Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Rusofobia fanática, terrorista y criminal

                                                                     «Mientras más rusos matemos ahora, menos tendrán que matar nuestros hijos» (filantrópicas declaraciones del embajador ucraniano en Kazajistan, Petró Vrubliovki)

 

Ignoro si los explosivos utilizados en el atentado terrorista contra el eminente filósofo ruso Alexander Dugin en el que ha resultado vilmente asesinada su hija formaban parte también del alijo de armas enviadas por el «humanitario» gobierno de Su Majestad al tirano usurpador ucraniano.

Bombas contra ideas. Un debate asaz desequilibrado. Dugin es autor de una interesante visión geoestratégica que denomina Cuarta Teoría Política. Se esté de acuerdo o no con sus ideas, en todo caso se deben combatir con otras ideas, no con bombas. Don Miguel de Unamuno explicaba ya hace un siglo que “No tanto leyes cuanto personas, nos hace falta; no ideas sino hombres. Lo semejante engendra a lo semejante; las ideas no hacen más que ideas, sólo los hombres hacen hombres. Lo que ocurre es que el instrumento con que los hombres hacen hombres son las ideas, y que sin hombres no hacen ideas las ideas”.  Hoy los procesos político sociales promueven el el embrutecimiento del hombre. La Prensa digna de tal nombre, desde luego no la mercenaria actual que comparte amos con los usureros Shylock y mercaderes de armas, debiera ser un ariete fundamental contra la tiranía. Hoy juega a su favor.

Cierta famosa romanza española indica que la espada ha de utilizarse en defensa del derecho y la razón. Ambas brillan por su ausencia en este cobarde acto terrorista perpetrado, al parecer según afirma la inteligencia rusa, por el gobierno golpista ucraniano. Un país de la OTAN, Estonia, habría dado refugio a la terrorista ucraniana tras perpetrar su vil atentado.

Pero este cobarde atentado, que aún no ha merecido la condena tajante de nuestros filántropos de todo a un dólar y mercenarios de guardia, explica el grado de deterioro de la civilización occidental y la catadura moral de la mayoría de sus supuestos dirigentes. Una horda de títeres ineptos, satánicos o corruptos, cómplices del terrorismo del crimen de Estado, al servicio de la plutocracia genocida que está llevando a la humanidad a un callejón sin otra salida probable que la esclavitud y la devastación generalizadas.

Por lo que se ve, la plutocracia genocida causante de tantas desgracias no se resigna a su derrota y estaría dispuesta a provocar un debacle atómica con tal de mantener sus criminales planes.  Para ello sigue estirando la cuerda, y promoviendo provocaciones. Entretanto, podemos observar que ha dado órdenes a títeres prostituidos de su brazo armado la OTAN para abrir la veda de la caza del ruso.

Pero pocas humillaciones más importantes hemos sufrido los españoles en los últimos tiempos que el bochornoso espectáculo de nuestros próceres y próceras ocupantes del Parlamento aplaudiendo con entusiasmo voluntario o por salir en la foto a un tirano criminal que para colmo nos insulta y desprecia.  O la de nuestras más altas autoridades yendo humildemente con el rabo entre las piernas o la corona a media asta para que el siniestro emperador usurpador pederasta les pase la mano por el lomo, o le meta mano a su señora en ejercicio del derecho de pernada imperial con total indiferencia.

¡Qué tiempos en los que España mantenía una benéfica neutralidad!

Y para colmo, el siniestro Borrell, el de las desaladoras y los abusos de Hacienda, oficiando como jefecillo de los comisionistas de la UE para la cosa esa de Exteriores.

La situación de degradación actual es tan grande que cabe recordar las palabras de Joaquín Costa quien creía necesario establecer al menos tres condiciones mínimas para empezar a cambiar de verdad las cosas:

Hacer libre de verdad al pueblo español, que no lo es a pesar de sus leyes con apariencias democráticas.

Elevar la cultura del pueblo español.

Restablecer o crear una disciplina social que a todos obligue y que a todos alcance”.

Para todo ello se precisa la recuperación de la soberanía perdida.

Amén.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.