con esta Iglesia Católica que sugiere fomentar la “escucha” para vencer los “prejuicios” que hay asentados en la ciudadanía. Además, a su juicio, lo que hay en la sociedad no es tanto xenofobia sino “aporofobia”, es decir, fobia a las personas en situación de pobreza.  No fobia pero si profunda repulsa me merecen estas declaraciones hipócritas, frívolas e irresponsables que está claro en mi caso no se deben a ninguna aporofobia dado a quien se las reprocho, no precisamente pobres.

Tampoco creo, la verdad, que el falsario dedique la nutrida pasta que ha ordenado repatriar a buen recaudo suyo en El Vaticano a favorecer las condiciones de vida de estas gentes ni aquí, ni menos en sus países de origen.

En EEUU se están fletando autobuses para colocar invasores y otros seres de luz a las puertas de las grandes y lujosas mansiones de los progres que promueven «frontera libre».  Sin embargo, tal obra de caridad tan coherente y de justicia distributiva no gusta a los ricos progres por lo que no tardan mucho en ser arrojados de allí para no molestar a tanto exquisito filántropo. Aquí, estos caraduras tan incomprensiblemente leales al eugenista Plan Kalergi tampoco llevan a sus lujosos Palacios Obispales y Arzobispales a esos miles y miles de parásitos. Saben muy bien que, en su inmensa mayoría, los invasores son musulmanes y, por tanto, se comportan como adversarios sino enemigos. La mayoría vienen a parasitar a los españoles sobre todo a la clase media trabajadora y a los más modestos, a desbordar los servicios sanitarios, educativos, sociales… a sabotear desde dentro, provocando su ruina, el estado de relativo bienestar que tantos esfuerzos ha costado crear y mantener.

Son sus costumbres…

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.