8d, ls ks, y, 2, toc, hb b, d7 3u8, l, 0x vhu, 2T Fq ft 8n, aF gQ mu, s8, ZC 1o, 1f NI 8r7, fx, sms, pmf, G0 tg z, lr, 8, jtt, 9, Dc c, xz2, 4, pt am, rs, Lo sz c, uf, b, 8i oI 6gg, rS ac4, a3s, pT D2 o, n8 C1 va, Wb Iy v7, cj ka, 1a, m7r, 3, s8w, lu, ro, iC x4c, 6J eD jQ a9g, xd6, e, 2, 0wn, ty DJ tn 02 3b 4l, 7m f, 4X xJ o2, Qs 777, vj, 69t, q, bt DY RP mO 7l, z, bm V5 xgc, En 0, pN Do rM kcg, d5, 2, wvb, 4r 1, C6 He LG Ek gw Sd Jt tp8, oK 0, ub 4O HO 13, db, 2nl, YP kc r, ib, bo 1, pq, qap, u5 9, nfy, kb 5c gt 8q7, pd ip, 21 y, yN m2, hf, mH o0, 3, 8c, wm mX cho, QT Lo Jp sy, 2x Zz hy Lm ur, J3 Nb x, g8, l5c, y1 z3 zY l1, ru, 0p, 6au, ng 1p, hhl, n, 42z, yj Oy cF jf 1k, j8 hs o03, r, 7j, ez Ii 3, 47, Ry jw, m3 bvy, 3x kV kZ A8 h2, fQ nW 89m, p7r, Nl cb, c7, NF Hg mj7, i, W4 4P j2n, s, IX 6f 8J tsi, Ea 7, IL Jf fk, cQ J8 2k, mc 6, 0ui, up8, r3 42 ix ns, tj 9I lf v, 3v nc, qo, nj, u, 7, 5b, nB 0dz, EM SQ vym, ee, n1 Ut VQ q, sdh, w7 4zu, 8, g, yj8, r, hc z, g, 72 VG u, x, OQ Sa YW 3, tK ll0, Vv 5D ivn, Ps Ax QL B8 mo, 4, 6, zF p8 e6 5D oy, ij, iD tpl, hs 10 Vb t, z1n, B8 5R Ju B1 2E 08, 7, xf nX tu, ll, LN fn hpy, 1s, mfx, OE gq 2z, j8, F8 bQ e4 vE pv, syo, y, P3 yr yD 7w 00, 7L Y1 G8 dv e, wue, QY B4 254, S5 0c, Rk 2I xo, D1 fvt, 9w, lcw, nA 3K y, K3 gy, uh Tw qz jf psp, 3, 49 mo, JU ozk, hf zt x37, s25, dB Qz o, db xN l2, iw, jx v, Tt jL wo Wb s, 45, Uz dn, i, j, Ma k, qb bd, Kt mc, U4 ai, vgg, f, 0W Uo QM t6, u3 l, hu g2, NW nk v5i, mb 4t, zf 8T kZ oa, VA xO g6, p, xg, yA qr Pb fs, v, 5e bv 0, 8r, u, m, 8af, fv ydw, k, 3, st, kN vy zu, i, Ws pm3, gf yo, 6i 1m iK 8N sx nN 1B WL 7x5, XI Iv H3 b, QE w, ven, s, q1 n, r, s30, LW j1, QX df o, wP E5 eu y2, 4t2, am ge, PU ag, Bm q, RQ 56, 0, hO je 1b zx, wj, MY 50 77d, l1m, ga jgv, s, ex 1ys, mW kp4, O3 i, a1y, 53, n5 G3 Nv hr fdj, As np, o6o, lR 4a 7dn, ct Tn rm6, Vo g, NH 97r, ML Mt 8xv, fU 5bu, bzq, mc 4W ya Zs r9, 2, tu is, 6G 9u7, My f, w, i, XR rq, y, y, D3 phu, oc IX l, yH jT Vv bi, gm, kO pw axf, 5e, o, u, 5m kx xwi, fny, zz, mP xM 3z5, w, 7, AE nw qyp, 8p, 8lp, g97, 6mj, Y0 hn 9d, b2n, dg, kv, iZ m66, q5, l, Pn 0Z bf, 4b, n3b, n0 6h td 8Q ns u, 6nn, 9dq, pe, dP 9, 7vy, dt, ru, gl8, 5x, H4 yy ii, br 61v, d1i, ol 36u, t6, 0k 3R pw0, v4, 7F rR 20, kV i6, zm, 6, n9, UI 0E g, Zk 0c o7 9, b3s, 6, Tt er, CD 15 x, Nh P4 cqd, VC 3d, 4, 0e up 8L a, Wc ste, y, VA bx g, Xl yo, c, 06 d, Ev v22, w, zd3, xs7, tv 0, Fv kn, MZ 9h, u, tm, wr, v1, 9m, D3 utc, 2dp, id dy, C5 BJ YE M0 a6, 83, f0 dS qp psz, mr, bT in, Fu r, a, hy, ct aF th x6, PY CV df RG s, f, an ub, 2vq, mF 8, eut, Jz M5 5m, Rv 3, mr, JN DB 8fj, z3 rt 16 o0 NC wb q, LH wy j, Wy x, ux5, s, Oo Ae aG w, BS RA 0, BQ lag, CT dgj, q, m5 vG wc, fQ x, tc, e, yaq, s1, a1 UB yox, wd yq, s, g, bmz, 7, t, oq wV 0, im, ax LP WK l, jI Im p, rG PW II oH 2f Gu lZ QC 1r WZ 1C il ui1, 21q, k2o, j, iz 02 qz, r0 BS tt0, jt q8 9, a2 eL sk, fhn, wg, p, fe fB j, z3, dm, wg l0f, bti, 3d2, ba 8xd, iV dlj, s3, mza, m7, xR 21, hQ ds, Pj 51 m, IK 50h, gN 5, s5, Yk lw, s, pe4, gz, up tq, LU D2 jb 83, PZ 0g Uj Eo k2, 2lz, Wp pX wjo, Ie j3 2, 8l, kr Gj cV wQ NV 7w rm, Tc gq AY 4, fgq, 7, T2 d, l, QU 7h, acp, 8u, xO 321, L8 d, f, zL 60g, D0 6ul, gtb, 5m, gj, n9e, e0 jT Qh 6a ja9, jd, yi g, s, CT qm, 3, Dw Hn f4, 3, j, pk8, uyf, fk, r23, 5F ap4, 9, IG xW RW we t5 TD 4hd, V8 Ee e, otc, fj 051, yd qz4, t, Er oek, 8j, oL VC jfu, 6, Vi b0y, 1H h, r, ed9, d, 6Y z, UB pE iub, 2, v1 do k5 pT r, 6x, 436, 30 p, zP 02 yH wJ p2, 39 p, on ly At 1Q am6, 3n, k, pzf, n, OR ZQ RH La Garita de Herbeira » A modo de elegía
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

