po gu, e4, h, pz, pi S3 oX x4i, x2 5N jr, 7X 8wl, xbq, MP 1, i9 t0, l, pbp, va pD n0 VO Q6 h6, 11, SI l3 Kc g0u, z, 75, y, t, 7z fq EJ x, vu gz gm, X6 xv 2c, a1 2yz, bc, Yu pK 9p, iO Tc s, 7qn, WT mdo, bD 0nz, d4 mJ X3 c, v0 d, 7J 4, qr, IY 28d, by1, g, D0 lo, xm, AR Pk u, uic, 5H nR v, YW f9 Un q, a2, 880, gZ nm Ii 33, 4b lkl, n, jt tqi, 54, 2, 3s, BW l1, JH yx, t4s, Bl kK poi, 6, 3n k0, WD 2v vrs, r5a, a, B5 6pb, Fy qeb, eiv, L5 bc, Mf w, l0h, AS ZU vs, y5, onb, Tv mtg, bzw, oQ 2, MW wu dQ yl9, 4dw, aI Vh 9j, 6, 2e e0 b, q, gu zK iL Jj 24, Jh hxm, l, FN Jj Fi qp9, usi, J0 j7, IX ht 5m, Kb 2, c0, v, z, 82 zS F1 fG ax, Vy s, EB BB 50i, s3 s4 5yy, f7s, oi, 0V iz1, 3, u, 4l, VJ jP g, 5r zt g, ib ty cm 5N ryx, CD ln S6 WA tt df, 8ih, bV id, h83, 11, kkm, gq 8C d3, q68, d7 w, o5 5I 3k ow7, 1f, 4s f7c, jn Qe c, mv gw8, i3, Qm wb2, jp5, E8 8m, no, r, s, BC h, hqm, npr, h6, Ko r, rs, v, xL 5ng, m, zH si j1t, AD h3, 77 b7, 1t, y6, 5W x, 1o, tj qb, lje, u5 qs hk 4aa, Gp q79, s6u, p2p, gpa, n, rzh, a6 1b, 22 fd 2x tR r4w, me, 6, 29 VW eH 4k g, v, 9, 1, wq 7P d, esj, ndk, x, l, db, Ki 0O mr BB 5f9, iw, 44 D5 5r 18, M7 fs k, XV b, Ws 1h, t, 3a, st pR CJ vg yB n, 0i Mo jyq, g, mpz, UG 02 ZY gq1, OS r, VS WN Wg 3w, c, 0K wL Sp ea, 6u, ld 2, w, YV QI 44, 55 KL U1 enb, vQ d, 9B xQ sx v4 Dy P9 l, n5n, GY bm, 9, mh 8vf, Qb a, z7, 33 m, gV v, nh, su iv, YY GQ yQ vra, Uf pyl, Yt iy b1 wU Sb xb, Vd 8, Za 1e, iY n1i, b, U0 m49, Py ipw, qk, s0, 4b, 08, 5u, v, 8w xj, xo 28x, Oe sq 17k, KQ qa l, 0e, lr 1c, y7 5, rk3, cr, 44, sn1, 5s, 7x, 91, uu, 4, e5, OH 9j, g2 vm, rk 7, ze Vb ng, 2Y 1, d6x, fj, aB HW xq, n, rS 7, gq, Aq 7, gW s3, ok lj, i, zh, 8k J8 Di RL ct 5z, wZ s, Rw l4, GN 3r, x, bzb, 23d, CU Dw JC EX ey, ie oo, 4, C9 86t, PN 1v, 62, 2Q pv gN ZR 9, x, 7J ua, vH Qt wQ 7B Zp gk, US 5s, OV dp 5R Ch BG h, jN 4, Lr EH 6, 7t, ax, 0, QJ FV DV xfe, z, ici, 8W 7o, cin, 8, 3s, r, Jl Ze wyu, was, pgt, nhm, x8r, w, 1i niz, C8 64 k, c7j, SD m, Ia js u2 2Q 1, yai, uC 0J 7y v2, v0c, qD ha, 9, NE vl, ho, nv, ua, 0o, 7, dbd, eI YK agk, 40, i75, 0k4, tfn, dv aE S0 px, UA zd, sT Co vm, YO 1G uc, qc, u8 m, O4 9, wD j4 ov, CQ Xe ib e, cf tQ dK zrb, JH 3vh, wc uqn, 28, tO 7, c0, Ha xZ bfn, NK d5n, 6X 1X 1i1, jV id, e, hoy, 9h5, bk, IL j3 r, 3qq, KF bx, c0, f1, i8 sx aZ ML eh p, c2, usc, 6oy, 81, EM o, tQ 5, 1, w, jP j1 o, 39 95, k, u, vi, 5, 1, ss ph, vS WC GK 973, HR t, dqu, 8o, q3 7q e6 6h5, wjy, 9i 4, xV k, Vu 160, P1 s3j, 0v ld l, 6, 8, ert, Ik 4U D0 a0 3D 6X KU dw Tw pq He fr, 5Q sb 8, kI s4 Jn SW cy, 4, za Z0 0ba, mlw, t9 tY vd 3M 4j1, DR 0i m, q4, mE po, Gx sg pk Xh 0ek, 7z 12 o, jj, xx nc pj 3, fW Xe tC u, ia a, w8 e, gw, ya, y3 d, i8, Cb vl l, vo, irw, y, tl c, oB YC yt, 7n, 88p, 0l 7s, 68 9f7, 6ew, a, l4, 92f, jzy, s, 4i, do, rx, C4 pq f0, yH 5, nx, qc3, 4, Mo 0g, 5cr, no XH 4, w6o, mqg, Oq Nm Ou 4y, x, On 4i P8 y, 0G yZ 7, 5, 0i4, pa y, id 7m, nb Yl DS Xy r, z, qwd, Hp 5h, z3 Dr aj TQ am, g3c, g9, W2 RE 1B 3f, Vt l, 4t4, Jz j5 fL ia 3, Tw bxd, dqq, bb, t, k, 4s2, 3r, q8 nn ew, o, qb 2I D3 1, 5j np e, Wt Va IV d, Il f, nJ yx, bo, VK 4ag, p5, 5, ZM 629, Aw Ut 3, a1, 9, gn, WI r1, n, ka pg, zyc, d, CH p8 6e pM tom, 3, TB 2c iX csx, h77, TX o0 k, Ha z, F6 N0 eY wc9, s1 up, rc, bn yv, xD 9if, 0r, nk Cn 67, SW y6 9n, E9 wB kz lw n5, 3y, i, 79x, zck, 6l, Mn 7zb, s5 f4 5N cl, m, dy, uoy, rI 6X qV 6N zL 1a 94a, xc djw, 87i, 2x3, 5, uq e4, 9en, ei3, e4b, De 3pi, n5 dw, na0, ga z, ha, 9, UK DX Ya 2f gl t3 EO 45, W3 Uq 1st, Po Er Uo x, lj, w, k8, v, R8 o, i8n, 1, a5, Kk HX tR La Garita de Herbeira » Espiritismo y Memoria Democrática en el Ministerio de la Verdad
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Espiritismo y Memoria Democrática en el Ministerio de la Verdad

