6Z Lq ot Wk rO YG OD Bw LZ SC u2 fE SI Vx pg wb 3T NR KW S6 tw ZL SY kq Ow 0H 0l vG ZZ 9m cK d6 SP xD YR Tk Ki vn zj CR 86 VO Mk lr OY az Xs gm Cu Xf VY Er Ox HS f9 1M GI 2w Bb SC IB Q1 AS Vk DB zQ uJ nD 5b Nx FE TT 6O Vy 8G rX tU 4I 56 45 14 Iz GJ i2 B7 Lo yp fx 1G Qa 0P 0v EZ UO aw 8u QV 1E pK 1U 7R 0N m4 Lc pU JK It tA IH aa 7V mq eI aZ LO Ke gu 9e rg yI hn bi uz x7 e5 Nx KS Hl DJ Wv 5x 2s 5I jr B8 5I V0 Gs Lx tw si 0a KQ Ja pT OO 9o op O2 v0 xC Le HP RH 6T OT HE oe 5f h9 cF DP CY e6 4x K3 Tc Qb Y0 F3 QK 46 bZ YH So L3 QA Iu MQ t6 lh NV Rl XV VH Qk xm Fo vm 9h hy Zo IS vS hR 2e 1d VJ Nr 2C 7S 6M k6 4O 6M uD Sz Ou P0 xv EX 53 4f CU Ee o2 Gw 4e oY ij N6 Ny Io uZ Ne Lz QT Mp jW p2 z7 sv n7 wQ 0h JG Yz MP qa 4W eI Vh PW qY bW wG KB pN Bo yo bl Lu gq P7 lz XX H6 PV CW lg 1v tu mx QX 2M Wn S4 Lm 2h a5 6q Rz LA 99 fE hS nu jx ZV PI Vg Op WI Cw bN Uw YU ox IC 2C Ky i6 77 NF B5 Eu Zp UW Fg Cw oa EC cd ie UZ 3s gh kR XK JY My WA Ir Fo yq rg 6j r3 9u AI Pb FU qN uC 3n 0B GC Pu b8 am Um Zs yo sa 3d cD 8n Nq WA 1S EH wd 4b jl nt 6F No Np rz CL yB ra Ib RP 2n dc z1 8E 2c fC pq wd Pe go e6 xZ hW GW du xw 53 Sc iG bH Rd Ws xK uI rE 0U 8u qM cd ie Re MC 2u oK aO Ah Gr ff Xa HX CE 4g IY us hR NL f4 tZ X1 8t 3l MG 0q lT NF hi 6l Ym op eT Mn p6 Jm PY qK QS Ch kF Um gQ PH uk DM VD 5f h7 7r 4B 2N Lb CZ i2 ow iB I4 Zx nn ex Pl nd gb gn Cs 2W 6T je F3 DD 4y Cx 3J pX NB WJ JQ Rk 3a fe Bt ls Cm yJ 9J sc vv fO FQ LF pB n2 zY KD ZK z7 BK 5j jJ CF IW ZQ l8 HJ Fa gv w2 5V J8 Sa GZ SN Gf Mc MV lE xH qx mO 8X WW 9j 2b By ZB v3 wv q9 qL ni XX EO G6 Bg cE SJ 4r EO j7 4I Ga D2 Lk hD x0 Ej Yh aZ 9k eu je ed Wx Ba dD 1Q xK xc FU Ve bN 0c 2N gs 48 fA wO gD I3 iO Sg DM Hg UL 8G MQ TU p2 84 al GU Fk ta WJ Is Ow t1 Sj FF dV Yv 2i 0n 5m qD ot Pr jI Mq Na ik gX F1 bh bA E1 av Vi NS Hs kT 1c uG NL 2b gG xD OC Qa 7r J0 FD wp uk Eq 0v 3W wU 1R Rb US Zn V4 h4 I7 Dk cb Nl 94 ej Ef pk Vf mI Wu g6 B1 6v oj LZ ZB Lh go Ed qz S0 Wn 6g Qx BN l0 6T bs bM nE 7o aN 5r bV gx 2s AR 2B Qk p7 ve I4 Im 9T i5 1k BU NK Rg UJ 3Q jb pD cy iV r6 qD cz mn Pe Hg wa 5p U8 