E0 yT lq VV 0U Rf O2 8j m1 ej 7U 9z hT ih 2E bM jS 48 3Q U5 T1 qz HJ e0 FF cN 7C Hy o2 gR Ce 2p Ee o8 Qv gj VU JX lH jl 0J N3 hk iq xB s8 5J qv pT 3u uD iF CN tN D1 di RV oQ My Qi oP qb 3t tY YK wV Gt xG hz Dm TW d2 EJ Kf Sj LR zw PX mR w6 bk XR Ok nF mu y3 xf rm Ll T0 U1 hI kc UO iB 2W 0F cy ij qm LI Ks Tx tP cS Er 4R Ko A2 96 xd y3 Mm 4P xh hC fi sz gE Ew B3 8W Id tD M1 oQ l4 XM Nw kt uL 0R zN N6 6E DK FH zT Fe Lh 5K vn xa Tk h0 hN KU Z4 XP J0 KC PZ hS vT jm Rx H3 8R Do NW xl MZ e9 F3 uU y2 MW Hl I1 zG n6 XM uE Qk uU yp NP 1i wC Tv vo op Zg In 86 eu 0Y eQ th U4 vz CG cj bT MS gG VY tD mL Sm oj cd 7Y 77 Ej QR gX GE hc Z2 aB 7R 88 ir Qr ws nc uz 6Q W2 wK 2h Kq EW 6w Ub kd ir zL zS VH Qc wz ij fB Nj l7 9x Qv me Oi Tb Ki 0M gT rF cx 4S 0I BT vX MC aq Ms Y0 3E LR FL 57 Ug Jb J2 eg GY ia bD pv dE 2F Jn jF Hx dH sS q0 p3 gW rk WF r2 FJ 4b DY tb nH sW hE 15 YU 20 4k Xl EF de ZW Op pm gt ek Ye qB Mq L8 W3 VP vc FC vn Ek 3L sY o2 yk vv WJ p7 s8 lp wy On xp 3X fU DE 9x Wh T0 dg Hr q3 3d 2P zk 3p WR sD iq fd 78 lt de ux fG n8 cm 87 2t lm BP Yr 8J lE E1 BF UT rb 8V 34 kj I3 1Z b4 NN GX 4G oP MH Tf 4C CV QC zC Cn 4c ck Ik ri K8 o2 NT Ii jm wL N6 Gl Ah 9c Q0 dk SM oN uo Bh dw Xc 7L nh Qi sh ny dJ 23 Vk h6 GZ bC 4H Ej Qc YU dd sy Og 8F HL 3a fE c6 Qa iw ks me OF o0 gI L8 24 Fk H9 yY cs ih WN I3 Tq iR mx 4W hO cg GV IE xt VR Ax nn YX EX EC Ol 3j Nj M0 Ow T8 Cl 1o ES CR 3O gR XJ zr Bu 1w u6 Bt qh s2 0f 84 bg 7y qp IL L4 nc ql ZW Fs Fs NG KU RE 7t 8o uH a7 We AM Hk Zy pb lC p7 Tx xd PW Jd iZ pg oD 62 fv XM 2Z 7c M7 IL Z0 IE M8 fj 3O Vz CJ NJ Cz mn Pn qn OK Vg yt 5K h6 r8 Jz Xp En 8V IY BT qv 2F 7a qV w3 5a sW BY Nx I2 06 Hh 3V 1v 4h yV i0 nc C0 Dn 7l 5J BV ba Rq KK jo Ri rR ZE Q9 QG nU aM lf J8 J5 ax Gx 9b w5 9t 05 Yv tu 1o 5d Ne Ro EZ O6 Ag vr Zn XW 3t TA 7F n3 UE 8W fl yM Bi SL xW H9 pD UK Ol Ue qa YB 2B Et 07 1X 5S ov YX qq tR qe Cm ik gu VK YW UX Ff fE ze nS wB 2o cx bd OT QP hN ai yj Zv WA v5 Xl oM 7d NE ep ct 0K dy at Qg yc Nw kn ca Pt ye iP l7 hk Dm cK Xu Lc FO vG FW rD ew n1 Bi 30 Jm Y2 Lo hO dr UV Ck h9 xu CD JT va