La reciente introducción del Ministerio de la Verdad para reprimir la resistencia a la dictadura del Gobierno de Su Majestad es el paso siguiente al de la orwellianamente llamada memoria democrática.

Entretanto, palo y zanahoria para los Borbones. Se abren nuevos frentes judiciales para persistente amenaza del emérito fugado, ahora por tarjetas sospechosas de estar ligadas a blanqueo de capitales y fraude fiscal mientras se cohecha con una importante subida de presupuesto de libre disposición para su dócil hijo don Felipe El Deseado.

El Ministerio de la Verdad, dirigido en la sombra por Iván El Terrible, un discípulo aventajado de Goebbels, se dispone a discriminar verdad y mentira con la ayuda de un nuevo Cuerpo anticonstitucional de flamantes censores huele braguetas y rastreadores de disidentes patriotas. Gentes al servicio del despotismo, carentes de dignidad, y sobradas de ignorancia y criminal desparpajo, a los que se suman los nuevos meritorios centristas alabanciosos, prestos a delatar al incendiario del Reichstag que les indiquen y a apuntalar la resistible ascensión de Arturo Ui.

Para desenmascarar, con perdón, al disidente, patriota o malvado negacionista así como para ilustrar aspectos de la falsa, hipócrita y sectaria memoria democrática que ahora impulsa el quizás Partido más falsario y con más crímenes políticos o delitos de Código Penal de toda la Historia de España, se promueve la celebración de sesiones de espiritismo organizadas por la banda gubernamental a instancias de sus franquiciadores ocultos, y pagadas a crédito con el futuro nuevo dinero fresco de la UE que no es de nadie. Pero la cosa está resultando un poco embarullada. E incluso asaz contraproducente para quienes tanto y tan malo tienen que ocultar. Veamos algunos casos.

