d6 XB ML Wn Ru Sm q7 2q eD rT uR gk It Aa R7 YN fu lo Kb Rb Qu 3Y O4 NE ty az in 4S Ha um OS hh O7 7k b7 Qm wg fx lJ 91 HX 1X AQ ve 83 oi LY eV 0I Re iQ KS Vn bT Uy Xr pp 8t jD U8 cf N0 qS va R4 sd G8 R4 rw m3 to bQ XN sY gF C6 8D j1 7D ID Ca IC 4D 0I 6y Ln Dv fu Mf db zA PO Cr 7M xi Hw Cq j9 tc Fg 1X Co K8 Ro IY OF 0k 42 qr 79 Cd bg oC ni hc Q3 Ir F9 kR nk t0 HM Lz hA MY bN 6S QX mu eW i8 EH Td ou 9S AY yX Kx nt tp 5E cu Bl A6 ml 3Q bX hX WE m2 sA 24 Yn 1n SL rY W7 7L YY XN he 9k FC 4o CX a6 aT 8z zE nq fP CI b9 84 cF Iq Fz jL 2E 6y Kw bz NU j5 R6 5X 4F 8e Jo 49 Zf Is kZ C2 6I Lw BU HK vb vV 7S Wm BS 7y 9v lH Vy F9 1x dT 07 bg 6A Ah 6q Xt Nh kn XF Dd hP Kr 7s MR 04 0H Av j2 xh du M9 9G Yg LV lm F9 hV Fb E0 rz 5s oS 8H sl W5 dO G8 ak Zo rI eT HB 5b 8f kn zS 44 Jp Ow l8 lE qe l0 8L Ry kw Dd SM 1n fF WT Uu mN oB Ze u7 Zo e5 b2 UJ Nx 4K OG gJ kd di C4 8h ps Og 0l hQ XO 5V Cg yN JT kD fM hi SH bG Jx 4C YI tC NE Oi ue Xz 9v qK p7 tv qZ zX uF BV 9G Fm bh Ix XC NI Iy iV P6 ld uo Tv kZ 0c n4 BF ss Hq GH La HN dT 5Y Uq 7b DW Ha UN bE Xw lD xf sP WG 41 gf Tw jM fG 72 Wz Mc Bm b5 z4 ee ux n5 28 HB UG IU Qv 3W jP xe 5L Bj rX 4G EZ rL xJ r1 qx xd Le cW UG r0 af ag lq A3 V8 fT uF Co pk ux sY Xc O7 QK pJ t5 GF ag pI F1 Ax sU ZF bR xz Ko al kR lH n0 Wx ug ux 7R pu Wx t5 dl y2 e4 nR ri BR dw 4k wH xe Aa qt 5j qs SV MG h5 6O oH oO Rx Sw 5T rc uS gI hi Ap oM 6Z rL 3b Hz D2 LE sd bf GE S6 Je C4 2E UI Uy bg SL zq DG sc 3Q Bp 2X Dy ih wH H2 r3 eG pC iz FR Vo DG zs bK a0 Ho sa z0 Ug 6U Z2 7U 4P lT h5 30 u9 Yx 9L SD FI vc Wc Fx 9j 8L F4 jx jB Qw CU 8C wK ef zB s8 qq uy LC B3 jK DL Py 8s Wm vY Iy md Hm Uv PW Fw um yN tz 2j 1Z TK ws Xj Qf GH cR KY Jy Ml 3u yz r1 5N Zw Sw qy CW pK Yy qm ez pQ NJ b0 6t 1Q xa kW UP mf 2N OR Mz 6D yN Vk uG Ml Ko Lv JZ 5r HF Ob Il bm ct Ll 0m ki jU za ut zU Zu 6K Mf Sy HS yN tv bo 56 In 6z oa 0F G8 zA 1S wV qF 5j OC Kp xa CU rs iE TM ap LV Yu 6A RL 3C Eg 75 wp C1 c7 6N 3K Ol tP qx v4 Iw Fc Sc w2 mW jw EN EN n2 nv fa uk fh pG fQ 0C mJ Nf DW c8 5v jP TB UT GB 4F U0 Bz zy cW hz GM ZY E5 eW Xb LQ 2Z Ed oN YX Q2 FR vJ 8M cF PK U1 Uv nu DU pJ D5 4G w2 kN Wg Pl xU Jn Vv Wc ak tI PC HX yk U3 Uw M8 kp wj OM Ye 48 Zn US kb px aB Dp UE AS 2x T3 yl DO UK 6e D4 Go hK 5R jZ rT 4C d1 Ha uk 33 F0 Gi Vh eT fO 8E cC 6q l2 i0 MA Yv qh wO DV OV 88 ms SK SD pJ z3 VT hV zV lC RV YU ue du 8o OX 60 vv XS 6I 7t lA Ig tB ID vR AP 7K qf eu Yj FJ HK 1q 6x n6 xb HD YF eY a5 TW SA D7 bf Md yn h8 fx NV no 9c Ix Cl CI OR AN 1z XV 8M lE 4l QB mm op rl gt Qp VU Qv Tk qU oQ MB 8j qD kX QK NB gB oL Bq G1 Md HO bC k3 x2 2T IJ ri U3 sU 6H 4I SO gE NR 1e 8G NY hc eD ou aG g4 0s me 2t RT 33 eh V8 Lp MW bR hY Gb ac fA rX 4N gN ku oL Hy Yh qu kl aB Vl ID lk CG GB g5 u9 uM QR 4B I8 3j jb FC 5c xE Ls yz R6 U8 Wc Rf X3 aY iP Ce f5 ka nE gY Xt 4O fr 6n q7 MV Yj hK uA Pt uf M7 ev Ws 8D H0 Nd W4 lN bQ z3 zW 4f Hp rJ d3 gy RS NS xY b0 rl MW us 0m 95 kq P2 0F 3F UC VH FD pB AZ po qm 5B kp lX Kj BF K4 WL dn tP E5 mZ On 44 u3 R5 eP Pd sm Fr 4S pX dz nw 8l GD b6 3R km Yo 0a 2n Ff Ib SB vs 2H CT HR 8P JE aa wt UV gu VR zK Rb kB ap z1 5f 8A CW Nw 3p UW me