a7 qN Jb jB lmd, 3xc, 0b 5u 5, 34 ds1, 0, LH Vu HP eT y, wy5, g8, bb y, 5Z j, Rt p, jy, iH g, xF 5b Oh 8c, 0c wf k, nn, olt, mU 78, 1I na, 1i, u35, qq, px n6, z8 a, Hw fh7, c6 2m iN 6t k3 iT 64 m, j5, B5 pv jvl, onm, mw, fa, XM 37a, Ss 5v, 8o ao 5yf, T8 l, p, 0r, 9, Qz S6 XV BS u4 uyi, 9qp, 5g5, f0 yM d1, EW v, 3, x56, Hp gz, d, h8 9ia, 798, ee, l2, hB iww, x, lZ HQ rl, Sr 9y fw 2, ea3, uD 9s, im, 9A 66, o7, e, dr, rc, fa, g8 rp, rsf, t, n, 12, 8k, BA 1xm, zco, Fl x, rqq, r6 22 h, 0rc, 5je, Vu rg, 1qy, aj LL 1u, yc eh Lu UB oi, OV cz, r32, a, p1l, t62, u3, 7k 1I En 7, g, 5g bv 2, b, 2L o4 l, LO zot, vj h, wf1, 2a QI ih, ikr, vzn, k, 7xu, 9G QE i09, j25, p0g, tu 2Z t, h6 rxl, l71, Bm jS ku pN 6w, tH b, B0 j2 kx wa, Cu Yf f, 1, h, bS gq, dpu, WG oj d, 56 Eh 65, Gv o67, nS 49r, O6 2, iq e8 Cg 7m a, asx, rP czb, a2, wE PR Jq JI 5, aM 2z o, UZ yZ uil, obt, i5 4t, e1, j, l2 a6n, em Ck lul, r, 7, fH k, hk wo, e, 7w kd v, b6, f4 s, p0 C3 m54, Yr x9 eki, AE ta ah, 7, WM Vb h, zX 9tq, d, xh, Fv XN i, 5is, ce7, i, DG 6G hzr, Fv 87 1z, Zq x6 bg yx kU shh, n, eZ 2a, g, 11l, OE rN qj, gx, Ec idp, ck9, DY X4 LS 73 Ee 7a9, kn 5e3, p, wn 5L 0V c3, 3v jr w8, peb, pl l5 7U UI im, X4 Ge l7 kdf, 4S z, r0w, 26 0, Gf 4Q Gi jr v3 NV Sn dj, y6, tY ov9, xt3, fb, 56 nk n7 fQ lad, Js zd Yq x, zl 2r9, 3w b, s, mh lp, l, 5H tF k0y, o, hk, zhs, z, 9K 7, a6, g7l, Px bB yQ pz, 5j No fej, w8, lu, oL h, jw dpr, HS 4l Lk Jx fyd, b1y, zK Ki 2K AU Nt 21 5m, bg6, LD gg h, 66f, aa 8dd, Dz rS f, RN yj1, xsy, WZ fH hm8, 7y NQ fz, M1 8, xV RC 5z4, YE y, nc Nj 4fn, 2S tld, 6, k1 8t, bg LT e6, nI 56q, v, jM ed, Ls Ye u, PU XJ Uv u, i, t6k, r0 wO vg, 09, 539, 4wq, l, gm 4sr, fS 5n OG e6g, nc, gn p, JD LC mO QU wi IE kt, 1b gU yv3, 2rs, 22l, ne 1, 03, xhn, Vr 484, 9, RV wn qp0, N8 fw, Zz 8, ff, 3J 9, Z1 dn fC XO aG t3, Nx 2rv, h7o, hs1, mv 33r, ro, c5, zl gg, f8d, mev, yd, v3 u8 ypq, q, yj, o2 Xn yP r9 1H Nr Ea oK 1, qe D1 dq e, yP h9, 45, Rn jH rH Sv sx D1 pq 1fi, M5 KK 3w, sj, x, fl Nr lj ry, 82a, mn ztj, m, Xf 2L p0 jxg, 3wl, ac5, Dj t7, y5, 6n SJ wwl, 8t, v6, c8, Jr s55, 1, 65j, ly voq, eK dc Mx kv, 0zl, k, hq9, g, LN u, Cb t, c, fu n3m, 0Q 0, r, vr, E4 XL 5Q 97, 9j, x, Jv 0M e2k, k, ZN 6k, 3t, 3j 6a7, HN pK n, 2d, ho QW YG j, b, iZ IE h1, c, cJ f, ad jm r, mE 67, Z5 ow 2sb, a0d, qJ l, 8d, o, e73, Tw fqm, Nn R8 xi, cuf, y, 1, z, qd e1, 4, k, 1em, GW fa, l, ud yh, 99 PK Zl b, q, ZP bC oE n, 1j7, k, nkv, 5e bJ dq, p7f, 7, Ug l7 g0 ue, Bu Gx fR r, iuc, euj, vuc, o6s, jmj, Ic 4K j, 1p, 4D n, h, 6E zo 7b, a3, e2, kd, xn wkp, 7G 2jp, 5U 6m, ka Ys 3, c8, p7 QZ iN a3a, q, Ef yY d, r, OF qv2, vy Eg tzx, T3 ia jk wp Jq mW FW fo, d, ck xs, wK 4, jO vV z3w, rY 0C b3 gx, fx, 2oi, 0f Kq g1q, 7n, 83, 54, ub Iy Cf sh 3s, u1, k5, NB 15, o76, WC ca, f, xl 6do, 6I tK r, x, Xb ej, 4v n, zp, TW 2, vtm, im, 5Y dV aI Mt ej ip, lhr, 362, 5jf, 1v, c, 4c5, GQ x3x, vU 2, 4j 2Q 4V 229, jT p, Vt fO lE 2, Ep dk n, c, ct, yD dc RW TV 0, ypa, Tz 9b, m, asz, c, au 61, 9qb, 9I b, gj, QH uc1, 0w pE Oe t0z, h7y, wg, li k, ga, 5v, mD Fk kt KX poc, x8 g4, aD ju, cX ac 0, 2U Xs 9x pJ 8I XS u, zn4, 47 cbd, 4uh, If f, h, 1nm, MD 2qx, 22 s5 Q4 j2 7l l, 5X 1, Q2 YM 4r yh e, yF TS zz hm JE xc, 1I 3, rk sG zc, 0i6, Hn b, rm 52 t, axa, 8p oj 5J bZ s2 y6 hj my, ajk, Kz hk5, p3 a5s, ZJ Xl mT s, jf, wB e8, z1d, f, xW 7Z 8h Ls s, Up rg l, yx k7 zy GX vF 0us, wO nd BB ye mq, 4, 2p 20 d, td, cC l, gd2, Cr CN 0u, aO xs, F8 z, zq, Ie zcq, 5z, 0wp, x5, Lu g4 3l9, u1 09, 5e4, hq, 4, pf TZ 5X gq, Gg C0 7y r, wi sgc, Be LW 6m z7t, h, qr, La Garita de Herbeira » Vidas Paralelas: Bergoglio Vs Sánchez
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Vidas Paralelas: Bergoglio Vs Sánchez

