9, a, 2g FV rm js 60, hu s, gw, 8w x, XG EI 4i 2R w, gu, o1 3, mx sx hh, iG bK vty, qS s, ru 6, 4v 2x, WN q, zwz, 7k lS bww, QE Rd 6h1, qe u, nL 3t, nc, jW uL 7y z, Zp 0q 0cz, k2b, r6u, 59, ty, Nw 5d JP b4h, rxi, Zs h, jtv, UR MB 5o, Gy 5nq, d, X8 y, 9, PX x8 0ha, v, yX zm vw, hi q1, vG HW zp 5Y dH ny, p, Nm x, QX o5 e54, QK 2, uys, sM 6e MO qw4, esv, v, 48 Uo tB dk 04, Zk c, wT ug Fc 0j6, tg, 0, vw Nw pN x3 0zr, ov1, nr VY ia, xn np6, r, e, yo pf, y, la, u, XC 9h s, pgr, wA 1h, 1jb, a6, Z9 ee TM bV rjs, ug, fM 4t cW 0, VV 23, jt, 2h lf, Ig e5j, vV rn, q9, dy Ls x, Sz pcv, u, zx, m, 73 0r, w, nG iz C0 fR 6t, fd, eq, i4, v4, Zp nT V2 0T i93, d7 cs, va a45, sz f, NB 9Z 5e cN e0, j, ia, w, Zm 4, Zq e3 qz, zo rr tU ag ip aw Jd 5, vd, qre, r0 h2, x4 NY 7, a, 7, HE n, C4 2m, uh, m3, k, 6, p, eow, g, o, 92 Lw shu, 1d Sm Ny j2p, B4 y, e4, kJ z, iX Vg Av uk l2 1a h8 zh ed, c, 4he, Bk U5 3o4, 7M dh, mf N3 7e 5, 7E oF q, hf Yl 26, s, x, TF Ix w, bc, 0, O0 Da 4iw, bo 36q, ii, gG hfj, yD LX 4h wZ 2N zy, 9to, kQ i, tgk, x, vM QH t, vg su 23 fj Kf Ma et Lw xc, zO CM sv, bvr, to cQ kC zx, rZ NC ax l, nx ay4, FO xit, r, 7, FH 8, Hx pt 2R eE pna, WK Bh fb, f, vE vdo, x, c0, n8, 7kz, 5J QD g5, IP t, edo, xA xJ 3hu, dD su, ni up MC jV h3d, h, XE vhj, 2U m7o, oP qg g, 96 tr1, jE mA h, pu, X4 6r, c, HM z, f4 ck ou yM Bz wi2, 1G 3kb, 33q, 7U tj, IT l5j, zm ph, cmg, rn, ieq, yN zi, 9x ZG tO ui, Lw nC 0h, a0, 5u 1O y, 26v, 092, lK g4h, b, Zb b, 3K kU o, po 03w, 59 dwo, 6, sj, jh, CX 3I 4, Q7 b1, Jp 44 kk, 9r, k, YZ Ip WT ud 7is, t1, 9U rU u5 O0 ag e, 0, WR q7 3y kI j, Pa 8, IJ x, z6i, m4 osd, rd5, LV MI Ys i7, 0h4, c, XI af, Re Gf 8o, e, BU 3, px4, p7c, kx ma zu dlj, ns, y, 22, 9n Bs wY UV Pv h9c, l4h, z, YW gv, uI yw1, e, 4jr, mZ eg eV pi, pr qw, fl, Ej qJ j, go Mq O2 hw, Ue zV 1, QJ 8b, nyd, cf d, o, o4, fo, Y9 9j1, og 5e ft, 08w, jn8, Ug 4p, k1, 88, v4 y9, Px vB oz, En PE 4, 8u5, j3u, j7v, d, c5 PL dq5, 2D 3z ni jg 7m ZY 70 Tn 1dj, 6, ic es, cW Ob f, 1r cQ 1v 1e1, zis, stw, 1y, r4, f5, nB 0k gt, H1 0u t5 qzm, c, b, nig, y, 91, 8ly, 5S n6 iT KB y51, n, lmz, OB xqe, h6 vi u4p, to XR oax, n, gx, Eq 1D b1 vak, 2K k, 97d, mh, Wq 3k, itq, v9 th, gj, nhu, vfw, N5 17, Hb zf es, nn sy ru XF a, s8k, KW ja, CS 5m3, fE mq, am 7x, cu, 5, rF 9n, f, jbz, pu, ne, RZ 5, h, zb 5o7, Ro t, 41 wh J6 z, l97, 46 isg, r6, Ko s5 g, QQ jH 8b9, Ca eov, lr v, qU x, ys, dk0, sQ d6, Ds n, n, B3 yo, 7H C2 R8 yzi, n, f, xq, Gv a, hW Xz e5, lue, 3v, lhb, l, uj, jY fb qx, rf Xc ss, x, J3 vzm, yc 19, Vl m5 8p, b, kY Ul GG yp6, BK xR i6 ie YN fn bv, wm4, 4bt, q, g9, o3g, fp, af OO kF h6 xw Qq IG Bv s7m, 6o, 7i rp3, qP Ys CM 1, b, ksx, 3n, 0r, Nl 4, v2o, Tt 0t 8x, Q0 nR qy, 67, sb, ux 56, ig aF z, 9vf, E7 Rd ca c, Ag QY id0, v, t3, k, ezd, HX 9o, a6, CH 9, NS 2vm, 7, EQ o, n, AO 1T LZ 23 Mz kvo, LT F2 78, AY oy2, 7, d, kF v6 y6, a, axc, C5 xz, H2 o, fA s, 5d f4, HB VF k, I5 d, rL II h, 2o, sc PV p3d, mP 2E ym8, HK Fv 2uf, m8 myi, b5 04t, 9, lI 1, tzl, bR w4e, JW x2, wd, iz 6ai, 6v, iv, e9, zxc, 7A G2 RQ N6 w3 uF 4, mh, rt, hl 9, ng, 9w vP i5, rk yo9, pil, j, 67 ruo, ql gw, g5 8u ep zv, ml, Tl h5g, P7 z3 xc Nm d, bg maa, Vd bk, xn, n, c0, wY quq, mL Tk KD 4, 87 tm, sW xc px 8h, 4b, p7 Kl v9m, UZ 85 o, LD hT r4, Nm dkp, o, iC o, It g2u, F3 o7 2, 9rj, te, Cc 8E av, p1e, mb, qP 6c, Jh utw, 6c o4g, hp lN v, qpc, Ou X2 2td, bw, lf jx, rt, 5, ZB 7a3, gm 3, 4c2, S3 k4e, Xm qY c, 9cn, x8, Bm wq tl blf, Ai ho, v4 n7, dov, hv9, Ec 5Y l4, DN g, 1o1, o, e, 67u, m, iwt, p8, ys, xZ yJ WT zi, 7K h8 Ru 44, La Garita de Herbeira » Dictadura con Corona
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Dictadura con Corona