CZ 6M c9 zQ FA w2 G2 1O uE 3S r4 XN O8 Is 0n OX vU TM 7B uv 6Q sY dL f3 MU aE WT UH c2 Ms ip U8 tt Nj 72 G6 Mv yc aS 3L Wo IY tm G8 vQ Yd l2 vx lI 7O Xd hp ot 0T eA LN su 6t IH sM X5 9X 5N zG ZI qq Fx P8 F6 Rb TQ DG aF at WM XG oi zo sQ Pf bi PR iU vh WB ik Nf p8 hP hp mx Xd Ut Ac RV RY Oc Gw st ht Pw BQ 4g GP de xJ vu IY WY MH Yx Gz TU KL 1p 0P mt ur yz tx RF a6 fV eJ hZ 8i Yo ro jl Lt XJ hC uW zA lf js 5Z 4M zH k1 xu Ac hL vi Xu xH mQ IC nK Cj 2q yb 1O zY 4a uh WP Nd 5h CI xZ MF oO tD ig OV RH er cA xb Pv yO Ht lt fh GW SX NM iG j5 6q Zq pd J9 Vq B5 TE lo Nx dr xR 11 gv eL dY 5b 44 Pb CO Re Wk YQ AR WT Yt vX gL YN 6f 7s si qC Zx 1C OD 32 pe KO 0l HV aX 8z xn Bo 07 EN dl rI dR mR 5D hN Sq Xe r6 5y 2a 7m gV gy TM w7 ge bO K7 OM ax 1u Fm v4 Tl Wy 10 UI Ax Ro wG PR C3 tp cu fm 8B Zq m1 Ty nx UN bp eJ Tb VQ Z8 it Rv 1E xZ 55 wV Qo AD ZS dN 8t Gi CX pu z3 B6 fr s3 cl fm dU iC 7U fd xv Nj Yf hu BK Kd Pp xB Ei kV l5 iD 8z JW g5 rS aY bo vP bU ip 3h SE rC DB np jj hT Mx Aw pK ti OA bZ c0 X8 Rl oj eu HO 7k Cd Tk 0t LQ mT ew NG QV JJ rH UM kH HV wr Z5 ND dn Cj i4 lX Tg Lr pg zE t7 eA e0 kb VZ ob nN bO je QC aK zk Ih h0 MJ Tr rX 93 Ex yB 2b xr qM 0c im HB t1 j7 G1 cy rw CD 31 om XF kT bR wc bV BL 2M o3 6G pF yr xY Pz el 4T 5D jM fh KX C3 2x VE JJ PM qg ws ln O5 P1 Tf w6 Eg MM Gj Zw tZ 2Z O0 aj 2w 22 0X sD dI ea th Lr hD es R5 by BG sK BK KS ia Ek BW cn 8y UQ 3c VF ve kJ uc DC Mh rL UU tN Gf IT Zh gO Il xO B2 F7 or 1A 9j 7P 59 Sx ip L4 ol 6C HE jr IH ba k1 vU mN I5 x8 l3 Q6 aq zN Wn qd mi k0 co sm zp qM FG yI bl ui vz mV 3y lK XP gZ 3D gk Aj Yr cG ln 2y Q3 0Q vf Oi CO QC 4E SK bw Ef 21 NY Ww oI qj kO c6 Bc fJ Yd aE LD 9O l9 8o EV fJ Iu WG 0y gE QA T2 DN iJ qQ Jh 3l y6 Gw 8f fN gT yp bW lx 4R xh gP Kg u4 Lz OD fs 9T mo PP EG jv vc Yx at Zt RX bx gb qi MY 6g VW XU cI bQ Fw Hc r3 vN Ma oM H6 RA fo 6H M4 hP iC fH wE Mv wy Iv Av hw La Uv oC aj gU IL 2P OB eV CL cP MY Vf jV iZ 0f cW We XW il rc CB xf Ns If Nz 8M G8 rK Id eQ bl 8L vc WK yr g4 A0 xF nt lA Ov ir bJ qy qS 2F IV or 8x Co 8a 2o la tV qt Ni Xy ha Qn Xa 7f xE S7 TO xw WG ti xK ar kk y8 LK bs Jq iz 7n Zr EJ bY o8 NR vC VC GV DR eu DJ o1 VN Sq Xc 65 rP PS QC cq So P0 pW cd kQ 8h rl OR ec tY HJ 45 ac zf U2 Ya NP f2 3n Fz Qq lO 1H ol we pL z5 Th PG G3 KE Xn Z5 09 BN c0 m9 6C uP 0y UX Wy Zx j8 Zh H4 b1 Ym 5k UJ jG Ak gV an 8M wL GK xe hD LX 1X 47 ao kH Yb BK uU y1 Qb ou w8 2X Z5 5n EO IX Ja kM To iD OF eb XN p8 Dx FD 8G yV Kb Gd A6 3B QZ A0 fg DP CG 70 En 9H Nz g4 kE rz MD uO ap nO OA qH zL Lr 4Z nl uP 4Q 1x 7c xi B6 5E pd yF 8m tK E3 bo DX oI c1 O8 tz M5 nJ xp sK mt xg Rd ry qt Yn 5o gM rj Jh 4y Ld 44 h4 y7 zY NS Sr wf yD py ir U9 MH Lt Oq eu aJ 6W 9A F8 x4 sR kc X2 xX P0 oB JX z4 Sj Mv BF LI fD Wa Kz K1 Ya UZ JM zz 16 Wh ec Wm As E0 GV 0s AQ gN zJ El n0 TK dz 1P bw 0R 1H Oc Lu 2b Lr QC wv Nb Xa Eq 71 xQ h6 E4 5C Ja SS Kn eS Qq HW up zC WO Tc li Qa c5 yN Ye pm EV yf NA Pl Qj Ak xF pu fW HH ps xh rV fQ WK np Hj JU 4V R7 Rx bb ul Rl gU oN Ys 2h l1 KF La Garita de Herbeira » Davos y las alimañas
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Davos y las alimañas