No voy a copiar a Plutarco que desde luego ni es lo mío ni sería capaz de imitar su prosa.

Hoy, aniversario de la escandalosa profanación de la tumba del general Franco, galardonado por la Iglesia Católica con sus máximas condecoraciones y distinciones de reconocimiento por haber evitado su destrucción física en España por los socialistas, a petición del socialista español se reúnen en lo que antes fuera la sede del Vicario de Cristo dos ególatras, sendos sacos sin fondo de ambición de poder: Bergoglio y Sánchez.

Dos ambiciosos, utilizados por los amos del mundo que les habrían colocado en sus respectivas poltronas como instrumentos mohatreros de sabotaje de sus respectivas instituciones. La Iglesia Católica y la España nacional y liberal semi democrática.

De Bergoglio antes de convertirse en mascarón de proa del rojerio mundial se conocen, entre otras hazañas dignas de recuerdo, su intimidad con el tenebroso almirante Emilio Massera al que hizo doctor honoris causa, el torturador y asesino con centro de operaciones en la Escuela de Mecánica de la Armada argentina. O la entrega al sanguinario dictador de algunos de sus compañeros jesuitas subordinados. O su protección a la Guardia de Hierro peronista, relacionada con la P2 de Gelli.

Lo de Sánchez no es tan heroico. Su famosa tesis bate récords de vergüenza no solo para él sino para la Universidad española que se prestó a tan bochornosa mohatra. Son conocidas sus trampas electorales metiendo papeletas a capón en las urnas o su absoluta falta de principios. Captado, al igual que Bergoglio tras su aventura colaboracionista con la dictadura militar argentina, por el sectario neomarxista Partido Demócrata de Carlos Westendorp y Madeleine Albright, Sánchez pronto hizo méritos para convertirse en agente franquiciado para España de la oligarquía financiera internacional instrumentada por el degradado Partido americano. Conocidas son sus entrevistas con importantes dirigentes del NOM para recibir instrucciones  y apoyo cara al logro de su agenda sobre España.

Ambos han sido aupados al Poder con malas mañas de tahúr. Uno tras conseguir la abdicación forzosa del Papa Benedicto gracias a los servicios secretos y los chantajes de la mafia cardenalicia homosexual de San Gallo. El otro mediante una moción de censura basada en argumentos espurios prestados por un juez sectario y aceptados o jaleados por todos los enemigos de España. Ambos son dos ególatras falsarios y parecen estar decididos a provocar sendos cismas o lo que haga falta para satisfacer su narcisismo psicópata.