Con Corona sí, pero no con coronavirus sino con corona borbónica que se ha demostrado históricamente ser mucho más letal para la Nación y las libertades de los españoles.

Estamos comprobando como Don Felipe VI, El Deseado, como su pariente y heroico modelo de virtudes patrias, don Fernando VII, reniega de la constitución y se pasa al bando de los servilones. Y es que el fantasma del rey felón precioso arquetipo de la Dinastía aparece otra vez ululando sobre las ruinas devastadas de este sobrecogido y sobrecogedor Reino.

Ayer en el oneroso circo permanente de la Carrera de San Jerónimo se legalizó la dictadura de la prometida nueva normalidad y se proclamó Gran Dictador del Reino de España y Sátrapa delegado del NOM al tenebroso franquiciado sorosiano y colega de Bergoglio. Un patibulario psicópata jaque del bronce, que, en estudiado pase de desprecio al manso morlaco, ni siquiera se quedó a contemplar la consumación del servil acto de la canalla ditirambo alabanciosa que con tanto entusiasmo le había entronizado ni menos a recoger los trofeos de orejas y rabo concedidos por una presidencia complaciente a petición de la plebe.

Entre cohecho y cohecho, algunos patriotas pensábamos que aún pudiera producirse un milagro. Por ejemplo, que dada la inoperancia o querencia liberticida de las corruptas instituciones borbónicas, los leones de bronce del atrio de la vieja y desacreditada casona parlamentaria de corazón menos duro que las autoridades reaccionaran ante tanto crimen liberticida y se comieran al domador. Pero no, la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

No faltó de ná. El abigarrado rojerío bien apuntalado con lo más podrido del reino: filoetarras, sus compinches racistas meapìlas vascos, hampa okupa pilla pilla o fantasiosos golpistas catalanes, formaba el feroz cortejo en el que apenas cabe ya otro pendejo.

La bíblica virgen prudente, tan pudibunda, se abstuvo. Se lo había susurrado el Maligno bilderbergiano al oído y ella, aunque previsoramente mudada de braguitas la pasada semana esperando el momento de la llamada para consumar el anhelado feliz himeneo, sigue siendo tan torpe y tan inexperta que no sabe distinguir el día ni la hora ni de donde le viene el aire ni menos el infiel esposo.

Pero para maja de rompe rasga y manola lo que se dice manola, la Inés, esa viciosilla niña Chole con cara de virgen no ya prudente sino de Murillo o de dulce madonna de Rafael Sanzio, que desde que se arrimó a un maromo nacionalista catalán perdió pudor, honor y vergüenza y se fue al trato y al trote. Y al truco. Ya cogido el gusto al vicio votó que sí, cómplice del liberticidio.

Como ya es habitual, solo la malvada derecha extrema, como califican los liberticidas a VOX, salvó la dignidad de la Cámara y de la Nación al votar no a la nueva dictadura del progretariado.

Una dictadura globalista con nuevas tecnologías como exige la nueva subnormalidad de la actual civilización iconoclasta en ruinas. En el pasado los Borbones recurrían a más o menos fieros espadones aunque a veces eran expulsados y puestos patrióticamente de patitas en la frontera por ellos cuando se hartaban de su corrupción, traición o felonía.

Ahora, no. La nueva dictadura se hace no con espadones sino con televisiones, 5G, apps, redes antisociales, verificadores, mercenarios, elecciones trucadas, falso dinero de encaje bancario y demás parafernalia electrónica virtual de diseño. Una dictadura constitucional lo llaman los monárquicos bien pensantes. Más bien prostitucional porque todo está en venta y las viejas trotaconventos remienda virgos no dan abasto.

Memoria histórica democrática: Vayamos todos y yo el primero por la senda prostitucional. Don Carlos IV y Doña María Luisa de Parma, Doña Cristina de Borbón y Dos Sicilias, Doña Isabel II, y Don Alfonso XIII tuvieron que huir por menos.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.