Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Lola, la del juez prevaricador

Ya es oficial. La fiscala generala de la gobierna y el juez prevaricador, filántropo abogado de narcos y comunistas, están arrejuntados. De perdidos al río y no más disimulos ni secretos a voces para el feliz himeneo del progre derecho sin cohecho. Aunque lo de su reciente viaje a la Roma de Bergoglio más haya sido obligación de atender venezolanos poderosos o acaso chantajistas que devoción de enamorados.

Un ex juez de fama impostada que de niño pedía prestados zapatos a un primo suyo para ir a Jaén al dentista. Estudia con becas gracias al malvado franquismo y se nos hace flamante abogado progre si no socialista o comunista como muchos de los resentidos sociales. Un tipo soberbio, altivo, pagado de sí mismo, jaleado por la prensa mohatrera, con instrucciones judiciales que fallan más que una escopeta de feria, querido Emilio, afloja la pasta que yo lo valgo y estás en el punto de mira. Un algebrista aficionado dispuesto a despejar la X de la sangrienta ecuación para compensar su ego malherido. Y luego, expulsado de la carrera judicial no por inepto profesional sino por prevaricador.

La Lola se va a los puertos. Una joven de espíritu puro y pensamientos elevados, elegida como buena feminista progre por ser la íntima de señor importante en el escalafón mafioso y por sus singulares méritos colaboracionistas, éxito seguro.

Antes los señores las ponían piso, ahora los capo progres las crean alto cargo con carga para el erario. Tmpoco hay que quitarle sus méritos. Tiene despachaderas. O tragaderas. O cinismo. O sectarismo. Y  obediencia perruna a quien le da la copa para beber. Toda una gloria del hembrismo patrio contra la malvada sociedad heteropatriarcal. Claro que otros violan gallinas.

Alguna feminista me reprochará mi tuerto mirar. No le falta razón. Sin ir más lejos el Excelentísimo Señor ministro de Justicia y Notario Mayor del Reino, cuyo nombre no recuerdo, es el íntimo de la no menos Excelentísima señorita Presidente de las Cortes, una catalana protegida de Iceta, de nombre Purita y de ilustre apellido de general contundente represor de golpistas sanguinarios. Una ilustre coyunda o no menos feliz himeneo entre altos representantes de los supuestos Poderes Legislativo y Judicial que dicen no menoscaba su proclamada separación según nuestra heroica constitución.

Sea como fuere, seguro que no la verán investigar el expediente Royuela, para determinar si se trata de un pavoroso escándalo del Régimen socialista o tan solo de un absurdo montaje mayúsculo pergeñado por un pobre anciano desequilibrado al que le han matado un hijo. Pero está claro, cada vez más claro, para qué la han puesto en el cargo que no merece, pero ocupa sino detenta.

Ahora toca ofensiva judicial para establecer y consolidar la nueva normalidad golpista.  Y se ve que van a por todas. Sus enemigos son la Justicia, la Verdad y el Poder Judicial independiente.

A diferencia de 1808 la amenaza para la Nación no es promovida por un ejército invasor desde el exterior aunque también como entonces cuenta con complicidad de instituciones de la Monarquía, que no sirven los intereses de España sino los de enemigos globalistas internacionales.

En realidad, además de por motivos ideológicos o por encargos de mafiosos internacionales, el golpe lo necesita imperiosamente el gobierno de Su Majestad y sus cómplices para evitar la cárcel. Y se consolida gracias a la aparente complicidad, desidia o inanidad de las actuales instituciones borbónicas, hasta ahora incapaces, como en 1808, de defender la superpervivencia de España como Nación y los derechos civiles de sus amenazados súbditos.

Entre los escombros del sistema constitucional, casi todas las batallas y escaramuzas de este golpe de Estado por entregas como las telenovelas venezolanas las están perdiendo quienes deben defenderla, al menos en el decisivo plano de los símbolos. Pero tampoco es tan raro: El más incapaz o imbel de todos parece resultaría ser aquel en cuyo nombre se administra Justicia. Felipe, El Deseado.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.