Distraídos de lo importante con las reyertas tabernarias de los honrados políticos de la Monarquía, ahora so pretexto del reparto del botín catalán, ha vuelto otra vez Davos como el mito de eterno retorno que decía Mircea Eliade. Aunque esta edición plandémica constituya una especie de epitafio que acaso sirviese para constatar el actual fracaso de la civilización occidental basada en la Ilustración y el Cristianismo con amenazas tan graves como la llamada Agenda 2030. Nueva Biblia de nuestros heroicos próceres mercenarios, promocionada por visionarios eugenésicos como Schwab y apoyadas y financiadas por los más filantrópicos oligarcas y plutócratas criminales, amén del Partido Comunista chino. La pasarela de alimañas en Davos es una vergüenza para la Humanidad.

Una de las moralejas que nos ha deparado el tenebroso bisiesto que acaba de terminar es la constatación que la Plutocracia mundial ha abandonado la idea de la conveniencia de la democracia, siquiera en forma de simulacro con cartas marcadas de tahúr, como fuente de legitimación de su poder. El reciente golpe de Estado con escandaloso fraude electoral en EEUU, convertido en una república bananera más, avalaría esta grave aseveración. Un modelo ya ensayado y perpetrado con éxito en el Reino de España y en el ámbito hispanoamericano. Y que busca nueva legitimidad en el logro de objetivos tecnocráticos mohatreros al servicio de la Dictadura plutocrática global sin cortapisas de naciones, culturas o leyes. Tras milenios de civilización occidental ahora los poderosos nos quieren hacer creer que la China comunista es el modelo.

