Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Todos los hombres mienten, menos Juan Mariñas

Con algún retraso a causa del dichoso confinamiento he leído con gran interés la última novela, quinta de las suyas, de Juan Mariñas. Todos los hombres mienten, es su título que se añade a otras anteriores como la trilogía Piel de salitre, Migas de pan y El olor de su silencio, o la vagamente autobiográfica En un lugar de Irlanda.

La narración es un conjunto o red de peripecias y personajes íntimamente entrelazados en la línea que ya había probado en la antes citada Migas de pan, también ambientada en la ciudad de La Coruña. Y con una técnica de teselas en mosaico que recuerda el Manhattan transfer, o La colmena o Tobogán de hambrientos de su paisano Cela.

Sin embargo, en esta nueva entrega es evidente una gran preocupación humanista, metafísica, espiritual, sobre el sentido de la vida, del sufrimiento o de la esperanza que parecería profunda huella de meditaciones durante la pandemia si no fuera porque está escrita antes de que se hiciera pública.

Una preocupación la de Mariñas que me recuerda a Chejov. En especial el que regresara de su viaje iniciático a la remota isla maldita de Sajalín.  Viaje geográfico hacia el fin del mundo que tenía su trasunto en otro esotérico al fondo o las antípodas de su propia conciencia.  Al cabo, tras la búsqueda de sí mismo, explicaba: Yo todo lo que quería decir honradamente: ¡Echad una mirada hacia vuestras vidas y ved qué lamentables y desastrosas son!

Algo parecido hace también Mariñas en esta novela. Su atenta y lúcida mirada sobre lo lamentables y desastrosas que parecen muchas vidas muestra la barbarie con una ligera patina de civilización en la que vegetamos cuando nos resignamos a un sobrevivir más o menos cómodo en una simple dimensión horizontal de la vida humana. Pero hay una mano azarosa que parece mover caprichosamente el destino, agitando vidas y haciendas, aunque nos dice el autor que en realidad no tanto: que existen unas razones escondidas cuya acción tejiendo y destejiendo como las famosas hilanderas de Velázquez nos pueden posibilitar el aumentar la conciencia de lo que nos pasa.

Desde ese punto de vista el texto de Mariñas además de insólito resulta sumamente “incorrecto” y valiente. En la España actual el tratamiento que da al grave problema de la violencia de género, lejos del sectarismo ultrafeminista, o la reivindicación del mundo espiritual desde luego no resultan cosas lo más convenientes para facilitar el aplauso de muchos necios unidimensionales atrapados en la realidad virtual progre.

En línea de algunos textos humorísticos de Wenceslao Fernández Flórez aparecen espíritus que interrelacionan con los personajes vivos y tienen una gran importancia en el desarrollo de la trama. Sin embargo, aquí no hay tópicas sesiones espiritistas ni Santas Compañas, sino algún médium natural que puede ejercer una influencia bienhechora y lo hace. La realidad visible o aparente oculta secretos escondidos que van siendo revelados.

¿Cómo iniciar una vida nueva? La voluntad es el principio del cambio. El querer. En su doble sentido en español. Querer como Voluntad y como realización del Amor. De eso trata la novela de Juan Mariñas.

Los principales protagonistas de Todos los hombres mienten se deciden a empezar una nueva vida con el querer en ambas acepciones. No lo voy a contar aquí para no destripar la trama y se pierda interés de lectura. Juan Mariñas nos indica que, aunque no podamos verla, nuestra ayuda está junto a nosotros de un modo u otro. Que tras la intrincada madeja de fenómenos y sucesos materiales más o menos vinculada al karma conocido, en el mundo espiritual siempre hay una condición vibratoria afín capaz de entrar en resonancia y comunicarse con nosotros. Porque aún cuando lo hiciesen todos los hombres, no todos los espíritus mienten.

Pero la verdad: no creo que Juan Mariñas nos mienta. Su última obra puede resultar insólita en esta rara época en la que tantas cosas se desmoronan, pero me parece un testimonio oportuno, sincero y valiente. Y una lectura amena, sugestiva y muy adecuada para estos problemáticos y amenazadores tiempos.

Todos los hombres mienten

Juan Mariñas 

Lautana Editorial

Diciembre 2019, 473 páginas

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.