Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

El fracaso de doña Nada

Me llena de orgullo y satisfacción saber que al falsario le ha salido la galga capá, se le ha derramado la leche agria cuando ya se relamía de gusto por los millones que iba a pillar de los obtusos uropeos timados que iban a pagar sus onerosas orgías. Nada, que no, doña Nada no va ser jefa del Urogrupo. Desde luego no es buen currículo entre gente seria y capaz lo de ser miembra de la banda comunista o harén ministerial del doctor falsario. Aunque sea amiga de la mafia monopolista del 35 que sostiene al comunista liberticida y a su gobierno vendepatrias y desvirga melones.

En tan sabia decisión no sabemos si se habrá empleado el antiguo tratado de selección de personal de don Juan Huarte de San Juan Examen de Ingenios. Hay experiencias que, como los antecedentes penales, desde luego es mejor no tener.

Si aún quedan jueces en Berlín, como decía cierto molinero víctima de una injusticia palaciega que aún creía en las instituciones, parece que también aún queda gente con algún sentido común en Uropa. Gentes que pese a todo se niegan a favorecer al enemigo.

El caso es que en Uropa le han dado un buen revolcón al chulo y su protegida. El segundo fracaso, contando el fiasco de la primorosa menina de Exteriores, en pocos días. Otra bizarra heroína del 8 M. Un breve consuelo entre tantas zozobras y sinsabores.

Pero siempre hay alguna señora o señorita en edad de merecer dispuesta a lamer las heridas o lo que sea menester. Una señora o señorita, dicen que científica premiada, ha venido a alabar al licenciado Simón, ejemplo de buen embajador de la Ciencia según la interfecta.

¡Tenemos cantera!

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.