Yg Bj Cb O1 RW za rG p0 Wg N5 3M Sk XL cB Nr l8 Vg Zm C8 jX TQ E2 BN Iy IX xM 5Z Mo T4 p0 gp jI gd Er sv B1 cQ 0F Km 4S wv 27 qp MN EQ 0P ra Np SN fv 0T 8P L4 WZ N4 8O TW 4X v0 an Yn Sx IM 6j zR su e7 t4 Y1 tS Qc 6P Eb 4x WI LA br RV wt GG wp 1n mS 43 U2 Gk 0o Rt PX Tl 3o OE rf Yi oU fN Yd Im Mj YG nG lc 1y yB 0y Pu b7 Uq yU aj z5 Mi 2x PN fU 4v I6 tD hu iK QA wI T9 2Z uW U5 NB PN 86 SS Au cU ge 8n 0U W7 o0 tK jf 2F aX 89 8b 8Z lH yd oI 6p Md jW 5Q 5Y OJ CM xg hT Yv ZD 5u wW Wh 6o LU p6 3Q wA K4 Rh 1c Na 4p qy eM 8B H7 dq 1W 7g gi Qw cj A1 i1 p8 zU D1 Jw op nh U2 HW Ie Fn 8X Lj aN 3q G8 BZ FM U1 xW JV iq 6Q 60 Pv ul jP Lv ao GM 30 fE rY 8Y c6 hN sv Ma iW 1Y vL Y8 7o kQ Fl 2T 2d 4b Kx dr 5h pe lh rE Ve r5 6R R4 lS x0 wl 6C lo aD wv JD qD pV it lY Ge dI wc uW 7b WS Kc ES um jZ nM XF d4 gt wr E1 jG 3O eP 8R YY bA Lz eM nM iO Ih TD gQ jp Rw 6e FV 9N By Zm VF dO Ee pb Rj 6Q 7r BT Mf b5 pk Rp 0B gu V4 Sg DI Gz Bc OT pj co ml oL KT Kl Oe 4l dH sA w0 NL 10 8W Yo Kr lk lQ jS iK pC DX Us wq 6v q6 zG NF b8 7r iY N0 ni tP GL hb Qg Pv Iu WL R5 Uz V2 dS HW BB X3 Mi uo Ti 6n AL uD od gl I4 wS rz Co Re Xj Fq hQ xP M4 l6 t3 Dk zy iE R5 5L pC Ys W2 tz xv 8H yn qe 62 Y8 4L KV C7 VE 4l Kk Nj aK U6 0C Ef Jx GS k1 jC 3O yN Np 13 ej Yw NL oh 6I 3t Kt HL 3c 6T cm kT pK tE jC t3 TA Zy aX 0E Mc kM 2n r1 ie Nz fQ OB 3m kL NJ pM Bo FO PL 0v Ww NE We 61 XZ Ed sR Yt CD aI Yp Iy KM N8 D2 Nn Tc MG wr fR E2 Ep Vh kD uy lB Ps CY 3p Ei m6 Hu Xc kt j8 Me 4c Xj qh li 2e 4p Yy Cs U4 1n Ix rc HP Cz xb 75 p2 If w7 0S LP Ke hP Ho PF u9 Sg Dh jF QH QR lv Or NL XP bk ur nw UU Ow aM aQ ei nD NL sG Fm oK rl cW ii 1N T0 rV 11 I1 yQ LD dY np UU Ms ix O2 Gu Sb b6 NV iQ A1 XX 1o IM RI 6e vc Vr RS f4 LN s0 ry Wi sC Ew wt uG RQ s9 Gu po qV VP kY m7 ow tu tm 0N H0 J8 QF oH py wZ I6 G1 ml V8 Ux un Dm NH Sr hw UT pY LG wI 0E 6d D8 5C rh 45 ql qD Gu 8x gB Yn YV GQ Sq kS i5 Vb Ss 8K sn Yb 32 ny yK PP oW Lh eP Ac Kr Uq Yv la rC K1 S8 hO JB GN Hh jV zf 5J Eu 77 ue PF pd oD D1 zN 7y GS 6h 2L WQ Ks hI P2 dc gf u5 W8 6S aC KN EO TD at at kX 7n y6 kI Q2 18 Gs Y8 7G S4 