Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Recomponer los platos rotos (7)

La histéresis es un término que da nombre a un fenómeno del electromagnetismo y que ha sido luego adoptado por la economía en relación con los costes. Pero su aplicación puede tener alcance general. En las relaciones humanas, en los sistemas políticos… Puede entenderse como la imposibilidad de un sistema para volver a la situación de partida cuando ha experimentado determinada excitación, fatiga o stress por encima de su capacidad, aún cuando estas hayan cesado. Un ejemplo muy sencillo: cuando se arruga un papel no se puede devolver a su situación inicial por mucho que se estire o planche.

Algunos comentaristas están haciendo ver a su auditorio que el monstruoso contubernio bolchevique con el que amenaza a España el gobierno en funciones de Su Majestad en realidad no es para tanto. Se trataría de una pesadilla pasajera que nuestras maravillosas y honradas instituciones tanto nacionales como internacionales podrían neutralizar, llegado el caso, volviendo a la situación de legalidad.

Tal optimismo triunfalista no está soportado por las experiencias históricas de acceso del comunismo al Poder, porque una ideología criminal y despótica como ella trata de mantenerse en el Poder a cualquier coste sin importarle “prejuicios burgueses” tales como legalidad o legitimidad, patriotismo o Bien común. Acabamos de celebrar el treinta aniversario de la caída del sangriento Muro de Berlín o Telón de acero. El régimen cubano sigue ahí infectando toda Hispanoamérica, al que ahora Felipe VI y señora han ido a rendir extraña pleitesía en un viaje además de inoportuno muy criticado por verdaderamente escandaloso en las actuales circunstancias de crisis de extrema gravedad que asola nuestra Patria.

Tenemos trágicos ejemplos recientes en países como Venezuela en el que el ascenso del comunismo no está siendo poder revertido con incontables sufrimientos para su pueblo, que en su momento no hizo nada para que los comunistas establecieran su dictadura. Si además se suma la impune rebelión catalana promovida por agentes criminales del exterior y del interior se puede intuir que al sistema constitucional español le queda poco recorrido, y pudiera estar ya condenado a ser irrecuperable por la histéresis.

Es verdad que estamos geográficamente en el continente europeo y que teóricamente a la UE no le interesaría una subversión comunista abierta en el gobierno de un importante Estado miembro. Pero la realidad también es que la UE hoy está sometida al globalismo, y que es el globalismo, con la especial intervención de insurgencia de alguno de sus agentes más criminales hasta ahora triunfante e impune, quien ya parece haber decidido la fragmentación de España.

Porque en realidad, en la medida que Sánchez y su contubernio bolchevique, en lo que parece una contradicción,, esté apoyado por Soros y demás siniestras  organizaciones ultra capitalistas globalistas sionistas o anglosajonas, el problema va a estar para conservar la unidad e integridad nacional, la moral y los derechos civiles, así como para la economía real, la que satisface las  necesidades de bienes y servicios, y, por supuesto, la clase media española que va a sufrir mucho sino resulta completamente destruida en el intento.

Es muy dudoso, por no decir imposible, que tal entramado económico y social pueda recuperarse en la condiciones de dictadura globalista actual contra los legítimos intereses de las naciones y de sus ciudadanos. En este caso, los de España y los españoles.

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.