Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Votaciones periféricas veraniegas (y 3)

Pero, ¿Y qué?

Me dicen que “mucho rollo con lo de las votaciones en anteriores garitas, que si el racista Castelao, que si el genial Valle Inclán, que si el heroico Jardón, pero que no queda claro lo que propugno para lo del voto”.

No sé, desde luego cada quien es mayorcito para intentar comprender y votar lo que le parezca. Por supuesto.

Allá cada cual si quiere seguir disfrutando del actual tinglado arrebatacapas y liberticida, o por el contrario, prefiere intentar la posibilidad de algún cambio. Pero ahí quedan algunas anotaciones muy concisas.

Hasta ahora el que no quisiera votar nacionalismo con mayor o menor grado de peligrosidad o virulencia sólo le quedaba la abstención, el voto en blanco o el nulo con división de opiniones, unos en su padre y otros, en su madre.

Pero ahora sí existe la posibilidad de votar sin indigenismos ni paleterías, en sentido claro de defensa de España, su Cultura y su lengua, así como de las libertades. Y convendría hacerlo.

Sin chantajes emocionales sobre el truco del mal menor del tipo tradicional del PP de: “Somos malos, hay que reconocerlo así, pero los otros aún son peores, (aunque parezca imposible)”. O del «vótanos, total a tí qué más te da, hombre»

Sin identificarse con la nación como ahora Feijóo: ¡Galicia uber alles!

Sin dar culto al Jefe ya que las ideas, o bien hay pocas, o bien no hay por donde cogerlas desde un punto vista liberal o democrático.

El programa electoral ya no es el clásico “España lo único importante” de cuando Fraga era Fraga y aún no se nos había hecho galleguista y copiado aquí el tinglado catalanista pujolero de la normalización lingüística y demás imposiciones antidemocráticas. Ahora, el programa es el mucho más sustancioso de Feijóo, lo único importante.

Conviene pensar que loas opciones que sufren boicot y ninguneo por parte de la Prensa, Radio y Televisión del Régimen nacionalista, es decir la opción genuinamente española, VOX en este caso, seguramente será la mejor para los derechos civiles del ciudadano devastados por el Régimen porque de lo contrario no se vería calumniada y atacada con tal saña por parte del nacionalismo de los restantes partidos así como por el gobierno del falsario.

La entrada de VOX en el parlamento gallego, el único de toda España en el que no se permite hablar en español gracias a la mayoría absoluta del PP DE Galicia, sería un hito estratégico que supondría un antes y un después.

No sabemos si habrá trampa en el recuento como en otras gloriosas ocasiones del galleguismo de mayor prosapia y más recia raigambre.

Para tratar de evitar esas malas inclinaciones galleguistas ojalá se haga el escrutinio electoral como debe hacerse: sumando acta a acta tal como regula la ley.

Notas anejas

Votaciones periféricas veraniegas, 1

Sueño de Bradomín en Armenteira o pesadilla de votaciones, 2

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.