Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Adoradores del Diablo

La doctora Cristina Martín Jiménez acaba de publicar un libro sobre la pandemia o plandemia que nos han colado. Para la doctora sevillana existe una responsabilidad del club de las buenas gentes, los supuestos filántropos. El Club de los filántropos o de los Hombres buenos. Con oscuras vinculaciones sin embargo con el satanismo, la pederastia y la magia negra.

Se trataría de bondadosos filántropos dispuestos a exterminar parte sustancial de la actual población mundial. Todo ello por su bien, claro está. Gentes cuya acción recuerda La FOM, acróstico de Friends of Mankind, según nos cuenta Papini en Gog, un texto de 1930, y hemos recordado hace pocos días en otra garita.

En su ficción explica la existencia de una sociedad secreta de carácter filantrópico cuya misión es eliminar población mundial, pues para sus fundadores, el aumento continuo de la humanidad es contrario al bienestar de la humanidad misma. Se presenta a Gog un personaje de unos cincuenta años, amable y casi obsequioso, para darle a conocer la existencia de una Liga secreta: Mis jefes creen que la adhesión de usted sería infinitamente de desear. La idea básica de gentes tan bondadosas es que el progreso técnico permite una mayor producción y distribución de alimentos y otros bienes pero está claro que dentro de algún tiempo habrá un balance demasiado desigual entre el banquete y el número de los que al banquete asisten. Malthus tenía razón pero se equivocó al creer demasiado cerca el desastre. La naturaleza en forma de terremotos, erupciones, epidemias, carestía y guerras, viene a diezmar de un modo periódico al género humano… De modo que la FOM pretende ayudar a la Naturaleza en tan filantrópica labor, pero de modo más racional y menos aleatorio acelerando racionalmente la desaparición de los que sean menos dignos de vivir. El siniestro apóstol de la buena nueva globalista continúa explicando a Gog que a la Liga pertenecen muchos médicos, enfermeros y criados, los que se hallan en las condiciones más favorables para estos actos humanitarios, y los resultados son excelentes. Tan hermosa labor tanatófila se completa con otra de carácter homeopático eliminando a los que consideran delincuentes. Delito contra delito.

Hay que decir que para estos próceres resulta necesario sustituir el clásico y manido recurso a la guerra como forma de dominación y hacer negocios. De modo que habría que sustituir sus misiones básicas de fuerza estructuradora y de equilibrar el sistema económico en las modernas sociedades por otras menos dañinas para infraestructuras y medio ambiente. Es preciso seguir manteniendo los privilegios de clase para lo que se arbitraría un gobierno mundial que fuese eliminado las clases medias, soporte del orden de la civilización basadas en naciones y culturas soberanas y generando un sistema de neo esclavitud gracias a la tecnología y el neomarxismo cultural posmoderno.  Un corolario necesario es la presupuestación de las muertes “deseables” a producir cada año por otros conceptos una vez vaya remitiendo el habitual recurso a las guerras.

Uno de los más conocidos filántropos actuales es Soros que empezó su brillante carrera humanitaria como niño judío precoz colaborador confeso de los nazis denunciando para robarles a compatriotas correligionarios húngaros. Todo un personaje, uno de los amos del mundo, titiritero del doctor falsario, algunas de cuyas declaraciones ponen los pelos de punta al más calvo.

Pero se especula con que la mayoría de este club de los hombres buenos serían adoradores del diablo. Aunque no practicantes del yazidismo, minoría religiosa sincrética mesopotámica del área de Mosul.

Para los yazidíes el diablo es un ángel que desobedeció a Dios por no querer obedecer a Adán y que luego fue perdonado y al que Dios puso al frente del gobierno del mundo, por lo que debe ser objeto de culto por los fieles. Su imagen es la del ángel transformado en pavo real llamado Melek Taus, figura que viene a asimilarse con mayor o menor propiedad al diablo cristiano o musulmán.

En realidad el gobierno del mundo está en manos de siete ángeles santos, del que Melek Taus es el de mayor jerarquía.

No parece que los Soros, Kissinger, Rockefeller, Rotschild, Gates, Clinton o Morgan sean los actuales siete ángeles, porque el caso es que los yazidíes han sido víctimas propiciatorias del siniestro brazo terrrorista Isis.

Pero, ¿cómo funcionan estos  demonios o ángeles exterminadores?

Muchos textos sagrados de la Humanidad lo explican desde varias perpectivas. Es fundamental no perder de vista la naturaleza espiritual de las cosas y de los entes últimos. San Pablo nos advierte en Efesios 6, 12: «Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra milicias espirituales en los aires«. Sin embargo, también existen autores modernos que han querido teorizar sobre tan peligrosa materia desarrollando lo que pudiera entenderse como una Moral basada en el Mal.

Un ilustrado alemán, discípulo de Kant, llamado J B Erhard lo desarrolla en su ensayo: Apología del Diablo. Si su principio inspirador es la consecución del Mal, estas podrían ser sus principales normas morales:

Nunca ames a nadie

No digas la verdad, aunque parezca que la dices.

No reconozcas ninguna propiedad pero aprópiate de todo lo que puedas.

Utiliza la moralidad de los demás como debilidad para lograr tus propios fines

Instiga a los demás al mal mientras aparentas reconocer la necesidad de la virtud

Convierte en desgraciado al que no quiera depender de ti.

Actúa con coherencia propia y no te arrepientas.

Creo que no es aventurado señalar que este tipo de normas morales constituyen el proceder habitual de los filantrópicos próceres promotores del NOM y de sus ineptos y o corruptos títeres.

Ya entre nosotros, cabe reseñar para terminar esta breve nota que la fallecida duquesa de Medina Sidonia explicaba en su censurado libro La Ilustre degeneración el horror del funcionamiento de los rituales satánicos y su múltiple papel en la dominación del Mal por parte de ciertas élites.

Con estos datos acaso podamos vislumbrar mejor las motivaciones y consecuencias finales de la suelta de este filantrópico quimeravirus.

(Continuará si nos dejan)

R I P

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.