Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Fratelli Tutti

La última encíclica, o lo que sea, de Bergoglio titulada Fratelli Tutti en homenaje al pobre San Francisco al que el demagogo político argentino utiliza sin rubor ni rigor para blanquear sus propias opiniones sino prejuicios, puede entenderse como un panfleto político papal más. Un discurso propio de un mitin progre. De lobos con piel de corderos.

Un ejemplo notable de lo que con su gran agudeza Fortunata y Jacinta siguiendo a Gustavo Bueno calificaría de pensamiento Alicia. Una cosa que parecería redactada al alimón con ZP; el defensor de comunistas, narcos y canallas. Un texto superficial, simplista, más bien para un hombre sin atributos, sin lengua, raza, nacionalidad, ideología, nación o sexo, que nunca ha existido, existe ni existirá. Una especie de versión laica deformada para progres indocumentados de la antigua revelación católica con nuevas tecnologías. Una calamidad total y amén de una auténtica traición viniendo de quien viene.

Capítulo primero: Las sombras de un mundo cerrado.  Toda una serie de apuntes para un futuro imposible teniendo en cuenta la condición degradada original de la naturaleza humana, cuya superación y redención busca la Iglesia católica a través de la revelación y la administración de sacramentos… Idealismo armonista, solidaridad, ecologismo, progreso, tolerancia animalismo, feminismo, multiculturalismo, relativismo cultural y moral…

¿Ingenuidad?, la culpa ahora ya no la tiene el demonio, sino la derecha nacionalista o liberal que no dialoga…  ¿y el malvado Trump?Pero tampoco hay demasiada coherencia en el discurso. Unos párrafos desmienten a los anteriores.

El segundo capítulo, Un extraño en el camino se entretiene en una extensa exégesis de algunos textos evangélicos como la parábola del buen samaritano. Un pretexto para bajar la guardia emocional y, sobre condición pretendidamente evangélica, preparar el ataque pro globalista que viene a continuación.

El tercero, habla de la sociedad abierta sorosiana patrocinada por sus fundaciones mafiosas pero con el nombre de pensar y gestar un mundo abierto.

Desarrolla aquí el pensamiento Alicia de las sociedades abiertas que integran a todos. Sin olvidar la crítica al racismo, aunque no el del Plan Kalergi, glosa la Libertad, Igualdad y Fraternidad. Defiende la existencia de un Estado presente y activo….si la sociedad se rige primariamente por los criterios de libertad de mercado y de la eficiencia no hay lugar para ellos (se refiere a los desfavorecidos) y la fraternidad será una expresión romántica más.

Luego se inclina a reproponer la función social de la Propiedad. Un asunto asaz inoportuno en pleno escándalo Faucci de especulación y desvío de fondos vaticanos y de vaciado incluso de la propia cuenta privada de tan fraternal escritor por una modesta cantidad de veinte millones de libras esterlinas. Desde la protección de los gruesos muros del Vaticano y sus privilegios como paraíso fiscal impune para el lavado de toda clase y procedencia de dinero negro, Bergoglio pontifica que: los límites y fronteras no pueden impedir que esto se cumpla. Tampoco falta a continuación el demagógico resabio feminista en una sociedad de varones, es inaceptable que alguien tenga menos derechos por ser mujer (Por ejemplo, ¿el orden sacerdotal?). Luego sigue sermoneando a los empresarios (¿también las empresas en las que invierte la Banca vaticana?) sobre lo que está bien y mal…

En el cuarto capítulo lo que está abierto ahora es el corazón al mundo entero. Y por supuesto las fronteras. Con cuatro verbos para los invasores: acoger, proteger, promover e integrar. Aquí la frívola necedad del más siniestro y catastrófico pensamiento Alicia se desborda como en los mejores tiempos de Viridiana y sus caridades que terminarían como el rosario de la aurora o de Plácido y su famosa subasta de pobres. Soros, puro y duro, apenas sin disimulo, que parece ser el inspirador de este texto revelado.

Viene luego un demagógico conjunto populista de recetas vendo que para mi no tengo. No hay más que ver lo del reciente escándalo Faucci, sin olvidar el requisito de pérdida de soberanía. En efecto, según Bergoglio los Estados NO pueden desarrollar por su cuenta soluciones adecuadas. Dos disparates unidos: ¿Tendrán que obedecer a Soros o a Gates o  la ONU? O bien ¿Esto también cuenta para el propio Estado Vaticano o éste sí puede decir lo que quiera?

La estulticia continúa desbordada hasta alcanzar cotas de cursilería zapateril: “La llegada de personas diferentes, que proceden de un contexto vital y cultural distinto, se convierte en don, porque las historias de emigrantes también son historias de encuentro entre personas y entre culturas: para las comunidades y las sociedades a las que llegan son una oportunidad de enriquecimiento y desarrollo humano integral para todos”.

