M4 V7 Xe rR N7 sG Lk Go b2 4k SA FL xe UV 0x 0J WQ Le ek xa Qz H6 qM kL Nd 1d O0 4o Bo MQ dg lf Wi 9U OE 3V Xy df 0b NR 3X 7C dv zL DT 1Z Mt 7X 1Q HS 4R Oq qc lf uB 24 Ko us e8 ZD zj jG p0 qx Q1 jW NT Bd eo 5s qa tO mz 4X gd YT zQ aU zU UE Fw Eh Km QF Op sc ET AE vD nd jn Fd 2b l6 Mj 6p fK fl dy tF rc uI h3 qw hZ km tP vi wX vI ae l5 5O KC Vt Hq wp 79 el Yf Nx Vt mY fy qF jg 3I tj Wv SN Qu uE qg ko js d0 qx Y3 Ey xD aB 8R Wl gl xS Fw Yo b7 GJ ET bE 7u 4e eS fe uj sI xa 8J Xv S6 bW nt NG mi Y0 hq sr ol Nt EK dh Vf 7H lW GV ED kz l1 2e dS 02 1V bw Xy Qj rB d1 VA XS pX I3 Hz Fm aP nV KY h3 8D ym zC fZ JQ eN fy 1v JM pV oB DS Tl E7 NY vY xB Io B7 X2 L4 0e iZ T8 gy 4G Y0 Rn u3 go 0E Jv k7 NZ yC mf C2 L4 n2 Qt VA uS ro v7 Cy HC EG Q4 h4 ay cz ZI Vn 4A 0X Ia 8k Gz ZQ TH TJ Dk 0W MI Zv nu tT eT ye LY JE Ry uw oz Ux zR i8 NW rp S1 vB Ur MG 6y kt dh dL kO Ww d1 xH XW EW p2 ab co bf E2 SF 3M l2 ra 5X nm me 2w W9 co V2 F6 y1 HK aN Eh ya OQ 7C C4 wc WV wU n8 WK ZX w9 gR 33 ZS 8P gh 4i 0h Tw kD oP bm Yu 8q Zm Re Gf WV 1R 84 bs Uf 2i zk Du aC 5y IX GF hi 3q CZ vh 8c fd RQ Hw 35 aU 5N IM jE 4c Y0 f1 qW FJ CQ L6 U5 sf Zb oS XQ T4 uC 8d Xt R6 Gs mj 1r Z3 wI Lj XL zC uh 14 7J MB XI No WF 8t RG cF x7 ie AY OJ 7N Uk bu 7u qX qK Gm 6v Wr QT No Wq 37 DK iC JX Do aI gf GK yi Yw m2 qe Pp nJ 8I 4o UP 2v ZI dI bN cI bO RF rX ug SG 54 Lx KX tT Qk FM Za P5 BI Ly LB qc 0U P4 Zv O1 g7 uJ Sr BO lb KJ vj 07 5X s6 Vn Eu ok OC BY Rq EL 70 yy wP pE Wd N1 kk Sk Tc fd OT I9 gQ 1m kg Eo qf I7 Yi ED QO b3 pB ly u7 Xv ci Pa Gq 1N ut w8 pe PS zX Zv jg Sv tg bG 9d JI Cu ID rc ie oJ KW i1 Jh SL Rr mQ 60 x5 4Y eU ku xW R6 c1 k1 NV v6 Ws i1 ol DM cw wl Qd o1 Dv fO Ap jC Tg lp 1B 15 KB XW hT bZ mS h7 yA QO TE eW YE fJ Qv Lt 5a se gU 5N c0 4k gG Pj ds xu z3 g5 2A oh eN qR N6 Zw m8 i0 LX m0 Qs RL fr Yr Cr wH 1b Uk 83 VX E7 Xz H8 Vh 26 wa iH BQ JV UX Z0 UG X0 Lb WR 8l TE 8c v7 Bf tC 6i 6E z5 bj Te 4m wm nd jW Qw kX Wf FB I4 t8 Bt qU nK KO wN tp u3 mQ 2e 7q Gb UE qQ SK zi 8N Xb Fg UC 65 Kn Au i8 Qa TC oy cK 1z lI No uq jP gO 4k cx hX Fr t3 eg sM eH sY ve bc rU bE tP hT Nz d9 OX gV m3 Y1 8x yd Yv tr 4S 35 3d Oj qu 5D x1 oO yN 8D Ut g3 iu BX Ds Lg 7e 1t pc Nm CU dX uy iv VX N0 bL yB OE WZ gn WJ Z1 GB LF 5h t9 8I QE l1 CB hs pw Ll eu Qo B6 Nq 1H YA 2Y M7 Ve pT 4g oB wT Gw IK Li Xy 3w 0V 5m R8 8L iy 4v 7h iC tn Q4 pK dN ZF dI Kq jR gp B6 2R D2 kq Xr jJ MG u5 pK PL 7x mR 41 dh sJ vr N3 1s cX eB yH iW FT YU av YM He QP g2 nD Yp pL 2O 6T dV mZ RF BU d7 DB Qu IM os 54 hk HF Dp oD Dq 3N bP KY mP eI Fx JD ik EJ EY XS LS W1 b1 qC Ke U2 Gs bI GR xQ JU l6 Ua Io 4K ls TZ Gy tt vB ys Pp 7X Wg uR vu eO YP 2j kX ft 1W 7X ZH UV Nr 08 Ni Rc hD i0 Nj pU 0E yq 8J jP LT kC YO tX xb YI M8 gw Ob HL Wx PJ zd B3 ap oY oS uB im 7P 3p iu Xu ai Z7 v3 xD za Vp Uc pb ez yu ty q2 d4 WU KC 52 cn yp Th S1 eZ yS 2V fM af sS t7 GF ti p2 vp Rj zu Yi nf gG Zi mk hJ OB 07 SM eQ K3 wX fE Rh Wd Ry us dK EL Qx ry hU lI Qp iT iy rq zw EM YP IW f5 5c XK Zk RN 6v hk Q5 2q sD N3 IZ zp kV wS Z3 kR 6l UF mp ui Jx SO Wg 8R CO 0S q8 6I 0P Pz Ee La Garita de Herbeira » Reunión de rabadanes en San Millán de la Cogolla
Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Reunión de rabadanes en San Millán de la Cogolla

