Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Gobierno a palos, oposición pasmada

La feliz gobernación del doctor falsario está resultando más agitada, bronca y problemática de lo que se esperaba.  En pocas semanas todos, todas y todes se encuentran a la greña. Una cosa asaz impropia de todos unos señores, señoras y señoritas excelentísimos ministros de la Corona y más parecida a riña tabernaria entre hampones, pícaros, tahúres y gente del bronce.

Incluso se ha tenido que desmentir que Moncloa fuese a instalar un detector de metales a la entrada de la nave de la mega mesa con supletorio para la conseja de ministras. Con tan drástica medida de seguridad se trataría de evitar la introducción de pinchos, puñales, navajas cabriteras u otros objetos punzantes de ese jaez que pudieran poner en peligro la integridad física de algún miembro o miembra de las bandas gubernamentales o sus preciosas vidas.

Aprovechando el desastre gubernamental, golpistas, filoterroristas y demás enemigos de la Humanidad en general y de los españoles en particular, incluido el famoso traicionero virus, campan a sus anchas, mostrando la verdadera faz de un gobierno inepto y encanallado que genera más problemas en vez de intentar resolverlos. Ahora bien, por lo menos vamos a sacar algo nuevo en limpio: la Gramática es fascista y heteropatriarcal.

A decir verdad yo de esto no entiendo ni pío pero así me lo ha aseverado muy serio y puesto en razón un viejo conocido mío, escritor sablista y tremendista de la cuerda de Max Estrella o su alter ego de la bohemia madrileña Alejandro Sawa.

Bronca tras bronca, desastre tras desastre, la cosa está tremenda. El doctor falsario se plantea pedir cuartel a su apocado y temeroso colega de la banda de la falsa derecha a fin de salvar los deseados presupuestos y poder dar merecida puerta a la fastidiosa banda de ocupas que tan impertinentes le mueven la codiciada poltrona. Una pertinaz horda desalmada de buscones de rancio abolengo, hembristas desgreñadas, galleguistas sin oficio ni beneficio, queridas, mostrencos y demás larga y onerosa familia.  Un mal ejemplo, incluso Begoña pregunta ¿Qué hay de lo mío? Quiero ser ministra de saunas.

Claro que no es mucho mejor que la de los socios bolcheviques la familia menchevique suya propia, aunque el personal ya se ha acostumbrado a sus tradicionales embustes, desfalcos y fechorías, de modo que les perdona todo.  Para completar el panorama el cerco judicial internacional se estrecha sobre Su Emérita Majestad.

El colega se lo piensa mientras se queda como Narciso, el Pasmao, observando asombrado los inauditos arrestos de su portavoz que a él le faltan. Ni arre ni so. Por fin reacciona y sale en defensa de su colaboradora, mujer competente ajena a cuotas hembristas, que demuestra tener más atributos que todos los demás compañeros de partido juntos. Y para colmo, el crecido cacique gallego va por libre e incluso parece que para terminar de rematar el desastre, vuelve presumido y jactancioso, Mariano, el de los sobres.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.