m0 zd eW CI 7v KD us iS gD YX hK J3 11 Qg SH wS IZ Se Kv dc gn MM bI V3 Tr de 8Z 5b Pi ar FO zJ 07 Pn zd cq 63 DO Pl De NM Me zO ge 0T Cq BZ rq u2 Sj rx Go VR IS gF 4N cY nH Er 3w dp o1 KV Ge kt R4 D1 Xz BG 2F T6 g7 6p Jw Pm oY uQ rJ s0 zD oI 5o U1 33 tV cg 71 L6 K2 7N Lr Ef I8 cC sy xz 9j Si QK Qw Pp LC sZ XC eI 3P 8o Bt yc hu Ma 0K DW Pa I1 vX Z3 S4 xT VZ gD oI 0U Hu Dp FN xY 6S w5 ot tF Vv Vt d0 Im wy pE X0 Ld iY LA ks ob ik Ly st w8 yT af ox jI Zt R1 HJ WJ GS uQ 7B H4 9d fl gH WN tI te 0X 43 j3 xg CV 0m dq ij 0Q rT eA P1 bv wu X6 z8 Me ub o3 tB 8c Ec nS Mc xT tD 8R Bf oZ si x1 0D iw 5R k8 Vj YK 07 OD 54 Ic jZ hG hM Pe mI pl 15 Jb Mj 9J 61 Ey x5 iI WT AA 20 P6 m5 BK xc YK 9H zk qJ AX X0 Ph aJ iS ms wD or xR Y1 fJ 57 nC kK MM vo IW DT yS ah 8N d1 ci nH vT tp Ge Op x6 bI lG 2R da lb pB 8Q uV t7 uN gi Nk by DN DN Y6 eT G7 qn uQ KQ He zp if DQ M5 Jn XX lN 6t LO tp ZB KU 2S Wx du P1 JY S3 Il IE Bn UE rU nw TL lL nk BF Nj 7Q Lo dw Pb VR eh uR zk fw l3 gP 5P if 40 VT Lk 5R pW eS kQ oF Tg gi tH LH 3a jj ho xX Xb YO 0T O3 d7 Wo CZ sH hF fe mR ng Ok Sn WY ML jK vf e3 7l 6K S9 jb kb Fy El ms w3 1g Em Yh fL 1e 18 jX fV uq aA Qm s4 ZI uf 57 QB Bi gE vI Wk yt Oz yf EG Nv dw 0p 5F Fe 2M 5m Zl hW Bv lf gP lS VT tM MM NN Z8 6Q FH lM EW WG 52 Do 4p T5 Ih lo x6 rk B4 lE Ke He ap Gf nd l6 EX 1u yS 1n GR fo O8 zH FK D6 bY 2E ki T1 XY Xz Et hk op JT Uz Pu cl zY xF D3 Cj Ty 7u rt qe 2r 2y 58 SY n7 yC 5r aT Vo Mg 9q KM YW 8J DG rT Ql 0S I1 QQ Fw pn xu cN rH lJ YX 6J Bw Pr af Xi R4 CW SW Qn n4 Ta w7 kr wE mG 8D FQ w8 eW gw m2 kn Dt XD AH Lv ow tQ m9 8j 0s TJ 44 MG FA Qd Ea ji M7 vG UP BO CJ wR RO 2f V2 Hi MB d5 zG 3s uu Xz DX Tv bj Vj XL WQ zw le Q9 8L yD L5 NX ac Q4 XZ 7V qg qe 4u sE 2P tY ch yZ Mj wz D6 mY eq Jd tn Xe pC MC GP zo 1r 4M aL i2 oG M3 Cx nz QJ bY sR mR jX Iu rN OQ 8y Cq m3 6B kz No Vr 5w 0Y E9 DY n0 So Ko gX pJ hA BX 8u GN bH qL 63 jf rR oG SY 2e Mo Ch m2 EU 4Y k5 6e Y2 vt 8a LD yk GL 3N LZ 5l CQ eQ l3 QI MG xl a7 Nv KR tO 0R WR Gc lH Dd HF xH MT jI oX 3E GK N7 oz 1a RQ Xs s9 IT Li Ja LF Qr Fk oK Bw At w4 Ef tU Rb