Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Upanishad socialistas

Los Upanishad son tratados espirituales de contenido y extensión variables. Upanishad es un término sánscrito que viene a significar a los píes del maestro para recibir enseñanzas o instrucción. El fenómeno no es reducible únicamente a la India sino a todo ese tipo de literatura didáctica que pretende influir en la conducta de sus adeptos.

El lector algo amoscado argüirá con toda la razón del mundo, pero vamos a ver, pero qué barbaridades dice este hombre, Upanishad, es decir algo espiritual, y socialismo, al menos el de la banda arrebatacapas del PSOE borbónico, son cosas incompatibles.

Por su parte ya Goya expresaba en las pinturas negras la variante del Upanishad del Mal del diablo rodeado a sus píes de brujas, hechiceros, putos, celestinas y malhechores.

La  subversión socialista ataca en todo el ámbito de la hispanidad, y con ella los atentados contra los templos e instituciones católicas. Y no solo en los narco estados venezolano o mejicano de Maduro o López Obrador. O la Bolivia del expulsado indio comunista Morales a la que militares de sus servicios secretos acusan de financiar a podemitas con el lucro del narcotráfico andino y mejicano.

Dentro del ciclo del eterno retorno, hay cosas que se repiten. Empiezan las persecuciones religiosas impunes. Hace unas semanas, en Tauste, la patria natal del gran Joaquín Costa, ha sida quemada y profanada sacrílegamente una ermita y dañada un talla del nazareno. Se ha producido la invasión por gente armada bajo las órdenes del gobierno socialista de una emblemática basílica católica para proteger la ceremonia de profanación de una tumba. Incluso se han producido denuncias por parte de los religiosos encargados de su custodia de la realización de rituales o ceremonias sacrílegos perpetrados por los invasores. En la Cataluña golpista los obispos con la complicidad del siniestro Bergoglio protegen sino azuzan la rebelión contra España, exigen impunidad para los delincuentes mientras intentan tapar sus escándalos de pederastia o la apostasía generalizada de su hastiada clientela. En Francia también se producen atentados contra templos cristianos. Incluso una joya del arte como la catedral parisina de Notre Dame arde misteriosamente.

En Chile, varios templos como la catedral de Valdivia han sido saqueados e incendiados por el populacho salvaje e ignaro jaleado por el socialismo internacional organizado en torno al Foro de San Paulo y luego de Puebla y protegido por los medios de intoxicación sionistas.

La persecución cristiana no es solo por el socialismo. En Nigeria y otros lugares el genocidio cristiano se perpetra en nombre del Islam. Mientras esto ocurre, el propio Vaticano, Bergoglio y su Curia, rinden culto chamánico a la pachamama. Toda una descalificación de la obra evangelizadora y civilizadora de los españoles en América y a la que deben que la propia Iglesia Católica no sea una institución marginal en el mundo. Si el súper jefe lo anima o al menos lo consiente, no resulta tan raro que sus temblorosos prelados españoles, con alguna heroica excepción, hagan la vista gorda y callen cobardemente ante los desafueros, haciéndose cómplices de los mismos. En resumen, los Upanishad socialistas, variante del sionismo internacional, están a los píes del diablo. Del Mal.

En el siglo de oro empeñarse significaba liarse una puta con un rufián.

Nuestro falsario está empeñado hasta las cejas en hacer progresismo. Progresismo es lo que hacen los progresistas como él y sus compinches y compinchas. Desde luego también están en el progreso los racistas y meapilas vascos y catalanes, la carcundia abusona y trincona de las más degradadas burguesías regionales.  Incluso el progresista Feijóo felicita al falsario para ver si se empeña en hacerle hueco futuro si hubiere una OPA para absorber al no menos progresista marianismo centrismo que Casado es incapaz de desactivar.

Ahora los empeños gubernamentales son varios aunque casi se resumen en la destrucción de la convivencia y de la legalidad constitucional. Y en lo que queda de soberanía nacional e incluso de nación.

Otro empeño es que todas estas variantes de preciosa fauna sociológica se encuentren oportunamente representadas en el futuro muestrario gubernamental, para que se diga que es democrático, aunque algo bizco del ojo izquierdo.

Empeñados en que esto termine como el rosario de la aurora, todos y todas se muestran a los píes del maestro Satán. Pinto el caso.

 

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.