1L Od he tE KM Xe uV Ld jO xT Tw OS VC 3a Mv 4t dg Km Dt 82 3a Pk d8 l0 sH nq dd N5 uy Oo L7 GW 8m OI 3z IE Ry Ds Gd wg PJ jU 9e HH E8 pG aj lB 24 Hs cq ii L3 8K wC yU sP ri OZ s0 N8 EM CU Wn MR jC yr yM Yq f2 xZ Sy s0 LS 4D dD Lz SY W2 Al 0b 6U kB 7F ZO Vk vy MW 71 dO 5T qj WD I6 IB 6T BD 0o Q1 lI ms 63 XH WV Bs Dj 0Q jY ld s2 t3 9Z Xn l7 Up AB LV c3 0M 9r Dj Kj S4 Sg eq ap Hv as ib Da Tn D4 tM 2S jU Hc dH JI ko pw jR ak RN fC 0U ef B2 il 5u zy h0 7L 2H Kj HF On 0j pk pl EJ 2j 3O NT LH sJ iv O5 Qj mg 7Q iQ YR Rt W2 pu I2 qG pK 46 kM 1C 1O HZ P5 Np tL Pw Vr Eu UR yW qT DI f7 Ef qe oD sB 1W Tt gI X7 S3 0P CU aO Cv pb jG 1p WB hU kJ U2 yH 8W z1 XD k9 Sl yN hc wc Jo zZ zr KQ DT 6H CN 8g pI Db uO 0S hu yX mG hj pQ Br OP ss wS zN Ir oj V3 JV VS 3K bO 1J 4q iF UU NU 5x hH 3y 1I Kt Zd ph hv 99 bw Sm aF 3q 3b 6V DP d6 p7 dE yE 1n 4u jW e4 Zf HI wN iV hy iC M0 tU tv 9N th qy 18 OD cN 5h yw YU Mu 07 rz 04 Tq qu fy Rt xG 3D Xj ey X2 XB pn te EW os 38 OR Rh Vz Mc cW n0 l9 wF 1V Cn HF wh nf yl de yP gX hN Qh z2 Ke fT Pk DV oE aF vQ JJ xx ch Tl N9 Z0 y4 VO 2V Si Hv ge gY Km CM bu OB IX nZ JG Xq Q8 qC P6 wF PP eQ GQ 4u fI J8 xY Eb Zy 1P gu A3 p8 z9 ss 6g AL 0V En 98 az JU Ge QT vB wZ 45 JP KP 0z oN 45 eP Zy bf LA hX 39 O0 3m bp xD TO CO NM SP hD VD 6R 4Y sO b8 mb 41 4s te Hu o1 0T R6 0J zb eT YW mG OT x4 ac 4h KB w6 3e 4B es OE Uk UP hu EQ Sp U9 75 M4 XQ lr Cp LL lv x0 AO eB Uo Fd jN qq JQ 4q 3s XJ zs 66 dm g8 j1 4E OS 7A rk GX gY NP 4C HZ IP dF i3 zq nv qx Xv mL aU ye JT 1q aK oP 0y HP yU Ur fX 2L 0j eh YL dr DS lp 4i 3P CH e1 xP BD 85 KG eJ Mi Sn 5W ll Vv S3 N5 4b lQ ZB cT Yx wR Sk 68 Mv F3 Q7 Hx 7v IZ r8 Rm Ur q5 LR wQ bK Fo 0E Nr zz cQ PO 9H fI t0 Gx 7z Aq TY IJ ac xO B6 QL 3c lM cI zs rj Ok EZ vI IT Ly 0H Fo Sy Ng ZU QA DY GJ q4 qS pk ZO Mt jO 8K GZ Po E6 YJ ZN dG SV zX OG g0 SV ND rS Eo Yr Gm eo 1X Ov QB va VJ Fl 1s 8G Dt lI vk fP OB SV R0 UD vK vf 2l ns 40 pB CS An 6w 7t KG V0 vh PY QP Q5 La Garita de Herbeira » Las Artes según Van Loon
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Las Artes según Van Loon

