Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Tribadas por el socialismo

La verdad es que hasta hace un par de años poco más o menos no sabía de la vida (poco ejemplar) y milagros (falsos como su colita)  de un o una o une tal Beatriz / Paul Preciado nacido, nacida o nacide en Burgos cuando lo del famoso juicio. Eso fue durante una curiosa sesión del Ateneo de Cáceres bajo la máscara de ¡un ciclo de Filosofía! El orador, creo que era un profesor de algo pero no sé de dónde, ni tampoco recuerdo su nombre. El caso es que muy serio, conmovido y puesto en razón, dada la categoría epistemológica y moral de las revelaciones, explicaba a una audiencia más complaciente que perpleja alguna de las ingeniosas teorías de Preciado. Recuerdo entre el rosario de sandeces la verdaderamente novedosa amén de revolucionaria de que el sexo es un invento del Estado. Sí, sí, tal como lo oyen. De donde en buena lógica se deduce que antes de que hubiera Estado no había sexo. Y eso en todo un solemne ciclo de Filosofía del Ateneo cacereño.

Hoy de nuevo Preciado está de actualidad por un texto, texta o texte en el periódico vespertino El País en el que aboga porque las mujeres tengan su propia pistola cargada y a punto para practicar el tiro al blanco con los malvados varones heterosexuales. Gentes entre las que me incluyo por lo que formo parte de la especie amenazada y en vías de extinción por el femi comunismo. Ideología criminal que quiere imponer, y lo está logrando aquí en este calamitoso Reino, el neomarxismo cultural del Partido americano de Soros y Alinsky donde toda aberración tiene su asiento. Me refiero como el lector ya habrá adivinado al Partido Demócrata del que la PSOE es franquicia en España. Según Preciado y El País la heterosexualidad es peligrosa. Sí, sí, eso dicen.

Que haya gente zumbada es muy de lamentar. Y aún más si en vez de ser tratados por la Psiquiatría se convierten en peligrosas referencias de la progrez y sus rebaños para mayor engorde del gran capital financiero que los paga y promociona. Así, Preciado o la virtuosa niña Greta. O las despechugadas tribadas por el socialismo.

Que a este juego criminal se presten los antiguos tenderetes políticos y sindicales del proletariado supuesto enemigo histórico del gran capital sólo se comprende en la medida que crean gravísimos problemas sociales, desestabilización e insurgencia revolucionaria y sobre todo subvenciones, desfalcos, déficit y deuda soberana con sus onerosos intereses asociados que cada vez se llevan más parte de los presupuestos en detrimento de lo que se puede dedicar a la verdadera Política.

No suelo ver la tele, pero hoy mientras comía ancas de rana he contemplado a toda la onerosa plaga política de langostas muy compungida por lo de la violencia de género, todos muy bien colocados para salir en la foto de la televisión gubernamental extremeña. Estos sí que nos han salido rana, pensaba. Quién nos iba a decir hace unos años que íbamos a acabar así: haciendo ostentación de lo obvio como justificación del desfalco y el desvarío.

Es obvio que toda persona de bien, sean cuales sea sus ideas, está contra la violencia gratuita en especial cuando se ejerce contra el más débil o indefenso. Sin embargo, el tenderete del género es un instrumento del subversivo neomarxismo cultural que hoy  promocionan los mencheviques y bolcheviques de toda la parásita partitocracia borbónica con la hasta ahora meritoria excepción de VOX. Una fuente de propaganda para el Partido Socialista, el de los desfalcos y los escándalos, aliado de violentos etarras y golpistas. Un partido que al mismo tiempo que protesta por estas enojosas cuestiones machistas carece del menor empacho en mantener en sus listas, acaso para mejor blindarlo, a un presunto pederasta que formaría parte sustancial de la red de pederastia vasca que se vincula al fotógrafo Cabezudo, ya condenado por obstrucción a la Justicia y en espera de juicio por otros delitos de índole sexual. Sin olvidar a otro filantrópico político socialista condenado por maltratador, Eguiguren, no uno cualquiera sino nada menos que presidente del Partido Socialista vasco.

En medio del escándalo Epstein, el problema de la pederastia practicada por parte de los poderosos, y en especial por miembros del Partido Demócrata y de las élites globalistas con tanta influencia en España no parece que haya mucho interés en abordarlo. Pero lo que cuenta, por ejemplo, la duquesa de Medina Sidonia en su libro La Ilustre degeneración es terrible.

Entre tanta demagogia y desvarío no sé yo si habría que establecer un Día del sentido común y contra la demagogia. Pero estaría desierto o sería declarado subversivo por el Fiscal General del Reino y la Prensa, TV y Radio del Régimen.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.