Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

La conversión ecológica del Vaticano

                                   “Que no falte el valor de la conversión ecológica” (Bergoglio de la Pampa)

Bergoglio, tras pedir paguillas universales y otras reivindicaciones sindicales, ha instado a sus fieles a la conversión ecológica. Al principio había entendido mal, me había parecido escuchar enológica. Eso sí que tendría sentido histórico. Volver al culto de Dionisos con el vino como sacramento es más propio del Mediterráneo que los exóticos pintoresquismos indigenistas de la Pachamama y las peligrosas pócimas alucinógenas o enteogénicas usadas por sus chamanes.

Para celebrar tan grata ocurrencia se podría encargar a la recién premiada hechicera Abramovic, quien ya dado muestras de su ingenio artístico en la nueva liturgia perfomance bergogliana, que pintara otro cuadro remedo del de nuestro gran Velázquez que puede admirarse en el Museo del Prado. O bien una especie de retrato con el propio Bergoglio medio en pelotas haciendo de Baco entre borrachos sinodales de su ambiciosa cordada ecológico comunista globalista pederasta vacunadora.

Pero no. Era conversión ecológica. Una cuestión teológica fundamental esta de la Ecología que se le olvidó al Salvador y Fundador en un descuido catastrófico que menos mal dos mil años después el sabio Profeta eco-pampero viene oportunamente a corregir a fin si no de salvar almas de crear valor para el accionista.

Tanto es así que para dar ejemplo y evitar ser acusados como tantas otras veces de mucho predicar pero poco dar trigo, existiría un ambicioso proyecto de transformación ecológica de la Ciudad de Vaticano para hacerla autosuficiente energéticamente.

Lejos del tradicional pecado de gula, su población comería frugal de lo que plantase en los antiguos jardines ya trasformados en huertos urbanos. Se sustituirían los automóviles del parque papal por carruajes de tracción animal tirados por elementos fornidos de la guardia suiza. Las columnatas de Bernini se emplearían para colocar molinillos de viento con los bonitos colorines LGTBi. Y la plaza de San Pedro se cubriría con paneles solares que recibirían la bendición urbi et orbi con no menos solemnidad que los antiguos peregrinos que, en realidad, daban mal ejemplo con su devoción, hacían mucho bulto y perturbaban los santos menesteres curiales.

En el aspecto interior de la basílica aún no se ha decidido si se utilizarán las monumentales columnas salomónicas del baldaquino como posible torretas de refrigeración de una central atómica sin huella de carbono ni efecto invernadero a disponer en la nave central de la basílica. Se ha descartado que los residuos radioactivos se almacenen en la Capilla Sixtina o en los lúgubres sótanos llenos de secretos y fantasmas.

Se podrían aprovechar las obras para reorientar el grandioso templo porque ahora el altar mayor no se encuentra orientado hacia el Este sino a Poniente, hacia la muerte del Sol (o del Logos) en vez de a su nacimiento, lo que no deja de ser una aberración simbólica incomprensible en lugar tan famoso y sagrado como este.

La próxima semana se va a celebrar un esperado concilio de la nueva emergente religión calentológica en el que se prevé la asistencia de los teólogos y teólogas más subvencionados, afamados y enmucetados del momento para debatir sobre el sexo del clima climático climatizable y su capacidad para justificar artificiales hambrunas antropogénicas y nuevas vulneraciones de derechos civiles. Como no podía ser menos, en tal ocasión «pastoral y evangelizadora» promovida por los comunistas de la ONU y dirigida a avasallar a las naciones, se ha pedido el valioso concurso bergogliano y allí estará Su Satanidad. De tan fundamental acontecimiento para humanidad pudieran derivarse nuevas ideas satánicas a aplicar.

Como puede verse aunque la intención sea tan filantrópica la cosa no deja de estar quizás aún un poco verde, pero no en el sentido fotosintético o natural del término, sino en el de cómo destruir la civilización sin que la gente agredida se rebele.

Iremos informando al sufrido lector de las futuras novedades. Si nos dejan.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.