Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

El Poder actual contra la libertad religiosa y de culto

Una de las cuestiones que más llama la atención al observador es lo relativo a la persecución del culto público católico, no del musulmán, por parte del gobierno de Su Católica Majestad y sus cómplices, entre ellos los temblorosos prelados españoles.

Hemos asistido, incrédulos, a espectáculos despóticos de carácter esperpéntico, cobarde y grotesco protagonizados por ciertos elementos de las Fuerzas de Orden Público que incluso irrumpen armados profanando los templos durante la celebración del culto religioso.

La constitución española reconoce la libertad religiosa y de culto en su artículo 16. Las medidas contempladas en el Estado de Alarma no prohíben el culto católico, cosa que tampoco podría hacer, sino que lo condicionan a evitar las aglomeraciones atendiendo a las dimensiones y características de los templos, respetando un metro de distancia entre los fieles.

No obstante, la policía ha interrumpido el culto sagrado incluso en lugares como la catedral de Granada, una de las más grandes de España, donde apenas había un par de docenas de personas entre fieles y oficiantes. Un acto notoriamente ilegal además de inmoral que no sería posible sin la complicidad episcopal mangoneada por el cardenal golpista catalán, dicen que cuya mayor virtud conocida es la de ser el hombre del papa hispanófobo en este desventurado Reino. Sin olvidar tampoco en lo que toca a responsabilidades la obligación constitucional de tutela efectiva de los derechos civiles por parte de los jueces. Tengo entendido que ninguno de estos presuntos sacrílegos ha sido llamado siquiera a declarar.

La triste realidad mostrada estos días es que el culto católico está prohibido sino de iure si de facto gracias a los colaboracionistas obispos españoles. Prelados que haciendo gala de inusitada cobardía y doble juego han dejado a sus ovejas a merced de los lobos. Y aquí no cabe excusarse en la maldad y odio a lo espiritual, por otra parte reconocidos, del gobierno comunista de Su Católica Majestad. Algunos de cuyos miembros más notorios y siniestros, por cierto, alaban sin empacho al político demagogo correligionario encaramado ahora en la cátedra de Pedro.

Para terminarlo de rematar, una confesión de parte. Con motivo de la desescalada de la prohibición de culto que nunca existió, la Conferencia episcopal ha sacado un pasquín, de suyo incoherente, en el que indica: “Se establece un aforo máximo en los templos de 1/3 en la primera fase y de 1/ 2 en la segunda.” Pero, ¿no quedábamos en que lo dispuesto durante la escalada era evitar aglomeraciones?

El observador puede deducir de estos hechos como hipótesis más probable que los obispos españoles de modo colegiado han mantenido un inconfesable contubernio secreto con el gobierno comunista de Su Católica Majestad para prohibir de facto el culto, ya que no pueden hacerlo de iure, y así cohonestar con su colaboración y silencio la vulneración de los derechos a la libertad religiosa y de culto de los fieles católicos cuyos derechos personales y constitucionales debieran defender.

Tremendo, y en extremo preocupante para todos los españoles independientemente de sus convicciones religiosas. Pero la dictadura progresa adecuadamente, con complicidades inauditas. Hay que reconocer que este maldito confinavirus puede tener un componente de revelación, de catalizador, y contribuir a colocar a cada uno, fuera ya de máscaras y disfraces, en el lugar que le corresponde.

Otro sí digo

Cierto cura folclórico conocido como el Padre Ángel (caído) acaba de solicitar el Premio Princesa de Asturias para galardonar al gobierno por su actuación con pretexto de la pandemia.  No contento con esa provocación, ahora elogia al vicepresidente comunista de apellido tan incoherente e incluso le pide su (satánica) bendición.  Ambos dos tienen responsabilidades directas en relación con residencias de ancianos cuya mortandad ha resultado escalofriante. En el momento de escribir esta nota el tipo aún no ha sido desautorizado.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.