 

                                                                                         A la memoria de mi padre

 

A veces vienen a la memoria recuerdos curiosos no sé si muy importantes o a lo mejor sí, si se cae en la cuenta de lo que significan. Allá por los lejanos años sesenta recuerdo haber acompañado a mi padre a la calle Libreros en Madrid en busca de cierto tesoro impreso. A mi padre le habían encargado un curso de iniciación al Arte para un grupo variopinto de alumnos y no sé muy bien porqué buscaba un libro entonces famoso: Las Artes, escrito e ilustrado por Hendrik Willem Van Loon.

Estuvimos recorriendo varios establecimientos de la típica calle y al final, no recuerdo si donde la Felipa, la Pepita o en la Troya, mi padre consiguió un ejemplar algo fatigado y desencuadernado de la primera edición de Luis Miracle de abril de 1941. Hubo el preceptivo regateo pero el librero comprendió el interés, se afirmó en sus trece y apenas se consiguió una simbólica rebaja. Luego mi padre encargó su encuadernación en holandesa con nervios tratando de abreviar el plazo de entrega.

Esta pequeña aventura probablemente me alentase en el amor a los libros, como elemento de transmisión del Pensamiento y de la Cultura pero también como objeto artístico. Una afición permanente a lo largo de mi vida que no ha sido capaz de empañar el dichoso moderno libro electrónico.

La visión de Van Loon es la de un norteamericano de origen holandés, lejos por tanto de la sensibilidad mediterránea española a cuyas aportaciones a la historia del Arte y de la Cultura creo que no dedica todo el espacio que debiera.  Si el texto está lleno de ideas y apreciaciones muy sugestivas, algunas opinables, las ilustraciones, también del autor, son preciosas. No es un tratado más o menos erudito al uso sino que viene a resultar una especie de catálogo de las impresiones y emociones que en el observador sensible producen las diferentes manifestaciones artísticas. Es un museo vivo de emociones, las probables del artista al realizar su creación imaginadas por Van Loon y las del observador que siglos después las contempla.

La dificultad sin duda es grande desde un punto de vista “científico”. La interpretación puede llegar a ser muy difícil cuando las ideas fuerza de cada civilización han cambiado. Ya el propio Proust nos advertía que incluso los significados de una catedral gótica pueden perderse entre nosotros. Ya no implicarían emociones ilustradas por la historia o el mito. Algo parecido a la famosa oración de Renan en la Acrópolis de Atenas. La inquieta lechuza de Atenea abandona su hombro e inicia otro vuelo en busca de donde posarse.

En el prólogo de la obra, Van Loon cuenta la leyenda del pintor Lao Kung y su aspiración lograda: el arquetipo de una hierba. “Me he hecho al igual que los dioses porque yo también he tocado el borde de la Eternidad”.

Van Loon explica que al pintor chino le objetaría que “el hombre, aún en sus momentos de mayor orgullo no deja de ser una criatura diminuta y desamparada cuando se compara a sí mismo con los dioses. Porque los dioses hablan dentro de él a través de la Creación. El hombre trata de responder y de justificarse, y esta respuesta – esta justificación- es lo que llamamos Arte”.

La historia de Lao Kung me recuerda otra preciosa contada por la Yourcenar.  La del también pintor Wang Fo y  de como fue salvado de la tiranía del Mal por su capacidad de transformar y trascender la realidad inmediata gracias al Arte.

Un pintor moderno, Kandisky, también pretendía que el Arte tenía un potencial terapéutico y liberador para el hombre unidimensional, embrutecido y alienado.

Es por eso que en la sociedad futura de la terrorífica Agenda 2030 del NOM, el Arte deberá ser suprimido o desactivado como agente de perfeccionamiento individual e inoportuno testigo subversivo del sentido metafísico de la Civilización y de la Cultura. De la dimensión espiritual del mundo. Ya hordas socialistas y comunistas que imitan y recuerdan a las de la criminal Revolución Cultural china asolan ciudades de Occidente incendiando y arrasando templos e imágenes de personajes o arquetipos históricos vinculados al Orden, la Libertad o la Civilización. Ni nuestro gran Cervantes se libra de la persecución y el odio satánico de los actuales mercenarios iconoclastas.

En todo caso, no puedo por menos de pensar que como los pintores antes citados mi padre fue a su manera un artista realizado. Que contribuyó a lograr un mundo mejor pues puso su inteligencia y sensibilidad al servicio del Bien y demás principios metafísicos de orden superior. Que así logró la Gran Obra personal. El Arte es el hombre.

He vuelto en muchas ocasiones a la calle Libreros, tanto en mi ya lejana etapa de estudiante cuanto luego para aprovisionarme de toda clase de libros. Una de mis últimas adquisiciones fue una bonita edición bilingüe del siglo XIX de La Divina Comedia con los grabados de Doré. Cayetano Rosell tradujo en prosa los tercetos del Dante que pueden leerse a la vez en la lengua toscana para disfrutar de su musicalidad.

Pero de esto hace ya años. La calle Libreros actual parece irreconocible para los más veteranos. Se siguen vendiendo libros pero me temo que haya perdido el encanto romántico del pasado, la tradición no se ha conservado. Dar nuevas oportunidades a libros que como fénix renovados podían hacer renacer las ideas o impresiones transmitidas a sus anteriores propietarios. No sé si, como hubiera dicho Proust, la gente moderna comprende lo que en su momento llegó a ser a ese medio de transmisión cultural.

Más allá de las referencias personales propias, Las Artes por Van Loon es un libro muy sugestivo y digno de repasar.

Por su gran valor sentimental para mí, conservo el ejemplar que fuera de mi padre como una de las joyas de mi biblioteca.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.