Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

29 de septiembre. De ángeles y arcángeles

Hoy, festividad de los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, buena parte de la población española está horrorizada y se vuelve impotente e implorante hacia quien cree su salvador: Su Majestad don Felipe VI: El nuevo Deseado.  Que ojalá no resulte tan malo como su antecesor Fernando VII. Puede que aún esté a tiempo de demostrarlo.

Muchos se preguntan ¿Por qué Su Majestad no hace nada en defensa de la Nación, de las instituciones y de los derechos de sus apaleados y humillados súbditos vilmente atacados por Su propio Gobierno?

Es de suponer, visto lo visto, que como en el 23 F ni está ni se le espera.  Al contrario, lejos de matar con su lanza cualquier dragón o serpiente maléfica, luce insignia de la tremenda Agenda 2030 en su real solapa y condecora a la Bestia de las vacunas. Sin olvidar su Jarretera concedida por el enemigo. Sea como sea: quien calla, otorga.

El arquetipo del Mal y del héroe espiritual que lo combate es antiquísimo. Recuerdo haberlo visto alguna de su antigua iconografía en forma de Horus en los muros del templo de Kom Ombo en Egipto, a las orillas del Nilo entre Asuán y Luxor. Imagen luego adoptada por el Cristianismo en figuras emblemáticas tales como las de San Miguel Arcángel o San Jorge. Este arquetipo se encuentra también en las más diversas mitologías: indoaria, hitita, germánica, eslava, griega, sumeria, babilónica… con héroes o figuras espirituales tales como Indra, Krishna, Teshub, Perún, Sigfrido, Hércules, Perseo, Marduk…

Pero los ángeles tienen otra importante misión, a la que le deben su propio nombre. La de ser mensajeros espirituales. Las representaciones angélicas en el Arte, generalmente bellísimas, nos ofrecen muy hermosos y curiosos testimonios. Muchas veces poseen un carácter equívoco. Decía Fernando Pessoa que El Arte es la expresión de un equilibrio entre la subjetividad de la emoción y la objetividad del entendimiento.

El investigador inquieto y bienintencionado se vuelve a plantear en estos tiempos de zozobra e infortunio la pregunta que se han hecho muchos autores y estudiosos a lo largo de las épocas. El universo del Mal, ¿acaso tiene existencia propia? ¿Existen criaturas no humanas que lo forman y sirven? ¿Se alimentan con el sufrimiento, el miedo, la angustia que nos provocan? ¿Existe, en consecuencia, también un lenguaje de los ángeles?

Ciertos importantes textos más o menos históricos o legendarios así lo sostienen. Entre ellos, por ejemplo: La Biblia, el Libro de Toth, el Libro de Enoch, las Estancias de Dzyan, el manuscrito de Mathers base de la Golden Dawn, la Esteganografía del abad Tritemo, los escritos de John Dee, las obras de Pico de la Mirándola basadas en antiguos textos de Orígenes, la Cábala, o las de Nicolás de Cusa, Santo Tomás de Aquino…

Para Orígenes el origen del Mal está en libre albedrío de ciertos seres espirituales.  Sin embargo, acerca de esto existen varias teorías:

Los pecados de los ángeles son los “espirituales” de soberbia y envidia (Santo Tomás de Aquino, cuestiones 63.2 de su Suma Teológica)

La causa de la iniquidad es el orgullo y la lujuria (Henoc y Orígenes)

Para Enoch o Henoc el problema del mal comenzó cuando los ángeles celestiales y su líder Samyaza desarrollaron una gran lujuria por las mujeres. Pero si hay lujuria es que hay cuerpo, se trataría de un pecado carnal. Lo de los Nefilim y las hijas de los hombres.

Los ángeles pueden convertirse en hombres. Ciertos hombres son en realidad encarnaciones de ángeles malvados. No habría más que ver la jeta de algunos. También los ángeles buenos pueden encarnar en cuerpos humanos para propósitos divinos. Sobre la corporeidad de los ángeles existen contundentes testimonios bíblicos tales como la lucha de Jacob o el pasaje de Lot con los ángeles enviados a Sodoma.

También su misión puede resultar paradójica. Lucifer que significa el portador de luz, y que según algunas doctrinas llevaba en su frente la esmeralda de la que está hecho el grial se asocia a la rebelión de los ángeles, pero también a la caída a la conciencia. La conciencia tiene que ver con la Dualidad, con la pérdida del Uno, pero, según Orígenes, el resultado final será la Apocatástasis, es decir, la reintegración en el Uno. La Redención universal, puesto que el castigo por el pecado no puede ser eterno.

Desde ese punto de vista, ¿tiene un componente iniciático la percepción del Mal? La antigua idea, expresada de modo tan hermoso por doña María Zambrano (El hombre y lo Divino) de que si en el Amor naciéramos y permaneciéramos siempre no habría lugar para la Conciencia.

O como dice Jung,  El conocimiento del hombre (Logos) encuentra entonces la relación con las mujeres (Eros) y su unión se representa como ese ritual simbólico de un matrimonio sagrado que ha estado en el fondo de la iniciación desde sus orígenes en los misterios religiosos de la Antigüedad… El rescate de una doncella realizado por el héroe puede simbolizar la liberación del ánima en poder del aspecto “devorador” de la madre… espíritu femenino maligno, por la serpiente que tragó y luego regurgitó al héroe griego, Jasón.

Los mitos son expresiones de verdades psicológicas que tratan de explicarse en lenguajes codificados racionalmente. Después del cautiverio, los judíos elaboraron (Daniel, Tobías, Apocalipsis…) todo un cuerpo de doctrina relativo a la angeología. Miguel es uno de los principales caudillos celestiales.  Gabriel es el segundo. Rafael, el tercero. Los apócrifos nombran hasta un total de siete arcángeles: los anteriores citados más Uriel, Chamuel, Jofiel y Zadquiel.

Equilibrio entre la subjetividad de la emoción y la objetividad del entendimiento, los que entendemos que todo esto posee una dimensión metafísica escuchemos con atención el antiguo mensaje de los mitos, investiguemos los arquetipos, pidamos con prudencia, sencillez, esperanza y serenidad que los ángeles buenos ayuden a los justos y sirvan de mensajeros de nuestras oraciones en estos tiempos de zozobra y tribulación.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.