Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Méjico no levanta cabeza

Nuestras riquezas han sido dilapidadas por los modernos Epulones, a quienes no bastan sus pingues rentas para hartarse de placeres en bacanales y orgías. Nuestro crédito es nulo; nuestra industria está muerta; la agricultura ya no nos da el sustento necesario, y por todos los campos de la Patria se agita gigantesco y terrible el espectro del hambre.”  (Mensaje al mundo civilizado. Obispo de Huejutla, 12 de julio de 1927)

 

Lo que queda del antiguo virreinato de Nueva España, hoy conocida como Méjico, no levanta cabeza y en términos históricos comparativos no ha hecho más que retroceder en cultura, territorio, libertades y renta per cápita o capacidad adquisitiva popular desde que acabara el virreinato y comenzase el dominio de las oligarquías criollas al servicio del imperio británico.

Para desgracia de Méjico y de sus habitantes, desde la independencia, todos los ratios y magnitudes han ido a peor en términos relativos históricos. Además  de la pérdida de gran parte de su territorio a manos del voraz imperialismo gringo, la pobreza, entonces apenas existente, ha crecido y convertido en endémica. El escenario habitual es el de una gran violencia y el fracaso institucional de la República, condicionada sino sometida hoy por el sanguinario narcotráfico controlador de instituciones, economías y ciudades. Una influencia demoniaca que se asemeja a la precolombina.

En este escenario de absoluta degeneración y depravación político económico social el actual presidente mejicano, el comunista de origen vasco AMLO, se permite perpetrar unas declaraciones acerca de la labor civilizadora de España, e incluso exigir que pida perdón por sus extraordinarias hazañas históricas. Por lo que se ve una y otra vez para los fracasados y los canallas la culpa de los desastres es siempre de los demás.

No es muy recordado pese a su estulticia fantoche que el tal AMLO perpetró una ceremonia en el Zócalo mejicano de recepción del bastón de mando presidencial de unos indígenas, impostadamente soberanos, no sé si reales o convenientemente disfrazados para el pintoresco y ridículo espectáculo. Falsos eran, seguro, porque si no como buenos heroicos aztecas se lo habrían comido allí mismo con traje de Armani y corbata de seda de Hermes incluidos.

La chamana oficiante, ¿acaso de la misma cuerda pachamamanesca bergogliana?, que curiosamente no hablaba en náhuatl sino en español para que se la entendiera, le pasó una especie de plumero por la espalda con riesgo para la integridad física del modelito que lamentablemente debió quedar para el tinte. Luego el tal AMLO fue oportunamente purificado mediante “hierbas sagradas”, aunque desconozco si también con hongos o cactus alucinógenos de zapotecas o huicholes.

Todo ello perpetrado al lado pero extramuros de la catedral mejicana. Un desprecio gratuito de este fantoche a la tradición y la racionalidad que el Catolicismo representa en Méjico, al menos frente a otras concepciones religiosas como el indigenismo, el chamanismo, el protestantismo o el marxismo.

La ideología anti española nacionalista mejicana parece que siempre ha de ser anticatólica. Así lo fue también la sangrienta persecución contra los católicos de finales de los años veinte, conocida como guerra cristera.

No ofende quien quiere sino quien puede y las agresiones de este indeseable prócer comunista no debieran hacernos perder más tiempo sino fuera por el aprecio a los mejicanos que pese a todo no creo merezcan en absoluto un tipo de esta calaña a la cabeza de sus instituciones, como tampoco merecemos los nuestros. Sin embargo, desde una perspectiva estratégica internacional, la actual persecución del Catolicismo, destrucción de imágenes o incendio y saqueos de sus templos en América e incluso Europa, silenciada por Bergoglio, resulta muy preocupante para toda persona de bien, independientemente de sus propias convicciones religiosas.

Pese a la propaganda gringa y de los siniestros promotores del NOM, jaleadores de la barbarie, AMLO incluido, los españoles debemos sentirnos orgullosos de nuestra labor civilizadora de la América precolombina.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.