Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Cambio de cromos en el tenebroso reino

Mientras la reina lagarta al parecer se encontraría en la últimas agonizando en el siniestro castillo de Balmoral se ha consumado el golpe de Estado palaciego para sustituir al pájaro loco Johnson por una chica presuntamente más complaciente y modosita al gusto de la camarilla de cuatro miembros que según el bien informado Vicente Miró tiene encargado cortar el bacalao de intrigas políticas en la pérfida isla. La flamante elegida, Liz Truss, ha tenido que viajar a Escocia para la habitual audiencia con la reina que se encontraría bajo especial vigilancia médica.

En efecto, Vicente Miró ya explicaba en anteriores entregas lo que iba a pasar. La camarilla encargada de instrumentar el cambio de cromos está formada por cuatro miembros:

Gwythian Prins,  el jefe de la camarilla. Es miembro destacado de la institución que presume de ser el más antiguo think tank del mundo pues fue fundado en 1830.

Evelyn Farr, alta funcionaria del estado de quien se conoce gran activismo en favor del Brexit.

Richard Dearlove es el siguiente miembro cualificado de la cuadrilla. Ha sido el jefe del servicio secreto exterior inglés o MI6.

Robert Tombs es el último de los miembros cuyo perfil es el del típico profesor universitario inglés, de gran reputación académica que ejerce de espía conspirando en sus ratos libres.

Los cuatro mantienen una actividad dirigida no sólo a interferir con los procesos institucionales sino a invertir el mandato democrático del pueblo y a cambiar unos dirigentes por otros.

El autor nos explica como a falta de procedimiento constitucional se utiliza el escándalo real o fabricado para expulsar del Poder al dirigente molesto.  Parecerá cínico e hipócrita cuando se proclaman al mismo tiempo los valores de la democracia. Pero así están las cosas sin demagogias ni tapujos. Y los ingleses, aparte de muy amigos de lo ajeno, son un pueblo practico salvo en la apolillada antigualla monárquica, tramoya de la oligarquía. Bien visto, actuando con estas camarillas golpistas se ahorran onerosas votaciones y tenderetes electorales. Se pone en la poltrona a quien quieren los amos sin más remilgos, se vende la idea en la prensa del Régimen y todos contentos.

No hay más que ver lo que pasa en la hoy república bananera USA que tienen que pegar el pucherazo escandaloso quedando en el más espantoso de los ridículos.

O aquí, en el sufrido reino arrebatacapas de don Felipe. donde los exagerados remilgos constitucionales y el otro sí digo y el estese a la parte, hacen que sea casi imposible cambiar de cromos por muchos desfalcos y fechorías o calamidades que perpetre el gobierno de Su Majestad.

Pero ahora, mientras los encantadores sacan a la conejita de la chistera, la opinión pública inglesa está oportunamente distraída con la posible muerte de la decrépita reina y ha llegado ya el ansiado momento de heredar para el septuagenario orejas.

NOTA: aquí el enlace al texto citado de Vicente Miró

ADDENDA (19h 30m)

Ha muerto la Reina de Inglaterra.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.