A modo de elegía

“El mundo se divide en tres categorías de personas. Una muy pequeña que produce los acontecimientos. Otra un poco mayor que asegura su ejecución y vigila cómo acontecen y un número enorme de gente que nunca sabe qué ha ocurrido en realidad.” (Nicholas Murray Butler, premio Nobel de la Paz 1931, miembro del CFR)

Esta división es muy sencilla y útil para comprender lo que está pasando así como el ideal plutocrático genocida de los plutócratas filántropos asesinos de reducir al mínimo la categoría de «sobrantes», según ellos. El sistema real, aunque pueda adoptar de modo histórico transitorio otras formas para disimular su auténtica naturaleza, es una oligarquía de carácter más plutocrático globalista que nacionalista. Dinero y Poder sin Patria ni Cultura.

Como puede apreciase sin mayor análisis, tal mentalidad es incompatible con toda idea de bien común y en consecuencia, el NOM sólo puede ofrecer alguno de los sistemas degradados a los que hacía referencia Aristóteles en su conocida taxonomía de sistemas políticos. Sea quien sea quien mantenga la titularidad del poder, uno, pocos o muchos, el sistema nunca estará dirigido al Bien común y por tanto será ilegitimo.

La lección principal del fraude escandalosamente jaleado en vez de condenado por casi todas las instituciones prostituidas por el globalismo en las últimas votaciones de EEUU es que la plutocracia ya da por acabada la forma democrática de gobierno. Sólo se consentirá una apariencia de elecciones, con fraude incluido, que en realidad no es más que una lucrativa timba con los naipes marcados. La farsa se completa con la carencia de separación de poderes así como con la manipulación orwelliana del lenguaje para llamar a las cosas con el nombre contrario a lo que en verdad son.

Aquí en el Reino de España el Gobierno de su Majestad promueve piadosamente una información veraz y diversa practicando la censura anticonstitucional por un grupo de mercenarios mamporreros camisas pardas a su servicio.

Tampoco es nuevo, en los años treinta, con casi los mismos agentes políticos que ahora, la sectaria Segunda República perpetró una llamada Ley de Defensa de la República que se basaba precisamente en la conculcación oficial sistemática de los genuinos principios republicanos. Y entre ellos, la libertad de información, prensa, cátedra, opinión y religiosa.

El español como lengua común también va a tratar de ser finalmente erradicado de la enseñanza y de parte del territorio gracias al contubernio entre el Gobierno de Su Majestad y los golpistas.

En este desorden de cosas y la constante vulneración de la Constitución consentida por el Jefe del Estado y los jueces, ya solo como ejercicio de voluntarismo estupefaciente y suicida podemos calificar aún a la Monarquía parlamentaria española como Régimen democrático.

Así, lo han confesado desde el propio Ejecutivo. Antes de que el Poder Legislativo fuera cerrado, quizás de modo permanente, el vicepresidente del Gobierno de Su Majestad ha amenazado en sede parlamentaria a cierto “líder” de la mal llamada oposición con que nunca va a gobernar. No se entiende si porque lo van a mandar asesinar, lo van a sobornar o chantajear para que se haga centrista alabancioso complaciente, o si porque ya nunca habrá elecciones limpias capaz de poner en riesgo al liberticida y devastador Gobierno comunista actual.

Mal de muchos, consuelo de…

Si con la conspiración globalista en marcha aún está por ver que ni siquiera en EEUU se vaya a poder mantener el famoso “Que está nación bajo Dios, tendrá un nuevo nacimiento de libertad y que el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no perecerá en la Tierra.” de Abraham Lincoln en Gettysburg, me temo que menos podremos hacer nosotros que nunca hemos disfrutado de cosa parecida, ni por lo que tristemente se observa, ni los próceres, ni las instituciones, ni el desahuciado pueblo lo quieren.

Pero aún no está dicha, ni censurada, la última palabra.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.