Alfonso De la Vega

La Garita de Herbeira

Artículos, solfas y epistolarios

Recomponer los platos rotos (6)

                “Contra los progresistas y su ingenua fe en un mundo mejor descubrió Carnot la segunda ley de la termodinámica. O acaso fueron los progresistas quienes para consolarnos de ella decidieron creer que todo será para bien, como si el universo entero caminase hacía una inevitable edad de oro.”

               “Nuestros políticos llamados de izquierda, un tanto frívolos – digámoslo de pasada -, rara vez calculan cuando disparan sus fusiles de retórica futurista, el retroceso de las culatas, que suele ser, aunque parezca extraño, más violento que el tiro.”

               “La libertad, señores (habla Mairena a sus alumnos), es un problema metafísico. Hay, además, el liberalismo, una invención de los ingleses, gran pueblo de marinos, boxeadores e ironistas.”

(Antonio Machado, poeta republicano, en boca de su heterónimo Juan de Mairena, pedagogo o sofista)

 

Ojalá el culatazo machadiano se llevase por delante al falsario y a sus compinches. Pero, parece mentira, incluso en estos entrópicos tiempos de degeneración, neolingua y posverdad que el tartufo falsario califique sus fechorías, desatinos y desvaríos de “progresistas”.  Cantinela para necios, ignorantes o chusma miserable encanallada, repetida también por su compinche el compadre bolchevique del narco Evo Morales y demás patulea ágrafa de tales bandas.

¿Progreso?

A mi modo de ver el progreso sería la realización histórica, social y desde luego, en la propia conciencia y en la voluntad de nuestros actos del mundo de los grandes valores metafísicos: La Libertad, la Justicia, el Bien, la Belleza, la Verdad, el Conocimiento, la Espiritualidad e integridad moral… es decir, justo lo contrario que el contubernio mafioso del psicópata falsario y el bolchevique liberticida amigo de los narcos representan. El progreso verdadero tiene más que ver con el universo espiritual que con el contingente, de carácter material. Las ideas deben materializarse pero, como decía Unamuno, las ideas no sólo se desarrollan en leyes sino en hombres. Por eso se relaciona tan estrechamente con la educación y con la posibilidad de realización espiritual, intelectual y social de las personas.

Pero llegados aquí, conviene recordar el concepto del principio de contradicción, que, por ejemplo, en su formulación de Santo Tomás de Aquino en la Suma Teológica vendría a definirse así: “Lo que primeramente cae bajo nuestra consideración es el ente, cuya percepción va incluida en lo que el hombre aprehende. Por eso el primer principio indemostrable es: No se puede afirmar y negar a la vez la misma cosa; principio que está basado en las nociones de ser y no ser, y en que se fundan todos los demás principios… “

Sin él, sería imposible distinguir entre el bien y el mal, la verdad y el error, lo bello de lo feo. En cierto modo la base epistemológica del neomarxismo cultural y su degenerada posverdad sería debilitar el principio de contradicción, promover la confusión entrópica, el desorden incapaz de distinguir estados de conciencia. Es decir, promover una sociedad degradada, sin orden ni en consecuencia legítima autoridad, en la que sus habitantes desahuciados del principio de contradicción negarían las consecuencias que plantea en el orden espiritual, intelectual, moral, cultural o institucional. Una sociedad relativista, absurda, posmoderna, sin criterios de ningún tipo, salvo lo que diga la propaganda del Partido, al servicio oculto del poder globalista financiero. En la que daría igual esforzarse que no, ser sabio o ignorante, leal que traidor, heterosexual u homosexual, virtuoso o vicioso, abortista o no, honrado o corrupto…

Es decir, se trataría de conseguir una nueva era histórica en la que los hombres se “liberarían” de lo que sus promotores consideraran exigencias artificiales del principio de contradicción. Del orden moral, estético, intelectual, humanista. Y en eso están los globalistas que promueven el conocido como Nuevo Orden Mundial, que necesitan una primera etapa de absoluta degradación, confusión y anomia para sus fines.

La acicalada propietaria de Neguri con cara de hormigón armado y viciosa depravación, insólita socialista de la margen derecha del Nervión, acaba de amenazar la libertad de enseñanza desde el infame gobierno provisional del que es cómplice. En concreto, su ataque iba dirigido a la escuela concertada, refugio, ante la programada destrucción socialista de la educación pública, de la parte remanente de la acosada clase media que pretende que sus hijos no pierdan el mundo de los valores morales en los que han sido educadas las anteriores generaciones, ni tampoco una cierta calidad técnica en la enseñanza.

Detrás de esta nueva agresión socialista a la clase media se encuentra, no lo olvidemos, el tenebroso marxismo cultural promovido por la izquierda globalista. Un proceso revolucionario. El proceso de animalización del hombre, de embrutecimiento programado, la agenda de promoción de la barbarie y la contracultura. Es un atentado al universo de valores metafísicos que han hecho posible la civilización occidental.

¿Machado y su heterónimo Mairena habrían sucumbido al pasmo progresista posmoderno? La entropía aumenta. Insistimos: el progreso se desvanece con el neomarxismo cultural y la subasta a la baja de la Cultura.

La deriva guerracivilista embrutecedora del falsario y sus compinches al final llevaría a otro soneto a Líster, un texto insólito, que nos deja perplejos, en un autor de la exquisita sensibilidad de Machado, que terminaba así:

Si mi pluma valiera tu pistola

de capitán, contento moriría.”

Producto del extravío moral y de la falta de información sobre la realidad. Líster no fue solo una bestia negra para el bando nacional. De los crímenes del comunista Líster hablan y no paran los libertarios de las comunas del Consejo de Aragón exterminados en la retaguardia por el estalinista correligionario de Iglesias, quien no dudaría en retirar los carros de combate del frente del Ebro para aplastar la retaguardia libertaria.

Al cabo, el paraíso del que se habría erradicado el principio de contradicción supondría cambiar la pluma por la pistola. En eso están.

 

 

 

 

Entradas feeds. XHTML y CSS válidos. Tema WordPress basado en GimpStyle diseñado por estudiocaravana.