Parece deducirse de estas desafortunadas sino en la práctica canallescas palabras provocadoras que el «ingenuo» Bergoglio ignora u olvida interesadamente la tremenda realidad de los guetos de inasimilable fanatismo, del aumento de violaciones, violencias de género, mutilación de clítoris, sharia contra constituciones, delitos de todo tipo, abarrotamiento de cárceles o de propagación de enfermedades ya erradicadas que la invasión promovida por las mafias sorosianas produce.

El capítulo quinto se dedica a la mejor política

La cosa comienza criticando a populismos y liberalismo tal como el antiguo colaborador de la dictadura militar argentina los entiende.  Continúa criticando la economía de mercado y explicando las delicias y venturas del amor político. Todo un repertorio progre. Y colorín, colorado… este capítulo, no hay quinto malo, se ha acabado.

El sexto se dedica a Diálogo y amistad social.

No sé en la Roma vaticana. Aquí en España la palabra diálogo está muy desacreditada porque suele utilizarse para encubrir el engaño e imposición de sus planteamientos sectarios por parte de las repugnantes zurdas. O para tapar cobardemente las mayores o más indignas renuncias propias de sus supuestos opositores. Lo del diálogo social hacia una nueva cultura trae los tristes recuerdos a la llamada a nueva subnormalidad de nuestros degradados políticos depredadores, sobre todo los también patrocinados por el NOM.

Aunque lo de la nueva subnormalidad se desarrolla en el siguiente capítulo, el séptimo titulado Caminos de reencuentro.

Habla entre otras cosas de la memoria. Y también del perdón y de la reconciliación, considerados como voluntad individual. El perdón no implica olvido. Afortunadamente Bergoglio no aprovecha para criticar otra vez la labor evangelizadora de España en América, aunque sí la actuación nazi contra los judíos, o las bombas atómicas contra la población civil. O las persecuciones, o el tráfico de esclavos o las matanzas étnicas.

Critica la propia doctrina tradicional de la Iglesia sobre la guerra justa o la pena de muerte. A este respecto es una pena que no aproveche la oportunidad para llamar a capítulo a sus ocultos patrocinadores, el Deep State, el Partido Demócrata o el “filántropo” agiotista Soros o Bil Gates, el de las vacunas homicidas.

El tocho papal concluye con un octavo capítulo sobre las religiones y la fraternidad universal.

Aquí Bergoglio disiente del barón Holbach y su famoso tratado La Moral universal  porque la razón no consigue fundar la hermandad. Afirma también, esta vez con razón, que No puede admitirse que en el debate público sólo tengan voz los poderosos y los científicos. Y defiende la libertad religiosa.

Cabe destacar la afirmación de que A veces la violencia fundamentalista… es desatada por la imprudencia de sus líderes… los líderes religiosos estamos llamados a ser auténticos “dialogantes”, a trabajar en la construcción de la paz

Pero lástima que estas divinas palabras se vean desmentidas por convertirse el supuesto diálogo por la paz en rendición, traición o abandono de los católicos a los que se deja indefensos ante la barbarie. Con ejemplos tan recientes como el pacto con el Partido Comunista chino. El apoyo a un movimiento criminal anticatólico, comunista e iconoclasta como el promovido desde hace unas semanas en EEUU contra Trump. No habla de los asesinatos impunes de fieles en países islámicos. Ni de la destrucción de templos católicos incluo en países de tradición cristiana. O aquí, en España, el abandono a su suerte de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos atacada por los enemigos, la posible demolición de la gran Cruz. O el consentir cobardemente la infamia de profanar la tumba de quien había sido merecedor de las mayores condecoraciones vaticanas por haber salvado a la Iglesia Católica española de su exterminio a manos de esos rojos tan dialogantes. Una forma de darles la razón a posteriori por sus horribles crímenes pasados contra fieles y clero. O contra la Libertad.

El  Llamamiento final según explica que las religiones no incitan a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre también resulta falaz e incompatible con los hechos históricos. Si no en todas o casi todas las religiones, al menos en el caso del Islam promotor de la guerra santa contra los infieles. Y para qué hablar de la religión atea del comunismo con millones de asesinados…. Increíble pero cierto.

Como hemos podido comprobar con la lectura de este pequeño espigado nos encontramos ante un documento propio del pensamiento Alicia. ¿O acaso de una canallada consciente? Un texto fundamentalmente político, a la mayor gloria del globalismo liberticida del NOM, un escándalo que encubre las auténticas causas y los causantes de lo que sucede con una verborrea progre, socialista inane, pero revelador, en mi modesta opinión, de en manos de quién está hoy la Iglesia Católica.

Nota de actualidad española, Post scriptum 

Para que no se diga, el gobierno del falsario va a resultar más papista que el Papa en su panfleto: está alojando a miles de invasores africanos en hoteles canarios.  Gratis total. Que Bergoglio no parece que se vaya a rascar su cuenta bancaria particular para ayudar en tan pía labor.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.