Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Los nuevos talibanes

La subida al poder presidencial de Trump supuso el declinar y paulatino cierre de los talibanes, al Qaeda, Isis, y otras formaciones terroristas promovidas por el siniestro Partido Demócrata de los Clinton, los Obama, los Soros, los Kissinger y aquí, la franquicia canallesca del doctor falsario y sus compinches.

Pero la anterior actividad talibanesca en lo que se refiere a fanatismo, sectarismo, hipocresía, salvajismo, crimen, iconoclastia, tiene su relevo en Occidente con los nuevos planteamientos “demócratas”. Sí, del mismo partido cantera del racista Ku Klux Klan, hoy dedicado, con la complicidad de su agente Bergoglio, a excitar los bajos instintos de las fieras. En busca del voto de la envidia igualitaria, el racismo, el resentimiento y el sopabobismo contra los republicanos del partido de Lincoln.

Estamos asistiendo entre la perplejidad y el horror a las salvajadas de las turbas irracionales excitadas por la más atroz propaganda. Incluso gentes con estudios universitarios o del pijerío de diseño, manipuladas con absoluto éxito. En una demostración de inusitado satanismo público el populacho en muchos países tenidos por cultos y civilizados, se ha convertido en hordas violentas. Profiere insultos, rebuzna, blasfema como la niña del exorcista, destruye monumentos, incendia templos, saquea comercios, intenta linchar a quienes se le opone. Muestras de irracional violencia que se asocian a bochornosas manifestaciones de esclavitud, ineptitud intelectual y moral de la chusma genuflexa. De rodillas a la voz de su amo haciendo gala de su catadura de gente canallesca, cobarde, felona y descomunal, que diría don Quijote.

Gentuza ignorante y cobarde que, como aquí en España la desgreñada miliciana Colau o la bien cebada parejita de chocho y pisha, profana la estatua de Colón o de la reina Isabel La Católica o pretende echarlas abajo por las buenas o por las malas. Nuevos talibanes amenazantes, violentos, salvajes, insensibles al universo estético, capaces de volar los nuevos Budas de Bamiyan, no importa cuales sean, si se lo ordenan sus amos. Hordas que destruyen las bases históricas de nuestra civilización. Y parecen decididos a iniciar otro ciclo de terror contra la Cultura y el Pensamiento, con precedentes como la quema de libros de los nazis o de los socialistas en la Universidad de Oviedo.

No se entiende bien esta muestra actual de locura, de infestación satánica. Pero si esto se produce es porque quizá nos encontramos al final de un camino, ante una sociedad espiritual e intelectualmente desarmada y ante el fracaso de una civilización. No sé si de la civilización.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.