Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

¿Una inquietante coincidencia?

Son muchas las críticas a la persona y el pontificado de Bergoglio. Y no sólo proceden de la propia Argentina, por su controvertida trayectoria vital antes de ser elegido, sino de todo el mundo católico. Otras son del ámbito teológico y doctrinal. En general, Bergoglio suele estar bien considerado por los enemigos de la Iglesia Católica, de la obra civilizadora de España en América y favorecedores del NOM.

Sin duda, Bergoglio es un personaje que (casi) siempre ofrece espectáculo y (casi) siempre poco edificante. Paradójicamente, aquí es apreciado por podemitas, ateos, golpistas y titiriteros comunistas ricachones varios y, en cambio, denunciado o detestado por muchos católicos, en especial los más tradicionalistas. Algunos incluso le llegan a considerar hereje pachamamanesco, siniestro protagonista de profecías escatológicas, cómplice de mafias blanqueadoras de poder oculto o dinero de origen oscuro. O encubierto testaferro de la mafia sodomita de San Galo.

El lector tendrá su propia opinión sobre tan polémico político globalista.

En este breve apunte sólo querría exponer una cuestión muy inquietante que pudiera ser significativa o mera casualidad. Me refiero al empleo de ciertos símbolos que cabría calificar de dudosos, siendo piadosos, o bien indiciarios de clara criminalidad. Veamos.

El FBI y otras organizaciones que luchan contra el crimen tienen identificado el símbolo parecido a una delta o triángulo que puede verse al lado como el empleado por la célebre red de pederastas conocida como pizza gate del siniestro Partido Demócrata americano del que nuestro presidente es aquí franquicia. Este símbolo correspondería al de los que buscan un desamparado niño víctima para abusar.

Como el lector puede comprobar es el mismo que figura en el velo litúrgico humeral empleado por Bergoglio según la foto que no parece trucada. ¿Simple casualidad?  Pudiera ser, aunque sabemos que en el empleo de símbolos ciertos personajes de la élite mundial no suelen dar puntada sin hilo.

En este terrorífico diccionario criminal el símbolo identificativo de las niñas víctimas es diferente. Este señalado se refiere a víctimas niños varones.

Pero, si no es truco, ¿qué significa?

Nota del martes, 28 de abril

Un amable lector me recuerda dos extrañas cuestiones recientes que cree de interés para el asunto. La primera: la inquietante declaración de Bergoglio de que echaba de menos no comer  pizzas.  Lo que suena insólito precisamente en Roma.  La segunda y más importante, la aparente renuncia a su título de mayor honor posible: el de ser vicario de Cristo.

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.