Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Escarceos judiciales

En un país medianamente serio, la España borbónica actual no lo es, que velara por un mínimo prestigio y dignidad de sus instituciones y se respetara a sí mismo, el excelentísimo señor vicepresidente del Gobierno de Su Majestad ya habría dimitido o habría sido fulminantemente cesado. Pero el imputado se aferra a la poltrona como una lapa a su salvífico asidero. No debiera sorprendernos porque así, con tal incoherencia y cinismo, funcionan las repugnantes zurdas españolas.

El excelentísimo señor vicepresidente del Gobierno de Su Majestad tiene un horizonte penal complicado por mucho que cierta parte de la judicatura de altos vuelos parezca estar en el ajo, es decir en el golpe que viene perpetrando el propio Gobierno de Su Majestad a la cabeza. Y acaso esta acusación de presuntos delitos como denuncia falsa, ente otros, no sea la peor entre las que puedan venir al excelentísimo señor vicepresidente del Gobierno de Su Majestad por su mala cabeza y flojedad de bragueta. Para colmo en tan impostado feminista de pro, el juez percibe «un agravante de género».  Y además con una presunta espía del sultán vecino.

En este infortunado Reino la Justicia se administra en nombre de Su Majestad, lo cual plantea un primer conflicto o confusión o dilema acerca de cuáles de las Majestades estamos hablando. La del Gobierno o la Generalidad o la Fiscala o, por el contrario, la que inspira al valiente juez García Castellón. Si por mala ventura estamos ante una especie de Doctor Jekyll y Mister Hide. Ahora bien, el manto que tras laboriosa elaboración y puesta en riesgo de su carrera y seguridad personal puede tejer un juez que trata de honrar su profesión puede ser deshecho impunemente por otros aparentes colegas subidos a lo más alto de la cucaña. Lo hemos comprobado hace poco con el fiasco de la fláccida condena de los catalanes rebeldes rebajados a sediciosos. De modo que como dijo un ciego: ya veremos, y nunca vio.

Hace un año, junto al nazismo, el Parlamento de la UE había rechazado la ideología comunista, cosa que aquí ha pasado desapercibida, sin consecuencias, entre otras cosas porque precisamente disfrutamos de un gobierno comunista. El único en la UE. Sin embargo, existen otras nubes en el horizonte que pueden empezar a despejarse en un sentido o en otro, que como las borrascas y anticiclones vienen allende del Atlántico. Me refiero a lo que pudiera pasar aquí si el presidente Trump es reelegido como se espera de no mediar antes atentado fatal definitivo.

Como aperitivo, se ha anunciado que la Administración Trump pretende prohibir la entrada en territorio de los EEUU a los políticos comunistas. De llevarse a cabo esta prohibición incluiría al menos al excelentísimo señor vicepresidente del Gobierno de Su Majestad y demás ministros de su cuerda comunista: su exquisita actual pareja y flamante nueva heroína de la prensa del higadillo, Garzón (no el Real, famoso juez prevaricador, sino el impertinente inepto), la de Trabajo y el sedevacantista charnego enchufado de la Colau.

Aún queda pendiente concluir las investigaciones sobre las supuestas relaciones con el narcotráfico o la corrupción bolivariana de algunos elementos del Gobierno de Su Majestad. Aquí el catálogo de presuntos sería mucho más extenso y acogería en su seno a parte de lo más granado del elenco socialista, incluido el filantrópico predecesor zapateresco.

Otro sí digo al mediodía

Se acaba de conocer que el Tribunal Contencioso administrativo de Madrid ha tumbado la ultima fechoría despótica del Gobierno de Su Majestad contra los madrileños y la CAM. La Judicatura estaría empezando a reaccionar contra el despotismo y en salvaguarda de los derechos constitucionales de los españoles. Ojalá sea el comienzo de una nueva etapa de reconstrucción del Estado de derecho. Bienvenido sea. Enhorabuena.

Es de suponer que como el antes citado excelentísimo señor vicepresidente del Gobierno de Su Majestad, el nefasto ministro de cuota catalana para el negocio de Sanidad tampoco dimita. Estas actitudes muestran una vez más su verdadera calaña sectaria y antidemocrática.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.