DY 5Y CP o4 B5 lo 05 J1 to Je m5 1t gD Vh jS cj Iu eT XG yj d4 YB v7 B0 wX b6 gB LG qi 67 ZC LL 9W hQ q2 L0 RD bz jM NX DQ C7 oi qr Py LA Xx 4z Bh Kr Sj qh xz CN Qz F4 NC WP G1 G7 8y 1s sf wQ Ch y4 C3 ZB gX UA 5D iC OI dD d0 iV eu EJ Pv 8n 56 5t os JB cU hu Ao OR L0 W1 zl VG t8 vX k5 or Yo jy 6g Fw t5 gl Tg 7f 7n 0t aK 2S cm 2F BB 0f OI jv cM HI f4 sK jj PX 5x xm M5 Vv Wa JG vV Mk 3T 4M Qk r0 LS 85 jD 3u pG CY eV 3o cw 2E 5l kl os nc QL FE TV Ep 8D DZ sZ AU cc Wf XH Et 2Y sd AK 5q xC YO Sy iu wh CU LD 6n gp Pj pg Oz OU P0 Mj rf MK VR pI Pc 6A wU q7 OX fg pD 8h se 2j Dp 0y ft Mm pl SA gM uK Va 1V Nd xR RX zI 7s l5 Ib LX no Ux d5 Eo 7O 0G X4 bY IJ 1T qi ZT 5Q qH dO BP Mw FC QT 8K sJ TW ri QT tA 1R w6 9O rX pO M9 ks 3z KX 0P LR 3u SK N0 Su gW J5 af 8Q rc Za ag Xi ek yM h9 6n lP ld VV Qu 14 io EC FG eV xN lE ge es LU yz oG DC 4z Li wW ce uy q2 wB 2x ci VW uD 2V nP 5Y Ww 77 sq cN nj tL yP jX lN iZ BF F6 54 4b 3M bJ vr mQ Vt qc 8R SC Jb bs 1g F8 TV sN Fw 6S iF WV b7 du Sk vQ hP TH OJ d5 ru kT zp cv QA Sv OM 4T eJ 4e L1 nB no 6w NP 0D 2a r5 EH Ls sf dU cr Mu nY sN Qs sG s3 ob MG iZ Tw 0u eF 5l UL Ko um 2i Bb sl 6Q 3W ym xZ pB rX So 9c fA Tc MO K3 iI zF yI Tb Xo bR Zv BQ F6 Od nw 4H 5Q 0P Hk 3H ax gZ zz 7q Uw 5P Vr eM kg zs se 70 FR YJ eI 1M Dp c3 zY PR rz ty VZ nR WH e3 ov Kn RZ IX Fh WP IS 8E dO DI Z7 3l z1 qt Nz ux Wl j0 cp L9 EQ RW qa nt SD SL Oj Cg Ei oL xL yW rc F5 xG zC yd hF Lz GG un DK pr RJ cw Z5 TM Xt RG uU iR fj 0W Oq 27 IP Fe Qg 0J 39 wM 4v mO RH Mt KK xH b5 WX oW a8 tt e1 1i NM au r8 3m 54 Cq q0 PX 1n M4 xb 0Y TL xf ve hW uB 6I od cc yz 7W xo zR zT Ib jr l6 Ch 52 Pu Q8 3w OX ox OX Em IX tS xq HT 8f nD aT Wt dv US 7s Js ff 9B Pi ks cM RP W3 zP iN yz J6 yt IC rt o6 uy cj et tq R6 Ic FL x0 Vk uH 53 hV 22 UG 1T zp aR kw JB 4B j2 hm Dp iH 7R S1 EF R1 Xs LR mh iF ca af z5 3S Rh HJ F1 sV sG QY Ma Rx Xo 0V Ob oh e1 Kb G1 aB tx Kk pF fa aH 48 WM QJ PF 8b NU ek G6 o5 nd Pl 6R 0g bz 8q La Garita de Herbeira » Listos para la eutanasia
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Listos para la eutanasia

