Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

¿Vamos hacia una narco Monarquía?

Los últimos acontecimientos revelan una situación cada vez más preocupante. Ya no solo que el Gobierno de Su Majestad haga una fechoría tras otra y se burle de la legalidad nacional e internacional, con ser eso gravísimo, sino que lo hace con total y absoluta impunidad.

El dossier Royuela, ficción o realidad, pone los pelos de punta y pudiera ser un relato terrorífico de nuestro particular Estado profundo, de nuestras cloacas más degeneradas. El asunto denunciado en dicho dossier es tan grave que debiera ser desmentido o investigado en profundidad para depurar las responsabilidades que correspondan sin mayor dilación. De lo contrario, cabe la presunción popular de que quién calla, otorga.

Se vienen conociendo escándalos sexuales gravísimos, relacionados con menores, algunos bajo la teórica tutela y protección del Estado que afectarían a importantes próceres socialistas e izquierdistas en San Sebastián y Baleares, sin que hasta ahora haya habido exigencia de responsabilidades. Ni menos por parte de nuestros chiringuitos de amaestradas feministas mercenarias de las que se ignora hayan dicho ni mú.

El Gobierno “blanquea” los delitos del golpismo y demás delincuencia catalana “dialogando” con delincuentes en un culebrón que deja por los suelos la teórica dignidad de las instituciones constitucionales de la Monarquía.

El Gobierno de Su Majestad ningunea descaradamente a Su Majestad, sin que hasta ahora el Rey tampoco reaccione en defensa de la constitución y de su propio trono, gravemente amenazados por “Su” Gobierno.

Pero, por si esto fuese poco, los extraños sucesos de la embajada mejicana en Bolivia promovidos presuntamente por el Gobierno de Su Majestad para proteger a narco delincuentes y del encuentro clandestino de un ministro de la Corona con una delincuente en busca y captura en Barajas, amén de sendos ridículos de ópera bufa propia de embusteros villanos inútiles, parecerían indicar una extraña relación del Gobierno de Su Majestad con la corrupción y el narcotráfico bolivarianos.

Las nuevas autoridades bolivianas vienen denunciando a importantes próceres podemitas como vinculados y financiados por los narcos de su país durante el mandato de Evo Morales, así como relacionados con el narco régimen venezolano.

Otros de los presuntos implicados en estas tramas de corrupción vinculada a los regímenes narcos, según estas denuncias internacionales, serían el ex presidente socialista Zapatero, el juez condenado Garzón, así como el ex ministro Bono y el embajador Morodo.

Un escándalo gubernamental tapa al inmediato siguiente. Suma y sigue. Y llevamos solo unos pocos días de tinglado ministerial. Y mientras tanto, ¿hay alguna institución que resista el avance del emergente narco Estado? Mucho nos tememos que por desgracia no, salvo a nivel individual. El de los ciudadanos que siguen intentando cumplir con su deber, a veces con gran coste personal. Otros miran expectantes a ver si instituciones internacionales que luchan contra el narcotráfico socialista hispanoamericano nos echan una mano.

El rey parece pasmado, como el de Torrente Ballester.

La oposición aún se cree que esto es una democracia de verdad y anda enredando con solicitudes de comisiones de investigación y otras inutilidades mientras el cáncer avanza.

Las grandes fuerzas vivas o están muertas o bien parecen compinchadas con los comunistas a ver si cae algún nuevo momio o ventaja monopolística, so pretexto del cambio del clima climático climatizable o la mohatra globalista que toque. Y a los demás que les zurzan.

Y la más consciente entre la gente común que padece las agresiones de las instituciones monárquicas busca horrorizada la manera de proteger lo que le sea posible hasta ver si pasa la tempestad.

Pero es de temer que la tempestad no pase. Al menos por las buenas. Como ha dicho el ministro Abalos, han venido a quedarse y no los va a echar nadie con instrumentos políticos convencionales. Si el narco estado se consolida, se acabó lo que se daba. De la Monarquía sólo quedará una engañosa fachada mohatrera. Y luego ni eso.

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.