Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Zarrapastrosa tribada

Cuando no se nos ocurre nada que escribir, o nos da pereza hacerlo, siempre hay alguna hembrista zarrapastrosa haciendo el ridículo y dando por saco que proporciona tema para nuevos amenos chascarrillos. Cultas latiniparlas. Preciosas ridículas de portada de Vogue. Tortilleras contra el heteropatriarcado. Tribadas fanáticas empaladoras. Fricadoras por el socialismo. La verdad es que en este esperpéntico reino borbónico donde toda estulticia e impudicia tiene enmucetado asiento subvencionado por sus idiotizados súbditos, siempre hay una rota para una descosida.

El catálogo de la nueva gobierna de Su Católica Majestad no hay por donde cogerlo. Constituye un esperpento en espejo plano. Ni aposta se puede perpetrar algo que más apeste. Recuerda la Corte del Carlos II El Hechizado. Hay que reconocer la impactante chulería del falsario riéndose impunemente de las instituciones de la monarquía, y lo que desde luego es peor, del perplejo, insultado, humillado, asqueado pueblo al que unos y otros le obligan a pagar esta obscena función.

Sabemos que el gran Líder ha perpetrado un ministerio de igualdad para colocar en urna con fanal y todo para que no coja polvo, con perdón, a la querida del vice cuarto. Todo un engendro que desmiente su nombre porque más parece contubernio de la alcaldesa de Zamarramala y sus huestes el día de santa Agueda.  Un convento monjil sui generis en el que está prohibida la estancia, y es de suponer que el deleitoso uso de varón. Claro que a saber si no aparecerá un deslenguado Boccaccio que cuenta las peripecias ocultas del gineceo. Tal parecería, pero al revés, un casto monasterio ortodoxo del Monte Athos en el que están prohibidas toda clase de hembras, hasta las gatas.

Para un tinglado denominado Instituto de la Mujer no han tenido ovarios, o acaso no se les ha ocurrido, de colocar a un trans, a un begoño, como se dice ahora en el argot madrileño. Pero si a una feroz tribada fricadora que ha hecho méritos para acampar en este gobierno de progreso nada menos que proponiendo empalar a los varones. Sí, sí como lo oyen. A todo hombre por el hecho de serlo hay que meterle un palo u objeto contundente en salva sea la parte que tan bien conocen otros próceres socialistas de pro y popa. Una extraordinaria aportación a la paz y concordia que seguro será recordada. Un éxito asegurado como diría la otra.

El que consiga poner una cámara oculta durante un consejo de ministros, ministras y ministres se va a hacer de oro.

Otro Sí dicen

No amo a Pablo Iglesias, solo me interesa el sexo. El Amor es patriarcal y tóxico.

Los hombres son excluidos del Ministerio de Igualdad de Irene Montera

La Directora de diversidad racial (sic) se va por no ser negra

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.