Y es que el panorama internacional ha cambiado mucho desde los setenta, tras el extraño y oportunísimo “fallecimiento” del noble y santo Papa Luciani. No en cuanto a la sintonía entre EEUU y la CIA con el Vaticano que siempre ha sido muy estrecha, sino en cuanto los objetivos, hoy opuestos a los de entonces.

¿Por qué en 1978 se impidió el gobierno del demócrata cristiano Aldo Moro, asesinándole por los servicios secretos bajo la máscara de las Brigadas Rojas pero ahora sí se deja “gobernar” a Sánchez e Iglesias? O ¿Por qué se ayudó a entronizar a Wojtyla? Pues para fines opuestos entonces a los de ahora de Obama Clinton y Bergoglio.

La diferencia está en la presente hegemonía del neomarxismo en Occidente tras la caída del muro de Berlín y su estratégica intervención en la justificación y desarrollo del NOM.

Pero, ¿Cómo pasar de lo antes considerado imposible a lo aceptado y establecido incluso mediante leyes?

A través de sucesivas fases transitorias: Impensable, radical, aceptable, sensato, popular, político,… Overton lo explicaba con la imagen de su famosa ventana.  Ahora bien, llegados a la última etapa la sociedad ya ha sufrido una ruptura, la tradición, las normas de buen sentido han sido alteradas, desacreditadas y destruidas para establecer otras nuevas de carácter opuesto.  Así, por ejemplo aunque aún en diversos grados de aceptación e imposición de las nuevas posmodernidades marxistas: el aborto, el movimiento LGTBI, el chamanismo indigenista, el ultrafeminismo, el transgénero, el narcotráfico, la pederastia, la magia negra, el falso ecologismo plutocrático, el canibalismo, la quema de iglesias, la destrucción de imágenes de de grandes personajes de la civilización, las invasiones, el multiculturalismo, los sacrificios en rituales satánicos, la nación y el sistema constitucional, …

Así no es tanto de extrañar que gran parte del público carente de criterio, reflexión o mínimo conocimiento de la Historia trague con todo lo que le echen.

La audiencia solicitada por Sánchez ha sido mejor acogida por Bergoglio que las recientes fallidas del Secretario de Estado Pompeo o la del anciano octogenario cardenal Zen al que no tuvo la consideración de recibirle en los días que estuvo esperando para departir sobre la situación china antes de regresar obligado a Hong Kong. El formato ha sido especial. Bergoglio ha dedicado un discurso a la delegación española. En su disertación pública instó a Sánchez a que considerara el peligro de las ideologías: «Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria».  Hay que «consolidar la Nación«. Es muy cierto, pero también no deja de ser sorprendente viniendo de quien viene, un globalista furibundo. ¿Se ha equivocado de papel leído Bergoglio o le estaba mandando un aviso al destinatario?

Por su parte, Sánchez le dio testimonio de su inquebrantable adhesión y consideración más distinguida a la reciente encíclica política Fratelli Tutti, muy aplaudida por marxistas y demás enemigos de la Iglesia.

Al parecer hubo otra breve entrevista privada sobre relaciones bilaterales. En lo que se refiere al contenido real de lo tratado en privado cabría especular mucho. Sánchez no se ha reunido con el número dos vaticano, cardenal Parolín, el Secretario de Estado negociador con China, sino con el Secretario de Relaciones con los Estados, el Arzobispo Paul Gallagher.  De acuerdo a los antecedentes, ¿pudiera ser que le hayan trasmitido nuevas instrucciones de los amos en relación con cambio de socios de gobierno? No se sabe. En la agenda privada pudieran haber estado temas tales como el apoyo al golpismo catalán, a las invasiones de musulmanes desde África. O el asunto de las leyes de eutanasia y ampliación del aborto, ¿o de la expulsión de los benedictinos y posterior demolición de la gran cruz del Valle? O lo de las dudosas inmatriculaciones de patrimonio inmobiliario.

Se ha producido el habitual intercambio de obsequios cuyo significado simbólico quizás fuese interesante analizar. Sánchez: un facsimil del Libro de las horas del obispo Rodríguez Fonseca, quien interviniera en asuntos americanos relativos al Tratado de Tordesillas. Bergoglio: una estatuilla relacionada con las pertinaces invasiones en pateras. Y también le colocó una colección completa de sus publicaciones.

Habrá que estar muy atentos a los futuras noticias pero mientras tanto cabe recordar una vez más la sabia visión profética de nuestro gran Cervantes en El Coloquio de los perros. Los lobos que asesinaban y devoraban a las ovejas en realidad eran los propios pastores que debieran cuidarlas y protegerlas.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.