Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Nepotismo fin de régimen

El nepotismo es flor muy extendida en el cruel jardín borgiano de los senderos que se bifurcan y suele florecer tardío como el membrillo e indicar deterioro, decadencia. No siempre. Algunas instituciones se basan en el nepotismo así por ejemplo la monarquía donde el hijo primogénito hereda el poder sea cual sea su cualificación moral o técnica, es decir, sin más mérito que el ser hijo reconocido de su padre.

Así luego pasa lo que pasa. Y los humillados súbditos sufren las consecuencias a la espera que la palme o abdique el afortunado heredero tronado del trono tras algún escándalo insoportable. El reino queda indefenso a merced de sus enemigos. Así pasó tras la muerte de Felipe II, después de Carlos III o sucede ahora mismo.

Pero además del puramente monárquico hay otro nepotismo plebeyo muy extendido cuando el mérito es relegado por razones de parentesco o linaje. Para algunos expertos se trata de una reminiscencia tribal, aunque no hay tribu que prospere o siquiera se mantenga sin acudir de algún modo al mérito y la virtud. De un conflicto entre razón y modernidad versus instinto por razones de genética o sangre.

Don Camilo el del Premio lo cuenta, no sin crueldad, en Tobogán de Hambrientos con el ejemplo modélico de la dinastía Blattidae fundada por el señor Ramón Sorbas Purchena, alias Rey Mago o también Morueco, por ser el padre y cabeza visible de todo un batallón. Claro que el oficio del Rey Mago Sorbas no está encumbrado en los más altos designios de la Patria sino el mucho más modesto e inocuo de decorar botijos.

El gran Miguel Espinosa lo explicaba así en palabras del cínico mandarín Cara Pocha:

Todo bergante pretende ser objeto de un destino. Los compromisarios manifestaron un día: “En verdad que nacimos para el Mando”; sus queridas añadieron: “No hay duda: la Divinidad  pensó en el compromisario y su amante”.

Sí. La amante como la mula, delante, para que no se espante. En efecto, una variante especialmente nociva se produce cuando el nepotismo es de pareja y la “lógica” de las conveniencias de alcoba, dominación sexual o de los celos, sustituye a la de las ideas. Este es el dominio preferido de lo irracional, del mundo de la pasión, de la emoción no sometido a la razón. Un escenario de suyo inestable pero nefasto para los administrados. Hay quien coloca a su mujer, querida o concubina en altos puestos para los que no está preparada. Si antes al tópico cacique de derechas se le criticaba por poner piso a la querida, ahora, con la posmodernidad neomarxista hembrista y sablista los costes directos corren a cuenta del erario público y los indirectos los sufren todas las infinitas víctimas de sus incompetencias y arbitrariedades.

Mas continúa el mandarín Cara Pocha impartiendo doctrina: “Dos fuentes de sabiduría hay: el instinto natural y el juicio sobre lo conveniente; este último se llama Premeditación…. El instinto resulta superficial. Sólo hay verdadera profundidad donde el juicio comienza a servir lo conveniente… Al Reino de la Naturaleza pertenecen las Cosas Primeras, como la razón, la materia, los animales, las mujeres, los niños, el Pueblo, los dioses y los lógicos; al reino de la Premeditación, las Cosas Ultimas, o cosas de mandarines… La Premeditación  no inventó los dioses, como piensan superficialmente algunos, pero sí el empeño de hablar en su nombre…  La Premeditación usa cuatro diccionarios: el primero para hablar con la Divinidad, diccionario falso; el segundo para hablar con el Pueblo, diccionario falso; el tercero para hablar con la Historia, diccionario falso; y el cuarto para hablar consigo misma, diccionario cerrado. Es costumbre esperar un Quinto Diccionario, verdadero y abierto, también llamado Diccionario de Aquel Día tan Debido o del Gran Juicio y su Justicia. Mas conviene saber que nunca habrá Quinto Diccionario….”   

La espera del mundo de la Justicia puede ser larga y nunca llegar a feliz resultado. Sea como sea la teoría de los preceptistas, o la naturaleza íntima de tal diccionario cerrado, la historia nos enseña que el nepotismo siempre permanece al acecho, nunca es erradicado del todo y prospera en su mejor hábitat natural donde el mérito y la vocación no son valorados.

El nepotismo es una exhibición de poder contra natura. Mando yo y hago cualquier fechoría porque me da la gana. Calígula nombró cónsul a Incitatus, su caballo español preferido, con similar desparpajo al que otros nombran ministras de la Corona.

El régimen acabará más pronto que tarde. Bien por la fatal acción terminal de sus propias nocivas instituciones o, más difícil, por la rebelión impremeditada de sus víctimas. Pero las siguientes hordas de nepotes paniaguados esperan ansiosas su turno. Pese a lo que indican sus hechos favoreciendo a barraganas y parientes, dicen que los socialistas pretenden erradicar la familia para mejor destruir la sociedad e imponer su tiranía. Pero aunque lo lograran, nunca dejará de haber parientes a los que favorecer aunque sean colegas de probeta.

Pese a Huarte de San Juan y su pionero Examen de ingenios el sistema al que el famoso cónsul Nepote cediera su nombre pervivirá internamente.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.