Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

¿Acaso ya vale todo?

No es que nos encontremos solo en una escandalosa etapa de vacatio legis sin que al parecer los jueces defiendan a los ciudadanos según el precepto constitucional de tutela judicial efectiva, sino es que tampoco parece haber ya moral, decencia ni sentido común.

Veamos cinco ejemplos:

Estoy recibiendo cierta información aunque contradictoria acerca de la venta a través de la gran empresa logística con nombre de río muy caudaloso de odioso material erótico para pederastas. Cuerpos con excelentes reproducciones de partes íntimas de niños realizados en látex. No sé seguro si es cierto, ni pienso entrar en esas páginas para ver las terribles ofertas. Pero de serlo, me parece una auténtica vergüenza. Más allá de lo que puedan decir los diferentes códigos penales, parece mentira que esa gran empresa se preste a eso, que es de suponer no alegará sea por estricta necesidad de sobrevivir a las incurias de estos tiempos.

Que el contubernio social comunista se niegue a investigar que unas desgraciadas niñas bajo el supuesto amparo y tutela del Estado español hayan sido obligadas a prostituirse es una ignominia descalificante no sólo para los que perpetran esta canallesca decisión sino también para el resto de instituciones que debieran actuar de oficio para defender a la infancia ultrajada y maltratada y no lo hacen.  Sin olvidar a la ministra consorte de Igualdad, dado que en este caso son niñas.

Que el falsario se permita lamentarse en sede parlamentaria por el suicidio de un criminal terrorista vasco, miembro del comando etarra que asesinara a Miguel Ángel Blanco, dice mucho de la catadura moral del jefe del Gobierno de Su (escondida y amordazada) Majestad y de la banda que le apoya. Secta encanallada que ha olvidado que muchas de las víctimas de ETA pertenecían a su propia banda socialista. Y que para rematar la filantrópica jugada la cínica vice primera de Cabra, presunta catedrática de Derecho constitucional, se permita decir que lo importante son sus presupuestos los apoye quien los apoye, da una idea del grado de deterioro intelectual y moral no ya solo del Gobierno sino también de la Universidad española.

Otro escándalo mayúsculo: Todo un general español ex jefe de los servicios secretos y con información privilegiada obtenida durante su etapa oficial en ejercicio de su misión institucional se presta a “asesorar” mediante pago de suculentísima factura a un alto directivo con fama de intrigante de una gran empresa energética de la oligarquía vinculada al País Vasco. Qué vergüenza no solo para él sino para la Institución. Y que además se lo consientan. Inadmisible.

Y para acabar otro escándalo, esta vez del tenebroso Vil Gates. En unas recientes declaraciones ha presionado a las instituciones gubernamentales para que no acepten ningún tipo de reclamación por los daños que van a infligir sus vacunas asesinas obligatorias. Gates estima que en el mejor de los casos, de ahí para arriba, la vacunación supondrá la muerte de al menos uno de cada diez mil vacunados a la fuerza.  Es decir, en torno a unos setecientos setenta mil muertos por las vacunas obligatorias en todo el mundo y casi cinco mil solo en España. ¿Se trataría de cifras superiores a las efectivamente causadas por el propio virus?

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.