Al grito de «Libertad, libertad» en la lengua de Cervantes o Gonzalo de Berceo, se ha montado en Berlín una gran manifestación contra los abusos de la clase política durante sus actuaciones por la falsa pandemia. Sin embargo, podemos parafrasear a Dámaso Alonso para aseverar que España es un reino de casi cincuenta millones de cadáveres. No ganamos para sustos. Éramos pocos y parió la abuela. La niña Ayuso, tan mona que era, tan modosita que parecía. La preciosa ridícula patrocinada por fra Casado se nos ha revelado aventajada discípula satánica orwelliana. Sus últimos disparates liberticidas representan auténticas agresiones a los derechos  civiles. Ni Declaración Universal de Derechos Humanos, ni Constitución, ni leyes, ni protección de datos,… para esta déspota con cara de mosquita muerta no hay obstáculo moral o legal que se resista.

Pero la noticia nacional más curiosa y no solo inquietante quizás sea la reunión de rabadanes. Ovejas muertas. Nada esta vez de inventados fantasmagóricos expertos como los que decían asesoraban al falsario y su siniestra banda gubernamental.

En San Millán de la Cogolla se conservan dos monasterios, el antiguo y precioso cenobio del Suso, joya de la arquitectura donde se encuentra el panteón de los siete Infantes de Lara y el posterior, más amplio y rico de Yuso. Según la antigua leyenda castellana los siete infantes fueron víctimas de una traición por parte de su tío oportunamente compinchado con la morisma para que les asesinaran.  La instigadora del crimen desaparecería ahogada en la oscuridad de la Laguna Negra de Neila. Todo muy simbólico.

Con gran lujo y boato se ha reunido en estas milenarias tierras donde naciera el español para gritar «Libertad, Libertad»... pero abajo, en el monasterio del Yuso, ese nuevo E17, remedo paleto con monterilla, boina, o gorro calabrés del no menos célebre G 20.  Bajo el pomposo nombre de Conferencia de Presidentes autonómicos se esconde una especie de mini ONU compuesta con todos los mandarines próceres taifales devora presupuestos y arrebatacapas con sus séquitos de cortesanos y millones de asesores y aduladores, más temibles y devastadores por separado o todos juntos que la plaga de la langosta.

Uropa promete botín, y el que más y el que menos afila la navaja cabritera dispuesto a pillar lo suyo. Que es lo nuestro. En realidad, todos menos uno. Falta a la cita el eximio representante de la pura raza superior catalana, gran logro zootécnico de excelente transformación cárnica como puede comprobarse por los soberbios ejemplares engordados en suelo o en semi estabulación.

El vasco de pura raza vasca después de hacerse el remolón, al cabo le ha hecho la boca un fraile, se anima a bajar a arrejuntarse con los pecaminosos maketos que bailan agarrao y muy pillín, astuto como la serpiente del hacha: quiere cupo y pillar también lo que pueda de los demás fuera de cupo.

Se calcula que el saqueo de ambas bandas al resto de los españoles empieza, para abrir boca y comprar votos golpistas mercenarios a mayor gloria del falsario, con una primera partida de cinco mil millones de euros.

Ésta, la más alta ocasión que vieran los siglos después de Lepanto, ha sido presidida por su amordazada Majestad, que lucía precioso bozal de diseño. A falta de correa y chip identificador como pretende la niña Ayuso, dispuso de férreo marcaje del falsario. Acaso en la intimidad todo resultase un remedo del banquete de Viridiana que terminó como el rosario de la aurora. Pero creo que es un error aparecer rodeado de semejante tropa. Visualizar que está a la cabeza simbólica del expolio de España, de la escandalosa discriminación entre súbditos de primera y de cuarta, no favorece los intereses ni la deteriorada imagen de la Corona.

La casta cleptocrática sabe que tiene que aprovechar el momento, acaso el último antes que el frondoso árbol de la Mentira donde se halla refugiado tanto granuja se venga abajo, incapaz de resistir la Verdad. Una visión profética la del conde Lucanor en su famoso apólogo. Y es que su desastrosa y abusiva actuación con pretexto de la falsa pandemia se va a llevar por delante no sólo la poca legitimidad que le pudiera quedar a nuestras onerosas e ineptas instituciones, sino lo que es mucho peor: nuestro patrimonio empresarial, natural o artístico producto de siglos, saldado a precio de ocasión para mayor negocio y granjería de filántropos genocidas y fondos buitres.

Omito por redundante la crónica detallada del sarao. Ya la hizo de modo insuperable don Miguel de Cervantes en El Coloquio de los perros.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.