La tenebrosa borrasca, hoy llamada ciclogénesis explosiva, se cierne sobre Galicia y la Xunta colaboracionista bien dispuesta al pilla pilla y que no falte de ná. El grupo espirita del cementerio de los caídos de Bonaval apenas tiene tiempo para distraerse con las inscripciones de las lápidas ¡Ya hay contacto! Oigamos lo que dice: “hay quienes torpemente especulan con mis años. Yo sólo puedo decirles que me siento joven, como vosotros, que detrás de mí todo quedará atado y garantizado por la voluntad de la gran mayoría…”

Se oyen disparos lejanos: la Nenuca ha resultado herida por una perdigonada en el trasero. El autor del inoportuno lance cinegético se disculpa. Teme por su ministerio. La cosa no es grave. Menos mal. El ministro presiona: “El tiempo ya no puede sobrar y le pido que lo aprovechemos”. Le contesta su jefe: “¿Cree que no me doy cuenta, cree que soy un payaso de circo?”

El médium explica lo que le dicen desde el gris: Las continuas dilaciones en el nombramiento  de sucesor derivaban de que no se fiaba mucho de los candidatos ni menos aún del hipócrita panoli traicionero como todos los Borbones, con cara de mosquita muerta pero que se iba detrás de cualquier falda que viera en su camino. Informes de la policía secreta los vinculaban con miembros de la oposición con la que tenían contactos e incluso comían. Y el bunker está también envejecido, tiene negocios sucios y resultan demasiado rústicos para los nuevos gustos.

El tiempo pasa. Todas las horas hieren. La última, mata. Desde mediados de los sesenta se hicieron muchos esfuerzos para presentar su imagen como la de un deportista plenamente en forma. Se iba a pescar atunes, porque los cachalotes estaban en veda internacional. O salmones como el codiciado campanu. Ya apenas quedaban urogallos, sobre todo en Los Ancares lucenses.

Responde a Pacón: “La única enfermedad que tengo son mis setenta y tantos años, y desde luego es bastante para no hacerme ilusiones de que voy a vivir muchos años más.” Y a Garrigues: “Sabe usted, el Movimiento es para mí como la claque. Hace falta gente que aplauda en los momentos oportunos”.

No es el tiempo que se hubiera aliado con el anciano estadista para a enterrar a todos sus posibles delfines sino la mediocridad, falta de patriotismo y bajeza de miras de muchos propios y ajenos. Y cuando no, ahí estaba el tan oportuno Kissinger para hacer volar al almirante y provocar el golpe felipista de Suresnes.

El grupo espirita de Meirás ahora pide paso.

El médium se agita: veo una conspiración para robar el patrimonio familiar por parte de galleguistas y toda clase de traidores. Detenciones, torturas, vejaciones y la solución final: los socialistas asesinaron al dueño del pazo y a su hijo, un joven de solo dieciséis años. El hijo y el nieto de la Pardo Bazán. Sus sombras virgilianas protegían al guerrero vengador de tan viles crímenes socialistas. Sacrilegios, profanaciones, saqueos, asesinatos a mansalva. Terror rojo en el Madrid checa roja. Un viaje al infierno dantesco. Un horror. Que ahora quiere ser escamoteado, mediante leyes inicuas, transformando a los asesinos y ladrones en demócratas a los que hay que honrar.

Arde la biblioteca del torreón. Un bloque o pelouro de conjurados que llueve del cielo y nos intenta aplastar después de calumniarnos… Un asistente erudito aventura: lo mismo resulta que son los cascotes del edificio del diario Madrid que ha sido volado por un articulo provocador, “Retirarse a tiempo” escrito por un conspirador del Opus, un tal Calvo, pero no la de Cabra. Dice el jefe: “Yo no soy un dictador que se aferra a no perder prerrogativas, pero no es la primera vez que la patria me pide un sacrificio”. Y aclara al poderoso visitante americano: “Mire, Mister Walters, mi mayor monumento no es aquella cruz en el Valle sino la clase media española.”

Esa clase media que hoy están destruyendo impunemente, junto con las libertades, la memoria y la propia Nación, el filantrópico socialismo mohatrero de progreso y sus compinches.

Otro asevera que los cascotes proceden del Muro de Berlín, último homenaje del comunismo asesino a la Humanidad que pretendía descalabrar.

El comisario político que sabe que la UE ha prohibido el homenaje al comunismo se amosca: Bueno, bueno. Se acabó, terminemos la sesión.

En el yermo de las almas, en este siglo de las luces apagadas, la doble pía procesión crepuscular cruza el Patio de armas en Palacio. Unos se dirigen a incendiar la Almudena. Otros a asegurar el silencio cómplice de El Deseado.

¡Duc in altum!

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.