Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Eco Adviento

El tiempo litúrgico de Adviento, que da comienzo al año eclesiástico, celebra el advenimiento o venida de Cristo a este planeta. Estamos ahora, pues, en el marco de la civilización occidental en tiempo de Adviento o de preparación para la Buena Nueva del nacimiento del Salvador.  Cuestión de la que históricamente se sabe poco cierto, incluso los evangelios de San Mateo y San Lucas son contradictorios sobre este punto. Pero que el Cristianismo primitivo asoció por diversas razones tanto simbólicas como prácticas con la del nacimiento del Sol en el solsticio de invierno. Sea cual sea el planteamiento religioso de cada cual supone una etapa de renovación de lo mejor que habita en cada ser humano. Recuerdo con cariño no exento de nostalgia la tradición del calendario con ventanitas que los niños íbamos abriendo hasta ese día.

Pero ahora las cosas han cambiado. Y muchas a peor. La jerarquía de la Iglesia Católica durante el siniestro Bergogliato está cambiando casi todo, haciendo almoneda, en la línea de provocación de los sacrílegos “nacimientos” de la depravada Colau, de importantes tradiciones.

Además de otras fantásticas hazañas como insólitos documentos ecologistas o el llamado Sínodo de la Amazonía, por si aún quedaban dudas, el Bergogliato acaba de indicar por la autorizada boca de ganso de Parolín, Secretario de Estado del Vaticano, equivalente a gran visir, valido o ministro favorito del monarca absoluto, que “el Papa Francisco ha tomado el liderazgo a favor de esta Casa en Común, de la ecología integral”.

¡Toma ya! Menudo adviento. La Buena nueva no es ahora la llegada del Salvador al planeta, sino la “salvación” material, ecológico integral, del propio planeta gracias a los buenos oficios del camarada Bergoglio, la profetisa Greta, los pachamamones a su pachamamanera, los plutócratas sionistas, y sus prostituidos mercenarios encaramados a la cucaña de casi todos los gobiernos que preparan el NOM y entre tanto un nuevo súper timo global so pretexto del medio ambiente.

En este eco adviento globalista progre hasta en los telediarios se comentan las peripecias del periplo de la energúmena psicópata en su azaroso rumbo a la Lisboa antigua y señorial, con destino final la onerosa Cumbre del Cambio del Clima climático climatizable trasladada a Madrid por la insurgencia promovida en Chile probablemente por los mismos guionistas. Un sarao mohatrero del que me gustaría conocer si alguien ha realizado su correspondiente Evaluación de Impacto Ambiental, (EPA) aunque me temo que su Declaración (DIA) diera resultados demasiado escandalosos para ser publicados.

Los Reyes Magos seguían la estrella. La fanática energúmena bilderbergiana, el GPS del yate de sus ricos diletantes amigos del agio. Un GPS que lleva a la salvación del gran capital financiero algo alicaído en estas fechas con lo del reseteo, las rebeldías del díscolo Trump que no termina de pasar por el aro, los desfalcos, los intereses negativos  y varios grandes bancos en quiebra técnica.

Todo ello gracias a la acción redentora de los buenos bonos verdes sin olvidar el destino de sus elegidos al Paraíso fiscal de Bergoglio, donde hemos sabido ya guardan a buen recaudo sus sisas, ahorrillos o ganancias de comercios ilícitos con drogas, armas o blancas, muy previsores los filantrópicos amigos totalitarios del pío ecologista Bergoglio.

 

A lo largo de la Historia contemporánea siempre ha surgido algún oportuno personaje para encantar serpientes y borregos y mejor satisfacer los designios ocultos del Gran Capital financiero. Un tipo medio lumpen como Hitler, extraña criatura energúmena, que terribles desastres mediante, paradójicamente dio lugar como legado póstumo a la creación del Estado de Israel. Ahora, otro psicópata en forma de oportuna niña ignorante, fanática y unidimensional, pero también al servicio de oscuros intereses del Gran Capital financiero. La técnica consiste en la manipulación de las emociones para encubrir la irracionalidad de los planteamientos o propuestas. Y en repetir una idea por absurda que sea hasta que se haga de obligado seguimiento. Incluso acosando y difamando a los que se oponen a ella. Tal pasó con el anti-judaísmo o el lebensraum y la auto declarada evidente superioridad de los arios en Alemania. Y otra cosa parecida ocurre ahora sustrayendo de la investigación científica un fenómeno natural para llevarlo al terreno del marketing y la propaganda. Insultando incluso a sus oponentes con términos como negacionistas, fascistas o de extrema derecha.

Otro asunto de colusión entre los intereses de las grandes corporaciones y los corrompidos neomarxistas posmodernos de este siglo. Una nueva forma de saqueo de lo que queda de la clase media para financiar al oneroso sistema global, mediante una renovación del catálogo de productos. Ni la venta de armas, ni el tráfico de drogas, órganos o esclavos sexuales, ni determinadas actividades farmacéuticas o de la agroindustria, acaso ya en la línea de los rendimientos decrecientes, presentan el prometedor alcance financiero futuro de esta nueva actividad de los bonos verdes y similares. El robo de los EREs será cosa de paletos artesanales comparado con lo que se avecina.

La granjería del tinglado de los bonos verdes y similares hoy se puede instrumentar con ventaja gracias a las nuevas tecnologías, aplicadas a la alienación y dominación. Bien con la zanahoria, como las aclamadas jeremiadas de la niña energúmena reproducidas por la prensa y televisión  prostituidas del Sistema. O bien con el palo, con armas letales como el H.A.A.R.P. (High Frequency Active Auroral Research Program) o los conocidos chemtrails que nos amenazan desde los cielos. Con los avances en las técnicas de control del clima las hipotéticas agresiones contra los pueblos disidentes se podrían achacar a fenómenos naturales producidos por el cambio climático de origen antrópico. Antrópico, sí, pero de falsa bandera. Un caso de estos quizás pudiera ser la sospechosa gota fría, rebautizada ahora como DANA en neolingua, que tan fuera de temporada está amenazando ¡en diciembre! el Levante español.

Esto cada vez da más miedo. Y creo que uno de los mayores problemas que tiene la Humanidad es que mucha gente está en Babia, o se cree que los burros vuelan con o sin patinete eléctrico a pilas. Y otro la deriva institucional hacia la mohatra sin escrúpulos. Casi nadie actúa como se supone debiera en razón de su misión o razón de ser. Ni la Universidad, ni los intelectuales. Ni la Prensa y TV en poder de oligarcas que emplean como instrumentos a periodistas muchos de ellos zurdos sin idea de nada o a acobardados. Ni las instituciones nacionales defienden ya a sus pueblos del acoso globalista contra su bienestar, Cultura y teórica soberanía. No es ya el Mal, sino que el Bien no se le oponga. Desde luego que en tales mohatras institucionales hay deserciones especialmente sonadas como las de Bergoglio y su Curia. Pero en este marco de linchamiento del disidente cada vez hay menos gente que por ignorancia o justificado temor a la represión se oponga al tenebroso dominio del Kali yuga.

Pero, estamos en tiempo de Adviento. Y como dice la Liturgia de este esperanzado tiempo:

Dejemos, pues, las obras de las tinieblas y vistámonos las armas de la luz…

Rogamos Señor ilumines las tinieblas de nuestra alma…

El Señor nos dará todo bien y la tierra producirá su fruto…

El Señor está cerca, nada os inquiete…

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.