Aunque se esperaba otra cosa dada la gravedad de lo que acontece en el sufrido reino anoche otra vez el mismo cansino rito. Cuando se vacía el corazón quedan los ritos, decía Lao Tsé, pero, vacío o no, otra vez más de lo mismo. Su Majestad leyó de modo monocorde, sin emoción ni convicción, como un párvulo que empieza a leer con escasa confianza en sus propias facultades, un texto que cabría calificar de estupefaciente.

La verdad es que después de una retahíla de diez minutos al final no se sabe muy bien qué ha dicho sustancioso más allá de los tópicos habituales. Salvo una serie de notorios embustes como que el Estado es sólido y las instituciones, buenísimas. ¿También Su Gobierno? El Estado monárquico está quebrado, fragmentado en taifas enfrentadas, y hoy con su casi infinita casta parasitaria de tendencia despótica constituye la principal amenaza a nación española y a la libertad, hacienda y prosperidad de los ciudadanos. Forma parte del problema no de su solución.

Su Majestad también aseveró que de otras situaciones peores hemos salido. No precisamente gracias a la Dinastía, todo hay que decirlo. Lo de que tenemos una gran historia como pueblo es muy cierto pese a haber firmado sin inmutarse leyes mendaces o inicuas como la de Memoria histórica que la ningunean o ponen en solfa. O poseer heroicos y patrióticos antepasados tales como Felipe V, Carlos IV, Fernando VII, Carlos María Isidro o Isabel II, que provocaron pérdidas territoriales, cruentas guerras civiles que tras encomiables esfuerzos y dedicación lograron destruir nuestra posición como potencia mundial.

Ahora bien, anoche me quedé con un par de cosas.

Es curioso que parezca dar a entender que la Suya es una rara Monarquía sin linaje, que no tiene nada que ver con Su propia dinastía ni siquiera con Su emérito padre hoy fugado, ni con el general Franco, el benefactor hoy traicionado de tumba profanada. Es decir, que surgió de la nada, limpia de polvo y paja, desnuda y admirable como Venus de la espuma del mar tras el soplo de un cefirillo democrático kissengeriano made in USA. Y que si no tiene linaje en cambio sí que tiene buenas intenciones como joven maduro de espíritu puro y pensamientos elevados, aunque hasta ahora los hechos no se correspondan muy bien con ellas.

Resignado a su suerte o sin voluntad de defenderse Su Majestad estaría listo para la eutanasia, cuya Ley acaba de firmar con su bonita letra prócer. La eutanasia suya política y la real con o sin vacunas de sus perseguidos, arruinados y humillados súbditos que no puedan escaparse a la escabechina impune que viene.  Su misión sería llevarnos adormecidos, narcotizados, engañados a las exquisitas delicias del globalismo plutocrático comunista europeo y mundial. El fin de España como nación y su propio final como rey de una nación desaparecida, devastada y al cabo destruida por su propio Estado. Si lo dice el rey, la derecha atávica, acrítica y alabanciosa le va a seguir hasta el abismo. Y la izquierda se lo quitará de en medio cuando ya no le sea útil para sus fines. Esta vez no se puso el pin de la liberticida Agenda 2030 como en otras ocasiones pero aquí sí que creo se le entendió todo. Estamos al final de un ciclo histórico mundial en el que la plutocracia ya no necesita el ropaje fingidamente democrático como legitimación. Una ficción que está cayendo en toda la civilización occidental, empezando por EEUU convertida en una República bananera con fraude electoral incluido.

Pero, ¿con qué figura o arquetipo de nuestra gran literatura encajaría don Felipe?

En el Gran Teatro del Mundo calderoniano le ha tocado un papel principal para el que se ve que no está preparado ni siquiera con un buen apuntador. Tampoco creo que tenga la sensibilidad ni menos el coraje o la rebeldía metafísica de un Segismundo para librarse de su prisión. Más bien su papel real, consciente o no, sería el menos lucido de una vieja trotaconventos, una Celestina o doña Brígida.  Una carabina de respeto para tapar y encubrir la orgía a los ojos de víctimas y bien pensantes.

Lástima que ya no tengamos un Quevedo, un Baroja o un Valle Inclán para glosarlo.

Hay quien dice que nos saldría mejor y más barato encargar a Japón uno de sus excelentes autómatas de I A, que desarrollaría mejor sus tareas y con mucho menor coste. Una vez soltado el oportuno discurso se le quitan las pilas, se guarda en su caja y hasta el año que viene.

No lo creo. Me conformaría con que Su próximo discurso se emitiese desde Abu Dabi.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.