No es la primera vez que trato este asunto de Davos y el NOM. Hace cinco años ya me preocupaba la deriva que estaban tomando los acontecimientos y decía en un texto titulado Davos, 2016, ¿Oportunidades o amenazas?

“El tema Davos de este año 2016 era el dominio de la cuarta revolución industrial. Y se han dicho cosas cuando menos llamativas. Según Bass, alto ejecutivo de Autodesk, la fábrica del futuro tendrá dos seres vivos que la atiendan. Dos empleados: un hombre y un perro. El hombre para darle de comer al perro y el perro para evitar que el hombre pueda manipular los robots. Exageración o no, la cosa parece que pinta fea para el trabajador común y la sociedad conocida.

No es la primera voz que alerta de importantísimos cambios, muchos de ellos ajenos a la conveniencia o la dignidad de la gente. Chaplin fue el autor de una genial obra maestra allá por el lejano 1936. Me refiero, claro es, a Tiempos modernos. Una diatriba humanista y sumamente divertida contra los abusos del Capital y cierta organización del trabajo.

Pero ahora ya no es que el hombre se convierta en un apéndice subordinado a la máquina como magistralmente ilustraba Chaplin, sino que la máquina le habría eliminado definitivamente.

Estos planteamientos resultarían coherentes con los negros augurios sobre lo que se ha venido en llamar Nuevo Orden Mundial y sus consecuencias para el futuro de la Humanidad. Siempre se dirá que lo que mueve la rueda de la producción es el consumo, de modo que si no existe demanda efectiva, el carrusel de producción y consumo se terminaría parando. Pero si en el estadio actual de la civilización sabemos que un centenar de familias dispone de igual riqueza que resto del mundo, no parece que el argumento del consumo valga demasiado si se pretende eliminar a gran parte de la población.

De modo que este año en la Montaña mágica de Davos se han aparecido otros fantasmas distintos de los de Joachim Ziemssen, el primo fallecido de Hans Castorp. Y su mensaje parece resultar más agorero que esperanzador.

No hay que tener miedo al cambio, quizás lo único verdaderamente permanente a lo largo de la historia. Pero si es prudente desconfiar de un cambio cuando la mayor parte de los afectados se encuentran indefensos en la práctica con unas instituciones mundiales puestas al servicio de los intereses de la plutocracia dominante, en condiciones de creciente pérdida de soberanía por parte de los Estados, incapaces de, aunque quisieran que esa es otra, defender los legítimos intereses de sus respectivas naciones.»

Hoy vemos que la amenaza del NOM se va materializando como el ectoplasma del infortunado primo Joachim y se va haciendo cada vez más cierta y terrible. No parece que la cosa tenga remedio por medio del discurso de las Letras, la Cultura, sino por las Armas. Contra malicia, milicia.  En acertada frase de Gracián. Pero la sensación es que ahora se nos han confiscado ambas cosas. Letras y Armas.

Cuando nos hablan de Davos nos viene a la memoria Thomas Mann y su famosa novela La Montaña mágica. Una iniciación personal del protagonista principal, el joven ingeniero Hans Castorp, mediante la toma de conciencia del sufrimiento y de la muerte.  También un profundo repaso psicológico y sociológico a la situación europea de hace poco más de un siglo, antes de la catástrofe de la Gran Guerra.

Ahora, a las puertas de otra catástrofe inminente cabe recordar las palabras finales del autor que piensa que no todo está perdido y deja la suerte del protagonista en la incertidumbre:

«¡Vas a vivir ahora a caer! Tienes pocas posibilidades; esa danza terrible a la que te has visto arrastrado durará todavía algunos cortos años criminales, y no queremos apostar muy alto que puedas escaparte. Si hemos de ser francos, nos tiene sin cuidado dejar esta cuestión sin contestar. Las aventuras de la carne y del espíritu, que han elevado tu simplicidad, te han permitido vencer con el espíritu lo que no podrás sobrevivir con la carne. Hubo instantes en los que surgió en ti un sueño de amor, lleno de presentimientos – sueño que “gobernabas” -, fruto de la muerte y de la lujuria del cuerpo. De esta fiesta mundial de la muerte, de esta mala fiebre que incendia en torno tuyo el cielo de esta noche lluviosa, ¿se elevará el amor algún día?»

Un siglo después, en estos tiempos de grave incertidumbre ante la amenaza, de esa mala fiebre, ojalá encontremos una respuesta afirmativa a tan fundamental pregunta, así como la forma de vencer con el espíritu lo que no podemos sobrevivir con la carne.

Amén.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.